Antiguo 13-abr-2017, 10:42   #151
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Fue un fin de semana intenso. No queríamos desaprovechar ningún instante de pasarlo juntos y así hicimos. Pasamos toda la mañana del viernes paseando por el centro viendo tiendas, probándonos cosillas que nos gustaban y en una de las tiendas José Luis me regaló un vestido que le gustó mucho para mí. No era mucho de mi estilo pues la espalda era totalmente escotada y me obligaba a ir sin sujetador pero como tenía forro para que no se marcaran los pezones y a José Luis le gustó mucho dejé que me lo regalara. No hubo sexo en los probadores si es lo que algunos estáis pensando pero sí entramos juntos en alguno que era amplio como en la tienda donde me regaló el vestido. Pero no pasó de algun intento pues nos podía más en aquella epoca la vergúenza a ser pillados que el morbo.

Realmente fue uno de esos juegos típicos de una relación nueva. Me quedé en bragas, medias y sujetador en el probador para probarme el vestido con él detrás mía ayudándome a colgar la ropa. Al vérmelo puesto me dijo que me quedaba estupendamente. Pero yo empecé a ponerle pegas, que si una arruga aquí, que si me tiraba un poco del hombro, que si se veía la tira del sujetador. Su respuesta fue fácil: "Pruebatelo sin sujetador". En otro tiempo lo echo fuera, pero a él le dije muy tranquila: "Ya verás como me sigue quedando mal". Y sin pensarmelo me bajé la cremallera y me quité el sujetador frente al espejo mientras José Luis no perdía detalle desde atrás de como mis pechos se liberaban y posteriormente los acomodaba en el vestido. La verdad es que me quedaba como un guante. Se ajustaba perfectamente a mis caderas dejando la falda ligeramente suelta, corta pero no mini, sujetaba mis pechos sin permitir que se movieran demasiado delatando la ausencia de sujetador y sin marcar los pezones y me hacía una espalda muy bonita. Pero yo no se lo podía reconocer. Repetí mis quejas anteriores con menor intensidad hasta que me dijo:

-Te queda tan bien que te lo voy a regalar.
-¿Y cuando me pongo yo este vestido? Es demasiado arreglado para salir un fin de semana.
-Reservalo para una ocasión especial. Pero me encantará vertelo puesto otra vez. Déjame que te lo regale, por favor.

Acepté por no comerle los huevos allí mismo, porque este niño me tenía loca. Como premio lo deleité quitándome el vestido para ir a pagarlo y antes de vestirme me giré frente a él aun con mis tetas a su vista y le dí un pico en los labios justo antes de decirle:

-Porque a tí te gusta. Gracias.

Y volví a besarlo mientras le quitaba el sujetador de su mano para ponermelo y poder vestirme de nuevo con el vestido de punto que llevaba ese día. Juraría que estaba empalmado pero no pude comprobarlo...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 6 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 14-abr-2017, 15:45   #152
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Aquella noche salimos en grupo. No didimulábamos que eramos pareja pues su mano siempre andaba cerca de mi cadera o mi muslo sentados y yo me sentaba sobre sus piernas cuando faltaban asientos para todos. Lo pasamos bien. Fuímos a varios bares y terminamos en un pub con pop español bailando y haciendo el tonto sobre todo las chicas mientras los chicos tomaban copas. José Luis iba sin coche y se tomó alguna copa de más y probablemente por eso nos quedamos más tiempo en grupo sin escaparnos a nuestro apartado.

Llegó la hora de ir despidiéndose y nosostros nos fuímos por nuestro lado. Era nuestra última noche pues yo me iba al día siguiente y nos teníamos que volver a separar durante varias semanas. Me apetecía algo íntimo pero no teníamos sitio, pero se ve que José Luis ya lo había pensado y me llevó paseando hasta el banco de nuestra primera vez. Nos sentamos como aquella noche pero en plan acaramelados mientras hacíamos planes de como nos podíamos ver más seguidos. Había más ternura que deseo, pero era nuestra última noche y los besos tiernos empezaron a transformarse en apasionados y las lenguas empezaron a jugar y las manos a buscar pero estábamos demasiado visibles y no suficientemente borrachos, por lo que lo cogí de la mano y lo levanté mientras trataba de disimular el bulto de su pantalón y nos pusimos por detrás del tronco del arbol que daba sombra al banco ocultandonos de la poca luz que llegaba de la farola. Allí él se dejo caer sobre el arbol ligeramente para que su altura no me hiciera imposible llegar a su boca.

Sin miramientos busqué su cuerpo. Iba a echarlo musho de menos, desabroché su camisa y acaricié su pecho mientras su mano ya amasaba mi culo sin cortarse a la hora de tocar mi raja e incluso llegar con sus dedos largos hasta mi coño a pesar de que la falda se lo impedía. Quería sentir ya como tocaba mi piel pero aun no era capaz de dirigir su mano, confíe en que encontrara el camino. Yo seguía luchando con su lengua y acariciando su pecho y su abdomen sin llegar al pantalón, aunque ya sabía que estaba duro y caliente lo que guardaba en su interior.

Por fin encontró el camino y su mano se coló levantando mi falda hasta dar con el elástico de las panties y se intridujo en ellas hasta alcanzar un segundo elástico, demasiados obstáculos, el de mi braga que también superó y alcanzando mi piel, la de mis nalgas donde se detuvo un poco. Yo pensaba: sigue que estoy lista para que me metas algo ya, tu dedo, ojalá tu polla. Pero era mi cabeza la que pensaba mi boca se limitaba a besarlo y gemir levemente.

Su mano en mi piel fue una invitación a abrir su pantalón y liberar su polla. Cinturón y botones fué facil más dificil el calzoncillo por lo que acaricié su contenido por encima sopesando tamaño y dureza, conocidos ya por mí pero muy deseados en ese momento. Pero en esas estaba cuando por fin su dedo llegó a mis labios descubriendo que estaban mojados y pudo introducir la yema de su dedo en ellos haciéndome gemir más fuerte. EStab muy caliente y mojada y la sensación de su dedo abriendose paso en mí me hizo concentrarme en mis sensaciones desatendendo su paquete por un momento. Pero ´no le importó siguió jugando con su dedo ya con una buena longitud dentro de mí, me follaba con él y yo me acomodé para que pudiera hacerlo. Al hacerlo penetraba mi vagina y rozaba mi clítorix haciéndome sentir y abandonándome a su trabajo. Me apreté contra su pecho mientras él seguía urgando en mi interior mientras susurraba su nombre entre gemidos hasta que me vino una explosión que me hizo cerrar las piernas atrapándo su mano y al aflojarseme el equilibrio quedé totalmentevolcada en su pecho con la camisa abierta dejándome sentir el olor de su perfume y su axila que hacían inconfundible a mi macho para mis sentidos...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 15-abr-2017, 01:33   #153
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Y en esas estaba. Sintiendo las últimas sacudidas de mi orgasmo aun con su mano atrapada entre mis piernas y su dedo ya quieto hundido en mís entrañas cuando esa mezcla de sentidos, olores, tacto, oído y vista me hizo darme cuenta que me faltaba algo de mi chico: su sabor. Así que en cuanto afloje las piernas y pudo sacar su mano, me acomodé la ropa, miré a los lados para comprbar que nadie nos veía y ni corta ni perezosa me agaché ante su sorpresa tirando del calzoncillo para liberar su polla que agarré con mi mano.

Al ver mi reacción me preguntó:
-¿Qué haces, Quela?
-Despedirme de tí...-fue lo que salió de mi boca antes de que rodeara con ella su polla y aflorara a mi lengua su sabor, ligeramente más ácido seguramente por el alcohos y algún resto de orina pero que a mí me supo igualmente a la polla de mi chico que no fue capaz más que de repetir mi nombre acompañado de un largo síiiiiii mientras vaciaba sus pulmones. Chupé despacio y jugaba con mi lengua en su glande y recogiendo el líquido preseminal que ya brotaba recordando mamadas anteriores y finales felices que me hicieron excitarme aun más. Me sentía muy guarra chupando en medio de la calle ocultos entre la sombra del árbol a las miradas ajenas y a la vez muy excitada. De no estar allí ya me habría montado sobre él pero el lugar no era idoneo ni mi ropa tampoco. Así que me decidí al menos a darle una portentosa mamada que le hiciera no olvidarse de mí. Pero la postura en cuclillas era incómoda y me hacía perder el equilibrio.

Me levanté para cambiar de posición yo en cuclillas apoyada en el tronco y él de pie frente a mí. Además bajé más pantalón y calzoncillo para tener más acceso a su culo y pelotas. A mí me pillarían en mala postura pero a él con el culo al aire...

Todos sabemos que cuando llegas al punto de no retorno todo te da igual, y José Luis llevado por nuestra confianza empezó a bombearme en la boca liberando una de mis manos que fue directa a mi coño necesitado de atención mientras con la otra jugaba con sus pelotas probablemete haciéndole daño pero no se quejaba. Él seguía a lo suyo, y yo a lo mío tragándome ese trozo de carne hinchada y caliente que en breve empezaría a escupir y antes de eso quería sentor más a mi chico, por lo que acaricié sus nalgas duras, las amasé y en esas estaba cuando jugando con su carne mis dedos dieron con su ano y uno de ellos lo rozó, él seguía bombeando y yo seguí indagando hasta que ví que mi dedo podía abrirse paso, pero antes de que terminara de decirme "Ahí no" su polla sin avisar soltó un primer chorro que tuve que tragar para no mancharme mientras mi dedo se abría mas paso en su ojete y terminaba de vaciarse en mi boca una vez más con un gemido ronco, hasta que terminó y apartó mi mano de su culo mientras yo me levantaba para escupir el resto de su corrida. Quedó apoyado en el árbol recuperandose mientras su polla se aflojaba y empezaba a colgar. Sólo unos instantes más y me habría vuelto a correr, pero la suya había sido muy intensa...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 9 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 15-abr-2017, 08:47   #154
Divertido1956
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: feb-2012
Ubicación: Canarias
Mensajes: 16
Gracias 5 Veces en 5 Posts
Predeterminado El despertar

Cita:
Empezado por Quela Ver Mensaje
Ambos estábamos exhaustos. Sudorosos a pesar del frío del invierno y con la respiración agitada intentando recuperar el ritmo cardiaco. Teníamos la ropa que nos quedaba puesta malcompuesta sobre nuestros cuerpos y arrugada. Que polvazo acábabamos de echar. De los que te dejan lista con ganas de dormirte. Y eso me habría pasado de no estar en el coche aun en mala postura para que pudieramos habernos acomodado para que me follara la boca sin cortarse la cabeza. Incomodidades del coche.

La verdad que teníamos que ser un cromo. Yo resbalada en el asiento del coche con las piernas dobladas y el culo flotándome en el aire con las bragas malcolocadas mostrando uno de mis labios. Toda la falda hecha un trapo alrededor de mi cintura con mi sujetador mal colocado y ambos pechos asomando fuera. José Luis no tenía una imagen mucho mejor con sus calcetines medio caídos, sin calzoncillos con su polla ya fláccida pero aun brillante por mi saliba y su camisa arrugada hasta la altura del ombligo. No había imagen pero desde luego había mucho deseo que se había materializado en dos folladas duras con final feliz para mí y una corrida intensa de José Luis que en ese momento andaría mezclada en mi estómago con todo lo demás. Eso sí, aun me quedaba cierta hinchazón en mis genitales y el regusto a polla y corrida en mi boca que ya se me hacía habitual en mis contactos sexuales.

Pero había que irse. José Luis fue el primero en moverse y ayudarme a sentarme más derecha. Como ya era costumbre en nuestros encuentros me besó los labios antes de hablarme:

-Quela, eres increible. No sé como he podido estar tanto tiempo sin tenerte.
-Ahn, ¿esto es lo único que te interesa?- le dije haciéndome la ofendida.
-No seas tonta. Esto es el gran premio que sumo al tener la suerte de estar contigo. No sé como explicartelo. Estar contigo es como ganar la champions y follar contigo es llevarte encima la supercopa y el mundialito.
-Jajajajaja- reí abiertamente en una carcajada- Me gusta el ejemplo, pero tú ¿que eres entonces?
-Eso lo deberás decir tú.- me respondió.
-Tú eres el que me provoca todo esto. Si no me gustaras como me gustas y me atrajeras tanto no me apetecería hacerlo contigo ni comerme esta cosilla- respondí pícaramente agarrándole su polla ya reducida y provocando que diera un respingo.
-Para quieta o va a pasar de cosilla o cosota otra vez- fue su respuesta y reímos.
-Para, para que es muy tarde y tenemos que recomponernos- dije yo frenando la situación.
-Dejame decirte que eres increíble. Pareces una niña tan modosita, tan educada, tan estudiosa y después, puffff.... eres increíble haciéndolo. Eres tan....-no lo dejé terminar.
-A ver si lo vas a estropear- respondí.
-No iba a decir nada malo, tontona. Sólo que nadie que no esté contigo se puede imaginar como eres en realidad. Y me encanta. Me encantas de las dos maneras.

Se me caía el chocho con este niño. Pero tenía que tener cuidado y no volverme vulnerable, temía que en cualquier momento se me escapara un "te quiero" y exagerar una relación de apenas unas semanas. Pero realmente era lo que sentía en ese momento y sospechaba que él también. Pero mejor no forzar la situación, así que nos vestimos mientras seguimos un rato charlando ya menos profundamente. Me llevó a casa y nos despedimos hasta el día siguiente, viernes. Los dos estábamos libres de exámenes y queríamos pensar en algún plan.
Cita:
Empezado por Quela Ver Mensaje
Y en esas estaba. Sintiendo las últimas sacudidas de mi orgasmo aun con su mano atrapada entre mis piernas y su dedo ya quieto hundido en mís entrañas cuando esa mezcla de sentidos, olores, tacto, oído y vista me hizo darme cuenta que me faltaba algo de mi chico: su sabor. Así que en cuanto afloje las piernas y pudo sacar su mano, me acomodé la ropa, miré a los lados para comprbar que nadie nos veía y ni corta ni perezosa me agaché ante su sorpresa tirando del calzoncillo para liberar su polla que agarré con mi mano.

Al ver mi reacción me preguntó:
-¿Qué haces, Quela?
-Despedirme de tí...-fue lo que salió de mi boca antes de que rodeara con ella su polla y aflorara a mi lengua su sabor, ligeramente más ácido seguramente por el alcohos y algún resto de orina pero que a mí me supo igualmente a la polla de mi chico que no fue capaz más que de repetir mi nombre acompañado de un largo síiiiiii mientras vaciaba sus pulmones. Chupé despacio y jugaba con mi lengua en su glande y recogiendo el líquido preseminal que ya brotaba recordando mamadas anteriores y finales felices que me hicieron excitarme aun más. Me sentía muy guarra chupando en medio de la calle ocultos entre la sombra del árbol a las miradas ajenas y a la vez muy excitada. De no estar allí ya me habría montado sobre él pero el lugar no era idoneo ni mi ropa tampoco. Así que me decidí al menos a darle una portentosa mamada que le hiciera no olvidarse de mí. Pero la postura en cuclillas era incómoda y me hacía perder el equilibrio.

Me levanté para cambiar de posición yo en cuclillas apoyada en el tronco y él de pie frente a mí. Además bajé más pantalón y calzoncillo para tener más acceso a su culo y pelotas. A mí me pillarían en mala postura pero a él con el culo al aire...

Todos sabemos que cuando llegas al punto de no retorno todo te da igual, y José Luis llevado por nuestra confianza empezó a bombearme en la boca liberando una de mis manos que fue directa a mi coño necesitado de atención mientras con la otra jugaba con sus pelotas probablemete haciéndole daño pero no se quejaba. Él seguía a lo suyo, y yo a lo mío tragándome ese trozo de carne hinchada y caliente que en breve empezaría a escupir y antes de eso quería sentor más a mi chico, por lo que acaricié sus nalgas duras, las amasé y en esas estaba cuando jugando con su carne mis dedos dieron con su ano y uno de ellos lo rozó, él seguía bombeando y yo seguí indagando hasta que ví que mi dedo podía abrirse paso, pero antes de que terminara de decirme "Ahí no" su polla sin avisar soltó un primer chorro que tuve que tragar para no mancharme mientras mi dedo se abría mas paso en su ojete y terminaba de vaciarse en mi boca una vez más con un gemido ronco, hasta que terminó y apartó mi mano de su culo mientras yo me levantaba para escupir el resto de su corrida. Quedó apoyado en el árbol recuperandose mientras su polla se aflojaba y empezaba a colgar. Sólo unos instantes más y me habría vuelto a correr, pero la suya había sido muy intensa...

Me encanta tu estilo. Sencillo, directo, explícito en algunos momentos sin alcanzar jamás la vulgaridad, descriptivo de forma sublime con una sutileza digna de una escritora de "Best sellers".
Bravo !!!
Divertido1956 is offline   Citar -
Antiguo 15-abr-2017, 10:15   #155
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Gracias por los halagos. Simplemente tiro del hilo de los recuerdos. Y tienes razón, para hablar de sexo no hay que ser vulgar ni chabacano. Aunque si en alguno de aquellos encuentros hubiese existido lo habría contado, pero por educación, por familia, por estudios, grupo social, llámalo como quieras ni mis amantes ni yo hemos sido vulgares. Aunque eso no quita que llame a ciertas cosas por su nombre. Gracias otra vez.
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 16-abr-2017, 01:52   #156
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Nos abrazamos aun con sus pantalones caídos. Lo mejor de nuestro sexo era que podía ser salvaje, incluso brusco pero siempre terminaba con ternura, abrazos, besos y caricias que nos devolvían a la realidad de dos chicos que además de atraerse se gustaban y necesitaban decirse algo más que no se atrevían. Os hebréis dado cuenta por esta historia que me gusta dar placer a mi chico con la boca, pero os aseguro que jamás me he comida una polla de alguien por quien realmente no sintiera aprecio. Parece un comentario fuera de lugar, pero para mí la atracción y el deseo siempre han ido unidos a una inercia personal hacia la otra persona, de modo que aunque he tenido sexo con personas de las que no estaba enamorada ese sexo siempre ha estado motivado por algo más que el deseo puramente físico.

Sin embargo, mi experiencia me ha mostrado que cuando encuentro esa afinidad puedo ser muy guarra. No me gusta ese lenguaje pues es sexista. A los tíos no se les dice guarros cuando disfrutan del sexo pero es la palabra que mejor define por desgracia la necesidad de tener sexo de cualquier modo con la persona que te atrae. Y yo con José Luis me volví muy guarra. Y él se había dado cuenta. Podía ser la misma chica educada y estudiosa de la que mis padres presumían y agarcharme deseosa de dar placer a mi chico en medio de la calle para queme follara la boca. Y ese era mi gran cambio experimentado, podía ser YO. Ya no juzgaba a Susana por su sexo descuidado. Simplemente no me gustaban los chicos con los que estaba pero entendía su afición al placer pues yo misma empezaba a ser así aunque limitándome a mis parejas. Con José Luis cerca estaba siempre abierta al contacto y podía pasar de la ternura a la impulsividad en segundos. Mis miedos se habían disipado y para mí no era sumisión agacharme ante él, pues él también lo haría, era deseo de dar. Y además aquella noche mientras me taladraba la boca una vez más a pollazos descubrí el placer que me provocaba prestarle mi cuerpo para cumplir sus deseos como yo los cumplía con el suyo y que debía decirselo, no ocultar mis pensamientos por miedo a parecer otra cosa. Me conocía y le conocía.

Desgraciadamente esta reflexión la hice ya acostada sola en mi cama después de despedirnos tras nuestra encuentro a la sombra del árbol de nuestro primer rollete. Y además recordé como había cambiado todo en pocas semanas. Mi desagradable ¿puedo decer intento de violación? por Luis. El día que conocí a José Luis, mi atrevimiento a pajearlo aquella noche y todo lo que vino después.

Incluso en algún momento desvelada por la separación de nuevo de mi chico por unas semanas repasé mi vida con respecto a los chicos y al sexo. Os he hablado de Miguel, con quien perdí la virginidad, pero antes de él tuve algún noviete más por llamarlo de alguna manera. Recordé mi primer beso. El primer chico que me tocó las tetas, bueno al que dejé hacerlo pues ya antes lo habían intentado pero mi mano cortaba la situación como un resorte. Recuerdo cuando empecé con Miguel y la primera vez que le ví la polla. Me resultó decepcionante, pero no por tamaño. Yo no tenía ni idea entonces sino porque me resultó algo feo, casi desagradable...ya ves y con José Luis casi se la adoraba cuando la situación lo requería.

Fué un día sentados en el callejón donde nos enrollábamos. Se quejaba de que sus amigos presumían de lo que hacían con sus novias y yo no le dejaba tocarme más que por encima de la ropa y yo a él no le hacía nada. Yo en cierto sentido me sentía culpable pues mis amigas me habían contado alguna hazaña pero mi educación me coartaba y no daba el paso. En un arranque Miguel me llevó la mano a su paquete y en vez de apartarla la dejé inmóvil notando como se endurecía lo que escondí su pantalón.

-¿Has visto como me pones?- me dijo.

No contesté pero no apartaba la mano quizá mas llena de curiosidad que de deseo por algo que no conocía. Viendo que no me echaba atrás se bajó calzonas y calzoncillo mostrandome su polla tiesa. Ya os dije que me defraudó. Me imaginaba otra cosa pero me dejé guiar por su mano y la agarré notándola caliente y dura, y suave al tacto. Entonces sujetando mi mano con la suya me dijo:

-Se mueve así.- iniciando un sube y baja que dejó su glande a mi vista y lo volvía a cubrir hasta que me soltó y continué yo sola seguramente torpemente. Yo no decía nada pero no dejaba de menearsela mientras él decía cuanto había esperado aquello y me suplicaba que no parara. No fue largo, supongo que a muchos chicos os habrá pasado, pues en 2 o 3 minutos se tensó y empezó a correrse gimiendo y repitiendo mi nombre. Me manché la mano y me dió bastante asco, ya véis, la misma noche en que una vez más había degustado el semen de José Luis me ruboricé recordando mis inicios. Como había cambiado...

Última edición por Quela fecha: 16-abr-2017 a las 13:36.
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 17-abr-2017, 15:20   #157
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Regresé a la universidad y mis estudios. Y entré en una etapa rutinaria. Por la mañana clases, por la tarde algún café con compañeros o las chicas del piso. Ordenar apuntes y buscar libros y todas las noches conversación telefónica con José Luis a pesar de los mil mensajes que nos habíamos mandado durante el día. Pero evidentemente nos echábamos de menos. En esa rutina estaba también echarlo de menos y aunque disfrutaba de su voz cada día me faltaba su cuerpo. Un día como una tonta me sorprendí a mí misma en una perfumería oliendo un bote de la colonia que usaba, pero me olía diferente, me faltaba su propio aroma. Por supuesto en mi añoranza más de una noche terminé rememorado nuestros momentos de intimidad con una de mis manos hundida entre mis piernas apretadas. Por más que Susana me enseñara fotos de tíos buenos en su portatil nada me excitaba más que pensar en José Luis y yo en nuestros momentos de pasión.

Y ese fue otro de mis descubrimientos, como no, con Susana de nuevo. En nuestras conversaciones consiguió sonsacarme lo mío con José Luis. Yo les había hablado de un chico con el que había algo pero no de la intensidad de nuestra relación pero su sexto sentido fue capaz de descubrir lo pillada que estaba por él y cuanto lo deseaba. Una tarde, tiradas en el sofá tapadas con una manta por el frío de febrero me soltó lo siguiente:

-Pues si tanto lo echas de menos hazle fotos o pideselas.
-Ya tengo fotos suyas y de los dos en el mívol, son lasque te enseñé- dije con obviedad.
-De esas no, tontina. Fotos de su cuerpo.

Puse cara de no pillar lo que me decía y continuó.

-Vamos a ver niña. A ti te pone el niño, pues dile que te mande fotos en plan sexi, calentorro, para alegrarte la vista.
-Pero, ¿cómo voy a hacer eso?- respondí escandalizada.
-Mira que eres chochona, tía. Eso es lo más normal en las parejas. Hacerse fotos y mandarselas, incluso hacerso fotos juntos.
-¿Y si alguien las ve? Eso no me gustaría nada.
-Que se las haga sin cara. Mira, ven- me dijo pidiendome que me sentara a su lado. Entonces cogió su portatil y buscó una carpeta con contraseña.

-De esto nada a nadie, te lo enseño a tó porque eres mi amiga.-me exhortó muy seria mientras habría una carpeta que a su vez contenía otras carpetas con nombres de chicos- este que hace mucho que no lo veo y no lo vas a reconocer.-me dijo picando con el ratón y abriendo la carpeta.

Me quedé helada. Tenía varias autofotos de un chico, como le gustan a ella, grandote y musculoso primero en pantalón de deporte, después en calzoncillos, igual pero marcando paquete. Había una de su pecho en primer plano y otra de su vientre. Pero después había varias de su polla en varias posturas, asomando por la tira del calzoncillo, agarrada con una mano, con el galnde fuera....

-Mira, Quela- me explicaba- a este lo conocí por internet y me mandó estas fotos antes de conocernos. Yo ya sabía como gastaba el niño antes de catarlo. Y como estuvo muy bien me guardé las fotos para recordarlo.

Yo no decía nada. Después abrió otra carpeta y aun me asombré más. Eran fotos de una pareja donde se veía una polla penetrando un coño en distintas posturas, pero después aparecían fotos de mamadas y reconocí la boca de Susana pues era lo único que se veía.

-Tía, que fuerte. !!!!Esa eres tu¡¡¡¡¡
-Shhhhh. Calla. Mira es el mismo chico de antes, no se si habrás reconocido su polla. Estas nos las hicimos juntos para rememorar el polvazo que echamos.
-Pero tía se te reconoce a tí.-respondí asustada.
-Sólo si te fijas muy bien. De todos modos las fotos de cara las tengo yo solo. A él solo le pase las que no se ve nada reconocible. Los tíos son muy mamones y en una de estas te la cuelgan en internet.
-Pero, ¿para qué guardas todo esto?- dije sin terminar de comprender.
-Pues para que va a ser. Cuando estoy caliente miro esto, y recuerdo el buen rato- me respondió haciendo gestos con sus ojos.

Las guardaba para masturbarse. No me enseñó más fotos, pero descarté de mi cabeza proponerle algo así a José Luis por más que yo sabía que ver su imagen en la pantalla del portatil me ayudaría las ocasiones en que me masturbaba pensando en él.
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 17-abr-2017, 15:36   #158
socram80
Ultra Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2016
Mensajes: 593
Gracias 215 Veces en 214 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Quela Ver Mensaje
Regresé a la universidad y mis estudios. Y entré en una etapa rutinaria. Por la mañana clases, por la tarde algún café con compañeros o las chicas del piso. Ordenar apuntes y buscar libros y todas las noches conversación telefónica con José Luis a pesar de los mil mensajes que nos habíamos mandado durante el día. Pero evidentemente nos echábamos de menos. En esa rutina estaba también echarlo de menos y aunque disfrutaba de su voz cada día me faltaba su cuerpo. Un día como una tonta me sorprendí a mí misma en una perfumería oliendo un bote de la colonia que usaba, pero me olía diferente, me faltaba su propio aroma. Por supuesto en mi añoranza más de una noche terminé rememorado nuestros momentos de intimidad con una de mis manos hundida entre mis piernas apretadas. Por más que Susana me enseñara fotos de tíos buenos en su portatil nada me excitaba más que pensar en José Luis y yo en nuestros momentos de pasión.

Y ese fue otro de mis descubrimientos, como no, con Susana de nuevo. En nuestras conversaciones consiguió sonsacarme lo mío con José Luis. Yo les había hablado de un chico con el que había algo pero no de la intensidad de nuestra relación pero su sexto sentido fue capaz de descubrir lo pillada que estaba por él y cuanto lo deseaba. Una tarde, tiradas en el sofá tapadas con una manta por el frío de febrero me soltó lo siguiente:

-Pues si tanto lo echas de menos hazle fotos o pideselas.
-Ya tengo fotos suyas y de los dos en el mívol, son lasque te enseñé- dije con obviedad.
-De esas no, tontina. Fotos de su cuerpo.

Puse cara de no pillar lo que me decía y continuó.

-Vamos a ver niña. A ti te pone el niño, pues dile que te mande fotos en plan sexi, calentorro, para alegrarte la vista.
-Pero, ¿cómo voy a hacer eso?- respondí escandalizada.
-Mira que eres chochona, tía. Eso es lo más normal en las parejas. Hacerse fotos y mandarselas, incluso hacerso fotos juntos.
-¿Y si alguien las ve? Eso no me gustaría nada.
-Que se las haga sin cara. Mira, ven- me dijo pidiendome que me sentara a su lado. Entonces cogió su portatil y buscó una carpeta con contraseña.

-De esto nada a nadie, te lo enseño a tó porque eres mi amiga.-me exhortó muy seria mientras habría una carpeta que a su vez contenía otras carpetas con nombres de chicos- este que hace mucho que no lo veo y no lo vas a reconocer.-me dijo picando con el ratón y abriendo la carpeta.

Me quedé helada. Tenía varias autofotos de un chico, como le gustan a ella, grandote y musculoso primero en pantalón de deporte, después en calzoncillos, igual pero marcando paquete. Había una de su pecho en primer plano y otra de su vientre. Pero después había varias de su polla en varias posturas, asomando por la tira del calzoncillo, agarrada con una mano, con el galnde fuera....

-Mira, Quela- me explicaba- a este lo conocí por internet y me mandó estas fotos antes de conocernos. Yo ya sabía como gastaba el niño antes de catarlo. Y como estuvo muy bien me guardé las fotos para recordarlo.

Yo no decía nada. Después abrió otra carpeta y aun me asombré más. Eran fotos de una pareja donde se veía una polla penetrando un coño en distintas posturas, pero después aparecían fotos de mamadas y reconocí la boca de Susana pues era lo único que se veía.

-Tía, que fuerte. !!!!Esa eres tu¡¡¡¡¡
-Shhhhh. Calla. Mira es el mismo chico de antes, no se si habrás reconocido su polla. Estas nos las hicimos juntos para rememorar el polvazo que echamos.
-Pero tía se te reconoce a tí.-respondí asustada.
-Sólo si te fijas muy bien. De todos modos las fotos de cara las tengo yo solo. A él solo le pase las que no se ve nada reconocible. Los tíos son muy mamones y en una de estas te la cuelgan en internet.
-Pero, ¿para qué guardas todo esto?- dije sin terminar de comprender.
-Pues para que va a ser. Cuando estoy caliente miro esto, y recuerdo el buen rato- me respondió haciendo gestos con sus ojos.

Las guardaba para masturbarse. No me enseñó más fotos, pero descarté de mi cabeza proponerle algo así a José Luis por más que yo sabía que ver su imagen en la pantalla del portatil me ayudaría las ocasiones en que me masturbaba pensando en él.
Si todos supiéramos las contraseñas de las carpetas de algunos amigos y amigas...
socram80 is offline   Citar -
Antiguo 18-abr-2017, 16:37   #159
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

La conversación con Susana me dejó varios días pensativa. Desde luego yo no me haría fotos así. Si no me gustaba verme en bikini, ya eso era demasiado. Nunca me he visto un cuerpo especial. Siempre he vestido más tirando a recatada que a provocativa porque no me parecía que tuviera nada que lucir. Aunque desde que mantenía sexo más comunmente, sobre todo a partir de mi relación con Luis me veía físicamente de otra forma. Admitía los halagos a mi cuerpo como parte del juego sexual y su atracción pero seguía sin verme especialmente sexy.

Sin embargo, el tema de las fotos seguía rondando la cabeza y empecé a mirarme en el espejo imaginando fotos mías así. No me he descrito nunca y dudo que fuera objetiva pero en aquella época yo me veía aun más niña que mujer a pesar de ser mayor de edad. A ello colaboraba mi forma de vestir juvenil y mis proporciones muy moderadas. Tengo la cara fina y aniñada, que en aquella época me hacía aparentar algún año menos y más con mi media melena castaña que solía recoger con algún gancho de pelo o cola. Me pedían el carné en muchos locales para comprobar mi edad.

Y mi cuerpo no desdecía esa misma impresión. Soy bajita pues no llego al metro con sesenta centímetros y mi cuerpo colaboraba poco al mostrar escasas curvas. Caderas estrechas y pechos de talla 85 no me hacían destacar como chicas tan rotundas como Susana o tan altas como Ana. Mi forma de vestir colaboraba pues solía usar vaqueros o faldas no excesivamente cortas siendo más proclive a la falda de vuelo que a la ajustada. De hecho entre mi ropa interior predominaban las bragas sobre los tangas. Además no usaba escotes pronunciados pues poca era la ropa que me permitía lucir canalillo teniendo en cuenta el desarrollo de mis tetas.

Sin embargo, esos días empecé a verme distinta. Me imaginé varias veces con el vestido ajustado que me había regalado José Luis y me empecé a ver algo más femenina, más atractiva. Me miré al espejo varias veces al salir de la ducha t miré mi cuello largo aupado sobre mis clavículas algo marcadas bajo las que pendían dos pechos no muy grandes pero con los pezones con tendencia ascendente que descubrí más tarde que tanto gustan a los chicos. Con sujetador sin relleno se marcaban perfectamente mostrándome un erotismo que no imaginaba en mi misma.

Mi vientre era plano, con un ombligo pequeño y profundo del que si no me depilaba partía una fina línea de vello que llegaba hasta mi pubis. Pero ya entonces me lo depilaba. De hecho aquel verano anterior me había hecho el tratamiento de depilación laser dejando mis ingles al estilo brasileño por lo que sólo tenía que recortar el vello del centro de mi pubis. Mi cintura era estrecha pero no lo parecía tanto por la estrechez de mis caderas. Como me madre decía mis partos habrían de ser por cesarea, algo que aun no h comprobado.

Sin embargo descubrí un culo mucho más sexy de lo que podía imaginar. Pequeño, respingón, con dos nalgas firmes que bajaban suavemente hasta confundirse con mis musloes igualmente fuertes por entonces. Ni una gota de celulitis ni piel de melocotón convirtiéndolo probablemente en el elemento más destacado de mi anatomía y lugar predilecto de las caricias de mis amantes más dados a sobarme el culo y a lamerme los pezones.

Mis piernas no eran largas pero sí torneadas, terminadas en dos pies pequeños con dedos alineados aunque más anchos que los de la mayoría de las chicas, algo que me ha limitado bastante el uso de tacones altos.

Mis conclusiones después de verme varios días en el espejo desnuda, en ropa interior o con ropas distintas es que si yo quería podía ser más atractiva y que empezaba a valorar el gusto de mi chico por aquel vestido que me había regalado.

Pero por ahora de fotos nanay.....jajajaja. Demasiado cortada yo aun entonces, chicos y chicas.
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 19-abr-2017, 16:01   #160
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Los siguientes días seguí dándole vueltas a las fotos de Susana y me imaginé a mi misma masturbándome mientras veía fotos de José Luis. Pero nunca me ha excitado ver fotos aunque tampoco las había visto de mi novio, por lo que no sabría cual sería mi reacción.

Uno de aquellos días saliendo de una cafetería tuve un encontronazo con Luis. Dije un escueto hola y continué, pero me dió tiempo a ver que iba con una chica muy guapa aunque de un estilo distinto del mío. Ajustada y con un pelado más agresivo. Supuse que quizá ya me había sustituido. Me alegré por él y por mí.

Ese encuentro me hizo recordar que Luis si me había mandado fotos por el móvil suyas un puente que habíamos estado en nuestras casas. Además no las había borrado. Al llegar a casa las miré en el móvil. Ya no me decían gran cosa pero no sé explicar el motivo, en vez de borrarlas las guardé en el portatil en una carpeta con contraseña eran 4 fotos que se había hecho en la cama: una de su cara medio a oscuras y despeinado (seguía siendo muy guapo pero ya no lo veía igual), una con el nórdico bajado para que viera que no llevaba pijama en la que se veía su barbilla y su pecho, otra de sus calzoncillos (que en su día me había provocado más risa tonta que excitación) y la última de su polla dura con la que me había dicho que me echaba de menos. Ahí si recordé la excitación que me había provocado entonces, pero recordé que no había sido tanto la imagen como el relacionarla con la veces que yo había jugado con su polla. ¿Me ocurriría igual con José Luis? Desde luego yo no me iba a atrever a proponerselo.

Sin embargo, no sé si por aburrimiento o curiosidad al final terminé una noche por teléfono contándoselo a José Luis:

-¿Te cuento una cosa morbosona?- le dije.
-Si es tuya, encantado, jajaja.- rió al otro lado del teléfono.
-No es mía, pero verás. Resulta que mi compañera Susana tiene en su ordenador guardadas un montón de fotos de tíos con los que ha estado y suyas con ellos.
-¿Y cómo lo sabes?- respondió sorprendido.
-Porque me las ha enseñado- dije con obviedad.
-¿Te enseña esas cosas? Que guarrilla, ¿no? jajaja.
-Bueno, digamos que Susana es un poquito abierta de mente- espeté quitando importancia.
-Mas bien de piernas, JAJAJAJA- reímos a la vez.
-Que no tonto, o sí. Yo que sé. Ya la conoceras. Es buena gente. A lo que iba. ¿Tú tienes fotos así?- le dejé caer.
-Tuyas no.- y volvimos a reir.
-Entonces de otras sí. - lo reprendí.
-NO, no, No guardo ese tipo de fotos con nadie. Ni mías ni de nadie. ¿Y tú?- me soltó de pronto.
-¿Yooo?- mentí, recordando las fotos de Luis- No, no.
-Pues no estaría mal una foto de tu culito- continuó poniendo voz de interesante.
-O del tuyo- dije yo desafiante.
-Ahn, que te gusta mi culo. Interesante...
-Me gusta todo, nene.
-Para que me vas a poner tontorrón y no te tengo al lado.
-!!Huy como estamos¡¡¡ Jajajaja.

La conversación siguió con los típicos te echo de menos y que ganas de estar contigo en plan más acaramelado. Pero la sorpresa me la llevé cuando justo antes de acostarme me llega un mensaje suyo de buenas noches con una foto suya de espaldas señalandose su culo en calzoncillos.

Me dió la risa tonta cuando la ví y sólo le contersté con un emoticono de y . Pero lo ví lanzado y capaz...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 24-abr-2017, 15:38   #161
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

A la mañana siguiente descargué la foto del móvil y la guardé en el portatil. No se me quitaba la sonrisa de encima. Me partía la postura de la foto y lo payaso que se ponía a veces. Cuando estás pillada se te cae todo con nada. Y yo estaba encantada con la gracia de la foto, más divertida que sexy.

Al volver del comedor universitario me encerré en mi cuarto como otras veces para chatear con él un rato si no estaba en clase o durmiendo. Lamentablemente no teníamos wifi en el piso y no podíamos hablar por ninguna videoconferencia pero si podíamos mensajearnos por el móvil.

Lo saludé y estaba despierto tirado en su cama. Estuvimos charlando sobre el día y las clases pero en un momento dado que dijo:

-No me has dicho nada de mi foto.
-Que estás para morderte , jajaja
-¿Sólo eso?- contestó haciendose el ofendido.
-¿No quieres que te muerda en cuanto te tenga delante?
-Deseandolo. Pero falta mucho. Y yo te mandé una foto...-me dejó caer.
-¿Y quieres una foto mía?- le respondí haciéndome la sorprendida.
-Me encantaría.
-Pero si te mando fotos me voy a quedar sin datos en el móvil.

Entre una cosa y otra no me hice ninguna foto pero me dejó muy claro su deseo. Dándole vueltas me acordé en las fotos de Susana y me dije a mí misma que era incapaz de hacerme una foto con mi coño en primer plano o teniendo sexo pero pensé en la foto de José Luis y al ducharme aquella noche me sorpendí a mi misma buscando posturas frente al espejo y probando fotos. Con la toalla reliada me ví demasiado atrevida y nada sexy en realidad. Con el pijama de lado que se viera bien el contorno de mi culo me gustó mucho pero la ví sosa. La repetí quitámdome el pantalón y mostrando mis nalgas solo tapadas por la tirilla de las braguitas. Me gusté más. Pero seguí probando. Igual de espaldas con las piernas aupadas como si llevara tacón para realzar mis nalgas. Además retiré las bragas para que se viera algo más de nalga. Me sorprendí de la visión de mi culo así. Me ví como una modelo. Esa le encantaría. Luego me quité la parte de arriba del pijama y repetí las mismas posturas pero mostrando vientre y espalda respectivamente pero sin que se viera si había o no sujetador. Me parecieron ya demasiado atrevidas y paré.

Aquella noche cuando nos ibamos a despedir le dije que tenía una sorpresa para él. Y probé con la primera foto. Me dijo que le volvía loco, !y no se veñia nada¡. Pero mi ego se dió por satisfecha y le dije que cuando tuviera wifi le mandaría algo más pero que me prometiera que no se lo enseñaría a nadie.

Su respuesta puede sonar machista pero me satifizo totalmente: "Quela, eres mía y sólo mía". El corazón me dió un vuelco pero de emoción. Y más aun cuando me dijo que también tenía una sorpresa:

-¿Cómo tienes este finde?- me dijo.
-Pues normal, deseando que llegue el puente para ir a casa. ¿por qué?
-Mi madre me deja el coche el finde y creo que tengo dinero para llegas a tu casa, ¿tendré alojamiento?
No sabía que decir. Un fin de semana juntos en mi piso. Estaba deseandolo. A la mierda las fotos, iba a tener a mi chico conmigo. Por fin iba a dormir con él. Bueno, no sólo dormir...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 24-abr-2017, 17:54   #162
AJAX
Dios Pajillero
 
Avatar de AJAX
 
Fecha de Ingreso: jul-2009
Ubicación: Al otro lado del mundo
Mensajes: 2.309
Gracias 1.019 Veces en 805 Posts
Predeterminado

Eres maravillosa. ba nana00notw orth
__________________
We are the champions.............
AJAX is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a AJAX por este Post:
Antiguo 25-abr-2017, 16:14   #163
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

A la mañana siguiente se lo conté a las chicas. Estaban deseando conocerle pero las dos querían ir a casa ese finde, así que como él no tenía clase los viernes se vendría por la mañana, comíamos con las chicas y ya ellas se iban a sus respectivas casas. !!!Todo el finde el piso para los dos¡¡¡¡

Llegó el día y quedamos en que me recogería a la salida de clase. Estaba atacada. LLegó la hora y nada más salir de la facultad ví el coche de su madre aparcado donde le había indicado. Estaba fuera apoyado esperándome. Salí corriendo como una loca y me lancé a su cuello a besarlo mientras todo el mundo nos veía. Me lo comí a besos. Nos fuímos a casa mientras me contaba el viaje. No me creía que estuviera allí.

Llegamos y las chicas ya tenían la mesa puesta y la comida preparada. Se lo presenté y pude ver sus miradas de apreciación. Incluso Susana detrás de él me hizo algún gesto obsceno para decirme que estaba muy bueno. Si lo sabría yo...

Después de comer llevamos a las chicas en el coche a la estación de autobus y nos volvimos a casa. Creo que no he estado más caliente en mi vida. Me moría por tocarlo. Ya por la escalera me dió algún catecillo en el culo pero en cuanto cerramos la puerta se me abrazó por detrás apretándome. Sentí su calor y su olor. Me solté, lo cogí de la mano y me lo llevé a la habitación. Ya habría tiempo de cariños ahora me lo quería follar.

José Luis debió pensar lo mismo pues nada más entrar se lanzó a quitarme los pantalones. Yo le ayudé. En su apresuramiento me bajó las bragas a la vez y de un empujón me dejó caer en la cama para sacarme ambar prendas a la vez. Tenía mi coño a la vista. No me importaba. Y está claro que lo vió pues tal y como estaba y sin miramientos hundió su cara entre mis piernas y yo agarré su cabeza apretándolo para que me comiera entera. Su lengua me quemaba y mis flujos lo manchaban pero su lengua como rabo de lagartija se metía en mi raja y rozaba mi clítorix dámdome el placer que tanto echaba de menos. En menos de 5 minutos me había corrido sin reprimir mis gemidos y repitiendo su nombre hasta dejarme exhausta en la cama con mis piernas caídas sobre sus hombros. Mi coño palpitaba ante sus ojos pero era incapaz de moverme después de la sacudida.

Ya me había corrido y seguía medio vestida. Me moría de calor y me sobraba todo. Pero él seguía vestido. Me levanté y traté de desaborchar su pantalón mientras él soltaba los botones de su camisa. Hice como él y bajé todo de golpe liberando su polla. Me agaché para sacarle los pies y la tenía tiesa allñi delante mía. Tenía que devolverle su mamada pero con parsimonia me quité la camiseta y el sujetador sin dejar de mirarlo a los ojos agachada ante él. Y cuando me despojé agarré su polla caliente y empecé a pajearla sin dejar de mirarlo. Era visible su impaciencia. Y la mía. Sin más dilación lamí su punta ya mojada d elíquido preseminal y rodeé su glande con mis labios saboreando su polla. Pero sé que en ese momento le sabía a poco pues su mano ya me marcaba el ritmo con que quería que se la chupara y obedecí. No iba a durar mucho y me apetecía que me la metiera así que antes de llegar al punto de no retorno y con cuidado de no tocarle los huevos o el ano me levanté y le pedí que se pusiera un condón.

Sin pensarselo sacó una caja de un bolsillo de su macuto y se lo puso mientras yo lo esperaba en la cama. En cuanto lo tuvo puesto se encajó entre mis piernas y le ayudé a encontrar la entrada de mi coño que penetró con fuerza en cuando acertó. Se dejó caer con todo su peso sobre mí llegando a lo más profundo de mi ser pero su impaciencia le hizo inmediatamente avivar el ritmo chocando sus pelotas contra mi culo y su pubis contra el mío. Su ritmo era de corrida inminente y así ocurrió. Su condón se hinchó de líquido caliente mientras gemía quedo pero le pedí que no parara y siguió follándome al mismo ritmo unos instantes más mientras su gemido subía alguna octava permitiéndome alcanzar a mí también el orgasmo al no poder insistir en mi "Sigue, sigue" y aferrándome tan fuerte a él que por fin se dejó desplomar sobre mí....
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 27-abr-2017, 14:20   #164
Gamberrilla
Ultra Mega Dios Pajillero
 
Avatar de Gamberrilla
 
Fecha de Ingreso: ago-2008
Ubicación: Piezoencendiendo el caldero
Mensajes: 17.589
Gracias 10.563 Veces en 5.649 Posts
Predeterminado

Es un gusto leerte,

Buena redacción, naturalidad a la hora de relatar.
Logras enganchar al lector,

Quela

Gmbr.
Gamberrilla is offline   Citar -
Antiguo 27-abr-2017, 17:20   #165
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Gamberrilla Ver Mensaje
Es un gusto leerte,

Buena redacción, naturalidad a la hora de relatar.
Logras enganchar al lector,

Quela

Gmbr.
Muchas gracias, compañera.
Quela is offline   Citar -
Antiguo 27-abr-2017, 17:41   #166
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Ya nos había pasado varias veces. La intensidad del orgasmo nos dejaba rendidos y si no fuese por el riesgo de que el condón virtiera su contenido al perder tamaño la polla de José Luis en mi interior podríamos quedarnos bastante tiempo en esa posición sin movernos. Pero la cordura no se nos había ido del todo. Al sentir como su polla reducía se salió de mí retirando el condón y nos metimos juntos abrazados dentro de la cama desnudos pero tapados.

Una vez calmado la necesidad del sexo imperioso que guardábamos de semanas sin vernos llegó el momento del cariño y la dulzura. Era la primera vez que podíamos quedarnos en la cama sin prisas y nos acomodamos de modo que nos mirábamos la cara mientras charlábamos y mis manos que no pueden estar quietas se entretenían en su barbilla, sus labios o su pecho. A pesar de hablar todos los días sentíamos que teníamos mucho que contarnos así que ví como se fue oscureciendo la habitación según caía la tarde mientras disfrutábamos del roce de nuestra piel.

No habíamos hecho planes para el finde, sólo estar juntos así que le pregunté que le apetecía y me dijo que le venía bien lo que propusiera. Decidí que diéramos un paseo por la ciudad y tomáramos unas tapas los dos solos y el sábado por la noche ya quedaríamos con alguien. Le pareció bien. Lo que no nos apetecía era salir de la cama. La oscuridad de la habitación y un par de sonidos de su móvil le hicieron darse cuenta de que no había avisado de que había llegado bien por lo que se levantó a encender la luz y buscar su teléfono dándome una esplendida visión del cuerpo que había disfrutado un rato antes desnudo.

Llamó por teléfono a su casa mientras yo no dejaba de observarlo. Los hombros, brazos fuertes, el pecho y su vientre plano con la tirilla de vello del ombligo que me hacía sonrojarme. Él me sonreía mientras hablaba por lo que me dió reparo mirar más abajo de su cuerpo pero me dió tiempo a ver su pubis oscurecido por el vello recortado y su polla aunque flaccida con un grosor mayor al habitual supongo que por nuestro roce en la cama.

Cuando terminó empezó a sacar ropa de su macuto y me preguntó por la ducha. Le expliqué donde encender el agua caliente y salió del dormitorio dandome esta vez una estupenda visión de su espalda y su culo. Me sonreía a mí misma de lo feiz que era en ese momento. Entonces escuché el agua caer y recordé que no le había dado toalla. Entonces con cierta desgana me levanté a llevarle una. Cuando entré al baño ví su cuerpo mojado tras la manpara y recordé la anterior vez que lo ví ducharse. Pero esta vez sería distinto. Dejé la toalla sobre la tapa del water y descorrí la mampara para entrar a la bañera...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 04-may-2017, 13:40   #167
chicoconcam
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ago-2005
Mensajes: 348
Gracias 2 Veces en 1 Post
Predeterminado

Gran relato, esperamos la continuacón con muchas ganas
chicoconcam is offline   Citar -
Antiguo 08-may-2017, 15:34   #168
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Se sorprendió al escuchar el ruido pues estaba de espaladas bajo el grifo pero cuando me vió entrar a la bañera se giró para recibirme con una sonrisa.

-¿Puedo?- pregunté.
-No te estaba esperando me encanta que hayas venido- respondió justo antes de abrazarme y meterme junto con él bajo el chorro de agua caliente.

Evidentemente empezamos a acariciarnos repartiéndonos el agua por nuestros respectivos cuerpos. Y no hay que decir que la reacción de su polla fue inmediata hinchandose y levántandose desafiante a la altura de mi vientre por nuestra diferencia de estatura. Al acercarme a él para besarlo no me quedaba más remedio que rozarla. De forma instintiva mi mano la agarro y empezó a acariciarla suavemente mientras sus manos jugaban con mi culo y mi pecho que también respondía a sus demandas endureciendo ligeramente el pezón. Me sentía doblemente mojada por el agua caliente de la ducha y el flujo que ya empezaba a lubricar mi coño.

Entonces me giró pegando mi espalda a su vientre para besar mi cuello desde atrás y acceder a mis pechos mejor obligándome a arquear mi espalda. Al agacharse para llegar a mi altura perdí contacto con su polla pero la encontré buscándola con la mano. Mientras no dejaba de besar mi cuello bajó una de sus manos por mi vientre dejando que el agua resbalara por entre mis piernas dándome una sensación placentera hasta que su propia mano cortó la corriente de agua acercándose a mi coño donde introdujo un dedo sin dificultad por mi postura y su lubricación.

Gemí con su cara pegada a mi mejilla mientras le decía:"¿Qué me haces?"

-Nada....aún- respondió hundiendo su dedo más en mí obligándome a agarrarme a su cuello para no caerme.

Yo gemía sin reparos hasta que bruscamente sacó su mano de entre mis piernas y con fuerza pero sin violencia me agachó hacia adelante. Intuí que iba a hacer pero me di cuenta definitivamente cuando flexionando las piernas para llegar a mi altura sentí su polla rozar mi coño.

-No llevas condón -le dije ligeramente alarmada.
-Acabo de correrme. tranquila que no va a pasar nada....bueno, nada malo- me respondió hundiendo la punta de su polla en mí.

Estaba tan entregada que no dije nada y me dejé penetrar. Entonces con su mano alcanzó mi hombro y empezó a bombear primero solo con media polla pero al sentir que yo acompañaba empezó a profundizar más provocandome gemidos.

Para mí que necesito tanto contacto es una postura extraña. No nos acariciábamos. Mi cuerpo inclinado hacia adelante mientras sus piernmas flexionadas le obligaban a agarrarse a mí para poder marcar el ritmo y no perder el equilibrio, pero yo no podía parara de gemir al sentir su polla en mi interior y menos aun cuando sus envestidas hacía chocar su cuerpo contra el mío. Tan así fue que empecé a colaborar empujando hacia atrás para profundizar sus embestidas.

Estábamos locos por follar sin condón pero el sexo nos nubló la mente. Mi cabeza sólo estaba en sentirlo y la suya en follarme. Afortunadamente mi orgasmo no se hizo esperar adelántandose al suyo. Y llegó con tal intensidad que me fallaron las piernas y me apoyé en el filo de la bañera mientras José Luis hundía su polla lo más posible en mi coño para no desperdiciar ni una sola de mis contracciones.

Cuando recobré el control me incorporé sintiendo el vacía en mi interior tras sacar su polla de mí y recordando sus fantasías me senté sobre mis piernas delante de él y mirándolo saqué mi lengua reclamando su corrida.

-¿No me vas a dar nada?- le dije desafiante mirándolo a los ojos.

Sin responder empezó a pajearse bruscamente delante mía con gemidos como gruñidos comprobando como sonaban chasquidos por el agua que mojaba su polla y manos y como su rostro se asalvajaba. Mi macho se estaba ordeñando para mí después de haberme dado placer.

Mis ojos iban de los suyos a su polla cuando saltó el primer chorro sobre mi cara. No me gustó demasiado y con premura aparté sus manos de su polla y como un perrillo con su merienda me metí su polla en la boca mientras terminaba de echar los restos de su corrida sin dejar de gemir y mis manos amasaban su culo y pelotas hasta que dejó de salir semen de su polla y me pidió que parara de chupar la mezcla de agua, saliba y semen que envolvía su instrumento.

Me levanté, escupí los restos de mi boca y nos besamos de nuevo...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 09-may-2017, 18:37   #169
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Nunca he entendido como después de algo de sexo guarro como el que acababa de practicar con José Luis ellos nos pueden ver como princesas. Supongo que debe ser por mi educación tradicional que soy incapaz de verme como una chica "normal" el instante después de comerme la polla de mi chico y más después de como acababa de hacerlo, justo en el momento que se corría, sin que me lo pidiera y lanzándome a por ella como una presa deliciosa.

Fuese como fuese en ese momento de reacción inmediata a mi primer polvo en una ducha y justo antes de recobrar la conciencia de lo que acabábamos de hacer, especialmente follar a pelo (lo de comerme su polla no me preocupaba más que por no parecer una guarra) y mientras nos besábamos de nuevo recobrando la ternura recuerdo ese momento como uno más de los innumerables en nuestra relación de compenetración entre ambos. Disfrutábamos de nuestro sexo, él por mi apertura de mente a cosas que muchas chicas al parecer no hacían y que tal y como él mismo me confesaba formaban parte de sus fantasías y yo porque su respuesta a mi docilidad en ocasiones y voracidad en otras encontraba como final feliz primero su virilidad y después su ternura hasta el límite de tenerme totalmente entregada. Amantes míos posteriores me negaron la boca tras tener sexo oral y saborear su semen. Eso me hacía sentirme verdaderamente sucia, pues ni ellos soportaban lo que yo recibía de ellos mismos. Pero con José Luis siempre encontré su boca amable y su abrazo tierno.

Y eso fue lo que ocurrió nos fundimos en un abrazo bajo el agua de la ducha mientras nos agradeciamos mutuamente las atenciones dispensadas para posteriormente disfrutar del simple contacto de nuestros cuerpos pues yo cerré el grifó y me eché gel en la mano para poder extenderlo por su cuerpo con las mías dandole un masaje en su espalda, hombros, brazos, pecho, vientre, para bajar por sus nalgas y agacharme ante él de nuevo para enjabonar sus piernas. Está muy guapo visto desde abajo. No me atreví a enjabonarle los genitales por miedo a empezar de nuevo, pero le pregunté:

-¿Cómo se limpia eso?
-Como más me gusta es con tu boquita...-respondió zalamero.
-Tonto- dije azorada- que me da corte que me lo digas así...
-Mira- me contestó cogiendo jabón con su mano y extendiendolo por sus testículos y el tronco de su polla y cuando llegó a la punto destapó el glande para poder enjabonarlo también.

-Esta es la forma más higiénica para evitar infecciones y limpiar restos.- me decía mientras yo no perdía ojo de como enjabonaba su polla morcillona. Quizá otro día pruebe yo...

Una vez terminó aprovechó y se echó gel en su mano para repetir la operación conmigo. Espalda, hombros, brazos, pecho (él no se cortó a la hora de sobarlos), vientre, y del mismo modo que yo se agachó delante mía y apoyando cada una de mis piernas en su muslo me enjabonó ambas sin llegar a mi pubis, que yo misma enjaboné dandole la espalda, o mejor dicho una buena visión de mi culo, por pudor.

Nos enjuagamos rozándonos y d enuevo disfruté del contacto de su piel y nos secamos con la misma toalla aun dentro de la bañera. Nos vestimos y nos fuimos a dar nuestro paseo por la ciudad...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 10-may-2017, 15:20   #170
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Paseamos y paramos en un par de bares a tomar unas tapas siempre abrazados o cogidos de la mano como unos tórtolos y sin dejar de hablarnos y contarnos cosas nuestras. Le enseñé los lugares por donde yo solía salir pero no encontré a nadie conocido hasta que la casualidad, saliendo de uno de aquellos bares nos hiciera toparnos de bruces con Luis y una chica. Fue muy incómodo.

Luis observó a José Luis de arriba a abajo un tanto desafiante mientras éste lo miraba extrañado. La chica se quedó quieta sin saber lo que allí se cocía.

-Vaya, Quelita, que de tiempo- me dijo Luis.
-Pues sí, ¿Qué tal estás?- respondí educada.
-Muy bien, ya ves.-dijo.
-Me alegro por tí.- insistí en el mismo tono educado.
-¿No me presentas a tu amigo?- preguntó mirando a José Luis.
-Claro. Luis, este es José Luis, mi novio- recalqué.

Se apretaron la mano y Luis continuó:

-Pues ella es Aroa, Quela- mientras nos dábamos dos besos, pero Luis continuó- ¿pero nosotros que somos? ¿novios? ¿amigos? ¿o sólo follamos juntos?
-Que tonto eres-dijo Aroa riendo- es un payaso. Salimos juntos de vez en cuando. Encantada.-dijo mirando a José Luis.
-Bueno. Ya nos vemos otro día. -intenté cortar la situación que se me hizo incómoda.
-¿No tomáis nada?- insistió Luis.
-No. Ya nos íbamos. José Luis está cansado del viaje- excusé. Pero cuando me despedía de Aroa Luis soltó:

-Aprovecha, niño, Quela puede ser muy zorrita cuando quiere...aunque ahora estoy mejor servido- dijo pasando el brazo por encima de la otra chica.

Me sentó fatal. Tiré de mi chico y me fuí con cara de pocos amigos sin terminar de despedirme. En cuanto doblé la esquina empecé a quejarme:

-Este niño es imbécil. Yo no sé que le vería yo...
-Así que este es el Luis del que me hablaste que habías estado antes de conmigo- dijo José Luis por intentar bajarme el cabreo.
-Ni me lo recuerdes. ¿A qué viene ese comentario?. Es un mierda.-seguí relatando.
-Pasa de él. Pero vamos puedes ser todo lo zorrita conmigo que quieras....
-¿Tú también? Mira, que te mando al sofá. Yo no soy ninguna zorrita. Y si piensas eso note preocupe que se acabó lo de hacer algunas cositas- dije totalmente enfadada.
-Perdona, hija, si era por quitarle importancia. Pero déjame decirte algo en serio. Ese tío sigue colgado de tí. No me has contado por qué terminasteis, pero seguro que fuíste tú. Porque está pillado por tí aunque este con la Aroa esa.- me explicó.
-No digas tonterías. Sólo le pasa que es un chulito y tiene que quedar por encima de los demás, pero nada más.

Según hablábamos llegamos al piso y en cuanto entramos me dijo:

-¿Entonces hoy no hay nada de nada?- dijo haciendo gestos como si me follara.
-Has sido malo. Me has llamado zorrita- le dije ofendida.
-Perdoname. Llamame tu como quieras pero no me dejes sin tí. Me conformo con dormir contigo, jajaja.
-Hmmmm. Vale. Con una condición.mmmmmm tendrás que hacer todo lo que yo te diga....
-Hecho- respondió tirando de mi mano para llevarme a la habitación.
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 10-may-2017, 15:22   #171
Carlos669
Ultra Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2008
Mensajes: 739
Gracias 76 Veces en 68 Posts
Predeterminado

Gracias una vez mas Quela

Sigue siendo un placer leerte
Carlos669 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Carlos669 por este Post:
Antiguo 15-may-2017, 16:18   #172
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Mi inexperiencia era absoluta. Nunca había hecho de ama o algo parecido. Ni siquiera sabía por entonces que era eso así que mi imaginación empezó a elucubrar como "vengarme" por seguirle la corriente a Luis y llamarme "zorrita". Y os reconozco que me ofendió de verdad. Que te echen su lefa encima o en la boca o te arrodilles ante ellos lo haces por juego o por recompensarles de alguna forma por eso me dolió que me tratara como putita. No soy una feminista fanática pero me mata ese lenguaje machista que trata a las chicas como putas por gustarles el sexo mientras que no existe ningún tratamiento despectivo para ellos por lo mismo. Es injusto y además lo único que hace es repetir una discriminación por sexo. Aparte ya sabréis por mis relatos que no hago nada que crea que no deba hacer en cuestiones de sexo, por eso me negué a que me enculara Luis.

Pero bueno, siguiendo el relato lo primero que se me ocurrió al entrar a la habitación fue decirle que se desnudara mientras yo me tiraba aun vestida en la cama. Se lo tomó en plan guasa y me hizo un strip tease con música de "9 semanas y media" incluida hasta quedarse en calzoncillos mientras yo le sonreía. Después se tumbó a mi lado pero antes de que me pudiera abrazar me levanté y busqué un pañuelo en el cajón para vendarle los ojos. No dejaba de sonreirse y preguntarme qué "cosillas le iba a hacer". Pero yo me hice la muda mientras intentaba pensar qué hacer después. Pensé em cosquillas pero e pareció infantil hasta que el propio pañuelo me dió una idea.

Me levanté de la cama y busqué un colgante mío que tenía una pluma como adorno y me volví a sentar a su lado.

-Túmbate boca arriba y no te muevas. No me toques o se acaba- dije dando órdenes.

Se acomodó diciendo:

-Como tú mandes, princesa.

Entonces pasé la pluma por su barbilla y su nariz. Sacó la lengua para intentar comprobar que era pero yo lo aparté.

-Quieto-ordené.

Volvía a pasar la pluma por su cuello y su hombro.

-Me haces cosquillitas- me dijo sonriéndose mientras me agarraba con su mano el brazo.

-Quieto o te amarro.-le reñí. Pero sguí buscando la pluma con su mano, así que busqué dos pañuelos más en mi cajón y le amarré las muñecas al cabecero de la cama. Se dejó hacer dócilmente con la sonrisa en la boca. Estaba muy guapo, despeinado con los ojos tapados y su sonrisa mientras su pecho se hinchaba y se ddehinchaba con su respiración al tener los brazos estirados y amarrados en la cama. Además le estaba gustando la situación pues en su calzoncillo el bulto ya había crecido aunque no del todo.

En silencio empecé de nuevo a jugar con la pluma. De nuevo su nariz, casi estornuda. Luego sus labios para continuar bajando por su cuello, hombro y biceps.

-¿Te gusta?- le pregunté susurrando.
-Mmmmmm, si....- respondió en el mismo tono.
-Hoy has sido malo y te voy a castigar. Así que no debería gustarte- y le dí un catecillo en el muslo del que se sobresaltó por la cercanía a sus genitales.
-Quela. con cuidadito- me dijo.
-!Calla¡- le ordená con otro cate en el mismo lugar.

Tragó saliba haciendo subir su nuez y le dije:

-Conque zorrita...

Mientras con la pluma empecé a hacer círculos a su pezón mientras se mojaba los labios y movía ligeramente su pelvis mostrando ya sus calzoncillos un bulto considerable. Estaba entregado y yo ya no podía parar. Continué jugando con la pluma por su vientre y su ombligo para pasar por su calzoncillo hasta su muslo y llegar hasta la planta del pie donde me pidió que parara pues le hacía demasiadas cosquillas. Le di otro cate en el muslo por hablar y continué con mi ligera perversión.

Solté la pluma y le quité los calzoncillos haciendo saltar su polla tiesa fuera mientras protestaba y le daba otro cate. Nunca había tenido un chico así a mi merced. Podía mirarlo y observarlo todo con detenimiento pues él no sabía hacía donde iban mis ojos. Y no os voy a negar que mi mirada estudió con detenimiento su polla y sus huevos mientras le hacía perrerías con la pluma en el vientre y los muslos hasta que se me ocurrió pasarsela primero por su pubis y después por sus huevos y el tronco de su polla hasta terminar en la punta de su glande que sin yo haber tocado aun ya asomaba fuera del prepucio.

Entonces se me encendió una bombilla y me levanté con sigilo intentando que no me oyera y me fuí a la cocina a por un cubito de hielo. En apenas un minuto ya estaba de vuelta en el domitorio mientras José Luis seguía relamiéndose los labios con su polla tiesa y brillante a mi vista.

-¿Estás caliente verdad?-le pregunté.
-Ajá- respondió mojándose los labios con la lengua.

Y sin decir palabra le pasé el cubito por los labios.

-Pues te voy a enfriar- le susurré al oído.

No dijo nada pero mi mano ya bajaba con el cubito por su pecho dirigiéndose a un pezón que reaccionó endureciéndose y haciendole levantar la pelvis. Al derretirse el cubito de manera espontánea saqué la lengua para lamer el agua que resbalaba obteniendo un gemido como premio. Repetí la operación en el otro pecho obteniendo el mismo resultado y bajé hasta su ombligo formando un charquito en él que lamí igualmente con cuidado de no rozarle la polla.

Tuve que levantarme por otro cubito pues este estaba ya derretido, pero al volver empecé desde su tobillo subiendo hacia arriba. Al llegar al muslo noté su nerviosismo, pero no me dijo nada y continué hasta detenerme en su cadera. Estaba muy excitado pues su polla ya mostraba gotas en la punta así que pasé por allí el hielo provocándole un respingo. Yo también estaba excitada y no pude contenerme por lo que tal y como había hecho antes pasé mi lengua por donde antes había pasado el hielo lamiendo su polla y haciéndole gemir ronco. Y a la vez que me la introducía en la boca le pasé el hielo por uno de sus pezones haciendole gemir. Me envalentoné más y ya abiertamente con su polla en mi boca se me encendió la bombilla y le flexioné las piernas para tener mejor acceso y pasé el cubito de hielo por detrás de sus pelotas y su ano y una vez lo tuve humedecido por el agua jugué con mi dedo mientras le sujetaba la polla con la otra mano.

-¿Quién es la zorrita ahora?- le pregunté mientras empujaba con mi dedo y lo pajeaba a la vez.
-Para, Quela por favor.
-¿Te hago daño?- pregunté alarmada sin dejar de pajearlo.
-No, no es eso- respondió entre jadeos.

No me dió tiempo a preguntar em pezó a soltar chorros por la polla corriendose con espamos mientras yo aceleraba mi mano para acrecentarle el placer hasta que se quedó totalmente quieto pero con la respiración muy profunda.

-MMMMMM. Quelaaaaaa.....
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 10 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 17-may-2017, 18:35   #173
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Salí del dormitorio y busque unas toallitas húmedas para limpiarlo. Seguía sorprendida por lo que acababa de pasar. Mi imaginación y su desenlace. A pesar de haberse corrido varias veces aquel día había soltado mucha cantidad y eso sólo podía ser consecuencia de su excitación y del placer que le habían provocado mis juegos. Entré en la habitación y continué para ver qué me decía.

Como no podía verme al notar que me sentaba de nuevo en la cama me llamó:

-¿Quela?
-Estoy aquí. He buscado algo para limpiarte.
-¿Ya me vas a soltar? Quítema aunque sea la venda de los ojos- me pidió.
-Aun no...
-Me estás dando miedo...-dejó caer justo cuando empecé a limpiar su pecho hasta donde habían llegado algunos chorros. Continué por su vientre y ví que tenía bastante mojado el pubis y la polla ya semifláccida, así que cogí otra toallita limpia y con la otra mano se la retiré para poder limpiar mejor. No decía nada y se dejaba hacer dócilmente de nuevo. Entonces empecé a limpiar su polla, primero el tronco y después bajé el prepucio para poder limpiarsela por dentro como él me había enseñado en la ducha. La operación se vió facilitada por el endurecimiento progresivo entre mis manos de su aparato que en pocos segundos ya relucía vigoroso y brillante de nuevo. Nunca había observado ni manipulado así ninguna polla y he de reconocer que me excitó el tenerla entre mis manos y jugar con ella de aquel modo, y más el verla y sentirla crecer por mis atenciones.

Entonces se me ocurrió que hacer. Me levanté de la cama de nuevo y le dije que iba a tirar las toallitas. Me desnudé completamente en el baño para que no me oyera y volví al dormitorio. No estaba dormido, y a juzgar por su polla seguía excitado a pesar del par de minutos que me demoré. Me volví a subir a la cama pero me puse de rodillas a su lado. Le pasé un dedo por los labios y lo lamió con su lengua, así que me agaché pasando mi cuerpo sobre su cara y acerqué mis pechos a su boca. En cuanto sintió el contacto por reflejo sacó la lengua y debió adivinar que parte de cuerpo era pues en cuanto atrapó un pezón intento succionarlo, hecho que facilité apretando un poco más el pecho a su cara.

-Que rico, Quela-fueron sus palabras mientras su lengua y sus labios a ciegas buecaban y atrtapaban mi pezón mientras mi coño terminaba de mojarse si es que ya no lo estaba suficientemente desde que empezamos el juego.

Al poco me levanté y lo besé suavemente y le dije al oído: "A ver si te gusta esto que te traigo ahora".

Entonces me levanté y me puse de pié en la cama con mis pies a ambos lados de su cabeza con cuidado de que no adivinara mi postura y agarrándome al cabecero de la cama me puse en cuclillas hasta dejar mi coño a escasos centímetros de su rostro. Reculé para asegurar la postura y la dirección y uno de sus brazos rozó mi pié así que antes de que descubriera mis intenciones pegué mi pubis a su boca que de nuevo reaccionó sacando su lengua. Lo primero que rozó fue mi vello púbico pero me eché más adelante para que alcanzara mis labios vaginales y una vez que comprobó su sabor, o su humedad o quizá olió mi excitación dijo: "Que rica estás Quela" y empezó a chupar y succionar como había hecho un instante antes con mi pezón y yo empecé a sentir sus lametadas mojándome aún más y empapando su barbilla con mis flujos pero decidida a quedarme allí hasta correrme en su cara pero no a su vista. Y así fue ayudada por ligeras flexiones y los muelles de la cama literalmente me estaba follando con su cara y su lengua y realmente no sñe como no se ahogó cuando en medio de mi excitación me apreté tanto a su cara que aplasté su nariz contra mi pubis sin que José Luis dejara de lamer y chupar hasta que me temblaron las piernas y explotço mi orgasmo en su cara mojandola aun más hasta que no pude más y tuve que separarme de su boca dejándome caer sobre su cuerpo.

Por fin me serené, recuperé la respiración y lo besé reconociendo mi sabor en su boca. Aun con la respiración entrecortada le solté los tres pañuelos y me acurruqué junto a su cuerpo mientras recuperaba el aliento.

-Si sé que me vas a castigar así, te enfado antes...-me dijo sonriendo.
-Tonto...-le dije abrazándome a su cuerpo.

Entonces abrió la cama para taparnos y nos metimos juntos desnudos abrazados donde al poco rato nos quedamos dormidos...
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post:
Antiguo 17-may-2017, 23:35   #174
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 22.226
Gracias 15.386 Veces en 7.793 Posts
Predeterminado

cl ap0000 Un placer leerte... Como siempre... tu p2beer chug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 18-may-2017, 17:36   #175
Quela
Mega Pajillero
 
Avatar de Quela
 
Fecha de Ingreso: abr-2014
Mensajes: 401
Gracias 1.355 Veces en 291 Posts
Predeterminado

Durmimos bastante. Me desperté y el seguía dormido pero el sol ya se veía alto a pesar de ser invierno por lo que supuse que sería ya media mañana. Se ve que el sexo cansa, me dije sonriéndome. Por la estrechez de mi cama habíamos dormido pegados piel con piel toda la noche incluso tenía calor en ese momento por el nórdico y por el calor que desprendía el cuerpo de José Luis.

Como seguía dormido me giré para poder mirarlo sin separar mi cuerpo del suyo como un imán y con mi mano libre acaricié su pecho que respiraba profundamente. Miraba sus labios, su barbilla, su nueez marcada en su garganta y la parte de su pecho destapada. Recordé la vez que desperté a Luis bajándome a comersela dormido pero vino a mi memoria como acabó aquello y descarté ponerme tan juguetona.

Al poco abrió los ojos y me pilló mirándolo en el momento que bostezaba. Se frotó los ojos y me dijo:

-¿Estoy despierto de verdad o sigo soñando?- estas cosas de este niño son las que te daban ganas de darlo todo. Siempre dulce, siempre buenas palabras.
-¿Tú sabras?- le dije yo.

Entonces sacó su brazo de las sabanas, me acarició la cara y me dió un beso dulce pero largo.

-Sigo soñando, princesa.
-Ains, que tonto eres...-le dije yo acurrucándome dentro de su brazo y pegándome más a él echando la cabeza sobre su hombro y abrazándome a su cuerpo mientras él me envovía en sus brazos.

Así pasamos unos minutos escuchando nuestras respiraciones y sintiendo latir ambos corazones hasta que José Luis rompió la magia con el sencillo:

-Me meo.

Y se levantó de la cama dándome una de esas visiones a las que ya me tenía acostumbrada de su espalda y su culo.

A cualquiera le puede resultar poco romántico. Yo estaba encantada de escuchar su chorro caer en el baño mientras miraba al techo recapitulando nuestro fin de semana y pensando en lo que aun nos quedaba por delante. Así me encontraba cuando apareció y se quedó parado en la puerta desnudo mirándome. Que guapo estaba.

-¿Qué hacemos hoy, Quela?- me dijo.
-¿Quieres que te enseñe la ciudad de día?
-Cualquier cosa que me digas me parece bien.
-Pues si quieres vete duchando mientras hago café- le respondí- coge una toalla del armario.

Abrió el armario se echó una toalla al hombro y se dió la vuelta hacia el baño. Yo me levanté y recordando algo que había visto en alguna película romántica cogí la camisa que llevaba José Luis el día anterior y me la puse. Olía a él y al ser tan alto casi me llegaba a la rodilla. Como una tonta probé a desaborchar los botones para ver de que forma me quedaba más sexy.

Fuí a la cocina y puse una cafetera mientras buscaba cereales o pan para acompañar el café. Salió de la ducha cuando lo estaba sirviendo con una toalla envuelta en la cintura mostrando su pecho aun con gotitas y su pelo mojado. No dijo nada al verme con su camisa pero se acercó a mí y me besó aprovechando para pasar su mano bajo la camisa y comprobar tocando mi nalga que no llevaba ropa interior. Se fue a ponerse algo y regresó con una camiseta y un pantalón de chandal.

Desayunamos tranquilamente y después me duché yo y nos fuimos a dar un paseo por el centro de la ciudad. Comimos en un italiano a precio de estudiante y nos fuimos a descansar un rato pues esa noche yo había quedado con compañeros de clase para salir todos juntos.
Quela is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a Quela por este Post: