Antiguo 17-jul-2017, 09:06   #26
moda35
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2010
Ubicación: Al sur del sur
Mensajes: 129
Gracias 51 Veces en 31 Posts
Predeterminado

una maravilla de relato!!!! Me ha enganchado desde el minuto uno!!!! Estoy deseando continuarlo y correrme con Sara....
moda35 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a moda35 por este Post:
Antiguo 17-jul-2017, 11:20   #27
ruthenius
Mega Pajillero
 
Avatar de ruthenius
 
Fecha de Ingreso: abr-2006
Mensajes: 421
Gracias 240 Veces en 36 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por andresypaloma Ver Mensaje
Yo creí que se trataba de un relato real y por eso me estaba gustando.
No estaría mal que fuese real... ¿verdad?

Gracias igualmente por la lectura.
ruthenius is offline   Citar -
Antiguo 17-jul-2017, 18:45   #28
LUDICO
Ministro Pajillero
 
Avatar de LUDICO
 
Fecha de Ingreso: nov-2009
Ubicación: Tartessos
Mensajes: 1.213
Gracias 484 Veces en 283 Posts
Predeterminado

Como ya te dije, creo que el relato está muy bien narrado con un cmabio de rol en Alvaro y con una evolución esperable sin por ello mantener el interés. Por mi parte....
__________________
"Por favor, no me pongas etiquetas sin conocerme"
LUDICO is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a LUDICO por este Post:
Antiguo 17-jul-2017, 20:49   #29
AJAX
Dios Pajillero
 
Avatar de AJAX
 
Fecha de Ingreso: jul-2009
Ubicación: Al otro lado del mundo
Mensajes: 2.282
Gracias 998 Veces en 789 Posts
Predeterminado

Menuda zorra que hay dentro de Sara. ba nana00
__________________
We are the champions.............
AJAX is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a AJAX por este Post:
Antiguo 18-jul-2017, 12:03   #30
ruthenius
Mega Pajillero
 
Avatar de ruthenius
 
Fecha de Ingreso: abr-2006
Mensajes: 421
Gracias 240 Veces en 36 Posts
Predeterminado Capítulo 9

Sonreí de forma lasciva sabiendo que tenía a mi jefe excitado con la idea de que me iba a correr en la foto de su mujer ignorando que, si todo salía como mi mente morbosa planeaba, me iba a correr directamente sobre ella. Con esta idea en la cabeza le contesté:

Álvaro Veo que el morbo te puede. Si los anticipos de cada mes van a ser de este tipo, la verdad es que es más tentadora la oferta de trabajo…

Juan Mmmmmm sé que te pone la puta de Sara. La muy zorra estaría encantada de que vacíes tus huevos en su foto

Álvaro No dudes que llenaré de leche a tu mujer….

Juan Eso espero, la zorra es lo que merece…

Era la primera vez que Juan hablaba de Sara en estos términos. Si algo empezaba a tener claro a estas alturas era que la idea de ofrecerme a su mujer le excitaba sobremanera y yo, preso del morbo y sabiéndome con cierto poder sobre mi jefe en esas circunstancias, le contestaba lo que él quería leer. No le dije nada más, seguramente Juan se estaría pajeándose como un poseso imaginándome con mi polla descargando leche sobre la foto de Sara. Lo que no creo que se le pasara por la cabeza es que, probablemente en unos minutos ella estaría recibiendo esa leche directamente sobre su piel…

Eran las cuatro y cinco cuando oí como golpeaban la puerta de la habitación. Quería pensar que era Sara. Sabía que tenía que ser ella. Me dirigí hacia la puerta y allí estaba ella. Radiante. Su melena suelta perfectamente arreglada; los labios pintados de un rojo intenso que incitaban a morderlos con pasión. Y su mirada. Sus ojos se clavaban directamente en los míos intentándome transmitir que estaba encendida, que venía dispuesta a todo, que era tal el grado de excitación que traía que no quería perder ni un segundo.

Y así fue. Sara se abalanzó sobre mi rodeando con sus brazos mi cabeza a tiempo que sus labios se juntaban con los míos ofreciéndome su lengua húmeda e incitándome a unir nuestras salivas. De un salto rodeó con sus piernas mi cintura de modo que su falda se subió de golpe hasta casi la altura de su cintura. Instintivamente la agarré por sus nalgas ya desnudas y, en un ejercicio de equilibrista cerré la puerta con el pie. Sara estaba succionando mi boca con absoluta pasión de tal forma que fue preciso que liberara sus labios de los míos para poder recuperar el aliento en un leve movimiento en el que echó su cabeza hacia atrás. Aproveché ese instante para lamer su cuello, besarlo, mordisquearlo, al tiempo que ella gemía levemente antes de volver a besarme lascivamente. Mi polla había reaccionado al instante debajo del pantalón y ella, sabedora de la situación, movía su cuerpo haciendo que su entrepierna, cubierta únicamente por su ropa interior, se frotara en esa posición con mi polla erguida. De haber estado desnudos estoy seguro que me cabalgaría como una posesa mientras la agarraba del culo. Dudé en intentar bajarme el pantalón y clavársela allí mismo, pero era una maniobra un tanto complicada por lo que no quise arriesgarme a romper la magia del momento.

Así estuvimos un par de minutos, besándonos, lamiéndonos, restregando nuestros sexos hasta que ella empezó a gemir más fuerte. Su respiración se hizo más intensa y me agarró muy fuerte de la nuca mientras su boca se acercaba a mi oído y me susurraba…

Sara Mmmmmmm me voy a correr, joder. Ahhh…. Ahhh… como me pones, cabrón. Ahhh ahhh… vas a tener que follarme duro… ahhhh me corro.. ahhh … ahhh… diosssss

Sara se apretó más fuerte a mí de modo que sus pechos se aplastaban contra mi cuerpo. Se acababa de correr de una forma brutal y me había dejado muy claro que era sólo el anticipo. Tras unos segundos de relajación, Sara se bajó y, mirándome a los ojos, empezó a desabrocharse, uno a uno, los botones de la blusa que llevaba hasta lograr librarse de ella antes de bajarse de un golpe la falda que tenía enrollada en la cintura. Allí estaba Sara, ofrecida y excitada, con la misma ropa interior que tenía en la foto que me había enseñado Juan. Aproveché unos segundos para contemplarla, aquel sugerente conjunto de lencería de color azul oscuro realzaba sus pechos y los apretaba de forma que me ofrecía la visión de un bonito escote. Acaricié con mi mano su rostro mientras con el dedo pulgar rozaba sus labios. Sara aprovechó para lamerlo como si de una polla se tratase. Bajé muy lentamente la mano por su cuello hasta llegar a su pecho. Lo apreté ligeramente para que rebosase un poco más de la copa del sujetador. Sara cerró los ojos y se mordió de manera instintiva los labios. Seguí bajando con tranquilidad y recreándome en la situación hasta posar la manos por encima de la braguita. Estaba mojada. Muy mojada. El orgasmo que acababa de tener había traspasado la tela y mis dedos se humedecieron sólo con tocar la prenda por la parte exterior. Apreté un poco más fuerte y Sara dio un pequeño respingo al tiempo que soltaba un leve gemido.

Álvaro Mmmmmmm me gusta que hubieras venido – dije mientras seguía acariciando su sexo por encima de la braguita – y me gusta más que hubieras venido así…

Sara Mmmmm – Sara empezaba a respirar de nuevo de manera más agitada – mmmmm Dios…

Álvaro Uhmmm Sara, la de veces que he querido acariciarte así….

Seguía susurrándole mientras mis dedos ya habían entrado por el interior de su braga y estaban acariciando su clítoris al tiempo que penetraban lentamente su coño mojado. En ese momento me di cuenta de que Sara tenía el sexo muy bien rasurado, intuyendo al tacto únicamente una ligera línea de pelos en su pubis que cosquilleaban mi muñeca mientras movía la mano en su coño. Sara se retorcía de placer y, con los ojos cerrados, apretaba sus tetas del mismo modo que hacía en aquella fotografía. Mientras, con mi otra mano, volví a acariciar su rostro ofreciéndole mi pulgar para que ella, ahora de un modo más ostensible, lo chupara imaginando que era mi polla.

Álvaro Mmmmmm ¿tienes ganas de correrte de nuevo? – dije mientras aumentaba el ritmo de mi dedos al tiempo que ella chupaba con más ansia mi pulgar – Mmmmm estás ansiosa, Sarita? Me gusta…

Sara Si… ahhhh… me corro …. Ahhhh … joder… ahhhh… me vuelves loca, cabrón…. Ahhhh no pares, no pares…. Ahhhh….

Tres de mis dedos penetraban en aquella postura el coño de Sara mientras a cada movimiento rozaban su clítoris que sentía hinchado y excitado. No tardó unos segundos en explotar en otro orgasmo brutal humedeciendo de manera ostensible mis dedos. Sus piernas parecían aflojar y mi mano abarcando todo su pubis evitaba que se desplomase presa de la excitación.

Sara Joder, cabrón… - acertó a decir tras jadear unos segundos- me tienes muy perra. Vas a tener que follarme hasta reventarme.

Por si no me había quedado claro, Sara era multiorgásmica y no estaba dispuesta a parar una vez que el huracán de morbo y placer se había desencadenado. En un suspiro se arrodilló frente a mí y se dispuso a bajarme los pantalones. Lo hizo ágilmente, con habilidad, como si necesitara compensarme rápidamente los dos orgasmos que había tenido en tan breve espacio de tiempo. Agarró mi polla dura, como hacía tiempo que no la sentía, y empezó a masturbarme con pasión lamiendo con su lengua el líquido preseminal que abundaba en ella. Aceleraba el ritmo y no pude más que pedirle que parara un poco porque toda la excitación que tenía acumulada podía desembocar en una corrida inminente.

Álvaro Relaja un poco que no aguanto… -dije con voz entrecortada – para que me corro…

Sara Córrete… quiero tu leche… - dijo antes de meterse la polla en su boca, chupándola con ansia, con ganas de recibir su recompensa sabedora de que no podría aguantar mucho más.

Álvaro Ah…. Para … para… uffff… me corro…. Joder

A Sara le dio el tiempo justo de sacar la polla de su boca, echarse ligeramente hacia atrás antes de que saliesen de mi polla nueve o diez disparos de semen que apuntaron directamente a su cuerpo. Líneas de leche atravesaban su cara y su pecho desde el ombligo hasta su pelo. Nunca había descargado tal cantidad de semen como aquel día.
Lejos de levantarse, Sara me miraba desde el suelo relamiendo algún resto de leche que había caído cerca de su boca. Estirando su mano volvió a cogerme lapolla mientras decía…

Sara Mmmmm… este sólo ha sido el aperitivo ¿no? Tengo ganas de más. Necesito sentir tu polla dentro de mi….

Álvaro Uffff- resoplé tras mi corrida – claro, vamos a recuperar todos estos años, mmmm

Sara Si…. Todos los dedos que te he dedicado estos años…mmmm

Álvaro Uhmmmm… dios! ¡Cómo te he dejado! ¡Estás para una foto! Jejejeje – dije sin mala intención

Sara ¡Házmela! - dijo mordiéndose el labio y mirándome con cara de zorrita cachonda – Si me prometes que la guardarás para ti, claro

Álvaro No me tientes….mmmm

Sara Te lo estoy diciendo en serio… Hoy he venido para follarte y para ser tu putita. No creo que se repita nunca más así que si quieres tener un recuerdo, hazlo…

En ese momento obvié aquel “nunca más” y me dispuse a coger el móvil. Sara se pudo en cuclillas con las piernas ligeramente abiertas y agarrándose las tetas mientras sacaba su lengua buscando algún hilo de leche. Saqué la instantánea y Sara se incorporó para verla

Sara Mmmmm…. ¿te gusta? Jejeje Voy a ducharme… te espero allí. Te doy cinco minutos de descanso… - dijo agarrando mi polla algo flácida y dándole una sacudida rápida

Miré la pantalla del teléfono mientras la veía alejarse hacia el baño. El mismo conjunto de lencería, una postura semejante, una corrida brutal… Creo que había cumplido el capricho de Juan de correrme con su mujer aunque de una manera mucha más placentera para mí de lo que él nunca hubiera imaginado.

El tren salía a las 8. La tarde podía dar mucho más de si.
ruthenius is offline   Citar -
Los siguientes 9 Usuarios dan las gracias a ruthenius por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 18-jul-2017, 15:37   #31
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 21.976
Gracias 14.907 Veces en 7.603 Posts
Predeterminado

Vaya con Sara, se hacía la dura pero al final no se ha podido contener y ha caído sacando la zorrita que lleva dentro... th umbsup beerch ug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 20-jul-2017, 10:43   #32
ruthenius
Mega Pajillero
 
Avatar de ruthenius
 
Fecha de Ingreso: abr-2006
Mensajes: 421
Gracias 240 Veces en 36 Posts
Predeterminado Capítulo 10

Álvaro (Mensaje de texto) Supongo que te gustará saber que me he corrido a gusto sobre tu mujer… Con esa pose de zorra que tenía era difícil reprimirse.

No sé muy bien por qué lo hice, pero intuí en ese momento que a Juan le gustaría saberlo. Sé que estaba reinterpretando la escena para darle credibilidad ante Juan, pero tenía la certeza de que a él este juego le daba mucho morbo. De hecho, contestó automáticamente como si estuviera esperando mi mensaje

Juan Mmmmmmmm así me gusta. Espero que lo hayas disfrutado y que te ayude a tomar la decisión de trabajar codo con codo conmigo aquí en Madrid…

No le contesté ya que el sonido del agua de la ducha me recordó que tenía cosas más interesantes que hacer. Cuando entré en el baño me quedé mirando a Sara a través de la mampara de la ducha. Era la primera vez que la veía totalmente desnuda y descubrí a una mujer que, aún recién entrada en los cuarenta, se mantenía espléndida. Sus tetas, aquellas que tantas pajas me habían sacado, habían caído levemente pero seguían siendo un reclamo para mis ojos y para mi boca. Al verme, Sara apretó su cuerpo desnudo contra la mampara de forma que sus pechos se aplastaron contra el cristal haciendo que los pezones erguidos pareciesen querer atravesarlo de un momento a otro. Su cuerpo marcaba una silueta casi perfecta tras la mampara y envidié en ese momento a Juan por tener la posibilidad de disfrutar de aquella mujer todos los días. Pero ese era mi momento. Me quité con rapidez la ropa que me quedaba y me metí en la ducha con ella colocándome justo detrás aprovechando para observar su culo redondo, terso, apetecible. Mi polla empezaba a responder de nuevo y, en esa postura, Sara gimoteó mientras el agua de la ducha seguía cayendo sobre nosotros. Mis manos buscaron sus tetas y las apreté fuertemente al tiempo que ella restregaba su culo contra mi polla como queriendo que ésta reaccionase con mayor celeridad. Movió la cabeza hacia atrás en dirección a mis hombros y pude besarle el cuello mordisqueándole el cuello al tiempo que pellizcaba ligeramente sus pezones. Sara se dejaba hacer presa de la excitación.

Sara Mmmmm… quiero que me folles, Álvaro. Quiero sentir tu polla dentro de mi…. Mmmmmm Quiero que me hagas tuya…. Mmmmm

Álvaro Me gusta sentirte así de excitada…. – le susurré al oído - …me gusta que seas tan zorra…

Sara Hoy soy tu zorra…. Quiero ser tu zorra… mmmm

Traté de penetrarla en ese momento pero el lugar no dejaba mucho margen. Al percatarse de ello, Sara se giró rápidamente y se abalanzó del mismo modo que había hecho en su entrada en la habitación. Pero ahora no había ropa que nos molestase. Sara se acomodó de forma que mi polla quedó justo a la entrada de su coño, sin nada que impidiese la penetración.

Sara Fóllame… no te preocupes por nada, tomo la píldora

Con un leve empujón, mi polla entró dentro de ella. Con mis manos en su culo lograba mantener la postura mientras Sara subía y bajaba por mi miembro penetrándose cada vez más profundamente.

Sara Mmmmm… me encanta… …. Fóllame Álvaro, fóllame…. Joder…. que gusto… mmmm

El agua de la ducha seguía cayendo y la intensidad de nuestros movimientos aumentaba. Reconozco que la postura no era la más cómoda para mi, pero ver a Sara tan desatada no hacía más que excitarme más y más. Sara se agarró fuerte a mí como para coger más impulso. Su coño chapoteaba a cada embestida de mi polla entre gemidos de placer.

Álvaro Uhmmm… cómo te mueves! Ufff….

Sara ¿Te gusta como te folla tu putita? Ehhh…. Joder…. joder…. Ahhh… ¿Te gusta, cabrón?

Álvaro Siiii…. Mmmmm

En ese instante solté las manos y dejé que Sara pusiese los pies en el suelo. Dominando la situación, le dí la vuelta hacia la otra pared de forma que ahora la tenía de espaldas delante de mí. Ella comprendió al instante mis intenciones y estiró los brazos para apoyarse en la pared inclinándose ligeramente para permitir que la penetrara desde atrás. La agarré por las caderas y mi polla entró de un golpe en su coño. Empecé a bombear duro. Muy duro. A cada embestida, intuía en el espejo del baño, totalmente empañado, el balanceo incesante de sus tetas.

Álvaro ¿Esto querías, Sarita? ¿Es esto lo que deseabas? mmmmmm

Sara Si….. joder, deseaba que me follaras asi de duro, cabrón. Uhmmmm…. Sigue , sigue… no pares…

Álvaro Toma polla, Sara… así es como te quería follar en el piso, así… Todos los días deseando follarte así… mmmm

Sara Y por qué no lo hiciste, cabrón… ahhhh…. Que gusto me das! Ahhhh…. Más duro joder, más….

Salí de dentro de ella y me agaché metiendo mi boca en su coño. El correr del agua por su cuerpo impedía saborearlo plenamente pero necesitaba comerme aquel manjar. Mi lengua recorría de abajo hacia arriba su coño abierto y aprovechaba para lamerle el ano, presionando levemente en él como queriendo penetrárselo. Sara movía su cuerpo hacia atrás como buscando que mi lengua lamiese más y más. Entre gemidos y jadeos parecía que el tercer orgasmo de Sara estaba cercano. Los movimientos de mi lengua eran cada vez más rápidos y mi mano derecha buscó su clítoris para acariciarlo con ansia. Estuve un minuto así y decidí volver a follarla en esa misma postura.

Álvaro Mmmm… que rico coño tienes Sara… mmmm estaría todo el tiempo devorándotelo – exclamé mientras volvía a embestirla con fuerza – Mmmmm… ¿Te gusta ehhh?

Sara Siii… Si… ahhh… me encanta…. Voy a correrme joder… ahhhh…. Fóllame como a una zorra… ahhhh

Álvaro Córrete zorra, córrete….a hhhh…. Ahhhh….

Nos corrimos juntos. Descargué mi leche dentro de ella con furia al tiempo que ella se estremecía de placer. Agarré sus tetas para incorporarla hacia atrás sin sacar mi polla de su interior

Álvaro Mmmmm Sara, eres una bomba….

Sara ¿Te ha gustado? Ufff… me has puesto a mil…. Uffff… joder…. qué placer.

Álvaro Ufff… siiii….

Sara se giró y se puso frente a mi mientras cerraba el grifo del agua. En un gesto maternal, pasó su mano por mi cara y me dio un beso en la mejilla. Quise besarla en los labios pero se apartó. En ese momento me percaté de que algo en su cabeza había hecho un clic y volvíamos a la realidad.

Sara No…. Yo…. Ha estado genial y todo eso pero… Joder…

Álvaro Ey…– dije tratando de quitarle hierro al asunto - ¿Qué pasa? No te preocupes… nos hemos dejado llevar y ya está.

Sara Ufff… ya lo sé pero… ¿podrías salir, para ducharme bien?

Estaba claro que habíamos entrado en una espiral peligrosa. Ei sí pero no. El no pero sí. El sentimiento de culpa de Sara en ese instante era más que evidente. Como lo había sido antes durante todo el día. Pero ella, como me pasaba a mí, no era capaz de reprimir sus instintos que la llevaban a desear cerrar, de alguna manera, aquella puerta del pasado.

Me puse el albornoz y la esperé unos minutos sentado en la cama. Yo me estaba empezando a sentir mal pensando en cómo había reaccionado Sara y también en Juan. Si, llamadme tonto, pero me caía bien mi jefe y por mucho que a él le diera morbo hablarme de su mujer, no creo que lo que había pasado en aquella habitación de hotel le hiciera puta gracia.

Sara Estos secadores de los hoteles son una porquería, mira como me ha quedado el pelo. A ver si llego pronto a casa para arreglar este desaguisado.

Álvaro Ya….

Sara Será mejor que me vaya… Álvaro yo… sé que soy una gilipollas. Perdona si….

Álvaro Shhhh… no digas nada. Por mi parte ya está. No quiero que esto te afecte ni a ti ni a Juan. De verdad… Ha sido un día de locura y ya está.

Sara Que sepas que me ha encantado esta locura, hacía años que no me ponía tan cachonda – dijo tapándose la boca como avergonzada

Álvaro Jejeje me alegro. Eso que nos llevamos, ¿no?

Sara Si… pero… Nada, es igual. Casi que me voy a ir, Juan llegará sobre las seis y media y tú te vas hoy, ¿no?

Álvaro Sí. A las ocho cojo el tren. Ahora me toca reflexionar sobre el curro…

Sara Ya…. No sé, piénsatelo bien.

Esperaba que Sara me animara a aceptarlo pero su gesto indicaba todo lo contrario. Tras nuestro encuentro parecía que ella prefería tenerme alejado de Madrid para evitar tentaciones futuras. Tuve que preguntárselo.

Álvaro ¿Prefieres que no acepte?

Sara Es cosa tuya… Es tu vida. Es un buen puesto, pero no sé… Repito que es cosa tuya.

Álvaro Lo sé…

Sara Me voy ya – dijo cortando la conversación - ¿puedes dejarme el móvil para llamar a un taxi? Me he quedado sin batería...

Álvaro Claro – contesté acercándoselo de la mesita de noche

Sara A ver…. galería … imágenes… borrar. Como comprenderás es mejor que borre esa fotito que me has hecho antes – dijo riéndose y mirándome con cara ya más relajada

Inteligencia femenina se llama. La muy cabrona me había pedido el móvil para borrar la foto. Sacudí la cabeza admitiendo mi inocencia, pero cuando Sara volvió a mirar el teléfono para comprobar si había borrado la imagen, su cara cambió de golpe.

Sara ¿Qué coño es esto?
ruthenius is offline   Citar -
Los siguientes 11 Usuarios dan las gracias a ruthenius por este Post:
Antiguo 20-jul-2017, 11:45   #33
alcojones
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: mar-2008
Mensajes: 44
Gracias 24 Veces en 16 Posts
Predeterminado

Impresionante... esto se pone cada vez mas interesante.
Sara va a descubrir la conversacion de Juan con Alvaro y me da a mi que eso va a permitir que puedan tener mas encuentros
alcojones is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a alcojones por este Post:
Antiguo 20-jul-2017, 18:46   #34
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 21.976
Gracias 14.907 Veces en 7.603 Posts
Predeterminado

Genial... Lo estas bordando... tu p2beer chug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 21-jul-2017, 10:25   #35
ruthenius
Mega Pajillero
 
Avatar de ruthenius
 
Fecha de Ingreso: abr-2006
Mensajes: 421
Gracias 240 Veces en 36 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por CHARON Ver Mensaje
Genial... Lo estas bordando... tu p2beer chug
Muchas gracias por tu constante apoyo! Así da gusto...
ruthenius is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a ruthenius por este Post:
Antiguo 21-jul-2017, 18:12   #36
LUDICO
Ministro Pajillero
 
Avatar de LUDICO
 
Fecha de Ingreso: nov-2009
Ubicación: Tartessos
Mensajes: 1.213
Gracias 484 Veces en 283 Posts
Predeterminado

Genial como todas las entregas y las situación con la que acaba.... promete y mucho..
__________________
"Por favor, no me pongas etiquetas sin conocerme"
LUDICO is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a LUDICO por este Post:
Antiguo 22-jul-2017, 12:13   #37
ruthenius
Mega Pajillero
 
Avatar de ruthenius
 
Fecha de Ingreso: abr-2006
Mensajes: 421
Gracias 240 Veces en 36 Posts
Predeterminado Capítulo 11

Sara ¿Me puedes explicar qué cojones hace esto aquí?

Sara me estaba mostrando la pantalla de teléfono y allí aparecía la foto que un par de horas antes me había enviado Juan. Sí, lo sé, una cagada en toda regla. El juego morboso que Juan me había planteado se había venido abajo en menos de 24 horas. Ante este hecho tan imprevisto y el hecho de ver a Sara tan enojada hizo que no tuviera tiempo para una reacción inmediata, por lo que sólo logré balbucear.

Álvaro Ehhh… a ver …. Yo….

Sara Explícame de dónde has sacado esta foto, Álvaro – dijo Sara elevando cada vez más la voz

Álvaro A ver…. Tranquilízate…

Sara ¡Ni tranquilízate, ni hostias! ¡No me toques los cojones, Álvaro!

La mirada de Sara en ese momento imponía y sus gritos desesperados pidiendo una explicación iban in crescendo en intensidad. Sus ojos empezaban a humedecerse al sentirse, en cierto modo, humillada por aquella situación.
Álvaro Sara, tranquila… vamos a sentarnos aquí y hablamos.. – dije tratando de tranquilizarla al tiempo que ganaba tiempo para buscar una hipótesis creíble…

Sara ¡QUE ME DIGAS DE UNA PUTA VEZ DE DÓNDE HA SALIDO ESTO!

Álvaro Ha sido Juan

No pude mentirle. Ni tan siquiera mirarle a los ojos. Verla enojada y tan fuera de sí me venció. Sentí en ese momento como si de un plumazo aquellas intensas horas que habíamos pasado juntos se hubieran tornado de repente en un mal sueño. Sara se quedó petrificada. Sin reacción. Como si le hubieran dado una bofetada imprevista. Estaba claro que nunca hubiera imaginado que su propio marido hubiera sido capaz de hacer algo así, y menos cuando él y yo nos acabábamos de conocer.
Sara se dio la vuelta y se sentó en la cama. Se echó las manos a la cara y movía su cabeza negando continuamente, sin dar crédito a la situación.

Sara Hijo de puta, hijo de puta, hijo de puta, hijo de puta… - decía continuamente de forma rabiosa

Álvaro Sara… yo… - dije intentando excusarme

Sara Hijo de puta, hijo de puta, hijo de puta, hijo de puta… - proseguía ajena a mis palabras – “Posa para mí , putita, posa para mí…” ¡Qué cabrón! – levantó la cabeza y me miró fijamente - PARA ÉL, me decía que posara PARA ÉL. ¿entiendes, Álvaro? PARA ÉL - enfatizó

Álvaro No sé qué decirte… para mí ha sido una sorpresa todo esto… yo….

Sara ¿Sorpresa? Tú eres otro cabrón como él. ¿Cuándo te la ha mandado?

Álvaro Justo antes de llegar tú… no pude decirte nada porque entraste tan efusiva que… - dije tratando de echar balones fuera

Sara ¡Anda Álvaro, no seas patético! No me ibas a decir nada y lo sabes. – dijo en tono más relajado – Pero ahora sí me lo vas a contar. Tienes muchas explicaciones que darme.

Álvaro Sara, yo no entiendo nada tampoco… Juan ayer estaba muy pesado hablándome de ti, pero en plan morbo, joder Sara, ¿es esto necesario?

Sara Sigue… ¿qué significa eso de en plan morbo?

Álvaro Joder Sara, ya sabes…

Sara No lo sé. Y quiero saberlo – dijo en tono más amenazador

Álvaro Eso, que si estabas muy buena, que si eras muy fogosa…

Sara O sea que me describió como a una puta, ¿no? Una puta que te podías follar…

Álvaro No, no, no, no… todo lo contrario. Si me dijo que ni se me ocurriera acercarme a ti… Joder Sara, qué mal rollo.

Sara O sea, que te puso cachondo hablándote de mí – prosiguió sin querer dejar de recibir explicaciones – Y claro, mi calentón de anoche te acabó de confirmar que era una zorra…

Álvaro Que noooo, que no es eso. ¡Claro que me pusiste cachondo, pero me acabas de confesar que tú también lo estabas! ¿Que la conversación con Juan me dio su morbo? No te lo puedo negar. Pero te aseguro que también me sorprendió bastante, porque esto es raro de cojones…

Sara Pero, ¿habíais hablado de mi antes de hoy, no?

Álvaro No…. Si nos conocimos ayer. Joder Sara, ¡me lo presentaste tú!

Sara Visto lo visto, no me lo creo. ¡Cómo te va a mandar Juan una foto mía casi desnuda tras conocerte ayer! Esto lo teníais planeado…

Álvaro Que nooo… te lo juro por lo que más quieras. Joder! A ver cómo te digo esto sin liarla más… A ver… Por así decirlo, a Juan le excita hablar de ti en plan morbo, ya sabes…

Sara Eso ya lo sé… es un puto pervertido. Sigue – afirmó muy segura de lo que decía

Álvaro Pues parece que el hecho de que yo te conociera de antes unido a que, según él, se me nota a leguas que me gustas, pues parece que lo pone a cien…. Y claro, después vienes tú hablando de Marta en plan celos total pues… joder, no sé… su imaginación se disparó.

Sara Ay, ay, ay… qué cabrones. ¡Pues sí que te ha salido rentable el viajecito a Madrid! Puedes ascender en el curro, al jefe le da morbo que conozcas a su mujer y encima te la has follado. Óle tus huevos!

Me reí porque en el fondo Sara tenía toda la razón. A pesar de lo extrañas que habían sido esas últimas 24 horas, a mí me había salido todo más o menos redondo. Ahora se trataba de que Sara se calmase y, al menos, relativizara la situación.

Álvaro Vamos mujer, ya está… no te enfades. Tú tampoco te puedes quejar, entre el polvazo con Juan de anoche y lo de hoy…

Sara ¿Qué? ¿Te ha contado el polvo de ayer? No me jodas…

Álvaro ¡La he cagado otra vez…!

Sara No… pero tiene narices la cosa. Los dos hablando de mi a escondidas… Seguro que ha presumido de lo abierto que me dejó el culo anoche, qué cabrón.

Álvaro Eso no me lo había contado… jejeje

Sara se puso colorada al instante y se echó la mano a la boca en un gesto que denotaba que había hablado más de la cuenta. Sara se mostraba más relajada y parecía que el enfado inicial se le había pasado. Supongo que se estaba empezando a dar cuenta de que, aunque Juan había hecho lo que había hecho, ella le había puesto unos bonitos cuernos conmigo. Así que en cierta forma la cosa quedaba en empate. De repente, el móvil de Sara sonó.

Álvaro ¿No me habías dicho que estaba sin batería? Jejeje

Sara Ay, que inocentes sois. ¿Ves cómo las tías somos más inteligentes? – dijo mientras cogía el teléfono del bolso y se sentaba en la cama - ¡Mira! Hablando del rey de Roma…

Álvaro ¿Es Juan? Joder Sara… no le digas nada de lo de la foto.

Sara Shhh… calla y escucha

Sara pulsó el botón del altavoz de su móvil para que yo pudiera escuchar a conversación. Su gesto pícaro dejaba bien a las claras que quería llevar el jueguecito un poco más allá…

Sara Hola, cariño! Dime…

Juan Hola… ¿dónde estás? Acabo de llegar a casa y no estabas…

Sara Pues mira, he ido al gimnasio que necesitaba estirar un poco – dijo mirándome mientras esbozaba una sonrisa – Tenía los músculos un poco contracturados… Lo de ayer me dejó hecha polvo…

Juan ¿Si? Y eso?

Sara Ya sabes que tu putita se queda así cuando le revientas el culito…

Juan Mmmmm… pero te encanta, ehhhh ¿putita? Veo que sigues cachonda….

Sara Mmmmmm…. Sii…. En el gimnasio un chico no paraba de mirarme las tetas y el culo…. Creo que si me pongo a tiro me folla allí mismo….

Juan Mmmmmm … ¿sí? Tiene buen gusto el chaval…. ¿Y te ha puesto muy cerda?

Estaba flipando. Definitivamente aquella pareja tenía un juego morboso entre ellos y estaba claro que Sara quería que yo fuese conocedor de él. Mi polla estaba volviendo a reaccionar. Sara estiró su brazo y empezó a acariciarmela por encima del albornoz mientras seguía hablando.

Sara Mmmm…. Si…. Tenía un buen bulto entre las piernas…. Se me ha mojado el coño sólo de pensar en comérsela…. Mmmm ¿te gusta imaginar que se la como, verdad?

Juan Joder putita… se me está poniendo la polla bien dura sólo de pensarlo….

Sara Shhhhh espera… Cuando llegue a casa me voy a comer tu polla enterita… o no quieres?

Juan Mmmmmm…. Me encanta que seas así de zorra. Que todos babeen por mi putita… mmmm

Sara Mmmmmm… si, soy tu putita. Sólo tu putita… - dijo Sara mientras sacaba su lengua morbosamente

Juan Uffff Mi putita. Sara, ven pronto… quiero follarte….

Sara Mmmmmm… ¿sabes cariño? Al venir he visto un conjuntito precioso en el escaparate de una lencería… Seguro que te gustaría. ¿Quieres que lo compre?

Juan Mmmmm… si..claro….uffff… joder, me pones muy cachondo, …

Sara ¿Y sabes lo que vas a hacer? Quiero que me hagas fotos…. Mmmmm … así vestida… y me desnudes… y le sigas haciendo fotos a tu putita. ¿Te gusta la idea?

Juan Mmmmmm…. Siiii…. Quiero más fotos para mi colección… mmmm
Sara ¿Pero son sólo para ti, verdad, cariño? Mmmmm…. Me encanta posar como una zorrita para ti….

Juan Siiii…. Me encanta… no tardes. Voy a prepararlo todo…. Te quiero…

Sara Mmmmm….

Sara colgó la llamada y se dejó caer hacia atrás en la cama riéndose de forma un tanto malvada como si fuese una adolescente que acababa de provocar a su novio. Se volvió a incorporar y le dio un beso a mi polla dura.

Sara Ahora sí que me voy. Si éste quiere jugar, vamos a jugar. ¿Quiere morbo? Lo va a tener… pero con mis reglas. Y tú, Alvarito… - dijo agarrándome la polla fuertemente - … como te has portado un poquito mal, vas a tener que pajearte si quieres bajar esto. Tienes una foto mía en el móvil si quieres motivarte… jeje

Riendo y con aire de superioridad, cogió el bolso, se acicaló un momento y se dirigió a la puerta de la habitación despidiéndose con un gesto con la mano.

Sara ¿Por cierto? ¿Cuándo te incorporas al nuevo trabajo?
ruthenius is offline   Citar -
Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a ruthenius por este Post:
Antiguo 22-jul-2017, 14:21   #38
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 21.976
Gracias 14.907 Veces en 7.603 Posts
Predeterminado

Bueno, han jugado con fuego y casi se queman del todo... Peeeero parece que Sara tiene muchas, bastantes tablas encima y se va a convertir en la feroz leona que termina domando a sus dos domadores...juasssss ssth umbsup

Este relato cada vez esté mejor y engancha más con cada entrega; mil felicitaciones... thumbs up be erchugbeer chug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 22-jul-2017, 16:18   #39
juan1111
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jul-2017
Mensajes: 35
Gracias 11 Veces en 10 Posts
Predeterminado

Excelente relatos de follisqueo a discreción.
sigue así.
juan1111 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a juan1111 por este Post:
Antiguo 24-jul-2017, 12:09   #40
ruthenius
Mega Pajillero
 
Avatar de ruthenius
 
Fecha de Ingreso: abr-2006
Mensajes: 421
Gracias 240 Veces en 36 Posts
Predeterminado Capítulo 12

El tren salió de la estación a la hora prevista. Fue un viaje de reflexión, de pensar en el carrusel de experiencias que había vivido en esas últimas 24 horas y de meditar tranquilamente en lo que haría con mi vida a partir de ahora teniendo en cuenta que ya no sólo era un cambio de trabajo y de domicilio sino que, de aceptar la propuesta laboral, tenía claro que pasaría a ser el tercer vértice de un triángulo morboso. Y me atraía la idea. Ahora que Sara había descubierto el juego que nos traíamos su marido y yo sospechaba que ella iba a aprovechar la circunstancia para su placer. Placer que en ese mismo instante estaría recibiendo de su marido vestida con aquella sugerente lencería que ella le había descrito por teléfono. Cerré los ojos e imaginé la escena; Sara a cuatro patas siendo embestida ferozmente por Juan mientras gemía como una perrita. Tuve que recolocarme la polla para que no se notara demasiado que me estaba excitando con aquellos pensamientos. Abrí los ojos y traté de pensar en otra cosa para evitar males mayores. Cogí de mi mochila la documentación que me había entregado Juan sobre la oferta laboral. La leí y la releí. Como intentando autoconvencerme de que aquello era irrechazable; que ya se vería como discurrían los “negocios paralelos” que tenía con mi jefe y su mujer.

Pasaron cuatro días sin tener noticias de Madrid. No sabía que era lo más oportuno, llamar yo o dejar a que Juan diera el primer paso. Un fin de semana y un par de días parecía tiempo más que suficiente para que mi jefe me preguntara qué había decidido. Además Sara tampoco se había dirigido a mí. Y fue entonces cuando mi cabeza empezó a hacer hipótesis sobre lo que habría pasado en esos cuatro días. ¿Le habría contado Sara a Juan lo de la foto? ¿Habrían discutido? ¿Se habría echado mi jefe para atrás? ¿Habría tenido Sara otro episodio de culpabilidad? Imaginara lo que imaginara sabía que nada tenía que ver aquella ausencia de noticias con el trabajo. Cogí el móvil y busqué el teléfono de Juan. Pero no me atreví a pulsar el botón verde. ¿Y si Sara le había confesado que le había puesto los cuernos conmigo? Seguro que no le haría mucha gracia que yo le llamara… Cambié de idea y busqué el número de Sara. ¿Y si Sara había dado por cerrado mi capítulo y prefería no saber más de mí? Dudas, dudas y más dudas. Decidí ir por la vía de en medio y llamé a la empresa. Fue la manera que se me ocurrió para saber si Juan quería o no quería atenderme.

Secretaria Buenos días, le atiende Alba, ¿en qué puedo ayudarle?

Álvaro Hola, buenos días. ¿Podría hablar con el señor Juan Costa, por favor?

Secretaria De parte de quién, por favor

Álvaro Álvaro Martínez, de la sede de Oviedo

Secretaria Un momento por favor, permanezca a la espera

La música de espera se me hizo eterna y eso que no pasarían ni un minuto.

Secretaria Tiene que disculpar – dijo con voz dubitativa - pero el señor Costa está reunido en estos momentos. ¿Quiere que le dé algún recado?

Álvaro Si… bueno… estaba pendiente de hablar con él. Dígale que he llamado… Muchas gracias

Secretaria A usted. Buenos días

Todas las películas que me había hecho antes parecía que cobraban visos de hacerse realidad. Mi jefe no quería atenderme. Por meter la polla donde no debía, podía perder una gran oportunidad de trabajo. ¿O sería cierto que estaba reunido? También eso tenía lógica… ¡para qué preocuparse! Seguro que estaba reunido y no podía atenderme, pero me llamaría después. Más dudas. Mi angustia terminó a los diez minutos. Llamada de Juan.

Álvaro Hola Juan, disculpa si antes te han interrumpido por mi culpa…

Juan Hola Álvaro! – el tono de su voz parecía relajado – Pues la verdad es que Alba ha venido en mal momento sí… jejeje Pero no te preocupes.

Álvaro Reunión de trabajo…

Juan Noo… - riéndose – eso es lo que tiene que decir Alba a la gente que llama para que suene bien. Las reuniones importantes ya sabe ella cuando son, para eso es mi secretaria jejeje Lo que pasa es que estaba… bueno es igual… no te voy a contar todo jejeje

Álvaro Claro ,claro… Mira, yo te llamaba por el asunto este del…

Juan ¿O quieres saber lo que estaba haciendo? – interrumpiéndome

Álvaro Hombre, no sé… supongo que cosas de empresa – dije sorprendido ante la pregunta

Juan Jajajajajaja… algo así jajajajaja. Estaba con Sara…

Álvaro Ahhh… vale… bueno…. dale saludos de mi parte – se me ocurrió comentarle, de forma más que estúpida

Juan Jajaja.. saludar la ha saludado Alba cuando ha entrado y la ha visto como la ha visto. Pobrecita, que corte. Bueno, que corte para las dos jajaja

Álvaro ¿Por? – pregunté instintivamente pues la curiosidad me mataba

Juan ¿De verdad tengo que decírtelo? Ya sabes que Sara es puro fuego y…

Álvaro No estaríais…

Juan Jajajaja Ha venido a verme y tenía hambre… ¿lo pillas?

Álvaro Uffff , ¿Qué morbo, no?

Juan jejejeje, vaya, vaya… Alvarito. ¡A ti te va el mambo como a mi! Jajaja

Álvaro Disculpa Juan… se me ha ido la mente…

Juan ¿Disculparte? Para nada… me da mucho morbo que hablemos de Sara, ya lo sabes. Pues eso, el caso es que Sara ha venido con hambre y estaba comiéndome la polla y Alba ha entrado sin llamar y…. no sabía donde meterse… y Sara tampoco! Jajaja

Álvaro Joder con la reunión! Jajajaja Si todas son así, ya estoy tardando en estar en Madrid.

Juan Jajajaja… No te hagas ilusiones… que aquí se trabaja. Pobre Sara, se ha ido toda avergonzada...

Álvaro Ya... lo decía de broma. La empresa es lo primero… perdona – dije tratando de disculpar mi osadía

Juan No te pongas tan trascendental, hombre. Que ya sé que estabas de broma. De hecho es la primera vez que lo hace, pero lleva unos días… que… uffff…. me tiene agotado. Le ha venido muy bien reencontrarse contigo… no sé que le das jajajaja

Álvaro ¿Yo? Nada… no sé… supongo que se habrá puesto contenta… - dije nervioso sabiendo lo que sabía

Juan Lo que se ha puesto es cachonda al recordarte. Hacía años que no la veía tan entregada… mira que te tenía ganas en su época de estudiante y tú no te diste cuenta. Ay, ay, ay… que fallo! Jejeje

Álvaro No creo.. jejeje… ¿no decías que era muy fogosa? Será eso…

Juan Fogosa si, pero está desatada… Creo que está recuperando conmigo los polvos que no te pudo echar a ti Mmmmm Eso que me llevo yo, lo siento por ti! El viernes cuando llegué a casa no estaba, la llamé y me puso supercachondo por teléfono. Uffff… y cuando llegó a casa mmmmm – prosiguió con la respiración un poco más rápida – En serio, Álvaro, como una leona en celo. Y provocándome con que otros la querían follar y….uffff joder, que Sara no ha acabado el trabajito que me estaba haciendo y…uffff

Me di cuenta que Sara no le había contado nada de lo nuestro y me relajó bastante. Volví al juego morboso con Juana sabiendas que, excitado como estaba, sería fácil

Álvaro Así que te ha dicho que otros se la quieren follar…. Qué zorra, ¿no? ¿Crees que sería capaz?

Juan Uffff…. la noto tan cachonda estos días que.. uffff… pero no creo… Espera q pongo el pestillo de la puerta… uffff…. joder….

Álvaro Andas mostrándola por ahí y seguro que muchos se la quieren follar….

Juan Si…. Eso si…. Mmmm es que está muy rica mi zorrita, ¿verdad? – comentaba Juan mientras claramente se estaba masturbando

Álvaro Claro que está muy rica…. Te gusta que te digan que está muy buena y que todos se la quieren follar, ehh? Mmmmm

Juan Mmmmmm siii…. Y que digan lo zorra que es…. Mmmm

Álvaro Eso es lo que es tu mujer… una zorrita. ¿Quieres que se la follen, Juan? – dije con confianza sabiendo que dominaba la situación

Juan Ufff… no…. no…. es mi zorrita. Bueno, no sé…. Ufffff

Álvaro Si que quieres… confiesa… y tu zorra necesita otras pollas, ¿verdad?

Juan Uhmmmm siii… las necesita… ahhhh ahhhh joder, me corro…..

Me callé un minuto mientras oía como Juan se recuperaba de su orgasmo. Me sentía poderoso en esas circunstancias y más sabiendo que su zorrita había sido mía unos días antes. Y deseaba que lo siguiera siendo…

Juan uffff…. joder… que morbo. ¿Sigues ahí?

Álvaro Claro….

Juan Tío, esto es la hostia! Sara desatada, yo pajeándome en la oficina… ¿qué nos das? Jajaja

Álvaro ¿Morbo? Jajajaja

Juan Jajajaja será eso…. – dijo intentando recomponerse totalmente – Bueno, supongo que no me llamarías para esto…

Álvaro Jajajaja no , claro. Pero esto lo has provocado tú… ehhh

Juan Si, si… pero me has pillado en un momento bajo jajaja. Centrémonos. ¿Has pensado en lo del curro?

Álvaro Pues sí, he decidido aceptar la oferta.

Juan ¡Perfecto! ¡Me alegro mucho! – exclamó dejando patente su alegría – Pues mañana pásate por aquí y empezamos

Álvaro ¿Mañana? Pero tengo que preparar todo, buscar piso… no sé. Pensaba que sería un poco más adelante.

Juan No, te quiero aquí cuanto antes. Tienes toda la tarde para preparar una maletita y te vienes… Mañana firmas el nuevo contrato y te explico todo más pormenorizadamente.

Álvaro Ufff… vale… pero… De acuerdo. Mañana estaré ahí. Llamaré al hotel a ver si tienen una habitación para los primeros días antes de que encuentre algo. Joder, no contaba yo con tanta prisa.

Juan Jajajaja no te agobies. Así trabajamos en esta empresa, pero ya ves que tenemos tiempo para el ocio jejeje

Álvaro Ya veo, ya…

Juan Y de lo del hotel olvídate, te vienes a casa los primeros días y ya está. Seguro que Sara está encantada de tenerte allí.

Álvaro Hombre no! Faltaría más…

Juan No acepto un no por respuesta. No se hable más.
ruthenius is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a ruthenius por este Post:
Antiguo 24-jul-2017, 15:29   #41
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 21.976
Gracias 14.907 Veces en 7.603 Posts
Predeterminado

Uffff....!!!!! Pobre Juan, n o sabe lo que acaba de hacer...:unsur e: Al final va a tener que picar los cercos de las puertas de su casa... ::cuer nos::juass sssss thumbs up beerch ug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 26-jul-2017, 11:36   #42
ruthenius
Mega Pajillero
 
Avatar de ruthenius
 
Fecha de Ingreso: abr-2006
Mensajes: 421
Gracias 240 Veces en 36 Posts
Predeterminado Capítulo 13

Sara ¿Me puedes explicar qué demonios es eso de que te vienes a vivir aquí unos días? ¿Estás loco?

Sara hablaba exaltada, como si no le hiciera ni pizca de gracia tenerme en su casa mientras no encontraba un lugar donde vivir en la capital. Egoístamente, veía esa estancia en casa de mi jefe como una oportunidad perfecta para llevar el morbo de mi relación con Sara un paso más allá. Además tenía claro de que a Juan la idea de que estuviera tan cerca de su mujer le provocaba una excitación extraordinaria, por lo que podría buscar situaciones morbosas con ellos de forma más o menos natural. También es verdad que si pensaba con la cabeza, y no con la polla, era posible que la situación se me fuese de las manos y acabara despedido y de vuelta a mi casita.
Pero aquella llamada casi inmediata de Sara me hizo sentirme poderoso, sabedor que a ella lo que le daba miedo era no poder contener su atracción sexual hacia mí. O eso era, al menos, lo que yo imaginaba…

Álvaro Buenos días, Sara. ¿Empecemos por ahí, no?

Sara Encima vacilando… no me toques las narices…

Álvaro Shhh, shhh, shhh… cálmate. A mí no me tienes que preguntar eso. Habla con tu maridito que ha sido el que me ha invitado…

Sara ¿Qué crees que no lo he hecho? Ya le he dejado bien clarito que no me hacía ni puta gracia… Pero tú bien que has aceptado, ¿no sabes decir que no o qué?

Álvaro ¿Qué tiene de malo? ¿Tienes miedo? – dije con voz desafiante

Sara ¿Miedo? ¡Será gilipollas el tío! Mira, que me hayas follado el otro día no te da derecho a venir a mi casa así como así…

Álvaro Que mala anfitriona eres, pensaba que te haría ilusión tenerme más cerquita…

Sara Mira, no sé lo que estarás tramando, pero olvídate de lo del otro día. No va a volver a pasar, nunca más. ¿Quieres que te lo repita? Nunca más…

Álvaro Yo no estoy tramando nada, cariño – sabía que llamándola así se cabrearía más – Simplemente tengo que estar mañana en Madrid, tu marido no me ha dejado que me alojase en un hotel y me ha invitado a vuestra casa. Pero tranquila, que intentaré que sean un par de días sólo. Lo digo para que no tengas la tentación tan cerca…

Sara ¡Será hijo de puta! ¿Pero tú qué coño te crees? ¡Que se me caen las bragas al verte!

Álvaro Ohhh, hoy las llevas puestas… - dije provocándola – ya le diré a Juan que mientras yo esté allí no te las pongas. Seguro que le excita la idea…

Sara ¡Lo habéis tramado los dos, qué cabrones!

Álvaro Te repito que yo no he tramado nada. Otra cosa es que a tu marido le ponga cachondo que los tres estemos bajo el mismo techo y le excite pensar que te pueda ver en ciertas situaciones…

Sara No va a haber ninguna situación. Ya procuraré no coincidir con vosotros. A lo mejor me voy a casa de mis padres y así os pajeais tranquilamente pensando en mí. ¿Te gusta esa situación? – dijo de forma contundente

Álvaro Sé que a tu marido eso le encantaría. Yo prefiero otro tipo de situaciones más íntimas, contigo. Pero si no vas a estar…

Sara Dos días. Te doy dos días. Haz como quieras, pero en dos días te quiero fuera de mi casa. Adiós

Y me colgó. Me reí hacia mis adentros porque sentir a Sara tan nerviosa me corroboraba que ella estaba muy preocupada por mi presencia en su casa. Bien porque temía que Juan se enterase de lo nuestro, o bien, porque podía sufrir una recaída en la tentación. Cogí el teléfono y le mandé un mensaje de texto a Juan.

Álvaro Hola. Saldré de Oviedo mañana temprano, supongo que llegaré a Madrid sobre las 10. ¿Voy directo a la oficina o paso antes por vuestra casa?

Juan Hola! Así me gusta, que aceptes mi invitación. Vente a casa, así dejas las cosas y ya vamos juntos a la oficina. Hasta mañana.




Llegué a Madrid a las nueve y media y ya Juan me había enviado la ubicación de su casa. Un chalet muy bonito en una urbanización de las afueras. Llamé al telefonillo de la entrada y me atendió Juan que me abrió el portal de la entrada y me indicó cómo llevar mi coche al garaje. No tardó en aparecer.

Juan ¡Bienvenido a nuestra casa, Álvaro! Antes de nada te voy a decir algo para que lo tengas claro desde ya: quédate todo el tiempo que necesites. Busca vivienda con calma que estamos encantados de que estés aquí.

Álvaro Gracias, pero serán un par de días. No quiero ser molestia. Ya me dirás de alguna inmobiliaria a la que pueda ir para alquilar algo…

Juan Tranquilo, hombre. No tengas tanta prisa. Esas cosas hay que pensarlas bien. Además, Sara está entusiasmada con tenerte aquí. ¡No sabes la alegría que se llevó! ¡Pero no te quedes ahí parado! Sígueme que te digo cuál será tu habitación.

Mi cara en ese momento debió de ser un poema ya que aquella versión que me estaba dando Juan no coincidía para nada con lo que me había manifestado Sara el día anterior. O Juan pretendía ser amable, o algo no encajaba. Cogí mis cosas y seguí a Juan mientras él me iba enseñando las distintas dependencias de su casa. Subimos unas escaleras a la planta superior donde debía estar mi habitación. En mi cabeza seguía dándole vueltas a la anterior frase de Juan…

Juan Este será tu cuarto durante el tiempo que quieras. Acomódate, dúchate si quieres y yo te espero en el salón. Hoy no había mucho jaleo en la oficina por lo que te puedes tomar el tiempo que quieras… Ah! Otra cosita, nuestra habitación es esta de aquí al lado – dijo señalándola – te lo digo por si acaso…

Álvaro Ah, vale, vale… Claro… Pues me cambio y ya voy. Por cierto, ¿Sara no está?

Juan ¡Qué rápido te has acordado de ella! Jajaja No, se ha ido a casa de sus padres.

Álvaro Vaya… - dije decepcionado al ver que había cumplido su amenaza – era por saludarla.

Juan Supongo que vendrá por la noche… ¿podrás esperar, no? jejeje Bueno, bajo y te espero en el salón. Acuérdate, estás en tu casa.

Vi como Juan desaparecía por las escaleras y entré en mi cuarto. No quise deshacer mucho la maleta por aquello de que no estaría mucho tiempo allí, por lo que coloqué cuatro cosas, me aseé un poco y me cambié para ir con Juan a la oficina. Cuando salí de mi habitación me quedé parado al pasar por delante de la puerta entreabierta del cuarto de Sara y Juan. Asomé un poco la cabeza porque me picaba la curiosidad de saber cómo sería. Observé que la cama estaba sin hacer solamente por un lado, señal inequívoca de que Sara no había dormido en casa esa noche y de que Juan no era muy dado a hacer su cama por las mañanas. Encima de la mesita de noche del lado que se suponía que era de Sara había un montoncito pequeño de ropa encima de la cual se veía un conjunto de lencería. Dudé en acercarme a observarla más de cerca. Nunca había sido especialmente fetichista, pero el saber que aquel conjunto era de Sara despertaba en mí un morbo tremendo por tenerlo entre mis manos. Imaginé entonces que ella se habría marchado de casa sin ropa interior, con aquel coño perfectamente arreglado al aire. Mi polla empezó a reaccionar y, por una vez, mi cerebro me mandó un mensaje urgente indicándome que saliera de allí, que no era oportuno excitarme en esa situación y que me dejara de morbos varios. Reaccioné y di la vuelta. Me tranquilicé un poco antes de bajar al salón. Allí Juan me recibió con un gesto amable.

Juan Veo que ya estás preparado. ¿Te apetece un café? Me acabo de hacer uno…

Álvaro Bueno, si no es mucha molestia…

Juan ¡Qué va! No soy mucho de las cosas de la casa, pero la máquina de café la sé manejar jejeje

Juan se fue hacia la cocina y me dediqué a observar aquel coqueto salón. Un cuadro inmenso sobresalía sobre toda la decoración. Era una mujer de espaldas mirando al mar, con la melena al viento y ataviada únicamente con un pareo semitransparente que dejaba intuir su cuerpo desnudo. Me acerqué a él para observarlo.

Juan ¿Te gusta? – dijo Juan entrando en el salón – Está preciosa, ¿verdad?

Álvaro Me ha llamado mucho la atención…

Juan Será porque ese culito lo has visto alguna vez en casa jejeje

Álvaro ¡No me jodas! ¿Es Sara?

Juan Chico listo, jejeje. Si, se lo hice hace unos años en Mallorca. Me gusta la pintura, así que me llevé los pinceles a la playa y estuvo posando para mí. Creo que quedó muy bien.

Álvaro Vaya… eres un artista. ¡Qué sorpresa!

Juan Jajajaja… que va. Es la modelo. Y eso que aquel día me costó mucho centrarme en los pinceles. Imagínate que morbo tenerla así en medio de la playa con todos los mirones alrededor jejeje La verdad es que me encanta cuando posa así, tan natural, tan desinhibida… Bueno ya viste en aquella foto que te envié lo sexy que se pone…

Álvaro Ufff, la verdad es que sí. Tienes una gran modelo en casa…

Juan Ya te enseñaré alguna fotito más… pero a Sara ni mu, ehhh – dijo Juan sonriendo mientras le daba el último sorbo al café – Será mejor que nos vayamos porque si seguimos hablando de ella a saber cómo acabamos jejeje

Álvaro Vamos, vamos… ¡no me tientes!
ruthenius is offline   Citar -
Los siguientes 9 Usuarios dan las gracias a ruthenius por este Post:
Antiguo 26-jul-2017, 16:43   #43
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 21.976
Gracias 14.907 Veces en 7.603 Posts
Predeterminado

Parece que Sara está un poco descolocada; creía que ella iba a controlar la situación y manejarla a su antojo, pero ha visto que con Alvaro lo va a tener complicado... thum bsuptu p2 be erchug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 27-jul-2017, 12:20   #44
ruthenius
Mega Pajillero
 
Avatar de ruthenius
 
Fecha de Ingreso: abr-2006
Mensajes: 421
Gracias 240 Veces en 36 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por CHARON Ver Mensaje
Parece que Sara está un poco descolocada; creía que ella iba a controlar la situación y manejarla a su antojo, pero ha visto que con Alvaro lo va a tener complicado... thum bsuptu p2 be erchug
Pues habrá que recolocarla... ¡o no! ¡quién sabe!

Mil gracias por tus comentarios, se agradecen mucho las opiniones.
Saludos
ruthenius is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a ruthenius por este Post:
Antiguo 28-jul-2017, 11:39   #45
ruthenius
Mega Pajillero
 
Avatar de ruthenius
 
Fecha de Ingreso: abr-2006
Mensajes: 421
Gracias 240 Veces en 36 Posts
Predeterminado Capítulo 14

Fue una jornada típica de primer día de trabajo: conocer a los compañeros, presentaciones varias, asignación de tareas… Juan estuvo a mi lado durante todo el día explicándome pormenorizadamente cómo funcionaba el equipo humano de aquella oficina y cuáles iban a ser mis responsabilidades; en definitiva, lo que quería de mí laboralmente. Me sentía muy a gusto, consideraba que estaba más que preparado para ello y, en general, las personas que iban a estar día a día currando conmigo me cayeron muy bien. Especialmente Alba, la secretaria de Juan con la que ya había hablado por teléfono el día anterior. Una atractiva chica rubia que rondaría la treintena con un cuerpo muy bien formado ensalzado por aquel vestido corto y ceñido que vestía. Cuando Juan me la presentó, no dudé en intentar jugar un poco…

Juan Álvaro, te presento a Alba, la secretaria más eficiente que puedes encontrar en cualquier empresa de Madrid y alrededores…

Alba Boh, Juan, no exageres – contestó ruborizándose – encantada

Álvaro Igualmente, aunque ayer ya hablamos por teléfono. Ya sabes, Juan y sus reuniones – contesté mientras miraba a Juan buscando un cómplice

Alba Ah , si… claro,… bueno, lógicamente tiene muchas reuniones de trabajo…

Alba hablaba dubitativamente, sin saber que contestarme ya que, como yo ya sabía, la reunión del día anterior no había sido muy al uso. Me gustaba el trato amable que tenían en la empresa donde Juan, a pesar de ser el jefe, era considerado un trabajador más.

Juan Además la de ayer era una reunión muy importante, Álvaro. Estábamos en plena negociación y a punto de llegar a un acuerdo final…, ¿verdad, Alba?

Alba Si, bueno… - cada vez más colorada – Supongo que sería así, yo sólo entré a preguntar… pero creo que no fui muy oportuna…

Juan No te preocupes, corazón. A lo mejor si nos hubieras dado tu punto de vista, llegaríamos a un acuerdo antes… - le dijo guiñándome un ojo

Alba Yo… - cada vez más cortada y sin saber dónde meterse

Álvaro Supongo que hay cosas que sólo puede resolver el jefe – dije interrumpiendo e intentando echar un cable a Alba – y en esas negociaciones duras mejor no molestar. Seguramente, fue culpa mía por insistir en que quería hablar contigo, Juan. Además ahora esas reuniones de negociación son una de mis nuevas tareas, ¿no?

Alba Jajajaja… - se rió de forma instintiva - perdón, perdón, jajajaja

Juan En estas reuniones importantes prefiero estar sólo, Alvarito – me dijo dándome un golpecito en el brazo

Alba no podía parar de reír, había pasado tan mal rato que esa frase mía le había provocado un ataque de risa a sabiendas que la supuesta tarea era liarse con la mujer del jefe. Finalmente, nos reímos los tres porque aquel doble juego de palabras tenía su punto cómico. La supuesta candidez de la secretaria de Juan tenía su punto y algo me decía que la relación entre el jefe y su secretaria era muy estrecha. No sé hasta qué punto, pero tampoco creía yo que con la mujer fogosa que tenía en Juan en casa a éste se le hubiera dado por tener algo más con su secretaria. Lo que estaba claro es que tenían muy buen feeling entre ellos.




Sobre las siete de la tarde salimos de la oficina. Juan me propuso tomar una caña antes de irnos a casa. Fuimos a una cafetería cercana y nos sentamos en una mesa.

Juan ¿Qué? ¿Qué tal tu primer día?

Álvaro Bien… he estado muy a gusto.

Juan Me alegro. La verdad es que el ambiente es siempre así. Me gusta que la gente trabaje sin presión pero sabiendo lo que tiene que hacer. Quiero resultados pero sin agobios. Creo que es la mejor manera… Hay que tomarse la vida con tranquilidad.

Álvaro Supongo que tienes razón… Por cierto, pobre Alba. Qué corte… Al final, me he arrepentido de preguntarle por la reunión de ayer

Juan Jejejeje si… pero no te fíes de las apariencias. Es una pícara de cuidado. Bajo ese disfraz de mujer que no ha roto un plato hay una loba tremenda….

Álvaro No creo, parece muy inocente. ¿Eso como lo sabes?

Juan No hagas preguntas. Digamos que alguna que otra vez me ha demostrado que le va la marcha y el morbo. Sólo te advierto… por si le quieres tirar la caña jejeje

Álvaro Vale, vale… La chica está para tirarle la caña y hacerle de todo uffff

Juan ¡Quieto fiera! Jajaja Tiene un cuerpazo ciertamente… Pero a ver, ¿a ti no te ponía mi Sarita?

Álvaro Jajajajaja… si, pero a quién le amarga un dulce.


Estuvimos un rato allí charlando de la empresa. Cada vez me caía mejor mi jefe y se veía que era mutuo. Un hombre llano, sencillo, amante de las pequeñas cosas y, además, un morboso de cuidado. De repente, le empezaron a llegar varios mensajes al móvil. Lo cogió y se puso a leerlos. Se reía al tiempo que movía la cabeza asintiendo levemente.

Juan Es tremenda… uffff… - dijo en voz baja

Álvaro ¿Algún problema?

Juan No, no… Sara, que es la hostia. Mira que me pone…

Me pasó el móvil y pude leer tres mensajes consecutivos que Sara le acababa de mandar.

Sara Cariño, lo he pensado mejor y me vuelvo en una hora. Iba a quedarme un par de días, pero no voy a poder aguantar tanto tiempo sin comerte la polla….
Sara Llevo todo el día cachonda, me arde el coño… mmmm
Sara ¿O prefieres que me quede? ¿No tienes ganas de disfrutar de tu zorrita?


En ese momento, el teléfono de Juan volvió a pitar. Un nuevo mensaje de Sara acababa de entrar. Era una foto de ella, desnuda de cintura para arriba sujetándose una teta mientras se lamía el pezón. Bajo ella un subtítulo: ¿no quieres comerlas?

Álvaro ¡Hostia! Perdón Juan… - dije mientras le devolvía el móvil a Juan

Juan ¿Qué pasa? A ver…. Guauuuu Sí que está cachonda. ¿Está buena, eh? Mira por dónde le has visto las tetas antes de que yo te las enseñase… jejeje

Mi jefe reaccionó tranquilamente. Sin sobresaltarse. Me estaba diciendo que me iba a enseñar las tetas de su mujer. Así, como si nada. Lo que él no sabía es que yo ya se las había comido a gusto…

Juan A ver – prosiguió - ¿qué le contestamos? Algo que la ponga más cachonda… a ver, ¿se te ocurre algo?

Álvaro Joder, Juan, tío. Yo que quieres que te diga…

Juan ¡Lo que quieras! ¿Estás viendo lo cerda que está ésta? Y sé que te pone la situación… Quiero que me digas que le contesto. Me da morbo que me digas lo que piensas de mi putita… ¿Qué le escribo?

Álvaro Ufff… no sé. Ponle que la esperas con la polla bien dura. Que así es como te la pone…

Juan empezó a mover los dedos enseñándome lo que escribía. Transcribía más o menos lo que yo le iba diciendo mientras insistía que siguiera diciéndole lo que tenía que escribir.

Álvaro Ponle que traiga puesto un vestido pero sin ropa interior. Que cuando llegue a casa se la vas a clavar directamente en la cocina…

Juan Mmmmm si ,si… buena idea. Ufff… sigue, sigue…

Álvaro Ponle que eso sólo será el aperitivo, que por la noche te la vas a follar en tomas las posturas posibles y que se correrá varias veces como una perrita…

Los tics azules dejaba a las claras que Sara estaba leyendo los mensajes de Juan y me excitaba la idea de que así fuese y ser yo el transmisor de los mismos. Juan escribía con cara de morbo absoluto. De repente, se detuvo. Un Sara escribiendo… alertó de que íbamos a saber la opinión de Sara. No tardó en llegar.

Sara Mmmmm eso es lo que quiero. Que me folles duro. Pero tenemos un problema… Ya sabes que soy de gritar como una loba en celo… ¿qué pasa si tu invitado nos oye?

Juan Mmmmmmm - la respuesta de Juan fue inmediata

Sara Eso te pone, eh, cabrón. Para eso lo querías en casa, para que se excite mientras escucha como me follas. Para que se dé cuenta lo puta que soy. Seguro que te gustaría que nos estuviese mirando, ¿verdad?

Juan Seguro que ya intuye lo zorra que eres… – le contestaba Juan mientras me miraba y sonreía morbosamente – No es mala idea eso de que nos mire mientras follamos… mmmm

Sara Mmmmmm Voy muy cachonda, cabrón. Espera cuando llegue a casa… me va a importar poco que esté Álvaro. Te voy a dejar seco…

Sara dejó de estar en línea. Juan resopló e instintivamente bajó su mano a la entrepierna para recolocarse la polla, sin duda, erecta por la excitación. Yo ya hacía rato que lo había hecho.

Álvaro Joder con Sara. Menuda zorra que tienes en casa…

Juan Estos días la tendrás tú también en casa… y ya te enseñaré lo zorra que es. Ufff… ¡Qué calor! jejeje. ¿Pedimos otra caña y nos vamos?
ruthenius is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a ruthenius por este Post:
Antiguo 28-jul-2017, 14:01   #46
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 21.976
Gracias 14.907 Veces en 7.603 Posts
Predeterminado

Bien... bien... bien... esto se está poniendo muy bien. Intuyo que se está diseñando un trio... th umbsupbeer chugbeerch ug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 31-jul-2017, 17:12   #47
ruthenius
Mega Pajillero
 
Avatar de ruthenius
 
Fecha de Ingreso: abr-2006
Mensajes: 421
Gracias 240 Veces en 36 Posts
Predeterminado Capítulo 15

Toda la euforia sexual que Sara le había demostrado a Juan durante la conversación telefónica parecía que había sido fruto de mi imaginación. Llegó a casa cerca de las 10 y saludó a su marido con un piquito y a mí con un par de besos intentando que el contacto conmigo fuese el menor posible. Apenas intercambiamos cuatro o cinco frases sin contenido antes de que ella nos dijera que venía muy cansada, que se iba a duchar y que se acostaría. Aquella frialdad parecía que había dejado a Juan en fuera de juego porque apenas le pudo contestar nada mientras ella subía las escaleras hacia su habitación. Realmente, Juan me dio cierta lástima porque sabía que estaba tremendamente excitado tras la propuesta que le había hecho su mujer y la conversación que había tenido conmigo.

Álvaro Parece que al final no vas a tener tema…

Juan Joder… la verdad es que estoy un poco descolocado. A lo mejor es que le ha cortado que tu estuvieras aquí…

Álvaro ¡Hombre! Aparentemente ese no era el problema por lo que te ha escrito antes…

Juan No sé tío… espero no me deje así con el calentón! Jajajajaja

Álvaro Te lo vas a tener que currar… jejeje

Juan Eso creo… pero no sé yo. Voy a subir a ver qué le pasa. Si está mosqueada al menos quiero saber por qué… Si te apetece tomar algo sírvete tú mismo. Ya sabes, estás en tu casa…

Observé como Juan subía las escaleras y me senté el sofá. Mis ojos no tardaron en reencontrarse con aquel cuadro de Sara que tanto me había llamado la atención. El simple hecho de imaginármela en medio de la playa desnuda posando para su marido despertaba en mí un morbo extraordinario. Aquella mujer imponente y sexual me estaba empezando a atraer de una manera obsesiva; deseaba poder probar su cuerpo de nuevo y sentir mi polla dentro de ella. Y Juan me estaba dando tantas alas que aquella pequeña obsesión me tenía excitado a todas horas.

Había pasado casi media hora y ni Sara ni Juan daban señales de vida. La situación no era muy cortés por su parte hacia un invitado, pero supongo que había la suficiente confianza como para que, hasta cierto punto, me ignoraran. Aun así, tampoco me habían dicho que se iban a dormir y no era plan de acostarme yo sin decirles nada. Me acerqué al fondo de las escaleras para intentar descubrir si se oía alguna señal de vida en aquella casa pero mi intento fue en vano. La situación era muy extraña, daba la sensación de que no volverían a aparecer hasta la mañana siguiente por lo que tomé la decisión de apagar todas las luces e irme a acostar.

Subí las escaleras despacio y, justo antes de llegar a la cima, descubrí que la puerta de su habitación estaba entreabierta y que una tenue luz salía de ella. Me detuve en el último escalón y percibí el sonido entrecortado de una respiración profunda. Más bien me pareció un gemido constante, pero tampoco quería hacerme demasiadas ilusiones. El grado de excitación de mi cuerpo era lo suficientemente alto como para que mi imaginación intentara engañar a mi oído. Un escalofrío subió por todo mi cuerpo y la tentación de asomarme a aquella puerta se incrementaba por momentos. Aquellos suspiros se hacían cada vez más intensos y mi polla estaba reaccionando con la misma intensidad. Definitivamente, mi imaginación me estaba haciendo ver que Sara estaba gimiendo de placer mientras Juan la follaba a cuatro patas…¿ o sería ella la que cabalgaría despacio sobre él? Tuve el arrebato de comprobar qué era lo que estaba pasando. Me descalcé y, con los zapatos en la mano, caminé muy sigilosamente hacia la puerta de su habitación. Ya tenía preparada la coartada de que, en caso de que salieran en ese instante, disimularía diciéndoles que iba a acostarme y que no quería hacer ruido. No creo que en esa hipotética situación se les diera por mirar mi paquete…

Al llegar al umbral de la puerta tuve que contener yo la respiración para que no me descubriesen. Desde aquel punto podía ver perfectamente su cama y en ella yacía Sara totalmente desnuda con los ojos vendados. Mientras, entre sus piernas asomaba la cabeza de Juan que se movía ansiosa mientras devoraba el sexo de su mujer. Sara se retorcía de placer; los pezones duros apuntando al techo de la habitación la delataban. Mordía los labios mientras agarraba la cabeza de su marido obligándolo a que siguiera comiéndole el coño de esa manera. Mi polla estallaba dentro del pantalón y sufría por salir al exterior. Caminé un par de metros y dejé mis zapatos al lado de la puerta de mi cuarto antes de recuperar mi posición. Juan estaba en diagonal por lo que no podía verme y aquel antifaz que llevaba Sara era mi mejor aliado para disfrutar de la situación. Me saqué la polla y empecé a menearla lentamente; quería disfrutar aquella paja como si fuese yo mismo el protagonista de la escena.

En el silencio de la habitación sólo se escuchaban los gemidos de Sara. Suspiraba y su respiración aumentaba la frecuencia por momentos. Juan levantó la cabeza y, apartándose ligeramente, vi cómo le introducía tres dedos en su coño mientras con su pulgar masajeaba su clítoris. Se acercó de nuevo y le sopló levemente antes de lamer de nuevo su sexo.

Sara Mmmmm… me estás matando cabrón – dijo en voz muy baja – pero no pares… uhmmm No se te ocurra parar… Me tienes excitada como una perra. Mmmmm cómeme el coño…

Juan ¿Te gusta así, zorrita? ¿Te gusta cómo te comen el coño?

Sara Mmmmm siii… asi , sigue, cómelo bien…. Mmmmm ¿Lo estás preparando a conciencia, verdad?

Juan Mmmmm si…. Es lo que llevas deseando todo el día, ¿eh, puta? Que te lo deje bien mojadito…

Sara Mmmmmm si… es lo que quiero….

Juan se había incorporado y permanecía masturbando a su mujer frotando su clítoris y penetrándola con sus dedos hasta que se perdían dentro de ella. Sacaba la mano, y se los daba a probar a ella que los lamía de forma ansiosa saboreando cada rincón de la mano de Juan como si de una polla se tratase. El ritmo de mi paja iba en aumento y hacía esfuerzos para no acabar por correrme allí mismo.

Entonces fue cuando Juan se incorporó y tuve que ocultarme un poco para no ser descubierto. Aun así , vi como cogía una cámara de fotos y empezaba a disparar una y otra vez. Él la animaba a posar.

Juan ¡Qué rica estás, Sara! Posa para mi, zorrita… Mmmmm así, tócate las tetas… mmmm… Cómete los pezones…

Sara Mmmm… ¿te gusta como posa tu zorrita? ¿Quieres que abra más las piernas?- decía contorneándose de forma sensual

Juan Mmmmmm si… ábretelo bien. Me encanta cuando eres así de cerda…
Mmmmmm Tócate para mi… mmmm

Sara Mmmmm ¿te gusta que tu mujercita sea así de guarra? Mmmmm ¿te da morbo que pose para ti….?

Juan Mmmmm… siiii joder, que maravilla…

Sara Mmmmm pero sólo para ti, ¿no?

Aquella pregunta de Sara me contuvo. No creía que fuese capaz de confesarle en ese momento que sabía que enseñaba sus fotos, pero me acojonaba la respuesta que le pudiera dar Juan.

Juan Mmmmm que buena estás, Sara… - contestó como obviando la pregunta

Sara ¿Y no crees que otros deberían saber lo rica que está tu zorra? Lo puta que es… Mmmmmm que morbazo sería… mmmm

Juan ¿Te excitaría eso, Sarita? ¿Te pone que otros tíos sepan lo puta que eres? Uffff…

Sara Mmmmm si, cabrón… mmmmm… Y sé lo cerdo que te pone a ti que te digan lo puta que es tu mujer. Uffff…. Mmmm Joder, que cachonda voy… - gemía mientras no dejaba de masturbarse

Juan había dejado la cámara y se pajeaba con fuerza. Por primera vez tenía el consentimiento de su mujer para mostrar sus fotos y eso lo había puesto cardíaco. Se puso entre las piernas de Sara y la penetró de un golpe follándola fuertemente mientras los gemidos eran cada vez más latentes. Si en algún momento se habían acordado de que yo estaba en su casa, no era precisamente en ese instante.

Sara Ahhhh, ahhhhh… fóllame cabrón, fóllame. Así , duro, fuerte…. Ahhhhh

Juan ¿Te gusta que te follen así , eh puta? Mmmmm…. ¿te gusta ser asi de zorra?

Sara Soy tu puta, cabrón… fóllate a tu puta…. Que todos sepan que soy tu putaa…. ahhhh… joder….

Juan Si…. Mmmmm….imagina que te estoy follando mientras nos miran y todos ven lo cerda que eres. ¿Te pone eso , guarra?

Sara Siiii…si….. fóllame…. Y que miren… que miren….ahhhh… me corrooooo, me corroooooo

Juan Ahhhhhhhhhh…..

Imposible no percibir el tremendo orgasmo que habían tenido los dos. Juan se corrió dentro de Sara de manera compulsiva. Estaba claro que les excitaba pensar que otros los pudieran estar observando y yo, que había sido testigo accidental de aquel polvo, necesitaba urgentemente descargar mis huevos. Con la polla fuera, cogí mis zapatos y me metí en mi habitación. Bastaron dos o tres meneos de mi polla para que ésta descargara un torrente de leche caliente. Me tumbé en la cama y, tras relajarme un poco, cogí el móvil para ver si había alguna novedad. Sólo tenía dos mensajes de Sara de las 21:55; justo antes de llegar ella a casa.

Sara Sé que Juan y tú habéis estado tramando algo. Seguramente tú no eres más que la excusa perfecta para que mi marido fantasee, pero quiero que sepas las riendas de este juego las voy a llevar yo. Si Juan quiere jugar, lo va a hacer a mi manera. Si quiere jugar con fuego, quiero que arda… de placer.

Sara Como sé que deseas jugar también, espero que estés en la puerta de mi habitación a las once en punto. Disfruta del espectáculo.
ruthenius is offline   Citar -
Los siguientes 10 Usuarios dan las gracias a ruthenius por este Post:
Antiguo 31-jul-2017, 23:15   #48
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 21.976
Gracias 14.907 Veces en 7.603 Posts
Predeterminado

BUENO, BUENO, BUENO... Parece que se van aclarando las situaciones. Sara es consciente de su potencial y lo va a explotar a tope entre los dos... Que se preparen...thu mbsupt up2bee rchugbeerc hug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 01-ago-2017, 05:48   #49
kalei
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jun-2015
Mensajes: 14
Gracias 10 Veces en 7 Posts
Predeterminado

Muy bueno, sigue así.
kalei is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a kalei por este Post:
Antiguo 01-ago-2017, 10:21   #50
trust42
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2014
Ubicación: madrid
Mensajes: 43
Gracias 46 Veces en 18 Posts
Predeterminado

Me encanta el relato, deseando saber mas.
__________________
Soy el que soy
trust42 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a trust42 por este Post:

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas