Responder

Tus Relatos y experiencias - Una de las veces que se me cruzan los cables... Herramientas
Antiguo 22-dic-2016, 01:06   #1
rojoross
Pajillero
 
Avatar de rojoross
 
Fecha de Ingreso: may-2005
Ubicación: Las Palmas
Mensajes: 95
Gracias 31 Veces en 16 Posts
Predeterminado Una de las veces que se me cruzan los cables...

Se conocían desde pequeños, pero por causas de la vida llevaban años sin verse, hasta que el destino volvió a unirles y se reencontraron en aquel supermercado y decidieron quedar. La idea de quedar esa tarde era simplemente aprovechar para ponerse al día, había pa sábado demasiado tiempo y ambos se echaban de menos, desde siempre había sido muy fácil hablar entre ellos, se podían decir lo que fuese, sin necesidad de explicaciones, de que pudiesen haber malos entendidos, en eso si eran parecidos, hablaban claro y directo, y estaban muy cómodos el uno con el otro.

Sentados en aquel sofá, con una humeante taza de café la conversación era distendida, al principio algo cortada, demasiado tiempo sin hablar pero no costó mucho volver a retomar la confianza. La distancia que al principio les separaba se había reducido tanto que alguna que otra vez sus manos se buscaban, ella buscaba rozarle, el se perdía en esos ojos verdes, en esos labios carnosos. Ella era el pecado, podría ser esa mezcla de dulzura, inocencia con la mirada de una fiera enjaulada. Para ella el era la madurez, la fuerza, la protección, la experiencia, no entendía como un hombre como el podía fijarse en una niña como ella, pero lo hacia, y le excitaba, necesitaba demostrarle que ya no era aquella adolescente media tonta que había conocido.

El tiempo volaba, y con él la conversación, de las banalidades ya se hablaba de intimidades y ella ya le contaba el tema tabú durante el último año y medio, su ex… Recordar las malas experiencias sexuales, las malas formas, como se rompió todo lo que ella había intentando construir hizo que las lágrimas comenzasen a empañar su mirada y a recorrer sus mejillas. El no soportaba verla de esa manera, demasiadas veces ya, se puso en pie y le ofreció sus manos, ella le miró con los ojos rojos pero no dudó en tomarlas y apoyarse en ellas para ponerse de pie enfrente suyo.

Sin mediar una palabra, ni una mirada se acercaron y se fundieron en un abrazo, no necesitaban mas, el protegerla y ella sentirse protegida. Adoraban estar así, ella era bastante más bajita que él y la sensación de estar rodeada por esos brazos era cálida, podría haber un terremoto en ese momento y nada le podría pasar. Él no podía evitar sentirse poderoso abrazándola, notaba como su respiración se ralentizaba, sus lágrimas se cortaban, pero esta vez hubo algo más… El roce de sus mejillas, sus manos tenían vida propia, recorrían su espalda con un ritmo pausado, a punto estuvieron de cruzar esa frontera que le hacia soñar, bajar por su cintura, pero se detuvo por miedo a ser rechazado. Ella lo notó, estaba tan cómoda, tan a gusto que ni se lo pensó, levantó un poco la cabeza para besarle el cuello y al instante sintió con sus labios como la piel del cuello se erizaba. El giró la cabeza hasta quedarse cara a cara a ella, apenas 5 centimetros les separaban, la línea invisible se desvanecia como un azucarillo en el café…

No pudo aguantar mas, sus manos bajaron hasta sus nalgas para agarrarlas con fuerza y levantarla, ella no pudo de evitar soltar una pequeña carcajada fruto de los nervios, pero tampoco se lo pensó, le rodeo la cintura con las piernas con fuerza, para que no se le escapase lo que llevaba tanto tiempo deseando.

No hubo ni una sola palabra, ni una mirada, sus labios se unieron con violencia, había llegado el momento de soltar las fieras…

Sus lenguas luchaban por tener el control de la boca del otro, seguían en la misma postura, y la situación comenzaba a rozar la violencia, ella ya buscaba sus labios con los dientes, tenía demasiado que demostrar, quería estar a la altura, finalmente lo consiguió, mordió su labio inferior y le miró a los ojos al tiempo que se iba haciendo hacia atrás, dejó de abrazar su cuello quedándose unidos solo por las piernas que se aferraban a el y por sus dientes que no soltaban su labio…

Finalmente tuvo que soltarlo ya que se había hecho tan para atrás que el también tuvo que hacerlo para compensar el peso, pero ella le tenia ahora mismo donde quería, sus manos estaban sueltas y sin dejar de sonreírle con satisfacción aprovechó para quitarse la blusa mientras él la miraba lamiéndose la zona del mordisco lo que a ella le ponía aun mas. Vuelve a pegarse a el para abrazar su cuello y al ir a besarle es cuando descubre el pequeño hilo de sangre que corría por su labio. Con el dedo le acaricia la herida al tiempo que él sonreía y usando una de sus manos va subiendo por la espalda hasta llegar al broche de su sujetador que desabrocha con un gesto rápido, él sabía que de no haber podido se lo hubiese arrancado. Vuelve a besarla mientras la lleva a la mesa del comedor donde sólo habían unas pocos papeles y algunas cartas que lanza por el aire limpiando la mesa con el antebrazo. La coloca con cuidado sobre la fría madera, que al contactar con su espalda caliente le produce un pequeño escalofrío.

Él está incorporado sobre ella, la besa, bajando desde sus labios por su cuello, por su pecho, donde se detiene, es pequeño, pero firme, y sus pezones erizados son recorridos por la ansiosa lengua, mordisqueados suavemente por los juguetones dientes, mientras las manos recorren el contorno de su cuerpo hasta llegar a la cintura, donde agarra el borde del pantalón y de las bragas al mismo tiempo.

Va bajando por el abdomen, recorriendolo con la punta de la lengua hasta llegar al borde del pantalón, que baja con fuerza, prácticamente arrancandolo junto con su ropa interior,

El primer impulso de ella fue de vergüenza y su mano derecha corrió a taparse el sexo, pero no llegó a tiempo, el detuvo su mano, llevándola hasta el borde superior de la mesa, quería hacerla sufrir, se acercó todo lo que pudo, hasta que la punta de su raíz casi rozaba los labios. La falta de sexo, la emoción y los nervios la tenían chorreando, y notar se presencia y su respiración ahí sólo lo empeoraban, únicamente podía cerrar los ojos, respirar con la boca entreabierta y agarrar con fuerza el borde superior de la mesa, por encima de su cabeza.

Por fin su lengua se lanzó a recorrer su coño, recorriendolo de abajo a arriba y recogiendo todo el jugo derramado. Instantáneamente ella arqueo la espalda y pudo escuchar como sus uñas casi arañaban la madera. A medida que el subía el ritmo, jugueteando con la lengua y los labios ella se notaba más incapaz de articular palabra, solo gemia mientras sus manos, asentadas en la cabeza de su amante desenmarañaban su pelo. Estaba a mil, jamás en su vida se había visto así, rozaba el cielo con sus efectos peones y estaba a punto de correrse cuando sintió como un dedo entró en ella. Entonces si soltó un pequeño grito que le animó a él a seguir poco a poco introduciendo dedos mientras besaba y lamía el editado clitoris.

No podía aguantar más, quería hacerlo, llevaba un buen rato mordiendose los labios y haciendo el esfuerzo por aguantar el órgasmo, pero su cuerpo se lo pedía con demasiada fuerza, tenía miedo de que ese momento terminase, pero se dejó ir. Sus gemidos cada más más seguidos y ruidosos le dierón a él la señal que esperaba. En un primer momento se le pasó por la cabeza reducir el ritmo y ser un poco perverso, pero quiso que ese momento para ella fuese perfecto, que lo recordase para siempre y continuó con cada vez más ritmo, incluso con algo de violencia, hasta que por fin escuchó el grito de liberación que coincidía con la tensión de las piernas. Bebió como si no quisiese que se desperciase lo más mínimo del flujo, aún cuando notó que la respiración volvía a tranquilizarse siguió un poco más. Llevaba demasiado esperando calmar su sed y le estaba pareciendo poco...

-bésame, por favor... - escapó de los secos labios de la chica...

Él la complacio, le acarició el oscuro cabello, se lo retiró de la cara y beso aquellos labios algo pálidos. Ella le abrazó con fuerza, estaba algo sudada pero a ninguno de los dos les importó.

La cogió en brazos y la volvió a llevar al sillón, donde quedaron abrazados hasta que ella dejó de temblar. Cuando ella ya sintió que las fuerzas volvieron a sus piernas le besó, le miró a los ojos y le susurró...

- Ahora te toca a ti...

Pero esa... Es otra historia...
__________________
"Se vive mejor con el arrepentimiento de haber hecho que con la duda que que hubiese pasado"
rojoross is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a rojoross por este Post:
Antiguo 22-dic-2016, 02:15   #2
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 21.744
Gracias 14.458 Veces en 7.416 Posts
Predeterminado

Bien, bien... muy bien... pero deberías continuarlo. aunque sea con esa otra historia que dices al final...

Un saludo y suerte con este hilo.... tu p2
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 22-dic-2016, 08:46   #3
nodoiuna
Dios Pajillero
 
Avatar de nodoiuna
 
Fecha de Ingreso: mar-2012
Ubicación: En un sitio muy verde
Mensajes: 2.491
Gracias 919 Veces en 787 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por rojoross Ver Mensaje

Pero esa... Es otra historia...
Enhorabuena, Sr. Rojo!

Me ha gustado mucho el relato!
nodoiuna is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a nodoiuna por este Post:
Antiguo 01-mar-2017, 09:03   #4
Ygritte
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Ygritte
 
Fecha de Ingreso: feb-2017
Ubicación: Mas allá del foro
Mensajes: 673
Gracias 453 Veces en 309 Posts
Predeterminado

Recreando las escenas en mi mente.... excitante sobre la mesa ( yo me habría resistido un poco más, sin duda ) Espero esa segunda parte...
__________________
La atracción mental es mucho más fuerte que la física, de una mente no te liberas ni cerrando los ojos.
Ygritte is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Ygritte por este Post:
Antiguo 13-mar-2017, 18:13   #5
Ygritte
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Ygritte
 
Fecha de Ingreso: feb-2017
Ubicación: Mas allá del foro
Mensajes: 673
Gracias 453 Veces en 309 Posts
Predeterminado

Cuídate de los que saben escribir, pues tienen el poder de enamorarte sin siquiera tocarte..
__________________
La atracción mental es mucho más fuerte que la física, de una mente no te liberas ni cerrando los ojos.
Ygritte is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Ygritte por este Post:
Visita nuestro sponsor