Responder

Tus Relatos y experiencias - Viaje de negocios con mi esposa Herramientas
Antiguo 17-oct-2016, 12:16   #1
Cornudin65
Mega Pajillero
 
Avatar de Cornudin65
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: Madrid
Mensajes: 170
Gracias 571 Veces en 107 Posts
Predeterminado Viaje de negocios con mi esposa

Lo que os contaré, ha sucedido éste fin de semana.

Lo cierto es que tenía que hacer un viaje al Levante para realizar unas mediciones y poder realizar los trabajos que nos habían concedido mediante un concurso público. Así que lo preparé todo para que el viaje se produjera el Viernes y de ésta manera pasáramos el fin de semana mi esposa y yo.

Es evidente que cuando se lo dije ella aceptó sin poner ningún pero. De hecho se puso contenta por salir de un fin de semana más.

Preparé el viaje para aprovecharlo al máximo, así que, quedé con varios clientes para hacerles una visita y dejarles alguna que otra documentación de productos y servicios nuevos que ellos no conocían. Tan solo eran tres, por lo que organicé el día del Viernes para poder verlos a los tres y después tener el resto del fin de semana libre para poder disfrutar de la ciudad y relajarnos. Bueno, eso creía. Así que toda aquella agenda tan super apretada implicaba el hecho de tenernos que levantar temprano para estar en nuestro destino a las 10 de la mañana.

Como tuve algunos días para organizarme, también busqué un pub liberal de la ciudad donde poder ir el Viernes noche. Escogí uno que estaba en el centro y que llevaba un año abierto. Así que el hotel no debía estar muy lejos y si era posible nos permitiera ir andando. Hubo suerte el hotel no estaba mas allá de los 200 metros de distancia. Ella sabía que nos pasaríamos a tomar una copa en el pub, por lo que su atuendo era el acorde con la situación que se presenta en éste tipo de locales.

La mañana del Viernes fue altamente provechosa pues a las 14,30h ya había realizado las mediciones que tal y como esperaba coincidían con las que nos facilitaron para poder ofertar. También dos de los tres clientes ya les había visitado. Solo me quedaba uno el cual estaba de viaje y que hasta última hora de la noche no llegaría a su casa. Pude hablar con él y quedamos en vernos el Sábado en su oficina, eso sí, el me llamaría para acordar la hora, ya que tenía diferentes reuniones para poder avanzar en la obra que estaban montando.

Tras un descanso en el hotel, nos duchamos y vestimos para salir a cenar algo. Mi esposa se puso una falda corta, con una blusa blanca de tipo seda. Sin sujetador, sus pezones se mostraban en una difuminada visión que hacía que los ojos y sus miradas se volvieran y quedaran hipnotizadas ante aquella visión. La verdad es que el camarero, no dejaba de pasarse por nuestra mesa para saber si estábamos bien o precisábamos algo, y es que, a ésa semitransparencia debemos añadir que sentada la falda se hacía mas corta aún, dejando ver claramente sus muslos. Yo la verdad es que estaba con una erección que me dolía al estar mi polla presa de los calzoncillos y los pantalones. Máxime teniendo en cuenta que dos horas antes me había tomado una pastilla de esas que no siendo Viagra funcionan mejor que ésta, pues te levantan no solamente la polla sino el morbo. De vez en cuando la muy cabrona sabiendo de como estaba puesto que se lo dije, se quitaba el zapato y con su pie lo alargaba para llevarlo hasta mi entrepierna. Todo aquello hizo que el solomillo no lo pudiera saborear como se merecía, pues estaba buenísimo.

Tras la cena, vino los cafés y después unas copas con el fin de hacer tiempo para irnos al Pub.

Entramos en el pub, la verdad es que nos sorprendió de como era. A la entrada un joven musculoso estaba sobre un mostrador pequeño, donde cobraba la entrada. Nos preguntó si era la primera vez, yo le dije que no, pero que si era la primera vez que entrábamos a aquel pub, por lo que le pedí que si nos lo podría enseñar para no ir perdidos. La relaciones públicas no dudó en enseñarnos el local y explicarnos su funcionamiento. Sobre todo el que en la zona de la barra podíamos estar vestidos, pero una vez nos metiéramos en la zona de parejas y chicos invitados, era obligatorio el estar desnudo o semidesnudo.

Estuvimos un buen rato en la barra sentados y tomando algo. Hasta que decidimos entrar en la zona de parejas, nos cambiamos dejando nuestras ropas en la taquilla, mi mujer no se desnudó del todo dejó sus braguitas brasileñas puestas, pues entiende que ello produce mas morbo.

Tengo que decir que, no era una noche de mucha asistencia, pues el Sábado es decir al día siguiente, había una quedada de aniversario. Total que estuvimos jugando nosotros dos solos hasta que una vez estaba bien caliente la dije que nos íbamos al cuarto de las rejas, y que se la tendría que chupar a quien quisiera de los que estuvieran allí. Había solo dos chicos, uno de ellos era quién estubo de chachara con mi mujer mientras tomábamos la copa. Comenzó a morrear con él y tras coger su polla, se agachó para hacerle una majestuosa mamada. Al chico que estaba al lado poco le pudo hacer, pues nada mas pajearle un poco se corrió como cual jovencito que es su primera vez. Pero ahí estaba el mas experimentado disfrutando de como le comían la polla mientras que mi zorrita cada vez estaba mas y mas mojada. Me agaché hasta su oído y la dije que si no quería que pasara el chico a uno de los reservados con nosotros. La verdad es que no dudó ni un momento, se levanto como si de un resorte se tratara y le dijo al chico que entrara a nuestra zona.

El joven estaba obligado por las normas del Pub de ir desnudo en aquella zona, tal y como estaban las parejas, tan solo una toalla podría llevar. Al salir de la zona de taquillas nos dirigimos a uno de los reservados abiertos, un alargado camastro con bastantes cojines estaba preparado para nuestro disfrute. No voy a dar excesivos detalles de como ocurrió y que ocurrió en aquel separado lugar, tan solo deciros que, morrearon, se infló de comer polla y después fue follada brutalmente sacándola uno y otro orgasmo. Cuando terminó, otro chico que se había colado sin permiso alguno puso su enorme polla cerca de mi mujer, invitándola a que la cogiera y disfrutara de ella como quisiera. Cosa que ella no dudó en ningún momento, pues estaba tan cachonda que aquella primera sesión le pareció poco, así que, aquel polla de tamaño considerable no se escaparía. Mamadas y mas mamadas se anticiparon a las comidas de coño que la hacía, por cierto, debía de hacerlo muy bien porque se retorcía como cual posesa. Terminando con otra épica follada que la dejaría el coño enrojecido y bien abierto, tal y como pude comprobar en el hotel cuando llegó mi turno de calmar mi excitación.

Tengo que deciros, que la historia que querías contaros no es ésta sino otra muy diferente y que vendría el Sábado. Como soy un Cornudín muy bueno y sobre todo con la comunidad pajillera, os adjunto una foto de mi santa folladora en plena acción, eso sí no corresponde a la noche del viernes sino a lo que viene por ser contado.
__________________
Si puedes hacer mas feliz a tu mujer, no seas egoísta y hazlo. ::::::::TE TORRAS
Cornudin65 is offline   Citar -
Los siguientes 17 Usuarios dan las gracias a Cornudin65 por este Post:
Antiguo 17-oct-2016, 14:38   #2
DURACELL XL
Ministro Pajillero
 
Avatar de DURACELL XL
 
Fecha de Ingreso: dic-2015
Mensajes: 1.435
Gracias 2.765 Veces en 905 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Cornudin65 Ver Mensaje
Lo que os contaré, ha sucedido éste fin de semana.

Lo cierto es que tenía que hacer un viaje al Levante para realizar unas mediciones y poder realizar los trabajos que nos habían concedido mediante un concurso público. Así que lo preparé todo para que el viaje se produjera el Viernes y de ésta manera pasáramos el fin de semana mi esposa y yo.

Es evidente que cuando se lo dije ella aceptó sin poner ningún pero. De hecho se puso contenta por salir de un fin de semana más.

Preparé el viaje para aprovecharlo al máximo, así que, quedé con varios clientes para hacerles una visita y dejarles alguna que otra documentación de productos y servicios nuevos que ellos no conocían. Tan solo eran tres, por lo que organicé el día del Viernes para poder verlos a los tres y después tener el resto del fin de semana libre para poder disfrutar de la ciudad y relajarnos. Bueno, eso creía. Así que toda aquella agenda tan super apretada implicaba el hecho de tenernos que levantar temprano para estar en nuestro destino a las 10 de la mañana.

Como tuve algunos días para organizarme, también busqué un pub liberal de la ciudad donde poder ir el Viernes noche. Escogí uno que estaba en el centro y que llevaba un año abierto. Así que el hotel no debía estar muy lejos y si era posible nos permitiera ir andando. Hubo suerte el hotel no estaba mas allá de los 200 metros de distancia. Ella sabía que nos pasaríamos a tomar una copa en el pub, por lo que su atuendo era el acorde con la situación que se presenta en éste tipo de locales.

La mañana del Viernes fue altamente provechosa pues a las 14,30h ya había realizado las mediciones que tal y como esperaba coincidían con las que nos facilitaron para poder ofertar. También dos de los tres clientes ya les había visitado. Solo me quedaba uno el cual estaba de viaje y que hasta última hora de la noche no llegaría a su casa. Pude hablar con él y quedamos en vernos el Sábado en su oficina, eso sí, el me llamaría para acordar la hora, ya que tenía diferentes reuniones para poder avanzar en la obra que estaban montando.

Tras un descanso en el hotel, nos duchamos y vestimos para salir a cenar algo. Mi esposa se puso una falda corta, con una blusa blanca de tipo seda. Sin sujetador, sus pezones se mostraban en una difuminada visión que hacía que los ojos y sus miradas se volvieran y quedaran hipnotizadas ante aquella visión. La verdad es que el camarero, no dejaba de pasarse por nuestra mesa para saber si estábamos bien o precisábamos algo, y es que, a ésa semitransparencia debemos añadir que sentada la falda se hacía mas corta aún, dejando ver claramente sus muslos. Yo la verdad es que estaba con una erección que me dolía al estar mi polla presa de los calzoncillos y los pantalones. Máxime teniendo en cuenta que dos horas antes me había tomado una pastilla de esas que no siendo Viagra funcionan mejor que ésta, pues te levantan no solamente la polla sino el morbo. De vez en cuando la muy cabrona sabiendo de como estaba puesto que se lo dije, se quitaba el zapato y con su pie lo alargaba para llevarlo hasta mi entrepierna. Todo aquello hizo que el solomillo no lo pudiera saborear como se merecía, pues estaba buenísimo.

Tras la cena, vino los cafés y después unas copas con el fin de hacer tiempo para irnos al Pub.

Entramos en el pub, la verdad es que nos sorprendió de como era. A la entrada un joven musculoso estaba sobre un mostrador pequeño, donde cobraba la entrada. Nos preguntó si era la primera vez, yo le dije que no, pero que si era la primera vez que entrábamos a aquel pub, por lo que le pedí que si nos lo podría enseñar para no ir perdidos. La relaciones públicas no dudó en enseñarnos el local y explicarnos su funcionamiento. Sobre todo el que en la zona de la barra podíamos estar vestidos, pero una vez nos metiéramos en la zona de parejas y chicos invitados, era obligatorio el estar desnudo o semidesnudo.

Estuvimos un buen rato en la barra sentados y tomando algo. Hasta que decidimos entrar en la zona de parejas, nos cambiamos dejando nuestras ropas en la taquilla, mi mujer no se desnudó del todo dejó sus braguitas brasileñas puestas, pues entiende que ello produce mas morbo.

Tengo que decir que, no era una noche de mucha asistencia, pues el Sábado es decir al día siguiente, había una quedada de aniversario. Total que estuvimos jugando nosotros dos solos hasta que una vez estaba bien caliente la dije que nos íbamos al cuarto de las rejas, y que se la tendría que chupar a quien quisiera de los que estuvieran allí. Había solo dos chicos, uno de ellos era quién estubo de chachara con mi mujer mientras tomábamos la copa. Comenzó a morrear con él y tras coger su polla, se agachó para hacerle una majestuosa mamada. Al chico que estaba al lado poco le pudo hacer, pues nada mas pajearle un poco se corrió como cual jovencito que es su primera vez. Pero ahí estaba el mas experimentado disfrutando de como le comían la polla mientras que mi zorrita cada vez estaba mas y mas mojada. Me agaché hasta su oído y la dije que si no quería que pasara el chico a uno de los reservados con nosotros. La verdad es que no dudó ni un momento, se levanto como si de un resorte se tratara y le dijo al chico que entrara a nuestra zona.

El joven estaba obligado por las normas del Pub de ir desnudo en aquella zona, tal y como estaban las parejas, tan solo una toalla podría llevar. Al salir de la zona de taquillas nos dirigimos a uno de los reservados abiertos, un alargado camastro con bastantes cojines estaba preparado para nuestro disfrute. No voy a dar excesivos detalles de como ocurrió y que ocurrió en aquel separado lugar, tan solo deciros que, morrearon, se infló de comer polla y después fue follada brutalmente sacándola uno y otro orgasmo. Cuando terminó, otro chico que se había colado sin permiso alguno puso su enorme polla cerca de mi mujer, invitándola a que la cogiera y disfrutara de ella como quisiera. Cosa que ella no dudó en ningún momento, pues estaba tan cachonda que aquella primera sesión le pareció poco, así que, aquel polla de tamaño considerable no se escaparía. Mamadas y mas mamadas se anticiparon a las comidas de coño que la hacía, por cierto, debía de hacerlo muy bien porque se retorcía como cual posesa. Terminando con otra épica follada que la dejaría el coño enrojecido y bien abierto, tal y como pude comprobar en el hotel cuando llegó mi turno de calmar mi excitación.

Tengo que deciros, que la historia que querías contaros no es ésta sino otra muy diferente y que vendría el Sábado. Como soy un Cornudín muy bueno y sobre todo con la comunidad pajillera, os adjunto una foto de mi santa folladora en plena acción, eso sí no corresponde a la noche del viernes sino a lo que viene por ser contado.
Sí señor, estupendo relato y lo que queda por venir....y sobre todo ilustrando, que eso se echa mucho de menos por aquí....que la gente cuenta pero no enseña y eso ayuda muchísimo a hacernos una mejor idea de lo que se nos relata....al menos desde mi punto de vista
DURACELL XL is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a DURACELL XL por este Post:
Antiguo 17-oct-2016, 17:55   #3
AJAX
Dios Pajillero
 
Avatar de AJAX
 
Fecha de Ingreso: jul-2009
Ubicación: Al otro lado del mundo
Mensajes: 2.686
Gracias 1.414 Veces en 1.082 Posts
Predeterminado

A fin de cuentas un viaje muy completito. thum bsup::cue rnos::
__________________
We are the champions.............
AJAX is offline   Citar -
Antiguo 18-oct-2016, 10:05   #4
Cornudin65
Mega Pajillero
 
Avatar de Cornudin65
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: Madrid
Mensajes: 170
Gracias 571 Veces en 107 Posts
Predeterminado

Quedamos exhaustos de todo el día y bueno, también de la noche que fue excesivamente ajetreada. Quedamos dormidos y plácidamente se fue la noche para llegar el día que mostrándose bajo un pequeño rayo de sol se adentró en nuestra habitación para despertarnos y a la vez recordarnos que si no nos dábamos prisa, no llegaríamos a tiempo al desayuno.

Nos quedaba todo el día del Sábado, faltaba por ver al cliente que no pudo ser el viernes por estar de viaje, así que después de desayunar y mientras mi esposa se arreglaba en el baño de la habitación, me dispuse a llamar a Iván para saber si podíamos pasarnos a visitarle.

- Hola Ivan soy ............... de ...............

- Buenos días ................. que tal?

-Bueno un poco a la espera de saber si hay posibilidad de vernos para enseñarte algunas cosas y hablar contigo. -Le dije.

-Joder tio lo siento, pero hoy tengo un día de perros, tengo a un escenógrafo alemán toda la mañana y parte de la tarde. Tengo que cerrar algunos problemas que se han producido con el montaje.

- Oye, y si nos vemos después de que termines y nos tomamos una cerveza? Así te relajas un poco. Estoy muy cerca, en el hotel ............. Perdona que insista pero es que quiero que veas unas cositas nuevas que tengo y que estoy convencido de que te gustarán. Venga coño, así te despejas un poco saliendo del despacho.

- Ok ............ pero que sepas que por lo menos hasta después de la 7 no podré ir.

- Sin problema Iván cuando tu puedas, de verdad.

- De acuerdo, te llamo esta tarde cuando esté a punto de terminar y quedamos.

- Vale, espero tu llamada y yo, ya me organizo para vernos sobre esa hora. Hasta luego.

Por fin había conseguido verme con Iván. Ahora el problema estaba en conseguir que las relaciones comerciales volviera a producirse. Año y medio llevaba éste cliente sin comprarme y eso era algo que estaba claro que tenía que cambiar. Como? pues no lo sabía, pero algo se me ocurriría para hacerle atractivo nuevamente mantener una relación comercial con mi empresa. Supongo que, unas copas podrían abrir esa puerta, que aunque nunca se cerró, si se quedó podríamos decir entornada.

Una vez que mi mujer se arregló poniéndose guapa y después que yo me duchara, salimos a dar una vuelta, bueno he de decir que era un paseo directo a un centro comercial, pues según mi amada tenía que comprarse unos zapatos ya que los que se había traído, le hacían daño. ¡ Vaya por Dios ! todos le hacían daño. En fin, lo mejor es no discutir con ellas cuando se trata de zapatos, bolsos y otros utensilios de mujeres. Así que sus doloridos pies me costó 100€, bueno para ser exacto fueron 99,90€.

Mientras ella, no dejaba de probarse zapatos, yo no dejaba de pensar como convencer a Ivan de que nos comprara nuevamente. Se trataba de un hombre de unos 40 años no muy alto, con un poco de tripita y un poco bohemio. Su fama de mujeriego de todos era bien sabido, de hecho incluso me planteé por un momento el llevarlo de putas, todo fuera por el negocio. Pero aquella opción no me pareció la mas correcta pues que haría y que le diría a mi esposa? La dejaría sola en el hotel?. Así que deseché aquella posibilidad.

Dejé aparcado el tema de Iván pues no sabía exactamente como hacerlo y no quería entrar en un bucle sin salida. Despejada la mente el problema se soluciona, me dije a mi mismo. Ahora solo tenía que pagar los zapatos de mi querida esposa y después dar una vuelta por la ciudad hasta que llegara la hora de vernos con un amigo gay y su chico, con los que habíamos quedado a comer una buena paella en un sitio donde pocos visitantes conocían y con unas maravillosas vistas del mar.


Continuaré......
__________________
Si puedes hacer mas feliz a tu mujer, no seas egoísta y hazlo. ::::::::TE TORRAS
Cornudin65 is offline   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a Cornudin65 por este Post:
Antiguo 18-oct-2016, 11:10   #5
1977d2005
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2008
Mensajes: 29
Gracias 6 Veces en 6 Posts
Predeterminado

muy bueno esperando ansioso el siguiente capitulo
1977d2005 is offline   Citar -
Visita nuestro sponsor
Antiguo 18-oct-2016, 13:41   #6
Cornudin65
Mega Pajillero
 
Avatar de Cornudin65
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: Madrid
Mensajes: 170
Gracias 571 Veces en 107 Posts
Predeterminado

Después de una larga caminata sin rumbo alguno y comportándonos como cual zombis que deambulan por la ciudad, recibí la llamada de mi amigo con el cual habíamos quedado a comer aquella paellita que parecía ser nos encantaría. Quedamos en la puerta del hotel donde nos hospedábamos y él nos recogería ya que su chico estaba trabajando y nos veríamos allí.

Lo cierto es que la comida fue perfecta, un arroz con Buey de Mar (Yo nunca lo había probado). Por supuesto que antes estuvimos picando algo, una coquinas y pulpo que acompañaba un vino blanco afrutado de la zona. Tengo que decir que, el vino aquel era excelente, y entraba como el refrescante agua en un día caluroso. Las vistas eran espectaculares, niños en la pequeña playa jugando, gente que iba de aquí para allá por el paseo, pequeños veleros que ante la calma de las aguas se apresuraron a deslizarse sobre la mar. Todo aquello era la paz que uno desea cuando se encuentra en la jungla de una gran ciudad como la que habito y la cual te arrastra hasta el estado de constante movimiento.

Lo cierto es que se nos hizo corto aquel momento. Es algo que uno no entiende, el por qué, cuando te encuentras relajado y a gusto el tiempo parece correr mas deprisa. Como si estuviéramos fuera de ese viaje intergaláctico donde el tiempo se ralentiza en comparación con los que se quedan. Mi esposa había cogido carrete de conversación y no dejaba de hablar con nuestro amigo, mientras yo mantenía conversaciones de todo tipo con su marido. El era mas de ciencia y le gustaba hablar de temas relacionados con la ciencia, fuera cual fuera su área. A mí que también soy mas hombre de ciencia me causó sorpresa de la sabiduría que tenía, por lo que casi me limité a escuchar e intervenir poco por miedo a meter la pata hasta el final. Tan solo respondía o hablaba de aquello que estaba seguro de que era correcto lo que de mi boca saliera.

Total que sobre las 5 de la tarde dimos por finalizada la comida. Nuestro amigo nos llevó al hotel y su marido cogió la moto y se fue nuevamente al estudio donde tenía que acabar el trabajo que dejó para estar con nosotros.

Fue entrar en la habitación del hotel y venirme como cual fantasma en un sueño plácido Iván. Todavía no me había llamado y no sabía si al final podría venir o que pensaba hacer. Tumbado en la cama no dejaba de pensar en como podría convencerlo para que nuestra relación comercial comenzara de nuevo. No podía dejarlo escapar, la situación del mercado y la competencia estaba totalmente alterada y demasiada agresiva como para no tener a un cliente de éste tipo. Mi cabeza no dejaba de darle vueltas al tema, todo ello mientras mi esposa se encontraba en el baño el cual podía ver tumbado desde la cama. Tan solo llevaba unas braguitas brasileñas y su sujetador a juego, el mismo que me sacó en otro viaje con unos amigos en el centro comercial de Roquetas. Estaba preciosa, siempre he dicho que las mujeres maduras cuando se cuidan, provocan mucho más morbo que una jovencita. Por otra parte, saben lo que quieren y por ello te hacen gozar mucho más. Toda aquella visión hizo que por un momento me olvidara de Iván, hasta qué el móvil sonó, era él. !Por fin ¡ su llamada. Lo cogí con miedo pues pensé que era para decirme que le era totalmente imposible el que nos pudiéramos ver y que lo tendríamos que dejar para otro momento. Pero afortunadamente no fue así, sino todo lo contrario. Habíamos quedado en una cafetería que se encontraba cerca del hotel sobre las 7,30 de la tarde.

Bueno pues parece que todo va bien, me dije a mi mismo. Por fin hablaría con éste hombre, así que ahora tocaba pensar de que manera lo llevaría a mi terreno y que quedara satisfecho de aquel encuentro. Tenía que hacer o pensar algo de tal manera que cada vez que habláramos le llegara a la memoria aquello y simplificara sus decisiones a la hora de concederme las partidas ofertadas. La verdad es que no se me ocurría nada salvo soltarle todo el rollo que tenemos casi memorizado los comerciales, donde las mentiras se unen a las verdades para jugar con la mente del cliente.

Mi esposa se había acostado en la cama, yo pegado a ella no dejaba de acariciar su cuerpo sobre todo sus pechos y sus glúteos mientras que mi mente entró en lo que mas me molesta, un bucle donde terminas desesperado. Aquella situación mental comenzó a ser contrarrestada por la sensación de aquella piel cálida y suave como si de un bebé se tratara. Fue en aquel preciso instante cuando me vino como hacer que cambiara de proveedor Iván, pero era evidente que precisaría de ayuda.


Continuaré.
__________________
Si puedes hacer mas feliz a tu mujer, no seas egoísta y hazlo. ::::::::TE TORRAS
Cornudin65 is offline   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a Cornudin65 por este Post:
Antiguo 19-oct-2016, 11:47   #7
Cornudin65
Mega Pajillero
 
Avatar de Cornudin65
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: Madrid
Mensajes: 170
Gracias 571 Veces en 107 Posts
Predeterminado

Con tanta caricia logré que mi mujer se pusiera dulce y su temperatura fuera subiendo y subiendo, hasta que se dio la vuelta y cogió mi polla que estaba dura, mas que por estar acariciándola, por lo que en mi mente se estaba produciendo. Comenzó suavemente a pajearla de forma mimosa, lentamente hasta que como suele ser habitual en ella no pudo contenerse más y llevando sus labios hacía ella, la fue besando, lamiendo en todo su contorno para después meterla en su boca y darle lo que a ella mas le gusta unas buenas chupadas mientras desde la base la seguía pajeando lentamente. Su cuerpo desnudo, me estaba poniendo a cien y era consciente que de seguir en esa linea, corría el riesgo de perder el norte y no controlarme. Así pues, la quité de su quehacer y la tumbé en la cama para besarla, bajar con los besos por todo su cuerpo y centrarme en su coñito el cual estaba empapado. Comencé tras unos minutos en absorber y morder suavemente su clítoris a sabiendas que aquello la pondría tan excitada que terminara por pedirme que la follara. Pero esa no era mi intención, sino todo lo contrario dejarla con un grado de excitación que terminara subiéndose por las paredes.

Con cierta habilidad me quité como si nos hubieran pillado sus padres y la dije:

!Dios¡ que se nos hace tarde y no quiero hacer esperar encima a Iván.

- A que hora has quedado? Me preguntó ella con cara de mala leche.

- Sobre las 7,30 en la terraza del bar de al lado.

- Pues nos da tiempo para hacerlo rápido y terminar la faena. Contestó con cara de viciosilla.

- No, déjate que te conozco y ya se como acabará ésto. Le dije levantándome de la cama y dirigiéndome al baño.

He de decir que aquello no le gustó nada, pero de seguir mis propósitos se podían ir al carajo y era algo que no me podía permitir después de lo que me costó quedar con Iván.

Ella se quedó un poco en la cama, pensativa o decepcionada, no lo sé. El caso es que me dí una ducha y al salir de ella me encontré que mi esposa estaba frente al espejo que había en la habitación. Que hacía? Pues lo que tantas y tantas mujeres hacen frente al espejo, mirarse y mirarse hasta que se encuentran un pequeño e inexistente defectillo. Me acerque y tras ella me desposé de la toalla frotando mi cuerpo sobre el suyo, comencé a besarla el cuello que se que le pone cachonda y la susurré al oído;

- Ponte guapa y atractiva cariño que a lo mejor necesito de tu ayuda.

- De mi ayuda? Para que? Me dijo un poco malhumorada.

- Bueno, he pensado que si te vistes un poco provocativa y sexi, pues a lo mejor se centra mas en tí y sea mas fácil negociar con él.

- Osea que me vista de puta? Eso es lo que quieres? Ya sabes que con compañeros, amigos íntimos, familia y trabajo, nada de nada que después hay problemas.

-Bueno si ya pero no te pido nada de lo que dices, solo el que se centre más en tí que en la conversación. Y eso tu lo sabes hacer muy bien.

- Ya, te conozco y si estás pensado que voy hacer lo que tienes maquinado, te adelanto que la respuesta es no.

- Bueno cariño hazlo por mí, bueno y por la empresa que ya sabes que las cosas no están muy bien y éste es un gran cliente que nos vendría bien recuperar.

La besé muy dulcemente y sin presionar más la dejé que se fuera a la ducha y se preparara. Mientras tanto yo me vestí y me perfumé pues a ella le encanta y le excita los hombres perfumados y bien vestidos. Y aunque era consciente que Ivan vendría de trabajar, tanto su ropa como su perfume no sería el que ella gusta, así que de ésta manera podría contrarrestar el como llegara Iván.

Eran las 7,20h, por lo que decidí bajarme yo solo por si se adelantaba y el que no tuviera que estar esperándome, sino que fuera alrevés que yo le espera a él. Mientras mi mujer se estaba pintando y arreglando así que como mínimo media hora todavía le quedaba.

- Cariño, me bajo por si viene Iván. Te espero abajo y ponte guapa y sexy. Ella no contestó.

La verdad es que estaba yo un poco nervioso por como podría conseguir mi fin. Sentado en la terraza de la cafetería, Iván apareció cinco minutos antes de la hora que me dijo. Nos saludamos, la verdad es que hacía por lo menos cuatro años que no nos veíamos. Y no había cambiado mucho, bajito y con aquella tripita que hace el estar sentado todo el día o la falta de ejercicio. Tras los saludos nos sentamos y comenzamos hablar de cosas que nada tenían que ver con nuestro trabajo. Así estuvimos como unos diez minutos hasta que él me preguntó por mi mujer.

- Y tu mujer? Pensaba que te acompañaría?

- Ahora baja, ya sabes como son las mujeres a la hora de arreglarse, siempre necesitan 30 minutos más de lo que te dicen que precisan.

-O.K. Me dijo.

Fui yo quién comenzó a hablar de el tema de compras y de las previsiones de gastos que tenían hasta final de año. Aunque la verdad es que me llevé un chasco porque no pensaba yo que lo que me dijera fuera tan directo. Pues según Iván no tenía de momento intención alguna de cambiar de proveedor. Aquello me dejó un poco fuera de juego sin saber por unos momentos el que decir. Así que continué intentando convencerlo de la calidad de nuestros productos y la garantía que daba una firma como la que representaba. Pero nada, no sé el que estaba fallando pero Iván, no se apeaba de la burra en su posición. En eso que veo venir a mi esposa, la verdad es que venía provocativa pero sin llegar a ir como un zorrón. Una falda que sin ser muy corta dejaba que la imaginación corriera, una blusa blanca que se ocultaba tras una chaquetilla de cremallera la cual estaba por encima de sus pechos. Los zapatos de tacón alto la hacía mucho mas esbelta. Cuando se acercó a la mesa, los presenté.

- Hola, dijo ella.

- Cariño éste es Iván del que tanto te he hablado.

- Hola, encantado de conocerte. La dijo mientras la daba dos besos.

Tras la presentación se sentó frente a Iván, la mesa era redonda, pequeña, lo suficiente como para poder poner las consumiciones. Pude observar que los ojos de Iván estaban clavados en ella. Lo cierto es que estaba preciosa. De hecho no se que tiene mi mujer pero sin ser una Venus, son de las que tienen un no se qué, que hace que todos los hombres la miren y sientan deseos, quizás sea esa madurez bien llevada y conservada que tanto nos gusta.

- Bueno y como lleváis los negocios. Dijo mi esposa para romper aquel silencio que nos invadió durante unos segundos.

- Pues muy difícil cariño, Iván es muy duro y no se deja convencer. La respondí yo mientras el marcaba una sonrisa.

- No le veo yo un hombre duro de convencer, o al menos a mi es lo que me parece.

El simplemente sonreía, sin decir nada, tan solo miraba a mi mujer. Me hubiera gustado saber en que estaba pensando en aquel momento.

- Pues ya está, Iván acaba de llegar la negociadora, con ella lo tienes mas complicado.

- Eso está por ver, aunque no digo que no sea capaz de llegar a convencerme. Dijo de forma socarrona.


Continuaré.
__________________
Si puedes hacer mas feliz a tu mujer, no seas egoísta y hazlo. ::::::::TE TORRAS
Cornudin65 is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a Cornudin65 por este Post:
Antiguo 19-oct-2016, 22:29   #8
testosterona
Ultra Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2010
Ubicación: andalucia
Mensajes: 506
Gracias 357 Veces en 206 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Cornudin65 Ver Mensaje
Después de una larga caminata sin rumbo alguno y comportándonos como cual zombis que deambulan por la ciudad, recibí la llamada de mi amigo con el cual habíamos quedado a comer aquella paellita que parecía ser nos encantaría. Quedamos en la puerta del hotel donde nos hospedábamos y él nos recogería ya que su chico estaba trabajando y nos veríamos allí.

Lo cierto es que la comida fue perfecta, un arroz con Buey de Mar (Yo nunca lo había probado). Por supuesto que antes estuvimos picando algo, una coquinas y pulpo que acompañaba un vino blanco afrutado de la zona. Tengo que decir que, el vino aquel era excelente, y entraba como el refrescante agua en un día caluroso. Las vistas eran espectaculares, niños en la pequeña playa jugando, gente que iba de aquí para allá por el paseo, pequeños veleros que ante la calma de las aguas se apresuraron a deslizarse sobre la mar. Todo aquello era la paz que uno desea cuando se encuentra en la jungla de una gran ciudad como la que habito y la cual te arrastra hasta el estado de constante movimiento.

Lo cierto es que se nos hizo corto aquel momento. Es algo que uno no entiende, el por qué, cuando te encuentras relajado y a gusto el tiempo parece correr mas deprisa. Como si estuviéramos fuera de ese viaje intergaláctico donde el tiempo se ralentiza en comparación con los que se quedan. Mi esposa había cogido carrete de conversación y no dejaba de hablar con nuestro amigo, mientras yo mantenía conversaciones de todo tipo con su marido. El era mas de ciencia y le gustaba hablar de temas relacionados con la ciencia, fuera cual fuera su área. A mí que también soy mas hombre de ciencia me causó sorpresa de la sabiduría que tenía, por lo que casi me limité a escuchar e intervenir poco por miedo a meter la pata hasta el final. Tan solo respondía o hablaba de aquello que estaba seguro de que era correcto lo que de mi boca saliera.

Total que sobre las 5 de la tarde dimos por finalizada la comida. Nuestro amigo nos llevó al hotel y su marido cogió la moto y se fue nuevamente al estudio donde tenía que acabar el trabajo que dejó para estar con nosotros.

Fue entrar en la habitación del hotel y venirme como cual fantasma en un sueño plácido Iván. Todavía no me había llamado y no sabía si al final podría venir o que pensaba hacer. Tumbado en la cama no dejaba de pensar en como podría convencerlo para que nuestra relación comercial comenzara de nuevo. No podía dejarlo escapar, la situación del mercado y la competencia estaba totalmente alterada y demasiada agresiva como para no tener a un cliente de éste tipo. Mi cabeza no dejaba de darle vueltas al tema, todo ello mientras mi esposa se encontraba en el baño el cual podía ver tumbado desde la cama. Tan solo llevaba unas braguitas brasileñas y su sujetador a juego, el mismo que me sacó en otro viaje con unos amigos en el centro comercial de Roquetas. Estaba preciosa, siempre he dicho que las mujeres maduras cuando se cuidan, provocan mucho más morbo que una jovencita. Por otra parte, saben lo que quieren y por ello te hacen gozar mucho más. Toda aquella visión hizo que por un momento me olvidara de Iván, hasta qué el móvil sonó, era él. !Por fin ¡ su llamada. Lo cogí con miedo pues pensé que era para decirme que le era totalmente imposible el que nos pudiéramos ver y que lo tendríamos que dejar para otro momento. Pero afortunadamente no fue así, sino todo lo contrario. Habíamos quedado en una cafetería que se encontraba cerca del hotel sobre las 7,30 de la tarde.

Bueno pues parece que todo va bien, me dije a mi mismo. Por fin hablaría con éste hombre, así que ahora tocaba pensar de que manera lo llevaría a mi terreno y que quedara satisfecho de aquel encuentro. Tenía que hacer o pensar algo de tal manera que cada vez que habláramos le llegara a la memoria aquello y simplificara sus decisiones a la hora de concederme las partidas ofertadas. La verdad es que no se me ocurría nada salvo soltarle todo el rollo que tenemos casi memorizado los comerciales, donde las mentiras se unen a las verdades para jugar con la mente del cliente.

Mi esposa se había acostado en la cama, yo pegado a ella no dejaba de acariciar su cuerpo sobre todo sus pechos y sus glúteos mientras que mi mente entró en lo que mas me molesta, un bucle donde terminas desesperado. Aquella situación mental comenzó a ser contrarrestada por la sensación de aquella piel cálida y suave como si de un bebé se tratara. Fue en aquel preciso instante cuando me vino como hacer que cambiara de proveedor Iván, pero era evidente que precisaría de ayuda.


Continuaré.
yo vivo frente de ese centro comercial de roquetas,,si lo hubiese sabido me habria ofrecido voluntario para las pruebas de esas prendas,,,,, con lo que me gusta......
testosterona is offline   Citar -
Antiguo 21-oct-2016, 12:30   #9
Cornudin65
Mega Pajillero
 
Avatar de Cornudin65
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: Madrid
Mensajes: 170
Gracias 571 Veces en 107 Posts
Predeterminado

La verdad es que Iván hablaba conmigo pero su atención se centraba en mi esposa, no dejaba de mirarla de reojo cuando se suponía que debía de prestarme atención a mí cuando me dirigía a él. Estaba claro que los negocios pasarían a segundo plano, así que, decidí no hablar mucho de trabajo y pasar a que la tarde se fuera hacía un buen momento de cervezas. Pero mi mujer no estaba mucho por la labor de que no se sacara algo en concreto de aquella cita, así que la muy astuta alegando que hacía mucho calor, se bajó la cremallera de la chaquetilla. Su blusa de color blanco y de textil sedoso, dejaba ver de forma difusa sus pechos, sus pezones sonrosados y duros por la ligera brisa que hacía.

-Bueno entonces crees que podemos volver a trabajar nuevamente? Le dijo mirándole a los ojos.

-Es posible si la negociadora eres tú. Contestó Iván con la mirada fijada en sus senos.

-Pues entonces dejemos de hablar de ello porque está claro que ya tienes un nuevo proveedor.

Yo allí me sentía como cual espectador en un partido de tenis, mirada a la derecha, mirada a la izquierda. De pronto siento que mi mujer me da un golpe en la pierna con la suya, yo pensaba que se trataba de un movimiento incontrolado que hizo dándome en la pierna. Pero no, volvió a darme nuevamente un toque sin saber yo lo que pretendía. Fue al rato cuando en un gesto que me hizo aprovechando que Iván se agachó para coger el mechero, o para verle las piernas a mi esposa, que por cierto, en ese mismo momento en que él agachaba la cabeza por debajo de la mesa, las abrió sin pudor alguno. Fue en aquel instante cuando hizo aquel gesto para que me marchara.

- Si me disculpáis voy un momento al servicio. Les dije, obedeciendo a mi mujer.

Me dirigí al interior de la cafetería hacia los baños. Posicionado en un lugar donde ella me podía ver pero Iván no, me quedé observándolos. Al final tuve que entrar al servicio para evacuar, quizás aquella necesidad fuera mas por los nervios que por la necesidad de tener que vaciar la vejiga. Al salir seguían hablando, mi esposa había pasado a mi silla sentándose cerca de Iván. Pude ver como una mano de Iván tocaba suavemente la pierna de mi esposa, sin sobrepasarse demasiado que pudiera llamar la atención. Me dirigí hacia la mesa y me senté en el lugar que ocupara ella.

- Perdona cariño, pero me estaba hablando Iván y no le entendía muy bien con el ruido de la mesa de al lado. Me dijo con cara de pícara.

- No te preocupes. Aquí estoy bien y como eres tú ahora la negociadora pues necesitas un lugar donde se produzca un mayor contacto.

- Efectivamente dijo Iván. -Ahora con la que negocio es con ella, así que como bien has dicho, es necesario que esté mas cerca de mí para entendernos.

- ........... lo que no me habías dicho es el pedazo de mujer que tienes, como te lo tenías callado cabroncete. Me dijo mientras ya de forma descara allí mismo delante de todos los que estaban sentados en las mesas, me mostraba su blusa blanca que difuminaba sus pechos, mientras tocaba uno de ellos.

Yo tan solo sonreía y mi miembro comenzaba a tomar vida propia ante aquello que mi imaginación me mostraba por anticipado.

-Cariño, estoy pensando de subir a la habitación, pedir una botella de Cava y continuar allí las negociaciones mas tranquilos, aquí hay mucho ruido y no nos enteramos de nada. Me dijo mi mujer.

La verdad es que un grupo de personas que se encontraban detrás de nuestra mesa, estaban de cachondeo y con tanta risa, dificultaba el que nos escucháramos bien. Así que acepté la propuesta y tras pagar las consumiciones nos dirigimos al hotel. Ellos continuaron hacia el ascensor mientras que yo, pedí a recepción el que nos subieran una botella de cava con dos copas. Dos para que no sospecharan y aparte, que a mí el Cava no me gusta.

Al llegar a los ascensores, estaban esperándome. Hablaban y reían como si fueran amigos desde hacía bastante tiempo. Parecía que mi mujer se encontraba agusto con Iván, aunque como hombre no era su tipo, pues como he dicho no era muy alto, por debajo de ella y la barriguita le hacía tener un cuerpo un poco extraño. Me vieron que me acercaba hacía ellos, cuando Iván sin cortarse ni un pelo, llevó su mano hacía sus glúteos sin que ella se opusiera. Desconocía de que estuvieron hablando en la cafetería y aún menos en la espera en los ascensores.

Ya en el ascensor las inquietas manos de Iván no dejaba de manosear el culito de mi esposa. Que sería de lo que estuvieron hablando para que él se tomara esas libertades sin cortedad alguna incluso en mi presencia. Entramos en la habitación sin saber exactamente el que hacer, estaba despistado y no sabía como habíamos llegado hasta aquí.

Dentro del baño había dos estancias, una que era donde estaba el lavabo y el armario empotrado y la otra donde se encontraba la ducha y el inodoro. Ese no se que hacer que durante unos segundos se apropió de todos nosotros fue roto por mi mujer:

- Bueno darme unos minutos que necesito para mí. Nos dijo con esa cara que pone cuando está caliente y deseosa de sexo.

- Tómate el tiempo que precises princesa, pero que sea una sorpresa. Le dijo Iván.

Durante el tiempo que ella tardó en salir estuvimos hablando de cosas livianas, tales como del estilo de la habitación, de que el hotel había sido reformado hacía un par de años y que lo habían dejado muy bien, etc. No tardo mucho en salir, nosotros ya nos habíamos puesto cómodos, yo sentado en el sillón e Iván en la cama. Cuando la puerta del baño se abrió ambos nos quedamos perplejos de lo que estábamos viendo. Allí estaba ella, apoyada sobre el cerco de la puerta en pose de un postureo sexy, provocativo. Un conjunto de baraguita y sujetador era toda ropa que llevaba.

- Ahora vamos a negociar como se ha de hacer. Dijo mi mujer con voz sexy. (Nunca la había visto así)

- !Uffffff¡ exclamamos casi al unísono los dos.

Se dirigió hacia nosotros, se puso en medio de ambos mirando a Iván. Éste se quedó parado sin saber que hacer ante aquello que nunca se imaginaría que pudiera ocurrirle. Mi mujer echó su mano hacía atrás buscándome hasta que sintió mi cuerpo contra el suyo. Iván no pudo más y saliendo de aquella parálisis momentánea se abalanzó a la boca de mi esposa comenzando un morreo lleno de un alto frenesí. Mi miembro parecía explotar atrapado en mi ropa, no pude aguantar mucho y me dispuse a desnudarme. Ellos continuaban comiéndose la boca mientras que sus manos volaban sobre sus cuerpos, La mano de mi mujer, como suele ser, tomó vida propia y se fue a liberar el miembro de Iván que al igual que el mio estaba atrapado, cuando aquella poya salió a la luz aún no siendo muy grande sino mas bien el tamaño estándar, estaba durísima. Comenzó a pajearle mientras sus bocas no dejaban de buscarse. Yo me separé un poco para tener una mejor visión de ellos, ( Siempre me ha puesto ver a mi mujer como morrea con otro chico, es algo que me enloquece ). Comenzó a desnudarlo con deseo hasta dejarlo totalmente desnudo, se sentó a los pies de la cama y metió su poya en su boca. Tengo que decir que mi queridísima esposa es una de las mayores y mejores mamadoras que he conocido, pues la habilidad y el desenfreno que pone hace que subas al séptimo cielo. Continuaba saboreando aquella pieza mientras jugueteaba con sus testículos dándole la presión justa para no incomodarte.

Yo observando apoyado en el escritorio aquello mientras me pajeaba suavemente, pues tal era el grado de excitación que tenía que de subir el ritmo poco duraría. De repente Iván giró su cabeza hacía mí, al verme como me pajeaba me dijo:

- Ven aquí cornudo, que quiero tocar esa poya que tienes.

Aquello de cornudo me dejó un poco fuera de juego pues, como era posible que supiera que nos gustaba el juego de cornudo y zorrita ?. Así que, supuse que mi amada le tuvo que decir algo cuando yo no estaba. El que me dijera que quería tocar mi poya, me dejó aún mas perplejo. Un cliente que quiere tocarme la poya, yo estaba acostumbrado a que me tocaran los cojones, por supuesto no de forma literal, no a que me tocaran el rabo. Me acerqué a él, nada mas llegar, llevó su mano a mi poya y comenzó a pajearla. Aquello me dio un pequeño bajón e hizo que aquella dureza que tenía bajara.

Continuaré......
Os pongo alguna fotos para que os hagáis buenas pajas.
__________________
Si puedes hacer mas feliz a tu mujer, no seas egoísta y hazlo. ::::::::TE TORRAS
Cornudin65 is offline   Citar -
Los siguientes 6 Usuarios dan las gracias a Cornudin65 por este Post:
Antiguo 21-oct-2016, 13:43   #10
Soueu
Pajillero
 
Avatar de Soueu
 
Fecha de Ingreso: feb-2007
Mensajes: 82
Gracias 24 Veces en 20 Posts
Predeterminado Me encanta el relato

Muchas gracias. Es muy excitante esto que cuentas . Gracias por compartir.
Soueu is offline   Citar -
Antiguo 24-oct-2016, 10:24   #11
Cornudin65
Mega Pajillero
 
Avatar de Cornudin65
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: Madrid
Mensajes: 170
Gracias 571 Veces en 107 Posts
Predeterminado

Gracias por leer mi relato. Ahora continuo.

Tengo que decir que como ya dije aquello me dejó fuera de juego. Pero aún así me acerqué y me puse junto a Iván que gozaba de aquella mamada que le estaban haciendo. Cogió mi rabo y comenzó a pajearlo suavemente, incluso me atrevería a decirles que con cierta ternura. Yo no dejaba de mirarla, como se deleitaba de aquella poya que no dejaba de saborear de todas las maneras posibles, por lo que mi miembro volvió a coger su tamaño y su dureza que tenía antes de que la pajeara un hombre. Iván me mandó sentarme junto a mi mujer y me ordenó que junto a ella se la mamara también, yo la verdad, es que no sabía que hacer hasta que, mi esposa cogiendo mi cabeza me la acercó hasta su boca, aquella boca que no dejaba de escupir aquel rabo para mantenerlo bien lubricado mientras lo pajeaba. Y acercándose a mi oído me dijo:

- Vamos cabrón chupa con tu zorrita ésta poya, la poya que te hará nuevamente ser su proveedor.

No lo dudé mucho, quizás por la situación tan grande de morbo que había invadido la habitación y dejado llevar por ella, la acompañé en aquel acto. Ambas bocas saboreábamos aquel miembro viril que parecía estallar, sus venas se mostraban como varices, su capullo de un sonrosado color, pasó a un rojo casi burdeos. Estaba caliente, mi saliva se entremezclaba con la de mi mujer, y ella llevando toda iniciativa me la metía en la boca mientras ella la lamía por sus lados para después de un rato, quitármela y llevarla a sus labios, obligándome a lamer sus huevos rasurados.

- Joder Cornudo, que bien se te da ésto de comer rabos. Me dijo mientras nos miraba en aquella posición de dominación.

Después de unos minuto deshizo aquello y se tumbaron sobre la cama. Yo quedé de pie sin saber exactamente el que hacer, aunque eso fue durante poco tiempo porque rápidamente Iván me ordenó que hiciera fotos con mi móvil. Me puse hacerles fotos (Las mismas que os estoy poniendo ) la verdad es que mas de cuarenta fotografías les tuve que hacer, de todas las posturas y actos. Tumbado boca arriba gozaba nuevamente de otra buena mamada, Iván solo sabía suspirar y mirarme como me pajeaba allí de pie junto a la cama.

- Ven aquí Cornudo que quiero probar esa poya que tienes. Me dijo como si de una orden se tratara.

Me puso de rodillas en la cama junto a su cabeza, acomodó las almohadas para subir su tronco y cogiendo mi rabo se lo introdujo en su boca. Comenzó a chuparla muy suavemente como deleitándose de aquello, subiendo lentamente el ritmo de la mamada y jugueteando con su lengua sobre mi capullo, me pareció ver el séptimo cielo, sabía el muy cabrón como mamarla, vamos que estaba claro que no era la primera poya que se había metido en la boca sino todo lo contrario, mi cliente era un buen mamador de rabos y la forma en que me la estaba mamando le delataba. La verdad es que al principio al igual que cuando me pajeó estaba un poco cortado, pero su buen que hacer hizo que aquello no durara nada. La escena era super morbosa, mi mujer comiéndole el rabo a él y él comiéndomelo a mí. No paró el muy cabrón ahí la cosa, sino que, mientras la mamaba, su dedo fue buscando mi ano hasta encontrarlo para ir introduciéndolo poco a poco. Después me dí cuenta que me estaba haciendo lo mismo que mi zorrita le hacía a él, ella le estaba follando el culo con el dedo y él me hacía lo mismo. Se sacó mi rabo de su boca y me dijo:

- !Joder¡ que bien te ha entrado el dedo cabrón, se ve que ésta zorra ya te lo ha abierto bien mas de una vez.

- Ya te digo si se lo he abierto mas de una vez. Dijo mi mujercita riéndose.

- Bueno pues.......... El juego se amplia.

No supe que quería decir en aquel momento, aunque mas tarde lo pude saber bien.


Continuara.....
__________________
Si puedes hacer mas feliz a tu mujer, no seas egoísta y hazlo. ::::::::TE TORRAS
Cornudin65 is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a Cornudin65 por este Post:
Antiguo 24-oct-2016, 14:18   #12
Cornudin65
Mega Pajillero
 
Avatar de Cornudin65
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: Madrid
Mensajes: 170
Gracias 571 Veces en 107 Posts
Predeterminado

He aquí el recordatorio que hacía mi cliente de lo que era.
__________________
Si puedes hacer mas feliz a tu mujer, no seas egoísta y hazlo. ::::::::TE TORRAS
Cornudin65 is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a Cornudin65 por este Post:
Antiguo 24-oct-2016, 14:39   #13
1977d2005
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2008
Mensajes: 29
Gracias 6 Veces en 6 Posts
Predeterminado

relato muy morboso, esperando ansioso la continuación, por cierto tu mujer muyyyy buena
1977d2005 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a 1977d2005 por este Post:
Antiguo 24-oct-2016, 19:09   #14
manubrapi
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de manubrapi
 
Fecha de Ingreso: nov-2007
Ubicación: Valencia
Mensajes: 800
Gracias 145 Veces en 103 Posts
Predeterminado Me ha gustado mucho

Me gusta mucho tu relato y me ha provocado un morbo especial.
manubrapi is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a manubrapi por este Post:
Antiguo 25-oct-2016, 11:06   #15
Cornudin65
Mega Pajillero
 
Avatar de Cornudin65
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: Madrid
Mensajes: 170
Gracias 571 Veces en 107 Posts
Predeterminado

La cabrona de mi esposa le estaba dando alas a Iván para que se metiera aún más en el papel de Corneador.

- Ahora cornudo, voy a follarla un poquito y mientras la follo ya te diré cuando nos tienes que hacer unas fotos. Me dijo mirándome a los ojos mientras seguía recibiendo aquella buena mamada.

Comenzó a follársela, ella encima de él para que todo aquel rabo le entrase bien y sintiera como le llenaba su coño de carne dura. Yo con la cámara del móvil detrás de ellos a la espera de que me dijera, cuando de pronto extendió sus brazos e hizo con sus dos manos el gesto de cornudo.

- Ahora cornudo, haz una foto para que sepas que eres un cornudo que traes a tu mujer para que se la folle cualquiera con tal de hacer negocios. para que la tengas de recuerdo y no olvides tu condición.

Tras aquello me dispuse hacer las fotos, ( Las que anteriormente os he puesto ). Una vez que las hice, me dijo:

- Ven aquí, ¿A la zorrita de tu mujer le apetece que le chupes el coño y a mi, los huevos mientras la follo como tu no sabes hacer.

Comencé a comerles por atrás, aquello me era muy complicado ya que con el movimiento de ambos solo recibía pequeños golpes sobre mi cara, haciendo difícil el poder lamerlos bien. Aún así estuve todo el tiempo que quisieron en un posición que incluso me agobiaba. De pronto pararon.

-Venga que te lo vamos a poder fácil. Ya puedes lamer bien cornudo y no te olvides de comerme el culito que me gusta.

Ahora me era mucho mas fácil, así que estuve chupando coño, huevos, polla y culo hasta que empezó nuevamente a darle unas buenas embestidas a mi mujer. Me quité y me puse ante ellos de pie observando.

- Pero que Cornudo que eres coño, disfrutas viendo como se follan a tu mujer?

- Si. Dije sin que apenas me oyeran

- !Joder¡ que no te hemos escuchado. Grítalo para que te oigan hasta los de la habitación de al lado.

- Me gusta ver como se follan a mi mujer. Grité sin saber por qué lo hice. Estaba claro que mis voces, los de las habitaciones continuas lo escucharon pero bien y la verdad es que me hubiera gustado ver sus caras de poker.

- Me estoy follando a la mujer de éste cornudo. Dijo Iván en voz alta mientras apretaba el ritmo de follada.

- Sube aquí y pon esa polla en mi boca que quiero chupársela a un cornudo. Me ordenó quién se estaba desatando en un papel que no tenía contemplado.

Me puse frente a el y cogiendo mi miembro se lo introdujo en su boca. Mi mujer no dejaba de mirarnos, aquello era evidente que la ponía mucho más excitada de lo que ya estaba y por su cara le gustaba aquella visión.

Continuaré ....... ( Ahora voy pillado de tiempo )
__________________
Si puedes hacer mas feliz a tu mujer, no seas egoísta y hazlo. ::::::::TE TORRAS
Cornudin65 is offline   Citar -
Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a Cornudin65 por este Post:
Antiguo 27-oct-2016, 17:18   #16
penkas
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ago-2015
Mensajes: 18
Gracias 17 Veces en 7 Posts
Predeterminado

Q historia mas buena. Me he masturbado varias veces leyendo la historia desde tu punto de vista y desde el proveedor. Sigue asi
penkas is online now   Citar -
Antiguo 07-abr-2018, 13:52   #17
jjai64
Mega Pajillero
 
Avatar de jjai64
 
Fecha de Ingreso: mar-2006
Ubicación: Málaga
Mensajes: 467
Gracias 27 Veces en 14 Posts
Predeterminado Puffff sigue

Me puse frente a el y cogiendo mi miembro se lo introdujo en su boca. Mi mujer no dejaba de mirarnos, aquello era evidente que la ponía mucho más excitada de lo que ya estaba y por su cara le gustaba aquella visión.

Continuaré ....... ( Ahora voy pillado de tiempo )[/quote]

Me encanta como cambias de roll es muy morboso imaginarte en esa situación y mas como disfruta tu señora.
Gracias
__________________
osama
jjai64 is offline   Citar -
Antiguo 07-abr-2018, 15:38   #18
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 25.108
Gracias 21.419 Veces en 10.005 Posts
Predeterminado Moderacion

Moderación... Moderación... Moderación...

Una vez más debo recordaros que por favor no subáis hilos viejos y olvidados sin aportar nada nuevo...
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.

http://www.pajilleros.com/relatos-ex...o-destino.html
CHARON is offline   Citar -