Verdades y mentiras de un _JUGUETE_
Se bienvenida a este lugar de fantasía, donde desnudaré mi corazón.... bueeeeno vaaaaale... y algunas otras cosas también.... para que puedas pasar un buen rato y olvidar lo que hay fuera. Mi mayor recompensa será que cuando te vayas, lo hagas con una sonrisa y con la sensación de haberte divertido. Empuja la puerta, está abierta para ti.

Y despues de un tiempo en el lado oscuro volvamos a mostrar el sable... (de luz, no seamos mal pensados) y a combatir.... digo a divertir en nuevas y emociantes historias....

Un beso.

Respuesta

Chicos de esta web - Verdades y mentiras de un _JUGUETE_ Herramientas
Antiguo 21-jul-2016, 22:10   #451
Glauca
Mega Dios Pajillero
 
Avatar de Glauca
 
Fecha de Ingreso: feb-2014
Mensajes: 5.697
Gracias 4.340 Veces en 2.278 Posts
Predeterminado

Oye, oye, oyeeeeeee, que me estaba emocionando otra vez y me dejas a medias con la intriga y el calentón

Sigue, por favor
Glauca is offline   Citar -
Antiguo 24-jul-2016, 20:46   #452
_juguete_
Pajillero Mítico
 
Avatar de _juguete_
 
Fecha de Ingreso: may-2004
Ubicación: Buceando en el Mar de la Tranquilidad.
Mensajes: 11.055
Gracias 1.269 Veces en 1.003 Posts
Wink Un juguete y un cascabel......

El móvil suena y brilla en la oscuridad; es justo ese momento en que todavía estás saboreando, medio dormido, el ratito que queda hasta que suene el despertador. Pero el móvil no conoce de horas, esta disponible a cualquiera de ellas y ese tono es inconfundible: solo puede ser Cascabel. Abro el guasa.....

"Buenos días precioso.... "
"Que haces....???"


Mmmm ¿se habrá levantado juguetona...? Probemoslo......

"Buenos días princesa de los labios de fresa "
"Alargar el brazo y comprobar que no estas en mi cama...."


"Siempre te noto muy cerca de mí, precioso mío...."

"Sabes que me gusta que no haya espacio entre nosotros...."

"Mira como está tu princesa, pegadita a ti....." Y me manda una foto, y vaya foto... La sonrisa pícara, desnuda, sus pezones bien tiesos como a mi me gustan, el ombligo travieso y unas braguitas negras....

"Estas perfecta para ser desayunada..."

"Me vas a desayunar....???"

"Empezaré por besarte, por comerme esa boquita de fresa que tanto me pone.... Llenártela a besos y después bajar por tu cuello hasta el pecho.... a mordisquitos"

" Ummmm .. continua...."


"Voy a lamer tus pezones y untarles mi saliva para jugar con ellos y morderlos suavemente una y otra vez...."

" Me vas a hacer gemir...."

"Quiero que gimas bien fuerte... porque voy a chupar tus pezones una y otra vez, que estén bien duros mientras te meto la mano por debajo de la braguita...."

" Me voy a agarrar a ese culito que tanto me pone mientras lo haces...."

"Aprovéchate, que cuando note que estas muy mojada te voy a bajar las braguitas y pondré mi cabeza entre tus piernas para comerme todo tu juguito...."

"Siiii.... hazlo..... comeme....."

"Me gusta comerte la rajita así, lentamente de arriba abajo... sin parar, pasando la lengua una y otra vez...... y de vez en cuando meterte un dedo para sentirte gozar aún más....."

"Sigueeeeee...."

"Te separo los labios con los dedos y te meto la lengua hasta dentro chupando y lamiendo todo lo que hay, subiendo hacía tu botón del placer para besarlo y meterlo entre mis labios durante un segundo......."

"Sigo lamiendo y pasando mis manos por tus muslos, mientras meto la cara entre ellos, comiendo todo lo que sueltas..... Me encanta que mojes tanto......"

"Voy a correrme en tu boca......"

"Hazlo... correte como una buena perrita y llena a tu precioso......"

"Siiii..... si..... me voy..... toma.... toma......"

Cascabel se deja ir entre gemidos y espasmos llenándome la cara de sus jugos... Es en ese momento, mientras se está corriendo cuando me gusta meterle un par de dedos bien dentro sin parar de moverlos.... girandolos... empujando hasta los nudillos.....

"Joder...... para.... que me corro .... otra vez...... "

Vuelve a gritar y a gemir más fuerte mientras arquea el cuerpo de placer.... La dejo recuperarse mientras subo besándola por su cuerpo.... y me coloco a su espalda....

"Mmmmm eso que noto ahí detrás.... ¿es por que te alegras de verme...?"

" Es porque me alegro de estar en tu cama..."


Se ríe de esa forma tan cantarina suya y me vuelve a sonreír pícaramente....

"¿A que da mucho juego eso de pedir camas separadas.....?"
__________________
Mostrar un cuerpazo nos hace babear un tiempo; ser un encanto lo consigue toda una vida.

Miguel Ángel Sabadell

... y YO, soy lo segundo.
_juguete_ is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a _juguete_ por este Post:
Antiguo 25-jul-2016, 09:23   #453
Cascabel
Mega Dios Pajillero
 
Avatar de Cascabel
 
Fecha de Ingreso: ago-2015
Ubicación: En un mundo de palabras
Mensajes: 5.583
Gracias 4.633 Veces en 2.309 Posts
Question

Cita:
Empezado por _juguete_ Ver Mensaje
El móvil suena y brilla en la oscuridad; es justo ese momento en que todavía estás saboreando, medio dormido, el ratito que queda hasta que suene el despertador. Pero el móvil no conoce de horas, esta disponible a cualquiera de ellas y ese tono es inconfundible: solo puede ser Cascabel. Abro el guasa.....

"Buenos días precioso.... "
"Que haces....???"


Mmmm ¿se habrá levantado juguetona...? Probemoslo......

"Buenos días princesa de los labios de fresa "
"Alargar el brazo y comprobar que no estas en mi cama...."


"Siempre te noto muy cerca de mí, precioso mío...."

"Sabes que me gusta que no haya espacio entre nosotros...."

"Mira como está tu princesa, pegadita a ti....." Y me manda una foto, y vaya foto... La sonrisa pícara, desnuda, sus pezones bien tiesos como a mi me gustan, el ombligo travieso y unas braguitas negras....

"Estas perfecta para ser desayunada..."

"Me vas a desayunar....???"

Joder

"Empezaré por besarte, por comerme esa boquita de fresa que tanto me pone.... Llenártela a besos y después bajar por tu cuello hasta el pecho.... a mordisquitos"

" Ummmm .. continua...."


"Voy a lamer tus pezones y untarles mi saliva para jugar con ellos y morderlos suavemente una y otra vez...."

" Me vas a hacer gemir...."

"Quiero que gimas bien fuerte... porque voy a chupar tus pezones una y otra vez, que estén bien duros mientras te meto la mano por debajo de la braguita...."

" Me voy a agarrar a ese culito que tanto me pone mientras lo haces...."

"Aprovéchate, que cuando note que estas muy mojada te voy a bajar las braguitas y pondré mi cabeza entre tus piernas para comerme todo tu juguito...."

"Siiii.... hazlo..... comeme....."

"Me gusta comerte la rajita así, lentamente de arriba abajo... sin parar, pasando la lengua una y otra vez...... y de vez en cuando meterte un dedo para sentirte gozar aún más....."

"Sigueeeeee...."

"Te separo los labios con los dedos y te meto la lengua hasta dentro chupando y lamiendo todo lo que hay, subiendo hacía tu botón del placer para besarlo y meterlo entre mis labios durante un segundo......."

"Sigo lamiendo y pasando mis manos por tus muslos, mientras meto la cara entre ellos, comiendo todo lo que sueltas..... Me encanta que mojes tanto......"

"Voy a correrme en tu boca......"

"Hazlo... correte como una buena perrita y llena a tu precioso......"

"Siiii..... si..... me voy..... toma.... toma......"

Cascabel se deja ir entre gemidos y espasmos llenándome la cara de sus jugos... Es en ese momento, mientras se está corriendo cuando me gusta meterle un par de dedos bien dentro sin parar de moverlos.... girandolos... empujando hasta los nudillos.....

"Joder...... para.... que me corro .... otra vez...... "

Vuelve a gritar y a gemir más fuerte mientras arquea el cuerpo de placer.... La dejo recuperarse mientras subo besándola por su cuerpo.... y me coloco a su espalda....

"Mmmmm eso que noto ahí detrás.... ¿es por que te alegras de verme...?"

" Es porque me alegro de estar en tu cama..."


Se ríe de esa forma tan cantarina suya y me vuelve a sonreír pícaramente....

"¿A que da mucho juego eso de pedir camas separadas.....?"
Joderrrrrr has conseguido ponerme en situacion y cardiaca perdida y que acabe tocandome para ti, que diablillo eres, me ha encantado correrme para ti, geaciasss, buffff. Da gusto levantarse asi por la mañana
Cascabel is offline   Citar -
Antiguo 25-jul-2016, 16:48   #454
_juguete_
Pajillero Mítico
 
Avatar de _juguete_
 
Fecha de Ingreso: may-2004
Ubicación: Buceando en el Mar de la Tranquilidad.
Mensajes: 11.055
Gracias 1.269 Veces en 1.003 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Cascabel Ver Mensaje
Joderrrrrr has conseguido ponerme en situacion y cardiaca perdida y que acabe tocandome para ti, que diablillo eres, me ha encantado correrme para ti, graciasss, buffff. Da gusto levantarse asi por la mañana
Un placer hacerlo y un poquito de orgullo por lograrlo.... Sabes como me gusta cuando gimes y te tocas..... y tu deberías saber que haría cualquier cosa para volverlo a repetir una y otra vez.....
__________________
Mostrar un cuerpazo nos hace babear un tiempo; ser un encanto lo consigue toda una vida.

Miguel Ángel Sabadell

... y YO, soy lo segundo.
_juguete_ is offline   Citar -
Antiguo 29-jul-2016, 12:04   #455
Cascabel
Mega Dios Pajillero
 
Avatar de Cascabel
 
Fecha de Ingreso: ago-2015
Ubicación: En un mundo de palabras
Mensajes: 5.583
Gracias 4.633 Veces en 2.309 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por _juguete_ Ver Mensaje
Un placer hacerlo y un poquito de orgullo por lograrlo.... Sabes como me gusta cuando gimes y te tocas..... y tu deberías saber que haría cualquier cosa para volverlo a repetir una y otra vez.....
Me haces gozar y gemir de placer, son momentos unicos cielo, los cuales se agradecen. Besitos mi cosa bonita
Cascabel is offline   Citar -
Visita nuestro sponsor
Antiguo 15-ago-2016, 18:46   #456
_juguete_
Pajillero Mítico
 
Avatar de _juguete_
 
Fecha de Ingreso: may-2004
Ubicación: Buceando en el Mar de la Tranquilidad.
Mensajes: 11.055
Gracias 1.269 Veces en 1.003 Posts
Predeterminado

Como tenía tiempo y lluvia (que me alegra los días...) aproveché para hacerme unas cuantas fotos relacionadas con las transparencias.... y como hace mucho que no ponía fotos en el hilo, aquí las traigo para que las disfruteis.....

Solo estás dos sobrevivieron al borrado de datos......
__________________
Mostrar un cuerpazo nos hace babear un tiempo; ser un encanto lo consigue toda una vida.

Miguel Ángel Sabadell

... y YO, soy lo segundo.
_juguete_ is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a _juguete_ por este Post:
Antiguo 25-ago-2016, 08:40   #457
Cascabel
Mega Dios Pajillero
 
Avatar de Cascabel
 
Fecha de Ingreso: ago-2015
Ubicación: En un mundo de palabras
Mensajes: 5.583
Gracias 4.633 Veces en 2.309 Posts
Predeterminado

Donde estas cieli, que abandonadito esta esto. Esoero que al menos estes disfrutando
Cascabel is offline   Citar -
Antiguo 30-ago-2016, 01:18   #458
_juguete_
Pajillero Mítico
 
Avatar de _juguete_
 
Fecha de Ingreso: may-2004
Ubicación: Buceando en el Mar de la Tranquilidad.
Mensajes: 11.055
Gracias 1.269 Veces en 1.003 Posts
Predeterminado Recuperando memoria....

Relato corto recuperado de hace unos 7 años, no sé para que hilo lo escribí, pero acabo de reencontrarlo y por eso lo vuelvo a publicar....

INSATISFECHA


La gótica melodía del Imperio Contraataca surgió del móvil de Luis, mientras que se agitaba sobre la cómoda. Este, se levanto a descolgar aunque el politono asignado ya le estaba indicando que se trataba de Magdalena ¿Qué querría a aquellas horas?
- Dime.
- Te llamo para contarte que me estoy follando a un tio, que lo hace mucho mejor que tu y que me pone como una moto - contestó una voz femenina en el auricular, a la vez que se mezclaba con jadeos de ambos sexos, propios del acto que se describía.
Luis se quedó de una pieza. Que Magdalena estaba un poquito desquiciada ya lo sabía, pero aquello pasaba de castaño oscuro. La conocía desde un par de meses atrás, y habían hecho buenas migas e incluso se habían acostado una vez, pero no sabía a que carta quedarse con ella, pues unas veces decía que el le gustaba un montón y otras comentaba a sus amigos que el chico no tenía nada que hacer con ella que no le llegaba a la suela de los zapatos. Y ahora aquello, ¿Qué significado tenía? Y más valía que hiciera algo rápido, aunque fuera colgar pues los jadeos invadían con más intensidad su oído. La respuesta le sorprendió a el mismo.
- No, pedazo de puta, me llamas porque no sabes estar sin mi. Porque aunque creas que te estas follando a ese tío porque quieres en realidad te lo estas follando porque yo te lo ordeno. Es más, quiero que disfrutes de cómo te la clava y te revienta hasta el fondo, porque me encanta ver como te comportas como una zorrita complaciente con todas mis ordenes.

Luis estaba sorprendido de si mismo, en la vida le había hablado así a una chica y menos a una que le gustaba. Pero la situación era tan surrealista y extravagante que estaba seguro que necesitaba de soluciones del mismo tipo. Además, pensó en el otro chaval, en como se sentiría al ver que la chica con la que estaba en la cama llamaba a otro tio para chulearle. Decidió que a él no le gustaría que le hicieran eso, pero claro vete tu a saber si al otro también le pone lo de retransmitir en directo el polvo y el que está haciendo el imbecil es el. Que hay mucho pirado suelto por ahí y a lo mejor al tío hasta le da morbo y se la folla mejor. Pese a sus reticencias continuó:

- Así, menea el culo como una guarra, demuéstrale que te gusta el que te este partiendo en dos. Jadea como una perra pidiendo más y más polla que es lo único que le gusta a las zorras como tu. Satisfáceme dándole placer a otro y cuéntame cuanto te ha gustado, que para eso eres mi esclava sexual y harás solo lo que yo diga ¿o es que creiste en algún momento que caperucita se iba a comer al lobo?
Un gruñido de insatisfacción y un click dejaron a Luis escuchando el vacío. Este suspiro profundamente y dejo el móvil en el mismo sitio en donde estaba antes de empezar aquella delirante conversación. Se volvió al sofá y se sentó junto a Carlos dispuesto a continuar con la partida de play. Este, le miraba interrogadoramente.
- ¿Qué quieres? Es lo que tiene trabajar de maromo en un 803, que a cualquier hora te puede llamar una insatisfecha con un calentón. La próxima vez descuelgas tu y así lo pruebas. Y ahora, juega.
__________________
Mostrar un cuerpazo nos hace babear un tiempo; ser un encanto lo consigue toda una vida.

Miguel Ángel Sabadell

... y YO, soy lo segundo.
_juguete_ is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a _juguete_ por este Post:
Antiguo 30-ago-2016, 01:28   #459
_juguete_
Pajillero Mítico
 
Avatar de _juguete_
 
Fecha de Ingreso: may-2004
Ubicación: Buceando en el Mar de la Tranquilidad.
Mensajes: 11.055
Gracias 1.269 Veces en 1.003 Posts
Predeterminado

Lo que viene a continuación es el relato más largo que he escrito de una sola vez. Ya tiene casi 10 años y siempre tuve cariño por estos personajes. Por eso, al reencontralos me he propuesto escribir algún capítulo más de sus aventuras, de hecho, si que estaban escritos, pero nunca los publiqué porque no me llegaron a gustar. Estos son Ana y Carlos, vecinos....

Como es bastante largo si alguien prefiere bajarselo en pdf y leerlo tranquilamente sin necesidad de estar conectado aquí os dejo el fichero, solo se necesita descomprimirlo.
__________________
Mostrar un cuerpazo nos hace babear un tiempo; ser un encanto lo consigue toda una vida.

Miguel Ángel Sabadell

... y YO, soy lo segundo.
_juguete_ is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a _juguete_ por este Post:
Antiguo 30-ago-2016, 01:44   #460
_juguete_
Pajillero Mítico
 
Avatar de _juguete_
 
Fecha de Ingreso: may-2004
Ubicación: Buceando en el Mar de la Tranquilidad.
Mensajes: 11.055
Gracias 1.269 Veces en 1.003 Posts
Predeterminado

Ana se revolvió incomoda en su cama. El sueño tardaba en acudir a su cita diaria y la muchacha se retorcía aún consciente en su lecho. Pese a sus intentos de dejar su mente en blanco para ayudar al descanso, una y otra vez sus pensamientos volvían al mismo tema. ¿Qué les pasa a los chicos de esta ciudad ? No entiendo lo que quieren. No era una necesidad imperiosa, pero deseaba no dormir sola tan habitualmente, quería volver a sentir unos brazos que la abarcaban, la acariciaban y la hicieran ronronear de placer mientras se acurrucaba y se dejaba dormir plácidamente .... Quería volver a sentir unos labios que la besaban dulcemente y le susurraban al oído mientras ella caía en las agradables tinieblas del sueño.... Quería volver a sentir, en fin, un cuerpo cálido acoplado al suyo y notar como la cuidaba y la mimaba y a su vez se dejaba cuidar y mimar por ella. El último aspirante, un profesor de taekwondo, bastante guapito, cuyo culo admiraba una y otra vez, retrayéndose de la tentación de acariciarlo, resulto ser tan zoquete como los anteriores. Mientras ella flirteaba, y además poniéndoselo fácil, pues había decidido que tenía que probar el codiciado culo, para que la requebrara y la conquistará, se le descolgó con un “..... todo eso está muy bien, ¿pero en tu casa o en la mía?” . Venciendo la temible necesidad de arrojarle el contenido de su copa por la cara, a fin de cuentas todavía tenía el culo fresco en la mente, lo dejo sentado con la palabra en la boca y antes de que aquel reaccionara ya había pedido un taxi y enterrándose en el asiento trasero se había dirigido a su casa.
La sensación de fracaso y frustración que sentía habría sido mínima, se estaba empezando a resignar a dormir sola, de no ser porque al subir el último tramo de escalera se encontró a Carlos durmiendo, cosa que también empezaba a ser habitual, junto a su puerta. Por unos instantes dudo si intentar pasar sin despertarlo y entrar a su piso dejándolo allí fuera toda la noche. No obstante, pudo más su instinto maternal para con su vecino, y lo sacudió para despertarlo. La rápida reacción la hizo dudar de si estaba tan profundamente dormido coma aparentaba. Mientras abría su portón, tuvo que escuchar la risita irónica de Carlos y su habitual sonsonete “... esta noche la princesa tampoco ha encontrado a su príncipe azul”. Por toda respuesta ella le hizo el enésimo reproche:
- Haz el favor de ahorrarte tus opiniones sobre mi vida privada y ocúpate mejor de no dejarte las llaves dentro de casa cuando salgas a emborracharte. De ese modo no tendrías que esperar a que llegara para abrirte. - y entró al piso furiosa.
- Ey, tranquila tigresa. Solo bromeaba. Además sabes muy bien que no bebo cuando saco la moto - mientras le enseñaba un casco negro de motorista, con el logo de chupa-chups en rojo pintado en la zona superior, aunque en el logo no se leía exactamente la marca del caramelo sino algo mucho más obsceno, y la seguía al interior del piso.
- También deberías darme de una condenada vez esa copia de tus llaves - le espetó ella medio furiosa, medio divertida, pues ver el casco siempre le producía esa reacción - y así no tendrías que saltar por mi terr aza hasta la tuya.
- ¿Y donde quedaría entonces la aventura de la vida? Lo prefiero así. Entrar en la casa de una chica bonita y tener que saltar por la ventana porque entra el novio por la puerta- dijo el chico con una sonrisa pícara.
- Condenado payaso - y ella se echó a reír. -¿Y cuando llegas de madrugada, descubres que no tienes llaves y para no despertarme te quedas ahí tirado durmiendo? Haz el favor de llamar y despertarme sea la hora que sea. De verdad que no me importa, es más, lo prefiero a salir temprano, medio dormida, y pegarme un susto de muerte al encontrarte durmiendo delante de mi puerta.
- Créeme, es más divertido así. Además -y su tono se volvió meloso- estas tan guapita y formalita por las mañanas cuando vas a trabajar.....
Esta vez, no se libró de que ella le arreará con el pequeño bolso que llevaba, mientras se desternillaba de risa. “Anda tunante, corre para la terr aza y desaparece”, dijo risueña. El chico no se hizo de rogar, abrió el ventanal que daba a la amplía terr aza, se dirigió hacía la izquierda y como por arte de magia se esfumó.
Ana seguía en la cama, pero ahora sonreía recordando la escena. La verdad es que Carlos era totalmente su antitesis. Si, ella era ordenada, previsora, paciente, metódica y reflexiva... Por un instante, se preguntó, si eran esas, las que consideraba sus cualidades principales, las que asustaban a los chicos. Tendría que interrogar a Carlos la próxima vez que lo invitara a comer, sobre el asunto... Y ¿por que no, mañana mismo? Es festivo, estará en su casa, la verdad es que es extraño que haya vuelto la noche del sábado pues cuando coge la moto, no aparece hasta la madrugada del lunes, en la que indefectiblemente te lo encontrarás dormido ante tu puerta porque una vez más se ha dejado las llaves dentro del piso y no quiere llamar y despertarme para saltar por la terr aza. Condenado payaso, pensó una vez más.... Pero volvió a sonreír al recordar la despedida del día anterior mientras bajaba la escalera a voz en grito. Después de llamar suavemente con los nudillos a su puerta, “¿sabrá lo que es un timbre?” pensó para si Ana, y decirle en un susurro “cuídame el fuerte mientras estoy fuera y suerte con tu cita” y darle un casto beso en la mejilla se fue escaleras abajo hablando a todo pulmón “Hasta el lunes viejas cotorras. Podéis decirle a quien queráis que me voy a un puticlub de carretera, a emborracharme hasta no poder aguantar de pie y que entonces pediré a las 4 putas más procaces del bar que me arrastren hasta una cama redonda donde follaremos hasta caernos muertos de puro cansancio.” Cuando parecía que había terminado, la chica volvió a oir su voz “Ahora que lo pienso, doña Gertudris, porque no deja que su marido venga conmigo así tendrá una alegría en su vida, el pobre. Y usted doña Pura vengase también, que con un poco de suerte encuentra la polla de su vida entre los brutos y drogados que pululan por esos antros de vicio y por una vez abre otro boquete que no sea el de la boca”. Ana cerró suavemente la puerta para evitar cualquier ruido, mientras aguantaba la risa. Sabía positivamente que la mayor parte de las veces Carlos solo iba a visitar a sus padres, que vivían en un pequeño pueblecito a unos 300 Km, y no a organizar aquella especie de orgía que tan alegremente anunciaba a sus vecinas cotillas. Que con escenas como esa y con una lengua bastante afilada la tenían tomada con Carlos. Una vez, cuando ella le reconvino por aquellas bravuconadas, que cambiando alguna que otra palabra y o detalle, se repetían todos los viernes sobre la misma hora, el se rió muy fuerte y le contesto algo así que a aquellas viejas arpías había que darles carnaza sobre la que hablar o se morirían de puro aburrimiento de no tener sobre lo que cotillear porque la tele y el 10 minutos ya no les bastaban, y además sabía que lo estaban esperando con las puertas entornadas para oír mejor la predicción del tiempo del fin de semana.
Con agrado, Ana recordó el día que llego a aquel piso, proveniente de su pequeña ciudad cargada con sus maletas y toda la ilusión del mundo. Un trabajo en la capital, con un buen sueldo y el alquiler pagado por el banco, significaba dejar atrás todo lo que amaba. Sus amigos, el ambiente ligeramente vetusto y conservador que hay en toda ciudad pequeña e histórica, sus paseos por la playa desierta en otoño, contemplar el mar desde cualquier lugar y sobre todo la gran biblioteca de su tío abuelo, el eterno solterón de la familia, y donde ella había crecido entre los olores a papel viejo, cuero repujado y anaqueles de caoba. Pero estaban las cosas para desperdiciar un trabajo así. Se vio a si misma subiendo los tres pisos de escalera, cargada con sus maletas, y como al llegar al segundo rellano, un chico que bajaba con lo que parecían ser tres ordenadores cortados en pedazos, le sonrió y dijo en voz alta “tu debes ser mi vecina, que bien, que ganas tenía de conocerte, subamos”. Y antes de que ella pudiera reaccionar, tiró todo lo que llevaba entre las manos a una esquina y cogió sus dos maletas más pesadas y subió como un tiro por las escaleras.
Desde entonces Carlos había sido más que su vecino, no podía sustituir a sus amigos de siempre, con los que a menudo hablaba por mess, o por teléfono cuando los echaba mucho de menos, pero si era alguien de confianza con quien hablar de sus cosas y quien le solucionaba casi todos los problemas, desde conseguirle pases para el transporte público (a veces sospechaba que los falsificaba), hasta arreglarle el ordenador cuando este con más frecuencia de la debida decidía declararse en huelga de disco caido. Le enseñó a hacer copias de respaldo para que no perdiera datos importantes de su trabajo y más de una vez, en mitad de la noche se había marchado para ir a buscar una pieza que necesitaba para arreglárselo, a algún lugar, del que volvía sobre una hora después con más cosas de las necesarias. Y cuando ella protestaba, el se encogía de hombros y contestaba, en la oficina no tienen ni idea de lo que es, ni para que sirve, los compran por cajas enteras porque se lo recomiendo así para que tengan reservas y les salga más barato y si lo echan a faltar, les digo que estaba estropeado y como no servía lo tiré.
Obviando detalles como este y el de saltar por la terr aza, Carlos era un buen conversador, ameno y culto, con una opinión certera y bien formada de todo (salvo política, pues consideraba a los políticos según definición propia, grandes hombres que dicen mucho y no hacen nada, salvo cobrar y aprovecharse de todos nosotros), que a Ana sorprendía gratamente pues no creía que nadie que no hubiera abierto un libro en su vida, el mismo confesaba que no leía nada salvo el marca (y porque estaba la edición de internet que si no....), pudiera aparentemente saber de casi todo. A cambio, Ana, pues se sentía moralmente en deuda con el, lo invitaba a comer en su piso más de lo debido, ya que estaba segura que el chico no comía nada que no fuera encargado por teléfono previamente o cocinado en el microondas. De hecho dudaba que en su piso hubiera siquiera cocina, pues las pocas veces que había conseguido entrar en el, Carlos la llevaba a un salón bastante amplio donde pegada a una pared, tenía una mesa que ocupaba todo el ancho de la habitación y donde se apiñaba el más fantástico lío de cables y cacharros interconectados que ella viera en su vida. Mas tarde se dio cuenta de que lo que ella había tomado por la carlinga de un avión de combate desmontada era en realidad el ordenador del muchacho con todos sus extras y periféricos conectados con el. En medio de la habitación un sofá amplio y muy cómodo, con una mesita baja y llena de revistas delante, se hallaba frente a una enorme pantalla plana de televisión, lo que parecía un dad capaz de hacerlo todo, la cadena de música, el microondas y el frigorífico, todo colocado por seguido en la pared opuesta. “Para no perder tiempo yendo a la cocina” dijo el cuando vio su cara de sorpresa. Para remate en cada esquina de la habitación había un enorme altavoz apuntando hacía el sofá, y cuando miro mejor, descubrió que la mesa no se apoyaba sobre un cuerpo central sino sobre una gran caja de bajos. “Todos los aparatos están conectados al sistema de sonido del ordenador para ofrecer la mejor calidad posible” aclaro el. Es como tener mi propio Mcguiver se le ocurrió a ella en aquel momento. Pensar en Carlos tuvo el efecto de tranquilizarla y poco a poco fue acomodándose al sentir como los parpados empezaban a cerrarse. Mañana sin falta lo invito fue lo último que recordó de aquella noche....
Pasaba un rato de las 12 de la mañana cuando Ana vestida con una camiseta y unos tejanos salió a la soleada terr aza y dirigiéndose a un muro a su izquierda gritó, “comemos en un par de horas, tu traes el vino”. Un lejano rumor que parecía decir algo así como “ pero si hoy es fiesta y no hay nada abierto” fue la única respuesta que obtuvo antes de volverse dentro de su piso. Sin preocuparse y decidida a aprovechar aquella soleada mañana otoñal, la chica comenzó a preparar la comida y a desplegar una mesa en la terr aza y a enjaezarla. A las 2 y media en punto aunque ella no había terminado todavía con los preparativos, Carlos asomo su figura en lo alto del muro con un cable atado a su muñeca, montado a horcajadas sobre la división comenzó a tirar muy suavemente del cable hasta que apareció junto a el una pequeña cesta de mimbre con tres botellas. Con la misma suavidad y tino la hizo descender del lado contrario hasta que te toco el suelo cerca de la mesa. Se desato el cable de la muñeca y se dejo caer para aterrizar un metro más alla.
- ¿No puedes entrar por la puerta como las personas? -dijo ella al salir a la terr aza con una perola ancha y humeante entre las manos y encontrárselo allí como si fuera lo más natural del mundo. Y sin darle tiempo a responder, tampoco había esperado respuesta porque siempre hacía lo mismo cuando lo invitaba a comer, le pregunto por el vino.
- Como no me habías dicho el menú, he traído un poco de todo. Blanco, suave y afrutado, para los entremeses y por si hubiera pescado. Tinto fuerte por si decidiste hacer carne. Y para no equivocarme una botella de cava que ese seguro que va con todo - fue enumerando a la vez que le enseñaba las botellas. Ella no sabía mucho de vinos, por eso le dejaba la elección a el, que decía que tampoco sabía, pero siempre traía alguna botella que a ella le gustaba especialmente, y lo más curioso, nunca repetía la marca, siempre eran vinos diferentes.
Durante la comida la muchacha apenas podía reprimir las ganas de preguntar, había decidido hacerlo a los postres cuando estuvieran saboreando un helado para no parecer demasiado ansiosa con el tema, pero tampoco sabía como abordar el asunto para que Carlos no sospechara su inquietud y no hacía más que darle vueltas a la cabeza para encontrar la forma de iniciar ese tipo de conversación. Para su fortuna, su vecino hizo un comentario sarcástico sobre el que se lanzó como un halcón sobre su presa.
- ¿Tan mal está tu agenda de príncipes azules que has tenido que invitarme a comer a mi?
- Mira el gracioso, como que tu eres el rey cambiando de pareja todas las semanas ¿cuánto hace que no te veo con una chica? Claro, como te asusta la responsabilidad, el compromiso, la estabilidad.....Esos grandes desconocidos.....
- Ey, no saques las uñas, tigresa -se defendió el chico-. Solo quería preguntarte que tal te va la vida amorosa, aunque ya supongo que mal si soy yo el que está sentado enfrente tuya.
La chica se sinceró con el y le contó todos los detalles de sus últimas citas y lo mal que se sentía después de volver de ellas, con la sensación de no saber que hacer con los chicos.
- La verdad, princesa, te va a doler, pero si estás dispuesta a escucharla....... -la chica asintió con la cabeza, y él empezó.- Estas acostumbrada a la vida de tu pequeña ciudad, allí todo es más lento, casi todos os conocéis de una forma u otra, y más o menos tenéis las mismas pautas de comportamiento. Aquí en la gran ciudad, la gente no busca compromisos largos y estables, que es lo que tu quieres -apostilló- si no, quedar un finde, echar un polvote y para el siguiente otro que te caliente la cama. Si por casualidad os volvéis a encontrar, lo más probable es que directamente te hable de cama sin ni siquiera intentar conquistarte como la primera vez. Y tu, no eres de esas, quieres que te conquisten una y otra vez, estén siempre contigo y cuando estés segura entonces te lo montarás con el. No digo que no existan esos tipos que buscas aquí, solo te digo que la gran mayoría es como te la describo.
Como todas las personas a las que la verdad duele, Ana se picó con el chico.
- ¿Me estás llamando mojigata? ¿Crees que tengo miedo a estar con un tío?
- No, joer. Ya sabía que no tenía que habértelo dicho. Solo digo que buscas algo que no es tan sencillo de encontrar al menos en esta ciudad - contestó el chico con tono conciliador.
Lejos de sentirse relajada, Ana volvió a atacarle.
- Ya, y eso lo dice un tío que sabe Dios cuando fue la última vez que estuvo con una mujer. Vaya experto ¿qué fallo tiene tu estrategia para montar o es que, y esta si que sería buena, tampoco encuentras lo que buscas, exigente?
Carlos la miró frunciendo el ceño, como si fuera la primera vez que la contemplara. Suspiró y centró su mirada en la botella de vino. Cuando parecía que no iba a contestar dijo en voz muy baja:
- No creo que te hiciera gracia saberlo -. Ella levantó una ceja, consciente de que había traspasado alguna barrera cuyo paso le estaba vedado y estaba pronta a disculparse, cuando el chico continuó.
- ¿Y por que no? te vendría bien una cura de ese orgullo tan insufrible que tienes y te demostraría que los demás saben vivir sin ti. Además es un día perfecto para ello. Esta noche a las once, salta por la terr aza hasta mi casa y te enseñaré como lo hago para montar.
No fue la frase ni su contenido, sino el tono monocorde y desprovisto de emoción que había usado el que la hizo sentirse tan intrigada y sobre todo alerta. Tenía la sensación de haber invadido un territorio prohibido y que el pago por ello no le iba a gustar. Estaba dispuesta nuevamente a pedirle perdón y anotando mentalmente un comentario de que debería aprender a contener su orgullo, cuando el chico removió completamente su rostro y lo volvió en esa sonrisa pícara y cálida que ella tan bien conocía y observó.
- Deberás vestir de oscuro y prometer que veas lo que veas u oigas lo que oigas no harás ni un gesto, ni un ruido, ni protestarás, ni respirarás, ni...... Puedes traer el móvil, si lo pones en silencio, si no te fías de que te vaya a secuestrar, o a torturar, o mejor aún... te traes a Doña Pura con una mordaza en la boca para que aprenda algo de la vida.
Ella volvió a reír con ganas mientras la coletilla de condenado payaso se abría paso en su cerebro una vez más. A partir de ahí y con la promesa tácita de no volver a sacar el tema, ambos disfrutaron del almuerzo, brindaron con el cava a los postres... “Por los que montamos y montaremos” fue el brindis de Carlos ante los hipidos de risa de ella... Y después de ayudarla a recoger la mesa y meter los cacharros en el friega platos, el chico volvió a saltar la tapia en dirección a su propio piso.
Durante el resto de la tarde, Ana, bastante intrigada por lo que le esperaba esa noche, intentó pasarla leyendo o viendo una película aunque su oído estaba más pendiente de descubrir algún ruido desconocido proveniente del piso contiguo que le diera alguna pista sobre lo que Carlos le preparaba. Pero solo el más absoluto silencio atravesaba la pared, como si el piso estuviera vacío, cosa imposible pues ella no había escuchado tampoco el ruido característico de abrir y cerrar el portón. Resignada a no tener ningún adelanto de lo que la esperaba se fue a la ducha y a las once menos tres minutos se hallaba frente al portón opuesto al suyo vestida con un yérsey negro de cuello de cisne que resaltaba su grácil silueta, una minifalda gris, no demasiado corta se dijo para si y unas medias negras que dejaban adivinar sus bonitas piernas. Después de mirarse por enésima vez llamó al timbre. No habían pasado diez segundos cuando Carlos abrió la puerta.
- ¿No te había dicho que saltaras por la terr aza? Ahora esas cotillas van a saber que has entrado al cubil de la fiera a horas que no lo harían las personas de bien y van a destrozar tu reputación de niña buena y que duerme solita y sin armar escándalo.
Ella rió con ganas . “Sabes perfectamente que nunca saltaría por la terr aza” dijo mientras pasaba dentro del piso. Pero en ese momento una idea le golpeó con la fuerza de un directo, ¿es ese el motivo por el que nunca llama a mi puerta cuando vuelve de madrugada? ¿me está protegiendo de las vecinas? Iba a hacerle esa pregunta cuando al volverse observó la vestimenta del chico. Una camiseta bastante ceñida al cuerpo que marcaba unos bonitos músculos, no es que Carlos tuviera un cuerpo gym, es que estaba tan acostumbrada a verlo con camisas sueltas por fuera del pantalón o exageradamente grandes que no había reparado en que tenía un cuerpo bastante armonioso y bien formado como dejaba adivinar aquella camiseta. Además llevaba un pantalón vaquero, ajustado, lo suficiente como para adivinar lo que había debajo pero sin mostrarlo si no llegaba el momento culminante. El, que despotricaba de los deportistas y llevaba un pantalón vaquero raído y dejado caer y resultaba que tenía más que enseñar que algunos de los que se tropezaba haciendo futing por la mañana y trataban de exhibirse, sin vergüenza y sin suerte, ante ella. Casi se muerde la lengua, al notar que inconscientemente, mientras estudiaba a Carlos, se la estaba pasando por los labios humedeciéndolos.
Entraban al salón, cuando Ana que todavía asimilaba en su cabeza todas esas revelaciones que había tenido en ese pequeño puñado de metros se detuvo observando la curiosa configuración. Carlos le pasó por el lado con lo que la muchacha le miró el culo sin ningún disimulo, bien marcado por el ajustado pantalón. No es el del taekwondo pero tampoco está nada mal, pensó, mientras volvía a humedecerse los labios. El chico se paró junto a la larga mesa del desmontado ordenador mientras ella observaba intrigada. A cada lado del enorme monitor estaban colocados dos pequeños focos que iluminaban únicamente el centro de la habitación, donde el sofá estaba vuelto hacia ellos, en lugar de hacía la pared opuesta como era habitual. En ese momento Carlos se sentó en el cómodo sillón de ruedas que usaba para deslizarse de lado a lado de la mesa sin necesidad de levantarse, a la vez que estiraba su mano derecha hacía una silla colocada frente a una pequeña pantalla.
- Tu te sentarás allí. Recuerda que has prometido no hacer nada, ni moverte, ni emitir el más pequeño ruido pase lo que pase. Solo tendrás que mirar la pantalla para ver lo que pasa. Vamos a hacer una prueba.... Vamos, siéntate....
Obediente, la chica se sentó y lo miró intrigada. El chico se colocó lo que parecía un pequeño auricular en la oreja, accionó un botón a la derecha de su monitor e inmediatamente ambas pantallas cobraron vida. Mostraban exactamente lo mismo, una pantalla de mess, en estado de desconexión y en la parte inferior derecha la imagen de Carlos se mostraba divertida mirando a la cam.
- No te extrañe, solo es una tarjeta de video que permite varios monitores a la vez - y su voz sonó con un timbre extraño, ampliada por los altavoces que rodeaban la habitación - y el micro está en perfectas condiciones - sopló varías veces hacia lo que ella había creído auricular y era micrófono y los altavoces devolvieron el sonido de forma amortiguada.
Aunque estaba en modo de desconexión, Ana comprobó que al menos cinco de los iconos estaban verdes y disponibles.... Y lo que más le llamó la atención es que casi todos los que podía ver en la pantalla.... Pertenecían a mujeres... O al menos eso se desprendía de los nombres y apodos. Mientras el chico había subido la cam de forma que ahora la parte superior de su cuerpo no se veía “eso está mejor”, dijo por lo bajo. Se levantó y se sentó en el sofá, estirando bien las piernas, en aquella postura, casi se veía su cara, por lo que otra vez ajustó ligeramente la cámara. Ahora sentado y estirado en el sofá lo máximo que se distinguía de su rostro eran los labios.
- Perfecto -dijo sentándose nuevamente en la silla, la miró sonriendo - ha llegado la hora ¿Estás dispuesta? Si quieres irte, este es el momento. En cuanto active esto tendrás que quedarte tan quieta y muda como las paredes.
Luchando con todas las voces que en su cerebro le gritaban márchate ahora mismo o seguro que te arrepentirás, la chica asintió con la cabeza en un movimiento lento y pausado y volvió los ojos a la pantalla . Carlos pasó a modo conectado y casi sin pausa se abrió una ventana que rezaba “me falta tu calor, me faltan tus labios, me faltan tus caricias.....”

“ya te habías olvidado de mi?” se leyó en la pantalla.
“Anabel, que tal estas?” tecleó Carlos como respuesta.

Otra ventana saltó rápidamente sobre la primera con el título “gatita, tengo mucho frío ¿quieres calentarme?”
“Albert, cielo, que de tiempo, estaba buscando a alguien para jugar y ha llegado la persona perfecta”

Todavía Ana no había digerido bien, y sacado todas las conclusiones posibles sobre lo que estaba leyendo cuando una tercera ventana se abrió sobre las otras. No tenía titulo, ni mensaje, solo el nombre de su dueña, Eva.
“gracias a Dios que has entrado, llevo todo el día aquí, esperando que te conectaras. Quiero pedirte perdón”

Un grito ahogado se escapó de los labios de Ana. Carlos la miró con seriedad y habló bajo.
-Todavía no está puesto el micro, pero en cuanto lo conecte no podrás volver a hacer eso o lo estropearás. - Ella bajo la cabeza y la agito suavemente dando a entender que lo comprendía.
La ventana de gatita fue seleccionada la primera y apareció este mensaje:
“claro, enseguida jugaremos, dame unos momentos para saludar a unas personas y enseguida me centro contigo” Un muñeco riéndose fue la respuesta obtenida, pero después siguieron estas letras.
“había olvidado todas las amantes que tienes, está bien, salúdalas educadamente y luego diles que lo sientes porque esta noche ya estás ocupado y eres todo para mí” y apareció un muñeco que denotaba felicidad.
Carlos empezó a teclear: “supongo que por aquí....” cuando....

La ventana de Anabel saltó al primer plano
“espero que tengas una buena excusa para tenerme aquí esperando, te dije que hoy era la noche que mi marido estaba fuera y teníamos que aprovecharla”
Carlos empezaba a teclear una respuesta que hablaba sobre sus padres cuando otra ventana se abrió, con el mensaje, pareja morbosa, una vez que nos descubras repetirás
“tio, que ganas teniamos de verte, Vero dice que echa de menos tus picantes piropos y está deseando hacerse fotitos nuevas para que las uses de avatar”
Al leer, Ana, observó la imagen para mostrar que tenía el chico puesta y cayo en la cuenta de que antes no la había mirado, era el cuerpo, desde el cuello, por donde caía una abundante melena, hasta la cintura, de una chica muy escultural puesta de perfil, completamente desnuda y con un tatuaje al final de la espalda. Un motón de iconos de besos y un pulgar levantado fue la rápida respuesta a esta ventana, mientras volvía a seleccionar la de Anabel. En lugar de escribir dio a la tecla del micro y la destinataria aceptó inmediatamente.
- Fui a ver a mis padres, ya te lo había dicho, era el cumple de mi madre y no podía faltar - la voz sonó segura y convincente mientras empezaba a teclear sobre la ventana de Eva.
“dejalo, no me importa, de verdad”
“si, era ayer y por eso quedamos en que vinieras hoy ¿o es que ya no me deseas?” pero tras el salto de línea llego otra frase “te oigo teclear por el micro, seguro que no has venido porque ya habías quedado con otra, mentiroso, farsante”
Sin alterarse, ni emitir ningún sonido que pudiera dar a conocer su estado de ánimo, Carlos habló lentamente. - El pueblo de mis padres queda en dirección opuesta al tuyo, si voy a verlos a ellos no es posible que vaya a verte a ti porque tendría que tragarme un montón de kilómetros de ida y vuelta el mismo día. Y claro que tecleo, sabes mejor que nadie que el micro solo puede usarse con una persona cada vez, y tengo que saludar al resto de mis amistades.
En medio del discurso la ventana de Eva se había activado otra vez y un muñeco con cara muy triste precedía a una frase que decía algo de sentirse mal cuando la ventana de Anabel pasó a primer plano de nuevo.
“tienes una moto potente, conduces como un autentico pirado y ahora aduces que te asusta la distancia... Permite que me ría.” un icono enfadado hizo su aparición “habrás aprovechado para ver a alguna de tus conquistas del pueblo, habrás pasado toda la noche follando con ella y claro, hoy no se te levanta, y para no hacer el ridículo pasas de venir a verme”
Ana miró a Carlos sorprendida por la agresividad, este, sin inmutarse seguía mirando la pantalla y selecciono el quinto icono verde, que hasta ahora no había dado señales de vida. Un menudo hola, ¿la estás viendo? Fue lo único que tecleó en la ventana. Después seleccionó la ventana de Eva y volvió a escribir
“vamos cariño, no te preocupes, si lo entiendo, es normal que quieras terminar con esto, eres tu la que está arriesgándolo todo”
La quinta ventana, cuyo mensaje rezaba el supuesto epitafio de Groucho ligeramente retocado, perdona que no se me levante, lo que hizo que Ana casi emitiera una risa, saltó.
“no te quise hablar hasta que capearas el temporal, está realmente cabreada, no te envidio, chico”
“je, tiene que sepamos, cinco amantes, entre los que nos contamos ambos y se permite el lujo de estar celosa”
Tres muñecos riéndose de forma exagerada fue la respuesta pero la ventana de Anabel subió al primer plano.
“no me contestas, señal de que tengo razón, y por el contrario escucho como sigues tecleando, está claro que no tienes más excusas que poner y que no te importo nada” un salto de línea y despues
“adios” y el muñeco verde se apagó
- Menos mal - y suspiró de alivio mientras Ana lo miraba incrédula. Marcó la ventana de Groucho y puso el micro, tras aceptar el otro, habló rápidamente. - ¿Se ha ido o me ha puesto en no admitido? La respuesta llegó pronto.
“te habrá puesto en no admitido porque yo la veo, aunque hace un rato que no me habla, estará buscando a otro de sus amantes para rayarle la cabeza”
- ¿Te imaginas su cara si se entera de que nos conocemos? O mejor aún, ¿nos presentamos los dos juntos en su casa, a tomar café? - y la voz de Carlos volvió a sonar divertida.
Nuevamente tres muñecos riendo exageradamente fue la respuesta.
- Te dejo que tengo tema por otro canal.
Un gran OK fue la despedida y Carlos cerró la ventana.
La ventana de Eva, que ahora quedaba en primer plano, se lleno con una letras.
“aún así te necesito, no sabes lo importante que eres para mi, ni lo que necesito que me escuches, solo con saber que estas ahí, ya me siento aliviada”
Nuevamente pensativo Carlos, seleccionó la ventana de gatita y le dio al micro. Cuando lo aceptaron el chico habló con una voz, muy melosa:
- Gatita supongo que vamos a jugar por aquí......
- Miauuu.... Ni te lo propongas -la voz sonó tremendamente dulce y provocativa por los altavoces sobresaltando a Ana -. Ve dejándolo todo, y vente para acá. Y prepárate que tengo hambre atrasada, despídete de dormir porque esta noche estoy muy necesitada.
- Pero......
- ¿vas a perderte esto? - se escuchó por los altavoces mientras en la imagen a mostrar apareció una chica apenas cubierta con un diminuto picardías negro y un antifaz - acabo de hacérmela con la cam, para que el chico que venga sepa lo que le espera. - La foto mostraba a una chica morena con el pelo largo y rizado, con el picardías transparente, donde se insinuaba un pecho hermoso y grande (una 105, calculó Ana) con unas aureolas enormes, con muchas curvas y muy voluptuosa.
Carlos seleccionó una vez más la ventana de Eva y tecleó muy rápidamente.
“cuando nos conocimos te conté que era lo que buscaba, que si no te gustaba no pasaba nada, solo teníamos que dejar de hablar y ya estaba, fuiste tu la que insistió en conocernos en persona” y dio al enter.
Sin esperar respuesta continuó “anoche te negaste en redondo a que nos acostáramos aduciendo que no querías engañar a tu marido, que eras muy feliz con él y no podías hacerle eso, vale lo entiendo, tienes remordimientos y no quieres perder tu vida” y nuevamente golpeo el enter.
“así que tu dirás que es lo que hacemos .....”
“quiero que sigas estando al otro lado, quiero que estés ahí, quiero que sigamos amándonos como hasta ahora ” apareció de repente en la ventana junto a una invitación para ver cam.
Carlos alzó una ceja intrigado, pareció pensárselo durante unos segundos, miró a Ana, que en ese momento observaba la pantalla como hipnotizada, una sonrisa pícara apareció en sus labios y habló por el micro.
- Estoy un poco lejos gatita y tengo algo entre manos.
- No hay excusas que valgan, tienes una buena moto, en menos de una hora puedes estar aquí, olvídate de esas gallinitas que no te conocen y ven a por una gata con las uñas afiladas . Vamos decídete, otros matarían por una oportunidad así. -Ana miró la pantalla escandalizada, dispuesta a contestar, cuando se dio cuenta que hacerlo era sentirse aludida y se aguantó en su silla.
- Esta bien gatita, en unos minutos me despido y voy a por ti. Ve preparándolo todo.
Un miau de satisfacción fue la respuesta y el muñeco verde paso a gris casi de inmediato.
El chico volvió a la pareja morbosa y tecleo “chicos lo lamento pero me ha salido tema, otro día hablamos más tranquilos, un abrazo y achuchones muy fuertes”
Un muñeco con el pulgar levantado, un montón de besos (de parte de Vero) y un cuídate mucho ladrón.... Fue la respuesta.
Carlos, aceptó la cámara de Eva y a su vez activó invitarla a escuchar su micro. Ella aceptó a su vez y escribió:
“esta noche no voy a verte?”
- No, esa será tu penitencia. Harás todo lo que yo te diga pero no podrás ver que efecto produce, solo podrás oírme. ¿Aceptas?
“si” fue toda la respuesta. En aquel momento la imagen de la cámara se hizo clara. La cara de una chica muy joven y guapa, rubia, vestida solo con un biquini azul con el ribete blanco, que mostraba un pecho más que generoso, sobre el que reposaba un pequeño colgante apareció en pantalla.
Ana se volvió a Carlos y moviendo los labios, sin emitir sonido alguno, articulo...”es menor”, Carlos negó con la cabeza y abrió 4 veces los dedos de su mano derecha.... Ana volvió a articular en silencio “no creo que tenga 20”, el chico hizo el gesto internacional del silencio y a continuación habló.
- ¿dónde está tu marido?
“No vuelve hasta mañana de su viaje.”
-¿Cuánto lleváis casados?
“a que viene eso ahora.”
- Responde, hoy mando yo, recuerda - dijo Carlos pícaramente.
“casi dos años“´
- Te casaste muy joven...
en cuanto cumplí los 18”
- Que desperdicio.....
“jajaja......... si vamos a estar así mejor pongo el micro también”
- Claro, ponlo, así podré oírte gemir cuando la cosa se ponga interesante.- Al instante Carlos recibió la invitación del micro de la chica y la aceptó.
- Ahora quiero verte disfrutar..... Y escucharte.....
- Tendrás que calentarme un poco y excitar mi imaginación......... -la voz sonó muy bonita y con una entonación muy melodiosa casi como si estuviera cantando.
- Imagina que sientes como si alguien se moviera detrás de ti. Que se acerca por detrás de tu asiento y comienza por acariciarte la nuca, pasándote un dedo por ella. Después resbala ligeramente hacia tu hombro izquierdo y tras acariciártelo hace el camino contrario hacia el otro hombro....
Como si las palabras de Carlos fueran mágicas, la chica fue realizando con su mano derecha las caricias que este le describía.
- La mano baja por tu pecho, suavemente, marcando la línea de tu biquini......
Un pequeño gemido se oyó por los altavoces cuando saltándose las instrucciones la chica introdujo los dedos de su mano derecha bajo la tela del biquini y se acarició suavemente la carne de su pecho izquierdo.
- No te he dicho que hagas eso.
La chica sacó los dedos y obedientemente fue pasando un dedo por el contorno del bikini, primero bajando por un pecho hasta llegar al valle entre ellos y luego subiendo por el otro. Al llegar al tirante se llevó el dedo a los labios y lo lamió con lascivia.
- Repite el movimiento, pero ahora usa la palma de la mano.
Como un autómata la chica hizo lo ordenado, pequeños suspiros que salían de los labios acompañaron a la caricia, la cual realizaba lenta y de forma muy prolongada. Al acabar miró directamente a la cámara y con una cara de total provocación comenzó a pasar la lengua sobre la mano con que se había acariciado. Arriba y abajo, una y otra vez, sin dejar de mirar a la cámara.
Carlos, que no parecía inmutarse dijo:
-Ahora sientes que esas manos desconocidas se posan en tus pechos y los sopesan.
Al momento se agarró los pechos con las manos por encima de la tela y empezó a sobárselos con fuerza. Entrecerró los ojos y echó la cabeza hacía atrás. Su voz sonó ansiosa.
-Dime que te gustan mis pechos, que los encuentras dulces y suaves.
- Me gustan mucho tus pechos, pero no están suaves, se están poniendo duros....
- Siiiii.......... Se están poniendo muy duros con tus manos..... - el sobeo ya era descarado y se alternaba con pequeños pellizcos y jadeos. Los pezones empezaron a marcarse en la tela.
- Notas como te están desatando el bikini y no opones resistencia. -La chica se echó las manos atrás y soltó rápidamente el nudo. Inmediatamente se saco la prenda por la cabeza, los pechos eran grandes y redondos, sus pezones eran pequeños y violáceos, muy llamativos y estaban muy tensos. Apenas tiró el biquini a un lado empezó a pellizcarlos con fuerza, mientras sus jadeos subían de nivel. Volvió a agarrarse los pechos con fuerza disfrutando la caricia mientras echaba la cabeza más hacía atrás. Sus dedos se iban poniendo uno tras otro sobre el pezón y jugaban con el, lo empujaban, lo apretaban, lo encerraban entre dos dedos.....
- Dime que harías con mis pechos..... -dijo mientras jadeaba.
- Los lamería ... Le pasaría la lengua hasta ponerlos bien duros, primero uno, después el otro..... -la chica amasaba sus pechos con fruición, agitándose en la silla-...... Después te besaría un pezón hasta ponerlo bien tieso, entonces me lo metería en la boca......
- Siiii...... Sigue no pares....... -jadeo mientras se estiraba los pezones.
- y te pasaría una mano sobre el sexo............
-Ufff, creí que no ibas a decirlo nunca - echó hacía atrás la silla, y dejó de vérsele la cara contraída por el placer. A cambió se vieron sus muslos gordos y hermosos y la parte de abajo del biquini, que casi no llegaron a ver pues inmediatamente se paso una mano por encima de la tela, acariciando su sexo. Los jadeos se hicieron rítmicos mientras con la mano derecha se acariciaba los pechos y el vientre y con la izquierda recorría la diminuta tela del biquini.
- Mete la mano por debajo....- inmediatamente la chica se introdujo los dedos bajo el biquini y comenzó a acariciarse-..... Pero no te he dicho todavía que te toques.
- Quiero que te toques tu, que te pongas muy cachondo mientras me ves.- y siguió acariciándose acompasando los jadeos al movimiento.
- No te he ordenado que hagas eso.......
- Vamos, dime que te gusta lo que ves.... - fue la respuesta mientras los dedos desaparecían más abajo y más adentro, explorando lo que había debajo de la tela. Pronto bajó la otra mano a la parte interior de los muslos y la iba pasando a todo lo largo, primero de uno y luego de otro. Los gemidos habían subido de intensidad y eran más rítmicos. El biquini empezaba a mojarse.....
En un momento dado, sacó la mano, se levantó y se bajo el tanga, tenía el coñito completamente depilado, no se veía ni un pelo, como si fuera una niña, solo la rajita pequeña, cerrada y brillante por efecto de los liquidos que estaba segregando gracias a las caricias.
- Vamos, cometelo de esa forma que tanto me gusta..... - nuevamente la voz sonó melodiosa y dulce, casi como una canción.
Aquella chica destilaba provocación por cada poro, Ana sintió como su propio sexo se humedecía al ver como al otro lado de la pantalla la chica se exhibía descaradamente intentado poner caliente a Carlos. Nunca le habían atraído las chicas, pero aquella que parecía tan dulce, joven y femenina, se había convertido en pocos minutos en una indecente mujer que presa del deseo estaba consiguiendo que su cuerpo respondiera a la invitación. Ana miró a Carlos para ver que efecto le estaba haciendo todo aquello, y se sorprendió de verlo con los brazos cruzados sobre el pecho, el gesto indefinible, como si fuera un gran jugador de poker, las piernas estiradas cómodamente... Y tan solo creyó sentir un ligero temblor en su voz.
- Imagina que esa manos desconocidas te agarran por los muslos desde atrás y te acarician con fruición acercándose cada vez más al sexo. - La chica llevó sus manos a los muslos y los acaricio una y otra vez, los entreabrió ligeramente para meter las manos entre ellos y acariciarse la cara interna y pasarlas disimuladamente por encima de su pequeño sexo.
- Ahora te agarran del culo y te lo pellizcan, sobándolo una y otra vez......
La muchacha se dio la vuelta y mostró un trasero redondo y respingón casi perfecto, llevo las manos a las nalgas y se las agarró con fuerza, mientras culeaba como si se estuviera rozando con otro cuerpo.
- Las manos vuelven a acariciarte el sexo..... - se dio la vuelta llevo una mano a los labios y tras mojar los dedos comenzó a pasárselos repetidamente por encima de su coñito brillante.
- Introduce un dedo lentamente.......- pero la chica ya no le obedecía. Se sentó de nuevo, abriendo bien las piernas, y colocó la mano izquierda sobre el monte de venus para acariciárselo una y otra vez, mientras con la derecha se introducía un dedo en el sexo entre prolongados jadeos. Primero lentamente pero a medida que los jadeos aumentaban de nivel, el dedo comenzó a entrar y salir con más rapidez.
- No tan deprisa, disfrútalo un poco más... - dijo Carlos.
- Soy toda tuya.......... Quiero sentirla bien dentro.... Mira como estoy......-Articulo la chica entre jadeos, mientras sacaba el dedo corazón de la mano derecha completamente brillante y lo mostraba a la cámara para demostrar lo empapado que estaba.
- Ven, te la pondré a tono....... - y se llevó el dedo a la boca. Primero lo lamió lentamente pasando la lengua todo a lo largo del dedo y después lo chupó con sus labios carnosos una y otra vez introduciéndoselo en la boca.
Ana se sentía completamente excitada y notaba como su propio sexo empezaba a humedecerse ante lo que estaba viendo. Le parecía increíble, nunca había sentido nada por las mujeres, y aquella, que era casi una niña, la estaba desquiciando.... Miró a Carlos una vez más, este permanecía todavía en aquella postura con los brazos cruzados y las piernas estiradas como si no le afectara todo lo que estaba viendo. Incluso la voz, parecía tan firme como antes.
- Déjala y ábrete bien de piernas, no voy a tener ninguna consideración contigo.
- Siiiii........ Follame bien fuerte y párteme en dos......- dijo la chica mientras se sacaba el dedo de la boca. Echó hacía atrás la silla y abrió las piernas para mostrar bien su sexo. Hizo zoom con la cámara y cogió un primer plano. Se lo abrió con los dedos, estaba rojo y brillante, muy húmedo.
- Te agarro de las caderas y de un empujón te la clavo hasta el fondo..... - Ana sintió que la voz de Carlos se había vuelto dura y con un toque cruel. Ante la frase la chica soltó un largo gemido y se introdujo dos dedos de la mano derecha hasta los nudillos. Empezó a meterse los dedos de forma rápida y fuerte casi sin pausa, mientras con la mano izquierda mantenía la parte superior del coñito abierta y trataba de acariciarse el clítoris.
- Siiii..... Follame..... Métemela hasta el fondo.... Y dime lo guarra que soy........
- Eres una guarrita que se merece que se la follen sin miramientos, destrozándote el coño..... - ahora Ana si estuvo segura de aquel deje cruel en la voz. La chica aumento sus jadeos y sus tocamientos mientras los dedos se introducían cada vez más dentro.
- Te voy a follar de tal forma que creas que te están taladrando ...... Agarrandote de las caderas para que no puedas escapar y te ensartes hasta que te escueza...... No voy a tener piedad de ti, es lo que te mereces por provocadora y perversa...... - cada frase de Carlos provocaba intensos jadeos en la chica que se retorcía en la silla y lanzaba sus caderas hacía los dedos para metérselos bien adentro.
- Sigue..... Sigue..... Cabrón no pares ahora..............- la voz surgía entre un mar de gemidos y jadeos y apenas articulaba.
- Siente como te quema dentro, como se roza y te desgarra, es lo que te mereces por lo guarra y putita que eres.
- Diosssssssssssssss.................... Sí............ Sí...................... Dame más.............. - Los dedos se movían frenéticamente entrando y saliendo mientras el sexo se veía cada vez más abierto y rojo y la mano izquierda hurgaba sin descanso en la parte superior.
- Te voy a reventar perra, no voy a dejar de bombearte hasta que....................
La voz de Carlos se vió interrumpida por un “joder, me corro, me corro......” al que siguió un jadeo más agudo y pronunciado, mientras en la pantalla la chica se estremecía compulsivamente. Ana prestó atención a la imagen a la vez que intentaba olvidar lo que su propio cuerpo le reclamaba. Los espasmos fueron calmándose, a la vez que los jadeos se volvían más largos y espaciados, aún mantenía los dedos dentro de ella y de vez en cuando los movía ligeramente.
Tras unos segundos acompasando la respiración la chica se sacó los dedos y el zoom se abrió de nuevo, dejando ver todo su esplendido cuerpo bañado en sudor. La melena rubia estaba pegada en algunos puntos de la frente y del cuello que brillaban por la acción del líquido. Se sentó más erguida y dijo:
- Que bien me follas, solo tu consigues que me sienta como una autentica puta. - Ana abrió la boca en señal de sorpresa, no por las palabras, sino por el tono que había empleado. Lleno de provocación y lujuria, un tono que contradecía la imagen de dulce y tímida quinceañera que la chica ofrecía. Ella, pensó para sí, nunca habría sabido usar aquellas palabras de la forma que lo hacía aquella casi niña, y por un momento la envidió.
Carlos, que seguía sin ofrecer reacción aparente alguna, contestó.
- Me alegro, porque precisamente tengo que dejarte.
- ¿No me iras a dejar así a medio camino? Estoy excitadísima y quiero aprovechar la noche - la voz varió a un tono enfadado casi retante.
- Quedamos en que harías todo lo que ordenase esta noche. Y lo que quiero es que te vayas a la cama como una niña buena.
- Pero......
- Esa es tu condena, putita, te mereces que te deje así por lo guarrita que eres.
El rostro de la chica se contrajo en una sonrisa dulcísima y miró a la cámara y con los labios dibujo un sonoro beso que restalló en los altavoces.
- Lo que tu mandes mi amo.
- Bien. Hasta la próxima.
Carlos buscó el botón de desconexión del mesenger y lo apretó. Después se volvió a Ana y le soltó.
- ¿qué te ha parecido?
La joven se debatía entre las ganas de darle un bofetón y decirle todo lo que se lo ocurría y el deseo que había despertado en ella aquella mujercita al otro lado de la pantalla.
- Que eres un............ - no encontraba la palabra adecuada- ..... Bah! Dejalo.
- Ya te dije que te iba a gustar, no te quejes ahora.
Ana abrió la boca para protestar, pero no sabía que decir. Carlos rompió el silencio.
- Bien, tengo que marcharme, si no te importa.......
- ¿Qué?...........- no sabía muy bien porque pero esperaba que después de acabado todo se quedarían a hablar sobre ello durante un buen rato. Pero claro, aquello no tenía lógica ninguna.
- Bueno... - y la voz del chico sonó tímida por primera vez desde que lo conocía-.... Después de la exhibición.... que has............ Presenciado....... uno.... ¿Sabes?...... necesita ciertas cosas..... Y ya sabes que me están esperando...... Y la verdad - y la voz cobró algo de intensidad - no tiene mucha paciencia......
- Esta bien, me voy. No te preocupes - dijo mientras empezaba a caminar hacía la puerta.
Cuando llego al portón, Carlos ya estaba tras ella, vestido con su chupa de cuero y el casco en la mano con su provocativa frase pintada. Le abrió la puerta galantemente y la dejo pasar, salió tras ella y la beso en la mejilla como solía hacer cada viernes con el consabido “cuídame el fuerte, princesa”. Aunque su cerebro intentaba recibir aquel beso con asco, su cuerpo pareció pensar otra cosa y lo encontró insuficiente para lo que esperaba. Se quedo parada sin saber que decir mientras el chico bajaba rápidamente las escaleras. Entonces se asomo por la barandilla y sin pensarlo gritó:
- Al menos te habrás acordado de coger las llaves, cariño.
Carlos se frenó en seco al escuchar el tono meloso y el tratamiento familiar de ella. Miró hacía arriba y señalo las puertas de las vecinas de abajo, para después hacer un gesto como para que hablara más bajo. Dejo el gesto a medio camino, cuando vio la cara divertida y sonriente de la chica. Ahogo una carcajada y contestó:
- Claro, si no como voy a arrancar la moto - y elevó la voz - !Vecinas¡¡ ¿quien se viene a probar un nuevo club de alterne que han abierto en la general?!
Ana se rió de buena de gana y entró en su piso. Se desvistió y se puso el pijama, se lavo la cara y escogió un libro para leerlo en la cama, segura de que aquella noche, aún durmiendo sola, lo haría plácidamente y con una sonrisa en los labios.
__________________
__________________
Mostrar un cuerpazo nos hace babear un tiempo; ser un encanto lo consigue toda una vida.

Miguel Ángel Sabadell

... y YO, soy lo segundo.
_juguete_ is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a _juguete_ por este Post:
Antiguo 10-sep-2016, 17:05   #461
C sexart
Ministro Pajillero
 
Avatar de C sexart
 
Fecha de Ingreso: jun-2015
Mensajes: 1.049
Gracias 913 Veces en 512 Posts
Predeterminado

holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaM UACCC

te hago un regalito...............espero ue te guste

muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaacksMUAC CC
__________________
El amor es una locura,a menos que se ame con locura

http://foro.pajilleros.com/chicas-pa...eno-risas.html
C sexart is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a C sexart por este Post:
Antiguo 11-sep-2016, 14:09   #462
_juguete_
Pajillero Mítico
 
Avatar de _juguete_
 
Fecha de Ingreso: may-2004
Ubicación: Buceando en el Mar de la Tranquilidad.
Mensajes: 11.055
Gracias 1.269 Veces en 1.003 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por C sexart Ver Mensaje
holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaM UACCC

te hago un regalito...............espero ue te guste

muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaacksMUAC CC
Más que gustarme, me encanta... Cuando te pones así de traviesa estás insuperable.....

Muchisimas gracias, encanto.....
__________________
Mostrar un cuerpazo nos hace babear un tiempo; ser un encanto lo consigue toda una vida.

Miguel Ángel Sabadell

... y YO, soy lo segundo.
_juguete_ is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a _juguete_ por este Post:
Antiguo 11-sep-2016, 22:56   #463
Glauca
Mega Dios Pajillero
 
Avatar de Glauca
 
Fecha de Ingreso: feb-2014
Mensajes: 5.697
Gracias 4.340 Veces en 2.278 Posts
Predeterminado

Me encanta el relato, ju

Pero me hallo esperando el desenlace de otro que tú y yo sabemos...
Glauca is offline   Citar -
Antiguo 02-abr-2017, 21:56   #464
_juguete_
Pajillero Mítico
 
Avatar de _juguete_
 
Fecha de Ingreso: may-2004
Ubicación: Buceando en el Mar de la Tranquilidad.
Mensajes: 11.055
Gracias 1.269 Veces en 1.003 Posts
Predeterminado

Hoy me apetecía poner foto.... ¿nos vamos a la cama?
__________________
Mostrar un cuerpazo nos hace babear un tiempo; ser un encanto lo consigue toda una vida.

Miguel Ángel Sabadell

... y YO, soy lo segundo.
_juguete_ is offline   Citar -
Antiguo 03-abr-2017, 07:11   #465
Cascabel
Mega Dios Pajillero
 
Avatar de Cascabel
 
Fecha de Ingreso: ago-2015
Ubicación: En un mundo de palabras
Mensajes: 5.583
Gracias 4.633 Veces en 2.309 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por _juguete_ Ver Mensaje
Hoy me apetecía poner foto.... ¿nos vamos a la cama?
Pero no hacer nono.
Cascabel is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Cascabel por este Post: