Responder

Tus Relatos y experiencias - Mi marido, mi cuñado y mi suegro Herramientas
Antiguo 23-abr-2016, 11:19   #51
economista
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2011
Mensajes: 223
Gracias 2.883 Veces en 172 Posts
Predeterminado

Muy buen relato. Lo estoy disfrutando mucho, enhorabuena. Aquí tienes ya a un seguidor hasta el final.
economista is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a economista por este Post:
Antiguo 23-abr-2016, 11:31   #52
elefant
Dios Pajillero
 
Avatar de elefant
 
Fecha de Ingreso: dic-2012
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 2.528
Gracias 4.487 Veces en 1.381 Posts
Predeterminado

Al cabo de unos minutos le busqué la dichosa camisa a Juan y él se fue a desayunar con los otros dos. Se quejó de que le había arañado y mordido pero llevaba una sonrisa de oreja a oreja cuando salió de la habitación.

Yo me duché y cuando me estaba vistiendo entró Juan a decirme que se iban a ver una feria de ganado no sé dónde. Que volverían a la hora de comer y que no preparara nada que iríamos a un restaurante, que invitaba Matías por mi cumpleaños. Que buenos eran todos conmigo…

Me puse un conjunto de sujetador y braguitas de encaje blanco que no había estrenado aún y que me apeteció. Encima un vestido ancho y largo hasta las rodillas. Aunque la casa estaba vacía, podría haber ido en pelotas si quería…

Fui a la cocina y me tomé un zumo y unas galletas. Seguía teniendo GANAS. Ganas de que alguien me estrujara fuerte. Ganas de sentir todos mis agujeros bien llenos. Ganas de que me arrebataran el alma. Ganas de arder, consumirme y volver a arder.

Mi mirada resbaló por unos pepinos que Abelardo había traído del huerto. Cogí el más grande y lo sopesé con la mano, lo miré como quien mira un postre especialmente apetecible. El coño me seguía latiendo y cuando, ahí mismo, en la cocina, me bajé las braguitas blancas, ya se me habían mojado.

Me senté en el suelo, la espalda apoyada en el armario de debajo del fregadero, las piernas separadas. Con una mano empecé a acariciar mi raja. La verdad es que no me extrañaba que les gustara, porque a mí también me daba placer verla y tocarla. Tan depiladita, gordita, suave, jugosa…

Con el dedo índice de mi mano izquierda empecé a acariciar mi clítoris en círculos, por encima del capuchón. Y con la otra mano fui acercando el pepino a la entrada de mi coño. Supuse que Abelardo ya lo había lavado. Estaba tan caliente que me daba igual. Y pensar que la mano de mi suegro lo había tocado aún me excitó más.

Apreté y el pepino fue entrando lentamente. Las paredes de mi vagina lo acogían como una esponja que lo envolvía en humedad y calor. Tenía que vigilar, de no meterlo demasiado, no quería tener un disgusto… Pero no me rellenaba del todo, necesitaba algo más grande. Un calabacín, eso, un buen calabacín.

Me saqué el pepino y miré en el verdulero. Pero no había ninguno allí. Abelardo tenía muchas matas en el huerto. Así que sin ni siquiera ponerme las bragas salí al sol de la mañana a buscar un calabacín bien gordo para penetrar mi coño tragón. Pensé que le pondría un preservativo, aunque no sabía si para el tamaño que yo tenía pensado servirían los condones que Juan guardaba en la mesita.

Llevaba unas sandalias planas y andaba con cuidado entre los surcos de tierra. Cuando llegué a la zona de los calabacines me agaché y busqué el más grande que hubiera. Toqué uno o dos.

- ¿Qué buscas, Elenita, un buen calabacín? – ¡¡Ostia puta, mi suegro!!

Juan había dicho que se iban, y yo había supuesto que todos. Pero se ve que ese plural iba para Juan y Matías. No para Abelardo, que estaba allí en su huerto y me miraba con cara de verdadera sorpresa.

Me incorporé y no supe que decir. No le iba a soltar que estaba buscando un calabacín para metérmelo en el coño porque no podía dejar de pensar en el pollón que él tenía entre las piernas…

Además, la pregunta de él parecía ir con segundas, pero no creo que él pudiera leerme la mente, o sí…

Como no pude abrir la boca, empecé a andar entre las matas, después entre las tomateras. Quería alejarme de él. Pero Abelardo me iba siguiendo y la mirada inicial de sorpresa que tenía había dado paso a otra. Sólo se me ocurría una palabra para definirla, depredador.

Yo andaba cada vez más rápido y me alejaba de la casa. Estaba ya casi llegando al bosquecillo cuando tropecé y me caí.
elefant is offline   Citar -
Los siguientes 27 Usuarios dan las gracias a elefant por este Post:
Antiguo 23-abr-2016, 13:28   #53
annuvion
Dios Pajillero
 
Avatar de annuvion
 
Fecha de Ingreso: ago-2004
Ubicación: En el mundo mundial
Mensajes: 3.052
Gracias 679 Veces en 470 Posts
Predeterminado

Menuda historia
Entre el morbo, el miedo la dominación...genial
__________________
Existen otros mundos, pero están en este
Mis historias...
Actualizado relato el despertador

http://www.pajilleros.com/showthread...=1#post6757881
y
http://www.pajilleros.com/showthread...80#post6780980
annuvion is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a annuvion por este Post:
Antiguo 23-abr-2016, 15:29   #54
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 369
Gracias 1.320 Veces en 252 Posts
Predeterminado Genial Relato!!!

Espectacular relato y muy, muy bien escrito y redactado....Felicidades compañera
La historia es supermorbosa...Yo reconozco que, por situación personal, me es dificil ponerme en el lugar de Juan, y vivir a tope el morbo que relata la historia... pero eso no evita que me parezca una historia muy excitante...
Sigue asi... enhorabuena
cornidox30 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 24-abr-2016, 00:20   #55
Madoz
Mega Pajillero
 
Avatar de Madoz
 
Fecha de Ingreso: abr-2016
Mensajes: 194
Gracias 155 Veces en 106 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por elefant Ver Mensaje
.

Yo andaba cada vez más rápido y me alejaba de la casa. Estaba ya casi llegando al bosquecillo cuando tropecé y me caí.
Que golfa y perversa eres, Cada dia me gustas mas.
Madoz is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Madoz por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 24-abr-2016, 17:12   #56
Etsunonari
Pajillero
 
Avatar de Etsunonari
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Ubicación: Llanfairpwllgwyngyll...
Mensajes: 47
Gracias 59 Veces en 41 Posts
Predeterminado

Me comeré ese calabacín incluso sin ser un cerdo.
Si lo permites.
__________________

.

Estamos aquí para reírnos del destino
y vivir tan bien nuestra vida
que la muerte tiemble al recibirnos.

Sex-Subconciente

.
Etsunonari is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Etsunonari por este Post:
Antiguo 24-abr-2016, 19:03   #57
Par-Cord
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2007
Mensajes: 27
Gracias 4 Veces en 4 Posts
Predeterminado .

Uhmmmm, que morbo
Par-Cord is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Par-Cord por este Post:
Antiguo 24-abr-2016, 19:57   #58
costalero
Pajillero
 
Avatar de costalero
 
Fecha de Ingreso: jul-2010
Mensajes: 96
Gracias 229 Veces en 47 Posts
Predeterminado Magnifica historia

Eres muy buena relatando esa historia tan morbosa.
Sige qe estamos deseando saber como te va a follar tu suegro.
Y si me lo permites yo creo qe tu marido lo sabe todo
costalero is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a costalero por este Post:
Antiguo 24-abr-2016, 21:24   #59
elefant
Dios Pajillero
 
Avatar de elefant
 
Fecha de Ingreso: dic-2012
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 2.528
Gracias 4.487 Veces en 1.381 Posts
Predeterminado

Me pelé las dos rodillas y me quedé sentada en el suelo recuperando el aliento. Abelardo llegó a mi lado.

- Pero, Elenita, niña, ¿qué haces? ¿te has hecho daño?

Y mientras me decía eso en tono dulce se agachó delante de mí y sus dedos empezaron a limpiarme la tierra de los rasguños con mucho cuidado. Me miraba las rodillas, pero su vista se iba cada vez más a mi entrepierna. Entonces recordé que iba sin bragas. ¡Que desastre soy!

Sus dedos me hacían cosquillas en la piel y cada vez se iban más de las rodillas hacia mis muslos, como si allí también tuviera tierra, que no la tenía…

Los dos jadeábamos, por haber andado tan rápido y, para que nos vamos a engañar, porque la situación era muy excitante. Miré la bragueta de Abelardo, sin vergüenza, descaradamente y encontré lo que quería. Un bultazo que parecía que iba a romper la tela de los pantalones.

Yo tenía las piernas separadas y sentía que el coño se me estaba deshaciendo, dilatándose, palpitando…

- Elenita, te estoy viendo el agujerito – me dijo Abelardo con voz casi inaudible, muy serio.

Uffff se me puso la piel de gallina, respiré más rápido, separé más las piernas…

Y en ese momento alguien llamó a Abelardo. Una vecina del pueblo. De vez en cuando venían a comprar cosas del huerto, les salía más barato que en la tienda.

Abelardo me ayudó a incorporarme y los dos volvimos hacia la casa. Vaya día de cumpleaños estaba teniendo. Aquello parecía una montaña rusa.

Dejé a Abelardo con la vecina que, justamente, venía a buscar calabacines. Los vi alejarse de nuevo hacia las matas, con un capazo, a escoger unos cuantos.

Yo me metí en la casa, recogí mis bragas que seguían en la cocina, me las puse y después me fui al lavabo a limpiarme las rodillas y ponerme un poco de yodo. Estaban hechas un cristo pero nada grave, solo rasguños.

Mi suegro tenía el botiquín en el aseo de cortesía que había al lado del cuartito de la despensa y que daba al patio trasero. Cuando estaba allí me pareció oir unos gemidos sofocados. Había una ventanita pero estaba alta, tuve que subirme encima de la tapa del váter para mirar.

En el huerto había un pozo muy bonito, forrado todo de piedra y con un par de parras que hacían como de pérgola y creaban un rincón fresco y discreto.

Allí estaba Abelardo follándose a la vecina. Se me llenaron los ojos de lágrimas de rabia. Esa polla la había endurecido yo y ahora la estaba disfrutando otra.

Supuse que con semejante arma a Abelardo no le debían faltar “amigas” que pasaran a comprar alguno de sus calabacines jajaja. Que tonta había sido. ¿Acaso creía que yo era la única mujer que podía tentar y gustar a Abelardo?

La vecina estaba de pie, de espaldas a Abelardo, abalanzada sobre la tapa del pozo, con la falda arremangada y Abelardo follándosela por detrás. A la mujer, que sería de la edad de mi suegro, se le levantaban los pies del suelo cada vez que Abelardo la embestía. Le metía la polla entera, una y otra vez. Joder. La veía brillar desde el aseo.

Me bajé con cuidado del váter y me fui a mi habitación. Volví a tapar el agujero de la pared. Y recuperé un poco la serenidad. Para recordarme a mí misma lo que estaba bien y lo que estaba mal.

También recordé lo que me había dicho Juan. Que saldríamos a comer. Ya debían de estar al llegar. Decidí ponerme mallas para tapar mis rodillas. Sin bragas ni tanga, porque se me notaban bajo la lycra. Unos botines de tacón alto también negros. Y un top que era ancho pero muy escotado, negro también, como mi humor en esos momentos. Sujetador me puse, porque mis tetas sueltas llamaban demasiado la atención. Y el collar con la aguamarina, por supuesto.

Estaba en la cocina tomándome un vaso de agua cuando por la ventana vi pasar a la vecina que se iba. Casi no podía ni cerrar las piernas, la muy puta. Y encima se llevaba los calabacines más grandes en el capazo.

En ese momento entró mi suegro con un par de calabacines más. Como yo le había dicho que buscaba eso…

Me miró de arriba a abajo y de abajo a arriba. Me dijo que se iba a duchar y a arreglar, para salir a comer todos juntos. Que bien…

Me entretuve lavando los calabacines y troceándolos para hacer después por la noche una tortilla. Se oía el agua de la ducha correr y se me ocurrió ir a espiar a mi suegro. El aburrimiento es malo, nunca sale nada bueno de lo que decidimos hacer en esos momentos…

La puerta estaba abierta, solo tuve que asomar la cabeza, mi suegro no había corrido la cortina. Como si me estuviera esperando...

Abelardo tenía sesenta años, sí, pero era un hombre fuerte y bien conservado, más alto que sus dos hijos. Tenía barriguita, eso sí, como los otros dos. Estaba lavándose la polla que, por una vez, parecía no tener vida.

Me descubrió mirando. Se irguió y sus manos enjabonadas empezaron a resbalar con más intención por el tronco de su pene y por los huevos. Tendría que haberme ido, pero esa polla me hipnotizaba. Y estaba empezando a crecer entre los dedos de Abelardo.

- Acércate, mi niña, ven a verla de cerca – me dijo con voz almibarada, como si en lugar de su pollón estuviera hablando de un libro.

Me acerqué, como no, esa polla empezaba a ser mi obsesión y mi perdición.

- Tócala, ya verás que suave es – y la polla estaba ya en su máximo esplendor de nuevo.

Enhiesta, oscura, con espuma en la base, los huevos grandes y arrugados.

Me acerqué un poco más pero no hice ademán de tocarla. Entonces Abelardo me cogió una mano y la llevó a sus huevos, me la apretó, hizo que mi palma los refregara y después cerró mis dedos en torno al tronco del pollón.

Yo tenía la boca llena de saliva, por el placer y la tensión. Miré a Abelardo a los ojos sin soltar su polla. Él me sonrió y me alentó con la mirada a seguir.

Entonces mi mano empezó a deslizarse por ese pene duro como el hierro. Pensé en lo rápido que se había recuperado. Sentía el pene palpitar entre mis dedos, ardía, se estremecía, le llegaba hasta el ombligo.

Se me abría la boca, se me salía la lengua, me estaba agachando ya para chupársela sin importarme el jabón cuando se oyó la puerta de la calle y a Juan anunciando que ya estaban en casa.

Salí rápido del baño y me metí en el dormitorio. Maldita montaña rusa.
elefant is offline   Citar -
Los siguientes 21 Usuarios dan las gracias a elefant por este Post:
Antiguo 24-abr-2016, 21:43   #60
Madoz
Mega Pajillero
 
Avatar de Madoz
 
Fecha de Ingreso: abr-2016
Mensajes: 194
Gracias 155 Veces en 106 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por elefant Ver Mensaje


- Acércate, mi niña, ven a verla de cerca – me dijo con voz almibarada, como si en lugar de su pollón estuviera hablando de un libro.

Me acerqué, como no, esa polla empezaba a ser mi obsesión y mi perdición.

- Tócala, ya verás que suave es – y la polla estaba ya en su máximo esplendor de nuevo.

Enhiesta, oscura, con espuma en la base, los huevos grandes y arrugados.

Me acerqué un poco más pero no hice ademán de tocarla. Entonces Abelardo me cogió una mano y la llevó a sus huevos, me la apretó, hizo que mi palma los refregara y después cerró mis dedos en torno al tronco del pollón.

Yo tenía la boca llena de saliva, por el placer y la tensión. Miré a Abelardo a los ojos sin soltar su polla. Él me sonrió y me alentó con la mirada a seguir.

Entonces mi mano empezó a deslizarse por ese pene duro como el hierro. Pensé en lo rápido que se había recuperado. Sentía el pene palpitar entre mis dedos, ardía, se estremecía, le llegaba hasta el ombligo.

Se me abría la boca, se me salía la lengua, me estaba agachando ya para chupársela sin importarme el jabón cuando se oyó la puerta de la calle y a Juan anunciando que ya estaban en casa.

Salí rápido del baño y me metí en el dormitorio. Maldita montaña rusa.
Cada dia mejorando como la golfa caliente que eres .

Madoz is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Madoz por este Post:
Antiguo 24-abr-2016, 22:35   #61
annuvion
Dios Pajillero
 
Avatar de annuvion
 
Fecha de Ingreso: ago-2004
Ubicación: En el mundo mundial
Mensajes: 3.052
Gracias 679 Veces en 470 Posts
Predeterminado Menuda historia

Me da a mi que tu suegro...va sobrado de todo
Y que ese es el alquiler que le va a cobrar a tu marido....
__________________
Existen otros mundos, pero están en este
Mis historias...
Actualizado relato el despertador

http://www.pajilleros.com/showthread...=1#post6757881
y
http://www.pajilleros.com/showthread...80#post6780980
annuvion is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a annuvion por este Post:
Antiguo 25-abr-2016, 18:29   #62
Etsunonari
Pajillero
 
Avatar de Etsunonari
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Ubicación: Llanfairpwllgwyngyll...
Mensajes: 47
Gracias 59 Veces en 41 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por elefant Ver Mensaje


Entonces mi mano empezó a deslizarse por ese pene duro como el hierro. Pensé en lo rápido que se había recuperado. Sentía el pene palpitar entre mis dedos, ardía, se estremecía, le llegaba hasta el ombligo.
Ahora entiendo lo de la planta, flores, calabacines vivos

__________________

.

Estamos aquí para reírnos del destino
y vivir tan bien nuestra vida
que la muerte tiemble al recibirnos.

Sex-Subconciente

.
Etsunonari is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Etsunonari por este Post:
Antiguo 25-abr-2016, 20:08   #63
GRINZA
Mega Pajillero
 
Avatar de GRINZA
 
Fecha de Ingreso: sep-2011
Mensajes: 338
Gracias 125 Veces en 76 Posts
Predeterminado

A medida que avanza la historia más atrapada me siento, el morbo parental me pone a cien. Muy bien contada.
GRINZA is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a GRINZA por este Post:
Antiguo 25-abr-2016, 20:33   #64
ENCOFRADOR
Ministro Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: ESPAÑA
Mensajes: 1.239
Gracias 563 Veces en 299 Posts
Predeterminado

Tu suegro es una puta maquina de follar,

Si con 60 tacos esta asi cuando tenia 20 se follaba con faldas hasta al cura del pueblo...... jajajajaja
__________________
Pasate por mis relatos y deja tu oponion:

Morbo en Tenerife

Me puedes echar crema
ENCOFRADOR is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a ENCOFRADOR por este Post:
Antiguo 25-abr-2016, 23:19   #65
xar63
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: oct-2012
Mensajes: 7
Gracias 5 Veces en 5 Posts
Predeterminado

Que buen relato , que bien lo escribes como nos pone ,sigue asi de morboso , Felicidades
xar63 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a xar63 por este Post:
Antiguo 26-abr-2016, 10:17   #66
elefant
Dios Pajillero
 
Avatar de elefant
 
Fecha de Ingreso: dic-2012
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 2.528
Gracias 4.487 Veces en 1.381 Posts
Predeterminado

Al cabo de un cuarto de hora salimos todos hacia el restaurante. Conducía Juan y mi suegro iba sentado a su lado. Detrás íbamos Matías y yo.

Obviamente, mi atuendo no había pasado desapercibido y todos me habían dedicado miradas que me habían encendido y cabreado a la vez. Por un lado me gustaba todo aquello, por otro me hacía sentir como si yo fuera tonta y la víctima de una conspiración. Una vez más volvía a preguntarme si esos tres estaban de acuerdo en compartirme, si Juan no se enteraba de nada, si eran imaginaciones mías… Aunque lo de mi suegro estaba claro que no lo había imaginado.

Volví a acordarme de su dedo dentro de mi coño esa misma mañana, de cómo se movía el muy cabrón cuando se follaba a la vecina, de su mano enjabonada masturbando su pollón…

Apreté los dientes e inconscientemente separé un poco las piernas y mi rodilla golpeó ligeramente la de Matías. Éste me miró y me sonrió, con normalidad. Nosotros dos estábamos en silencio mientras delante Juan le explicaba a su padre lo que habían visto en la feria de ganado.

Como quien no quiere la cosa Matías puso una mano sobre mi rodilla, en plan “no me estoy dando cuenta” jajaja.

Yo sentía como la costura de las mallas se me clavaba en el coño, mis dos labios mayores quedaban completamente marcados a cada lado. Era peor que ir desnuda porque con la lycra resaltaban más, parecían más grandes, más obscenos.

Y la mano de Matías fue subiendo poco a poco por mi muslo. Resbalaba suavemente sobre la tela sintética. Él miraba al frente y yo miraba al retrovisor, por si Juan echaba un vistazo. Pero Juan estaba entregado a su cháchara y yo, que podía haber apartado la mano de Matías, separé un poquito más las piernas.

No me reconocía a mí misma. Todo aquello no podía traer más que problemas. Pero por otro lado pensaba que si Juan estaba de acuerdo con ellos, quien era yo para contradecirle jajaja. Si estoy caliente no razono y yo llevaba todo el día con la sangre hirviendo.

Matías deslizó su mano del muslo a mi entrepierna, posando sus dedos sobre mi raja plastificada. El cosquilleo que sentí casi me hizo gritar. Tuve que apretar los dientes una vez más, mientras sus dedos se movían arriba y abajo y yo sentía como mi clítoris se endurecía bajo la costura torturadora.

Mi cuñado pasó de cosquillearme a manosear mis labios sin contemplaciones. Miré hacia su bragueta y me pregunté cómo iba a hacer el hombre para bajar del coche cuando llegáramos al restaurante con la erección que se observaba bajo sus pantalones.

Entonces él, sin dejar de tocarme, con la otra mano, se desabrochó los pantalones, no llevaba cinturón. Cogió mi mano, yo no me resistí, y la deslizó bajo sus calzoncillos, sobre su pene caliente y húmedo.

Yo no hacía más que mirar al retrovisor, pero Juan no miraba, mi suegro le daba palique. Mi cuñado me hacía mover la mano sobre su polla, hasta que mi mano decidió moverse por su cuenta y riesgo.

Agarré su polla y empecé a masturbarle como pude, bajo la tela de los calzoncillos y los pantalones. Deslizaba su prepucio arriba y abajo mientras él me pellizcaba el coño por encima de la tela. Obviamente era imposible que él pudiera deslizar su mano bajo mis mallas, aquello era una segunda piel.

Así que, silencio en el asiento de atrás, y parloteo en los de delante. Yo ni siquiera podía escuchar la respiración de Matías, pero su polla estaba cada vez más dura y rezumaba líquido preseminal.

La carretera llegó a un tramo de curvas y Matías y yo nos deslizábamos de un lado a otro, no nos habíamos puesto los cinturones de seguridad. Cuando yo me iba hacia él, mi mano agarraba con mayor fuerza su polla y mis tetas le golpeaban en el brazo. Cuando él se venía hacia mí su mano entera apretaba mi coño que estaba muy mojado y había humedecido toda la tela de la entrepierna.

Pasé la palma de la mano por su glande resbaladizo, cogí de nuevo con toda la mano su polla y aceleré los movimientos. Me preguntaba cómo haría ese hombre para correrse en silencio. En ese momento Juan puso la radio, música. Que oportuno ¿verdad?

Y Matías se corrió, con su mano estremeciéndose sobre mi coño y la otra haciendo que la mía se pringara toda de su semen. Cuando la saqué estaba llena de semen y no sabía donde limpiarme. Pero Matías la guió hacia mi boca.

Tuve un momento de duda. Fui consciente de que los dos hombres de delante ya no hablaban, su vista fija en la carretera, la música sonando fuerte, pero ¿de qué estaban pendientes en realidad?

Acerqué mis dedos a los labios, saqué la lengua, empecé a lamer. ¿Querían una puta? Pues, muy a pesar mío, la iban a tener.

El semen estaba caliente, bastante espeso, oloroso, sabroso. Primero lamí y después me chupé todos los dedos bajo la atenta mirada de Matías. Yo me había pintado los labios en rojo pasión y me imaginé que la imagen que estaba dando debía ser bastante guarra.

Entonces Juan anunció que en un minuto llegábamos al restaurante. Me pregunté si aquello fue un aviso para Matías. Mi cuñado se abrochó los pantalones y yo junté las piernas. Mi coño había llegado al punto de la pre corrida, pero ahí se quedó, torturándome.

Cuando bajamos me costaba andar con las piernas juntas. Entre los taconazos y el calentón que llevaba encima. Juan me cogió de la mano para entrar en el restaurante. ¡La mano que yo acababa de secar a lametones!

Era un restaurante pequeñito, perdido en las montañas, de momento no había nadie más, no era un día festivo. Olía muy bien, a pan tostado, a carne a la brasa…

Nos pusieron en una pequeña salita, los cuatro solos. Cuando me iba a sentar Juan me dio una palmadita en el trasero, que rebotó y tembló, los otros dos hicieron como que no se daban cuenta…
elefant is offline   Citar -
Los siguientes 33 Usuarios dan las gracias a elefant por este Post:
Antiguo 26-abr-2016, 13:03   #67
defraudado
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2015
Mensajes: 35
Gracias 27 Veces en 24 Posts
Predeterminado Cada vez mas interesante

tienes un seguidor hasta el final, deseando que pongas la próxima entrega, ojalá venga acompañada de una foto para hacernos una idea de lo que esos guarros se están aprovechando. besitos
defraudado is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a defraudado por este Post:
Antiguo 26-abr-2016, 13:36   #68
parritaherrera9
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: mar-2016
Mensajes: 49
Gracias 12 Veces en 9 Posts
Predeterminado increible

Joder que historia.. que bien contada... estoy supercaliente!!! Animate a subir alguna fotito que veamos como eres jjjj o alguien que se te parezca.. un besooo
parritaherrera9 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a parritaherrera9 por este Post:
Antiguo 26-abr-2016, 18:47   #69
annuvion
Dios Pajillero
 
Avatar de annuvion
 
Fecha de Ingreso: ago-2004
Ubicación: En el mundo mundial
Mensajes: 3.052
Gracias 679 Veces en 470 Posts
Predeterminado

Muy muy bueno
Al final... Los dominarás tu a ellos
__________________
Existen otros mundos, pero están en este
Mis historias...
Actualizado relato el despertador

http://www.pajilleros.com/showthread...=1#post6757881
y
http://www.pajilleros.com/showthread...80#post6780980
annuvion is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a annuvion por este Post:
Antiguo 26-abr-2016, 20:39   #70
Etsunonari
Pajillero
 
Avatar de Etsunonari
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Ubicación: Llanfairpwllgwyngyll...
Mensajes: 47
Gracias 59 Veces en 41 Posts
Predeterminado

Magistral

__________________

.

Estamos aquí para reírnos del destino
y vivir tan bien nuestra vida
que la muerte tiemble al recibirnos.

Sex-Subconciente

.
Etsunonari is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Etsunonari por este Post:
Antiguo 26-abr-2016, 23:17   #71
Madoz
Mega Pajillero
 
Avatar de Madoz
 
Fecha de Ingreso: abr-2016
Mensajes: 194
Gracias 155 Veces en 106 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por elefant Ver Mensaje


Acerqué mis dedos a los labios, saqué la lengua, empecé a lamer. ¿Querían una puta? Pues, muy a pesar mío, la iban a tener.

El semen estaba caliente, bastante espeso, oloroso, sabroso. Primero lamí y después me chupé todos los dedos bajo la atenta mirada de Matías. Yo me había pintado los labios en rojo pasión y me imaginé que la imagen que estaba dando debía ser bastante guarra.


Quiero que seas mi mujer, mi nuera y mi cuñada.
Madoz is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Madoz por este Post:
Antiguo 26-abr-2016, 23:39   #72
Angel y Diablo
Ministro Pajillero
 
Avatar de Angel y Diablo
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 1.182
Gracias 73 Veces en 69 Posts
Predeterminado

Un relato muy, muy excitante, me has puesto a 1000
__________________
Alegrame el dia
Angel y Diablo is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Angel y Diablo por este Post:
Antiguo 27-abr-2016, 15:11   #73
OOAA
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de OOAA
 
Fecha de Ingreso: jun-2006
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 865
Gracias 153 Veces en 139 Posts
Predeterminado

ESPECTACULAR!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Genial relato!!!!!!!!!!! Escribes de miedo!!!

Muchas gracias por compartirlo!!!

OOAA is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a OOAA por este Post:
Antiguo 27-abr-2016, 19:49   #74
elefant
Dios Pajillero
 
Avatar de elefant
 
Fecha de Ingreso: dic-2012
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 2.528
Gracias 4.487 Veces en 1.381 Posts
Predeterminado

La comida estuvo muy bien, un sitio tranquilo y mis tres acompañantes estuvieron educados, atentos, incluso me cantaron el cumpleaños feliz en los postres. Aunque bebí demasiado, que si sangría, que si un poco de cava, que si chupitos… Y cuando me levanté me di cuenta de que me mareaba un poco.

Al salir, como todos habíamos bebido en mayor o menor medida, Juan propuso andar un poquito por los senderos que de allí salían para hacer tiempo y esperar a que el alcohol que él había ingerido desapareciera de su cuerpo.

Cogimos un caminito de tierra bastante llano que transcurría entre pinos. No sé como pude aceptar lo de andar, hubiera sido mejor que me quedara sentada en el coche. Con los tacones y el “mareo” me iba de un lado para otro, así que al final me cogí del brazo de Matías mientras Juan y mi suegro iban delante, buscando entre la maleza, no sé si espárragos o setas jajaja.

Me escocía el coño con la costura clavado en medio y con lo que había bebido empezaron a venirme ganas de mear. Pero me daba vergüenza decirlo, además, sabiendo (o no sabiendo) como eran aquellos tres…

Intenté aguantar pero cada vez estábamos más lejos del restaurante y ya me dolía el bajo vientre. Así que le dije a Matías que se adelantara que iba a hacer pipi. Y el hombre se unió a su hermano y su padre y los vi desaparecer en una curva del camino. Yo me situé detrás de unas zarzas y me dispuse a bajarme las mallas.

No podía. Estaba torpe. Me iba a mear encima porque no era capaz de deslizar esa lycra que se me había pegado a las caderas. Me quité los tacones porque me iba a caer, metí los pulgares bajo las costuras y apreté fuerte hacia abajo mientras no dejaba de moverme para evitar que se me saliera el pipi antes de hora.

Tuvo que ser por la bebida, porque cuando me las había puesto en casa no me había costado tanto. Vamos, que estaba borracha y no acertaba a quitármelas.

Entonces aparecieron mi marido, mi cuñado y mi suegro. Supongo que extrañados de que yo tardara tanto y, al ver las dificultades en que me encontraba, los tres se acercaron para ayudarme. Mi suegro se situó detrás de mi y me sujetó por debajo del top (vamos, que me agarró las tetas por encima del sujetador). Mi marido y mi cuñado empezaron a tirar los dos de las mallas, que cedieron, como no. Y no solo me las bajaron, sino que me las quitaron completamente.

Entonces Juan me volvió a calzar los taconazos.

Porque yo estaba borracha, porque me estaba meando viva. En otras circunstancias creo que no habría tolerado aquello.

Imaginaros los tres hombres vestidos a mi alrededor, y yo desnuda de cintura para abajo, con los tacones, dando una imagen incluso más guarra que si hubiera estado completamente desnuda.

Pero ya se me salía el pipi, no había tiempo para vergüenzas o recriminaciones. Me agaché, con las piernas tan separadas como pude, consciente de mi coño y mi culo completamente abiertos. Y mi suegro que me seguía aguantando, detrás de mí, sobándome las tetas ya bajo el sujetador. Su bragueta caliente en mi cogote.

Y Juan y Matías mirando y haciéndome fotos con el móvil.

Solté un chorro a presión que circuló rápido entre mis pies y desapareció bajo la pinaza. Fue una meada larga, durante la cual sentí como mi clítoris se estremecía, como mi suegro me pellizcaba los pezones y durante la cual me pregunté qué vendría después…

Y lo que vino después fue sorprendente. Los tres hombres me ayudaron a incorporarme. Juan me limpió con un pañuelo de papel y dijo “ahora nosotros”.

Y los tres, delante de mí, a cierta distancia para no salpicarme, se sacaron las pollas y empezaron a mear sin dejar de mirar mi cara. Y yo solo tenía ojos para sus pollas, claro, borracha, ya no tenía ninguna defensa…

Estaba pensando en mis mallas, que donde habrían caído, cuando oí que Juan decía:

- Ahora tú nos vas a limpiar a nosotros. Elige.

Joder. “Elige”. A mí se me iban los ojos a la polla de mi suegro, que estaba morcillona, como las otras dos. Pero pensé que lo correcto sería irme a la polla de mi marido… Que también yo hubiera podido decir que nos dejáramos de jueguecitos y que volviéramos al coche. Pero cuando una es puta, tarde o temprano, se le nota. Y ellos lo sabían…

Así que caminé vacilante hacia Juan, me agaché con cuidado para no caerme de culo, cogí directamente su polla entre mis labios, sin usar las manos, y la chupe un ratito, hasta que se endureció del todo. Pensaba seguir hasta el final pero, de nuevo Juan, dijo:

- Ya está limpia. Para. Ahora otra…

Así que me fui a la de Matías. Yo estaba ardiendo entera, deseando que me hicieran cosas, que me poseyeran allí mismo, los tres.

Empecé a chupar la polla de Matías que era muy parecida a la de Juan, pero sabía al semen que un par de horas antes había derramado en mi mano. Oí como Matías gemía bajo la atenta mirada de Juan y de mi suegro.

- Para. Ahora papá –dijo Juan.

Y para Abelardo que me fui. Me dolían las piernas un montón y los rasguños de las rodillas me sangraban un poquito pero ver como me acercaba al pollón de mi suegro, pensar que por fin lo iba a tener en mi boca hacía que mi coño destilara agua por mis muslos.

- No, la mía ya la he limpiado – dijo Abelardo mientras se la guardaba dentro de la bragueta.

Qué cabrón. Estoy segura que los tres vieron la decepción en mi cara.

Me ayudaron a ponerme las malditas mallas. Con esa excusa me estuvieron metiendo mano más o menos disimuladamente. Incluso uno de ellos, no sé cual, me introdujo un dedo en el coño por detrás, como quien no quiere la cosa. Fue un momento pero lo tuvo que sacar chorreando.

Volvimos al coche y yo pedí sentarme delante por si me mareaba. Intenté reflexionar sobre lo que había pasado, el significado de todo aquello, pero me dormí y así estuve, dormida, durante todo el trayecto de vuelta a casa.
elefant is offline   Citar -
Los siguientes 28 Usuarios dan las gracias a elefant por este Post:
Antiguo 27-abr-2016, 19:55   #75
annuvion
Dios Pajillero
 
Avatar de annuvion
 
Fecha de Ingreso: ago-2004
Ubicación: En el mundo mundial
Mensajes: 3.052
Gracias 679 Veces en 470 Posts
Predeterminado

No dejas de sorprenderme me encanta
__________________
Existen otros mundos, pero están en este
Mis historias...
Actualizado relato el despertador

http://www.pajilleros.com/showthread...=1#post6757881
y
http://www.pajilleros.com/showthread...80#post6780980
annuvion is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a annuvion por este Post: