Antiguo 25-jun-2018, 16:51   #3826
2D5CUENTA
Mega Pajillero
 
Avatar de 2D5CUENTA
 
Fecha de Ingreso: mar-2017
Ubicación: Buscando el norte
Mensajes: 290
Gracias 594 Veces en 228 Posts
Predeterminado Tambores

El momento se acerca, lo noto.

Entre la semioscuridad de las paredes donde me hallo se ha extendido un temblor, una oscilación
pulsátil que agita el lugar con un extraño ritmo.

La sensación percibida es algo similar a un terremoto, pero más sostenida y rítmica, un ruido
acompasado como el de tambores africanos hace vibrar todo el entorno y se transmite a mi cuerpo
agitandolo, removiendolo, preparándolo para algo que siento inevitable e ineludible.

No sé donde estoy, desconocía mi propia existencia hasta que esta combinación de calor,
movimiento y sonido ha hecho que tome conciencia de mi ser, es algo extraño, tengo conciencia
como individuo, y al mismo tiempo noto que me debo a un todo más grande que yo.

El sonido, la pulsación y el calor han ido en aumento progresivamente y este yo que soy yo y muchos
otros me acucia con insistencia, me empuja a moverme ,a mezclarme...

Un temblor más grande que los otros, espasmos sucesivos,la sensación de entrar en un vórtice que gira
y se desplaza a un tiempo. Mi cuerpo y la conciencia múltiple que lo habita, salen proyectados como
por una catapulta.
En nuestra ceguera y con una prisa inducida, nos desplazamos a toda velocidad, con un único objetivo:
Adelante, siempre adelante.

Al punto una explosión de luz percibida más que vista, una sensacion de ingravidez momentánea y una caida
libre que me/nos lleva a estrellarnos sobre una superficie tersa, fresca y suave, cubierta por sutíles filamentos,
por la que resbalamos con parsimonia, enredandonos hasta quedar en parte contenidos en un pequeño hoyo
donde rebullimos por un breve instante.

Ahora siento/sentimos frio, mientras que la superficie sobre la que reposamos, se torna ardiente de modo repentino,
y, mi yo que son muchos yos, percibe que nuestra muerte acude inexorable.

La mujer se levanta de un brinco de la cama, mentras el exhausto, jadea a su lado. Echa mano de un paquete de toallitas
húmedas situado sobre la mesilla de noche, y se limpia meticulósamente vientre y ombligo. Despues, le mira y dice:

-Esta vez, estuvo cerca, ve planteándote comprar preservativos...
2D5CUENTA is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a 2D5CUENTA por este Post:
Antiguo 25-jun-2018, 17:08   #3827
mikeloliva
Mega Dios Pajillero
 
Avatar de mikeloliva
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: Dentro de un tic-tac
Mensajes: 6.782
Gracias 5.366 Veces en 2.456 Posts
Predeterminado

Un día perfecto

Un día perfecto todo nuestro tiempo compartido.
En una calurosa mañana nos conocimos y en el interior de un abrazo nos sentimos...

-Y bailando,
al derecho y al revés,
hacia delante y hacia atrás,
y regalando.-

Es una mañana deliciosa.
De compartir café caliente con tostadas de aceite, leche fría con bizcochos de soletilla, y de mermelada con mantequilla.
De calentones inesperados, antes de salir a laborar, sofocados con besos activos y furtivos en la parada del autobús; de llamadas que suenan sin prever, de susurros húmedos al otro lado del auricular; de pellizcos en los muslos a la hora del almuerzo, y de paseos sobre alfombras de hojas amarillas verdes y rojas.

-Y saltando,
al derecho y al revés,
hacia delante y hacia atrás,
y volando.-

Es una tarde apasionada.
De apasionadas discusiones, de secretos compartidos, bajo el sol otoñal o estival, o bajo un paraguas felizmente cobijados de la primaveral llovizna, de manos inseparables; de agujeros sin remendar en nuestra ropa, invitando a la aventura de la travesura; de a medio camino, entre dos bocas, los helados, y de escaparates cómplices reflejando divertidos los cuerpos liberados.

-Y girando,
al derecho y al revés,
hacia delante y hacia atrás,
y sumando-

Es una noche mágica, interminable.
De cariño entre besos trufados, entre sabanas, como rollitos de primavera, de collares de cuentas, que cuentan experiencias nuevas, de colgantes de plata y nácar, colgando racimos de sentimientos; de libros con lecturas entre claros y brumas, de baños cubriéndonos de espumas; de medias luces y medias voces, de medias blancas y medias negras; de plenas caricias y plenas lunas y de suspiros plenos de goces.
De pasear nocturno y ciego, posando besos en los bancos, ante el museo de los recuerdos; de "te quiero" tatuados en piel por dedos apercibidos, de fotos de magas, hadas y de ángeles ateridos, de albornoces abiertos y de amores al descubierto.

Es un día perfecto todo este momento, en él, caprichosas las agujas del reloj han detenido el tiempo.
Y continuamos en el interior del abrazo.

-Y danzando,
al derecho y al revés,
hacia delante y hacia atrás
y amando.-

mikelo

__________________
Si votar sirviera para cambiar algo, ya estaría prohibido. E. Galeano
mikeloliva is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a mikeloliva por este Post:
Antiguo 27-jun-2018, 13:02   #3828
2D5CUENTA
Mega Pajillero
 
Avatar de 2D5CUENTA
 
Fecha de Ingreso: mar-2017
Ubicación: Buscando el norte
Mensajes: 290
Gracias 594 Veces en 228 Posts
Predeterminado ¡Que calor!

Es una tarde de agosto, con ese calor bochornoso e insoportable que presagia tormenta y, hace que hasta las ideas se muevan a cámara lenta.

Bajo las ramas de los árboles, en un camino forestal, mezclada con el canto de los pájaros y el chirriar de las cigarras se oye sonar música.

Un coche está aparcado en una zona poco visible, medio escondido tras unas matas. Por las ventanillas entreabiertas, mezcladas con la música, salen el rumor de voces de una conversación y una blanca humareda, que asciende perezosa, delineando caprichosos dibujos cuando la atraviesan los rayos de sol que se filtran entre el follaje.

En su interior, tres personas, jóvenes, en la veintena quizás, comparten cerveza, risas y lo que parece ser un canuto de unas proporciones nada desdeñables.

El asiento del conductor lo ocupa una chica de pelo negro y piel muy blanca, lleva un vestido suelto y corto, de generoso escote. Habla con una voz ronca y sensual, lo cierto es que es preciosa, con ese cutis y esas curvas tan a la italiana.

A su lado, un chaval, con el pelo largo y ondulado, delgado, pero no flaco, de manos grandes y fuertes, que mueve constantemente mientras habla. Sus ojos son marrones, de ese color que toma el café si lo miras a pleno sol. Cuando sonríe, una mella en sus dientes le da un aire de niño travieso.

En el asiento trasero, recostada contra el respaldo, con los ojos entrecerrados, otra chica, alta y espigada. Tiene un cuerpo bien formado, menos exuberante que su compañera. La piel dorada por el sol y una melena larga y abundante del color del trigo maduro. Lleva un vestido largo y blanco, de tirantes finos, de estilo ibicenco, que deja a la vista unos hombros anchos aunque elegantes, y los brazos definidos de alguien acostumbrado al deporte. No habla, solo sonrie de vez en cuando.

Lo están pasando bien, disfrutando despreocupados de ese tiempo fuera del tiempo, en la pequeña burbuja que ellos mismos han creado dentro de ese coche. Charlan ríen, se cuentan anécdotas, fuman y beben.

Se nota que hay química entre ellos, es evidente que se conocen desde hace años, también se detecta cierta tensión sexual encubierta, especialmente en ellas, -él, como casi siempre, está a por uvas- que recorre el interior del vehículo como un fuego fatuo, parándose ahora en uno, ahora en otro, y haciendo que, cuando las miradas se encuentran como por casualidad, haya un pequeño chisporroteo.

La diversión continua, las voces van enronqueciendo, los ojos chispean, y las bromas, van tomando un cariz más procaz y deshinibido.

A medida que la tarde avanza, el vestido de la conductora se ha ido subiendo poco a poco, imperceptiblemente a lo largo de sus muslos, debido a los movimientos para compartir cerveza y porros con sus compañeros. Por otra parte, cada vez que se inclina, su escote deja adivinar sus pechos grandes y firmes, enmarcados por el encaje de un sujetador del color de las ciruelas, aunque ella no parece advertirlo.

Los ojos del chaval la observan con cada vez menos disimulada atención, aunque de vez en cuando, echa una ojeada hacia la parte trasera, donde, tal vez debido al calor, la otra muchacha se ha descalzado, ha recogido las faldas de su vestido y se ha sentado con las piernas dobladas sobre el asiento.
En esta ocasión, nota que la cara de ella está arrebolada, su labio superior, su cuello, y lo que se ve de sus pechos brillan de sudor, y que entre los parpados semicerrados, sus ojos no dejan de ir de los pechos y muslos de su compañera, al bulto, ya imposible de disimular, que se ha ido formando dentro de los pantalones de él.

Al darse cuenta, la erección incipiente, se transforma automáticamente en dolorosa. Nota como su pene empuja hacia arriba, como un animal salvaje que quiere liberarse de su prisión. Una exclamación entre jadeo y quejido se escapa involuntaria de sus labios, mientras un poco avergonzado, trata de cambiar de postura, para que aquello no resulte tan evidente.

- ¿Te encuentras mal?, pregunta la chica del asiento de atrás con voz espesa y un cierto sonsonete burlón.

- No, no, que va, contesta él tragando saliva con dificultad, mientras su cara se torna del color de la grana. Creo que se me está subiendo el coctel...

- Sí, es una combinación dura de aguantar, retruca inmediatamente la conductora, mientras una sonrisilla aflora a sus labios y su mirada baja hacia la erección que ahora ya es más que evidente.

Se agita en el asiento, incómodo y avergonzado. Se avergüenza de lo obvio de su deseo, pero sobre todo, le avergüenza que le hayan pillado. Siempre ha sido tímido, nunca se le ha dado bien el tonteo, y no encuentra el modo de salir airoso de la situación. De pronto, desesperado, balbucea:

- Ehhh, buf,...creo que ha sido la cerveza, perdonadme, tengo que salir a mear…

Abre la portezuela y casi tropieza con sus propios pies con su prisa por salir de allí. Se dirige a la parte trasera del automóvil, se aleja unos pasos e intenta sin conseguirlo, sacar su miembro rígido por la pretina . Al cabo se rinde, se desabrocha los botones del pantalón y su pene erecto salta de su bóxer como un resorte.
Aunque su intención inicial es orinar y calmarse, tal vez a consecuencia de todo lo bebido y fumado, cuando lo siente en su mano duro y caliente, lo agarra con fuerza y comienza a masturbarse de forma automática, con un movimiento lento y largo.
Se queda absorto, recreandose en la imagen de su glande, purpúreo y brillante cuando queda expuesto y en el movimiento de su piel cuando esta sube y lo cubre. Le fascina la gota semitransparente que brota del conducto y queda colgada en precario equilibrio del extremo de su verga y siente cortos y potentes escalofríos que irradian desde su duro y encogido escroto, y recorren todo su cuerpo.
Cuando toma conciencia de lo que está haciendo, mira hacia el coche, y descubre que las dos ocupantes, le observan atentamente a través del retrovisor.
No se lo esperaba. Aunque intenta detenerse, ya es demasiado tarde. Al deseo que se ha ido acumulando con la visión de aquella sombra entre los muslos, del encaje púrpura acariciando los blancos pechos, del rubor y las gotas de sudor sobre la piel, se suma, entre las nieblas producidas por el calor y la ligera borrachera, el saberse observado por ellas mientras se masturba. Siente un espasmo, y con un fuerte e involuntario golpe de riñones, su esperma brota como un geiser en grandes chorretones, salpicando el suelo.
Cuando, al fin, logra controlar sus espasmos, saca un pañuelo del bolsillo, se limpia como puede, se acomoda la ropa y cabizbajo y avergonzado, vuelve a subir al coche.

Ellas le miran entrar en silencio, aguardan a que se siente, y, las dos a una, dicen:

-Eres un cielo, pero mira que puedes llegar a ser tonto…

Sin otra palabra, la conductora arranca el motor, se arregla el vestido y se van de allí, dejando como única muestra de su paso, las roderas del coche y unos pequeños charcos de semen que se mezcla poco a poco con la tierra del camino.
2D5CUENTA is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a 2D5CUENTA por este Post:
Antiguo 03-jul-2018, 21:22   #3829
orionis
Ministro Pajillero
 
Avatar de orionis
 
Fecha de Ingreso: may-2008
Mensajes: 1.199
Gracias 174 Veces en 126 Posts
Predeterminado


۞

Supe que sería mía
el día en que me dijo
--Tengo otro más
pero ése solo lo puede
ver mi marido

۞
orionis is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a orionis por este Post:
Antiguo 04-jul-2018, 21:57   #3830
orionis
Ministro Pajillero
 
Avatar de orionis
 
Fecha de Ingreso: may-2008
Mensajes: 1.199
Gracias 174 Veces en 126 Posts
Predeterminado


۞

El problema estaba en cómo y cuándo me lo enseñaría porque ella quizás ya había decidido que tarde o temprano sucedería; o quizás no. Pero cuando me lo dijo con un mohín no exento de coquetería en la barra del único bar que no había guirigay, yo juraría que sonó como una promesa. Quizás sí; quizás no. Yo no lo podía saber ciego de cerveza como iba. Y qué debía pensar yo si me permitió deslizar con delicadeza ambos tirantes de su sujetador para vislumbrar una libélula y un caballo volador, aunque puede que fuesen una yegua vaporosa y un moscardón como yo. Unos adorables «tattoos» ambos dos, sonriéndome al calor de su dueña enmarcados por sus hombros, el alabeo de sus clavículas y el nacimiento de sus pechos en todo su esplendor.



۞
orionis is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a orionis por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 06-jul-2018, 15:31   #3831
orionis
Ministro Pajillero
 
Avatar de orionis
 
Fecha de Ingreso: may-2008
Mensajes: 1.199
Gracias 174 Veces en 126 Posts
Predeterminado


۞


Y ahí fue cuando me dijo lo que me dijo con carita de nínfula (Tengo otro más, pero ése..etcétera) y yo me estremecí pero enseguida entendí que era una promesa de coito pero sin garantía. Y yo la miré a sus ojitos dormidos mientras posaba una de mis manos en su cintura por la parte de atrás donde reposaba su culo intranquilo buceando entre sus bragas y sentí al rozar la curvatura del desfiladero de sus glúteos que esa mujer no podría resistirse a la voz que llamaba a su alma asustada y que ningún hombre en esas circunstancias podría resistirse a esa mujer cuya alma era tan sensible a una voz trémula como la mía. Yo entonces me lancé a devorar su boca para saborear su esencia femenina y ella me hizo una cobra de libro.


۞
orionis is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a orionis por este Post:
Antiguo 09-jul-2018, 16:11   #3832
orionis
Ministro Pajillero
 
Avatar de orionis
 
Fecha de Ingreso: may-2008
Mensajes: 1.199
Gracias 174 Veces en 126 Posts
Predeterminado


۞

Fue el fantasma que recorrió mis deseos cuando anhelaba al que no conocía todavía y al que, ahora me doy cuenta, estaba esperando aquel día. Un hombre que me tomaría como una ofrenda, que me calmaría como un indulto, que me hipnotizaría con esa voz suya dulce e impertinente pero esperanzadora. Un hombre con el que me atreví a soñar aquella noche como antes nunca había podido imaginar ni siquiera en mis fantasías. Un hombre que me puso en órbita con unas inmensas ganas de mearme en las bragas cuando me acariciaba el culo susurrándome palabras tiernas y obscenas como a la ninfa de sus sueños. ¿Por qué entonces tuve que hacerle una cobra? Ahora ya no me llamará. Soy una estúpida

۞

orionis is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a orionis por este Post:
Antiguo 10-jul-2018, 15:43   #3833
orionis
Ministro Pajillero
 
Avatar de orionis
 
Fecha de Ingreso: may-2008
Mensajes: 1.199
Gracias 174 Veces en 126 Posts
Predeterminado

۞

Estúpido, no. Gilipollas. Soy un gilipollas integral. Teniendo en mis manos el cofre del tesoro que permanecía en penumbra entre las columnas del local, voy y le tiro un beso con sus amigas observándonos al otro extremo de la barra del bar --una de ellas su cuñadísima de carabina. En esos momentos los dos estábamos muy seguros de que estábamos aprendiendo a soñar lo mismo juntos y a mí se me antojaba que era ella la que hacía germinar los sueños de ambos desde algún punto impreciso situado por debajo del estómago, encima de su ombligo irradiándose por nuestros cuerpos buscando el centro.
Y aún hay más: no puedo llamarla para disculparme por ser tan patán. Su número de teléfono, el mismo que me dibujó en una servilleta del bar enmarcado tan primorosamente en un corazón rubricado con la firma que solo usa en la sucursal del banco , lo he perdido.


۞
orionis is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a orionis por este Post:
Antiguo 12-jul-2018, 01:03   #3834
orionis
Ministro Pajillero
 
Avatar de orionis
 
Fecha de Ingreso: may-2008
Mensajes: 1.199
Gracias 174 Veces en 126 Posts
Predeterminado

۞


La primera persona que traspasó la puerta era un hombre con un maletín... un ejecutivo que tenía prisa y salía tarde del trabajo. Luego una mujer, más lenta, como cavilando por el devenir de sus cosas más o menos importantes, cabellos oscuros, gafas. No era ella. Otra mujer. Tampoco era ella: su acompañante le pisaba los talones. A continuación toda una manada de jóvenes que venían de un concierto con las pegatinas correspondientes puestas. Luego, dos, tres hombres en fila india. Otra mujer y por espacio de un segundo... ¡No, no era ella! No eran ni su nariz, ni sus ojos ni sus facciones ni parecía felizmente casada. Otro hombre, otra mujer morena de ojos ardientes que no se demoraron conmigo. No, ella no era. Después un vacío, una pausa, una espera, un aleteo de faldas, un rostro... pero tampoco era ella. Eran más de la una y media de la madrugada de la cuarta noche en que yo, triste y esperanzado, acudía a aquel bar --donde antaño no reinaba tanto el guirigay--, a buscarla.

۞

orionis is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a orionis por este Post:
Antiguo 12-jul-2018, 16:01   #3835
2D5CUENTA
Mega Pajillero
 
Avatar de 2D5CUENTA
 
Fecha de Ingreso: mar-2017
Ubicación: Buscando el norte
Mensajes: 290
Gracias 594 Veces en 228 Posts
Predeterminado Desintoxicación

Una y otra vez me juro que no lo volveré a hacer, que ya basta de esto, que me estoy destrozando la vida y la salud, no duermo ni descanso, siempre contigo en mente, ansiándote, sintiendo un vacío dentro de mí si no te tengo...

- ¡TENGO QUE DEJARLO!.

Lo digo con el pleno convencimiento de que es verdad, de que ésta es la definitiva, pero temo volver a caer.
He llegado a ese punto en que ya es imposible y absurdo todo disimulo, incluso aquellos que me conocen poco, o ni siquiera me conocen, se dan cuenta de mi adicción.

- ¡ Se acabó !. Me he preparado mentalmente durante semanas, ahora, a partir de este momento, trataré con todas mis fuerzas de desintoxicarme. Se que te dolerá, pero a mi me dolerá más y esto no puede continuar así.

Las primeras horas son llevaderas, poco más que una ligera incomodidad y un temblor en las manos, lo controlo, no hay problema.
Luego, las horas pasan y se convierten en días, la ansiedad va creciendo, callada y sutil dentro de mi cuerpo, los ojos se desvían imperceptiblemente, buscando aunque solo sea un atisbo de tí, las manos se alzan solas con el gesto instintivo de tocarte. Si me concentro y me esfuerzo, logro controlarme bien, si, ya ha pasado un día...

Hoy he tenido pesadillas, me he despertado en un baño de sudor, mi cama parecía un campo de batalla tras un bombardeo, he tenido que levantarme a beber agua, he conectado la tv y me he pasado el resto de la noche en linea directa con la teletienda, pero lo he conseguido, no he vuelto a caer. Una semana ya...

Estoy genial, bueno, quizas no tanto...¡ Quince días !, y salvo pequeños ataques esporádicos de ansiedad, he conseguido controlarme. Es cierto que mis ojos están enrojecidos y vagan por el espacio buscándo a mi alrededor, que mis dedos conservan tu memoria, ansían recorrerte, demorarse en tí, acariciar cada una de tus partes. Es cierto que mi nariz busca tu olor por dondequiera que esté, y que mi corazón da un vuelco cuando huelo algún aroma que se parece al tuyo, pero lo soportaré...

Un mes ya. Un mes sin ti, sin tenerte. Duele, duele con un dolor sordo que palpita dentro de mi, latente. No me imposibilita pero tampoco me deja olvidar su existencia. Hasta ahora ha ido bien, reconozco que en ocasiones, he estado a punto de volver a caer, te observaba de soslayo, y el impulso de cogerte era fuerte, pero lo he resistido, le he echado coraje, y sigo adelante.

Hoy he tenido un dia horrible en el trabajo, mi jefa me ha pegado la bronca por algo que no era mi responsabilidad. Para colmo, llovía a cantaros cuando he salido, y mientras aguardaba a que pasara un taxi libre, me he empapado de la cabeza a los pies.
Despues de un largo rato, conseguí parar uno, y claro, como no podía ser de otro modo, el conductor sufría de incontinencia verbal, futbol, política, futbol otra vez....El tráfico estaba imposible, como ocurre siempre que la lluvia hace su aparición en la ciudad. A pesar de mis monosílabos y mi más que obvia desgana, el bombardeo no cesó durante la eterna media hora que hemos tardado en llegar a
destino.

¡ A la mierda !.

No lo soporto más. Me ducharé, me pondré mi albornoz favorito, ese blanco grueso como una manta y esponjoso como una nube, me sentaré en el sillón, te pondré sobre mi regazo y te abriré suavemente, pasando mis dedos por tu interior, sentiré tu textura, hundiré mi nariz en tu centro y me llenaré de tu olor. Por fin, cuando me sienta preparado, cuando el ansia sea casi dolorosa, pasearé mis ojos sobre tí , te poseeré y me poseerás.
Lo sé, me causaras dolor e inquietud, seremos felices y desgraciados, viajaremos a todas partes y a ninguna. Juntos, seremos capaces de lo mejor y también de lo peor, pero, una vez nos poseamos, nada ni nadie será capaz de separarte de mí, porque a partir de ese momento, vivirás por siempre en mi interior.
Tal vez te olvide durante un tiempo, quizas parezca que no te presto atención, que te arrincono y te ignoro, pero lo que tú me has enseñado, esta ahí, agazapado y silencioso, esperando su momento, y cuando sea necesario, brotará como un torrente, florecerá como la más hermosa de las rosas.

Si, por casualidad alguien mirase hacia esa ventana concreta, situada en un sexto piso de un anodino edificio de apartamentos, en una ciudad cualquiera, tras el cristal vería una silueta en posicion sedente, la cabeza inclinada sobre un libro. Ausente, inalcanzable, un adicto enganchado a su droga.

Última edición por 2D5CUENTA fecha: 12-jul-2018 a las 19:01.
2D5CUENTA is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a 2D5CUENTA por este Post:
Antiguo 13-jul-2018, 00:19   #3836
orionis
Ministro Pajillero
 
Avatar de orionis
 
Fecha de Ingreso: may-2008
Mensajes: 1.199
Gracias 174 Veces en 126 Posts
Predeterminado

۞

Mas de una noche, algunas féminas mantenían clavados sus ojos en mi persona, anclado como estaba en el extremo aquél de la barra, iluminado por luces de color porcelana. No obstante, cada vez que tales miradas encontraban mis ojos, se apartaban rápidamente bajo los efectos de un súbito malestar: debían recibir la impresión de haber contemplado un objeto inanimado que ardía como un fuego fatuo de pura desesperación.
¡Ah si yo hubiera sido más entrometido con mis manos! Ahora tendría archivado su olor en mi subconsciente porque, ya se sabe, el olfato es el más eterno de los sentidos. Y sin embargo, ya estaba comenzando a olvidar su cara bajo la presión de una nostalgia vehementemente inflamada.
Mas no podía, por más que lo intentaba, renegar de la consistencia y armonía de sus glúteos, de su mente analítica sazonada de voluptuosidad y de la tersura inquieta y risueña de sus bragas.


۞
orionis is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a orionis por este Post: