Responder

Tus Relatos y experiencias - Mi esposa en un piso de estudiantes Herramientas
Antiguo 08-jun-2017, 21:13   #1
DIEGOLON
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jun-2017
Mensajes: 6
Gracias 129 Veces en 6 Posts
Predeterminado Mi esposa en un piso de estudiantes

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN.

Me llamo Diego, tengo 30 años y me case hace 5 años con María, que actualmente tiene 29 años. Muchos familiares y amigos nos decían que por que nos casábamos tan jóvenes y siempre respondíamos los mismo nos queríamos… y nos seguimos queriendo.

Cuando nos casamos nos tuvimos que ir de alquiler a un estudio muy pequeño ya que no estábamos para tirar cohetes de dinero. Ella era la única que trabajaba, había terminado la carrera de fisioterapia y había encontrado trabajo en una consulta de una profesora suya en la misma ciudad en la que vivíamos. Yo en cambio aún seguía estudiando arquitectura.

María, a pesar de gustarle el trabajo que tenía, no ganaba mucho dinero, ya que cobraba un porcentaje de los pacientes que le derivaba su jefa. Además, tenía que trabajar muchas horas para que le quedara un sueldo aceptable. Con el paso de los meses yo veía que cada vez estaba más agotada, de peor humor y nunca tenía ganas de salir. Esto se repetía día tras día.

Un día por la noche mientras estábamos en la cama le pregunte:
Yo: ¿Qué tal el día cariño?
María: puff!! como todos los días, nada nuevo que destacar
Yo: Ya… ¿has tenido mucho lio hoy?
María: Si
Yo: El trabajo este va a acabar contigo preciosa, estas currando muchas horas y te veo triste últimamente.
María se dio la vuelta y me miro a los ojos.
María: No es que esté triste, simplemente llego muy cansada todos los días.
Yo: Lo sé preciosa
María: Cuando estaba estudiando yo me veía trabajando en un gran hospital… y mírame donde estoy, en una maldita consulta trabajando por cuatro duros.
Yo: Bueno, pero acabas de empezar, seguro que la mayoría de tus compañeros ni están trabajando, además intenta buscar algo en algún hospital a lo mejor…
María: No es así tan sencillo, hay que presentarse a unas oposiciones, estudiar mucho, aprobarlas y arrasar con la nota, porque saldrían muy pocas plazas y habría miles de personas intentando conseguir el puesto
Yo: ¿y cuál es el problema? Preséntate.
María: Por favor Diego deja de decir tonterías que es muy tarde y mañana tengo que madrugar.
Yo: Te lo estoy diciendo completamente en serio.
María: ¿Pero no ves que no tengo tiempo para nada? ¿Qué quieres que haga dejar el trabajo para estudiar? ¿Y de que vivimos?
Yo: Al lado de mi facultad hay un taller buscando a alguien que le lleve los números, podría preguntar mañana y ver si puedo trabajar por las tardes. Así podría compatibilizarlo con mis clases.

María no puedo evitar reírse
María: ¿los números de un taller?, que sabrás tú de eso.
A mí me salió también una sonrisa, nos dimos un beso y la deje que descansara.

Al día siguiente cuando salí de la facultad me pase por el taller en cuestión, a pesar de no tener muy claro cuál iba ser el trabajo le eche valor y allí que me planté. El dueño no estaba muy convencido, pero cuando acepté sus míseras condiciones no puso tantos problemas. Estaba deseando ver a María para darle la notica, esperé a que estuviéramos en la cama para decírselo.

Yo: Ya tengo mi primer trabajo, ahora te toca a ti decirle a tu jefa que te deje las tardes o las mañanas libres.
María: Que graciosillo eres
Yo: jajaja, ¿graciosillo? Te lo digo en serio María. He estado esta tarde y el dueño al principio no estaba muy convencido, pero cuando le he dicho que estaba estudiando arquitectura le cambio la cara. No es mucho dinero tampoco, pero nos vendrá bien, lo he hecho por ti, por los dos.

María se acercó y me dio un cariñoso beso en los labios.
María: Que tontito eres cielo

Comenzamos a besarnos y ella poco a poco empezó a tocarme por encima de la polla, a mí me pillo un poco fuera de juego ya que no acostumbrábamos a hacerlo entre semana, se sentó encima mía y se quitó su camiseta de una forma muy sensual dejándome al descubierto sus perfectas tetas, yo me quede embobado mirándolas.

María: ¿Te gustan? Pues a que esperas para comértelas.

Aquello me sí que me pilló desprevenido, ¿comerselas?, María siempre ha sido una persona muy educada y en la cama suele ser una persona más bien tradicional, pero cada cierto tiempo, una de cada siete u ocho veces que lo hacemos se vuelve mucho más caliente y fogosa. Parecía que esa noche era una de estas últimas.

Aprovecho para describirla, María mide 1.68 m, muy guapa, morena tanto su pelo como su piel, los ojos marrones, el pelo lo lleva por el hombro, tiene buenos pechos, pero sin duda lo mejor que tiene ese es culo perfecto que le ha dado dios. No voy a poner fotos de ella, pero para que os hagáis una idea se parece a la actriz porno Luccia Reyes (su cuerpo es exactamente igual y de cara creo que María es más guapa). Hecho este inciso continuo.

Yo no me lo pensé dos veces y me lancé a por sus pechos, comencé besándoles los pezones mientras que con mis dos manos acariciaba su precioso culito. María no parecía que tuviera ganas de perder el tiempo en preliminares, se hecho a un lado y me bajo de un tirón los calzoncillos hasta las rodillas, pero entre que lo acelerado que se había dado todo y porque no decirlo, la paja que me había hecho en la ducha, aquello no estaba ni al 50%

María: ¡Vaya!! Parece que tu pollita no tiene las mismas ganas que yo.

María se puso de rodillas junto a mí, se agachó y de una vez se metió toda mi polla aun flácida en la boca, empezó a succionar y hacer ruido con su lengua para calentarme, en menos de treinta segundos ya la tenía erecta. María sin perder el tiempo se incorporó y se dejó caer poco a poco sobre mi polla, veía como entraba completamente en su coño hasta quedar sentada completamente sobre mí.
Comenzó a cabalgarme muy rápido y a jadear muy fuerte parecía que se iba a correr en cualquier momento, pero aflojaba el ritmo y tras unos segundos volvía a acelerarlo. Así pasamos más de diez minutos

María: ¿Venga cariño no quieres correrte? ¿no te gusta cómo te estoy follando?

Yo por más que me concentraba no había forma de correrme, maldije aquella paja que me hice unas horas antes. Mientras seguíamos follando María me habló al oído.

María: ¿Sabes que cariño? esta tarde me ha pasado una cosa muy fuerte con un paciente. A última hora de la tarde mi jefa tuvo que salir y que quede con el último paciente suyo.
Yo: Si, ¿y qué?
María: Se llamaba Fermín, tendría sobre 45 años, venía con pantalones cortos y camiseta de deporte, se conservaba bastante bien. Venia porque tenía los aductores sobrecargados, ¿sabes dónde están los aductores cariño?

María extendió sus brazos por su espada y empezó a tocarme suavemente los aductores mientras con sus deditos rozaba mis huevos.

Yo: Claro que se dónde están.
María: Le dije que se tenía que quitar los pantalones y tumbarse boca arriba en la camilla, pero me dijo que no llevaba calzoncillos porque le hacían cebaduras, que Luisa, mi jefa, le ponía una toalla. Le dije que no había problema que se fuera tumbando en la camilla, fui al estante donde estaban las toallas y cuando me gire de nuevo…
Yo: ¿le vistes la polla?
María: No cari, no le vi la polla… le vi el pollón que tenía.

Que María hablara de esa forma hacía que se pusiera como una moto. María se acercó hacia mi oído y empezó a relatarme.

María: Le puse la toalla encima de aquello y comencé con el tratamiento, Fermín estaba con los ojos cerrados relajado con la música y yo mientras me esforzaba con los aductores. Los tenía durísimos, como si llevara haciendo deporte desde que era joven. Me fui acercando cada vez más por la parte interior de los muslos y supongo que involuntariamente a Fermín se le empezó a poner la polla dura. Yo estaba muy caliente cariño y no te enfades con esto que te voy a contar.
Yo: Joder María estoy que voy a reventar, me voy a correr ya.
María: Subí mis dos manos y le cogí el pollón…
Yo: Aaaahgg, ¡¡dios María me corroooo!!

Y estallé, me corrí como hacía tiempo que no lo hacía en el interior de María.
María se levantó en dirección a la cómoda que tenemos en el cuarto y puede contemplarla completamente desnuda, vaya cuerpazo que tenía. Se encendió un cigarro y mientras le daba una calada, desnuda como estaba, me miro y me dijo.

María: Se muy bien cómo hacer que te corras, solo tengo que contarte una de mis historias y ya está.
Yo: Si María, no veas como me ponen esas historias que te inventas.

María le salió una carcajada, hizo una pausa le volvió a dar una calada al cigarro y mientras iba desnuda para el cuarto de baño dijo.

María: Cariño no todo lo que te he contado es falso.
DIEGOLON is offline   Citar -
Los siguientes 34 Usuarios dan las gracias a DIEGOLON por este Post:
Antiguo 08-jun-2017, 23:57   #2
DEMONICUSTWO
Pajillero Novato
 
Avatar de DEMONICUSTWO
 
Fecha de Ingreso: jun-2011
Mensajes: 20
Gracias 10 Veces en 8 Posts
Predeterminado

Un comienzo prometedor....
DEMONICUSTWO is offline   Citar -
Antiguo 09-jun-2017, 00:18   #3
parejilla pajer
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: sep-2013
Ubicación: centro
Mensajes: 59
Gracias 117 Veces en 29 Posts
Predeterminado Calentando para el fin de semana

Magnífico comienzo. Pero no nos puedes dejar así, seguro habrá algo más para este fin de semana, no?
parejilla pajer is offline   Citar -
Antiguo 09-jun-2017, 12:30   #4
erotin
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2015
Mensajes: 74
Gracias 33 Veces en 29 Posts
Predeterminado

donatio fabuloso relato, parece el bolero de ravel va subiendo increscendo hasta llegar al apoteosis, que esperamos con impaciencia
erotin is offline   Citar -
Antiguo 09-jun-2017, 15:30   #5
lucerodelalba
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 415
Gracias 47 Veces en 46 Posts
Predeterminado

que bien empieza!!
lucerodelalba is offline   Citar -
Visita nuestro sponsor
Antiguo 09-jun-2017, 16:27   #6
UNO PARA MIRAR
Mega Pajillero
 
Avatar de UNO PARA MIRAR
 
Fecha de Ingreso: jun-2015
Mensajes: 159
Gracias 135 Veces en 60 Posts
Predeterminado

No puedo más que felicitar al autor por tan prometedor inicio, esto tiene una pinta más que interesante

Deseando saber qué fue verdad de lo relatado y qué no...
UNO PARA MIRAR is offline   Citar -
Antiguo 09-jun-2017, 20:34   #7
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 21.976
Gracias 14.907 Veces en 7.603 Posts
Predeterminado

Interesante... no tardes en continuar... be erchugbeer chug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
Antiguo 10-jun-2017, 07:03   #8
mayeutico
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: may-2010
Mensajes: 357
Gracias 52 Veces en 28 Posts
Predeterminado

Buenísimo
mayeutico is offline   Citar -
Antiguo 10-jun-2017, 12:33   #9
parritaherrera9
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: mar-2016
Mensajes: 49
Gracias 12 Veces en 9 Posts
Predeterminado

Muy buena pinta!!
parritaherrera9 is offline   Citar -
Antiguo 11-jun-2017, 19:45   #10
ENCOFRADOR
Ministro Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: ESPAÑA
Mensajes: 1.228
Gracias 553 Veces en 293 Posts
Predeterminado

Se pone interesante la historia, me quedo un rato para ver en que acaba la historia
__________________
Pasate por mis relatos y deja tu oponion:

Morbo en Tenerife

Me puedes echar crema
ENCOFRADOR is online now   Citar -
Antiguo 12-jun-2017, 17:51   #11
DIEGOLON
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jun-2017
Mensajes: 6
Gracias 129 Veces en 6 Posts
Predeterminado

CAPITULO 2. CAMBIO DE RUMBO.

María: Se muy bien cómo hacer que te corras, solo tengo que contarte una de mis historias y ya está.
Yo: Si María, no veas como me ponen esas historias que te inventas.
María le salió una carcajada, hizo una pausa le volvió a dar una calada al cigarro y mientras iba desnuda para el cuarto de baño dijo.
María: Cariño no todo lo que te he contado es falso.



Yo me quede pensando si aquello lo había dicho porque aún estaba caliente o por seguir con el juego, pero dudaba mucho que hiciera algo así. A los diez minutos salió del baño con su pijama ya puesto y se tumbó en la cama junto a mí.

Yo: ¿Oye que ha pasado hoy con el tal Fermín?
María: Nada cariño, ¿qué crees que iba hacer?
Yo: ¡Joder! No se dímelo tú, me has dicho que le cogiste la polla
María: jajaj, cari estábamos jugando. ¿Cómo le voy a coger la polla? Si es cierto que se la vi en un descuido cuando me giré, pero ya está.
Yo: ¿O sea que de pollón nada no?
María: jeje, anda duérmete ya que con tanto ajetreo se nos ha hecho demasiado tarde.

No le quise insistir más sobre la herramienta del tal Fermín. A los cinco minutos llame la atención de María con el codo.

Yo: ¡Oye, acuérdate mañana de hablar con tu jefa eh!!
María: Sii, no te preocupes que lo haré cari.

Al día siguiente, como de costumbre, María se fue al trabajo y yo a la facultad.
Empezaba a estar cansado de la maldita carrera en la que me había metido, llevaba seis años y los que me quedaban. Encima el mercado laboral estaba hecho una autentica mierda, ¿dónde iba a trabajar una vez terminara?, ¿merecía la pena perder tantos años para luego nada?, todo esto siempre me rondaba la cabeza día tras día. A todo esto, había que sumarle que en menos de una semana empezaba también a trabajar por las tardes, quizás, aquello si me vendría bien para ganar algo de dinero y sentirme realizado.

Por la tarde María me mandó un mensaje
Mensaje de María: Diegooo buenas noticias. ¡He hablado con Luisa y desde mañana me deja las tardes libres!
A los 5 minutos me volvió a mandar otro mensaje.
Mensaje de María: llegaré a casa sobre las 21:30, hazme la cena cariiiiii, Un beso.

Como me había ordenado, a las 21:30 ya tenía la cena hecha y esperaba a que apareciera María por la puerta, tras como entró, parecía otra persona. Venía sonriente, radiante y feliz. Parecía que le habían quitado una condena perpetua. Me dio un beso en los labios, se sentó a la mesa y nos pusimos a cenar.

María: Que bien cari, al fin tengo tiempo libre.
Yo: jeje, ¿cómo que tiempo libre? Ahora a estudiar para las oposiciones.
María: Por supuesto, ¿pero déjame que disfrute lo que queda de semana al menos no? – mientras decía esto ponía carita de pena—
Yo: Bueno anda, te lo mereces. ¿Oye y al final como fue la charla con tu jefa?
María: Pues va a reorganizar su agenda de manera que ella esté por la mañana todos los días y a mí me dejará a cargo de la clínica todas las tardes, así ella también dispone de las tardes para sus cosas.

Terminamos de cenar y nos quedamos en el salón viendo una peli hasta que nos quedamos los dos dormidos en el sofá.

Esa semana pasamos muchas horas juntos, salimos por las tardes, fuimos al cine, quedamos con los amigos a tomarnos algo por ahí, … parecíamos una parejita que se acababa de conocer. Llegó la noche del domingo, me encontraba muy nervioso por el cambio que habíamos hecho en nuestras vidas, María con lo de prepararse unas oposiciones y yo por empezar a currar, solo puede dormir unas horas en toda la noche. Me desperté temprano, me duche, desayune y a las 8:30 cerraba la puerta del piso camino a afrontar aquel día… Doce horas después me encontraba de nuevo ante aquella fea y vieja puerta de nuestro estudio. Cuando abrí la puerta me recibió María muy cariñosa

María: Hola guapo, ¿qué tal tu primer día de curro?
Yo: Pues muy bien, no es muy complicado lo que tengo que hacer, contabilizar las horas diarias de los trabajadores según el cliente, llevar al día el almacén, facturar las reparaciones, etc.
María: Que bien, me alegro mucho de que te haya ido todo perfecto.
Yo: ¿Y tú qué? ¿has estudiado mucho?
María: Que va, estoy súper perdida. No sé ni por dónde empezar.
Yo: Bueno no te agobies, acabas de empezar.

Pasaron varios días, en los que parecía que ya nos habíamos acomodado en nuestras nuevas tareas. El jueves por la noche me metí en el baño para ducharme, le di al agua caliente mientras me quitaba la ropa, me metí en la ducha y comenzé a enjabonarme. En ese momento entro María con su móvil en la mano, venía riéndose, mientras no apartaba la vista del aparato se quitó su pantalón, el jersey y una camiseta corta que llevaba por el interior. Se quedó solo con sus braguitas y sujetador, puso el móvil en el mueble del lavabo cogió su cepillo de dientes, hecho un poco de crema y se puso a lavarse los dientes arqueándose su precioso cuerpo hacia adelante. Se esmeraba en cepillarse los dientes y eso hacía que su fabuloso culo se moviera como si estuviera bailando zamba. Que buena estaba la hija de puta pensaba, a veces no me creía como un tío como yo tan normal y corriente podía estar con una tía tan jodidamente buena.

María escupió la pasta de dientes y se enjuagó la boca, se fue dirección al inodoro se bajó sus braguitas y se sentó a orinar. A los pocos minutos me salí de la ducha y me echaba una toalla por encima cuando María de pronto llamó mi atención sin dejar de mirar su móvil.

María: ¿Oye a que no sabes quien ha pasado oficialmente a ser paciente mío?
Yo: No sé, ¿Quién?
María: ¡!Fermín!!—lo decía mientras se le escapaba una sonrisita picara—
Yo: ¿Fermín? ¿El polludo??
María: jajaja, que bruto eres. Pues resulta que solo puede algunos días por de la tarde a partir de las ocho, así que mi jefa me lo ha dejado para mí a partir de ahora.

Yo en ese instante dejé caer la toalla y la puse mi polla a escasos centímetros de su cara y le dije.
Yo: Aquí tienes a tu polludo
María dejo de mirar el móvil y me miro la polla
María: jeje, no cari, tu eres mi pollita.

Se acercó y me dio un beso en la punta y prosiguió mirando su móvil como antes. Yo bajé mi mano al retrete, buscando su coño y cuando lo pude tocar, con los cuatro dedos de la mano apreté hacia arriba.
María: ahhaag!! ¡Cabrón que no me lo esperaba!!

Que morbo me dio tocarle el coño así, lo tenía aún muy caliente y todavía húmedo de haber orinado hacia unos minutos, empecé a masturbarla y ella se dejaba hacer.
Apretaba y movía mis dedos entre sus labios y empecé con el dedo pulgar a acariciarle el clítoris. Ella estaba muy cachonda, como si ya se hubiera estado tocando antes de que apareciera por el baño. María por fin soltó el móvil en el suelo, se echó para adelante, puso sus dos manitas por mis rodillas y se metió mi polla entera en la boca, se la sacó y empezó con la legua a darle lengüetazos por la punta, volvió a metérsela en la boca y comenzó a moverse muy rápido mientras se trabaja mi polla, cada vez me iba creciendo más y más la polla, pero para María eso no era ningún problema.

En un momento mire hacia su móvil que yacía en el suelo y todavía tenía la pantalla encendida. Por lo poco que pude ver antes de que se apagara la pantalla parecía que era una conversación de wasap, no le preste la más mínima atención.
Yo estaba ya con la polla durísima, seguía masturbando a María mientras que con la otra mano le cogí su cabeza para guiarle con la mamada que me estaba haciendo. María se la sacaba entera, abría su boquita durante varios segundos y se la metía completamente entera hasta que su barbilla chocaba en mis huevos, permanecía ahí varios segundos y se la volvía a sacar, este movimiento empecé a hacerlo cada vez más con más ritmo mientras empecé a masturbar a María también más rápido. María se saca mi polla de la boca y dijo
Maria: dios que gusto, me voy a correr como sigas tocándome así cabrón.

Se volvió a meter mi polla en su boca hasta la garganta y ahí se quedó quieta, yo seguía empujando y haciendo leves movimientos como queriendo seguir metiendo mi polla más adentro. Yo veía que María estaba a punto de correrse. María, mientras tenía toda mi polla en la boca, empezó a sacar su lengua por debajo y empezaba a chuparme los huevos, pensé: Dios como cojones podía hacer eso.
Yo: Te vas correr para mí a que si
María: mmmmajammm – intentaba hablar y asentía con la cabeza
Yo: Que bien la chupas, eres la mejor chupapollas de la ciudad
María: mmmiiimm!

Yo seguí varios segundos más hasta que María se hecho hacia atrás, soltándome la polla.
María: aaahgghh, dios me corro!!! Ufff

Yo no dejaba de masturbarla con el mismo ímpetu con el que estaba hasta ahora.
María: aaahrra, dios cariño yaaa, aaahha dios que bueno ya esta!!!

María se recostó completamente hacia atrás. Me cogió la polla y empezó a pajearme bastante rápido para que me corriera, tras varios minutos María ya estaba cansada
María: ¡Venga carii córrete ya!!

Yo le quité su mano y me cogí la polla y empecé a pajearme bastante rápido mientras le cogía un pecho. Ella estaba de vuelta con su móvil prestándome poca atención. Minutos después estaba a punto de correrme acerque mi polla a su boca y María se percató.
María: eh, eh, ni se te ocurra, coge un papel.

Tuve que coger un papel y en varias sacudidas más ya me había corrido. Me volví a meter rápidamente en la ducha y me pegué un duchado rápido. María se quitaba la poca ropa que tenía y cuando yo salí se metía ella en la ducha. El deje allí y me fui a la cama.

Cuando estaba allí tumbado a oscuras empecé a darle vueltas un poco al coco -- ¿porque estaba María tan caliente hoy?, se me vino a la mente el tal Fermín ese, las dos veces que María había coincidido con él se ponía muy caliente. No podía ser que María tuviera algo con ese tío, que coño estoy pensando, ni con ese tío ni con nadie, la conozco desde hace muchos años y no es de ese tipo de tías, serán paranoias mías. Entre María y yo siempre ha habido mucha confianza y nunca ha habido secretos entre nosotros. Hablábamos de cualquier cosa con total confianza, de sus problemas, de lo bueno que estaban los tíos o las tías que veíamos por ahí, hasta sabíamos las contraseñas del correo, de Facebook, del móvil…—
De pronto me sobresalté, ¡joder con quien coño estaba hablando por el wasap antes!? ¿Seria con el puto Fermín? ...tenía que cogerle el móvil y averiguarlo. De pronto escuché la puerta del baño abrirse e hice como que estaba dormido. María se tumbó junto a mí y me dijo.

María: Cari, no es normal que tardes tanto tiempo en correrte y a veces incluso ni llegues a ello, tenemos que buscar una solución a ese problemilla.
DIEGOLON is offline   Citar -
Los siguientes 28 Usuarios dan las gracias a DIEGOLON por este Post:
Antiguo 14-jun-2017, 06:21   #12
CHAVAL32
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2013
Mensajes: 38
Gracias 57 Veces en 22 Posts
Predeterminado

Gran relato, por favor no nos dejes con la curiosidad
CHAVAL32 is offline   Citar -
Antiguo 14-jun-2017, 11:09   #13
lion73
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2011
Mensajes: 368
Gracias 49 Veces en 47 Posts
Predeterminado Me corri

Gran relato.... Con esa imaginacion no solo te corres tu antes.
lion73 is offline   Citar -
Antiguo 14-jun-2017, 16:31   #14
parritaherrera9
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: mar-2016
Mensajes: 49
Gracias 12 Veces en 9 Posts
Predeterminado

La solucion se llama fermin jejej
parritaherrera9 is offline   Citar -
Antiguo 15-jun-2017, 16:53   #15
JuliusCaesar
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de JuliusCaesar
 
Fecha de Ingreso: dic-2009
Ubicación: Centro
Mensajes: 720
Gracias 68 Veces en 30 Posts
Predeterminado Enganchado

Cita:
Empezado por DIEGOLON Ver Mensaje

María: jeje, no cari, tu eres mi pollita.

Muy bueno!
Ya me temo que es lo que va hacer María para solucionar ese problemilla
JuliusCaesar is offline   Citar -
Antiguo 19-jun-2017, 07:40   #16
viciosinfin1973
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jun-2017
Mensajes: 94
Gracias 50 Veces en 37 Posts
Predeterminado

Vamos a ver cual es la solución que propone

Lo mismo es que espie desde su trabajo como trata y" desesstresa" a Fermin
viciosinfin1973 is offline   Citar -
Antiguo 21-jun-2017, 20:07   #17
DIEGOLON
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jun-2017
Mensajes: 6
Gracias 129 Veces en 6 Posts
Predeterminado

CAPITULO 2. CAMBIO DE RUMBO (Parte II)

De pronto me sobresalté, ¡joder con quien coño estaba hablando por el wasap antes!?, tenía que cogerle el móvil y averiguarlo. De pronto escuché la puerta del baño abrirse e hice como que estaba dormido. María se tumbó junto a mí y me dijo.
María: Cari, no es normal que tardes tanto tiempo en correrte y a veces incluso ni llegues a ello, tenemos que buscar una solución a ese problemilla.


Yo me hice el dormido e hice como que no escuche nada. Quería averiguar lo del maldito móvil. Mi plan era levantarme mucho más temprano que ella y fisgonear en su wasap.

Eran las 6:00 de la mañana y ya estaba en planta, no quise encender la luz del cuarto para no despertar a María, aunque por su respiración se notaba que dormía profundamente. Encendí la luz del baño y me dispuse a coger su móvil de la mesita de noche, me metí en el baño y cerré el pestillo de la puerta.

Abrí la aplicación de wasap, me fui a contactos y buscaba: F,F,F, Fermín, Fermín,… allí no había ningún Fermín. Me fui a conversaciones y empecé a buscar: Ana, Mamá, Diego, Paula prima, Luisa, … pero ni rastro de ningún Fermín.

Abrí la primera conversación con su amiga Ana. Ana es la mejor amiga de María, se conocen de haber estudiado juntas la carrera, desde el primer año hicieron buenas migas y pasaron muchas horas juntas, estudiando, preparando exámenes, saliendo por ahí, etc. A lo largo de estos años se han hecho uña y carne.

Él último mensaje era de anoche, empecé a subir por la conversación para ver donde empezaba.
Ana: ¿Hola guapa que haces?
María: Hola Anita, pues aquí viendo la tele. ¿Y tú?
Ana: Nada tía, solo era para decirte que este sábado ligué, jijiji
María: Cuenta, cuenta
Ana: Pues nada lo conocí en una discoteca y me lie con él… bien liada.
María: ¡Pero que zorri eres!!
Ana: jiji
María: ¿Cómo de bien liada?
Ana: Hija tú me entiendes, … que follamos
María: ¿Sin conocerlo de nada te lo llegaste a follar??
Ana: SIIII, el tipo estaba tremendo tía.
María: jeje, que viciosilla eres
Ana: Que quieres tía, algunas todavía tenemos que buscar por ahí, tu como ya tienes al buenazo de Diego.
María: jeje, Si yo ya pillé a mi macho.
Ana: Sí y muy envidiosa que estoy… si no fuera por su pollita.
María: jajajajajaj, tia no le digas más así que te lo conté en confianza, además ya me lo has pegado… ya le he llamado así en varias ocasiones.
Ana: jajajajaj, ¿en serio?
María: Sii, cuando nos hemos calentado más de la cuenta.
Ana: jijiji, ¿está ahora ahí contigo?
María: No, se está duchando.
Ana: Se estará lavando y tocándose su pollita pensando en ti
María: Puede ser, ¿quieres que vaya a comprobarlo?
Ana: Mmmm… interesante, venga ve
María: Se está duchando y no se está tocando cochina, jijij
Ana: Ooooh que pena, quería que lo pillaras en plena faena.
María: Pues te quedas con las ganas
Ana: ¿Y cómo la tiene ahora?
María: pequeñita, jijij ¿quieres que le haga una foto y te la mando?
Ana: ¿Queee? Tú no eres capaz
María: Si, espera a ver si puedo sin que me pille

Tras varios minutos, le mando la foto, cuando la abría ahí aparecía yo, la foto estaba tomada desde un lateral, se veía que la había echado mientras estaba sentada en el inodoro. En la foto no se veía mi cara porque tenía los brazos levantados, había aprovechado mientras me lavaba la cabeza, se veía algo borroso por el vapor de agua, pero aun así se podía ver mi polla, que efectivamente en su estado de reposo no se veía muy grande.

Ana: Ohhhh, que mona es.
María: ¡Oye, ahora la borras ehh!
Ana: Sii tía no te preocupes.
María: ok, confió en ti
Ana: pues no sabes lo que te pierdes por casarte tan pronto, si vieras las pollas que hay por ahí en medio…
María: ¿Que te crees que yo solo he visto la de Diego?
Ana: jeje, la de Diego y poco más
María: Pues no, últimamente ya he visto varias y bien bonitas.
Ana: ¿Queee? Cuenta, Cuenta
María: No, ahora te quedas con las ganas, Adiós guarrilla
Ana: Venga no me dejes así
Ana: Dime algo al menos

Ahí termino la conversación. Aquello me sentó muy mal, una humillación en toda regla por parte de María, que pensara aquello de mi polla, que se lo hubiera contado a su amiga y hablaran sin tapujos sobre el tema, a pesar de eso tenía la polla durísima. Realmente no sabía cuánto me medía la polla, nunca me la había medido, entre otras cosas porque no creía que tuviera ningún problema con el tamaño, quizás este sería buen momento para comprobarlo. Salí del baño, cogí el escalímetro de mi maletín, me bajé el pantalón, los calzoncillos y puse el escalímetro junto a mi polla: algo más de 13 cm. Busqué en internet que era lo normal y la media en España estaba sobre 14 cm…

Ahí estaba yo rozando la media, no quise hacer un drama de todo aquello y tampoco echárselo en cara a María, entre otras cosas porque sabría que había leído sus conversaciones. Simplemente lo deje pasar.

Fueron pasando las semanas sin nada nuevo ni morboso que destacar, cada uno con sus cosas. Yo iba con mi rutina diaria: facultad-trabajo-casa, facultad-trabajo-casa,… y María también estaba ya más motivada y no tan perdida con sus estudios, en cuanto al sexo parecía que volvíamos a la normalidad, sin muchas excentricidades. Un día tal cual mientras estábamos haciendo la compra de la semana en el supermercado me dijo.

María: Oye pues el que me da pena es el pobre de Fermín.
Yo: ¿Fermín, Tu paciente? ¿Y eso?
María: Si me da pena, porque es un buenazo y el pobre lo ha pasado mal con la separación de su mujer.
Yo: ahh, ¿que está separado?
María: Si, su mujer se fue con otro y ahora encima no le deja ver a sus hijas
Yo: Pues vaya putada no.
María: Si, es una hija de puta, ¿Cómo se le puede hacer eso a un padre?
Yo: ¿Siendo mala persona?
María: Si, menudo bicho debe ser la tía.

Ahí quedo aquella charla, tras esta se sucedieron otras muchas a lo largo de las posteriores semanas, al parecer María veía a Fermín todos los miércoles a las 19:00 de la tarde en una sesión de cuarenta y cinco minutos. Así que todos los jueves o viernes me contaba algo de Fermín, siempre eran historias poco trascendentales, me fui entrenando que era profesor de matemáticas en un instituto, le gustaba practicar muchos tipos de deportes, corría todas las tardes una hora, jugaba al pádel, natación, … tener tanto tiempo libre por las tardes es lo que tenía.

Yo empecé con frecuencia a revisar su móvil a ver si encontraba algo raro, pero no tenía ni su número guardado.

Estaba llegando el verano, cuando a mitad de semana me dijo María que iría a visitar a sus padres a su pueblo, ella quería que me fuera con ella, pero yo tenía a la semana siguiente un proyecto que presentar en la facultad y tenía bastante trabajo para el sábado y domingo. Se lo hice saber a María, no le hico mucha gracia ir sola, pero lo comprendió.

El viernes por la tarde cuando terminé en el taller fui con Paco a tomarnos unas cervezas. Paco era un operario del taller con el que había congeniado bastante bien. Debería rondar mi edad y físicamente era un tío que se cuidaba, hacía mucho deporte y eso se notaba en su cuerpo.

Estábamos en el típico bar/pub que se pone hasta arriba de gente a partir de las siete u ocho de la tarde, cuando la gente sale de sus trabajos y de hacer sus cosas. Estábamos en la barra apoyados en el único hueco que había libre cuando de repente Paco dejó de prestarme atención.

Paco: ¡Coño Fermín, que pasa tío!
Fermín: ¡hombre Paquito tú por aquí! – se estrecharon fuertemente sus manos
Paco: Si aquí tomándome unas cañas, ¿y tú? ¿de cacería?
Fermín: jajaja, ssshhhh! No lo digas muy alto que me las espantas – Fermín seguía andando como si no se quisiera entretener mucho.
Paco: jajaj, venga Fermín a ver si echamos otro partido un día de estos – Fermín levantó su mano a modo de despedida, en ese momento me miró por primera vez durante unos segundos y se fue.

Paco volvió a dirigirse a mi preguntándome que de que estábamos hablando.
Yo: ¿Quién es ese?
Paco: Es Fermín, lo conozco desde hace mucho tiempo del club deportivo, de vez en cuando hemos jugado algún partido de pádel juntos… menuda pieza esta hecho este.
Yo: ¿y eso?
Paco: A este lo pilló su mujer con otra en su casa, y desde entonces el tío va de rompe-bragas por la vida. después de los cuernos que le puso cogió y se fue a un piso él solo, como un jovenzuelo, jajaja

Yo en ese momento me quede sin palabras, el corazón se me iba a salir del pecho.

Paco: Lo más cómico de la situación es que su mujer esta enchochada con él y lo ha perdonado, el tío sigue en su piso de soltero llevándose allí a quien quiera y cuando se le antoja va y se folla su mujer.

Yo seguía sin creerme todo aquello, es más no tenía ni puñetera idea si ese era el famoso Fermín, pero con ese nombre y que la ciudad tampoco era tan grande… no estaba seguro, dejé de prestarle atención a Paco mientras mi cabeza no paraba de dar vueltas. No puede ser él, demasiada coincidencia encontrármelo por ahí pensé, además del Fermín que me han hablado estaba separado y peleado con su mujer, ¡joder, inocente de mi pensé! Me levanté de allí y fui al baño, no me apetecía seguir allí, cuando volví tras cinco minutos más hablando con Paco le dije que me tenía que ir.

Pasé un fin de semana horroroso, muy nervioso y sin poder concentrarme, cuando él domingo llegó María ya me tranquilicé un poco más. Estaba decido a averiguar de una vez la identidad de Fermín, ponerle cara y ver si era este tío. El martes fui yo quien saqué el tema de con María, tras dar varios rodeos en la charla para no parecer tan directo le pregunté si ese miércoles tenía que ver a Fermín y la hora. Su respuesta ya la conocía a las 19:00.

Llegue el miércoles veinte minutos antes a la puerta de la consulta y esperé a que apareciera por allí, me puse como a treinta metros y hacía tiempo mirando un escaparate de una tienda. Sobre las 18:55 vi llegar a un tipo, se paró en la puerta y llamo al timbre. Mientras esperaba que le abrieran la puerta lo escaneé de arriba abajo, iba con unos pantalones cortos, camiseta de tirantes, zapatillas de correr, llevaba una gorra y gafas de sol. Entre la gorra y las gafas no se podía adivinar practicante la identidad de aquel tipo. En pocos segundos le abrieron la puerta y entró.

Estaba allí todavía cuando a los pocos minutos se volvió a abrir la puerta y salió una señora mayor de unos sesenta años junto a María, la despidió y se volvió a cerrar la puerta.

Decidí que la mejor idea era esperar a que terminar la sesión para ver si le podía poner cara a aquel tío, me fui a un bar que había cerca e hice tiempo hasta que terminaran. Llevaba allí bastante rato cuando miré el reloj, marcaba ya las 20:06, me empezaba a poner nervioso… volví a mirar el reloj y eran las 20:24, joder empezaba a impacientarme como nunca. Llevaba ya una hora y media cuando las sesiones son de cuarenta y cinco minutos, ¿Por qué coño tardaban tanto? ¿Qué estaban haciendo?

Finalmente, a las 20:36 se abrió la puerta y salió primero María y después el hombre misterioso, ya no llevaba la gorra y tampoco las gafas, llevaba su muñeca derecha vendada con tiras de colores casi hasta el codo. Me acerqué a ellos, pero sin que pudieran verme, al fin pude verle la cara al dichoso Fermín y si, era el mismo Fermín que vi en el bar varios días antes.

María estaba de espaldas a mí y él estaba mirando de frente en mi dirección, pero prestándole atención solo a la conversación que mantenía con ella. Se pegaron casi diez minutos hablando y riendo en la puerta cuando ya parecían que iban a despedirse Fermín pasó su mano por detrás del cuerpo de ella, se acercó y le dio dos besos en sus mejillas mientras su mano se posaba en la parte baja de su espalda, tras varios segundos con su mano ahí la bajo varios centímetros por su culo y la apartó, todo esto muy sutilmente.

¿Pero qué cojones acaba de ver? ¿le había tocado el culo a María o me lo había parecido solo a mí?
DIEGOLON is offline   Citar -
Los siguientes 15 Usuarios dan las gracias a DIEGOLON por este Post:
Antiguo 21-jun-2017, 21:15   #18
abel23
Pajillero Novato
 
Avatar de abel23
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Mensajes: 6
Gracias 0 Veces en 0 Posts
Predeterminado

Muy buen relato, jeej espero pronto la continuacion...
abel23 is offline   Citar -
Antiguo 23-jun-2017, 13:36   #19
Robex
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: mar-2009
Mensajes: 196
Gracias 37 Veces en 15 Posts
Predeterminado

Pedazo de relato!! uff buenisimo!!
Robex is offline   Citar -
Antiguo 25-jun-2017, 20:07   #20
DIEGOLON
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jun-2017
Mensajes: 6
Gracias 129 Veces en 6 Posts
Predeterminado

CAPITULO 3. LA MALA NOTICIA

Se pegaron casi diez minutos hablando y riendo en la puerta cuando ya parecían que iban a despedirse Fermín pasó su mano por detrás del cuerpo de ella, se acercó y le dio dos besos en sus mejillas mientras su mano se posaba en la parte baja de su espalda, tras varios segundos con su mano ahí la bajo varios centímetros por su culo y la apartó, todo esto muy sutilmente.

¿Pero qué cojones acaba de ver? ¿le había tocado el culo a María o me lo había parecido solo a mí?


No me apetecía formar un espectáculo allí, prefería hablar con María de todo esto más tarde, me fui directo a mi coche y puse rumbo al piso, María iba en autobús por lo que tardaría bastante más que yo en llegar, iba con el volante en mis manos y con un cabreo considerable, habían estado los dos juntos una hora y media y encima él le había tocado el culo… pensaba que era un pardillo al que se la estaban pegando

Estaba yo ya en el piso cuando llego María, muy sonriente vino y me dio un beso, le pregunte
Yo: ¿qué tal el día?
María: muy bien, me he entretenido un poco más de la cuenta porque Fermín venía con un dolor en la muñeca y le he estado examinando.

Que me dijera aquello me descolocaba de la revelación que le iba a hacer en breves segundos sobre lo que había visto, es más al decirme aquello me acorde del brazo lleno de vendajes de colores hasta el codo, que me lo contará ella sin yo preguntarle sobre eso en concreto me hizo ver que quizás había sido un poco paranoico, pero lo que si estaba seguro de haber visto era como Fermín le había tocado el culo.

Cenamos y una vez habíamos recogido la mesa nos tumbamos en el sofá a ver la tele, me arme de valor y le pregunte.

Yo: Oye te voy a contar una cosa y quiero que seas sincera conmigo --María me miro extrañada—esta tarde he estado en tu consulta, sobre las 19:00, quería ver quién era el Fermín ese. Últimamente me hablas mucho de él y no me fio… no le puede ver la cara cuando llegó y decidí esperar los cuarenta y cinco minutos de la sesión a que terminara, lo que no sabía era que ibas a estar con más de una hora y media.

María: Pero Diego, ¿Qué me estas espiando? – preguntó alzando la voz--
Yo: No, bueno es que, no sé, veras yo tenía dudas, solo que, no sé cómo explicarte.
María se giró, sin previo aviso y sin que yo me lo esperara dirigió una bofetada con todas sus fuerzas a mi cara --- plasss –
María: Eres un cabrón -- se levantó como un resorte, se fue al cuarto y pego un portazo que escucharía todo el bloque.

Yo me quedé allí con la cara como un tomate, dolorido pensando en que así precisamente no era como tenía previsto plantear el asunto con María, tras media hora allí sentado fui al cuarto a hablar con María, abrí la puerta y estaba recostada de lado, me tumbe a su lado y me acerque a ella.

Yo: María, estas despierta
María se dio la vuelta, puso su mano donde me había dado aquella bofetada y me acaricio el cachete.
María: Perdóname cari, no debería haberte dado ese tortazo, solo que me enfadé porque desconfiaras de mí.
Yo: Claro que te perdono – le di un beso en los labios—solo que no me has dejado terminar lo que te iba a contar… como te estaba contando, después de estar una hora y media esperando salisteis de la consulta y vi como Fermín te tocaba el culo.

María se quedó muda, no decía nada, me miraba, pero permanecía callada, pasaban los segundos y yo esperaba a que dijera algo, cualquier excusa me valía, pero de su preciosa boquita no salía ninguna palabra. Allí permanecíamos los dos callados, María sin decir nada extendió su mano, la metió por dentro de mis calzoncillos y comenzó a acariciarme la polla.

María: Me pone muchísimo que estés un poco celosillo, además quizás tengas motivos para estarlo.
Yo: venga coño María vamos a dejarnos de jueguecitos que estamos hablando en serio.
María: Te estoy hablando en serio, tú mismo lo has visto hoy como me tocaba el culo y no es la primera vez, Fermín es un poco tocón
Yo: ¿Qué? Explícate
María: Uff, no veas como tienes la polla cariño –-me decía mientras me tocaba—Pues como ya te he dicho desde hace un tiempo para acá me he dado cuenta que aprovecha cualquier excusa, al despedirnos y cuando lo recibo para acercarse, me coge por la cintura para darme dos besos, y si, más de una vez me ha tocado el culo… intentando disimular, pero lo ha hecho.

Yo le metí la mano por dentro de sus braguitas y tenía el coño encharcado…
Yo: uff, joder María que cachonda estas, y ¿por qué no me has contado esto? Creí que teníamos confianza.
María: Perdóname cari, …. Hmmmm, ……no volverá a pasar, aaaghhh…. te lo contare todo.
Yo: bueno cuénteme, que le has hecho hoy en todo el rato que os estaba esperando fuera.

María me miro a los ojos, le salió una sonrisa cómplice y comenzó a narrarme mientras nos masturbábamos.
María: Lo de hoy ha sido muy bestia cari, creo que nos hemos pasado. Estaba boca arriba tumbado en la camilla dándole el masaje por los cuádriceps, con su correspondiente toallita cubriéndole sus partes, yo estaba especialmente caliente, cuando había entrado no se había cortado un pelo me había dado dos besos como de costumbre y bajo su mano hacía mi culo, lo toco y me dijo que hoy estaba especialmente guapa, entre eso y que él venía tan atractivo hoy, con sus gafas, tan guapo… allí estaba yo manchando mis braguitas mientras tocaba sus fuertes piernas de arriba abajo untadas en aceite de aloe vera.

El permanecía con los ojos cerrados mientras yo subía poco a poco por sus piernas, introduciendo mis manos por la toalla buscando su pelvis, la toalla ya la tenía muy mal puesta, seguía subiendo y le toqué por los abdominales, valla si los tenia duros y marcados, empecé a bajar la mano nuevamente por el mismo recorrido que había hecho, por la pelvis a los cuádriceps, y vuelta a empezar, pero cada vez me iba más para el centro, casi rozando su polla.

El ya sabía que aquello no era normal, se le estaba subiendo la polla y se marcaba por la toalla, en un movimiento que hizo la toalla se le fue completamente a un lado y se quedó libre para mi vista su preciosa polla, Fermín se reincorporó un poco, apoyo una mano en la camilla extendió su otra mano buscando la mía y me dijo -- Vamos cógela, que no te de corte—y me llevo con su mano a su polla, empezó a moverla mientras yo se le acariciaba, quitó su mano y yo seguí allí durante un rato, se la cogí bien firme con mi mano y empecé a pajearlo, yo veía como aquello iba cada vez más y más grande, mucho más que la tuya cari, yo acercaba mi cabeza a su polla, quería verla de cerca, quería ver como olía. Fermín dijo –dale un beso en la punta— y eso hize, le di un besito en la punta de su polla –saca la lengua— saque mi lengua y Fermín me insistió –venga más, saca la lengua todo lo que puedas— hice un esfuerzo y saque todo lo que puede la lengua. Fermín me cogió por la cabeza y me fue guiando para que le repasara con la lengua toda su polla, de arriba abajo, estaba muy salada como si viniera de hacer deporte… cuando se cansó me dijo --- vamos abre la boca y chúpamela--- no me lo pensé ni dos segundos y allí estaba yo chupando su pedazo de polla, subía y bajaba mi cabeza, me pegue no mucho más de cuarenta segundos.

Se levantó de la camilla, dejando caer ya por completo la toalla al suelo, se puso detrás mía, se agachó y me bajo de un tirón los pantalones y mis braguitas dejándomelas por los tobillos, me pego hacia la camilla, estando los dos de pie y con sus fuertes brazos inclino mi cuerpo hacia delante hasta que mi cara quedó pegada al cuero de la camilla, Fermín dijo – vamos ábrete con tus dos manitas ese precioso culo que tienes y muéstrame tu coñito -- estiré mis brazos hacia atrás, puse cada mano en mis cachetes del culo e hice como me había ordenado, me abrí para él.

Fermín dijo –-uff, dios no veas como estas, te brilla mucho el coñito--- Se colocó de pie tras de mí y con su polla apuntando al techo se pegó todo lo que pudo, encajó su polla entre mi coñito sin meterla y comenzó a moverse de arriba abajo. Estuvo así un rato y Fermín decía --- uff, vaya visión tengo aquí arriba María, entre tu coño tan abierto abrazando mi polla, parece un perrito caliente, jaaja--- Yo ya no podía más y le dije que me metiera la polla ya. Se echó un poco para atrás puso la punta a la entrada de mi coño y la introdujo muy despacio, a los diez segundos empezó a moverse mucho más deprisa, con un ímpetu que creía que me partía en dos. El cabrón no sé cómo, pero sabía perfectamente cuando estaba a punto de correrme, segundos antes aflojaba el ritmo o la sacaba, me la restregaba por el coño y por el culo y volvía a meterla. Yo quería correrme ya, pero el cabrón parecía que quería estar follandome hasta mañana.

En una de estas sacó su polla bien lubricada, me pego una cachetada en el culo y dijo ---quién te ha dicho que dejes de abrirte el culito---, puso sus manos encima de las mías que todavía estaban apoyadas en cada uno de mis cachetes del culo y apretó hacia adelante. –- así ves, mantente hay--- cogió su polla y la puso en la entrada de mi culo. Le dije –- ¿Qué haces? --- me volvió a pegar otra cachetada en el culo y me dijo ---¿Quién te ha dicho que hables? --- tenía la polla allí y presionaba contra mi culo, estuvo así como treinta segundos, yo no le decía nada, él se separaba un poco y volvía a hacer presión con su polla en mi culo. Le dije --- Por dios Fermín, nunca lo he hecho por ahí, ¿cómo pretendes que entre tu polla? ---

Fermín se separó de mí y se desplazó por la consulta, no sabía dónde iba ni que buscaba y yo mientras ahí seguía expuesta completamente como él me había ordenado. Se volvió a poner por detrás, escuche el sonido del tapón de un bote al abrirse, sentía como se derramaba un líquido desde la parte alta de mi culo, resbalando por mi coño y cayendo al suelo, el olor me era familiar. Tapó el bote hecho su cuerpo hacia delante y soltó el bote en la camilla cerca de mi cabeza, leí: aceite de aloe vera. Fermín volvió a introducir su polla en mi coño mientras puso un dedo en mi culo, con un movimiento pausado pero con firmeza fue introduciendo su dedo en mi culo. Seguía follándome el coño y jugaba ya con su dedo en mi culo, lo sacaba y metía como si fuera una polla, yo le decía --- ufff, por favor Fermín para, ni mi marido me lo ha hecho por ahí--- pero él no me hacía caso en nada de lo que le decía, me saco el dedo del culo y me dijo --- Ya un dedo se ha quedado pequeño, tu culito pide a gritos otro dedo más--- mientras decía esto puso sus dedos índice y medio en mi culo y con pocos miramientos los introdujo todo lo que pudo, sacó sus dedos de mi culo extendió su brazo en busca del bote de aceite, escuche como apretaba el bote de aceite y como fluía el líquido de su interior, supongo que se estaría echando en la polla, dejó caer el bote al suelo y dijo --- vamos ábrete bien para mi--- yo le dije mientras le hacia caso --- ¿esta bien así?--- Fermín apunto con su polla nuevamente a mi culo y dijo --- si, ahora prepárate que te voy a follar ese culazo que tines--- y fue presionando, yo sentía como poco a poco se me abría el culito le decía --- ufff, despacito, uff, duele--- y me decía --- venga solo un poco más, ya ha entrado la puntita--- yo le volví a replicar --- ahhh, dios no metas más joder---- Pero él no hacía caso y seguía metiéndome su polla por centimetro a centimetro por el culo….

Yo ya no pude seguir con aquella historia y me corrí con lo que me contaba María, ni la avisé de mi corrida, de mi polla salían chorros y chorros de semen como nunca me había pasado, ambos seguíamos masturbándonos y yo estaba por todos lados manchado de semen, María me pedía que la masturbara más y más rápido. María puso de pie en la cama, puso sus piernas a cada lado y se agacho hasta que puso su coño a la altura de mi boca

María: venga cómeme el coño, chupale el coño a la puta de tu esposa.

Saqué mi lengua y empecé a darle lametones, pero María estaba fuera de si, me cogió la cabeza y me apretaba contra su coño, me restregaba su coño por toda la boca, se veía que estaba a punto de correrse.
María: ahhh dios, siii sigue cabrón chúpame el coño recién follado por otro, vamos no pares, mhhh….. ya has visto le hacen a tu mujercita por ahí, ahhhhhh, me corroo, diooosss…..

María se había corrido, pero siguió durante veinte segundos presionando su coño contra mi boca, hasta que se echó a un lado de la cama.
María: Dios, que bestia

Yo me fui al baño a limpiarme todo, estaba hasta arriba de mi propia corrida, me metí en la ducha y en menos de un minuto estaba de vuelta al lado de María.
Yo: Oye y esa historia que me has contado
María: ¿Te ha gustado?
Yo: Si, pero no has pensado ni dos segundos que decir, lo contabas todo tan seguido, sin tener que pensar nada, me da la impresión que no te la ibas inventando sobre la marcha como otras veces la historia, como si algo de eso hubiera pasado o que la historia ya la tenías preparada, no sé
María: Mira, te he dicho que iba a ser sincera contigo y lo seré a partir de ahora, es cierto que Fermín últimamente me ha estado tocado el culo “involuntariamente”, al principio no me percataba, pero, empecé a ver cómo me miraba, tantos besos al despedirse, que se quiera pegar media hora a la salida hablando conmigo… pues todo esto me agrada, no porque te vaya a engañar, pero no sé, un tío así tan guapo, que se fije así en mi… siempre gusta.
Yo: Eso vale, aclarado, pero no me has contestado a lo de antes, ¿y esa historia que has contado?
María: ufff, es que me da un poco de vergüenza decírtelo… pero esa historia me la imagine hace como un mes cuando estaba en la ducha y de vez en cuando de solo volver a imaginármela hace me que corra en seguida cuando me masturbo, pero es solo eso, una fantasía.
Yo: Vaya… no sabía que te masturbabas sin mi
María: Jejeje, si --- me dijo María un poco colorada---

Seguimos dándonos besos y mimos hasta que nos dormimos, aquel día había sido muy revelador en nuestra relación, María me había contado cosas que desconocía completamente de ella.

Esa semana estábamos muy cariñosos los dos, lo hicimos casi todas las noches, pero estas veces de forma cariñosa y con pocas guarradas de por medio.
Pasaron tres semanas y ya estábamos en pleno verano cuando María me llamó un día llorando para darme la mala noticia. Luisa, su jefa, la había llamado diciendo que los pacientes habían bajado, que era verano y no había tanto trabajo para las dos, que lo sentía mucho pero que la tenía que dejar parada, María le preguntó si sería unos meses, pero ella lamentablemente dijo que no, que lo sentía mucho de veras pero que cuando empezara la época fuerte de nuevo buscaría a varias niñas que estuvieran en prácticas.

María se pegó dos semanas fatal de ánimos, no era para menos. Habíamos pasado de la noche al día de estar bien y tranquilos a una gran incertidumbre sobre nuestro futuro.

Yo llame al casero, le conté nuestro problema y le dije que nos dejara al menos los meses de verano el estudio más barato hasta que encontráramos una solución a nuestros problemas económicos, de primeras me dijo que no, me reuní con él en persona y le explique, además le decía que en la ciudad donde vivíamos en verano se queda casi muerta debido al calor y que no hay universitarios, así que tampoco iba a encontrar ahora gente que se lo alquilara… al final pude convencerlo y nos bajó durante un mes el alquiler. Teníamos hasta finales de agosto para averiguar que íbamos a hacer.

Tras mucho hablarlo con María la única opción que veíamos viable con los poquísimos ingresos que teníamos era irnos a un piso compartido, para así dividir gastos, no nos gustaba para nada la idea, pero no había otra solución, al menos de momento, hasta que María pudiera encontrar algo.

Ella buscaba por internet donde echar su currículo, fue a varias consultas, se estuvo moviendo por la ciudad, mientras seguía con sus estudios, en fin, parecía algo más animada.

Una noche de agosto, estando ya los dos en el piso, sonó el móvil de María era un número que no tenía apuntado, descolgó y dijo
María: ¿Si?, ¿quién es? Hola Fermín, que alegría escucharte, ¿Cómo has conseguido mi numero?

Yo pegué un salto del sofá y puse mi odio pegado al móvil para poder escuchar la conversación.
Fermín: Me lo ha dado hoy Luisa, ya me contó lo tuyo, lo siento María.
María: Ya, bueno, ha sido una putada y la verdad que no me lo esperaba.
Fermín: Bueno te cuento, el motivo de mi llamada es que en el club deportivo donde estoy buscan a un fisio, son muy pocas horas, porque sería solo los sábados por la mañana, pero me acordé de que quizás te podía interesar.
María: Wuuo, claro que me interesa, ahora mismo cualquier cosa me interesa y si es de lo mi pues todavía mas, muchas gracias Fermín eres un cielo.
Fermín: Vaaah, no tienes que agradecerme nada mujer, solo vi el anuncio y me acorde de ti. Yo conozco muy bien al presidente del club, si quieres te acompaño este jueves por la tarde a ver si te puedo echar un cable.
María: ¿En serio harías eso?, pues te lo agradecería muchísimo, de veras.
Fermín: Ok, Pues si quieres te recojo el jueves a las ocho de la tarde donde tú me digas, te lo digo para que no te pierdas al ser la primera vez que vas.
María: vale, vale perfecto.
Fermín: Pues el jueves no vemos, Un beso.
María: vale, un beso y gracias nuevamente.

María colgó el teléfono y saltaba de alegría, se puso hasta a bailar… yo ya no sabía si lo hacía por lo del trabajo o porque Fermín la había llamado, durante esos días de espera María estaba especialmente feliz y juguetona, de vez en cuando me soltaba algún comentario más guarrete sobre Fermín, más medio en broma que otra cosa.

Llego el jueves, y a mí me hubiera gustado verla como iba vestida, pero yo viendo que estaba demasiado liado en el curro y no iba a llegar a verla le puse un wasap.

Wassap mio: Oye, mándame una foto tuya antes de salir de casa que quiero ver a mi preciosa mujer
Wassaap de María: ¿para qué quieres una foto morbosillo? …Espera anda que te la mando.

Me mando una foto, en nuestro baño, iba tremenda, llevaba un pantaloncito corto ajustado a sus piernas que terminaba muy por encima de sus rodillas, unas sandalias con algo de tacón y luego arriba llevaba una blusa con escote, iba maquillada con sus labios pintados en rojo… uff vaya como se había puesto, espectacular.

Terminé el trabajo e iba de vuelta a casa en el coche cuando escuche un pitido del wasap. Cuando aparque el coche, los mire.

Wassap de María: Hola cari, creo que todo bien, lo más seguro es que empiece a partir de septiembre que es cuando empieza la época fuerte. Voy a tomarme algo con Fermín, luego nos vemos.

Miré el móvil y eran las 21:10 cuando había recibido aquel mensaje, que estuviera tomándose algo por ahí con él me ponía la polla durísima, le escribí un wasap a María

Wassap mio: Ok, no te portes mal
Wassap de María: mmmhhh…. Ya veremos. Muack

Yo puse el móvil en silencio y lo dejé boca abajo para olvidarme de él hasta que llegara María. Decidí matar el tiempo haciendo la comida para cuando llegara ella ya estuviera echa, terminé y me puse a ver la tele, ya me estaba entrando hambre y empecé a cenar sin ella, terminé y me quedé otro buen rato viendo la tele, recogí y me fui a duchar… no quería mirar ningún reloj porque estaba jodidamente nervioso y excitado. Salid de la ducha, me vestí y volví a ir al salón, puse otra película que estaban echando…. ya no puede más, cogí el móvil y lo desbloqueé, ---joder las 23:36 ya--- y tenía un wassap de María de hacia quince minutos.

Wassap de María: Fermín quiere que nos tomemos la última en su casa… ¿puedo ir?
DIEGOLON is offline   Citar -
Los siguientes 26 Usuarios dan las gracias a DIEGOLON por este Post:
Antiguo 25-jun-2017, 23:49   #21
OOAA
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de OOAA
 
Fecha de Ingreso: jun-2006
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 856
Gracias 148 Veces en 135 Posts
Predeterminado

Muy buen relato!!! Genialmente escrito y con dosis controladas de morbo

Continúa pronto
OOAA is offline   Citar -
Antiguo 26-jun-2017, 14:31   #22
dux dux
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jun-2008
Mensajes: 216
Gracias 25 Veces en 21 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por OOAA Ver Mensaje
Muy buen relato!!! Genialmente escrito y con dosis controladas de morbo

Continúa pronto
a mi tb me gusta!
dux dux is offline   Citar -
Antiguo 26-jun-2017, 17:26   #23
newfeat26
Mega Pajillero
 
Avatar de newfeat26
 
Fecha de Ingreso: nov-2007
Ubicación: Murcia
Mensajes: 408
Gracias 131 Veces en 47 Posts
Predeterminado

buah con el ultimo capitulo me he corrido dos veces joder, se lo voy a tener ke recomendar a mi chica
newfeat26 is offline   Citar -
Antiguo 26-jun-2017, 19:15   #24
lokko007
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Mensajes: 126
Gracias 35 Veces en 33 Posts
Predeterminado

excitante relato y muy morboso, ya lo he agregado a mis favoritos y quedo en espera del proximo capitulo

saludos
lokko007 is offline   Citar -
Antiguo 29-jun-2017, 22:39   #25
lokko007
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Mensajes: 126
Gracias 35 Veces en 33 Posts
Predeterminado

holas, espero que no te hayas olvidado de tus lectores, seguimos en espera de un proximo capitulo

saludos
lokko007 is offline   Citar -

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas