Antiguo 18-jun-2018, 19:46   #426
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

-Tranquilo, ha sido más corte que susto.- respondí amablemente a pesar de mi vergüenza.

"Me ha visto todo el culo si no más..." Sonaba en mi mente.

-Te he reconocido y por eso me he acercado a disculparme- continuó el chico.

"¿Reconocido? ¿Por mi culo blanco en la oscuridad?". Mi cara de asombro e incluso algo de susto le hizo continuar.

-Perdona, que no me he explicado bien. Llevo varios días en la playa viéndote y al salir detrás tuya para disculparme cuando te reconocí.
-¿En la playa? Pero yo no te he visto...-"O me hubiera fijado, tan guapo"- dije y pensé.
-Trabajo en las hamacas. Cuando termino el curso trabajo aquí en verano para sacarme dinerillo. Es pesado pero compensa.- me explicó.
-¿Qué estudias?- me interesé.
-Me estoy sacando un grado de educación física, deportes al aire libre. Me gustaría montar mi negocio aquí cuando termine. Canoas, vuelo sin motor y esas cosas...

"Por eso estás tan bueno". Pensé observando disimuladamente el resto de su pecho marcado en la camiseta además de la sonrisa franca con la que me hablaba.

-...Desde las hamacas te he visto estos días con tu amiga en la playa y al reconocerte hoy me he atrevido a hablarte. Me llamo Daniel...
-Quela. Encantada- y nos dimos dos besos.
-¿Puedo invitarte a una copa?
-No vengo sola- respondí.-Espera...

Me acerqué a María que estaba muy animada charlando y me dijo que me fuera a charlar con el chico tranquilamente que ya ella me avisaba. Que aprovechara que era muy guapo. Le puse cara de pocas amigas pero me fuí con el chico.

-Al final de la calle hay un pub frente a la playa con una buena vista del mar. No es lejos, ven- y tiró de mi mano para que lo siguiera.

Pasamos por delante de la obra donde habíamos orinado y de nuevo me vino la vergüenza. Se me debieron encender las mejillas porque se disculpó de nuevo diciéndome que no había visto más que una silueta saliendo ligera.

Daniel resultó ser muy agradable. Me habló de sus proyectos, su vida en quel pueblo. Tenía 22 años y me confesó que había sido mal estudiante hasta que encontró su vocación y que entre que se centró en los estudios y el dinero que se sacaba en verano llevaba dos años muy productivos. Le pareció interesante que yo estudiara aunque cuando le conté que me volvía a mi ciudad se le torció un poco el gesto. !Si no me conocía de nada¡

Mientras charlábamos me fijaba en sus gestos, su acento, y especialmente en sus ojos. Muy oscuros y penetrantes. Era muy moreno, pues estaba todo el día en la playa pero se ve que el sol le aclaraba el cabello pues lucía mechones semirrubios naturales en su pelo corto y el vello de sus brazos y lo poco que asomaba en sus bermudas era rubio, confiriéndole un aspecto llamativo y a la vez de contraste. Sin darnos cuentas nos tomamos dos copas sentados en la terraza y al ser entresemana nos avisaron que cerraban. Pidió que nos cambiaran los vasos de cristal por dos de plástico y me invitó a sentarnos en las hamacas de la playa para terminarnos las copas. Yo estaba agusto y confiada y acepté. María me había mandado un mensaje para avisarme que ya estaba en casa, que llamara al timbre que ella se levantaba para abrirme. La postdata era: "Aprovechate de ese bombón". Me volví a poner colorada y Daniel me sonrió sin saber la causa.

Colocó dos hamacas en paralelo frente al mar y nos sentamos con las piernas arriba charlando mientras oíamos las olas del mar y veíamos un espectacular cielo estrellado sin luna.

En un momento dado Daniel me preguntó:
-¿Hasta cuando te quedas?
-Mañana mismo tengo que volver a la universidad a rematar los papeles de mi traslado.

Su cara de decepción me sorprendió y mas cuando me dijo:

-Me habría gustado conocerte más.

"Y yo que lo hicieras" pensé. Después me extrañé de lo que me estaba pasando, pero me gustaba aquel chico. Me olvidé de Jorge y hasta de José Luis y además y sentía mi boca hacerse agua esperando recibir un beso.

-Ojalá me hubiera atrevido a hablarte el primer día que te ví...-continuó.
-¿Y por qué no lo hiciste?- pregunté esperando alguna reacción suya.
-Con lo guapa que eres, ¿cómo iba a pensar que me echarías cuenta?
-Pues ya ves que lo estoy haciendo...- me sorprendí contestándole mientras mi mente me decía "Bésalo".

No hizo falta. Tras un breve silencio en que nuestros ojos se observaron en la oscuridad acercó su cara a la mía y besó mis labios ligeramente. Sin separarse buscó mi boca y se la ofrecí y en menos de un minuto compartíamos hamaca, saliba y su brazo me apretaba contra su cuerpo...

Última edición por Quela fecha: 18-jun-2018 a las 19:55.
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 19-jun-2018, 18:24   #427
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

De golpe me separé de su boca. Se sobresaltó por mi gesto.

-Me ha entrado mucho calor- dije con una sonrisa abierta- !Vamos a bañarnos¡
-¿Ahora? ¿A oscuras?
-Claro, ¿no te atreves?- dije desafiante.

Se levantó de un salto y se quitó la camiseta mostrándome con la escasa luz que llegaba del paseo marítimo un pecho ancho y moreno con un línea de vello en el centro y dos grandes pezones, que me resultaron extensos para un chico. Al ver su decisión me levanté frente a él y solté el botón de mi short y la cremallera dejándolos caer pierna abajo. La camiseta casi tapaba mis bragas negras de algodón. Cuando levanté la cabeza Daniel ya se había quitado los pantalones y pude ver sus boxers rojos de tira negra perfectamente pegados a su anatomía marcando un buen paquete seguramente ya algo hinchado por nuestros besos y la excitación del momento. Estaba expectante para ver mi siguiente paso. Me quité la camiseta acordándome que no llevaba sujetador. Me estaba enrollando con él, lo de menos es que me viera las tetas...

Mientras dejaba mi cmiseta sobre la hamaca Daniel se había quitado el calzoncillo. No pude evitar mirar una polla morcillona bastante gruesa y con todo el glande fuera y muy grueso. Ahora sé que quedan así las que están operadas de fimosis pero entonces no lo sabía y me llamo la atención la anchura de su glande a pesar de no estar empalmado. Pero también la gran mata de vello recortado pero fuerte que formaba un trapecio muy marcado sobre sus genitales dando sensación de naturalidad y mucha virilidad. Su estómago era plano y debía estar excitado pues respiraba profundamente.

Sin quitarme las bragas le tendí la mano y caminamos hasta el agua. Me dijo que aunque aun no era San Juan saltáramos tres olas antes de entrar al agua. Su polla y mis tetas saltaron al unísono. Y tras esto tiró d emí arrastrándome hasta el agua hasta que saltamos a zambullirnos al agua que por efecto de la noche no me resultó muy fría.

Tras quitarme los pelos y el agua de la cara salté sobre él con intención de darle una ahogadilla, pero con habilidad me evitó siendo yo la que caí en su ardid. Al intentar salir del agua mi mano sobó su culo. Volvió a por mí levantándome por piernas y axilas y evidentemente su mano tocó mi pecho. De nuevo me hundió en el agua y al intentar salir esta vez me encontré con su polla a la que cubrí con mi mano sin querer llamándome la atención su grosor al que no estaba acostumbrada. Se comportó como si no hubiera pasado nada pues fue solo un instante, pero yo ya sabía que esa noche habría algo más que juegos, especialmente cuando tras levantarme de nuevo se acercó sonriéndome y me dijo:

-¿Ya has tenido bastante?
-Depende de qué...

Lo interpretó claramente y poniendo sus manos en mi cintura se acercó a mi cara, con mis ojos a la altura de su boca de labios gruesos me susurró al oído:

-De agua...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 21-jun-2018, 20:18   #428
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

No sé si era mi cuerpo o era mi mente, o el alcohol, o todo, pero aquella noche Daniel me tenía absorbida como no recuerdo nunca en nadie que acababa de conocer. Se me había olvidado hasta mi cicatriz y sólo pensaba en dar rienda suelta a lo que surgiera aquella noche con aquel chico, que inicialmente había interpretado como educado y cortado resultó ser bastante lanzado pero sincero. O eso me parecía metidos en el agua con su desnudez.

Sus manos en mi cintura y su susurro en la oreja me hicieron estremecer y puse mis manos en sus hombros mientras se acercaba más a mí. Pegó sus labios a los míos y su curpo al mío, que sentí frío por el agua. Debí tiritar pues rompió el beso y me preguntó si tenía frío. Asentí con la cabeza.

Se pusó detrás mía rodeandome con sus brazos y haciendome sentir perfectamente su polla en mi culo, aunque creo que no lo hizo queriendo, y así pegados llegamos a la orilla. Era una sensación extraña con un chico con el que ni siquiera me había enrollado. Reconozco que allí quietos me falto poco para arrepentirme, pues nos quedamos parados allí pegados en silencio hasta que Daniel se separó y me tiró de la mano. Llegamos a las hamacas y me ofreció su camiseta para secarme.

-Estás loca, estás tiritando.
-Te voy a empapar la camiseta.
-Dejame que te seque, yo no tengo frío. O si quieres póntela y luego te pones la tuya seca.

La actitud de Daniel dando a entender que no habría nada más entre nosotros y su amable ofrecimiento me hicieron de nuevo valorar al chico en mi primra impresión. Desnudo delante mía y conmigo en bragas no buscaba el contacto forzado e incluso no insistió en tener algo.

-No pasa nada, Daniel- contesté- ya estoy entrando en calor, es que me dió mucho frío mojada con la brisa. ¿Ves? Ya tenía bastante agua...
-¿De agua? Entonces...-se acercó de nuevo a mí mirándome a los ojos.-...tendré que darte alguna otra cosa-continuó tomando mi cara con sus manos y acercando sus labios de nuevo a los míos como lo habíamos dejado hasta que me dió la tiritera.

Estaban fríos por el agua pero me resultaron agradables y respondí. Estábamos de pie en medio d ela playa solo con nuestras caras unidas en un suave beso. Cualquiera que se acercara a las hamacas podría vernos, pero allí estábamos parados besándonos. Hasta que le ofrecí mi lengua y pegó su cuerpo al mío. Sentí como su polla se endurecía contra mi vientre y por pudor me acercó a la hamaca donde nos habíamos besado al principio que quedaba tapada de la vista del paseo por la pila del resto de hamacas. En la sombra nos tumbamos de lado y retomamos los besos esta vez con su mano en mi espalda sosteniéndome y la mía en su pecho. Tenía curisidad por tocar esos grandes pezones pero no me atrevía. Él por su parte tampoco buscaba ni mi culo ni mis pechos. Estábamos un poco cortados los dos. ¿Pero si estábamos desnudos sin ni siquiera habernos enrollado¡¡¡¡

Me atreví a morder su labio carnoso y me lo ofreció. Busqué su pecho y lo acaricié mientras no dejaba de dar mordisquitos a sus labios. Su pezón era ancho pero su tetilla pequeña y endurecida por el frío. Gimió. Me parecía que era sensible. Bajé mi cara a su pecho y lamí un pezón. Gimió de nuevo y se giró boca arriba ofreciéndomelo. Le sonreí y volví a buscar el pezón con mi boca. Apoyé mi mano en su vientre. Respiraba agitado mientras soltaba leves gemidos. El chico disfrutaba y sin miramientos empecé a bajar mi mano por su vientre hasta llegar a su vello público recortado pero muy marcado. Sentía su nerviosismo a la vez que mis profundidades despertaban palpitando liberamente y humedeciendo mi interior.

Por fin agarré su polla. Era gruesa, muy gruesa aunque más corta que la de mis amantes anteriores y su glande totalmente hinchado era muy suave. Gimió fuerte al sentir mi mano. Sin embargo al no tener prepucio no sabía como pajearlo. Acariciaba su glande pero no conseguía hacerle el sube y baja con la mano. Mientras pensaba como hacerlo sentí su mano descender por mi espalda y acariciar mi culo sobre la braga mojada. Yo pasé a acariciar sus pelotas, también gruesas a juego con su polla. No gemía igual y volví a acariciar su glande envolviéndolo con mi mano.

La mano de su culo se abrió paso por el elástico de la braga y agarró mi nalga. Como no dije nada y seguí acariciandole se abrió paso entre mis nalgas hasta alcanzar los labios de mi coño desde atrás. Dí un repingo al sentir su dedo. Se detuvo pero apoyé mi cabeza en su hombro y volví a acariciarle la polla. Buscó con su dedo mi coño y se encontró con mi humedad. Lancé un gemido de conformidad. Urgó hasta dar con mi clítorix y empezó a rozarlo. Apreté mi cabeza a su pecho mientras aceleraba mi paja aunque creo que torpemente a la vez que estiraba mi pierna sobre su muslo para facilitarle su acceso a mi sexo. Pasamos varios minutos así masturbándonos mútuamente hasta que sustituyó las caricias a mi clítorix por la invasión de mi coño con su dedo. Solté su polla y me aferré a su cuello hasta que en varios golpes de su dedo en mi interior consiguió que me llegara el orgasmo ahogándo mis gemidos contra su cuello.

Me quedé un poco saboreando las sensaciones que venían de mi útero y mi vagina hasta que reaccioné sonriéndole y besándole los labios.

-Ahora te toca a tí- le dije- por culpa de tus dedos me he olvidado de tí.
-No pasa nada- respondió amable.
-Sí pasa, pero te reconozco que no sé muy bien como hacerlo. Es distinta a las que he conocido.
-Lo estabas haciendo bien...

Bajé mi mano y agarré el tronco de su polla subiendo y bajando algo más rápido.

-Así?...- pregunté mirándolo a los ojos.
-Sí, sí, Muy bien.

Me acomodé sentada sobre mis piernas para tener la mano mas libre y mirarlo a los ojos mientras se la meneaba. Con la mano libre acariciaba su pecho, pezones, vientre ...y cuando me cansé con una mano cambié a la otra y agarré sus pelotas con la libre. Su respiración se alteraba y mirándolo más fijamente a los ojos le dije: "Córrete para mí, que sienta el placer que te doy". Su cara se contraía como queriendo trsladar todos sus entidos al placer de su polla hasta que su glande se hinchó aun má y empezó a lanzar lefazos de semen epeso y caliene que cayeron en su barriga, mis manos y hasta mis muslos entre gruñidos roncos que salían de su garganta hasta que me pidió que parara con los ojos cerrados y mi mano soltó su polla para acariciar su muslo...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 25-jun-2018, 17:29   #429
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

Cuando tienes sexo con tu chico el final son caricias, besos, arrumacos o alguna ocurrencia más guarrilla como extenderle el semen como crema por su cuerpo. Pero cuando no hay confianza el segundo después de la corrida es un dilema. Mientras Daniel seguía con los ojos cerrados recuperándose de su corrida yo me quedé inmóvil sentada a su lado observando el cuerpo que se yacía delante mía.

Su pecho se hinchaba y desinchaba mientra se lamía los labios dándome una extraña visión de su torax hinchado con las costillas marcándose a los lados de aquellos pezones inusualmente grandes que tuve el impulso de volver a tocar pero cuya curiosidad fue desechada por mi pridencia.

Su vientre lucía plano por la postura caído bajo los movimientos de su diafragma y con la ténue luz que nos llegaba era perfectamente visible su pubis de vello recio recortado con los restos brillantes de su corrida. Su polla había perdido su vigor a medias pero no su anchura. "¿Cómo se sentiría de haber follado?" Pensé apartamndo rápidamente el pensamiento de mi cabeza cuado escuché su voz decirme:
-Uff, Quela, que bien lo haces...

"Ni te imaginas con la boca". Pensé avergonzándome casi al instante.

-Tus manos tampoco han estado mal- contesté intentando apartar los otros pensamientos de mi mente.
-Estoy pringado y creo que tú también. Vamos a limpiarnos a la orilla.

Se levantó de un salto y m tomó de la mano recupenado el tono que teníamos antes de liarnos. Daniel se metió de cintura para abajo fortándose los restos de semen y yo limpié mojando mi mano los restos de mi muslo. En ese momento deseé llevar la camiseta puesta pero lo pensé cuando ya tenía sus ojos observando como me limpiaba. ¿Pudor o arrepentimiento?

Volvimos a la hamaca y me vestí rápidamente mientras Daniel se secaba al aire sin pudor mientras con naturalidad me hablaba de aquella playa. Está claro que no era la primera chica que llevaba a las hamacas pero no parecía un ligón de playa. En un momento de atrevimiento le pregunté:

-¿No te da corte quedarte desnudo delante mía?
-Jajajaja, después de lo que hemos hecho claro que no, jajajaj. Además Quela- me dijo encojiéndose de hombros- hago deporte. Comparto duchas desde los 11 años.
-Pero con otros chicos...
-La desnudez es algo que incomoda más al que mira. ¿O no es eso lo que pasa a tí ahora?

Me puse colorada e intentaba mirar a cualquier lado para no ver sus ojos escrutadores o su cuerpo, pero me rehice atacando:

-Si fueras una chica entenderías mis dudas. Ir sin sujetador y que se note te convierte en el blanco de las miradas de todos los tíos, y además te desnudan con esa mirada. Yo me incomodo porque me moriría de vergüenza si me pillas mirándote el paquete aunque ni siquiera piense en eso.
-¿Te molesta haberme pillado mirándote los pechos?
-No-mentí- yo te los he mostrado.
-Pues a mí me da igual que me mires la polla, más después de tocarmela.
-Pero no te la miro- dije haciéndome la ofendida.
-Ahora no, pero cuando me quité los calzoncillos te pillé muy observadora, jajaja.

Me tapé la cara con las manos diciendo. "Que vergüenza, que habrás pensado de mí".
-TRanquila, es normal. A mí se me fueron los ojos a tus tetas.
-Bueno, es que la tuya es rara...
-¿Rara?
-No había visto nunca una así siempre fuera.
Se rió y me explicó lo que era la circunsición. Reiros de mí por ignorante. Pero yo sabía lo de los musulmanes y judíos, pero no me imaginaba como quedaba eso después. De hecho mientras se vestía me contó que se tuvo que operar con 15 años y había sido doloroso.

Volvímos andando hasta casa de María. Me pidió el teléfono pero le dije que si teníamos que volver a vernos que lo dejara de mi cuenta, que sabía como encontrarlo. Eso le entristeció un poco pero se despidió de mí con un pico. Desperté a María al llamar al timbre pero no lo importó deshaciéndose en preguntas. Evidentemente le conté los detalles justos y necesarios, pero admití que nos habíamos besado.

Casi sin dormir por la mañana hicimos mi maleta y María me acompañó a la estación de autobuses al ,ediodía que salía el último bus a la ciudad. Nos despedimos con un hasta luego, sin saber cuando nos reencontraríamos. Llegué al piso y lo sentí muy vacío, pero tenía aun que recoger papeles al día siguiente y me compré un bocadillo y me lo comí en el salón viendo la tele antes de acostarme temprano, estaba reventada...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 27-jun-2018, 18:55   #430
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

Tenía una extraña sensación cuando me desperté por la mañana. Mis temores me estaban llevando a hacer cosas de las que no siempre estaba segura, ¿O no eran mis temores?. El verano anterior me había liado con el chico aquel en la playa y no había celos de José Luis, y esta vez me había acostado con Jorge y liado con Daniel. Aplicando lo que mi madre me había enseñado era una "ligera" si no algo peor..."Bah, mamá, vivimos en el siglo XXI" pensé.

El obligarme a ducharme para hacer las tareas administrativas que me faltaban me hizo reflezionar en otro detalle. Me ví en el espejo con las tetas blancas y el vello púbico descuidado y me dí cuenta que la cicatriz no era lo más feo en ese momento. Recordé mi cuerpo totalmente moreno del verano anterior con mi chochito afeitado para complacer a Víctor y me dí cuenta que la cicatriz no era tan grave. Ni Jorge ni Daniel le habían prestado atención y yo sola era quien había liado todo en mi cabeza y con José Luis.

Recogí por fin el último documento y me dispuse a recoger mis últimas pertenencias por volver a casa en mi piso cacío de estudiantes. Me vinieron muchos recuerdos. Ana y Susana. El novio de Susana y lo cachonda que me puse cuando lo ví desnudo y el disgusto que se llevó la pobre al dejarla porque era gay. Luis y mi primera mamada. Él fue el que despertó mi instinto sexual. Los líos de Susana y sus "efectos colaterales" conmigo. Las noches de charlas de chicas. El primer fin de semana con José Luis y nuestros juegos...Tantos recuerdos que sentí bastante nostalgia y aun estaba allí.

Casi preparada para dejar las lleves e irme a la estación me llamó una compañera de clase. Los pocos ue quedaban salían esa noche a correrse una fiesta de fin de curso y querían despedirse algunos de mí. Decidí aplazar mi marcha un día más y aprovechar esa quizá última marcha universitaria en aquella ciudad.

La fiesta fue un desfase de alcohol y porros con gente con la que tenía poca confianza, pero al final bailé, bebí y fumé algo de maría con aquella gente y me dejé arrastrar por su euforia de fin de curso. Había ya pocos estudiantes en la ciudad y poco ambiente pero donde entrábamos lo pasábamos bien hasta que cerraron los últimos locales. Acabamos en el piso de un chico y la tensión de los exámenes pasados se escapó en cada cual como pudo. Alguna pareja se encerró en los dormitorios, dos chicos gays se besaban en el balcón, una chica bailaba sola a su aire...echaría de menos tanta libertad.

La chica que me llamó para salir y yo acabamos sentadas en el sofá dándoles alguna calada al porro de uno de los chicos. Yo estaba un poco mareada pero no sé por qué seguía allí con la risa tonta escuchando las tonterías que decía aquel chico con el que apenas me había cruzado en 2 años en la facultad. Hacía mucho calor y yo me remangué el vestido suelto que llevaba y me senté en el suelo para que se me refrescaran los muslos. Mi compañera se abanicaba de vez en cuando y el chico se había quitado la camiseta mostrándonos un torso delgado pero con un gran tatuaje en el pecho. No recuerdo de qué era.

La verdad es que estaba borracha y un poco fumada con lo que no tengo un recuerdo claro de aquella noche, pero no sé como derivó aquella conversación para que el chico acabara totalmente desnudo y consiguiera que ambas entre risas tontas le tocáramos la polla de manera alterna hasta consiguió que entre las dos se la agarráramos y empezáramos a pajearlo. Debió sentirse muy seguro pues como yo estaba sentada a sus pies en el suelo me empujó la cabeza para acercarme la boca a su verga y yo le aparté la mano y me lavanté molesta. Fuí al baño a mear y echarme agua en la cara y cuando regresé ya no estaban en el sofá. Me despedí de la chica que bailaba sola y volví a mi piso probablemente pegando tumbos. Así de esta forma tan extraña me despedí de aquella ciudad que había vivido mi despertar...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 6 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 27-jun-2018, 19:09   #431
Amatxu
Pajillero
 
Avatar de Amatxu
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 56
Gracias 54 Veces en 35 Posts
Predeterminado

¿Te estás despidiendo?
Amatxu is online now   Citar -
Antiguo 27-jun-2018, 19:11   #432
LUDICO
Ministro Pajillero
 
Avatar de LUDICO
 
Fecha de Ingreso: nov-2009
Ubicación: Tartessos
Mensajes: 1.262
Gracias 526 Veces en 321 Posts
Predeterminado

Querida Quela, espero que esta despdida de la ciudad de tu despertar no acabe con este magnifico relato que comenzó como iniciático .
Reconocer en parte la geográfía donde te mueves, o imaginar los escenarios donde han sucedido las aventuras que has compartido con nosotros.

Seguiremos atentos y con ganas tus aventuras.

__________________
"Por favor, no me pongas etiquetas sin conocerme"
LUDICO is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a LUDICO por este Post:
Antiguo 27-jun-2018, 19:29   #433
Tyler28
Ministro Pajillero
 
Avatar de Tyler28
 
Fecha de Ingreso: oct-2013
Mensajes: 1.417
Gracias 463 Veces en 408 Posts
Predeterminado

Gracias por compartir tus historias...

XXX
__________________
En cuanto aparezca algo mejor que el sexo... LLAMADME!!

Caminando entre sombras /chicos/110303-caminando-sombras.html


Un rayo de luz entre tinieblas /entrevistas-chicos/110305-rayo-luz-tinieblas.html
Tyler28 is offline   Citar -
Antiguo 29-jun-2018, 19:14   #434
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Amatxu Ver Mensaje
¿Te estás despidiendo?
Cuando me planteé empezar a escribir esa era la idea, pero mi vida no se acaba ahí. ¿Continúo?
Quela is offline   Citar -
Antiguo 29-jun-2018, 19:16   #435
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Tyler28 Ver Mensaje
Gracias por compartir tus historias...

XXX
Gracias a vosotros por leerlas...
Quela is offline   Citar -
Antiguo 29-jun-2018, 19:20   #436
Amatxu
Pajillero
 
Avatar de Amatxu
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 56
Gracias 54 Veces en 35 Posts
Predeterminado

Por favor continúa, es muy interesante tu evolución.
Gracias
Amatxu is online now   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Amatxu por este Post:
Antiguo 30-jun-2018, 09:45   #437
Esperantote
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ago-2008
Mensajes: 78
Gracias 3 Veces en 3 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Quela Ver Mensaje
Cuando me planteé empezar a escribir esa era la idea, pero mi vida no se acaba ahí. ¿Continúo?
Si, es una maravilla leerte. Sigue, por favor.
Esperantote is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Esperantote por este Post:
Antiguo 30-jun-2018, 09:45   #438
lok1
Mega Pajillero
 
Avatar de lok1
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Mensajes: 172
Gracias 113 Veces en 59 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Quela Ver Mensaje
Cuando me planteé empezar a escribir esa era la idea, pero mi vida no se acaba ahí. ¿Continúo?
SI! Por favor!!
__________________
Si te apetece leer un relato escrito por mi..
/relatos-experiencias/46605-escapada-montana.html
lok1 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a lok1 por este Post:
Antiguo 30-jun-2018, 16:16   #439
Hidden Lord
Pajillero Novato
 
Avatar de Hidden Lord
 
Fecha de Ingreso: jun-2018
Mensajes: 12
Gracias 6 Veces en 5 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Quela Ver Mensaje
Cuando me planteé empezar a escribir esa era la idea, pero mi vida no se acaba ahí. ¿Continúo?
Creo que este relato deberìa quedarse ahì. Donde lo has terminado.

Por supuesto que deberìas de continuar. Pero creo que lo ideal serìa en otro hilo (o como otro capìtulo de tu vida)

Un placer haberte leìdo.
Hidden Lord is offline   Citar -
Antiguo 01-jul-2018, 11:24   #440
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Hidden Lord Ver Mensaje
Creo que este relato deberìa quedarse ahì. Donde lo has terminado.

Por supuesto que deberìas de continuar. Pero creo que lo ideal serìa en otro hilo (o como otro capìtulo de tu vida)

Un placer haberte leìdo.
La verdad es ue estoy encantada con vuestras aportaciones. La idea inicial se ha acabado, que era contar mis peripecias en mi vida de estudiante fuera de casa y como mi vida sexual timorata y llena de prejuicios va cambiando a través de mis relaciones esporádicas y estables con los distintos chicos con los que me fuí encontrando. Esa primera idea se completa con el relato que he terminado, aunque reconozco que voy a echar de menos el recordar y examinar aquellas relaciones. ¿Me dáis unos días para pensarme sin continúo?
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 01-jul-2018, 11:51   #441
Hidden Lord
Pajillero Novato
 
Avatar de Hidden Lord
 
Fecha de Ingreso: jun-2018
Mensajes: 12
Gracias 6 Veces en 5 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Quela Ver Mensaje
La verdad es ue estoy encantada con vuestras aportaciones. La idea inicial se ha acabado, que era contar mis peripecias en mi vida de estudiante fuera de casa y como mi vida sexual timorata y llena de prejuicios va cambiando a través de mis relaciones esporádicas y estables con los distintos chicos con los que me fuí encontrando. Esa primera idea se completa con el relato que he terminado, aunque reconozco que voy a echar de menos el recordar y examinar aquellas relaciones. ¿Me dáis unos días para pensarme sin continúo?
Claro, estàs en tu derecho de decidir que hacer...


...pero deberìas continuar, aunque fuese como un diario desde donde terminaste este.

Lo que te dije ayer. Es un placer leerte porque escribes bien (amen de las cosas interesantes que nos relatas)
Hidden Lord is offline   Citar -
Antiguo 01-jul-2018, 12:48   #442
piramide69
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Ubicación: buenos aires
Mensajes: 78
Gracias 58 Veces en 40 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Quela Ver Mensaje
La verdad es ue estoy encantada con vuestras aportaciones. La idea inicial se ha acabado, que era contar mis peripecias en mi vida de estudiante fuera de casa y como mi vida sexual timorata y llena de prejuicios va cambiando a través de mis relaciones esporádicas y estables con los distintos chicos con los que me fuí encontrando. Esa primera idea se completa con el relato que he terminado, aunque reconozco que voy a echar de menos el recordar y examinar aquellas relaciones. ¿Me dáis unos días para pensarme sin continúo?
Por aqui en mi tierra, usamos la expresion " ni loca" para decirte que no dejes de seguir escribiendo, hace mucho tiempo, que somos los que te seguimos, y de abandonarnos seria muy triste, cuentas de una forma maravillosa, mis saludos desde Argentina, nos han hechado del Mundial, hasta con Messi, no nos agregues otra pena mas...............
piramide69 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a piramide69 por este Post:
Antiguo 02-jul-2018, 13:35   #443
vishnu22
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ago-2009
Ubicación: Liverpool
Mensajes: 95
Gracias 21 Veces en 18 Posts
Predeterminado

Por supuesto, vamos a respetar si continúas o no... pero nos harías muy felices si lo hicieras!
vishnu22 is offline   Citar -
Antiguo 03-jul-2018, 13:28   #444
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

Bueno, visto el interés habrá que hacer una secuela, como en las series. Eso sí, olvidaros de la precuela porque no lo permitén las normas de pajilleros...
Quela is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 03-jul-2018, 15:30   #445
Hidden Lord
Pajillero Novato
 
Avatar de Hidden Lord
 
Fecha de Ingreso: jun-2018
Mensajes: 12
Gracias 6 Veces en 5 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Quela Ver Mensaje
Bueno, visto el interés habrá que hacer una secuela, como en las series. Eso sí, olvidaros de la precuela porque no lo permitén las normas de pajilleros...
Perfecto.

Vas a seguir aquì o en hilo nuevo?
Hidden Lord is offline   Citar -
Antiguo 04-jul-2018, 11:28   #446
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado Despierta Del Sueño

Mi regreso a mi ciudad no fue el que yo misma había planeado cuando quise escapar del nido y vivir mi vida. Lejos de alcanzar la independencia que buscaba en realidad volvía casi con el rabo entre las piernas. Había demostrado a todo el mundo que podía vivir sola y dirigir mis propios pasos, pero un accidente inoportuno y mis propias inseguridades me habían devuelto a la seguridad del hogar.

Pero, ¿yo era la misma?. Evidentemente que no. Me administré dinero, estudio y ocio perfectamente entre dos años. A pesar de los avatares amorosos había sido capaz de sostener el pulso a mi carrera y había ganado buenas amistades. Había realizado un traslado de estudios sin dejar flecos y aunque había cambiado el objetivo de obtener un grado seguía abierta al fututo profesional que me gustaba. No había supuesto un lastre económico para mi familia cargandolos cn dobles matrículas o gastos extras y a los ojos de todo el mundo era la chica resonsable que todos creían.

Pero había algo que aun no había sabido dominar y eran mis sentimientos. A pesar de que no me habían afectado de cara a los estudios o mi relación con mis compañeras mis últimos dos años habían sido una montaña rusa de subidas y bajadas pasando por diversos estados que antes ni habría imaginado. Había salido locamente anamorada con Luis pero había terminado tremendamente decepcionada. José Luis me había dado estabilidad emocional y sexual pero sus viajes y mis celos habín dado al traste con la relación tranquila que yo siempre creía haber buscado. Y Víctor. Del odio al deseo y caida de nuevo al odio cuando descubrí que su imagen ante mí en verano sólo había sido una excusa para follar. Es cierto que yo me entregué a él y dí todo de mí sin que nadie me engañara ni obligara, pero tenía ese resquemor de que en realidad su verdadero ser no era el del chico que se confesaba ante mí en una playa semidesierta sino el del depredador sexual que aplaudía viéndome humillada con la polla de su amigo en mi boca.

Y es que en realidad ese había sido mi despertar. El sexo era un compañero de viaje que estaría conmigo que se había convertido en protagonista en algunos momentos de aquellos dos años. De todos los encuentros recordaba algo bueno, algo bonito, hasta con Víctor. Pero además había descubierto que era un compañero de viaje en ocsiones independiente. Mi educación había ligado el sexo siempre a la pareja, pero en esos dos años había tenido sexo fuera de ella solo por deseo. Ni siquiera atracción. Y en ocasiones por impulso.

Me lié con un chico en la playa solo porque me cayó bien y terminé comiéndole la polla. Casi termino una amistad de muchos años por orgullo y con el sexo de por medio creando conflicot en otra pareja cuando le comí la polla a Rafa delante de Lucía y Víctor. Pero ese impulso había sido más evidente ante los celos por José Luis. Saber que se había liado con otra me llevó a la cama con Jorge y en pocos días acabé enrollándome con Daniel. Y tenía además una extraña sensación conaquel chico. Reprimí mis impulsos con él pero después me dí cuenta que me habría apetecido haber dado algún paso más con él. Y José Luis, ¿qué iba a ser ahora de nosotros?

A mi regreso evidentemente lo sabría...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 15-jul-2018, 13:30   #447
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

Llegué tras dormir casi las 3 horas de viaje completas y mis padres me recogieron encantados en la estación de autobuses. Mi madre no dejaba de hablar y hacer planes sin darse cuenta de mi siencio melancólico. Por la noche había quedado con José Luis, antes que con mis amigas que extrañamente no me presionaron para vernos.

Tenía sentimientos encontrados antes de ver a José Luis. No sabía como afrontarlo, si buscar la naturalidad o contarle mis "aventuras". Pero por otra parte, recuperada la confianza en mi cuerpo, y más ante quien mejor lo conocía después de mí, me sentía empujada a tener sexo inmediato con él, para decirle estoy aquí, he vuelto y me apetece estar contigo. Todas estas ideas giraban por mi cabeza como en una ruleta sin saber al final donde caería la bola.

Quise arreglarme para que me viera guapa y a la vez estar cómoda por si surgía la ocasión y nohabía algún sitio disponible. No sabía si sus padres ya estarían en la playa teniendo su piso a nuestra disposición. Así que me puse un vestido ceñido, muy escotado de espalda sin sujetador tan apretado que me obligó a usar tanga para no marcar los elásticos de las bragas. Eso también le gustaría, pensé. Para rematar me maquillé ligeramente, algo poco habitual en mí que suelo prescindir de maquillaje.

Me recogió en el sitio habitual con su coche y tras sentarme en el asinto de copiloto y ver su sonrisa nos apretamos en un abrazo y su consiguiente beso largo sobre los labios. De todas las opciones quebarajaba la bola había caído en la naturalidad pero después de las palabras bonitas de rigor la bola había caído en la casilla del deseo pues mi boca se hacía agua mirando lo guapo que estaba con su camisa remangada a medio brazo y su pelo algo más largo de lo habitual engominado despejando su frente. Arrancó y no pegunté a donde íbamos, pero el camino que seguía era el de su casa por lo que sospeché que tenía en mente lo mismo que yo. Un cosquilleo empezó a subirme desde la entrepierna por la espalda mientras mi mano se apolaba en su muslo contándonos cosillas de los últimos días que no habíamos hablado por teléfono.

Me dí cuenta mientras conducía que estaba especialmente sobona. Su brazo, su pierna, subí mi mano a su cuello y se lo acaricié mientras conducía comprobando la dureza de su pelo engominado. En un semáforo nos besamos de nuevo. Eran síntomas evidentes de que nos teníamos ganas, o al menos yo sí que las tenía.

Aparcamos en su calle con la facilidad que dan los fines de semana de verano y cogidos de la mano llegamos a su portal. Nos abrazamos en el ascensor y cayó el primer beso con lengua. No iba a llegar hasta su dormitorio en el pasillo necesitaba sentir ese cuerpo. El cosquillero de la entrepierna ya era humedad. Me moría de ganas de que bajara su mano por mi vestido y descubriera que llevaba tanga. Tendría que haberme rasurado el pubis pensé desatada de deseo en el ascensor mientras desabrochaba algún botón de su camisa.

-Para, para, Quela...-me susurraba el oído sujetándome las manos.

Me recompuse pensando que no quería que nos viera algún vecino mientras le sonreía con cara maliciosa. Al llegar a su puerto tocó el timbre y me quedé petrificada de pensar que había alguien de su familia.

-Que tonto estoy, si no hay nadie- me dijo sonriendo- están todos en la playa.

Me tranquilicé mientras abría la puerta con su llave. Entramos y el vestíbulo estaba oscuro. En cuanto cerró la puerta me lancé d enuevo a por él buscando con mis manos su cinturon para desabrocharlo. Esos calzoncillos no iban a llegar puestos a su cama. José Luis susurrando me decía: "Para, Quela, espera...aun no" sujetándome las manos, pero yo insistía. Ya había conseguido soltar el cinturón y de un tirón certero abriría los botones de la bragueta cuando de golpe se encenció la luz y escuché un fuerte "¡¡Bienvenida!!" a coro...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 18-jul-2018, 23:50   #448
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

La situación, que debía haber sido de enorme alegría al ver allí muchas caras conocidas se tornó en un tanto incómoda. Evidentemente culquiera sabría que si José Luis y yo salíamos juntos evidentemente follábamos, pero de ahí a que te pillen tirando de la bragueta de tu novio va una distancia. Para colmo de males llevaba calzoncillos rojos y su bragueta abierta cantó aun más.

El calentón se me bajó de golpe, pero he de admitir que al final cuando se fueron acercando a saludarme mi desazón se tornó en alegría de encontrarme allí a mis chicas, Lucía, Irene y Clara. A amigos de José Luis. Incluso estaba Rafa...No sabía como se habrían orgnizado pero la srpresa había sido muy bonita. Y en cuanto José Luis, más colorado que yo por la "pillada" le dí un largo beso por la sorpresa, agradecida de su colaboración.

Fue una velada agradable, donde mandaron las risas y donde me puse al día con mis amigas, con las que, a pesar de hablarnos habitualmente nos quedaban planes por hacer y detalles por contar. Por fin, realtivamente pronto se fueron retirando todos entre abrazos, dos besos y más de un " a ver cuando nos vemos" y por fin se cerró la puerta quedando José Luis y yo exactamente en el mismo sitio donde nos habían pillado.

Nos quedamos mirándonos con media sonrisa. Pero inmediatamente me acerqué a él y con un simple: "Creo que iba por aquí..." volví a soltar el cinturón y a tirar de los botones dejando su bragueta abierta y sus calzoncillos rojos de nuevo a la vista.

-Bueno, ahí estábamos y ¿ahora qué?- me preguntó abriendo los brazos.
-Pues, tú déjame que se me ocurren varias cosas- respondí desabrochando su camisa.
-¿Me vas a dejar tocarte?- siguió mientras yo descaradamente bajaba mi mano desde su cuello hasta el filo del calzoncillo por todo su torso.
-No sé yo...alguien hoy ha sido malo...- dije poniendo cara de niña mimosa.
-¿Malo?- preguntó sorprendido a la vez que yo empujaba su pantalón hacia abajo dejando sus calzoncillos totalmente a la vista.
-Casi nos pillan haciendo "cositas malas" y tú sabiendolo...- fue mi respuesta dejando caer su camisa por sus brazos.
-Intentaba pararte y a la vez que no descubrieras la sorpresa....-explicó sacando torpemente los pies del pantalón caído a sus pies.
-Voy a tener que castigarte igualmente- contesté agachándome para terminar de ayudarle a sacarse los pantalones.
-La última vez que te dió por ahí me terminó doliendo el culo...
-No me des ideas...

Y sin levantarme del suelo tiré bruscamente de sus calzoncillos hacia abajo liberando su polla morcillona, hinchada por la excitación pero sin empalmarse aun del todo. Me la encontré de frente y comencé a salibar de nuevo como unas horas antes intensificándose el cosquilleo de mi entrepierna. Me la iba a comer, estaba claro pero aun no sabía como. A pesar de mis aventuras con Jorge y Daniel llevaba meses sin comerme una polla y dudé en ese momento como atacar.

Se hizo el silencio pues José Luis estaba deseando y me miraba expectante. Suevicé mi expresió y subí mis manos por sus muslos. Acerqué mi cara a su polla y lamí la punta estremeciéndose él e inundándome repentinamente yo acrecentando mi deseo. De nuevo lamí su polla que se endurecía con leves espasmos ante mis ojos. Quité una mano de su muslo y agarré su verga caliente para poder introducirme su glande en mi boca empujando su prepucio hacia atrás. Estaba muy excitado, lo notaba en mis labios al envolver con ellos su miembro mientras pasaba mi lengua por el orificio saboreando su excitación. De golpe palmeé su nalga con violencia y solté su polla.

-¿Mi sustituta te la comía bien?-Su semblante cambió.
-No me la chupó, Quela, te lo juro...

Con un cinismo que aun me sorprende al recordarlo le dí otra palmada fuerte en la nalga.

-No me mientas- pero mi mano agarraba su polla pajeándola- Entonces te la follaste como a mí me gusta que me lo hagas...-insistí sin soltarlo.
-No me acosté con ella, en serio. Sólo fue un calentón y nos pajeamos mutuamente...
-Pobrecito mi niño- cambié el tono pero volví a darle otro cate- pero ésto te lo mereces...

Entonces volví a recoger su polla con mi boca chupando con fuerza y succionando su capullo mientras apretaba su culo. Entre los cates, mi excitación previa y el contacto con su polla puedo jurar que empapé la parte del tanga pegada a mi raja. De haber tenido más equilibrio en cuclillas agarrada a su culo mientras chupaba bruscamente su polla me habría tocado pues estaba a un paso del orgasmo.

Sin embargo el resultado fue otro en apenas un par de minutos la respiración de José Luis se aceleró indicándome que estaba cercano su orgasmo. Mi mano libre bajó a sus pelotas apretándolas y amasándolas sin que mi boca dejara de succionar su miembro hinchado hasta que estalló su corrida en mi boca llenándomela de su semen espeso y detuve mi mamada para recogerlo. Cuando terminó y sin tiempo a reaccionar me levanté lo besé con mi boca llena de su semen y me fuí al baño a escupirlo. Cuando salí del baño seguí depie en el vestíbulo empalmado y recuperando la respiración. Acercándome a él le dije:

-Así me gusta, que te guardes las ganas para mí...- y volví a golpearle el culo sacándolo de su ensimismamiento...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 20-jul-2018, 14:33   #449
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

Tras varios meses sin sexo el primer contacto había sido bastante directo e incluso algo violento, sin romanticismo. De hecho José Luis se quedó algo descuadrado con mi actitud y su primera reacción tras mi mamada fue enjuagarse la boca de su propia corrida después de haberlo besado yo antes de escupirla.

Yo me había lanzado como una posesa a por su polla sin apenas una caricia o un abrazo salvo los que habíamos tenido antes de la fiesta sorpresa. Y lo peor es que seguía caliente como una perra. En muchos polvos que llevababa ya en mi vida no recordaba haber tenido un celo tan intenso como aquel día ni haber reaccionado voluntariamente de forma tan directa.

José Luis probablemente esperaba un reencuantro mas sereno, más de recuperación de sensibilidades y contacto que de sexo tan directo así que cuando salió del baño me tomó de la mano desnudo como lo había dejado pero con su polla bastante alicaída para lo que en él solía ser habitual y me llevó a su dormitorio. Encendió la luz y empezó un dulce camino de besos por mi espalda y hombros mientras lentamente iba soltando la parte superios del vestido mientras yo no andaba pensando en preliminares y echaba mi culo atrás para intentar contactar con su polla, ya morcillona cuando conseguí sentirla. Sin embargo, esta vez quería mandar él sin decirlo y una vez liberados mis pechos del vestido que dejó amuruñado en mi cintura y pegado mi culo a su polla pegó su pecho a mi espalda y agarró mis tetas con sus manos, amasándolas y sopesándolas como si fuesen nuevas para él y al comprobar la dureza de mis pezones causada por mi stado de excitación rompió la dinámica romántoica que él mismo había imprimido al momento diciendo:

-Mi zorrita se pone cachonda cuando me come la polla, ¿ehn?

Su apelativo, esta vez me descolocó a mí. Nunca me ha gustado esa forma de habrarle a una chica sólo por demostrar el mismo deseo que un chico, pero en aquel contexto sonaba diferente y modulando mi voz haciendome parecer una niña inocente y tonta refregué mi culo contra su miembro diciendo:

-¿Y no me vas a dar más?
-Te la voy a dar toda...-respondió con la voz más ronca y subiendo mi vestido con sus manos dejándolo todo arrugado en mi cintura con mis pechos al aire y m itanga a su vista sin nisiquiera haberme descalzado de los zapatos de tacón que llevaba aquel día para marcar culete.

De hecho el tacón es lo que había permitido que mi culo quedase exactamente a la altura de su polla. Debió percatarse de ello porque me inclinó hacia adelante hasta obligarme a apoyar mis manos en el colchón de su cama dejando mi culo a su merced.

-Me encanta que te pongas tacones y tanguita...-repitió con la misma voz ronca amasando mis nalgas y muslos.

No me atrevía a mirar atrás pero por fin apartó el tanga y sin miramientos comprobó con su dedo el grado de humedad de mi coño. Estaba empapada por la mamada y sus caricias posteriores de modo que mi flujo revasaba la barrera de mis labios mayores.

-Pero si estás empapada...-dijo rozando su mano contra mi coño.

Entonces yo misma me sorprendí diciendo con la misma voz de niña tonta de antes:

-Metemela ya, por favor...fóllame...

Sentí su mano agarrar mi cadera e inmediatamente su polla rozar mi ano y mis labios mayores abiertos, mojados y listos para ser atravesados y en cuanto colocó su glande hinchado a la entrada apretó enégicamente hasta meterme más de la mitad de su polla y hacerme suspirar. Yo misma me dejé caer atrás para tragarla entera y sentirme totalmente llena.

José Luis con su pie me empujó una pierna para abrirmelas un poco más y acomodar el acceso e inmeditamente me tomó por las caderas y empezó a marcar ritmo cada vez más rápido. Sus envestidas eran correspondidas al unísono por mis gemidos cortos y agudos mientras sus manos me apretaban sosteniendome fuerte para no perder la posición. Sentía sus caderas golpear mi culo e incluso sus pelotas rebotar en mi pubis por el ritmo y la fuerza de sus penetraciones. Nunca me había follado tan fuerte.

Bajé la cabeza y mi visión eran mis propios pechos colgando y balanceándose al ritmo de la follada, mis piernas abiertas y entre ellas colarse las pelotas de José Luis. Quise alargar una mano para apretarlas pero casi pierdo el equilibrio. Me fallaban las piernas y me subía un cosquilleo por la espina dorsal pero aun no me corría, cada golpe de cadera de José Luis era un latigazo que me subía por la espalda, incluso lo sentía en mis pezones que se limitaban a colgar hinchados al vaivén de sus pollazos. Si estaba en celo desde luego me esaban follando como a una perra...y me estaba gustando...

Sentía a mi macho penetrarme sin piedad a un ritmo que sólo su juventud y su curpo deportivo seguramente le permitían y como acababa de correrse aguantaba mucho más. Yo vivi´ía en una situación preorgásmica prolongada con ramificaciones por mi espalda, pecho y piernas y asomaban en mi boca en forma de ayes y gemidos acompasados. Hasta que por fin explotó un mar de sensaciones en mi útero que me subió por la espalda haciendome que la tensara mientras se reinundaba mi coño escuchandose no sólo ya el choque de sus caderas en mi culo sino el chapoteo de su polla empapada dentro de mí que no paraa de taladrarme. Fue tan intenso y tan largo que me fallaron las piernas y caí sobre la cama relamiendome y con los calambres y descargas aun extendiéndose desde mis entrañas.

Pero José Luis quería más. Me dejó boca abajo y se tumbó sobre mí abriendose paso con sus rodillas. Sin miramientos volvió a penetrarme desde atrás esta vez con sus brazos flexionados a los lados de los míos haciendome proferir un gemido ronco. Aun me duraba el orgasmo anterior y de nuevo el placer subía por el interior de mi vagina. De nuevo el ritmo infernal de sus envestidas chocandos contra mis nalgas mientras yo permanecía inmovil recibiendo sus ataques. Sólo los gemidos roncos que salían de mi boca mostraban que seguía consciente. Hasta que de golpe aceleró aun más y con un fuerte grito que me sorprendió, un prolongado "Yaaaaaaaaaa" hundió su polla lo más adentro que pudo lanzando chorros de semen que podía sentir golpear contra las paredes de mi útero que respondió de inmediato contrayéndose en un segundo orgasmo que me dejó rígida de nuevo a pesar de que el peso del cuerpo sudoroso de José Luis caía sobre mí con todo su peso relajado tras el esfuerzo.

Así quedamos unos instantes hasta que la polla de José Luis sin dejar de palpitar empezó a peder tamaño y se salió de mí acompañada de un pequeño hilillo de su corrida que me resbaló hacia el pubis. De golpé abrí los ojos.

-Mierda....
-¿Qué pasa?- respondió sobresaltado.
-¡No tomo la píldora desde el accidente!!

En cuestión de segundos yo me estaba limpiando en el bidé mientras José Luis se vestía presuroso para buscar una farmacia. Cuando volvió y leíamos las explicaciones sentados en su cama, yo aun sólo con el tanga porque había estirado el vestido para intentar quitarle las arrugas, nuestras miradas de complicidad y sus atenciones cuando me tomaba la pastilla me dí cuenta de cuanto seguía queriendo a aquel chico...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 22-jul-2018, 19:35   #450
Quela
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 531
Gracias 2.013 Veces en 411 Posts
Predeterminado

Los días siguientes fueron casi aun de acomodo en mi ciudad. Terminé de entregar la documentación para el traslado de matrícula y me puse, sobre todo, al día con más tranquilidad con mis amigas y con José Luis.

Definitivamente Lucía había cortado con Rafa pero al menos lo habían hecho de forma amistosa. De hecho sorprendentemente habían quedado como amigos y salían juntos de vez en cuando, pero cuando bromeé sobre si ese de vez en cuando era para...Lucía me lo negó rotundamente. Y cuando mi insinuación de donde iba a encontrar a otro igual haciendo un gesto dando a entender el tamaño de su polla, ahí ya Lucía se molestó soltando: "Pues como tanto te gustó, quedatelo tú" que afortunadamente Irene y Clara no comprendieron haciendo mención a mi mamada. Para suavizar las cosas le conté como Rafa me había lanzado la caña y yo lo había rechazado. No sé si eso fue mejor o peor pero Lucía se alegró de saberlo.

Irene seguía con se extraña relación a distancia. Clara volvía a estar sola y dando la sensación de que no era capaz de menterner una relación más o menos normal por culpa de sus temores. Y yo tuve que dar explicaciones de mi situación con José Luis, aparentemente envidiable pero en la que yo puse límites tras mi accidente. De nuevo oculté mis aventuras con Jorge y Daniel. Ni a mis amigas era capz de confesarselo.

Al final quedamos que teníamos que organizar una escapada de chicas. Irene ofreció de nuevo el apartamento en la playa pero tenía que ser el siguiente finde o si no ya hasta septiembre. Yo puse pegas. Quería estar con José Luis pero me convencieron para que aprovecháramos entre semana.

El José Luis comprensivo volvió a aparecer. Creo que tenía miedo de apretarme demasiado después de mis cambios de actitud tras el accidente y él mismo me animó a irme con las chicas. Él se pasaría con sus padres ese finde y buscaría una excusa para volverse la semana siguiente y estar juntos.

El mismo jueves que estábamos preparandonos para irnos a la playa las chicas y yo recibí una llamada de Rafa que me descolocó. Me contó que ya no estaba con Lucía, y que seguramente yo ya lo sabría. Le apetecía verme y me invitaba a la playa donde él había vuelto a trabajar con Víctor. Con la excusa de no cruzarme con él decliné la invitación y además le recordé que yo seguía con José Luis. Se disculpó por parecer indiscreto pero me contestó que no era una invitación con dobles intenciones sino sólo una forma de retomar la amistad ahora que yo estaba en la ciudad y que fuera con cualquier amiga, que él ya se lo había dicho a Lucía y que ella le propuso que me lo dijera a mí. Ya lo hablaría con ella aquel finde...

El juves por la noche el autobus nos dejó en la localidad de costa donde estaba el apartamento de los padres de Irene y tras hacer alguna compra en el supermercado y cenar algo en la terraza nos dispusimos a arreglarnos a conquistar la noche, pero en nuestra forma de vestir y en nuestra seguridad se notaba que ya no éramos las misma niñas que apenas un año antes habían pasado unos días en aquel lugar...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post: