Antiguo 12-ene-2015, 07:32   #1
Six
Mega Pajillero
 
Avatar de Six
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Mensajes: 271
Gracias 1.200 Veces en 165 Posts
Predeterminado -Asuntos de Trabajo-

Hola a todos, llevo mucho tiempo pasándome por aquí y disfrutando de vuestros relatos, y bueno, me he dicho: ya es hora de compartir algo por mi parte.

El relato a continuación esta basado en algo que me ocurrió, y me viene ocurriendo. Los nombres, algunos lugares, o incluso la naturaleza de la empresa para la que trabajo están cambiados, por el tema de conservar la privacidad y el anonimato. Así como algunos diálogos son aproximados, debido a mi memoria, y a que lo he intentado relatar como si fuera una novela, por lo que no recuerdo todas y cada una de las palabras que se dijeron, pero si una aproximación a ellas.

También, antes de empezar, quisiera pedir disculpas si la ortografía no es correcta, pues no soy escritor ni nada, aunque reconozco que me he divertido mucho escribiendo esto.

Sin más espero que os guste, agradeceré comentarios, y os pido un poco de paciencia.

Allá Vamos!

--------------------------------------------------------------------------------------

ASUNTOS DE TRABAJO

Para que os hagáis una idea, trabajo en una empresa que se dedica a instalar sistemas informáticos de todo tipo, desde la instalación de redes informáticas para la oficina, webs, y hasta sistemas domoticos (controlar sistemas del hogar mediante un ordenador), vamos, todo lo que mi jefe determine que da dinero dentro del mundo informático, la verdad es que es algo dinámica en ese aspecto.

La historia empieza cuando mi jefe, un ser singular de dudosa humanidad y empatía, vamos, lo que es un jefe al que le gusta mandar y ser obedecido, nos propone a mí y a una compañera ir a Francia, concretamente a París, a montar un pequeño stand en una feria dedicada a la informática, con la idea de expandir y captar clientes para la empresa.

Muchos pensaréis que la situación es un sueño para muchos, incluso al leer esto estaréis pensando: “Ostras que potra tiene este tío!”, e imagino que estaréis haciéndoos una idea de por donde van los tiros, chico y chica en un viaje. Pero antes de que os aceleréis, os diré que mi jefe también venía, y como ya he dicho, es uno de esos jefes que están acostumbrados a que su “plebe” lo trate como a la realeza a la que pertenece, es decir, yo mando y tu obedeces. Es una de sus políticas.

Además, mi compañera Ana, con la que tenía que hacer el viaje, es una niña pija repelente, la típica niña pija que se cree mejor que los demás solo por el hecho de estar muy buena, y se lo tiene muy creído. Aunque en realidad de esto ella no tiene toda la culpa, sino todos los demás, que le “bailan el agua” y hacen lo que desea, tan solo tiene que menear un poco el culo o las tetas para tenerlos a todos bajo su voluntad.

Ana es delgadita, de 27 años (tres más que yo), de pelo castaño y con la melena un poco más allá de los hombros, unas tetas perfectas y firmes de la talla 90 o 95, no es que yo sea muy bueno con las tallas, pero para que os hagáis una idea, son las típicas tetas perfectas, quizás demasiado, hasta el punto de que creo que son operadas, porque siempre lleva unos escotes perfectos y firmes “demasiado artificiales”, o por lo menos a mí me lo parecen. También luce un culo de formas muy bonitas, y un cuerpo perfecto, con las curvas adecuadas que la dotan de ese aura femenino y sensual por donde pasa, y que en conjunto hace que todos los del curro y los que se crucen con ella, babeen al verla pasar, o se dejen el cuello con miradas furtivas.

Vamos la típica tía buena, que lo sabe, y usa sus encantos para conseguir favores. La verdad es que a mí me tira mucho para atrás, no por su cuerpo, que me la follaría sin pensarlo si se abriera de piernas, sino por su carácter, es bastante insoportable, pedante, creída, y muy prepotente.

Cuando mi jefe me propuso la “escapada” para montar en la feria, la verdad es que me lo tomé como un marronazo de los grandes, no soy mucho de hacer viajes de empresa, de hecho no había hecho ninguno hasta la fecha. Y tirarme unos días fuera de casa por obligación, vamos que no me apetecía para nada, pero la frase de “piénsatelo y dime algo mañana” que me soltó mi jefe, se podría traducir en “vas a venir o tendremos que hablar de tu contrato”, así que no me lo pensé mucho.

Me tocaba pasar 5 días en París, y no precisamente para disfrutar, sino para currar desde el minuto cero en el que pusiera un pié en Francia.

Iríamos mi jefe, al que llamaremos Marc, que es un tipo de unos treinta y muchos, que va de moderno, con camisas desabrochadas en plan informal para dar un aire de buen rollo que no tiene. Ni esta gordo, ni esta flaco, da la impresión que en algún momento de su vida ha estado haciendo deporte, porque pinta de atlético tiene, se conserva, por decirlo de alguna manera, y aunque conserva cierta distancia con sus empleados, en las pocas ocasiones que he hablado con él, lo encuentro un fanfarrón. Siempre el centro de la fiesta, le encantan los “yo”, en plan “yo hice esto mejor que tu”, “Yo saqué esto a mejor precio”, “Yo tengo un coche mejor que el tuyo..”, Etc.

Luego Ana, que ya he descrito, y como trabajadora no se entera de nada, es una administrativa muy consentida, que suele llevar los papeles del jefe y sus recados. De las secretarias parece ser la “favorita” del jefe, y no me extraña con lo buena que esta. En la empresa hay todo tipo de rumores acerca de ellos, pero no han sido confirmados, y nadie se atreve a decir nada en “voz alta” ya que Marc está casado, y su mujer es la otra dueña de la empresa.

Pero yo siempre he pensado que Ana está en la empresa porque Marc se beneficia de ella, o tiene intención de hacerlo. Eso o no me lo explico, porque la nena no sabe ni encender un ordenador.

Estaba claro porque Ana venía a la feria, iba a ser la “niña bonita” del stand. Por lo que había llenado sus maletas de “trajes de batalla” todos muy sugerentes, minifaldas, escotes más que agradecidos, y vestiditos con menos tela que el pañuelito de limpiar mis gafas.

Yo, iba a ser el currante, el pringao que lo montaría todo, me lo estaba viendo, ya que dudo que mi jefe hiciera algo más que pasearse. Teníamos que montar una demo de un prototipo para controlar el pc con gestos con la misma tecnología que usa el kinect de la xbox, y un proyector, más varios sistemas más de domótica, de esos que vienen en kit de montar y enchufar.

Vamos un Stand muy llamativo con pantallas, proyectores y tecnología. Mi jefe había contratado a una empresa de transportes que se encargaría de traer todo el material mientras nosotros viajaríamos en avión hasta París.

Allí nos íbamos a alojar en un apartahotel que había reservado Marc, todos en la misma “habitación”, por llamarlo así, aunque realmente era una especie de apartamento. Tenía dos habitaciones separadas y una especie de salón/comedor/cocina americana, más un baño completo. Marc dormiría en una de las habitaciones, y por supuesto Ana en la otra, lo que me dejaba a mí en un sofá/cama que había en el salón, que desplegado parecía ser un elemento de tortura de la inquisición española. Lo dicho, aquí el pardillo era yo.

Tenía clarísimo que en la ecuación yo era el “pringao”, y me resigné a mi papel, No hubo mucho tiempo de acomodarnos en el apartamento, porque nada más llegar ya empezaron los problemas.

Como son siempre estas cosas, el primer día, que debería haber sido todo de montaje y preparativos, casi se perdió porque los del transporte fallaron y en lugar de traernos todo el material solo trajeron una parte. La otra “estaba en paradero desconocido”, no se sabía si había llegado a salir de mi empresa, o se había perdido en el transporte. Un follón de llamadas y cabreos, que acabaron salpicándome a mí y a Ana, con Marc metiéndome prisa por buscar una alternativa con lo que ya teníamos, y exigiendo a Ana que solucionara los temas del transportista.

Total, todo un día de montar cosas a medias, y cambiar de planes cada vez que mi jefe abría la boca. No llevaba ni 24 horas en París y ya estaba hasta los cojones de todo, a punto estuve de mandarlo todo a la mierda, y lo último que me faltaba, es que a Ana, que se le subió el cargo de “mano derecha” del jefe, me viniera mandando y organizando cosas.

Vamos una mierda como una casa donde todos me mangoneaban a mí.
Al final del día, mi jefe nos sorprendió con una decisión que yo por lo menos no me esperaba. Se presentó en el pabellón donde estaba montando, y me pilló subido a una escalera pasando cables y enganchando bridas.

Me dijo, “Oscar, eres un trabajador responsable, y cuento contigo bla... bla... bla...” con demasiadas palabras aduladoras que denotaban otro marronazo. Me preparé para recibir más faena, y me sorprendió diciéndome que se volvía a España, que pillaba un vuelo e iba a mandarnos desde allí lo que nos faltaba, a “mirar que cojones ha pasado...” lo que significaba que rodarían cabezas en mi curro. Y que contaba conmigo para esto, que “me dejaba al cargo”.

Yo, sorprendido, le dije que no se preocupara, que me podía encargar perfectamente, y quedamos así. El me llamaría desde España para mandarme por servicio urgente lo que me hiciera falta para acabar de montar.

El tiempo no jugaba a nuestro favor, por lo que yo ese día tendría que estar hasta tarde para hacer una lista de lo que faltaba, y rezar a dios de que no me olvidara de nada, o se me acabaría el curro. Por suerte aun contábamos con el día siguiente que también era para montaje, ya que la feria duraría tres días.

Marc se fue con un cabreo de mil demonios, no me gustaría estar en la empresa cuando el llegara, y yo me quedé hasta tarde haciendo inventario.
De Ana solo supe que mi jefe le había dicho exactamente lo mismo que a mí “cuento contigo, encárgate de todo... bla... bla... bla...” y al parecer ella se lo había creído más que yo, y se le subió el cargo, porque no hizo nada por ayudarme, de hecho no la vi en todo el día, solo cuando llegué al apartamento.

-Ya tienes el inventario?- Me soltó nada más verme entrar.

Me la quedé mirando, su tono autoritario me toco los cojones después de todo un día sin ni siquiera haberme parado a comer, tan solo me había comido un triste bocadillo vegetal tipo sándwich, tenía un hambre atroz.

-Si, te lo paso en cuanto me de una ducha...- Le dije resignándome y pasando de tener una bronca.
-No. Pásamelo ahora, que Marc lo está esperando para hacer el envió.- Me dijo en un tono directo.

Ana estaba sentada en la mesa, tenía el portátil abierto y encendido frente a ella, y su móvil en la mano. Suspiré para no mandarla a la mierda, y como no quería follones, abrí mi mochila para sacar un pen donde lo había guardado todo. Luego me acerqué a Ana.

En cuanto me acerqué Ana arrugó un poco la nariz. Yo era consciente de que olía a sudor, me había tirado todo el día trasladando cajas, y desmontando y montando cosas, por eso quería darme una ducha, pero la niñata tenía prisa, así que por joder me pegué más de lo adecuado mientras pinchaba el pen en su portátil para pasarle los archivos.

-Joder! Apestas!- Me soltó molesta.
-Es lo que tiene estar currando todo el día, por eso quería meterme en la ducha.- Le dije sin apartar la vista de la pantalla.
-Pues podrías apartarte un poco.- Volvió a quejarse.
La miré y se me escapó una sonrisa que disimule con un suspiro.
-Y cómo quieres que te pase esto? Por wifi?- Dije con sarcasmo enseñándole el pen.

Me aguantó la mirada unos segundos.

-Pues date prisa, tengo cosas que hacer...- Soltó.

Y en ese preciso momento sonó su móvil.

Ana se levantó alejándose de mí un poco, era Marc, empezó a darse aires, a excusarse de que yo acababa de llegar, y que estaba pasándole los datos, básicamente me echaba a mí la culpa del retraso, y yo con cada palabra suya me encendía más.

-Has acabado, tengo que mandarle eso a Marc... esta de los nervios. Así que date prisa.- Me dijo en cuanto colgó.
-Oye, no te estás pasando un poco?- Le dije con la paciencia que pude reunir.

Me miró como si no se creyera lo que le acababa de decir, y puso los brazos en jarras vacilándome.

-A mí me han dejado al cargo de esto, así que es mi responsabilidad, a ti te pagan para unas cosas y a mí para otras, dedícate a hacer lo que tienes que hacer y no te quejes.- Me soltó casi sin pestañear.
-Pero quien mierda te crees que eres? Que yo sepa no eres más que una secretaria...
-Ja! Mira! No tengo tiempo para pataletas de niñato, has copiado eso o qué?- Me cortó la muy puta.

Estuve a punto de estamparle el portátil en la cara, quien coño se había creído! Sí que estaba crecidita la niña, que yo sepa se había tirado todo el día tocándoselo mientras yo me había dejado el lomo en el recinto ferial.

Pasaron por mi cabeza mil cosas en media fracción de segundo, tome aire y me dije a mi mismo, pasa de ella, es una zorra estirada que te está intentando vacilar, no entres en su juego.

-Si... hay lo tienes...- Le dije apartándome del ordenador en cuanto acabaron de copiarse los archivos. -Me piro a duchar.

Y sin esperar a que me dijera nada, o si entendía lo que le había pasado, la dejé en el comedor y me metí en el baño.

La ducha me sentó bien, me calmó, me tiré un buen rato bajo el grifo y el agua caliente, lo necesitaba. Salí y me la encontré todavía detrás de su portátil.

-Joder! Que te la estabas pelando o qué? No veas como tardas para ducharte!- Me soltó nada más salir de la ducha.

Jooooder... pensé, vamos a tener unos días muy moviditos con la niñata esta.

-Que hay para cenar?- Pregunté.
-Perdona? Yo no soy tu chacha bonito...- Me soltó.
-Qué? No me refería a eso, preguntaba si había algo para hacer, o si habías pillado algo, o se pide comida al hotel.- Me intenté excusar.

Porque cojones le daba explicaciones? Me sentí bastante gilipollas.

-No hay nada, que crees que iba a haber? Hay que ir a comprar.- Soltó.

Lo dijo con un tono que dejaba claro que “yo, tenía que bajar a comprar”, se limitó a devolver su mirada a la pantalla y a seguir tecleando.

-Qué?? Pretendes que te vaya a hacer la compra? Tienes un morro que flipas, no?- Me quejé.
-Uno de los dos tiene que bajar, y yo estoy acabando esto, tengo a Marc en línea, así que te toca a ti...- Soltó sin apenas mirarme.
-Y que cojones has hecho durante el día, no has podido ir antes?
-Mira bonito, tú te crees que me he tirado todo el día tocándome el coño?? Quien te crees que ha estado todo el santo día al teléfono, y soportando las broncas de tu jefe??- soltó.

Y tuvimos otra bronca bastante importante, al final me dijo que si quería que la empresa corriera con los gastos, bajara a pillar algo para cenar, porque era a ella a la que le habían dejado el dinero para gastos.

Lo que hay que oír, pensé, estaba tan harto de escucharla que bajar a comprar me empezó a parecer una buena opción para no soportarla durante un rato. Así que la mandé a la mierda por no sé qué vez ya, y le pedí dinero para comprar.

Lo maravilloso fue, que entre todo ese tiempo que perdimos discutiendo habían cerrado prácticamente casi todos los sitios donde poder comprar algo. Los franceses al parecer tienen la costumbre de cenar muy pronto, y los establecimientos cierran prontísimo, a las nueve está casi todo muerto. No tuve más remedio que pillar unas pizzas para llevar, y aun no se como me las apañé para entenderme con el pizzero.

Estupendo, pensé, currante, pringao, y ahora no solo el chico de los recados, sino que me había convertido en repartidor de pizzas... Menudos días me esperaban.

Continuará...

Última edición por Six fecha: 12-ene-2015 a las 11:26.
Six is offline   Citar -
Los siguientes 17 Usuarios dan las gracias a Six por este Post:
Antiguo 12-ene-2015, 10:14   #2
OOAA
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de OOAA
 
Fecha de Ingreso: jun-2006
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 865
Gracias 153 Veces en 139 Posts
Predeterminado

Genial relato!!!!!!!!!!!!!!!

Continúa, por favor

OOAA is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a OOAA por este Post:
Antiguo 12-ene-2015, 11:25   #3
Six
Mega Pajillero
 
Avatar de Six
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Mensajes: 271
Gracias 1.200 Veces en 165 Posts
Predeterminado

En Capítulos anteriores...
Cita:
Lo que hay que oír, pensé, estaba tan harto de escucharla que bajar a comprar me empezó a parecer una buena opción para no soportarla durante un rato. Así que la mandé a la mierda por no sé qué vez ya, y le pedí dinero para comprar.

Lo maravilloso fue, que entre todo ese tiempo que perdimos discutiendo habían cerrado prácticamente casi todos los sitios donde poder comprar algo. Los franceses al parecer tienen la costumbre de cenar muy pronto, y los establecimientos cierran prontísimo, a las nueve está casi todo muerto. No tuve más remedio que pillar unas pizzas para llevar, y aun no se como me las apañé para entenderme con el pizzero.

Estupendo, pensé, currante, pringao, y ahora no solo el chico de los recados, sino que me había convertido en repartidor de pizzas... Menudos días me esperaban.

Al día siguiente, tres cuartas partes de lo mismo, a primerísima hora estaban los del transporte urgente dejándome el material al pie del stand, me tocó levantarme muy pronto para estar allí, y Ana se quedó dando una o dos vueltas más en la cama, Pasé de despertarla.

A media mañana, Ana se dignó a aparecer por el stand, en camiseta y pantaloncitos cortos, y unas bambas cómodas, todos los currantes de por allí la miraban al pasar, por lo visto eso tampoco cambia en Francia.

Y me hubiera alegrado de verla con aquel pantaloncito, si no fuera porque no la soportaba y por la colección de quejas como saludo con la que se presentó en el stand. Que si las cosas no estaban bien, que si el proyector no se veía bien, que había colocado cosas al otro lado.

Ya no lo aguanté más y la mande a la santísima puta mierda a gritos subido en la escalera. Todos los que estaban alrededor nos miraron.

-Llevo dos putos días aquí metido intentando hacer que esto funcione Ana! Vete a la puta mierda tú y tus opiniones! Si no te gusta te jodes! Yo he hecho lo que he hecho con lo que tengo. Si no vas a ayudar, pirate! Vete a la mierda y no vuelvas!- Le dije a gritos subido a la escalera.

Nos dijimos cuatro o cinco cosas más y se piró. Lo bueno es que me puso de tan mala leche que iba a todo trapo, y acabé muchas cosas antes de tiempo, incluso se me olvidó que tenía hambre.

Al cabo de casi una hora volvió a aparecer, y no se si se lo pensó o que demonios le pasó por la cabeza, que me sorprendió con unos bocadillos y digamos, bastante más amable.

-Te he traído un bocadillo, por qué no paras un poco y comemos?- Me dijo en un tono más amable.

Tampoco es que fuera la amabilidad y ternura personificadas, lo dijo de manera seca, como quien le habla a un extraño, solo que no usó ese tono con segundas que solía usar.

Decidí enterrar el hacha de guerra si ella no se pasaba más, total, hacía rato que me rugían las tripas, y la idea de comer hizo que me entrara hambre de repente.

-Esta bien.

Nos sentamos en la mesa que teníamos en el mismo stand, y nos zampamos los bocadillos casi sin hablarnos, por lo menos había tenido la buena idea de traer unas cervezas frías para bajar el pan.

Cuando acabamos de comer, volví al curro, y Ana se puso a copiar los archivos de la demo en el portátil que usaríamos como principal, por fin me ayudaba en algo!

Acabé antes de lo previsto, y Ana, como no podía estarse callada, volvió a decirme que el proyector no se veía. Traté de hacerle entender que cuando la feria estuviera en marcha las luces que daban en la pantalla no estarían encendidas, y que entonces se vería todo. Me acusó de tratarla como una tonta y volvió con lo de que lo había montado como me había dado la gana y que era todo una puta mierda.

Acabamos discutiendo otra vez, y ella se piró para el hotel dejándome a mi a que acabara algunas cosas.

En serio que no la soportaba.

Decidí no ir directamente al hotel, darme una vuelta para despejarme, y comprar cosas para cenar, así no me pasaría como la noche anterior que me cerraron todas las tiendas. Y por supuesto pillé unas cuantas cervezas, el alcohol sería lo único que me ayudaría a soportar a la arpía que tenía en el hotel.

Cuando llegué, algo había pasado. Ana estaba de los nervios, blanca como la leche, y toda la habitación olía a tabaco, no fumo y no me gusta el olor a tabaco, toda la estancia estaba muy cargada, se me hacía insoportable.

-La he cagado.- Me soltó mirando a la nada.
-Qué? Qué pasa? Que ha pasado?- Dije sin saber de qué iba la cosa.
-Joder! La he cagado!- Me dijo mirándome por fin.

Ana se levantó y comenzó a andar de un lado a otro frente al portátil que tenía en la mesa.

-Ana, que mierdas pasa?- Dije ya mosqueándome.
-Estaba... He abierto... Joder, le ha entrado un virus al ordenador! Se ha jodido todo!- Me gritó.
-Que??

Me apresuré a mirar el ordenador, y para empezar no encendía, se reiniciaba todo el rato. No me lo podía creer, el ordenador principal, el ÚNICO que tenía el programa de la demo, y que teníamos configurado para el stand, estaba muerto.

-Que coño has hecho?- Le dije.
-Puedes arreglarlo?- Me contestó medio lloriqueando.
-No lo sé, que le has hecho?
-Tienes que arreglarlo!- Me gritó
-No me grites! Te digo que no lo se!
-Joder! Joder! Joder!- Comenzó a decir.
-Ana, me cago en la puta, mañana... la feria...- Comencé a decir llevándome una mano a la cabeza.
-Tienes que arreglarlo! Tienes que hacerlo!- Comenzó a decirme suplicando como si cantara una cancioncilla.

Vaya, me dije... la zorra ahora me suplica a mi que le arregle el marrón que ella ha montado.

Me puse a mirar el ordenador, me tiré un buen rato intentando averiguar que había pasado, y Ana no paraba de rondarme con cara de preocupación, mordiéndose las uñas. Asustada no parecía tan déspota y prepotente, que curioso.

-No te quedes ahí mirando, tráeme una cerveza...- Le dije sin apartar la vista del ordenador.

No me hizo falta mirarla para saber que se estaba tragando el orgullo, sonreí en cuanto se dio la vuelta, no pude aguantarme.

Ana trajo la bebida y me la ofreció.

-Gracias, no te tomas tu otra?- Le dije por darle conversación mientras pasaba un programa para arreglar el inicio al pc.
-Eeh? No... Mejor que no... Estoy preocupada.- Me dijo con un hilillo de voz.
-Pues entonces, ves haciendo algo de cena que yo tengo trabajo para rato...- Le dije con cierto tono sarcástico para que notara que se lo decía por lo que me soltó ella el primer día que me hizo bajar a por las pizzas.

Ana suspiró, pero ahora tenía la sartén por el mango. En realidad, hacía un rato que no estaba tan preocupado, porque prácticamente ya lo tenía arreglado, al parecer le había entrado un virus que no era muy potente, simplemente había afectado al arranque, con suerte a nada más, El problema era que el portátil no encontraba windows para arrancar, porque lo buscaba en otra parte. Ana me había contado que le había salido unas ventanas con un aviso de virus, y se había asustado apagando el ordenador de golpe, y este había dado un error en el sector de arranque, pero nada que no estuviera solucionando ya.

Ella estaba haciendo algo en la cocina, a saber si la zorrita sabría cocinar, por mi parte iba a estirar este marrón todo lo que pudiera y hacerla sufrir un buen rato, era mi manera de vengarme, y estaba disfrutando de ello.

De vez en cuando Ana salía de detrás de la barra que había en la cocina y me miraba para preguntarme que tal iba, y hacía ver que estaba todavía buscando una solución, cuando lo único que estaba haciendo ya era pasarle de nuevo el antivirus.

Me lo estaba pasando bien, no sentía ninguna pena por ella, llevaba días tratándome como a una mierda, un poco de su propia medicina no le iría mal. Además, le había puesto al antivirus el scanner más bestia, el que lo escanea todo y tarda un huevo, o sea, más tiempo para tenerla bajo control.

Sin querer se me escapaba una sonrisilla mirando hacia la cocina, viendo como asomaba su cabecita preocupada hacía mi.

Cuando de repente, al devolver la vista a la pantalla veo que el ordenador esta escaneando una carpeta llamada “privado” en donde hay una serie de “jpg” y “mp4” que me llamó la atención, me fijé en la ruta y vi que estaba metida en un sitio que no era el correcto. Ninguno de esos archivos formaba parte de la demo que yo había copiado, y mucho menos la ruta donde estaban.

Me llamó mucho la atención.

Rápidamente dejé en segundo plano el antivirus, y me dirigí a esa carpeta, me costó un poco encontrarla, porque el antivirus solo mostró una parte de la ruta. Cuando la encontré, la abrí nada más verla.

Estaba llena de fotos y algún que otro video, alcé la vista y Ana seguía liada con la cena, el escaneo hizo que el ordenador tardara un poco en cargar las vistas en miniatura, y cuando estas empezaron a cargar vi que eran fotos porno.
Automáticamente busqué con la mirada a Ana, por si miraba o algo, no quería que me pillara fisgando, pero seguía a lo suyo, por alguna razón me estaba poniendo muy nervioso.

Aquel portátil era el que solía usar Ana en la oficina, nos lo habíamos traído porque yo tenía un sobremesa, y Marc se había llevado el suyo de nuevo a España.

Decidí abrir la primera foto, tardó en cargar, y cuando lo hizo se veía el cuerpo de una chica en bragas, con unas tetas perfectas, redondas y bien puestas, con los pezones claritos casi del mismo color de la piel del pecho, unas tetas muy bonitas, y un cuerpo también precioso, con una cinturita larga y esbelta, y unas caderas estrechas, pero justas para hacer la figura preciosa. A partir de unas braguitas azul celeste con adornos blancos, empezaban unas piernas finas y largas, con un espacio entre los muslos donde diría que le cabían unos tres o cuatro dedos, dibujando un corazoncito estre sus piernas muy bonito y sexy. Era lo único que se podía ver, la foto había sido tomada en plan rápido, y ni siquiera salía la cabeza de la protagonista, como si se hubiera disparado antes de tiempo, todo en plan muy amateur.

Volví a mirar hacía Ana, me estaba mirando, me sobresalté un poco.

-Como va?- Me preguntó con un plato en la mano.
-Uff... Bien, aun tengo para un rato.- mentí.
-Entonces lo has arreglado?
-Depende de lo que me diga el antivirus, como haya tocado algo de la demo, a la mierda todo...- Le dije en plan dramático.
-Joder...

Ana suspiró y se giró de nuevo a lo suyo.

Como estaba en frente de ella, Ana no podía ver la pantalla. Aun así, por puros reflejos había cerrado la foto y la carpeta, y tuve que volver a buscarla.

Cuando abrí la carpeta, cliqué sobre la siguiente, y más de lo mismo, salía el cuerpo de una chica, que estaba muy buena, pero no se veía su cara, todas las fotos estaban tomadas hacía abajo, incluso en un par de ellas salía con las manos hacia adelante, como si empujara la cámara, impidiendo que le tomaran las fotos. Comencé a darle al botón de siguiente hasta que una foto casi me tira de la silla.

Continuara...
Six is offline   Citar -
Los siguientes 11 Usuarios dan las gracias a Six por este Post:
Antiguo 12-ene-2015, 11:27   #4
Six
Mega Pajillero
 
Avatar de Six
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Mensajes: 271
Gracias 1.200 Veces en 165 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por OOAA Ver Mensaje
Genial relato!!!!!!!!!!!!!!!

Continúa, por favor

Gracias! Dejo otro trozo para que disfrutéis, los demás en breve, no se cuando podré volver a actualizar
Six is offline   Citar -
Antiguo 12-ene-2015, 12:25   #5
trust42
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2014
Ubicación: madrid
Mensajes: 48
Gracias 51 Veces en 21 Posts
Predeterminado

Buenisimo ummm estoy esperando la siguiente entrega enhorabuena...
__________________
Soy el que soy
trust42 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a trust42 por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 12-ene-2015, 12:38   #6
Paolo99
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: mar-2012
Mensajes: 105
Gracias 504 Veces en 62 Posts
Predeterminado

Esto promete...

La trama es muy buena.
Paolo99 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Paolo99 por este Post:
Antiguo 12-ene-2015, 15:27   #7
nodoiuna
Dios Pajillero
 
Avatar de nodoiuna
 
Fecha de Ingreso: mar-2012
Ubicación: En un sitio muy verde
Mensajes: 2.651
Gracias 997 Veces en 855 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Six Ver Mensaje
Gracias! Dejo otro trozo para que disfrutéis, los demás en breve, no se cuando podré volver a actualizar
Nos vas a matar de la intriga!
nodoiuna is offline   Citar -
Antiguo 13-ene-2015, 03:48   #8
Six
Mega Pajillero
 
Avatar de Six
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Mensajes: 271
Gracias 1.200 Veces en 165 Posts
Predeterminado

En capítulos anteriores...
Cita:
Cuando abrí la carpeta, cliqué sobre la siguiente, y más de lo mismo, salía el cuerpo de una chica, que estaba muy buena, pero no se veía su cara, todas las fotos estaban tomadas hacía abajo, incluso en un par de ellas salía con las manos hacia adelante, como si empujara la cámara, impidiendo que le tomaran las fotos. Comencé a darle al botón de siguiente hasta que una foto casi me tira de la silla.
En esa foto se veía a la chica entera saliendo de lo que parecía un baño. Era Ana.

Cerré la ventana de la foto casi por inercia, y me subió un calor por todo el cuerpo.

Miraba a Ana como si se hubiera dado cuenta de algo, pero ella seguía a lo suyo.

Joder, Joder... me dije para mi mismo. Necesitaba abrir más fotos, nervioso cogí el ratón e hice doble click en las siguientes fotos, se la podía ver en varías posturas en una cama blanca, con cada nueva foto miraba hacía Ana, que seguía en la cocina, y luego miraba hacía la pantalla con necesidad de seguir pasando fotos.

Las fotos no dejaban mucho a la imaginación, en unas ya no llevaba las braguitas, y se le veía un coñito precioso y apetecible, rosado como sus pezones, y con una línea fina de pelitos encima, un poco más ancha por la parte de arriba, pero se notaba que cuidaba aquel detalle. En otra Ana salía abierta de piernas, donde se le veía su coño perfectamente, con unos labios cortitos, y un contorno hinchado, parecía el chochito de una niña. En otra salía a cuatro patas levantando el culo y sonriendo. En otra tocándose el coño con los dedos, separando sus labios y mostrando un clítoris rosa e hinchado, me estaba poniendo cardiaco.

-Joder!- Exclamé sin querer con la siguiente foto.
-Que pasa?- Preguntó Ana desde la cocina.
-Eeh! Nada!- Improvisé- Que el virus ha infectado varios archivos que tendré que arreglar o volver a copiar...
-Joder...- Soltó preocupada.
-Tranquila... creo que lo tengo controlado...- Le dije.

Ana sonrió y volvió a darse la vuelta.

En la foto que ahora tenía en pantalla se veía a Ana de rodillas comiéndose una polla, tomada como si el chico fuera el que tomaba la foto desde arriba, Ana salía un poco borrosa por el desenfoque. La siguiente Ana sonreía con la polla brillando llena de saliva al lado de la boca, y en la siguiente se la veía de nuevo con la polla dentro de la boca y con los ojos cerrados, esta vez bien enfocada, así habían varias.

Cerré el visor de imágenes, y me fui directo a los videos, sentía la necesitaba de verlos, para lo que primero me aseguré de tener el ordenador sin sonido, eran cuatro videos. Antes de darle al play, me aseguré de que Ana no estuviera por mi.

Luego le di al reproductor, los tres primeros no se veía nada, solo movimiento de la cámara muy rápido, duraban escasos segundos. Pero el último no, se veía a Ana comiéndose esa polla, joder como la mamaba, era un video de apenas un minuto y algo, yo estaba como hipnotizado viéndolo, Ana se tragaba aquella polla aguantándola con su mano por la base, despacio y cambiando de ritmo, de vez en cuando la pajeaba sin sacarse la punta de la boca y hacia el final el tío se la agarra y la saca de la boca de Ana y comienza a pajearse justo enfrente de su boca.

Me dio un vuelco el corazón al ver la mano de aquel hombre, en su muñeca se veía un tatuaje que conocía perfectamente, era la mano de mi jefe Marc.

-Hija de puta...- Suspiré tapándome la boca.

Ana no me escuchó porque susurré demasiado bajito.

Marc seguía pajeándose delante de su boca, hasta que Ana mira hacia arriba, como si este le hubiera dicho algo, y Ana se acerca más con la boca abierta y la lengua extendida, hasta que comienza a recibir chorros de semen que resbalan manchándole la lengua, la boca, sus labios y las mejillas, en ese momento el video se mueve mucho y se corta.

Me quedé embobado mirando el último frame congelado en la pantalla, todo borroso por el movimiento, no me creía lo que acababa de ver.

Cerré el video y me di cuenta de que estaba empalmadísimo, no podía quitarme esas imágenes de la cabeza, no sabía como reaccionar. Tenía un calor enorme en ese momento.

Temblando y sin saber por qué, ni siquiera lo pensé, pero me vi pinchando mi pendrive , casi no podía atinar, me di cuenta de que lo estaba metiendo al revés, le di la vuelta, necesitaba copiarme aquellas fotos. Miré a Ana nervioso, seleccioné la carpeta “privado” y la volqué en mi USB. Me quedé embobado mirando la barrita del proceso.

De repente me encontré con Ana frente a la mesa, tenía unos platos en las manos.

-A comer.- Dijo.

No supe que decir, mi cabeza no paraba de enseñarme aquella boca comiéndose la polla de mi jefe, su semen en la cara, su barbilla, en esas tetas redondas, esos pezones claritos, uff...

-Joder tío, ni que hubieras visto un fantasma.- Me dijo dejando los platos en la mesa.
-Eh? No... es... solo que estoy cansado.
-Bueno, tomate un respiro, he hecho la cena.

Miré a los platos, Ana se las había apañado para hacer una especie de ensalada de pollo que reconozco que olía de maravilla.

-Voy.- Dije.

Vi como terminaba la barra de copiar y extraje el pendrive mientras Ana acababa de poner los platos en el otro lado de la mesa, ella desde su ángulo, no veía la pantalla.

Estaba empalmadísimo, de cambiar de sitio, Ana me vería y tendría que darle explicaciones, me hice el remolón, hasta que vi la oportunidad cuando Ana se giró para ir a la nevera a por las bebidas, al regresar yo ya estaba frente a mi plato, ella traía las cervezas, le sonreí y me sonrió al sentarse frente a mi.

Ahora ya no veía a una arpía creída, sino a una golfa. Aquellas imágenes habían cambiado la forma en que veía a Ana, sus labios ya no eran los mismos, ahora los veía rodeando aquella polla, y cuando sonrió frente a mi, mi imaginación se disparó.

-Lo has solucionado?- Me preguntó algo preocupada.
-Ya casi esta, solo falta ver que dice el antivirus...

Ella sonrió y suspiró aliviada.

-Menos mal que lo has arreglado, nos hubiéramos comido un buen marrón...- Me dijo tras darle un trago a la cerveza.
-Nos hubiéramos? Que yo sepa la que la ha cagado has sido tu, que a saber que estabas haciendo en el ordenador.- Solté sin poderme contener.
-Perdona? Trabajar... que crees que hacía? Solo he abierto un correo y ha empezado a dar problemas... No ha sido culpa mía.- Empezó diciendo con ese tono de superioridad que tanto me irritaba.
-No... Habrá sido cosa mía que en todo el día no he tocado ese ordenador... no he tenido tiempo currando mientras tu... a saber que estabas haciendo por aquí.- Le dije con sarcasmo.

Era inevitable ponerme a la defensiva.

-Mira niñato, ya me tienes harta, al ordenador le ha entrado un virus, ya está, lo has arreglado, que te crees que te debo ahora? Una medalla? Un diploma?? que es a lo que aspiráis los frikis como tu cuando se os tiene que dar un premio??- Me dijo con su típico burlón cuando se cree mejor que nadie.
-Lo mínimo que puedes hacer es agradecérmelo, que te acabo de salvar el culo...- Solté.

Se quedó callada por fin, mirándome, le dio otro trago a su cerveza y cogió su tenedor.

-Come, a ver que te parece.- Me dijo con un tono de amabilidad forzada.

Lo probé, realmente estaba bueno, no era un plato muy complicado, pero le había quedado bien. Como estaba harto de guerras y mierdas, decidí ser amable y agradecerle el gesto.

-Esta bueno, te ha quedado bien.- le dije tras probar el primer bocado con tono agradecido.
-Por lo menos no es la mierda de pizzas que trajiste tu ayer... cargadas de grasa y vete a tu a saber que...

Eso último ya me toco las pelotas, no había manera, Ana y yo no éramos compatibles, y ya me estaba cansando de mierdas de niña pija.

-Bien que te la comiste...- Solté
-Porque tenía hambre y no había otra cosa, pero vamos... menuda mierda. Aunque no esperaba nada mejor de un niñato como tu, se te manda a por comida y te traes pizzas de la pizzería más cercana y barata.
-Estaba todo cerrado ya, es lo único que había abierto, no pude comprar pijotadas para que su majestad este contenta.- Le dije con ironía.

Había tirado ya la toalla, Ana no cedía y yo lo iba a hacer menos, no iba a estar para los caprichos de la pijita esta, y menos con lo que sabía ahora.

-A mi me gusta comer bien... Pero claro, eso es algo que un niñato friki como tu no puede entender... Seguro que te alimentas de fritos, congelados, y mierdas de esas.- Me soltó.

Ese fue el detonante, ya no le aguantaría más tonterías, quien coño se había creído, la iba a poner en su sitio.

-Y por lo que he visto también te gusta comer pollas...- Deje caer en el aire.
-Perdona?? Mira niñato! Eso no te lo voy a consentir...- Me soltó apuntándome con el dedo.
-Y veo que no se te da nada mal... Ahora ya se porque se te tiene tanta consideración en la empresa...- Le dije con bastante calma.
-Pero de que vas?? Quien coño te has creído que eres??- Gritaba.

Se levantó y se colocó justo a mi lado, apuntándome con el dedo y moviendo los brazos cabreada. Hablábamos en tonos muy distintos, ella gritaba, y yo le hablaba despacio y calmado como si no fuera la cosa conmigo. Cosa que me parece que la crispaba más.

-Me pregunto si solo se la has chupado al jefe o también le has hecho algún trabajito a alguien más de la plantilla...

Soltó un manotazo a la mesa que los cubiertos tintinearon.

-Pero tu de que cojones vas!!- Me gritó.
-Voy de que he visto un video y unas fotos que hay en ese ordenador...- Dije señalando el portátil con el tenedor -...y se me ha puesto muy dura viendo la habilidad que tienes con la boca.

Ana miró fugazmente hacía el ordenador en un gesto que la delató, la había pillado, pero aun así me miraba con orgullo.

-No se de que vídeos hablas, y no pienso consentirte estas mierdas!- Me gritó intentando conservar la dignidad.
-Sabes perfectamente de que video estoy hablando, así que no te hagas la tonta, ahora siéntate y deja de gritar que me tienes harto.- le dije con calma.
-Mira niñato de mierda...

Y continuó insultándome y diciéndome tonterías que no escuché, alargué la mano en busca del portátil, le di la vuelta y busqué de nuevo el vídeo para darle al play. Se calló en cuanto lo vio, y vi como le cambiaba la cara.

-Apaga eso...- Me suplico despacio y sin gritar.
-Me pregunto que le parecerá a la mujer de Marc...- Le dije con toda intención.
-No eres capaz...- dijo intentando recuperar la compostura en un tono como de alarma.
-Apostamos?
-Eres un hijo de puta, esto no es asunto tuyo.- Me dijo nerviosa.
-Puede, pero ahora soy yo quien tiene una copia de todo esto, así que vas a dejar de gritar y me vas a dejar comer tranquilo.

Me miró y pude ver en sus ojos como se adueñaba de ella la derrota, por fin se callaría y me dejaría un rato tranquilo.

No tenía ninguna intención de meterme en medio de todo ese lio, no iba a denunciarla, no soy tan cabrón, total a mi ni me va ni me viene, pero eso ella no lo sabía y me serviría para estar por lo menos tranquilo esos días.

Ana se sentó y no dijo nada en lo que duró la cena.

-Me voy a duchar.- Dije.
-Bien.- Contestó.

Continuará...
Six is offline   Citar -
Los siguientes 20 Usuarios dan las gracias a Six por este Post:
Antiguo 13-ene-2015, 03:49   #9
Six
Mega Pajillero
 
Avatar de Six
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Mensajes: 271
Gracias 1.200 Veces en 165 Posts
Predeterminado

Al final he podido actualizar, gracias por los comentarios! un saludo!
Six is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a Six por este Post:
Antiguo 13-ene-2015, 07:31   #10
SsexX
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2005
Mensajes: 182
Gracias 68 Veces en 63 Posts
Predeterminado

Jeje que bueno, la pijita esta acojonadita 😂😂 sigue cuando puedass
SsexX is offline   Citar -
Antiguo 13-ene-2015, 08:07   #11
Cornudin65
Mega Pajillero
 
Avatar de Cornudin65
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: Madrid
Mensajes: 154
Gracias 535 Veces en 95 Posts
Predeterminado

Si es que es lo que suele pasar, cuanto mas recatadas y pijas, mas calenturientas y zorritas salen.

Una fotito donde se vea a la zorrita pija? Por supuesto sin que se vea su rostro.
Deduzco que hubo un chantaje emocional que desencadenó en que probara tu polla aquella boca. No?
__________________
Si puedes hacer mas feliz a tu mujer, no seas egoísta y hazlo. ::::::::TE TORRAS
Cornudin65 is offline   Citar -
Antiguo 13-ene-2015, 08:12   #12
kuko022
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2006
Mensajes: 29
Gracias 8 Veces en 5 Posts
Predeterminado

me gusta................. continua por favor.
Gracias
kuko022 is offline   Citar -
Antiguo 13-ene-2015, 08:25   #13
trust42
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2014
Ubicación: madrid
Mensajes: 48
Gracias 51 Veces en 21 Posts
Predeterminado

Ahora es el quien tienen la sarten por el mango pero presiento que pronto la histoira cambiara, muy bueno esperamos ansiosos la siguiente entrega....
__________________
Soy el que soy
trust42 is offline   Citar -
Antiguo 13-ene-2015, 16:54   #14
no1playa
Mod de Famosas
 
Avatar de no1playa
 
Fecha de Ingreso: jul-2007
Mensajes: 3.668
Gracias 880 Veces en 624 Posts
Predeterminado

Muy interesante, nos tienes en ascuas...
no1playa is offline   Citar -
Antiguo 13-ene-2015, 22:52   #15
zaikerf
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2014
Mensajes: 34
Gracias 24 Veces en 13 Posts
Predeterminado

muy buen relato sigue !

Tengo 2 dudas

Tu en ese tiempo estabas soltero, casado, etc?
Ana estaba soltera, casada,etc?

No vi que lo comentaras en el relato si se me paso me disculpo
zaikerf is offline   Citar -
Antiguo 14-ene-2015, 01:39   #16
Six
Mega Pajillero
 
Avatar de Six
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Mensajes: 271
Gracias 1.200 Veces en 165 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por zaikerf Ver Mensaje
muy buen relato sigue !

Tengo 2 dudas

Tu en ese tiempo estabas soltero, casado, etc?
Ana estaba soltera, casada,etc?

No vi que lo comentaras en el relato si se me paso me disculpo
No te disculpes por eso! No, no estaba, ni estábamos casados en ese tiempo. De hecho yo soy bastante alma libre en ese aspecto, y Ana creo que también.

Gracias por los comentarios.
Six is offline   Citar -
Antiguo 14-ene-2015, 03:04   #17
kopi81
Ministro Pajillero
 
Avatar de kopi81
 
Fecha de Ingreso: mar-2012
Ubicación: Ceuta
Mensajes: 1.221
Gracias 422 Veces en 313 Posts
Predeterminado

Grandísimo relato!!
kopi81 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a kopi81 por este Post:
Antiguo 14-ene-2015, 08:17   #18
anarquia99
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: sep-2008
Mensajes: 412
Gracias 62 Veces en 52 Posts
Predeterminado

un relato grandísimo!!!!!!!!!! dale su merecido a esa pija!!!!

y no dejes de contar por favor, te auguro un buen montón de lectores porque por mucho que digas que no eres buen escritor, eso no es así!!!
anarquia99 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a anarquia99 por este Post:
Antiguo 15-ene-2015, 02:20   #19
mambu
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: feb-2009
Mensajes: 48
Gracias 3 Veces en 3 Posts
Predeterminado

Muy bueno....deseando leer mas...
mambu is offline   Citar -
Antiguo 15-ene-2015, 10:57   #20
Six
Mega Pajillero
 
Avatar de Six
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Mensajes: 271
Gracias 1.200 Veces en 165 Posts
Predeterminado

En Capítulos anteriores...
Cita:
Me miró y pude ver en sus ojos como se adueñaba de ella la derrota, por fin se callaría y me dejaría un rato tranquilo.

No tenía ninguna intención de meterme en medio de todo ese lio, no iba a denunciarla, no soy tan cabrón, total a mi ni me va ni me viene, pero eso ella no lo sabía y me serviría para estar por lo menos tranquilo esos días.

Ana se sentó y no dijo nada en lo que duró la cena.

-Me voy a duchar.- Dije.
-Bien.- Contestó.
En la ducha encendí el agua caliente y la dejé correr sobre mi cuerpo, mi cabeza no podía pensar en otra cosa. Sospechaba que Ana y Marc estaban liados, pero confirmarlo era otra cosa. El agua caliente me trajo de nuevo aquellas imágenes a mi cabeza, a Ana arrodillada jugando con la polla de Marc, como lamia todo el tronco, o la punta, y luego se la metía una y otra vez en la boca. Ana era tremendamente morbosa, por sus modelitos, y su manera de vestir y moverse, alguna vez me la había imaginado a cuatro patas, lo típico, en alguna fantasía. Pero verla en acción era totalmente diferente, aun temblaba de la impresión. No me quitaba de la cabeza ese momento en el que Marc se corre y a Ana le van cayendo goterones en la boca, y esta los recibe con la lengua extendida, con ganas, entregada de aquella manera. Se me puso la polla durísima bajo el agua caliente, no pude evitar agarrármela y empezar a meneármela. Mientras, mi mente no paraba de repetir aquel video, una y otra vez, incluso empecé a fantasear con que el del video era yo, cosa que me puso mucho más cachondo. Aceleré aquella paja bajo el agua caliente, y comencé a imaginarme como me follaba aquel coñito tan delicioso, y mi mente, fruto del delirio del placer, conforme avanzaba aquella paja empezó a trazar un plan imposible.

Y si la obligaba a hacerme una mamada como la del video?? O mejor aun, y si le proponía intercambiar el pendrive por dejarse follar como yo quisiera??

Ahora tenía un arma con la que poder hacerla mía, para lo que yo quisiera.

Ufff… Cuanto más me la meneaba, más me la imaginaba recibiendo de mi parte, a mi ordenes, me estaba imaginando que esa posibilidad ahora podía ser real, así que imaginaos el morbo que sentía, mi mente me enseño a una Ana arrodillada a cuatro patas insultándome como lo solía hacer, pero dejándose hacer sumisa mientras mi polla la taladraba.

Me corrí bajo el agua con un subidón alucinante.

Luego al relajarme, mientras me duchaba, me entraron remordimientos, no podía creer lo cabronazo que era solo de pensar en aprovecharme de ella haciéndole chantaje, yo no era así. Aunque la idea me había puesto muy cachondo, no era más que eso, una fantasía.

Estaba hecho un lio. Iba a usar esas imágenes para mantenerla a raya, nada más.

Aunque aquello me había dado muchísimo morbo, tanto que me di cuenta que la idea me tenía nervioso, y aun me calentaba. Quizás el chantaje no fuera una opción, pero jugar con ella, para ver como reaccionaba, si que podía hacerlo. Total, ahora tenía algo con lo que mandarla a callar si se ponía pesadita.

Salí de la ducha desnudo, tan solo con la toalla anudada en mi cintura, Ana estaba frente al portátil tecleando, el aire olía de nuevo a tabaco, me di cuenta de que había registrado mi mochila, seguramente buscando el pendrive, todo estaba revuelto. Daba igual, si lo tenía, yo ya sabía la verdad, y con eso había suficiente.

Alzó la vista hacía mi, y se sorprendió al verme solo con la toalla, me la había anudado bastante baja, por supuesto a propósito. No era una toalla grande, y solo me tapaba lo justo.

Ana me repasó de arriba a abajo fugazmente.

No soy un obsesionado del cuerpo ni nada de eso, me gusta conservarme bien, no estoy gordo, me gusta hacer deporte, antes iba al gimnasio, pero no por conservar la figura ni esas cosas, sino porque me gustaba relajarme haciendo ejercicio, no es que tenga una tableta de chocolate, ni músculos muy marcados, pero me conservo bien, no estoy musculado, nada de eso, pero no soy un tirillas, algo de musculo en los brazos si que marco, y tengo los hombros algo anchos pero es debido al trabajo.

Siempre he tenido trabajos de esfuerzo, ya sabéis cargar, descargar o trabajar con maquinaria.

Aunque en esta empresa no haga grandes esfuerzos, es el primer trabajo tranquilo que he tenido, aquí si que muevo cosas y toco herramientas en el taller, pero no son comparables con herramientas mas pesadas, o pesos mas acusados que he llevado.

Aun así me conservo bien, pero no soy un chico de esos que buscan el musculo, tomando batidos de proteínas y todo eso, simplemente es que no quiero engordar y me gusta verme así, como soy.

No tengo pelo en el cuerpo, más que en la cabeza, que me suelo cortar bastante cortito, y la barba, que me la suelo dejar un poco a mi aire… vamos, lo que es pereza por afeitarme cada dos por tres. Y ya que estamos, los únicos pelos que se me ven, son un reguerillo de pelos que empiezan poco a poco bajo mi ombligo, hasta que llegan a mi polla, aunque me los cuido y recorto para que no se vean muy largos, lo aprendí con una exnovia, que le ponía mucho que tuviera poco pelo abajo, hasta el punto de llegar a afeitarme los huevos, solo conservo pelo sobre la polla, en el pubis, y desde entonces, he conservado la costumbre.
La verdad es que estoy bastante contento con mi cuerpo, nunca he tenido demasiados problemas para ligar, las chicas dicen que soy mono, aunque actualmente no estoy con nadie, prefiero la libertad de hacer un poco lo que me dé la gana.

-Si que has tardado...- Me soltó sin dejar de mirarme de arriba a abajo.

Aunque esta vez ya no me lo dijo gritando, más bien como una afirmación de lo evidente. Notaba como sus ojos me miraban a la cara pero bajaban unos segundos a mi cuerpo, para luego volverme a mirar a los ojos. Lo que me llamó la atención es que ya no me gritaba, su tono era neutro y apagado.

Decidí empezar a jugar.

-Es que esta vez si que me la he pelado... Que quieres que te diga, no lo he podido evitar pensando en esa boquita...- Le dije con cierto tono burlón apretándome la polla por encima de la toalla.

Abrió la boca sin acabar de creer lo que le había dicho.

-Eres un cerdo.- Me dijo con el mismo tono neutro.
-Ya... Y qué?- Me encogí de hombros.

Se hizo un silencio en la habitación por unos segundos, creí que me contestaría, me insultaría o algo, pero nada. Ana se tragaba su orgullo.

Que cosas.

-Marc no va a venir.- Me soltó cambiando de tema.
-Qué?- Pregunté sorprendido.
-Que no volverá.
-Por qué? Y la feria?- Pregunté incrédulo, no entendía nada.
-Dice que no quiere pagar otro vuelo, me ha preguntado si nosotros nos podemos encargar, y le he dicho que sí. Así que no vendrá.- Me explicó.

Hablaba sería, como derrotada. Me sorprendió su decisión. Nos podíamos encargar nosotros de todo aquello? Suponía que si, ya que mi jefe lo único que hubiera hecho era dar por el culo. Pero aun así me sorprendió que no viniera. La miré extrañado, no sería que lo había convencido para no venir? Por si yo le soltaba algo, sabiendo lo que sabía ahora?

Ana era capaz de cualquier cosa. Me miraba de manera extraña, como si le costara decirme algo que intentaba decirme.

-Por favor... No digas nada.- Dijo de repente con la voz entrecortada.

Me estaba mirando con ojitos de corderito degollado, y lo siento, pero estaba disfrutando de ello, por fin dejaba de meterse conmigo, por fin dejaba de ser la arpía creída de siempre.

-Eso depende de como te portes estos días.- Dije haciéndome el duro.

Ana levantó la barbilla sin dejar de mirarme, le había tocado el orgullo, pero no dijo nada.

-A… Que te refieres?- Preguntó con un hilo de voz evitando mirarme.

Dejé pasar unos segundos antes de contestar. Ana le costaba mirarme, apartaba la mirada continuamente.

-A que estoy harto de gritos, de insultos, de contestaciones impertinentes, he venido a trabajar no a pelear todo el rato, por desgracia me toca compartir todo esto contigo, así que me gustaría que fueras más amable… Incluso más simpática y cariñosa, ya que nos ponemos.- iba a ser directo, sin contemplaciones, no las merecía.

Ana agachó la cabeza, apagó el ordenador y se levantó, dirigiéndose hacia mí.

-Voy… a ducharme.- Dijo en un tono derrotado pasando por mi lado dirección al baño.

Continuará...
Six is offline   Citar -
Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a Six por este Post:
Antiguo 15-ene-2015, 12:42   #21
JABIBI33
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: mar-2013
Mensajes: 2
Gracias 1 Vez en 1 Post
Predeterminado Asuntos De Trabajo

[quote=Six;6646536]En Capítulos anteriores...

MUY BUENO. me he enganchado a este relato, sigue sigue no paresssss
JABIBI33 is offline   Citar -
Antiguo 15-ene-2015, 14:49   #22
Six
Mega Pajillero
 
Avatar de Six
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Mensajes: 271
Gracias 1.200 Veces en 165 Posts
Predeterminado

En capítulos anteriores...

Cita:
Dejé pasar unos segundos antes de contestar. Ana le costaba mirarme, apartaba la mirada continuamente.

-A que estoy harto de gritos, de insultos, de contestaciones impertinentes, he venido a trabajar no a pelear todo el rato, por desgracia me toca compartir todo esto contigo, así que me gustaría que fueras más amable… Incluso más simpática y cariñosa, ya que nos ponemos.- iba a ser directo, sin contemplaciones, no las merecía.

Ana agachó la cabeza, apagó el ordenador y se levantó, dirigiéndose hacia mí.

-Voy… a ducharme.- Dijo en un tono derrotado pasando por mi lado dirección al baño.
-Bien.- Solté.

No tenía intención de hacer nada, pero si por lo menos así la mantenía a raya y me dejaba en paz, mejor. Por lo menos pasaría el resto de días en Francia tranquilo, y eso ya era mucho.

Mientras ella se duchaba, no pude evitar volver a encender el ordenador y buscar la carpeta de las fotos, Ana la había borrado, sonreí.

“Que cabrona” Pensé.

Miré alarmado mi mochila, si había encontrado el pendrive, adiós a mi tesoro.

Busqué en el bolsillito donde lo había guardado, y seguía allí. Suspiré aliviado, pobre Ana, ni siquiera sabía robar bien.

Pinché el pendrive y busqué la copia que había hecho, y me puse a ver más fotos, ahora con más calma.

No me extrañaba que Ana estuviera tan nerviosa, ahora si me dio tiempo a verlas todas, en algunas fotos si que se veía perfectamente a Marc follándosela, los dos riendo hacia la cámara, así que no solo había sido una mamada.

Empezaron a entrarme calores.

En una se veía a Ana a cuatro patas embestida por detrás, con su cara en primer plano, y Marc agarrado a sus caderas como si hubieran dejado la cámara en una mesita o algo. Ana tenía cara de estar algo tocada por el alcohol con los ojos algo rojos y contentillos. Aun así, la carita que ponía con la boca algo abierta era de puro placer, aunque la foto salía algo movida.

En otra salía su coño en primer plano con la polla de Marc taladrándola, como si ahora fuera el propio Marc quien hacía la foto, no salía mas que las caderas de Ana y el abdomen de Marc, pero se veía perfectamente su coñito rosado, parecía el de una niña con pocos labios y muy hinchado, se distinguía perfectamente su clítoris, y como brillaba todo por los flujos con la luz del flash.

Incluso había una “selfie” hecha por la propia Ana mientras estaba encima de Marc follándoselo. Aunque Ana tenía cara de estar borracha o algo, por la manera de sonreír.

Todas las fotos tenían pinta de estar hechas deprisa, sin prepararlas, como jugando, tenían la calidad de un móvil.

Me estaba poniendo de nuevo cardiaco, entre los nervios de lo que estaba viendo y lo buena que esta Ana. Porque había que reconocer es que estaba buenísima, sus tetas eran preciosas con unos pezones casi del color de su piel, rosados y claritos. Siempre pensé que se había operado las tetas, pero al verla no se apreciaban las típicas “tetas globo” ni nada que indicara algo así, parecían totalmente naturales y preciosas, y su coño, pffff, muy cuidado y rosita, parecía delicioso, con el pelito recortado en una línea fina justo encima que me hacía pensar que Ana era una autentica viciosa.

Ver las fotos me la estaba poniendo dura, tenía que parar, pero eran como una droga, en total serían unas 30 fotos, pero me las vi como unas mil veces.

Empecé a pensar en el motivo de dejarse hacer las fotos, vamos, si yo me tiro a mi jefe, estando casado, y no quiero que se entere nadie, no me dejo hacer fotos, y el contenido de estas no eran de fotos a escondidas, eran de fotos consentidas, incluso Ana salía haciéndose algunas, y que hacían allí, en aquel portátil?? Así que no entendía nada.

Aquellas fotos formaban parte de un chantaje? De mi jefe a Ana? Porque por alguna razón lo veía capaz, siempre mandando, en plan “tu harás lo que yo te diga, porque para eso pago”, cansado de su mujer, que seamos sinceros era otra arpía de mucho cuidado, que en la empresa hacía muy bien su papel. Y había encontrado el caramelito de Ana.

O Ana a mi jefe? Por buscarse un puesto fijo, escalar en la empresa, y todos esos tópicos. Si era así Ana era más peligrosa de lo que creía, tendría que ir con mucho cuidado.

Dejé las fotos y volví a abrir el video, en cuanto empecé a ver a Ana en movimiento mi polla empezó a empujar la toalla hacia arriba, me la desaté. Empecé a tocarme despacio, al ritmo en el que Ana se tragaba la polla de Marc, me tenía hipnotizado, recreándome ahora que podía en lo bien que se le daba a Ana mamar una polla, y es que se le daba bien a la muy zorra.
Es de las que sueltan mucha saliva y lamen mucho, o por lo menos en el video lo estaba haciendo así, cada vez que se la sacaba de la boca, sonreía y miraba a la cámara, lamiendo el tronco mientras agarraba la polla de Marc por la base. Parecía que me miraba a mí, luego volvía a metérsela en la boca, cerrando los ojos y dedicándose a chupar. Yo ya me la estaba pelando de nuevo.

Llegué a la parte en la que Marc empieza a correrse y a bañar de semen su boca, me tenía hipnotizado ese momento, como Ana recibía goterón tras goterón con la boca abierta, mientras Marc se la estrujaba a pocos centímetros.

Pero en ese instante, dejé de oír el agua de la ducha, y pensé que no era plan de que Ana me pillara con la polla en la mano mirando su video. O si?
Tenía un mar de sentimientos encontrados, estaba de nuevo cachondo, mi polla estaba dura y firme, pero al final un hilo de cordura me dijo que dejara de hacer el imbécil.

Saqué el pendrive y recogí el portátil, luego volví a atarme la toalla, y cuando estaba guardando el pen en mi mochila, Ana salió de la ducha.

Se había puesto un pijamita con pantaloncito corto muy ajustado que imitaba unos shorts de deporte, y una camisetita de tirantes que le quedaban de infarto, por supuesto, sin sujetador, y eso se notaba.

-Aun no te has vestido?- Preguntó al mirarme.
-No, para qué? Me voy a dormir ya...- dije dándome la vuelta sin pensar mucho.

No caí en que aun andaba empalmado, y Ana se fijó también es ese detalle. En cuanto me giré clavó sus ojos en mi polla, en el bulto que aparecía en la toalla. Yo también me miré dándome cuenta de que ella me miraba directamente allí.

-Joder... Ponte un pijama o algo.- Me dijo sin apartar la vista de mi toalla.
-Yo siempre duermo desnudo, me había traído un pijama, pero ahora que estamos a solas, y tengo habitación propia... No me hace falta.- Solté.

Andaba tan caliente por todo el tema que cogí el nudo de la toalla y lo deshice, tirando de la toalla y quedándome completamente desnudo.

Mi polla saltó hacia adelante, basculando. Y Ana clavó sus ojos en ella, abriendo la boca muy sorprendida.

Creo que tengo un buen aparato, rondará un poco más allá de los 18, sin llegar a los 20 centímetros, y empalmada queda un pelín curvada hacia arriba, además, sin apenas pelos se ve bastante imponente cuando la tengo dura. Hará unos dos dedos y algo de ancho y el glande en forma de punta no es mucho más ancho que el tronco.

Todas las chicas con las que he estado me dicen que es grande, recuerdo a una chica con la que estuve liado hace mucho tiempo, que era muy pequeñita, que me decía que no le cabía entera, tuvimos muchos problemas por ello, siempre me decía que le hacía daño, al final rompimos, por ese y otros motivos supongo. No he podido evitar observar que cuando iba al gimnasio muchos tíos me miraban comparando, yo a veces he hecho lo mismo, y estoy bastante por encima de la media. Nunca me la he llegado a medir vamos. Pero una chica de manos medianas, me la puede coger con ambas manos a la vez.

Le lancé la toalla a Ana, que seguía embobada mirándome, y la cogió como saliendo de un trance, ruborizada, empezó aponerse roja.

-Buenas noches, te recomiendo que te vayas a dormir pronto, mañana tenemos trabajo.- Le dije sonriendo cuando pasé por su lado dirección a la que ahora era mi habitación.

Ana no dijo nada, seguía allí plantada frente al baño. Y yo me metí en mi habitación, cerré la puerta, y me dejé caer en la cama, estaba reventado, y al día siguiente me tocaría de nuevo la misma mierda.

Seguía empalmado, pero en lugar de hacerme una paja, me puse a pensar, a darle vueltas a todo, y al final la cosa de desinfló.

Intenté dormir, pero no paraba pensar en el tema, joder con Ana, así que al final era cierto todo lo que se contaba de ella, menudo putón, pensé.

No tenía otra cosa en la cabeza.

Empecé a pensar en el curro, en la de veces que habíamos bromeado los compañeros con el tema, no me extrañaba nada que Ana fuera la favorita del jefe. Joder! También sería la mía!

Si ahora supieran lo que yo sabía, iban a flipar.

Había pasado un buen rato, y yo seguía dándole al tarro en un duermevela de esos que no te dejan saber cuánto tiempo llevabas dando vueltas en la cama. Cuando oí abrirse la puerta de mi habitación. Creí que había sido algún crujido del hotel, una puerta en otra habitación, o quizás fruto de mi imaginación medio dormida ya.

Pero mi cama se hundió por la parte de los pies confirmando que no era mi imaginación, Ana estaba allí.

Encendí la luz y la vi gatear hacia mi sobre la cama, mirándome decidida como una gatita.

-Que haces?- Le dije en un susurro.

Ana no contestó, se colocó sobre mi, ahora la veía mejor, con la luz suave y mortecina de una lamparita barata. Me miraba con una sonrisa llena de intenciones, y se quitó la camisetita despacio, sin dejar de mirarme, insinuándose.

Vi como sus tetas caían tras quedar libres de aquella camiseta, con los pezones duros. La verdad es que estaba flipando, me preguntaba si aquello iba en serio. Luego se echó encima de mi clavándome las tetas en el pecho, comenzó a besuquearme el cuello, despacio, hasta que llegó a mi oreja.

-Me estoy portando bien...- Me susurró al oído con un hilo de voz sensual.

Se me erizaron todos los pelos del cuerpo, estaba flipando. Ana estaba a cuatro patas sobre mí, comenzó a acariciarme el pecho con una mano hasta llegar a agarrarme la polla, volvió a acercarse a mi oído.

-Joder… menudo aparato guardas aquí abajo...- Me soltó en plan mimoso.

No sé qué me entró, pero me sentí algo violento con Ana sobre mí, Quizás fuera que estaba todavía medio adormilado y no me creía que todo aquello era real, no lo sé.

-Así que eres así de fácil?- Solté sin habérmelo pensado mucho.
-Qué?- Soltó Ana sorprendida.

Se incorporó sentándose sobre mí.

-Que si eres así de fácil? O acaso luego me vas a cobrar algo?- Seguí con lo mío.
-Crees que soy una puta??- Soltó Ana bastante cabreada.
-No lo sé… Lo eres?- Dije.

La verdad es que no sabía porque había soltado todo eso, se estaba torciendo todo de mala manera.

-Pero tu de que cojones vas??- Me gritó cabreada. -No me lo puedo creer, eres gay o qué??
-Solo quería asegurarme de lo que estábamos haciendo, porque a lo mejor luego no me lo puedo permitir…

Ana se levantó cabreada.

-Es para flipar... Si que eres raro, se te insinúa... que digo!? Se te tira encima una tía como yo y me sueltas eso?? Pero cuando en tu vida te vas a poder follar a alguien como yo?? Estas mal de la cabeza chico... Yo lo flipo!!- Iba diciendo mientras se ponía de nuevo la camisetita.
-Jajajaja!- Me reí.
-De que coño te ríes ahora, imbécil??- Soltó.
-De lo creído que te lo tienes “nena”- Le dije, usando ese “nena” con otro tono y toda la intención de ofenderla.
-Qué pena me das... tsk! Que desperdicio de polla...- Me soltó mirando a mi polla.

Me daba lastima verla así, humillada. Se me estaba poniendo dura, reconozco que estaba buenísima y la situación me había puesto un poco, pero es que Ana abría la boca y me daban ganas de abofetearla.

-Anda saca tus tetas de aquí y déjame dormir.- Le dije como si me importara una mierda.
-Definitivamente no se si eres maricón, tonto, o un gilipollas de campeonato!- Dijo largándose de la habitación.

En cuanto cerró la puerta de un portazo, me dije a mi mismo que había sido un imbécil, me llevé las manos a la cara, dios... no tenía ni idea de que me había pasado por la cabeza, podría estar follándomela ahora mismo, joder, con lo buena que estaba, y la había rechazado... Imbécil, imbécil, imbécil, me decía una y otra vez dándome golpecitos en la cara.

Pensé incluso en levantarme e ir yo a su habitación, de hecho un par de veces incluso me levante de la cama, pero el orgullo no me permitió salir de mi habitación.

Arrepentido, me acabé durmiendo.

Continuará...
Six is offline   Citar -
Los siguientes 14 Usuarios dan las gracias a Six por este Post:
Antiguo 15-ene-2015, 16:15   #23
no1playa
Mod de Famosas
 
Avatar de no1playa
 
Fecha de Ingreso: jul-2007
Mensajes: 3.668
Gracias 880 Veces en 624 Posts
Predeterminado

Joder, no sé cómo tuviste la idea de decirle eso... jajaja. Seguro que la espera merecerá la pena, está genial el relato.
no1playa is offline   Citar -
Antiguo 16-ene-2015, 02:25   #24
kopi81
Ministro Pajillero
 
Avatar de kopi81
 
Fecha de Ingreso: mar-2012
Ubicación: Ceuta
Mensajes: 1.221
Gracias 422 Veces en 313 Posts
Predeterminado

Que polvazo se está ganando la muchacha!
kopi81 is offline   Citar -
Antiguo 16-ene-2015, 02:34   #25
zaikerf
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2014
Mensajes: 34
Gracias 24 Veces en 13 Posts
Predeterminado

Buenisimo !

lo que me reí con esa ultima parte
zaikerf is offline   Citar -