Responder

Tus Relatos y experiencias - El diario secreto de Almudena. Herramientas
Antiguo 24-ene-2017, 00:06   #1
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado El diario secreto de Almudena.

Bienvenidos a mi diario... en él, se mezclan, los frutos de mi imaginación y las experiencias vividas...

Espero que os guste, al igual que a mi me gusta compartir mis "inquietudes interiores"... y que os sirvan para obtener grandes pajas... Un cálido beso para todos.
almudenita is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a almudenita por este Post:
Antiguo 24-ene-2017, 00:11   #2
caminemos
Pajillero
 
Avatar de caminemos
 
Fecha de Ingreso: jun-2015
Ubicación: país vasco
Mensajes: 37
Gracias 17 Veces en 17 Posts
Predeterminado Hola

Hola Almudena, esperando leer e imaginar tus aventuras y fantasías vividas o deseadas, besos....
caminemos is offline   Citar -
Antiguo 24-ene-2017, 00:50   #3
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado ¿Nos vemos la semana que viene...?

Sara por un momento se sintió incómoda... A cuatro patas, sobre su cama, con la camiseta aún puesta y las braguitas en sus rodillas. Así, a cuatro patas y con Álvaro saboreando su sexo.

Solo un par de horas antes estaban sentados en el restaurante, rememorando viejos momentos vividos y pequeñas aventuras. Hacía tiempo que no se veían... tal vez demasiado. La vida los había separado en plena juventud y con el tiempo se volvieron a encontrar. Y ahí estaban, sentados al sol, entre sonrisas, un buen vino y mejor compañía.

Habían quedado para almorzar, que no era tan romántico como cenar. Y Sara intuyó que Álvaro estaba ocultando este encuentro a su mujer. A ella le dió igual. Ya hacía tiempo que se había separado y ella no tenía explicaciones que dar ni cuentas que rendir.

Una cosa llevó a la otra. Y finalmente habían acabado en casa de Sara para tomar un último café. Entre ellos había mucha "tensión sexual no resuelta"... De jóvenes se habían besado, tal vez acariciado medio desnudos. Pero poco más. Su juventud e inexperiencia dejaron algunas cuentas pendientes. Pero en esta soleada tarde se iban a saldar todas juntas.

Al llegar al piso se abrazaron, se besaron, sus manos buscaron sus cuerpos debajo de la ropa y finalmente habían acabado en la cama. Ella a cuatro patas, medio desnuda y él, como un perro en celo, oliendo su sexo, lamiéndolo, degustándolo...

Si estaba casado, que más daba. Sara no pensaba ni sentía más allá de ese momento que había soñado a veces, esperado otras.

Álvaro se paró y se levantó. Sara con los ojos cerrados sitió como la ropa de su amante caía al suelo. Sintió también la humedad en su sexo y sus muslos. Esa dulce mezcla de sus propios flujos y la saliva de su amante casi chorreaba por sus muslos. Aún estaba con los ojos cerrados y la respiración entrecortada cuando sintió que Álvaro acariciaba su espalda y le dijo con voz firme: "Ahora me toca a mí".

Su amante se tumbó sobre la cama, desnudo. Sara le observó por un momento. Tal vez lo recordaba más delgado, más joven, pero su polla le resultó grande y jugosa. Su atención se centró en ese miembro, que era todo para ella. Comenzó a pajearlo con suavidad, con una mano, y con la otra acariciaba con suavidad sus pelotas.

Las caricias y la visión de Sara arrodillada frente a él, a Álvaro le resultó tremendamente morbosa y excitante. Su pelo rubio, sus gafas de montura oscura y sus braquers, le daban a Sara un aire de Lolita caliente. Además, con el movimiento de sus brazos se intuía el movimiento de sus senos desnudos bajo la camiseta. Le habría gustado ser más tierno, tal vez más romántico, pero no pudo evitar agarrarla del pelo y acercar su polla a su cara y meterla en su boca. Sus labios rojos besaron la roja cabeza de aquel miembro con suavidad. Después mordió levemente esa polla y finalmente, con la presión de las manos de Álvaro entró hasta el fondo. Sara se resistió un poco, necesitaba tal vez un momento par engullir todo aquello, pero llevado por la excitación, el amante acabó por agarrar su pelo con ambas manos y hacerla que se tragase todo su miembro... "Hasta la empuñadura".

Sara se sintió más mojada aún, se sentía dominada, querida y deseada y eso despertaba hasta su más oscuro deseo... Chupó, chupó y tragó todo lo que pudo y más. Con una mano acariciaba las pelotas de su amante y con la otra acariciaba su sexo con ansia y pasión.

Durante unos momentos la habitación se llenó de los gemidos de él y de los atragantos y gemidos callados de ella... Sara paró y miró a Álvaro: "fóllame", le dijo limpiando las babas y fluidos de su boca y barbilla.

Ella se tumbó boca arriba esperando a su amante con las piernas abiertas, pero él optó por voltearla y ponerla de nuevo a cuatro patas... Pensó: "Te voy a follar como una perra" pero le pareció demasiado decirlo en voz alta. Y sin dudarlo ni un momento se arrodilló tras de ella, agarró sus generosas caderas y le clavó la polla en su más que húmedo coño de una sola envestida. Comenzó a follársela sin piedad, empujando, apretando su polla en su interior. Se agachó sobre su espalda y con una mano agarró sus pechos que "cantareaban" con los empujes de su amante y con la otra comenzó a acariciar su clítoris... Sara hacía tiempo que no "follaba" y todo aquello le hizo correrse rápidamente, exhalando un profundo gemido y arqueando su espalda cuando alcanzó el orgasmo.

Álvaro se paró por un momento... Y Sara le dijo: "en el cajón de la mesita"... Álvaro dudó por un momento y ante la duda de su amante, Sara añadió: "En el cajón, hay lubricante... fóllame por el culo. Quiero que te corras ya". Álvaro extendió una buena capa de lubricante sobre su miembro que aún se endurecía más ante la visión de aquel ojete que le estaba esperando, prieto, solo para él. También se dedicó por unos momentos a lubricar aquel agujero. Repitió la operación, cogió a Sara por las caderas y esta vez, con más cuidado, con cariño, penetró su culo hasta que pudo insertar toda su polla en aquel apretado orificio. Sara, con una mezcla de cansancio y dulce dolor, decidió acelerar el proceso y apretó con ímpetu su ojete y aceleró sus movimientos. Era ella la que mantenía el ritmo de la cabalgada. Se agitaba con fuerza adelante y atrás y apretaba su culo hasta que sintió un cálido lecharazo en su ojete. Álvaro no gimió... se quedó agarrado a las nalgas de su amante con la cabeza arqueada hacia el techo y los ojos en blanco... Finalmente ambos amantes quedaron tumbados en la cama. Sara sintió el cálido abrazo de Álvaro lleno de ternura y al tiempo el chorro de semen que chorreaba desde su ojete por su culo.

Álvaro, con la respiración entrecortada, solo alcanzó a decir: "¿Nos vemos la semana que viene?
almudenita is offline   Citar -
Los siguientes 16 Usuarios dan las gracias a almudenita por este Post:
Antiguo 24-ene-2017, 00:54   #4
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado

Este relato se lo dedico a mi Carlos... que sabe comérmelo como nadie. Me inspira. Y me excita... Él sabe poner mi imaginación a volar.
almudenita is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a almudenita por este Post:
Antiguo 25-ene-2017, 00:11   #5
Angel y Diablo
Ministro Pajillero
 
Avatar de Angel y Diablo
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 1.182
Gracias 73 Veces en 69 Posts
Predeterminado

Un relato muy, muy excitante, no he parado de tocarme
__________________
Alegrame el dia
Angel y Diablo is offline   Citar -
Visita nuestro sponsor
Antiguo 25-ene-2017, 19:57   #6
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Angel y Diablo Ver Mensaje
Un relato muy, muy excitante, no he parado de tocarme
Me alegro de que te haya resultado excitante... Un saludo.
almudenita is offline   Citar -
Antiguo 25-ene-2017, 20:00   #7
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado

Ayer tuve una conversación en el trabajo que me resultó muy, pero que muy excitante... mi cabeza no para de darle vueltas y tendré que darle salida en forma de relato... que guarrilla es mi compi...
almudenita is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a almudenita por este Post:
Antiguo 26-ene-2017, 13:03   #8
Alex41974
Mega Pajillero
 
Avatar de Alex41974
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Ubicación: Madrid
Mensajes: 165
Gracias 91 Veces en 90 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por almudenita Ver Mensaje
Ayer tuve una conversación en el trabajo que me resultó muy, pero que muy excitante... mi cabeza no para de darle vueltas y tendré que darle salida en forma de relato... que guarrilla es mi compi...
Acabo de descubrirte y aquí tienes a un morboso lector,esperando leerte de nuevo para pajearme
__________________
En un lugar del morbo,de cuyo nombre no quiero acordarme....
Alex41974 is offline   Citar -
Antiguo 29-ene-2017, 00:47   #9
Angel y Diablo
Ministro Pajillero
 
Avatar de Angel y Diablo
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 1.182
Gracias 73 Veces en 69 Posts
Predeterminado

Espero ese relato ansiosamente.

Cita:
Empezado por almudenita Ver Mensaje
Ayer tuve una conversación en el trabajo que me resultó muy, pero que muy excitante... mi cabeza no para de darle vueltas y tendré que darle salida en forma de relato... que guarrilla es mi compi...
__________________
Alegrame el dia
Angel y Diablo is offline   Citar -
Antiguo 31-ene-2017, 00:58   #10
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado

-"Mi marido a mi sí me da por el culo"...
Afirmó contundente Clara en una conversación subidita de tono a la hora del café en el trabajo... La verdad es que entre maestras, resultó una afirmación muy contundente... para algunas demasiado... Algunas compañeras se echaron las manos a la cabeza. Otras afirmaron que ellas no eran capaces... Pero Elsa se quedó en un estado entre excitado y meditabundo. El imaginarse a su compañera a cuatro patas y a su marido empujando por detrás le resultó una imagen de lo más sugerente. Su estado inicial de excitación tuvo que mitigarlo en casa con una ducha fría y finalmente metiéndose los dedos hasta correrse.

Pero eso no fue suficiente. Seguía sin poder quitarse la imagen de la cabeza. Ella había fantaseado sobre que la enculase su novio, pero no se atrevía y él tampoco se había atrevido a pedirselo por pudor, o simplemente asumiendo que encontraría una negativa por respuesta.

Al día siguiente esperó a la hora de la salida para preguntar a Clara por el tema. Les unía una buena amistad, aunque nunca habían ahondado en este tipo de intimidades. Cuando pudieron quedarse solas Elsa preguntó: "¿Clara, no te molestes por la pregunta, pero eso de... de que... tu marido te de por el culo, realmente a tí te gusta?". Clara esbozó una sonrisa y afirmó con la cabeza... "Sí, me gusta y mucho, pero creo que no es el lugar apropiado para hablar de estos temas. Pásate mañana por casa, nos tomamos un café y hablamos tranquilamente". Así finalmente quedó la cosa mientras la curiosidad de Elsa subía enteros.

A la tarde siguiente Elsa llegó puntual a la casa de Clara. Vivía en un adosado a las afueras. Clara estaba en el porche arreglando unas plantas cuando Elsa llamó a la puerta. Se sentaron tranquilamente a tomar su café y Elsa no pudo reprimir más su curiosidad: "A mí, lo de que me den por el culo siempre me ha dado mucho reparo". Clara respondió contundente: "No sabes lo que te estás perdiendo. Lo que no se es cómo explicártelo". En ese momento sonó la puerta de la casa y llegó Raúl, el marido de Clara. Elsa se sintió muy cortada en ese momento. Raúl se acercó a ellas y tras besar a su mujer le dijo: "¿Ella es Elsa? Os espero arriba".

Esa afirmación inquietó a Elsa. Clara adivinó su inquietud y le dijo: "He pensado que si de verdad quieres aprender, la mejor manera es que veas cómo lo hago". Elsa sintió subir sus colores y un gran calor. Qué hacía ella allí. Por unos momentos se quedó sin palabras... Mientras Clara retiró el café y tras volver de la cocina sugirió: "¿Subimos?".

Clara subió a Elsa de la mano. Al entrar en la habitación invitó a Elsa a sentarse en un sillón que había junto a la ventana. Clara se desnudó dejando sus rotundas curvas al descubierto ante la mirada atónita de su compañera. No estaba delgada, tal vez algo entradita en carnes, pero mantenía unas caderas poderosas y un pecho grande. Clara, ante el silencio de su compañera dijo: "Me dejo las bragas puestas porque a Raúl le pone mucho. Si quieres que te la meta por el culo, tiene que estar muy dura, ¿Entiendes?". Elsa solo atinó a asentir con la cabeza mientras inconscientemente apretaba sus muslos y comenzaba a sentir húmedas sus bragas.

De repente desvió su mirada a la puerta del baño de la habitación, donde estaba Raúl mirando la escena y masturbandose lentamente. Elsa no pudo evitar mirar su miembro, grueso, rotundo. "Eso no puede entrar por el culo", pensó. Clara destapó la cama y se puso a cuatro patas sobre esta, mirando hacia su compañera fíjamente. Le guiñó un ojo y comenzó a mover su culo de un lado a otro, llamando, incitando a su amante a comenzar a darle placer.

Raúl se sentó tras su mujer y comenzó a besar su sexo, suavemente primero, después pasó a lamerlo y finalmente metió un par de dedos mientras seguía comiéndole y lamiéndole en clítoris con ansia. Clara seguía mirando fíjamente a su compañera, excepto en los momentos en los que no podía evitar poner los ojos en blanco de placer. Comenzó a mover las caderas de forma convulsiva. Hasta que finalmente no pudo evitar bajar la cabeza y comenzar a jadear como una perra.

Raúl paró brúscamente. "Para poder dar por el culo a una mujer, es muy importante que todo esté bien húmedo. Elsa, si quieres puedes tocarte, eso me escitaría mucho". Elsa dudó por un momento, pero levantó su falda, apartó sus húmedas braguitas y comenzó a darse placer mientras disfrutaba de la escena. Se inclinó sobre la espalda de su mujer y mirando a Elsa dijo: "Ahora me voy a follar a esta puta". Clara levantó la cabeza, miró a su compañera, mientras Raúl se colocó tras de ella de rodillas, agarró sus caderas y metió toda su gruesa polla en su coño de una sola embestida. Tras un primer empujón seco comenzó a follarse a su mujer rítmicamente. Elsa se quedó hipnotizada con el movimiento de las gruesas tetas de su compañera, así a cuatro patas, que iban y venían de delante a atrás con cada empujón de su marido.

Raúl, paró de nuevo y dijo rotundo: "Elsa, ven, siéntate aquí". Señalando la cama justo a su lado, entre él y su mujer. Elsa se levantó y sin dudarlo aceptó tal invitación. Cuando se sentó aún estaba la polla dentro del sexo de Clara, clavada hasta el fondo. La sacó lentamente y quedó tiesa y húmeda ante los ojos de Elsa. "¿Quieres ayudarnos?", dijo Raúl. "Sí" exhaló Clara en un leve suspiro. "Chúpamela". Clara comenzó a reírse "Eres un caradura. Menos mal que no soy celosa. Anda, Elsa, chúpasela, a mi no me importa".

Raúl agarró por el pelo a Elsa y le acercó el miembro a la boca de la joven. Como no detectó resistencia, sin dudarlo se la insertó en la boca y comenzó con un leve movimiento que poco a poco se convirtió en un auténtico "Folla-boca". Clara por su parte se sentó en la cama para contemplar como su compañera le comía la polla a su marido. A Elsa no le habían dado nunca por el culo, pero comerse una polla no le era una experiencia nueva en absoluto. Con una mano comenzó a acariciarle los huevos a su casual amante, mientras con la otra seguía dándose placer. Además le pareció divertido e irónico estar saboreando los jugosdel coño de su compañera en la polla de su marido.

Clara se volvió a colocar a cuatro patas en la cama. Su marido se mojó un dedo con salíba y se lo metió en el culo. Por unos momentos la habitación se llenó de los gemidos de Clara, Raúl y la cada vez más escandalosa follada de boca que Elsa le estaba brindando. Entre el ruido de las babas que comenzaban a deslizarse de su boca a las sábanas y algún pequeño atragantamiento, se oyó la voz de Clara ordenar: "Follame... rómpeme el culo ya". "La chupas estupendamente", dijo descarado Raúl "casi tan bien como Clara". Aunque realmente sintió que aquella chica se la había chupado como nadie en su vida. Sin dudarlo demasiado, Raúl colocó la gruesa cabeza de su polla en el ojete de Clara. Empujó lentamente mientras Elsa no perdía detalle de aquella entrada. Podía ver como ese ojete se contraía por momentos, hasta que finalmente al entrar todo ese miembro en su interior Clara soltó un gemido mezcla de placer y dolor. Raúl por un momento, empujó su miembro una y otra vez dentro del culo de su mujer, sin agarrarse a ella para que Elsa no perdiese detalle. Pero pronto agarró a su mujer por los hombros y comenzó a follársela sin piedad. Elsa se deslizó a los pies de la cama y se arrodilló frente a Clara. Por un momento se quedó ensimismada viendo la cara de vicio de su compañera, totalmente entregada a la follada que le estaba brindando su marido, sobreexcitado por la mamada de Elsa. Pero decidió participar de ese momento y comenzó a besar a su compañera en la boca, la cuál se debatía entre comerle la boca a su compañera y los gemidos que le producían las rotundas embestidas de su marido. Elsa con una mano comenzó a acariciar las tetas de Clara y con la otra castigaba su húmeda raja. Sumidos en una espiral de gemidos... La primera en correrse fue Clara, que arqueando la espalda gritó como una auténtica perra... En aquella postura y con el ojete contraído por el placer hizo correrse escandalosamente a su marido, que llenó sus entrañas con su cálida leche. La tercera fue Elsa, que quedó tendida exhausta en el suelo...

Cuando Elsa llegó a su casa, cogió el teléfono y llamó a su novio antes de hacer cuálquier otra cosa: "Nene, ¿vas a tardar mucho en llegar? Hay algo que quiero hacer contigo".
almudenita is offline   Citar -
Los siguientes 12 Usuarios dan las gracias a almudenita por este Post:
Antiguo 31-ene-2017, 01:10   #11
Carlos669
Ultra Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2008
Mensajes: 739
Gracias 76 Veces en 68 Posts
Predeterminado

Mira Elsa que pillina
Zenkius Almu , delicioso relato ¡¡¡¡
Carlos669 is offline   Citar -
Antiguo 31-ene-2017, 01:38   #12
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado

Después de leerlo me he metido los dedos hasta yo... ostras que manera de correrme...
almudenita is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a almudenita por este Post:
Antiguo 31-ene-2017, 07:14   #13
JoeyTribbiani
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 41
Gracias 19 Veces en 14 Posts
Predeterminado

El segundo me ha encantado. No eres la única que se ha puesto cachonda leyéndolo...
Enhorabuena, sigue así, Almudenita. Sobre todo si te motiva poner unos cuantos rabos duros...
JoeyTribbiani is offline   Citar -
Antiguo 31-ene-2017, 11:02   #14
Catulus
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: abr-2010
Ubicación: Madrid
Mensajes: 58
Gracias 36 Veces en 19 Posts
Predeterminado

Mis felicitaciones por el relato. Está muy bien y es muy morboso. Esto tiene buena pinta.

Ánimo y deleitanos con más
Catulus is offline   Citar -
Antiguo 31-ene-2017, 11:38   #15
Angel y Diablo
Ministro Pajillero
 
Avatar de Angel y Diablo
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 1.182
Gracias 73 Veces en 69 Posts
Predeterminado

Ostras, después de leer el relato, he tenido que tocarme y menuda corrida, buuuuffff


Cita:
Empezado por almudenita Ver Mensaje
Después de leerlo me he metido los dedos hasta yo... ostras que manera de correrme...
__________________
Alegrame el dia
Angel y Diablo is offline   Citar -
Antiguo 31-ene-2017, 18:44   #16
Alex41974
Mega Pajillero
 
Avatar de Alex41974
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Ubicación: Madrid
Mensajes: 165
Gracias 91 Veces en 90 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por almudenita Ver Mensaje
Después de leerlo me he metido los dedos hasta yo... ostras que manera de correrme...
Esto tiene pinta de best seller!!!!!!
__________________
En un lugar del morbo,de cuyo nombre no quiero acordarme....
Alex41974 is offline   Citar -
Antiguo 12-feb-2017, 20:35   #17
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado Si tu me das, yo te doy...

Elisa estaba profundamente cansada de la contínua solicitud de su marido: “Cariño, ¿puedo darte por el culo?”.
Así que aquel día, intentando librarse de él le respondió… “Vale, pero primero te voy a dar yo. Si te gusta, entonces me podrás dar a mí”. Roberto accedió, pensando que era una excusa más de su mujer para poder librarse de él.
Elisa, superando su vergüenza, al día siguiente se decidió a visitar un sexshop para poder preparar su “venganza” particular. Gracias a Dios, encontró en el centro un sex shop de esos modernos coloristas, casi pensado para mujeres. Al entrar, lo que encontró distaba mucho de la imagen oscura y sórdida que tenía de este tipo de tiendas… Paseó un rato por la tienda viendo aquí y allá, sin saber exactamente que buscar… Pronto se acercó a ella una chica joven, pelirroja y tatuada que parecía ser le dependienta de la tienda. Tras explicarle que quería, la joven le llevó a una pequeña sala dentro de la tienda donde había varios maniquís vestidos de latex, látigos, fustas… La dependienta se acercó a uno de los maniquís y comenzó a masturbar un pene negro que parecía estar cogido a un arnés… Simulando que lo masturbaba, dijo: “Esto es lo que andas buscando. ¿Así o más grande?”. A Elisa le pareció lo suficientemente grueso como para hacer que Roberto se negase y al fin se pudiese librar del problema. Raquel, antes de salir de la tienda la pertrechó con todo el kit necesario para una “feliz enculada” a su marido: arnés, pollón negro de látex y la crema suficiente para convertir esa experiencia en un momento pringoso y deslizante. Raquel le convenció, como extra de llevarse una de esas mordazas de bola… “Por si se pone gritón”, le sugirió.
Varios días más tarde, llegó el momento. Roberto ya le había dado varios tiritos sobre el tema y esa noche parecía que sería el gran momento.
Roberto entró primero a la ducha… y mientras estaba allí bajo el agua, cubierto de espuma y vapor, a Elisa le pareció el momento ideal para comenzar su “pequeña venganza”… Se despojó del albornoz, y tras dejarlo caer al suelo, entró en la ducha. Comenzó a acariciar la espalda de su marido y le pidió susurrándole al oído que se apoyase en la pared de espadas a ella. Cuando estaba allí apoyado, Elisa se arrodilló tras él. Comenzó a untar su dedo corazón con la espuma que corría por la espalda de su marido y poco a poco comenzó a introducirle el dedo en su culo… La resistencia inicial de Roberto, con un leve gemido de dolor, se fue convirtiendo en suspiros de placer cuando Elisa comenzó a deslizar su dedo dentro y fuera a la vez que lo giraba levemente.
Roberto comenzó a apretar sus caderas como si estuviese follándose a una amante imaginaria delante de él. Pronto retiró una de sus manos de la pared y comenzó a masturbar su polla, tiesa y húmeda. Desde atrás, Elisa podía ver cómo los huevos de su marido de balanceaban con el movimiento de su marido y con la paja que se estaba brindando.
De repente, Elisa, sacó con rapidez el dedo del ojete de su amante y le dijo: “Me voy a terminar de duchar… vete a la cama”. Roberto, pensando que había cumplido su parte del trato, se secó y se tumbó en la cama, esperando ver salir a su esposa, su miembro duro, como una piedra, con la sola idea de encular a su mujer al fin. Cuando vio salir a Elisa del baño, su cara de sorpresa lo dijo todo. Elisa salió con su albornoz entreabierto, dejando a la vista la polla que le tenía reservada a su marido. “¿Qué esperabas? ¿Qué solo te metiese el dedo? Primero te voy a follar por el culo yo… y si te gusta, me follarás tú”. Antes de que pudiese decir nada Roberto, Elisa ordenó: “Ponte esto”… Ofreciéndole la mordaza. Roberto obedeció sin decir nada. “ Túmbate boca arriba y abre las piernas”. Ordenó de nuevo. Había pensado follárselo a cuatro patas, pero le apetecía ver la cara de su marido mientras le metía aquella polla por el culo. Siguiendo las instrucciones de Raquel, comenzó a untarle el ojete con el lubricante y poco a poco le introdujo un dedo, después dos… mientras Roberto se retorcía en la cama de placer, con profundos gemidos de placer ahogados por la mordaza. Paró Elisa su masaje. Apoyó sus manos en los muslos de su marido e hizo fuerza hacia debajo de modo que el ojete de su marido quedó a su plena disposición para ser follado. Y en aquella postura comenzó a meter el grueso miembro por el ojete de su marido. Roberto no pudo más que aferrarse a las sábanas con fuerza mientras Elisa observaba como entraba cada centímetro de aquel miembro en el culo de su marido. Elisa se sintió profundamente excitada ante la sensación de poder que le daba la vulnerable posición de su marido. La clavó hasta el fondo. Una vez clavada, comenzó de nuevo a sacarla lentamente, lo que pareció dolerle a Roberto más que que se la clavase. Tras un par de envestidas lentas, comenzó a encularlo cada vez más rápido y con más fuerza.
Poco a poco los gemidos de dolor iniciales de Roberto se fueron transformando en gemidos de puro placer. Roberto, en aquella posición, miró a los ojos de Elisa, viendo claramente como esta estaba disfrutando de aquella circunstancia. Intentó masturbarse él mismo, pero Elisa se lo impidió, quería prolongar al máximo aquel momento, que su marido no se corriese y dar por terminado aquella sesión de tortura.
Tras un rato, le pareció que Roberto ya había tenido lo suyo. “¿Te ha gustado, cariño?”. Roberto, no medió palabra con ella. La colocó a cuatro patas en la cama y le insertó la polla en la boca de un solo empujón. Agarró con las dos manos la cabeza de su mujer y comenzó a follarle la boca mientras le decía que sí le había gustado… y que era hora de que ella disfrutase tanto como él. Una vez sintió su polla lo suficientemente lubricada por las babas de su mujer, le puso la mordaza a ella y se colocó tras de ella de rodillas. Escupió en su ojete y le untó su saliva preparándolo para ser follado. Con las manos abrió bien las nalgas de su mujer y sin piedad, con ganas de vengarse del castigo recibido, empujó con fuerzas su polla en el ojete de su mujer. En principio, se contrajo y se resistió, pero Roberto estaba decidido a llevarse su premio y empujó con saña hasta que clavó todo su miembro en el dolorido ojete de Elisa.
Siguió su salvaje follada con golpes secos de su cadera contra el culo de su mujer. A cada empujón preguntaba: “¿Te gusta?”… “¿Te gusta?”… “¿Te gusta?”… “¿Te gusta?”… Algunas lágrimas de dolor corrían las mejillas de Elisa, mientras con sus gemidos y gritos, callados por aquella bola en su boca, sentía como saltaba la saliva sobre la sábana. Roberto agarró fuertemente a Elisa por sus hombros y por el pelo, poseído por una rabia incontenible comenzó a follar el culo de su mujer.
Elisa sentía la polla de Roberto pugnando por introducirse hasta sus mismas entrañas. Su dolor comenzó a transformarse poco a poco en placer, hasta que se corrió de puro morbo y gusto. Su orgasmo la llevó a contraer su ojete al máximo, lo que por un lado incrementó su propio dolor y por otro aceleró el orgasmo de Roberto. Elisa sintió como el frenético movimiento de su marido se paró en seco. La polla de Roberto se quedó insertada en aquel estrecho y contraído culo, apretando al máximo. Entonces Elisa pudo sentir la descarga cálida de leche que la llenó por dentro. La polla de Roberto salió de aquel ojete y ambos quedaron en la cama tumbados, jadeando, desfallecidos. Cuando pudo recuperar el aliento, Roberto dijo: “Lo siento…” a lo que Elisa respondió… “No te preocupes, la semana que viene repetimos los dos…”.
almudenita is offline   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a almudenita por este Post:
Antiguo 12-feb-2017, 20:38   #18
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado

Ahí, perforando... cuando os lo pidan tomad ejemplo de la historia... el problema es que le guste...
almudenita is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a almudenita por este Post:
Antiguo 13-feb-2017, 18:42   #19
Angel y Diablo
Ministro Pajillero
 
Avatar de Angel y Diablo
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 1.182
Gracias 73 Veces en 69 Posts
Predeterminado

Muy buena historia y muy buena frase final, jejejejeje


Cita:
Empezado por almudenita Ver Mensaje
Ahí, perforando... cuando os lo pidan tomad ejemplo de la historia... el problema es que le guste...
__________________
Alegrame el dia
Angel y Diablo is offline   Citar -
Antiguo 27-jun-2017, 00:54   #20
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado


Buscando inspiración... me gustaría cenarme uno... o desayunarmelo...
almudenita is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a almudenita por este Post:
Antiguo 27-jun-2017, 20:33   #21
lokko007
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Mensajes: 153
Gracias 53 Veces en 47 Posts
Predeterminado

relato muy excitante y veo que eres golosa por las pollas enormes o me equivoco? :P

saludos
lokko007 is offline   Citar -
Antiguo 26-sep-2017, 23:37   #22
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por lokko007 Ver Mensaje
relato muy excitante y veo que eres golosa por las pollas enormes o me equivoco? :P

saludos
Me encantan... sobre todo gordas y gruesas... de esas que hay que abrir bien la boca para comérselas...
almudenita is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a almudenita por este Post:
Antiguo 27-sep-2017, 00:13   #23
escrota
Mega Pajillero
 
Avatar de escrota
 
Fecha de Ingreso: ago-2017
Mensajes: 174
Gracias 131 Veces en 99 Posts
Predeterminado

Muy buenos relatos. Me has dejado duro.

Un beso
escrota is offline   Citar -
Antiguo 27-sep-2017, 13:05   #24
Txopo
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Txopo
 
Fecha de Ingreso: may-2005
Mensajes: 801
Gracias 67 Veces en 65 Posts
Predeterminado

Me gusta tu forma de escribir.
Me quedo por aquí disfrutando.

Un besote.... y un azote!
Txopo is offline   Citar -
Antiguo 16-oct-2017, 23:49   #25
almudenita
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 19
Gracias 57 Veces en 17 Posts
Predeterminado Ilegal o Inmoral...??? (Parte 1).

Cuando sonó la puerta Victor jamás esperaba que fuese Amanda... pero al abrir, allí estaba ella, con sus zapatillas blancas, sus calcetines blancos, sus breves pantalones negros y su camiseta de tirantas púrpura... Pero si no esperaba su visita... menos esperaba lo que le dijo:

- "Ayer cumplí 18 años... Mi edad ya no es un problema, ¿no?

Amanda llevaba un tiempo insinuándose a Victor... Y él, a sus cuarenta años, no podía caer en la trampa de una menor... Aquello era ilegal y podía acabar muy mal. Por no decir que era la hija de su amante, por ende de su amigo, además de la amiga de su propia hija. Todo pintaba muy mal... Y aunque Amanda era más que apetecible, era un pecado del que tenía que prescindir... no quería acabar en la cárcel por un polvo.

Pero con lo que acababa de escuchar... La ilegalidad ya no era un problema, tal vez podría ser inmoral... pero considerando que el estaba divorciado desde hace ya algún tiempo, no engañaba a nadie... Y al fin y al cabo Amanda había venido ella solita por su propia voluntad.

La invitó a pasar muy amablemente... ella rápidamente le abrazó por el cuello y le besó con ganas... como la que esperaba mucho tiempo esperando aquel momento... Victor por un momento dudó si abrazarla, besarla, arrancarle la ropa y follarsela por todos sus agujeros... Pero decidió que aquella situación requería de no comportarse como un niñato calentón.

La cogió en brazos y la sentó en el sofá. La miró a los ojos y puso sus caderas al borde del sofá dejando su culo al aire... Abrió sus piernas y tiró a un lado del breve pantalón... Amanda no pudo reprimirse y estremecerse. Acarició su coño con suavidad... y notó como al momento se mojaba y palpitaba pidiendo guerra... Tenía a una "niña" a su merced... decidió que esta vez sería él el que tenía que darle placer... Amanda, inquisitiva, ordenó:

- "Fóllame"...

Victor negó con la cabeza... "Hoy no". Y antes ella pudiese decir algo... se puso a comerse su coño, primero con suavidad... al descubrir que estaba perfectamente depilado, comenzó a besarlo y lamerlo cada vez con más intensidad.

Amanda estaba acostumbrada al sexo inocente y rápido con alguno de sus compañeros... algún morreo... alguna paja... muchas caricias y poco más... Así que al sentir la lengua de Victor abriendo su sexo, no pudo más que estremercerse y correrse... Se sintió algo cortada al sentir toda su humedad mojando sus ropa interior y su pantalón... Por un momento, aunque muy feliz, se sintió avergonzada y decidió salir de allí hasta otra ocasión.

Victor no sabía si reir, si llamarla, si sentirse alagado... lo que sí que se sentía era enormemente excitado. Su polla estaba dura como una roca... Y aunque solo le había comido el coño, en más de una ocasión había fantaseado con follársela... así que había imaginado ese momento y cómo sería sentir su estrecho coño abrazando su polla... Pero hoy no podría ser... así que se planteó hacerse una gran paja a la salud de Amanda. Pero la puerta volvió a sonar... Su deseo aumentó su excitación y el tamaño de su polla a límites infinitos... Así que abrió la puerta.

Pero cual fue su sorpresa al descubrir que no era Amanda, si no Julia, su madre la que acudía esta vez a su puerta... Por un momento pensó en lo peor... "Julia se ha dado cuenta de lo que acabo de hacer con su hija y se va a liar"... Pero Julia, amante habitual de Victor, venía a mantener uno de sus emocionantes encuentros...

Julia miró la abultada bragueta de Victor y con una sonrisa exclamó: "Me estabas esperando... qué bien"...

Victor no dudó ni un momento... la agarró fuertemente por el pelo y la arrodilló frente a él... Julia iba a pagar el pecado de su hija... Él la agarró por la cabeza con una mano mientras con la otra se bajaba el pantalón... Por un momento Julia, habría preferido más delicadeza por parte de su amante... más preliminares, algún beso o abrazo... Pero cuando se dispuso a recriminarle que fuese más lento, Victor no dudó ni un segundo e insertó su polla en su boca, hasta que sus huevos rozaron la barbilla de su amante.

Tras un par de envestidas... Julia no pudo reprimir una arcada y un ataque de tos... Victor sacó la polla por un segundo, en el que Julia alcanzó solo a limpiarse las babas que ya colgaban de su barbilla...

Él, excitado pensó... "¿A quién iba a salir la niña...? Y de nuevo insertó de un golpe seco la polla en la boca de su amante... Sujetó su cabeza con sus dos manos... y sin esperar a que ella fuese la que le chupase la polla como en otras ocasiones, comenzó a follarle la boca y la cara a Julia... Ella, en principio agobiada, comenzó a deslizar su mano bajo el blusón blanco que vestía... Para estas ocasiones venía ya preparada sin ropa interior... Sabía que a su amante le resultaba muy excitante saber que estaba desnuda bajo ese blusón.

Tras un rato de gemidos, atragantamientos y fuertes empujones contra la cara de su amante la agarró de nuevo por el pelo, la besó en su pegajosa boca y así, agarrada por el pelo, decidió llevarla a la habitación.

La colocó rápidamente a cuatro patas sobre la cama, levantó su blusón y se sintió más excitado aún al ver su rotundo culo y su húmedo coño a su plena disposición... "¿Qué te pasa hoy? ¿Te noto raro, Víctor?"... Víctor no estaba para dar muchas explicaciones... se acercó a su ojete... le escupió en varias ocasiones y le introdujo un dedo rápidamente para humedecerlo.

Julia se estremeció y opuso algo de resistencia ante aquello... "Hoy no me apetece por ahí...", pero su petición cayó en saco roto... Víctor comenzó a meter su polla en aquel apretado ojete... "Te he dicho que no..." "¿Qué te pasa?"... "Me haces daño..."

Víctor pensó... "Pues no haber venido..." Con un último empujón clavó su polla por completo en el culo de Julia, que no pudo más que exhalar un grito de dolor... Y continuó de este modo saciando su deseo en el culo de Julia, mientras imaginaba cómo sería follarse a su hija por el culo... Seguro que sería muy excitante... pero ahí estaba, follándose a Julia, su amante, su vecina, la guarra que siempre había saciado sus deseos... Y aunque se resistió en un principio, comenzó a tornar sus gritos de dolor en gemidos de puro placer... "Perra falsa", pensó Víctor... hasta que de repente, la agarró fuertemente por sus caderas, y en una última y brutal envestida, se corrió como un animal apretando los dientes... Julia, que aún no se había corrido, sintió su culo inundado de ese cálido líquido... Insatisfecha, excitada y enfadada, cuando consiguió sacar la polla de Víctor de su culo... solo alcanzó a decirle: "Eres un hijo de puta..." Y se marchó.
almudenita is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a almudenita por este Post:

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas