Responder

Tus Relatos y experiencias - El morbo de las fotos Herramientas
Antiguo 23-jul-2016, 15:01   #1
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado El morbo de las fotos

Buenas a todos,

el hilo ha sido borrado a petición propia para poder crearlo de nuevo. No voy a subir fotos para acompañar el relato pero sí estoy abierto a responder cualquier pregunta que tengáis. Dejad vuestros comentarios, opiniones, teorías sobre lo que va a pasar, críticas y demás. Dejo los cinco primeros capítulos seguidos.

Un saludo.
durantula35 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a durantula35 por este Post:
Antiguo 23-jul-2016, 15:02   #2
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado La confesión

necesito y quiero contar mi experiencia en el sexo en forma de relato. Iré actualizando la historia poco a poco, a medida que se vayan desarrollando los acontecimientos.*

Os pongo en situación. Tengo una pareja desde la adolescencia a la que a partir de ahora llamaré Patricia. Ya han pasado unos cuantos años desde que nos conocimos. Fue un auténtico flechazo, la verdad. Desde 2009 hasta ahora hemos estado juntos y hemos vivido muchas situaciones, no siempre buenas, pero sí que puedo decir que estoy orgulloso de todo lo que ha ido sucediendo. Ambos tenemos la misma edad, aunque ella es unos cuantos meses más mayor. Pasamos de la veintena pero no llegamos al cuarto de siglo.

Ella ha pasado de niña a mujer a mi lado y yo igual con ella. Perdimos la virginidad juntos y jamás hemos estado con otras personas. Al principio todo era muy tradicional pero a medida que no hemos ido haciendo mayores hemos ido introduciendo cosas en nuestra relación. Lo pasamos muy bien, somos pasionales y compartimos los mismos gustos tanto dentro como fuera de la cama.*

Patricia está de muy buen ver, la verdad. De cara es preciosa, al menos dentro de mis cánones de belleza, y tiene unas curvas que me vuelven loco. Soy más de tetas que de culos y Patricia tiene unos pechos realmente bonitos: naturales, grandes, firmes y unos pezones rosados que me llaman mucho la atención. Su culo es grande con algún que otro defecto al que no le doy importancia. Toda ella me vuelve loco.

Normalmente siempre estamos juntos, aunque no vivimos en el mismo piso todavía. Yo, cuando no estoy con ella, me gusta ir al gimnasio o hacer excursiones en bicicleta con mi mejor amigo. Ella, cuando no está conmigo, prefiere ir de compras con su grupo de amigas o coser, ya que tiene intención de empezar a diseñar y confeccionar su propia ropa.

Nunca he tenido deseos de tener sexo con otras chicas que no sean mi novia. Aun así, sí tengo ojos y nunca está de más ver a una tía que esté de buen ver. La mejor amiga de Patricia, afortunadamente, está de buen ver. Es una chica muy alegre, un poco dispersa, y realmente se lleva bien con mi novia. No he tenido mucha relación con ella, simplemente los típicos dos besos y poco más.*

Siempre me ha dado morbo ver a chicas que conozco en topless o desnudas. No puedo evitarlo y es una imagen recurrente que se me viene a la cabeza. Como no puede ser de otra forma la primera de la lista es Carla, la mejor amiga de Patricia. Los rasgos faciales de Carla me atraen mucho y tiene buen cuerpo, aunque tiene el pecho más pequeño que Patricia.*

Un día, hacer un año y medio más o menos, tras pensarlo deliberadamente me lancé:

-Patri, te quiero comentar una cosa que no te va a hacer mucha gracia.

Patricia es una chica muy insegura y rápidamente se puso en la peor situación. Iba muy mal encaminada:

- ¿Cómo que no me va a hacer mucha gracia? No me jodas, si estamos genial y tenemos un viaje reservado...

- Tranquila amor. No tengo ninguna intención de dejarte. Simplemente quería decirte una cosa sobre nosotros...en el tema sexual...y sabiendo como eres no te va a gustar mucho.

- A ver...

- Verás, el sexo contigo es genial y disfrutamos mucho. Pero creo que estamos un poco estancados. Siempre es lo mismo y me gustaría innovar de alguna forma.

- Joder, qué susto. ¿Era esta tontería? Claro cariño, podemos hacer cosas nuevas. Tienes confianza para decírmelo. Eso sí, ya sabes que yo de juguetitos nada de nada. No me gustan y no tengo intención de utilizarlos.

-Puedes estar tranquila yo tampoco.

- ¿Entonces?

- Quiero fotos.

- ¿Fotos? ¿A qué te refieres? ¿Fotos mías desnuda?

- No, fotos de Carla desnuda.
durantula35 is offline   Citar -
Los siguientes 15 Usuarios dan las gracias a durantula35 por este Post:
Antiguo 23-jul-2016, 15:03   #3
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado La reconciliación

Llevábamos tres días sin hablarnos. Al día siguiente de haberle comunicado mi fantasía sexual creía que pronto se le pasaría y que, lamentablemente, el tema caería en el olvido. La llamé para disculparme, pero no respondió; fui a verla a su casa, pero no me abrió. Patricia se había enfadado bastante fuerte.*

En el segundo día el asunto seguía igual. Ella estaba 'en línea' y el doble tick estaba ahí y, encima, de color azul. Patri había leído mis mensajes, había visto mis llamadas perdidas. Aproveché para insistirle:

- Cariño, escúchame, entiendo que estés enfadada. Vamos a olvidar el tema, no sé porqué te lo dije si en verdad en lo pienso. Por favor, vamos a vernos y lo arreglamos. Te quiero por encima de todo y quiero que todo siga igual - le dije dejando a un lado mis deseos más íntimos -. Perdóname, te quiero.

Al momento salió el doble tick azul. Sin embargo, la respuesta nunca llegó. Decidí no estar pendiente del móvil; así quizás cuando lo volviera a mirar, dentro de un tiempo prudencial, ella me habría contestado.*

Estaba solo en casa. El móvil boca abajo para no fijarme en si brillaba o no la luz. Me apetecía mucho tener sexo en ese momento. Empecé a darle vueltas a una posible reconciliación con Patri, cómo sería, cómo lo haríamos en la cama de sus padres, en qué posturas y, por supuesto, si me enseñaría fotos. Las quería de Carla pero no haría ascos a otra mujer que hubiera sido captada por el objetivo indiscreto de mi novia. Me puse cachondo. Tenía el pene a media asta. Cogí el portátil y me fui al lavabo de cabeza.*

Me bajé los pantalones y los calconcillos. Mi polla salió disparada hacia la libertad. Tenía medio capullo a la vista cuando me senté y retiré la piel hacia atrás para dejar la cabeza rosada descubierta. En la rodilla derecha apoyé el portátil y con la mano izquierda comencé a acariciarme para conseguir una erección total. Cuando estuve listo tecleé las redes sociales de Carla. Busqué sus fotos del verano. Ahí estaba ella. Piel morena, vientre plano, una sonrisa blanca y un morbo abrumador. Las caricias se transformaron en vaivenes. Comencé a gemir viendo una a una las fotos en bikini de la mejor amiga de mi novia, que seguía muy enfadada conmigo.*

Llegué a la foto que más cachondo me puso. Carla estaba de espaldas mirando a cámara, riendo y con las manos agarrándose las rodillas. No llevaba la parte de arriba del bikini. Ojalá hubiera podido estar delante de ella y poderle ver las tetas. Me empecé a masturbar con más ganas. Incrementé el volumen de mis gemidos y en menos de veinte segundos me corrí. El pelo púbico se me llenó de semen y, aunque buena parte había caído sobre mí, el tronco de mi polla brillaba empapada.

Al momento de haber culminado me sentí culpable. Patricia no quería saber nada de mí y yo, en vez de buscar una solución, me había hecho una paja pensando en Carla, el motivo de su tremendo enfado. Me limpié y me eché un rato.

Al cabo de una hora volvía a estar en pie. Me di una ducha y fui a buscarla a su casa. Tardé diez minutos en ir, pues vivimos relativamente cerca. Efectivamente ella no había respondido a mis mensajes, tal y como había temido, así que no me quedó otro remedio que llamarla por el interfono:

- ¿Si?

- Patri soy yo.

- ....

- Va ábreme, que quiero verte amor mío.

- No quiero saber nada de tí. Me has hecho mucho daño, no pensaba que eras así.

- Lo siento, por eso quiero hablarlo cara a cara.

- He dicho que no quiero saber nada de tí. Respétame - me dijo en tono lloroso -.

- No me voy a ir sin antes verte.*

- Mira, estás dando el espectáculo y no me gusta. Sube, me dices lo que me tengas que decir y te marchas.

Me dejó subir no porque ella quisiera verme sino por el que podrían decir los vecinos si me ven en el portal haciendo aspavientos. Algo es algo y me había salido con la mía. Patricia vive en un edificio antiguo, de esos que no tienen ascensor y las barandillas de las escaleras son de hierro deformado pintado de negro. Llegué al tercer piso casi desfondado. Una fina película de sudor cubría mi frente. En esas escaleras hacía un calor de mil demonios.

Nunca me ha gustado sudar, solamente haciendo deporte. Es algo que me pone realmente nervioso y que no acepto. Al mínimo signo de sudoración, esté donde esté, prefiero parar unos minutos y luego seguir. Por eso cuando crucé la puerta le dije tan amablemente como pude:

- Por favor, no me toques ahora. Estoy sudando y lo prefiero. Voy a lavarme la cara un momento. ¿Tienes agua fría?

- No iba a tocarte tampoco - me dijo secamente -. Ahora te pongo un vaso.

Cuando salí del lavabo, con la cara y las manos mojadas, ella ya tenía el vaso listo. Tragué el agua con desesperación, tanta que me cayó por las comisuras. Ella ni siquiera me miraba. Me serví otro vaso más y bebí con más calma. El ventilador daba vueltas y bañaba de aire cálido el comedor. No se podía estar del calor que hacía bajo el terrado del edificio. <<Aquí hace falta un aire acondicionado con urgencia>>, pensé recordando lo fresco que se está en mi casa.

Ella miraba la televisión sin hacerme caso. Evidentemente estaba ansiosa de que comenzara hablar pero decidí permanecer callado. Me dí cuenta de que no llevaba sujetador. Mi pene tuvo una contracción que no fue a más. Patricia me resultaba tremendamente atractiva pero no me gustaba cuando sacaba todo el caracter. Me resultaba muy aburrido y cansado tener que estar horas e incluso días sin hablar cuando ella se enfadaba; mientras que cuando era al revés al poco rato todo volvía a la normalidad. Lo consideraba injusto y ella también sabía que lo era. Aun así, ella no podía remediarlo.

- ¿Vas a decirme lo que tenías que decirme? - me dijo arqueando un lado del labio superior -.

- Lo voy a explicar una sola vez - comencé en tono conciliador - y no voy a volver a hablar del tema. Solamente tengo ojos para tí. Me pareces una chica maravillosa, me encantas toda tú. Si te tuviera que cambiar algo ya sabes qué sería pero jamás te cambiaría por otra. Siento devoción por tí, te lo juro. Sin embargo, cuando estamos en la cama me gustan los juegos y el otro día simplemente comenté, con toda la confianza que creía que teníamos, que me gustaría avanzar un poco más. Quizás no fueron las formas adecuadas, lo acepto, pero quiero mantener la pasión en nuestra relación. En ningún momento dije que quería fotos de Carla, que fue ella como podía haber dicho otra, y tu estabas obligada a aceptarlo y a hacerlas. Si sonó así que quede claro que no es así. Quiero que lo hablemos y lleguemos a un acuerdo. Si no te sientes a gusto pues no pasa nada, pero al menos valorarlo.

Patricia se quedó muda. No sabía qué decir. Yo creía que lo había explicado con claridad, así que el único miedo que podía tener era que a ella le diera igual lo que había dicho y siguiera encerrada en su enfado. Para mi sorpresa, ella dibujó una mueca que fue seguida por una media sonrisa.

- Dime algo, ¿no? - la apremié -.

- Mira, en algunos momentos tienes razón. No puedo evitar enfadarme. Soy así, no puedo remediarlo. Tu quizás no supiste explicarte y yo quizás no supe entenderte. Quiero ser la única mujer en tu vida y sé que lo seré, porque sé cómo eres. Eso sí, no me mientas. Carla te pone un poco, ¿no?

Sonreí al verme incapaz de mentirle mirándola a los ojos. Ella hizo lo mismo. Se quitó la camiseta, dejó al descubierto sus tetas, mi polla se puso dura y nos besamos con una pasión que nunca antes habíamos tenido.
durantula35 is offline   Citar -
Los siguientes 15 Usuarios dan las gracias a durantula35 por este Post:
Antiguo 23-jul-2016, 15:04   #4
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado Las preguntas

Ella gemía de forma ruidosa. El calentón nos había pillado en el sofá y ahí nos habíamos quedado. La dominaba a cuatro patas: ella en el sofá y yo de pie, con una pierna apoyada en el borde. Mis embestidas intentaban eclipsar su placer. Plas,plas, plas. Me la estaba follando a medio ritmo, no quería desconcentrarme sudando más de lo necesario.*

Patri gritaba para no hacía mención alguna a nuestra conversación previa. Mientras se la metía deseaba que dijera algo que me diera esperanzas. No sucedió. Lo que sí pasó es que comencé a notar gotas de sudor que bajaban por mi espalda y caían por mi nariz. Bajé la cadencia de mis acometidas pero ya me había desconcentrado. Una gota se descolgó de mi nariz y cayó cerca de su culo. A ella no pareció importarle. Tampoco le importó que el vigor de mi polla fuera decayendo hasta que ya no pude mantenerla dentro de su coño. Ella no se había corrido y yo, menos todavía.*

No hizo falta pedirle perdón. Ya había pasado alguna que otra vez y ella es muy comprensiva con este tema porque ha estado siempre a mi lado cuando lo he pasado realmente mal por el sudor. Patri se puso el pantalón de algodón sin ropa interior y la camiseta mientras yo me quedé sentado con el pene flácido.*

- No te preocupes. Ya solucionaremos los de las fotos.*

- ¿Eh? - su reacción al polvo inacabado me cogió por sorpresa.

- Eso. Yo mañana tengo que ir a casa de Carla para ir a coser. Tenemos unos patrones a medias y quiero acabarlos cuanto antes. Si se da la ocasión te haré alguna foto. No te prometo nada. Ahora bien, no te creas que esto va a ser así siempre. No te acostumbres.

- No, no. Si tú ya sabes que yo...ya sabes que tampoco me corre prisa - le mentí con toda la cara -. Si hay bien y si no pues también.

Estuve un poco más de rato en su casa, evidentemente, sin volver a nombrar nada sobre el asunto para que no se torciera, y luego me marché. No fui idiota y me encargué de que nos viéramos a la noche siguiente para poder ver la cosecha fotográfica de Patricia.*

Ya era oscuro, aunque todavía no era de noche, cuando llegué a casa. Cené, hice unas partiditas a la videoconsola y me puse a ver la liga americana de béisbol a la una de la madrugada. Me gustan todo tipo de deportes y cuando no hay fútbol me conformo con cualquiera cosa. Es un deporte que puede ser rápido o lento; para mí desgracia – o por suerte – era de los lentos. Dejé el Texas Rangers – Chicago Cubs en segundo plano y abrí la página de incógnito. Patricia utiliza habitualmente mi portátil y no quiero que vea qué páginas ‘prohibidas’ miro. La verdad es que nunca me he descargado vídeos porno, más que nada porque cuando me quiero hacer una paja la quiero al momento y no al cabo de dos horas. Tampoco tengo una carpeta llamada ‘Ética del Periodismo’ en la que tengo mi reserva personal de porno. Así que siempre miro vídeos online, fotos de famosas desnudas y, cómo no, de Carla en la playa. Patricia sabe que me pajeo a menudo y no le importa; ella no lo hace y a mí me parece bien. Y si lo hiciera tendría la confianza como para contármelo y yo para reírme y preguntarle cómo se masturba y si piensa en otros tíos. Ahora bien, tampoco le paso lista de los días en los que me he corrido sin ella aunque muchas veces hemos follado luego de yo haberme masturbado en mi casa.*

Tumbado en la cama me saqué la polla del pantalón. Estaba muy inflamada y a punto para la masturbación. Quería acabar el trabajo que había comenzado con Patri. Me corrí al poco rato y me subí el pantalón sin limpiarme. Al minuto ya lo tenía manchado de corrida.

Me pasé todo el día siguiente con una sensación de excitación en el estómago. No paraba de pensar en el gran momento. Hubo momentos en los que incluso tuve amagos de mareos. El grado de excitación por ver las fotos de Carla desnuda era brutal. Más si cabe cuando recibí el mensaje de Patri:

- Estamos cosiendo y probándonos la ropa que hemos hecho.

- ¿Cómo va todo? – no le quise hacer referencia a las fotos sin estar cachondos, pero esperaba que leyera entre líneas -.

- Va genial. Ya lo tenemos todo hecho. Ahora vamos a hacer más patrones. Quiero hacer un mono blanco para estar fresca y ella creo que quiere hacer unos pantalones cortos – me dijo la mar de ilusionada -.

- Perfecto cariño. Nos vemos a la noche, ¿no? – volví a la carga de forma indirecta -.

- Sí, no te preocupes. Haré algo rico para cenar, déjate de ensaladas y purés.

Llegó el momento. Cuando llegué ella estaba en la cocina haciendo pasta. Es consciente de que no podemos comer hidratos por la noche pero le salen divinos, así que cuando la hace no me puedo negar bajo ningún concepto. Yo engullí mi plato, cuanto antes acabara antes me correría viendo a Carla. Ella tardó bastante más, y encima se dejó el plato medio lleno. Yo estaba desesperado, me subía por las paredes por comenzar a follar y ver cumplida mi fantasía sexual.*

Patri dijo de ver una película y por no quedar mal acepté de mala gana. Nos sentamos en el sofá bien juntos. Ella apoyó la cabeza en mi falda, un poco más abajo de mi rabo, que oprimía mi pantalón. Contra todo pronóstico vimos la película hasta el final. Nada más comenzar la película comencé a acariciarla y rascar alrededor de los pechos y el vientre, rozando sus zonas erógenas pero siempre sin llegar a tocarlas de forma directa. Ella no dijo ni hizo nada, pero no parecía muy por la labor.

Ya estaba desesperado. Parecía que el momento no iba a llegar nunca. Patri dijo de ir a la cama y cuando yo me quedé desnudo, con la polla tiesa, ella ya estaba de lado con los ojos cerrados. No me lo podía creer. ¿Para eso había ido a su casa? Que esa noche no pasara nada entre Patri y yo iba a ser un fracaso. Quería follármela pero sobre todo quería ver esas fotos. Realmente era por lo que estaba ahí. Ante este panorama me estire a su lado y comencé a sobarle las tetas sin miramientos. Ella se resistía a entregarse a mí. Le comencé a darle besos por el cuello mientras le tocaba sus pezones erectos. Sin duda comenzaba a excitarse.

Subí una marcha más a mi ritual sexual. Me dejé de tonterías y la liberé de mi presa. Su teta izquierda volvió a caer hacia la derecha cuando la solté. Usé las rodillas para andar por la cama y me situé a sus pies. La giré bruscamente para ponerla boca arriba. Le agarré las braguitas grises, que tenían una incipiente mancha oscura a la altura de sus partes, y se las quité. Su coño, coronado por una raya de vello púbico negro, me miraba y me pedía a gritos que me acercara.
Mis lametones eran suaves y cariñosos. Encontré su clítoris con facilidad y comencé a trabajarlo. Primero lento y luego más rápido. Mis comisuras se llenaron de su jugo. Le lamí sus labios carnosos y rosados. Ella ya gemía, ya era mía. Mientras seguía haciéndole el cunnilingus alcé la vista para ver si su móvil estaba cerca, eso sería suficiente para saber que podría ver a Carla. No estaba. Seguí comiéndole el coño.*

Patri se incorporó un poco para quitarse la camiseta de tirantes. Aguantó la posición para mirarme a los ojos y yo también la miré. Mantuvimos la mirada un instante Mantuvimos la mirada un instante y luego le miré sus tetas. Sin ser enormes eran espectaculares: estaban firmes, algo caídas por la postura de mi chica y los pezones se veían inflamados. Mi mano izquierda cogió su pecho derecho y comencé a manoseársela. Ella se tocaba el pelo del coño con la mano derecha pero no se atrevía a tocarse. Dejé un momento su teta y le puse la mano en su clítoris. Cuando sus dedos y mi lengua se encontraron volví a tocarle la areola del pecho.

Al rato me acerqué con la polla en la mano a su raja. La restregué y la introduje. Comencé a moverme mientras ella me apretaba los brazos. Nos besábamos y mi mente volaba libre hacia lo que realmente me interesaba.*

- Cómo me follas cariño.

- ¿Te gusta? – le pregunté con tono sexual -.

- Me encanta que me la metas hasta el fondo. Sigue, no pares por favor.
Incrementé el ritmo de mis embestidas. El misionero es una de mis posiciones preferidas. Me encanta mirar cómo mi polla se pierde en esa fina raya de pelo negro. Estábamos muy cachondos, yo más que ella, y le pregunté:

- Dime que tienes fotos.

- No tengo – me dijo dándome un beso y quitándome tiempo de reacción -.

- No me jodas – le dije claramente decepcionado manteniendo la polla dentro de ella pero sin moverme -. Pero si os habéis cambiado. Me lo has dicho.

- Ya pero no he podido. Va, sigue que me estas follando muy bien amor mío – ella seguía hablando de forma provocativa mientras se chupaba el dedo con el que se había masturbado -.*

Seguí follando de mala gana. Había esperado pacientemente, había aguantado ver la película y sus ganas irse a dormir sin tener sexo y cuando ya tocaba las fotos con los dedos resulta que ni siquiera había fotos. Ella me pidió ponerse arriba para poderme dominar.

- Si quieres…puedo responder a las preguntas que quieras – se estaba tocando las dos tetas mientras se movía -.

La idea de que ella me describiera a Carla, pese a no ser lo mismo que verla, volvió a ponerme a cien. Le agarré el culo mientras le dije:

- ¿Cómo tiene las tetas?

- Pequeñas, bastante menos que yo. Las tiene morenas porque hace topless y el pezón es tan grande como el mío, pero en moreno.

Aquello fue miel para mis oídos. Algo me recorrió el cuerpo. Ella lo notó y sonrió.*
Siguió moviéndose tan bien como hasta el momento.

- ¿Cómo tiene el coño? ¿Se lo has visto? - <<Ojalá que lo tenga algo peludo>>, pensé para mis adentros -.

- Sí que se lo he visto amor y ella a mí. Muchas veces nos hemos depilado juntas. Ella ahora lo tiene depilado.

Estaba a punto de estallar. Para poder aguantar un poco más la puse a cuatro patas. Me enfrenté a la postura con la que no pude culminar el día anterior y en las mismas circunstancias ya que tenía la frente perlada de sudor, más por la excitación que por el esfuerzo.

- La última cariño mío. ¿La chupa? – le pregunté mientras le metía la polla por el coño. Soy de esas personas que saben que todas las mujeres la chupan pero que no lo digieren si no hay confirmación explícita -.

- Claro que la chupa. Además, siempre me dice que lo hace muy bien.

No pude aguantar más. Me corrí dentro de ella. Aguanté la polla unos cuantos segundos mientras me estremecía de placer. Se la saque y mi semen comenzó a salir de sus labios. Me tumbé a su lado y me dormí profundamente.
durantula35 is offline   Citar -
Los siguientes 16 Usuarios dan las gracias a durantula35 por este Post:
Antiguo 23-jul-2016, 15:05   #5
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado El tanga

Eran las once de la mañana y yo seguía durmiendo. Al estar en vacaciones las obligaciones no existen, así que normalmente me ponía en marcha cuando la gente ya llevaba varias horas trabajando. Patri me empujó cariñosamente y me dijo:

- Me voy otra ver con Carla, cuando te levantes tira la basura y haz algo para comer.

- Vale.... - le dije por inercia. No me había enterado ni a dónde iba ni qué tenía que hacer yo -.

- Lo has entendido, ¿no? A ver, ¿qué tienes que hacer?

- Qué sí sé lo que tengo que hacer - le dije medio dormido tapándome la cara con la almohada -. Vete ya pesada. Ya lo haré todo.

- Eso espero - me gritó desde el pasillo -.

Sus padres se habían marchado al camping, aunque venían por las mañanas muy pronto y se iban al trabajo y de ahí, por la tarde, de nuevo al camping. Es decir, que estábamos viviendo solos como una pareja en su casa, compartiendo gastos y sin nadie que nos molestara.*

Al cabo de una hora me levanté. Como ya es tradición hacía un calor tremendo. Mi suegra siempre me decía: "Aquí no se puede estar. Al vivir debajo del terrado el sol aprieta y se nota mucho más". Así que nada más llegar al comedor encendí el ventilador, un aparato lamentable comprado en un bazar que solamente emanaba aire caliente. Aunque menos da una piedra.*

Estaba desorientado. Tenía que hacer alguna labor casera si no quería oír la furia de Patricia, algo que es altamente perjudicial para mi salud mental como ya ha quedado patente. Puse bien las sábanas del sofá, barrí un poco, hice la cama y me puse a ver la tele. No me llevó más de diez minutos. Mi poca satisfacción por el trabajo realizado indicaba que me estaba dejando cosas por hacer. Me asomé al patio interior y ví que había ropa tendida y que estaba completamente seca. Así que decidí meterla para dentro de casa y así ahorrarnos trabajo futuro.*

En el tenderete no había demasiada ropa. Más que nada había sábanas y cosas por el estilo. Aun así, sí había algo de ropa interior. Cogí mis calzoncillos y calcetines y los metí para adentro. Luego metí las braguitas y los tangas de Patricia. Ella nunca ha sido de llevar tanga pero de un año para aquí normalmente sí lleva. Antes no me hacía mucha gracia que llevara pero ahora es lo que más me gusta, sobre todo los que tienen transparencias por delante y puedo admirar su raya negra en el pubis. Su lencería es, simplemente, sexy y, por ejemplo, no hay tangas de hilo.

De entre la multitud ví un tanga que no era suyo. Si no era suyo y estaba ahí colgado era evidente de quién era: de mi suegra. Siempre había creído que era una mujer conservadora y que no llevaba nunca. Pero nunca se puede juzgar un libro por la portada. Mi suegra tiene cuerpo de madre de 50 años y no tiene demasiado pecho por lo que nunca había reparado en ella como para fantasear. Sin embargo, ver aquel tanga negro me puso a mil y la polla respondió al estímulo muy rápido.

Lo cogí y me fui a la intimidad del lavabo. Si en aquel momento hubiera llegado Patri podría tener tiempo a esconder el tanga y poner alguna excusa. Así que me puse manos a la obra. Tenía el prepucio descubierto sujeto con la mano izquierda y el tanga en la otra mano. Lo miré y me imaginé escenas en las que yo era el protagonista y mi suegra, con el cuerpo de Patri, me hacía todo le yo le pedía.

Cerré los ojos para imaginarme mejor la escena: ella con el tanga puesto y las tetas, que me las imaginaba como las de Patri, al descubierto y yo tumbado con la polla tiesa masturbándome.*

- ¿Crees que Patri folla bien? - le pregunté en mis pensamientos -.

- Claro, ha salido a mí. Somos dos guarras.

- ¿Cómo tiene las tetas? Las tiene grandes, ¿eh?

- Las tiene igual que yo. Míralas. Son tuyas. Chúpamelas - me dijo sujetándose las dos tetas -.

Yo obedecí y se las chupé. El pezón estaba completamente recto y la areola inflamada de excitación. Las devoraba con la boca, con las manos y una mirada lasciva.*

- ¿Cómo tiene el coño mi chica?

- Tiene pelo. Se lo arregla pero siempre se deja una raya para que cuando se lo comas te empalmes.

Salí de mis pensamientos cuando estaba a punto de correrme. Continué machacándomela sin piedad pensando en la escena que acaba de ocurrir en mi cabeza. Acerqué el tanga de mi suegra a mi polla y cuatro disparos lo bañaron de blanco. Me acababa de correr en el tanga de mi suegra.

Cuando salí del estado de excitación me entró el pánico y comencé a lavar a mano la prenda. En dos minutos ya volvía a estar colgada y si alguien me hubiera preguntado la respuesta hubiera sido clara: "No tengo ni idea de qué hace mojado si ha hecho un sol tremendo. He recogido toda la ropa pero como estaba mojado ahí lo he dejado".

Al rato de haberme masturbado recibí un mensaje de Patri:

- ¿Has hecho lo que te dije?

- Sí cariño. Además he quitado la ropa del tenderete.*

- He dejado carne descongelándose. Haz eso y un huevo frito para cada uno.

- Vale. ¿Estás con Carla?

- Sí, estamos con Valeria también. Estamos tomando un café y hablando. No creo que tarde mucho en ir ya. La verdad es que me estoy aburriendo un poco.*

- Bueno, yo te espero aquí. En nada me pongo a hacer la comida. Todavía no vengas que ni siquiera he cogido la sarten.

En poco menos de media hora mi chica ya atravesaba la puerta de casa. Por suerte yo ya había hecho la carne y estaba friendo los huevos. Iba preciosa, haciendo gala de su buen gusto por la ropa. Intuí que no llevaba sujetado por el sutil movimiento de sus tetas al caminar y porque con la camiseta que llevaba quedaba mejor ir sin.

- Pero tío, ponte el extractor que te vas a asfixiar con todo ese humo - me corrigió dando pequeños saltos en los que se apreciaba el generoso volumen de sus pechos -.

- Ay, es verdad - acepté procurando no hacer saltar la chispa de su carácter. Antes de que pudiera decirme que soy un desastre le cambié de tema -. ¿Cómo ha ido? ¿Por qué te has aburrido?

- Bueno, es que son un poco raras. Las quiero mucho a las dos pero me cuesta comunicarme con ellas. Les digo algo y no entienden qué quiero decir.

- ¿Y no será que no te explicas bien?

-Tú siempre igual, defendiendo a las demás. Normal, con lo que te pone Carla...

Ahí me quedé congelado. No supe qué decir. Ya estaba cabreada y comenzaba a atacarme mientras inspeccionaba si había hecho todo lo que tenía que hacer.

- Oye, no vuelvas a decir eso. Lo que hablamos ayer pasó en un momento muy determinado. El resto del día ni me acuerdo de ella - mentira, y más sabiendo que quizás algún día podía verla desnuda -.

- Me da igual lo que me digas. Yo sé que es así. No me importa - dijo en ese tono que usan las mujeres para indicar que es todo lo contrario -. Además, no has sacado la basura.

- Joder, si que vienes buena. No me he acordado. Pero oye, que he metido la ropa, que ya estaba seca.

- ¿Y por qué esto está mojado? - dijo sujetando y enseñándome el tanga en el que me había corrido -.*

- A mí qué me explicas. Como no estaba seco ahí lo he dejado. No hay más.

Me giré disimuladamente para ver qué hacía. Mi chica era capaz de acabar descubriendo mi paja si se lo proponía así que la quería bien lejos del patio. Simplemente se estaba cambiando de espaldas a mí. En el vistazo rápido puede ver el lateral de una de sus tetas firmes y su culo en tanga. Me produjo mucho morbo tenerla enfadada pero me había corrido relativamente rápido así que realmente no me apetecía mucho. Decidí que durante la comida le quitaría el enfado y luego, a la hora de la siesta, me la follaría. Ella hacía tiempo que tomaba las precauciones necesarias - que además la han obsequiado con una crecido de pecho - como para poder culminar dentro por lo que no había peligro por la paja que me había hecho anteriormente.

La comida transcurrió sin problemas mientras veíamos el programa en el que la gente sale con un look peor del que llevaba antes de entrar. Ella, sin motivo aparente y todavía sin habernos levantado de la mesa, me empezó a acariciar los alrededores de mi polla. Al principio me hice el tonto y dejé que ella siguiera metiéndome mano. Patri fue ejerciendo más y más presión sobre mi pantalón, que ya presentaba una una gran montaña en el centro. Mi chica tenía cara de vicio. Se mordió el labio inferior y me dedicó una sonrisa picarona que era el preludio de un buen polvo. Sin mediar palabra se levantó, se hizo hueco entre la mesa y yo y se arrodilló. De repente ya me habían entrado ganas de tener sexo.*
durantula35 is offline   Citar -
Los siguientes 14 Usuarios dan las gracias a durantula35 por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 23-jul-2016, 15:06   #6
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado Imagínatela

Veía su cara bien cerca de mi polla, que todavía buscaba que alguien la liberara. Sacó la lengua y me lamió el pantalón. Luego le dio un mordisco cariñoso a mi mástil mientras me miraba con esos ojos verde azulado. Me levanté, Patri me desnudó la parte de abajo y me volví a sentar con la polla agarrada en la mano. Ella se la metió en la boca y empezó a chupármela. La saboreó, se entretuvo con mi capullo y volvió a engullirla hasta el fondo. Se la sacó de la boca y me empezó a masturbar mientras me decía:

- Te has hecho una buena paja amor mío. Sabe como a mí me gusta.

- Oh, sí, síguemela chupando - le dije agarrándola de la nuca para acompañarla hasta la cabeza de pene -. Me la he hecho antes de que vinieras.

Las mamadas de Patri me llevan a otra dimensión. Son fabulosas. Ya no por el placer que se siente sino por el mero hecho de chupármela. Tenerla ahí sacando la lengua, que esté dispuesta a hacerme una mamada; eso es lo que realmente me pone cachondo.

Estuvo entretenida por lo menos diez minutos. Una mamada en toda regla. Se levantó y se quitó la camiseta de tirantes que se había puesto para comer. Otra vez volví a tocar el cielo con los dedos. Unos pechos blancos, con alguna que otra pequita, salieron de debajo de la camiseta dando un pequeño bote cuando la tela acabó de sobrepasarlos. Patri la tiró a la otra punta del comedor. Se subió a la mesa y se abrió de piernas. Yo ya sabía lo que tenía que hacer.

Le aparté el tanga hacia un lado para poderle comer el coño. Me recreé en su pelo negro y luego busqué su clítoris. Estaba muy húmeda. Me bebí todo lo que caía de su abertura. Acabé por quitarla la ropa interior para poder satisfacerla mejor.

- Cómemelo cariño. Me canta. Oh, oh, oh, no pares por favor. Me voy a correr - me confesó entre gritos y gemidos -.

Incrementé los movimientos de la lengua. Paré de hacerlos largos para concentrarme en la intensidad sobre su clítoris. Quería que se corriera como se merecía. Mientras ella disfrutaba yo me comencé a pajear con la mano libre, ya que con la otra le sujetaba una pierna.

Noté que cada vez había más flujo en mi boca por lo que supuse que ya se había corrido. La cogí por la cintura, la levanté y me senté de nuevo en la silla. Ella hizo lo mismo metiéndose mi rabo. Comenzó a moverse, yo a disfrutar. Le toqué las tetas, las saboreé, las escupí y luego las volví a acariciar. Deseaba que me hablara de Carla, de alguien.

- Cuéntame algo Patri - le dije para que me hablara de ella -.

- ¿Qué quieres saber? ¿Estás cachondo?

- Claro que lo estoy. Me gustaría que Carla estuviera aquí mientras follamos y se comenzara a tocar.

Patri comenzó a estremecerse. Que nombrara a otra mientras follábamos la excitaba. Sus pezones estaban rectos y su boca abierta de placer.

- Algún día, quizás. Como igual algún día consigues verla.

- ¿No tienes fotos?

- Pronto - me prometió mientras salía de mi polla y se apoyaba en la mesa -.

Me levanté e intenté metérsela a ciegas. No acerté así que ella me la sujetó y se la metió. Comencé a darle por detrás. El ruido de su culo cuando la pongo a cuatro patas, esta vez de pie, es música celestial. Le dí un cachetazo.

- Fóllame como te follarías a Carla. Quiero ver cómo lo harías. Soy tuya.

Las palabras de Patricia me insuflaron un plus de energía. Me estaba pidiendo que me imaginara que me follaba a Carla. La agarré del pelo y comencé a follármela muy duro. Tenía el culo rojo. No paraba de gemir y gritar que no parara.

- ¿Así se lo harías a ella? Seguro que se volvería loca por tu polla.

Al momento, saqué mi miembro de su abertura y la obligué a que se arrodillara. Estaba a punto de estallar así que no hizo falta que me pajeara mucho. Le llené sus preciosas tetas de corrida. Patri se acercó para hacerme una última y pequeña mamada, se levantó y se marchó a darse una ducha. Me quedé de pie, intentando asumir que a mi chica le ponía que me la follara pensando en su mejor amiga.

------------------------------------------------------------------------------------------------

Quinta entrega del relato. Espero que os guste y disfrutéis tanto como yo escribiendo.

Un saludo.
durantula35 is offline   Citar -
Los siguientes 16 Usuarios dan las gracias a durantula35 por este Post:
Antiguo 23-jul-2016, 23:56   #7
lordler
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2014
Mensajes: 38
Gracias 34 Veces en 15 Posts
Predeterminado

Mucho ánimo con el relato! Eres muy bueno escribiendo y manteniendo el morbo. Espero que estés con fuerzas para seguir! Ya estamos esperando la próxima entrega.
lordler is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a lordler por este Post:
Antiguo 24-jul-2016, 20:18   #8
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por lordler Ver Mensaje
Mucho ánimo con el relato! Eres muy bueno escribiendo y manteniendo el morbo. Espero que estés con fuerzas para seguir! Ya estamos esperando la próxima entrega.
Muchas gracias por tus palabras, las aprecio y te he contestado a tu mensaje privado
durantula35 is offline   Citar -
Antiguo 24-jul-2016, 23:44   #9
Tioron
Moderador
 
Avatar de Tioron
 
Fecha de Ingreso: feb-2008
Mensajes: 10.936
Gracias 5.033 Veces en 3.054 Posts
Predeterminado


Continua por favor, esto engancha.....
__________________
vente a bailar.....



La botella siempre medio llena..... por supuesto..........


Sencillamente, por aquí ando.
Tioron is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Tioron por este Post:
Antiguo 25-jul-2016, 01:05   #10
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Tioron Ver Mensaje

Continua por favor, esto engancha.....
Tengo que sacar tiempo para la sexta entrega
durantula35 is offline   Citar -
Antiguo 25-jul-2016, 01:20   #11
Niloco80
Mega Pajillero
 
Avatar de Niloco80
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 338
Gracias 193 Veces en 183 Posts
Predeterminado

muy buenas !!! .....a darle caña a asunto ....para poder seguir leyendo ..
Niloco80 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Niloco80 por este Post:
Antiguo 25-jul-2016, 16:56   #12
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado Patri entra en el juego

Ya habían pasado unos cuantos días desde nuestro excitante e intenso encuentro sexual. Siempre aprovechamos cuando estamos solos en su casa para echar polvos pero cuando están sus padres y me quedo a dormir siempre lo hacemos por la noche sin hacer demasiado ruido; eso sí, hablando de cualquier marranada para que podamos acabar sin despertar a nadie. Si nos pillaran sus padres pasaríamos una vergüenza total.

No obstante, que ella estuviera abierta a meter a otras personas en nuestras relaciones sexuales, de forma simbólica eso sí, me hizo reflexionar que no tenía porque ser siempre tíos. No me gustaría que se follaran a Patri, me pondría celoso y me pillaría un cabreo considerable, pero la idea de que la vean otros maromos, le digan lo buena que está y lo potentes que están sus tetas sí me excitaba sobremanera. Ella, en cambio, nunca había hecho referencia al tema y yo, por no cagarla, no lo había nombrado nunca.

Siempre he sido muy protector y posesivo con Patricia. Es mi novia y la quiero para mí pero a medida que nuestra relación iba avanzando, y por lo visto a una velocidad vertiginosa pese a que el juego propuesto apenas echaba a andar, me atraía cada vez más que mi chica se convirtiera en objeto de deseo de otros. No entendía muy bien la razón de esa excitación y por más que quería rechazar esa idea la muy condenada se iba haciendo más y más atractiva cada vez que veía las poderosas tetas de Patri.

Para airearme un poco quedé con mi mejor amigo para ir al gimnasio, que sin querer había ido abandonando sin darme cuenta, y luego coger las bicicletas para subir hasta una zona natural que habitualmente se usa para hacer deporte y desde la que se ve toda la ciudad. La sesión de pesas la aguanté perfectamente pero a medida que fuimos subiendo a ritmo rápido por las calles me iba faltando el aliento. No querer ser menos que mi colega fue razón suficiente para seguir el ritmo aunque lo que más deseara fuera parar y beber agua o, directamente, poner la cabeza debajo de una fuente.

Fuimos haciéndonos relevos para ir en cabeza en varias ocasiones para que el otro pudiera ir más suelto. Así dejamos atrás la ciudad y seguimos el intenso ascenso por la carretera hasta que por fin llegamos a la pista de tierra, rodeada de árboles, y desde la que se ve el mar.

Es habitual que por allí transiten personas mayores andando, grupos de runners, algún que otro aficionado a la bici, tías buenas y jóvenes cuidado su cuerpo a carrera contínua. Vimos a varias chicas de muy buen ver y solamente con una mirada mi colega y yo ya sabíamos qué pensábamos.

Paramos un rato a beber un trago para refrescarnos cuando ya no pudimos más. Aproveché para sacar el móvil y hacer una foto a las fantásticas vistas. Estaba oscuro y se veía toda la ciudad iluminada con el mar, ya negro, rodeándolo todo. Se la mandé a Patri para que viera hasta dónde habíamos ido. Ella, que no es muy aficionada al deporte, se quedó flipando de que hubiéramos podido llegar hasta ahí arriba; aunque lo cierto es que cualquiera que tenga algo de capacidad física hubiera podido llegar con menos problemas que yo.

Le dije que no tenía mucho tiempo para hablar ya que no llevábamos luces y teníamos que bajar por una carretera con algunas curvas que podrían ser peligrosas para un ciclista.

- Estoy con Valeria tomando algo. Me ha dicho que conoce un sitio, en plan piscina natural, que es súper chulo.Hay cascadas, el agua es cristalina, hay rocas desde las que se puede saltar y no está demasiado lejos. ¿Te gustaría ir con ella y con Óscar? Les pagamos nuestra parte de la gasolina, nos llevamos comida y ya está.

La propuesta me cogió desprevenido. Nunca habíamos quedado con otra pareja para hacer nada, ni para ir a tomar algo. Bueno, alguna que otra vez sí pero no nunca hemos sido muy dados a hacer planes con otras parejas. No me apetecía mucho, la verdad. Valeria no es muy agraciada físicamente: baja, regordeta, con algo de chepa y tetas caídas. Encima, a día de hoy, todavía no sé decir si Óscar es el guapo de los dos. Yo creo que sí, pero Patri no piensa lo mismo. Total, que son un cuadro. Y con unos gustos culturales totalmente opuestos a los nuestros. Aun así, por no escuchar que nunca hacemos nada acepté.

- Bueno, me parece bien. No perdemos nada. Y si nos gusta volvemos tu y yo otro día. Eso sí, yo paso de comer nada que haya cocinado Valeria. Nosotros lo nuestro y ellos lo suyo.

- Ya, ya. Yo tampoco voy a comer nada de ellos hahahah - me contestó ella, que ya sabía que yo era reticente a quedar con Valeria y Óscar -.

Dejé el móvil en la mochila y emprendimos la marcha. Bajamos lanzados, aunque yo iba frenando cuando veía que alcanzaba mucha velocidad. Martín, mi mejor amigo, me sacaba bastante distancia. El muy cabrón no tenía miedo y siempre me tenía que esperar en las bajadas. Una de las cosas que más nos gusta a los dos es ir esquivando a la gente que va apareciendo, pasando todo lo rozando que podemos para aumentar la adrenalina de la bajada. Nunca hemos tenido percances así que no tenemos intención de dejarlo de hacer.

No tardamos nada en llegar cada uno a su casa. Cené cualquier cosa y me duche. Me dí cuenta que tenía ya una buena mata de pelo en el pubis. Cogí unas tijeras y me lo recorté. Luego, con el jabón, me depilé totalmente la polla. Nunca he tenido un miembro demasiado grande pero totalmente rasurada parecía más gorda, más grande y más apetecible. Tenía la piel totalmente retirada y el grande miraba furioso hacia arriba. Estaba empalmado pero no pajeé.

Quería que Patri viera en qué estado tenía el pene. Me hice una foto y se la mandé. Tardó en contestar un rato:

- ¿Qué haces? ¿Y si hay alguien a mi lado y te ve el pito?

-Me da igual. Mejor, me pone que me vean.

- ¿Estás cachondo? La tienes muy dura por lo que veo. Hostia, si te has depilado...no me gusta - me dijo al fijarse en la foto y ver mi pubis totalmente calvo -.

- Ahora la única que tiene pelo eres tú. No te depiles, me gusta como lo tienes. Si me mandas una foto de tus tetas me haré una paja.

- No me apetece. Estoy ya en la cama y no quiero sacármelas - me dijo de forma imperativa -.

- Va joder - le respondí mientras le enviaba una foto en primer plano de mi mano sujetándome la polla -.

- Me encanta que me envíes fotos, pero yo no voy a hacer lo mismo. A no ser que consigas ponerme un poco tonta - parecía que ella quería entrar en el juego -.

- La próxima vez que quedes con Carla hazle una foto para mí. Ya sé que tiene las tetas pequeñas, que tiene el coño depilado y que la chupa mejor que tú. Ahora quiero verla con mis propios ojos. Lo tienes que hacer por mí. Disfrutaremos.

Ella debió quedarse en shock porque no me contestó al momento. Quizás había sido muy brusco y ella se podía haber sentido molesta por haberla nombrado a su mejor amiga de forma tan directa, no como en otras ocasiones en las que ella estaba serena. Recibí su mensaje y lo abrí con cautela, con el corazón en un puño, por si se había enfadado.

Lo primero que ví fueron sus contundentes tetas. Estaban enormes, redondas, perfectas. Los ojos se me fueron a los pezones rosados que dan la perfección a los pechos de mi chica.

- Menudas tetazas tienes cariño. Me pones muy burro. Me voy a pajear mientras te veo.

- Yo voy a hacer lo mismo. Voy a tocarme. Enséñame cómo te la haces.

Obediente le pase otra foto de mi polla. Se veían las venas y un prepucio enorme. Me la estaba agarrando y sacudiendo con fuerza.

- No me refiero a esto, amor mío. Quiero que me pases un vídeo de cómo te la cascas.

La propuesta me puso todavía más caliente. Mi chica estaba aprendiendo rápido sobre cómo quería que giraran a partir de ahora nuestras relaciones sexuales. Me fuí al lavabo con la polla tiesa y me grabé masturbándome.

- Tienes mucha práctica. Más que yo. Ojalá yo te pudiera pajear tan bien como tu lo haces.

- Tengo mucha práctica porque me hago muchas pajas - le dije la verdad -. Pásame ahora tu un vídeo y dime que podré ver a Carla. Me gustaría que el vídeo lo viera ella también.

- Eso no va a pasar cariño, tampoco te emociones. Solamente te voy a ver yo. Tu quizás pronto la veas amor. Quizás tengo ya la foto y tu no lo sabes.

Me dio un subidón de la hostia. Si me lo curraba un poco, si jugaba bien mis cartas, podría ver a Carla.

- Mmmm, qué sugerente. Ojalá pudiera estar en la cama contigo para follarte como nunca mientras vemos a Carla. ¿Sólo se le ven las tetas?

- Sí, solamente las tetas. Hoy hemos ido a la playa...como tu te has ido con Martín...era una sorpresa para tí pero no me dejas otro remedio que te lo revele.

- ¿Has hecho topless? - esa idea ya no me hacía tanta gracia. Si mi chica enseñaba las tetas quería que fuera conmigo -.

- Quién sabe. Quizás si, quizás no. Carla desde luego que sí -me confesó mientras a mi me entraba la mala hostia por su ambigüedad -. Estoy muy húmeda y me gusta que te pongas celoso.

- No me gusta que no seas clara. Supongo que no lo has hecho; vaya, me extrañaría y mucho tendrías que haber cambiado. Me parece que voy a dejar el móvil, mañana hablamos. No estoy enfadado pero no me gusta esto - le confesé -.

- Vale, mañana vente a dormir que es viernes y quizás te puedo recompensar de alguna manera...y el finde a bañarnos y a pasarlo bien. Te quiero, buenas noches cariño mío - me dijo ella con dulzura y cierta sentido de culpa por no haber sido clara -.

Al final por jugar mis cartas acabé quemado. Volví a abrir la foto de tus tetazas, las admiré un rato sabiendo que nunca podría encontrar unas que me gustaran más y dejé el móvil sin acabarme la paja. Me costó dormir pero al final me sumergí en un mundo onírico en el que Patricia me compartía con Carla.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Sexta entrega del relato. Poco a poco voy encontrando momentos para poder ir escribiendo y recogiendo mi experiencia. Espero vuestras cábalas y opiniones del asunto.

Un saludo.
durantula35 is offline   Citar -
Los siguientes 20 Usuarios dan las gracias a durantula35 por este Post:
Antiguo 25-jul-2016, 17:26   #13
ENCOFRADOR
Ministro Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: ESPAÑA
Mensajes: 1.239
Gracias 562 Veces en 298 Posts
Predeterminado

Tus relatos son tremendamente adictivos amijo
__________________
Pasate por mis relatos y deja tu oponion:

Morbo en Tenerife

Me puedes echar crema
ENCOFRADOR is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a ENCOFRADOR por este Post:
Antiguo 26-jul-2016, 01:15   #14
lordler
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2014
Mensajes: 38
Gracias 34 Veces en 15 Posts
Predeterminado

Estupendo como siempre. Tienes un don, se te da realmente bien. Además se pone cada vez más interesante. Ya esperamos el séptimo capítulo!
lordler is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a lordler por este Post:
Antiguo 26-jul-2016, 13:48   #15
nij
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2013
Mensajes: 48
Gracias 23 Veces en 20 Posts
Smile buffff

mmmmm la cosa se va poniendo calentita y muy morbosa...... sigue asi te seguimos.....
nij is offline   Citar -
Antiguo 26-jul-2016, 17:44   #16
ENCOFRADOR
Ministro Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: ESPAÑA
Mensajes: 1.239
Gracias 562 Veces en 298 Posts
Predeterminado

Yo tambien he interrogado a mi mujer sobre sus amigas, se que tienen muchas veces conversaciones subidas de tono entre ellas en las que se cuentas sus intimidades y comparten vestuario tanto cuando van de compras como en la piscina .

Me encanta saber lo guarras que son algunas de ellas y como les ponen los cuernos a sus maridos con el socorrista de su urbanizacion o con el repartidor de botellas de agua.......

Otras veces me encanta que me cuente todos los detalles de sus coños cuando van a depilarse, como algunas dicen que las encanta que se lo coman sin pelos porque asi notan mas su lengua..... jajajaja todo un espectaculo vamos y eso me pone a mil de imaginarlo.

Y luego de cara al publico ellas tan modositas y tan pijas.... ya ya....
__________________
Pasate por mis relatos y deja tu oponion:

Morbo en Tenerife

Me puedes echar crema
ENCOFRADOR is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a ENCOFRADOR por este Post:
Antiguo 26-jul-2016, 22:48   #17
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado Opinión

Me gustaría saber vuestra opinión sobre los seis capítulos. Cuál os ha gustado más y por qué razón. Estaría bien que fuera un debate divertido en el que nos implicáramos todos.

Gracias.
durantula35 is offline   Citar -
Antiguo 27-jul-2016, 01:24   #18
nij
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2013
Mensajes: 48
Gracias 23 Veces en 20 Posts
Smile pues......

me quedo con el momento que se lo dijiste y con el ultimo en el que ella entra al juego....... sobre todo el que mas nos gusta a nosotros es el ultimo el mas pícaro y juguetón.....
nij is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a nij por este Post:
Antiguo 27-jul-2016, 07:38   #19
obsesion
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de obsesion
 
Fecha de Ingreso: may-2005
Ubicación: Andalucía
Mensajes: 524
Gracias 122 Veces en 49 Posts
Predeterminado

El relato promete. Nos encanta.
obsesion is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a obsesion por este Post:
Antiguo 27-jul-2016, 15:00   #20
tripoede78
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: sep-2010
Mensajes: 138
Gracias 6 Veces en 6 Posts
Predeterminado

Muy grande el relato. Continua por favor....
tripoede78 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a tripoede78 por este Post:
Antiguo 27-jul-2016, 16:09   #21
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por tripoede78 Ver Mensaje
Muy grande el relato. Continua por favor....
Muchas gracias!! Iré espaciando el tiempo entre capítulo y capítulo para que aumenten las ganas.

Cita:
Empezado por obsesion Ver Mensaje
El relato promete. Nos encanta.
Me gusta que lo leas en pareja. ¿Os pasa lo mismo?

Cita:
Empezado por nij Ver Mensaje
me quedo con el momento que se lo dijiste y con el ultimo en el que ella entra al juego....... sobre todo el que mas nos gusta a nosotros es el ultimo el mas pícaro y juguetón.....
Grande!!
durantula35 is offline   Citar -
Antiguo 27-jul-2016, 23:24   #22
ParTGNA
Mega Pajillero
 
Avatar de ParTGNA
 
Fecha de Ingreso: feb-2008
Mensajes: 240
Gracias 698 Veces en 124 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por durantula35 Ver Mensaje
Muchas gracias!! Iré espaciando el tiempo entre capítulo y capítulo para que aumenten las ganas.



Me gusta que lo leas en pareja. ¿Os pasa lo mismo?



Grande!!
Gran relato! Nosotros impacientes por la continuación!
ParTGNA is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a ParTGNA por este Post:
Antiguo 29-jul-2016, 15:22   #23
gazpaxo
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2012
Mensajes: 4
Gracias 3 Veces en 3 Posts
Predeterminado

El relato me esta encantando... mi imaginación está volando ... sigue pronto que todos estamos deseosos de ver como acaba...
gazpaxo is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a gazpaxo por este Post:
Antiguo 02-ago-2016, 20:12   #24
joketetas
Mega Pajillero
 
Avatar de joketetas
 
Fecha de Ingreso: may-2005
Mensajes: 422
Gracias 27 Veces en 22 Posts
Predeterminado

Vuelveee, no nos dejes así
__________________
" Fuerza y honor "
joketetas is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a joketetas por este Post:
Antiguo 05-ago-2016, 01:03   #25
durantula35
Pajillero
 
Avatar de durantula35
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 51
Gracias 307 Veces en 37 Posts
Predeterminado La piscina natural

Allí estábamos Patri y yo. Apretujados en un coche antiquísimo, lleno de abolladuras y roces, sin aire acondicionado y padeciendo las canciones en catalán de dibujos animados que Valeria y Óscar cantaban. No faltaban las bandas sonoras de 'El detectiu Conan', 'Doraemon', 'Shin-Chan' y demás series que animaron la infancia de la generación del 90.

Íbamos camino de las piscinas naturales que conocía Valeria y que de mala gana había aceptado ir a petición de mi chica. No me agradaba mucho la idea de ver a una pareja tan atípica como Valeria y Óscar en bañador. Ella era regordeta y poco agraciada y él poco más o menos igual. Un cuadro. Con total sincerad me daba vergüenza que me vieran con aquellos dos, aunque mi chica estaba muy a gusto con ellos. Normal, ya estaba acostumbrada.

Yo llevaba mala cara. Tenía el gesto torcido desde que los divisamos a lo lejos, mientras ellos nos esperaban con la tartana blanca aparcada en doble fila.

- No sé por qué tenemos que ir con estos dos. Somos parejas totalmente contrarias. Ellos son muy frikis, que quieres que te diga - le solté de forma behemente a mi chica cuando salimos de casa -.

- Ya lo sé, ya. ¿Y qué quieres hacerle? Vamos, nos damos un buen baño y nos volvemos. No es para tanto - dijo Patri intentando animarme -.

- Me aburriré y lo sabes. Si voy es por tí. No esperes que esté muy dicharachero. Son tus amigos, así que la que tiene que sacar conversa eres tú - la advertí -.

- Tú calla y disfruta - me contestó -. Procura que no haga topless solamente para joderte.

- Atrévete a enseñar las tetas delante de ese. Vamos, ya lo que me faltaba para amargarme el día - le dije claramente molesto por su amenaza camuflada -.

Lo único que me animó durante el trayecto fue ninguno de los tres se dirigió a mí. Ya me estaba bien que me dejaran tranquilo. <<Ya podía haber venido Carla, al menos me hubiera alegrado la vista>>, pensé con la clara intención de hacerme mala sangre.

Al final las canciones entraron en mi cabeza y aunque no las canté en voz alta por orgullo sí que las estaba cantando mentalmente. La pareja estaba muy entusiasmada dándole a los recuerdos y mi chica, que nunca ha sido de series japonesas, escuchaba su música del móvil. Si no llegábamos pronto a las piscinas naturales me tendrían que encerrar en un frenopático.

Las audiciones duraron cerca de una hora e incluso siguieron cuando el maltratado coche blanco ya hacía rato que estaba aparcado y nosotros andábamos por el sinuoso camino que, en principio, nos iba a llevar a la piscina natural. Ellos estaban muy seguros de donde iban pero yo y Patri no teníamos la más mínima idea. Aquello ya me olía raro lo de tanto andar así que al final acabaron reconociendo que nos habíamos perdido. La tecnología acudió a nuestro rescate y, tras volver hacia atrás un cuarto de hora, encontramos el camino correcto.

Valeria no había mentido. Aquello era un auténtica maravilla. Un pequeño oasis lleno de guijarros y plantas que daban a un lago de agua limpia pero algo verdosa en la que caía el agua de una cascada de siete metros. Por suerte, aquel día no había nadie así que los cuatro íbamos a estar solos.

Nos pusimos tan a la sombra como pudimos ya que las dos mujeres eran propensas a ponerse coloradas. Dejamos las cosas, colocamos las toallas y yo y Óscar nos quedamos en bañador en un momento. Fuimos a comprobar cómo estaba el agua. No se podía esperar otra cosa: pese al asfixiante calor el agua estaba helada. Tanto él como yo comenzamos a maldecir mientras nos íbamos introduciendo en el lago. Se me puso toda la carne de gallino así que me sumergí del todo para acabar con el suplicio. Al poco rato ya estaba acostumbrado a la temperatura y ya me parecía que estaba perfecta.

Las chicas se estaban aplicando abundante crema. En el caso de Valeria en vez de crema parecía que se estaba echando cemento. Este detalle no hizo otra cosa que reafirmar mi pensamiento sobre ellos.

- ¡Ahora nos metemos! - gritó Patri mientras nos saludaba.

Ninguno de los dos la contestamos pues creímos que no hacía falta decir nada. A los cinco minutos mi chica ya se estaba intentando meter en el agua. Llevaba una braguita brasileña de color rosa con la que se podía observar claramente la forma de su culo. La parte de arriba era negra y le hacía un bonito escote. En cambio, Valeria seguía sentada esperando a que se le sacara lo que fuera que se había puesto. La amiga de mi chica llevaba un bikini de estampado de flores. Se levantó, se quitó el sujetador y se quedó en tetas.

Me quedé de piedra. Valeria es la última chica a la que hubiera deseado verle las tetas pero cuando ví su intención de hacer topless mi polla comenzó a ponerse recta y cuando sus tetas, grandes y caídas, quedaron al aire ya estaba dura como una estaca. No quería que Patri viera que me había pasado esto, pues a saber qué me decía. Mucho menos quería que Óscar se diera cuenta, que por otra parte no sé que estaría pensando sobre que le estuviera viendo las tetas a su chica.

Valeria corrió sin miedo al frío del agua y sus ubres se balancearon de un lado al otro. Ví claramente cómo sus pezones se ponían rectos. <<Menudas tetas tiene esta, menudo morbo>>, pensé mientras alternaba la mirada entre los liberados pechos de Valeria y las tetas tapadas de mi novia. <<Si Óscar viera las tetas a Patri iba a quedarse boquiabierto>>, me enorgullecí del tipo y los pechos de Patri mientras formaba imágenes calenturientas en mi mente. No sabía dónde ponerme pero comenzaba a pensar que el día en la piscina natural con Patri, Valeria y Óscar podría dar de sí.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Dejo el séptimo capítulo del relato. Este es más 'light' pero prometo más morbo. Me marcho de vacaciones así que a mediados de mes volveré a postear.
durantula35 is offline   Citar -
Los siguientes 13 Usuarios dan las gracias a durantula35 por este Post:

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas