Responder

Tus Relatos y experiencias - Relato: La jugada del desguace Herramientas
Antiguo 30-abr-2014, 11:37   #26
sport26
Mega Pajillero
 
Avatar de sport26
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 355
Gracias 158 Veces en 90 Posts
Predeterminado

Además tienes razón con esto del desguace. Yo sin ir mas lejos tengo una amiga de 37 años que está muy buena, tiene unas piernas y un culazo tremendos.

Con respecto al sexo es algo mojigata y apenas ha tenido novios o parejas, que además la han durado poco tiempo. Ahora sus amigos ya están casados casi todos o con niños y ya no salen de fiesta, ella está desesperada por echarse novio y se apunta a todo lo que puede para conocer gente, escuela de idiomas, gimnasio, cursos...

Ya piensa que nunca se va a echar novio. Yo me la podía haber follado, pero tengo pareja que además es amiga de ella, por lo que aunque nos tenemos ganas nunca ha pasado nada mas allá de un tonteo.

Cualquiera que tuviera un contacto con ella podría follarsela, porque está muy necesita de polla y está buena además, estas cosas me dan mucho morbo
sport26 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a sport26 por este Post:
Antiguo 30-abr-2014, 17:29   #27
taburete
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2013
Mensajes: 39
Gracias 84 Veces en 26 Posts
Predeterminado

Exacto. De eso trata el relato. De ese subgénero de mujeres de 35-40 años, aun muy guapas, potentes, pero que por circunstancias de la vida están compuestas y sin novio (y más salidas que el palo de una escoba). Y además en un momento de sus vidas en el q les es complicado conocer gente(hombres/novios/amantes). Vamos, que solo hay que estar en el momento justo y en el sitio adecuado para tirárselas, y es que la ausencia de sexo las hace hasta estar amargadas todo el día. (Hablo con conocimiento de causa, sí, mucho tiempo a pan y agua les cambia el humor).

Y lo mejor de todo, mujeres que hace 10 años pasarían de uno completamente, que se veían en otra liga, muy por encima de ti. Pero ahora…


Pronto continuaré con la historia
taburete is offline   Citar -
Antiguo 30-abr-2014, 21:40   #28
taburete
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2013
Mensajes: 39
Gracias 84 Veces en 26 Posts
Predeterminado

Descubrí que tan ocupado había estado disfrutando del esperpento protagonizado por Verónica que no había reparado en lo excitado que estaba; un líquido denso y abundante unía la punta de mi miembro con mi calzoncillo, estaba totalmente impregnado y hasta olía bastante. “Esto te habría gustado olerlo a ti, zorrita de las narices” pensé mientras me acomodaba y retiraba la piel de la punta con mi mano derecha.

El amante de mi vecina parecía estar matándola del gusto y los “ohh, ohhhh” se hacían cada vez más sonoros, casi grotescos. En cualquier otra noche me habría imaginado que era yo el culpable de aquellos gemidos (mi vecina no estaba nada mal), pero después de haberle visto las tetas a Verónica a dos palmos de mi cara tenía claro en que fantasía sumergirme antes de derramarme sobre mi vientre.

-¡Joder, Joder! –escuchaba a mi vecina completamente desinhibida mientras yo me imaginaba a Verónica subida encima de mi, subiendo y bajando, con la cabeza echada hacia atrás víctima del placer, y como no, acariciándose y mostrándome aquellas tetas que no eran de este mundo.

Estaba a cuatro “ohhs” de mi vecina de abandonarme cuando sonó el timbre de mi puerta. Hice caso omiso, tenía que acabar aquello, pero de nuevo el insoportable timbre me atacó. Me recompuse lo justo hasta mirar por la mirilla y la vi a ella, a Verónica.

-¡Pero qué cojones! -exclamé en voz baja mientras metía mi miembro a duras penas dentro del pantalón y abría la puerta.

La estampa era de película porno; Verónica calada de arriba abajo, con la melena empapada y transparentando todo lo transparentable.

-Tío, créeme que prefería morir antes que volver a este antro, pero está cayendo el diluvio, el metro está a cuatro manzanas y no hay un puto taxi.

Sus pezones atravesaban su camisa… sus tetas empapadas, como si no hubiera tela que las cubriese... y yo empecé a pensar que difícilmente podría aguantar más, se estaba gestando un ataque, esta vez de verdad, más que nada porque no acababa de creerme que esa vuelta no fuera voluntaria, cuando ella suspiró:

-Déjame un puto paraguas, joder.

-Emm… sí – desperté de mi especie de estado de mini shock y fui a mi dormitorio a por él. Al volver ella estaba dentro del salón, al lado de la puerta. Me acerqué a ella para dárselo y cuando estábamos realmente cerca me espetó:

-Parece que el amiguito de tu vecina no es maricón como tú.
taburete is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a taburete por este Post:
Antiguo 30-abr-2014, 22:03   #29
maridoporhoras
Mega Pajillero
 
Avatar de maridoporhoras
 
Fecha de Ingreso: nov-2008
Mensajes: 321
Gracias 33 Veces en 14 Posts
Predeterminado Esperamos el tercer round con Verónica...

A veces los planetas se alinean...
maridoporhoras is offline   Citar -
Antiguo 30-abr-2014, 23:06   #30
sport26
Mega Pajillero
 
Avatar de sport26
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 355
Gracias 158 Veces en 90 Posts
Predeterminado

Buenisimo el relato, muy bien contado y morboso a mas no poder. Claro ejemplo de como un relato como poquisimo sexo te puede poner muy cachondo

Sigue en cuanto puedas por favor
sport26 is offline   Citar -
Visita nuestro sponsor
Antiguo 30-abr-2014, 23:57   #31
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 24.501
Gracias 20.109 Veces en 9.507 Posts
Predeterminado

Tontísima excusa esa de que lluve a mares y el metro está a cuatro manzanas... Un poquillo inocente la señora, o pensaba que lo eras tu. A ver, me dejas a la espera de ver que más ocurrió...clap000 0b eerchug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.

http://www.pajilleros.com/relatos-ex...o-destino.html
CHARON is online now   Citar -
Antiguo 01-may-2014, 05:23   #32
heywood
Mega Pajillero
 
Avatar de heywood
 
Fecha de Ingreso: dic-2006
Mensajes: 341
Gracias 109 Veces en 53 Posts
Predeterminado

Serás feo y plasta.... pero este relato es de un crack!
__________________
Dios Mío, Está lleno de estrellas !
heywood is offline   Citar -
Antiguo 01-may-2014, 10:12   #33
taburete
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2013
Mensajes: 39
Gracias 84 Veces en 26 Posts
Predeterminado

No lo soportaba más, resoplé y acerqué el pequeño paraguas a su mano. Ella lo agarró y yo tiré de él, quedando nuestras caras a un palmo, tan cerca que sus pezones llegaron a rozar mi pecho.

-¿Tú qué cojones sabes?– protesté.

-Lo que sé… es que parece que me equivoqué de piso… Además… seguro que el chico no es tan feo como tú. –dijo lentamente, como remarcando su ofensiva, queriendo ser hiriente.

Ella tiró del paraguas y yo lo así con fuerza, tanto que sus labios quedaron frente a los míos. Sentí su pecho constreñir el mío, los dos a la misma altura gracias a sus tacones, sus labios a cinco centímetros… no pude más; Ataqué con un beso que chocó con la muralla de sus labios cerrados. Ella se echó atrás y su espalda chocó con la pared. Todo iba muy rápido, yo la intentaba besar y ella giró el cuello:

-No me toques, joder. No me toques...

Con el forcejeo el paraguas se fue al suelo y ella se resistía mientras yo conseguía besar su cuello pero no sus labios, mis manos iban a su cadera para acercarla y las suyas a mi vientre para apartarme.

-¡Ahora no me da la puta gana, joder! -exclamaba. Todo esto entre gemidos acelerados de mi vecina que parecía estar follando en la misma habitación. Yo ya no podía contenerme más; Tenerla tan cerca y así de mojada, húmeda, después de todo lo visto aquella noche… necesitaba mi premio que ahora ella me negaba. Mi mano izquierda fue a su nuca, bajo su melena, y al tercer intento conseguí que nuestros labios se tocaran, para mi sorpresa ella abrió la boca y mi lengua invadió aquella cavidad que significaba vía libre, aunque fuera de forma fugaz.

Nuestras lenguas se enfrascaron en un beso desesperado. Yo me movía dentro con avidez, como sabiendo que con ese beso tendría que convencerla para que hubiese un después. Cuando mi lengua tocaba la suya mi cuerpo sentía una descarga y mi miembro palpitaba pidiendo turno. La cabrona besaba jodidamente bien, como si hubiera nacido para ello.

Se hizo el silencio entre nosotros y ella dejó sus manos en mi abdomen pero ya sin hacer fuerza. El único sonido que nos envolvía era el de un hombre que bufaba triunfante, anunciando un éxtasis buscado, al otro lado de la pared.

Verónica se cansó de permitirme semejante ultraje a su altanería y pronto apartó su boca. Yo insistí desesperado para seguir disfrutando de aquellos besos tan preciados como ahora prohibidos, pero ella comenzó a protestar de nuevo.

-¡No me babes, joder, no quiero tus besos de mierda!-. Mi boca fue a su cuello que fue besado y casi mordido, mientras ella, como toda la noche, hizo de gesto lo contrario que de palabra y me desconcertó bajando sus manos a mi cinturón, éste movimiento lo acompañó con una desesperada frase gemida en mi oído:

-Lo que quiero es esto joder, no tus putos besos, quiero esta polla de una vez, no que me babes como un cerdo.

Todo se precipitaba a gran velocidad, descontrolado. Mi mano derecha fue a buscar por fin una de sus tetas y la mano fue apartada. Ella me desabrochaba el pantalón con unas manos que solo interrumpían su operación para apartar cualquier mano que intentara tocarle las tetas o el culo. Yo besaba su mejilla para después buscar sus labios y cuando los rozaba ella se apartaba; ni boca, ni tetas, ni culo me estaban permitidos disfrutar pero ella estaba dispuesta a sacarme la polla del pantalón. Esa actitud suya tan surrealista me confirmaba que estaba loca de atar.

Me bajó los pantalones y calzoncillos hasta la mitad del muslo mientras yo con mis manos en sus caderas le mordía el cuello y el lóbulo de su oreja. Fue entonces cuando ella exclamó:

-Estás empapado cabrón, tienes el calzoncillo hecho un asco...

Después de la nochecita que me había dado y la paja a medias, allí tenía que haber más líquido preseminal de lo que hubiera podido imaginar. Ella me agarró la polla con fuerza y continuó con ese vocabulario tan suyo:

-Joder, no sabes el tiempo que llevaba sin agarrar una polla...

-¿Te gusta? ¿Te vale mi polla?- Le gemí en el oído mientras de nuevo mi mano atacó una de sus tetas; sentí su camisa húmeda y debajo un pezón duro como una piedra, aunque en un par de segundos después mi mano fue de nuevo apartada con su mano libre y ella suspiró de forma tenue:

-No está mal... no tienes una mala polla...

Su mano derecha asía mi miembro con fuerza y pronto empezó a echar la piel adelante y atrás a gran velocidad. Su otra mano me agarraba el culo de forma agresiva, en ese momento mis dos manos fueron a su cuello y no dejé que se me escapara un nuevo beso; invadí su boca de forma hambrienta, agresiva, animal, y de nuevo la descarga al chocar nuestras lenguas. Ella aceleraba el ritmo de la paja y, sin dejar de besarla, mi mano sacó su camisa del pantalón por la zona justa, para colarse por debajo, y agarrar con fuerza una de sus tetas; ésta vez ella me dejó hacer y yo empezaba a sentir que no podía más, y es que me la agarraba por el sitio exacto, me había cogido el punto desde el primer momento, y después de casi haberme corrido hacía cinco minutos no podía aguantar mucho más. El tacto suave de aquella teta húmeda, dura, tibia, junto con sus besos y la increíble paja que me hacía me estaba matando. Ella lo remató apartando su boca para gemir:

-Joder qué polla tienes, cabrón, ¿me la vas a meter?

A toda mi excitación sumó esa frase y yo me imaginé lo que sería clavársela sin compasión en aquel coño que tenía que ser la octava maravilla, aquello fue demasiado y noté como irremediablemente me venía un orgasmo imparable. Sentí como una gota densa salía de mi miembro y al instante un chorro salió de mi, y yo hundí un mordisco en su cuello, mi mano apretó con fuerza una de sus deliciosas tetas mientras notaba otro chorro salir aun con más fuerza. La muy cabrona dejó de pajearme al notar el liquido impregnar su mano por lo que mi polla siguió eyaculando aun sin ser sacudida, solo era sujetada, mientras ella, indignada. suspiraba un "Qué hijo de puta..."

Tras unos diez segundos de absoluto clímax,en los que yo había disparado fácilmente unas cinco o seis veces, mi mano fue apartada de su pecho y mi miembro fue abandonado; ella me empujó casi sin fuerza, como sin ganas, hastiada, y di dos pasos atrás. Yo, con los pantalones en las rodillas miré a una Verónica con la mano empapada de un líquido blanco y no solo su mano si no también el puño de su camisa, dicha camisa a la altura del abdomen y sobretodo su pantalón de traje. La había manchado de forma tan involuntaria como contundente. Ella dejaba la mano muerta y miraba sus desperfectos, exclamando con absoluto desprecio: "¡Qué puto asco!"

Yo me senté en el sofá totalmente extasiado y ella permaneció allí, con la espalda aun contra la pared.

-¿Ni si quiera me vas a traer papel higiénico, idiota?

Pasé olímipicamente de ella, y con la polla cayendo flácida en mi muslo contemplé como de nuevo ella me mandaba a la mierda y se dirigía al cuarto de baño.

No sabía si se iría directamente de mi casa de nuevo de un portazo, sinceramente en aquel momento me daba igual. Miré al otro sofá y vi su bolso, con su chaqueta colgando de ella y me pregunté en que momento alguien no se pone la chaqueta cuando está lloviendo y por qué ella no se había puesto el sujetador en el portal, antes de salir y exponerse a aquel diluvio.Tampoco me la imaginaba mojándose a propósito para después volver mojada. La conclusión a la que llegaba era que me daba absolutamente lo mismo. Estaba en esos minutos post orgasmo en los que a uno todo lo relativo al sexo no le produce ninguna emoción.
taburete is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a taburete por este Post:
Antiguo 01-may-2014, 11:00   #34
heywood
Mega Pajillero
 
Avatar de heywood
 
Fecha de Ingreso: dic-2006
Mensajes: 341
Gracias 109 Veces en 53 Posts
Predeterminado

En el ojo! se lo merecía en el ojo! ...

... de la cara o del culo ... hayá cada uno.

CRACK CRACK CRACK
__________________
Dios Mío, Está lleno de estrellas !
heywood is offline   Citar -
Antiguo 01-may-2014, 12:13   #35
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 24.501
Gracias 20.109 Veces en 9.507 Posts
Predeterminado

No se tio, no se... pero a día de hoy, a una tía así no la quiero a mi lado; ni querría lo más mínimo con ella. Es una desequilibrada y cuanto más lejos de mi mejor... Personas así no traen más que problemas. beerch ug be erchug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.

http://www.pajilleros.com/relatos-ex...o-destino.html
CHARON is online now   Citar -
Antiguo 01-may-2014, 23:45   #36
sport26
Mega Pajillero
 
Avatar de sport26
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 355
Gracias 158 Veces en 90 Posts
Predeterminado

Relato magistral, muy morboso todo lo que cuentas!!!!
sport26 is offline   Citar -
Antiguo 01-may-2014, 23:53   #37
sport26
Mega Pajillero
 
Avatar de sport26
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 355
Gracias 158 Veces en 90 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por sport26 Ver Mensaje
Además tienes razón con esto del desguace. Yo sin ir mas lejos tengo una amiga de 37 años que está muy buena, tiene unas piernas y un culazo tremendos.

Con respecto al sexo es algo mojigata y apenas ha tenido novios o parejas, que además la han durado poco tiempo. Ahora sus amigos ya están casados casi todos o con niños y ya no salen de fiesta, ella está desesperada por echarse novio y se apunta a todo lo que puede para conocer gente, escuela de idiomas, gimnasio, cursos...

Ya piensa que nunca se va a echar novio. Yo me la podía haber follado, pero tengo pareja que además es amiga de ella, por lo que aunque nos tenemos ganas nunca ha pasado nada mas allá de un tonteo.

Cualquiera que tuviera un contacto con ella podría follarsela, porque está muy necesita de polla y está buena además, estas cosas me dan mucho morbo
El último novio que tuvo mi amiga fue un señor separado de 50 años. Le conoció en un super mercado. No pensaba que estaba tan necesitada de polla. Mi amiga es una chica moderna y no le pega nada salir con un señor mayor. De hecho fue una relación oculta y no dijo nada, solo se lo comentó un dia de borrachera a mi novia que se había echado novio. Pero no le llegamos a conocer.

Supongo que no duró mas de un mes la relación. Cualquiera que se encuentre a mi amiga en un super mercado y entablara conversación con ella podría llegar a follársela. Con ella si funciona la jugada del desguace

Tengo un amigo de pajas por internet que no conozco personalmente, le he enseñado alguna foto normal de mi amiga y llevamos tiempo fantaseando con la idea de que venga un dia a mi ciudad y se la presento y sin ningún problema se la estaría follando en unos pocos dias. No tendría que esmerarse demasiado para conseguirlo.
sport26 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a sport26 por este Post:
Antiguo 02-may-2014, 18:21   #38
taburete
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2013
Mensajes: 39
Gracias 84 Veces en 26 Posts
Predeterminado

Cuando esperaba una irrupción en el salón como la de un tsunami en una playa del caribe apareció ante mí una ola tímida en una cala mediterránea; Verónica pasó por delante de la mesa de café para sentarse en el otro sofá, llevó la mano a su bolso y sacó su cajetilla de tabaco. Mientras encendía un cigarrillo afirmó en tono neutro:

-Te habrás quedado a gusto.

El tono, al menos por ahora, no era el de la víbora que esperaba. Por otro lado no parecía haber podido solucionar mucho en el cuarto de baño, quizás ahora las manchas eran menos densas pero por contra abarcaban más superficie. Yo ni me molesté en taparme, ya había poco que ocultar.

-No ha estado mal, se nota que no es la primera paja que haces. –Yo me sentía tranquilo, sereno, por encima. Ella no contestó.

Fumaba con tanto estilo como parsimonia. Yo sabía que la había dejado a medias por lo que me recreaba y disfrutaba preguntándome si podría más su ardor o su orgullo.

-¿No te vas a tapar? ¿Vas a seguir así con la polla al aire? –Parecía que no tenía otra forma de romper los silencios que a base de bronca.

-Bueno, es mi casa, reina.

-Joder, es que no me parece de mucha educación por tu parte mantener una conversación con la polla fuera.

Me aburrían tanto sus ganas de gresca que ni me inmuté. Acto seguido ella se puso de pie, sin dejar de fumar, se sacó los zapatos y comenzó a sacarse los pantalones con gesto férreo pero lentitud provocativa.

–Joder, me va a llegar tu corrida hasta las bragas-. Dobló el pantalón con extrema sutileza y lo apoyó en el sofá. Prosiguió:

-¿Tienes secador? Seco esta guarrada y llamo a un taxi-.

Allí estaba ella de pie, en camisa rosa y bragas y medias negras; medias hasta mitad del muslo envolviendo unas piernas largas, esbeltas pero tampoco delgadas. Yo no sabía de qué foro porno se había escapado y me importaba una mierda el secador.

-¿Y tú vas así a trabajar?

-¿Así como?

-Joder, ¿Con esas medias?

-¿Pero qué coño tienes? ¿Quince años? ¿Es que tus amiguitas que te subes a este gueto llevan pantys hasta el sobaco? ¿Tienes secador o no?

-Pues… te podrías haber ahorrado el numerito de desnudarte porque no tengo secador.

Ella resopló, suspiró, exhaló, dio una calada e hizo cuántos más ruidos pudo. El callejón sin salida era antológico.

-Bueno, me dejo de mierdas, ¿vas a acabar lo que empezaste o no?

-¿El qué? No te entiendo -. La victoria era mía, quería oírselo decir con todas las letras de una santa vez.

Ella hundió el cigarro en el cenicero de la mesa de centro y se sentó a mi lado.

-No te lo digo una puta vez más, sé que me estás puteando y ya tengo una edad. ¿Esto se va a volver a poner a tono o no? –Para decir esto se me acercó más y pasó sus dedos sobre mi miembro que descansaba flácido. Los pasó con una sutileza mayúscula, casi sin rozar. Se me erizó todo el cuerpo.

-Pues… sinceramente, y ya sin coñas… teniendo en cuenta lo que estás dispuesta a dejarme tocar… lo dudo bastante.

Ya sin cortarse lo más mínimo se sentó a horcajadas sobre mis piernas. Recogió mi miembro casi con ternura con una mano y dijo:

-Tú no tienes porqué tocar nada… con mirar te llega- Justo tras decir eso comenzó a desabotonar su camisa, después la abrió con cuidado para posteriormente apartarla a ambos lados de sus tetas.

–Yo creo que viendo esto ya se te empalmas ¿no?

Hablaba con una suficiencia despreciable, como si me estuviera haciendo el favor de mi vida. Lo cierto es que la estampa era como para producirme un infarto. Sentada sobre mí y con ese par de maravillas a treinta centímetros de mi cara. Pero es que era tan gilipollas…

Echó la melena hacia atrás en un gesto exagerado, como si la estuvieran apuntando cien cámaras, gustándose, para la galería, para después llevar sus dos manos a mi miembro:

–Tú míramelas bien, no te cortes, que ya verás lo dura que se te pone…

Mi temperatura subió diez grados por lo que me quité la camiseta mientras pensaba en lo flipada e increíblemente insoportable que era. Emergió ante ella un torso mediocre, si había algún abdominal debía de estar muy oculto, aun estando yo delgado mi cuerpo no era nada del otro mundo. Ella jugueteaba en mi entrepierna con mesura, sabiendo que lo menos que necesitaba mi miembro tras haber tenido aquel orgasmo era un ataque apresurado.

-¿Y a ti? ¿te gusta lo que ves? –Inquirí curioso de si alabaría mi cuerpo aunque solo fuera por contraprestación o por quedar bien.

-Me gusta lo que toco. Nada más- Dijo tajante.

-Lo tocas bien, ¿has tocado muchas? –decidí pelear.

-He tocado pocas pero buenas y… en cuerpos mejores.

-¿Y qué te ha llevado a tocar esta entonces? –pregunté ansioso por la respuesta mientras mis manos fueron a sus muslos, a palpar la seda de aquellas medias.

-Pues… no sé… –dudó casi por primera vez mientras yo disfrutaba de ir ganando la batalla dialéctica- Una que es humana supongo.

-Vamos, que necesitas que alguien te folle ¿no? –insistí.

-No te voy a decir lo que necesito o no necesito, lo que quiero ahora es que esto se ponga como una puta piedra, metérmela, correrme a poder ser, y largarme. ¿Tienes algún problema con eso?

-El problema que tengo es que te repito que si quieres que eso se ponga duro no me va a llegar con mirar- Lo cierto era que mi miembro me desobedecía y parecía que muy pronto aquello iba a estar completamente preparado para ser usado. Yo ya no sabía para donde mirar o en qué pensar para que aquello no respondiese.

-Tú dame un minuto y mírame las tetas anda. ¿Habías visto alguna vez unas así?

-¿Qué te crees la tía con las mejores tetas de la ciudad? ¿Me estás puteando?

-Lo que creo es que no has tenido a huevo a una tía como yo en tu puta vida. Sin pagar, claro. Y tienes los santos cojones de llevar toda la noche haciéndote el memo.

Lo de “sin pagar” me tocó las narices, que me llamara putero a la cara ya era jugar saltándose aquellas normas no escritas.

-¿Por qué no te vas a tomar por culo guapa? –le espeté sabiendo que eso podría hacer que ella cogiera la puerta. Pero ella no estaba dispuesta a abandonar.

-Eso es lo que tú querrías, darme por ahí, porque esto tarda tanto en ponerse duro que vuelvo a pensar que eres maricón. Pero no, me la vas a meter por aquí –dijo llevando una de sus manos a sus bragas, posándose a la altura de su coño- me la vas a meter aquí un rato y no te quiero volver a ver esa cara fea que tienes en la puta vida.

-Eres un poco mal hablada ¿no? ¿Sansa te dejó tirada por ser así de basta o por follar mal?- Mi ataque era total, me hervía la sangre y no solo la de allí abajo.

Ella intentó poner cara de póker pero se le notaba en la cara que aquello la había jodido bien.

-Mira, porque no nos callamos un minuto, ¿vale? Será lo mejor para los dos- Dijo mirando hacia mi miembro y dejando ya de jugar a manosear para ya echarme la piel adelante y atrás con lentitud y destreza.

No sabía si era el cabreo, el odio que me despertaba o qué pasaba, pero aquello que ella quería a tope no acababa de responder del todo.

-Vale, nos callamos. Súbete ya entonces-dije provocándola, sabiendo que ella no lo aprobaría.

-Olvídate, vamos a hacer esto bien. No llevo dos años sin follar para que el feo de la clase me la acabe metiendo y además blanda. Feo sí, blanda no. -Recalcó con intención. No sabía estar diez segundos sin insultarme. Era insoportablemente alucinante.

Medio minuto más en el que lo único que se oía era mi piel adelante y atrás, adelante y atrás. Yo veía su cara de desesperación e intentaba no mirarle a aquellas tetas. Tan ensimismada estaba con la paja, intentando dejar aquello a la medida necesaria, que la camisa se había cerrado tapando gran parte de aquel par tan espléndido. Eso me daba un respiro.

-Está bien cerdito, tú ganas. Tócamelas pero tampoco te pases –dijo perdiendo la paciencia y acabando con la mía. Se remangó la camisa hasta los codos y se abrió la camisa de nuevo. Como quién se rebaja a algo asqueroso, como quien accede a hacer algo que le produce repugnancia.

-Creo que paso, no me apetece. Me estás inflando las narices Verónica.

Se hizo un silencio en el que ella ralentizó la paja.

-Joder, nunca pensé acabar haciendo esto- dijo con tremendo gesto de desesperación, desmontándome y apartando la pequeña mesa.

-Vaya, ¿tienes hambre Verónica? –dije hiriente mientras ella se arrodillaba y me retiraba los pantalones.

-Qué gracioso… -dijo hasta casi afable. Me sorprendió sobremanera. Primera vez que me daba un respiro.

Apartó el pantalón y dejó caer el calzoncillo.

-Huélelo- dije sin pensar.

-¿El qué?-

-El calzoncillo. ¿no tenías ganas?

Ella arrodillada y yo mirándola desde arriba. Cogió mis calzoncillos azules y preguntó:

-¿Son de hoy? –El tono de golpe era mucho más “light”, casi cómplice.

-Claro.

-Vaya charco tienes aquí tío… -dijo contemplando una de las múltiples manchas en donde el calzoncillo pasaba de azul claro a azul oscuro.

-Da igual, creo que paso… -zanjó decepcionándome. -Voy a bajar aquí un minuto, y… como no se te ponga como debe… me largo. Tú verás.
taburete is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a taburete por este Post:
Antiguo 02-may-2014, 18:31   #39
heywood
Mega Pajillero
 
Avatar de heywood
 
Fecha de Ingreso: dic-2006
Mensajes: 341
Gracias 109 Veces en 53 Posts
Predeterminado bravo



__________________
Dios Mío, Está lleno de estrellas !
heywood is offline   Citar -
Antiguo 02-may-2014, 19:57   #40
triana13
Ministro Pajillero
 
Avatar de triana13
 
Fecha de Ingreso: sep-2007
Ubicación: sevilla
Mensajes: 1.305
Gracias 161 Veces en 124 Posts
Thumbs up

triana13 is offline   Citar -
Antiguo 02-may-2014, 20:07   #41
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 24.501
Gracias 20.109 Veces en 9.507 Posts
Predeterminado

Aguanta tío, aguanta y demuestrale que por esa delantera y esa entrepierna para nada es la reina del mundo. th umbsupclap 0000beerch ug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.

http://www.pajilleros.com/relatos-ex...o-destino.html
CHARON is online now   Citar -
Antiguo 03-may-2014, 00:11   #42
sport26
Mega Pajillero
 
Avatar de sport26
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 355
Gracias 158 Veces en 90 Posts
Predeterminado

El relato es brutalmente bueno
sport26 is offline   Citar -
Antiguo 03-may-2014, 10:18   #43
Glauco
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Glauco
 
Fecha de Ingreso: feb-2014
Mensajes: 639
Gracias 496 Veces en 339 Posts
Predeterminado

A tus pies maestro.

Resiste, por dios.

Glauco is offline   Citar -
Antiguo 04-may-2014, 10:57   #44
taburete
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2013
Mensajes: 39
Gracias 84 Veces en 26 Posts
Predeterminado

Estaba arrodillada ante mí una chica con la que había fantaseado infinidad de veces, en la que había pensado decenas de veces al masturbarme... Tenía razón mi amigo Carlos aquel día que me explicaba la jugada del desguace: "Es nuestro puto momento".

-Joder... tanto tiempo... no se por donde empezar- dijo ella de nuevo más dulce. Sostenía mis huevos con una mano y con la otra acariciaba el tronco levemente.

-¿Huele bien a polla?-

-Apesta a polla, ahora me alegro de que te hayas corrido antes- dijo masturbándome lentamente a escasos centímetros de su boca.

Al tenerla así, arrodillada, casi mimosa, y dispuesta a chupármela, se me había puesto dura de sobra, suficiente para empezar a follar, pero yo sabía que ella iba a darme aquel minuto.

Lamió el tronco de abajo arriba y retiró toda la piel hasta dejar totalmente descubierto el glande que brillaba oscuro, buscando captar la atención de sus labios. Tuvo la delicadeza de dar un tierno beso en la punta, beso cuyo sonido retumbó por la habitación. Esa dulzura no impedía que adornase todo con su peculiar forma de hablar.

-Qué polla tienes cabrón... no sé porque no llevamos tres horas follando. Me la tenías que haber enseñado ya antes de cenar.

Más que decir aquello lo ronroneó, como si se hubiera vuelto cariñosa una vez conseguido lo que quería; llevarse una buena polla a la boca. Retiró su melena a un lado, como avisándome de que aquello yo tenía que verlo bien, lamió el tronco de abajo arriba para después una vez arriba dar dos lametazos grandes al capullo. Los dió mirándome y cuando cerró los ojos yo también lo hice por un instante, su caída de ojos era un abandono al placer, yo volví a abrirlos, no quería perder detalle, quería fotografiar aquella imagen; cuando ella por fin fundió un gemido, abrió la boca y envolvió casi media polla de una sola acometida. Su boca devoró mi miembro, su lengua revoloteó velozmente, yo veía mi polla desaparecer entre sus labios, dentro de su boca, ella dejaba que aquello que ya era enorme le hinchase la boca.

Se apartó unos centímetros y un reguero de saliva suya, y liquido transparente mío, hilaba sus labios con la punta de mi miembro. Ella me miró y con un dedo se deshizo del hilillo.

-¿Me follas ya o sigo? Si quieres sigo- Dijo pronunciando las palabras rápidamente, como si le diera algo de vergüenza.

-¿Estás mojada? -Yo tras decir eso supe que ya estaba más desinhibido de lo que pensaba.

-Mucho...

-¿Si? Dame tus bragas, que yo también quiero oler.

Ella se retiró, no puso cara realmente de nada, como si fuéramos unos adultos dispuestos a disfrutar del sexo, sin tabúes, ni recelos, ni niñerías. Se las sacó con cuidado y apareció ante mí un coño con el pubis cuidado, recortado, pero con los pelos justos para saber que era toda una hembra, una hembra que había venido a lo que había venido, a ser follada, sin trampa ni cartón.

Dejó caer sobre mi abdomen unas bragas negras, de tacto sedoso, discretas, sin adornos ni nada especial. Pero es que eran las bragas de Verónica... Las acerqué a mi cara y ella arrodillada de nuevo esperaba el veredicto.
Pronto localicé el punto exacto, el punto donde se hallaba la humedad... y olí ese punto.

-Buf... huelen fuerte eh. Huelen bien a coño.

-¿Te gusta que huela?- ella demostraba más humanidad que en toda la noche. Lo más humano desde que la conocía.

Yo dirigí mi polla con una mano a sus labios mientras le decía lo que me encantaba el olor. Me sorprendí de mi frase pero la situación era ya descontrolada, le dije que aquel olor no era de una "chica bien" como ella; "Este olor no te pega... creí que tenías más estilo... este olor es más bien de puta ¿no?". Ella ante eso respondió cerrando de nuevo los ojos y metiéndose toda la punta de mi polla en la boca.

Empezó un vaivén cada vez más acelerado y mi mano derecha llevaba sus bragas a mi boca o nariz mientras la izquierda intentaba apartar su densa melena para verla bien. El ruido de la succión nos envolvía, ella llenaba todo de saliva, tanto que gotas mezcladas de lo que salia de su boca y de mi resbalaban por el tronco hasta el sofá.

En un momento vi como ella me pajeaba con una mano y la otra la llevaba a su entrepierna. No sabía si para calmar aquel calor o para empezar a abrir camino.

Yo sabía que yo no le gustaba. Ni si quiera le excitaba, lo que sucedía era que llevaba dos años sin follar y le valía cualquier cosa. Podría ser yo un gordo asqueroso y tener veinte años más que estaba casi seguro de que estaríamos en la misma situación. Lo cierto era que nos utilizábamos mutuamente. Yo sabía que aquello iba a ser solo aquella noche y me surgía un deseo irrefrenable no de castigarla... pero sí de hacerla llegar al límite.

Me puse de pie y ella no protestó. Se iba a levantar también y le pedí que no lo hiciera. Situé mi miembro delante de su boca y ella llevó sus manos a mi tronco para chupármela así.

-No, no. Sin manos. -le dije serio.

Ella obedeció y llevó sus manos a sus muslos. Posé la punta sobre su labio inferior. Ella miró hacia arriba, me clavó sus ojos, vi su preciosa cara desde mi posición dominante, ella me miraba con cara de "qué cabrón", pero no se negaba. A los pocos segundos me estaba follando su boca, ella cerraba los ojos y engullía hasta la mitad sin problema, yo con mis brazos en jarra movía mi cadera adelante y atrás y disfrutaba de la profunda humedad que era toda su boca; de sus labios carnosos y de su lengua que se movía como un relámpago; y hasta de la visión de sus tetas que por mis embestidas iban y venían, botaban humilladas ante cada acometida. Lo que casi hace correrme allí mismo fue que ella misma llevó sus manos de sus muslos a su espalda, como creando ella misma una sumisión que yo no buscaba, que ni le había planteado.

Mis manos fueron a su cabeza para embestirla bien y pronto ella intentó echar la cabeza algo hacia atrás. Me salí de ella y de nuevo otro reguero de saliva nos comunicaba, este reguero se hizo tan denso que acabó desfalleciendo por su propio peso cayendo en una camisa que ya empezaba a estar tan húmeda y calada que se le pegaba a sus tetas como una segunda piel.

-Eres un cabrón. Sigue follándome la boca pero como vuelvas a hacer el animal te parto la cara.

Lo que sucedió después fue un absoluto descontrol de lujuria en el que ella retomaba el mando y engullía mi miembro sin cesar. El placer era inmenso y yo bajé una de mis manos para acariciar una de sus tetas sin sacársela de la boca. Recogí aquel pecho, lo levanté un poco y lo dejé caer, lo amasé por fin a mi antojo, era como tocar el cielo, eran unas tetas poderosas, de toda una mujer, en su máxima plenitud; aquel tacto, aquel pezón, aquella cara que ponía al chupármela, yo casi no podía más. Me salí de su boca y empecé a masturbarme frente a su cara. Ella no solo no protestó si no que me incitó:

-¿Quieres correrte sobre mi cabrón? ¿Te pone eso?

-Joder, sí... resoplaba yo mientras aceleraba la paja.

-Córrete cabrón pero por dios me acabas follando esta noche...

No se si llegó a acabar la frase cuando un chorro salió de mi cruzándole la cara de abajo arriba, desde el mentón a la frente. El resto fue resbalando por mi mano y cayéndole en el cuello, escote, tetas y camisa. Nadie decía nada y ella mantenía la compostura cuando las últimas gotas ya caían de mi mano a sus muslos.

Su cara cruzada de leche de abajo arriba, sus tetas brillando por tanto líquido. Su camisa cara era ya un trapo, como ella, había pasado del máximo refinamiento a la mayor suciedad.

Ella no podía ni moverse con la cara como la tenía y yo me hice con mi camiseta que estaba sobre el sofá para limpiarme la mano y dársela para que se limpiase la cara. Una vez más o menos limpia dijo:

-Tío, tardas en empalmarte pero después... no se como puedes ir con los huevos tan cargados.

Se levantó y de nuevo contempló sus daños, -Joder, que guarrada- dijo mirándose.

Yo estaba en una nube y de nuevo me dejé caer en el sofá.

-Recupérate eh, no me jodas- la oí exclamar mientras ya caminaba por el pasillo hacia el cuarto de baño.

-Sí, sí... -respondí yo en voz baja, totalmente exhausto.

No hubo tiempo a pensar ni a recapitular: Sonó el timbre otra vez.

Si mi sorpresa había sido grande con el anterior timbrazo ésta vez ya no tenía ni idea de quién podría ser. Completamente desnudo miré por la mirilla. -Joder, ahora no, Carlos- Dije para mí cuando sonó el timbre otra vez. Me puse rápidamente los pantalones y abrí la puerta.

-Ey, tio, siento aparecer a estas horas pero vengo de cenar ahí abajo en el italiano con Sandra. Nada tío, imposible. Ahí no hay nada que intentar. Cuando me quise dar cuenta ya había entrado en casa.
taburete is offline   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a taburete por este Post:
Antiguo 04-may-2014, 11:16   #45
sport26
Mega Pajillero
 
Avatar de sport26
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 355
Gracias 158 Veces en 90 Posts
Predeterminado

Soy tu fan numero 1. Entre este relato y el de mi vecino de 55 años me habéis alegrado el puente
sport26 is offline   Citar -
Antiguo 04-may-2014, 11:37   #46
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 24.501
Gracias 20.109 Veces en 9.507 Posts
Predeterminado

Vaya, esta inoportuna visita puede chafarlo todo, o lo mismo esto acaba en orgía... No tardes en continuar. th umbsupbeer chugbeerch ug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.

http://www.pajilleros.com/relatos-ex...o-destino.html
CHARON is online now   Citar -
Antiguo 04-may-2014, 18:15   #47
Glauco
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Glauco
 
Fecha de Ingreso: feb-2014
Mensajes: 639
Gracias 496 Veces en 339 Posts
Predeterminado

Buenísimo.... Sigue please.....

Glauco is offline   Citar -
Antiguo 04-may-2014, 23:59   #48
Fitadi
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ago-2009
Mensajes: 34
Gracias 2 Veces en 2 Posts
Predeterminado

Si la historia es verídica tuviste que entrar en pánico .

Más!! No puedo esperar!
Fitadi is offline   Citar -
Antiguo 05-may-2014, 20:16   #49
taburete
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2013
Mensajes: 39
Gracias 84 Veces en 26 Posts
Predeterminado

-Esto… Pelu, no sé si es buen momento-.

Pelu era el mote que tenía Carlos, por lo peludo que es. De estos que tienen pelo por toda la espalda, aunque ya le asomaba una buena coronilla, ya querría él tener el pelo mejor repartido. Estaba bastante acelerado y visiblemente borracho. Era buen bebedor, o malo, según se mire.

-Ya veo por tus pintas que te estabas haciendo una paja ¿no?

-No tío, está Verónica aquí.

-¡No jodas!

-Sí tío, mejor vete-. Dije haciéndole gestos desesperados.

-Y una polla, ¿está en el dormitorio?

-Pelu, no me jodas. Y no, está en el baño.

-¿Te la has follado entonces?

-Pues no, estamos en ello, así que no me jodas el polvo.

Carlos miró a su alrededor y vio, esparcidos por el salón, unas bragas, un pantalón y unos zapatos de Verónica así como unos calzoncillos míos. En ese silencio en el que él contemplaba todo y yo no sabía cómo echarlo apareció Verónica en medias y aquella camisa encharcada. Yo no sabía dónde meterme y ella mucho menos.

-Hola, soy Carlos, íbamos juntos a clase, además creo que nos vimos cenando una noche hace unos meses ¿no? -Dijo mi “amigo” extendiendo la mano. Hasta parecía que quería hacerse el gracioso.

Ella había entrado con la camisa abierta y al verle se la había cerrado rápidamente como si fuera un batín, no se tapó el coño por lo que Carlos pudo ver aquella preciosidad de pelos oscuros y cortos. Verónica extendió la mano tímidamente, totalmente alucinada.

Carlos intentó empezar una frase que Verónica interrumpió de un grito, y es que lo que tenía Verónica era que se podía descolocar unos segundos pero en seguida intentaba retomar el control.

-¿Esto es una puta encerrona o qué? -Dijo hacia mí.

-¡Eh eh! Tranquila princesa – dijo Carlos- El chico no tiene culpa de nada. Es cosa mía, que pasaba por el barrio.

-¡Sí, ya, iros los dos a la puta mierda! -Exclamó Verónica que pasó fugaz por delante de nosotros, recogió sus pantalones, bragas y zapatos y se fue hacia el dormitorio. Yo miraba a Carlos con cara de querer matarlo cuando escuchamos el portazo que provenía de mi dormitorio.

-Te voy a matar joder- le espeté.

-¿Por qué? ¿Qué más te da? No sé qué habréis hecho pero si está en bolas por la casa te aseguro que hasta que no te la folles no se va.

Yo me temía ver aparecer en cualquier momento a Verónica completamente vestida y cogiendo la puerta de salida.

Carlos y yo nos enzarzamos en una discusión que yo ni siquiera quería tener, solo quería que se largase.

-Déjame ir a mí- Dijo de golpe.

-¿Qué? ¿A dónde?- No le entendía nada.

-Te está esperando a ti, pero déjame ir a mí.

-No lo estás diciendo en serio.

-Hazme caso, esta teoría es mía, hazme caso. Tú déjame ir a mí y ya verás. Además ¡qué coño! me lo debes. Si no fuera por mí no te habrías follado a esas dos fulanas estos meses ni tendrías a semejante "milf" en tu dormitorio.

-No te debo una mierda, Pelu, vete de una vez.

-Olvídate. Me lo debes, de aquí no me saca ni la guardia civil. ¿Ella fuma?

-¿Qué dices?

-¿Qué si ella fuma? Antes fumaba.

-Sí.

Tan pronto escuchó esto sacó tres cigarrillos, me tiró uno y dijo:

-Quédate aquí fumándote este. Yo me llevo uno para ella y uno para mí. Cuando te acabes el tuyo vienes. Y fúmatelo despacio, no me jodas. Solo necesito fumarme un cigarrito con esa zorrita para tenerla pidiendo polla.

-¿Pero tú eres idiota o qué coño te pasa? –Parecíamos dos críos.

No esperó más réplica y enfiló el pasillo.

Me faltaron reflejos para ir tras él o no sé qué me faltó. Tampoco me imaginaba entrando a empujones en el dormitorio. Cierto era que ya había pasado suficiente tiempo como para pensar que Verónica no quería irse aún; si hubiera querido, ya había tenido tiempo para vestirse y estar en la calle. Pero aun así temía que tan pronto viera entrar al idiota Carlos, además borracho, saliera espantada.

Me senté y encendí el cigarro. Les oía hablar pero tampoco discutir. Estaba tremendamente nervioso, temía que me robara el caramelo en el último segundo. Por otra parte pensaba que era imposible que Verónica accediera a hacer algo con él. Si bien yo de cara no era ninguna maravilla al menos tenía un cuerpo decente. Carlos con su más o menos 1.68, su barriga, su calvicie… no me parecía que lo tuviera demasiado fácil. Los nervios me impedían fumar demasiado despacio aunque los minutos caían y mi mano temblorosa llevaba el cigarro a mi boca. No entendía como había accedido a su gilipollez de fumarme aquel cigarro y a esperar como un idiota. Una calada. Otra. Otra. Intentaba escuchar, no oía nada. Apagué el cigarro y me dirigí al dormitorio.

El corazón se me salía por la boca de los nervios. No tenía ni idea de qué me podía encontrar allí. La puerta estaba echada… la aparté infartado y cuando los vi casi se me cae el alma a los pies: Él, completamente vestido y ella igual que antes: solo con camisa y medias, con el coño libre, desvergonzada. Los veía de lado, a unos tres metros, veía a Carlos en frente de Verónica, muy pegados, y… besándose…,el cabrón de mi amigo le metía la lengua en la boca, aquella boca que acababa de hacer maravillas conmigo, y no solo eso sino que ella cerraba los ojos y palpaba el trasero de Carlos sobre su pantalón; éste, sin cortarse lo más mínimo había bajado su mano hasta la entrepierna de ella, explorando aquel coño que yo aun no había podido catar. Parecía que enterraba las yemas de sus dedos con lentitud y ella apretaba fuerte su culo. No sabía si solo le acariciaba el coño superficialmente, si solo jugaba con sus pelitos oscuros o quizás le separaba aquellos labios presumiblemente hinchados, o si por el contrario hurgaba en lo más profundo; pero casi lo que más me jodía no era que ella se dejara acariciar lo más íntimo, si no cómo ella cerraba los ojos, totalmente entregada a él.
taburete is offline   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a taburete por este Post:
Antiguo 05-may-2014, 21:22   #50
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 24.501
Gracias 20.109 Veces en 9.507 Posts
Predeterminado

Que mal lo veo, te estan pisando el terreno... o te quedas a dos velas como convidado de piedra o simplemente vas a ser el tercer invitado. Tío, reacciona, echa a ese capullo de tu casa y quedate tu solo con ella. beerch ug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.

http://www.pajilleros.com/relatos-ex...o-destino.html
CHARON is online now   Citar -

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas