Responder

Tus Relatos y experiencias - Tía de 57 años y sobrino de 36 años... Diez días de vicio y morbo sin límites. Herramientas
Antiguo 06-ago-2017, 13:05   #26
cosetes
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: abr-2015
Mensajes: 12
Gracias 2 Veces en 2 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por juanluismorales Ver Mensaje
Buenas tardes.
Dada la escasa repercusión del relato de los días de sexo con mi tía, doy por terminado el mismo. Si algun@ desea conocer cómo continuaron, será un placer contárselo privadamente.
Saludos.
Es una decisión tuya, pero creo que mil ledas por dia , no son escasa repercusión precisamente, tu relato me resulta excitante e interesantísimo. Espero que lo sigas escribiendo para todos, si no , pues en mi privado te espero.
Gracias y ánimo que si que te leemos.
cosetes is offline   Citar -
Antiguo 06-ago-2017, 13:31   #27
Taranconero
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ago-2012
Mensajes: 34
Gracias 11 Veces en 6 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por juanluismorales Ver Mensaje
Buenas tardes.
Dada la escasa repercusión del relato de los días de sexo con mi tía, doy por terminado el mismo. Si algun@ desea conocer cómo continuaron, será un placer contárselo privadamente.
Saludos.
Te espero en mi privado.
Taranconero is offline   Citar -
Antiguo 06-ago-2017, 15:00   #28
alarfich
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2011
Mensajes: 32
Gracias 4 Veces en 4 Posts
Predeterminado

Privado please
alarfich is offline   Citar -
Antiguo 06-ago-2017, 16:18   #29
ekoeko
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de ekoeko
 
Fecha de Ingreso: ago-2007
Ubicación: alrededores de BCN
Mensajes: 847
Gracias 98 Veces en 74 Posts
Predeterminado

Seria un verdadero placer seguir leyendote, amigo
ekoeko is offline   Citar -
Antiguo 06-ago-2017, 20:28   #30
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 21.989
Gracias 14.929 Veces en 7.613 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por juanluismorales Ver Mensaje
Buenas tardes.
Dada la escasa repercusión del relato de los días de sexo con mi tía, doy por terminado el mismo...

Creo que ya tienes bastantes respuestas claras sobre si interesa o no interesa tu relato. beerch ug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
Visita nuestro sponsor
Antiguo 07-ago-2017, 07:57   #31
juanluismorales
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jul-2017
Mensajes: 13
Gracias 160 Veces en 12 Posts
Predeterminado Tía de 57 años y sobrino de 36.

Buenos días.

Disculpad, no he tenido acceso a Internet en los últimos días.

Me alegra saber que hay interés mayor por mi historia del que yo pensaba.

Con gusto, a lo largo del día proseguirè con el relato de lo sucedido.

Saludos, y gracias por los mensajes.
juanluismorales is offline   Citar -
Los siguientes 6 Usuarios dan las gracias a juanluismorales por este Post:
Antiguo 07-ago-2017, 09:25   #32
diegooo
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2004
Mensajes: 284
Gracias 80 Veces en 9 Posts
Predeterminado

Eso, no pares por favor. Alguna fotito que ilustre tampoco vendría mal jeje
diegooo is offline   Citar -
Antiguo 07-ago-2017, 13:54   #33
EseEsam121
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jun-2017
Mensajes: 31
Gracias 45 Veces en 11 Posts
Predeterminado dale cera figura...

Cita:
Empezado por juanluismorales Ver Mensaje
Buenos días.

Disculpad, no he tenido acceso a Internet en los últimos días.

Me alegra saber que hay interés mayor por mi historia del que yo pensaba.

Con gusto, a lo largo del día proseguirè con el relato de lo sucedido.

Saludos, y gracias por los mensajes.

pues eso, continúa
EseEsam121 is offline   Citar -
Antiguo 07-ago-2017, 17:05   #34
juanluismorales
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jul-2017
Mensajes: 13
Gracias 160 Veces en 12 Posts
Predeterminado Tía de 57 años y sobrino de 36 años... 6a parte.

Buenas tardes.

Continúo con el relato justo donde lo dejé. O, lo que es lo mismo, justo después de haber follado con mi Luisa, mi tía, en el sofá de su salón, y habiéndome corrido en su cara.

Después de eso, y sin movernos del sofá, Luisa se levantó para quitarse los restos de leche de su cara y yo me quedé sentado esperándola. Cuando regresó del baño, quiso ponerse la bata de nuevo, pero yo le dije que por qué no aprovechábamos nuestra soledad y nuestro deseo y quedarnos desnudos, y estar siempre así en casa.
A mi tía le gustó la idea, así que se sentó a mi lado en el sofá y, entre besos y caricias tranquilas, hablamos de lo que había pasado y, sobre todo, de lo que podría pasar de ahí en adelante.

Teniendo en cuenta que, cuando regresaran nuestros familiares de Galicia, las posibilidades de vernos iban a ser pocas (dado que, como ya comenté, mi tío es prejubilado, así que apenas se separaba de mi tía), decidimos aprovechar esos días que íbamos a estar solos al máximo (excepción hecha, claro, de cuando mi tía trabajase o cuando yo tuviese alguna cita que no pudiese cancelar).

El hambre hizo acto de presencia, así que nos pusimos, desnudos, manos a la obra a preparar unos platos fríos. Era lo único frío que había en la casa, más aún cuando el proceso de preparar esa cena se alargó por los roces y los magreos que nos dábamos en la cocina.

Durante la cena, le dije a mi tía que, si me dejaba, iba a hacerle sentir placeres inimaginables. Ella respondió que ya se lo estaba haciendo sentir, pero yo añadí que siempre se podría disfrutar más. Abrí su curiosidad, pues me preguntó a qué me refería, pero yo lo dejé ahí. Estaba pensando muchas morbosidades, pero quería dejar pasar algunos días para saber si eso se podría llevar a efecto.

No pasaron cinco minutos tras haber terminado la cena cuando le propuse irnos a la cama (por supuesto, entre las cosas que habíamos hablado, la primera fue que yo me quedaría a pasar con ella tantas noches como fueran posibles).

Pasamos a la habitación, me puse tumbado boca arriba, y mi tía se tumbó encima de mí, comenzando a besarnos con ganas, mientras yo le acariciaba la espalda y el culo.

Le pedí que me comiera entero, y al instante empezó a bajar con su lengua por mi cuerpo tal y como yo había hecho por el suyo en el sofá. Al llegar a mis pezones, le dije que me los mordiera, que me ponía mucho, y al hacerlo y ver mi reacción (mi polla, que ya se estaba recuperando, terminó de hacerlo al instante), insistió con ello buen rato.

Fue bajando hasta llegar a mi polla. Decidí dirigirla sutilmente, para que mejorara la mamada que me había hecho anteriormente. Así que, en cuanto se aferró a ella y comenzó a comérmela, le fui diciendo que lo hiciera más despacio, que no usara tanto los dientes, que se la sacara de vez en cuando para lamerla... Y así lo fue haciendo, poniéndome muy caliente. Le volví a pedir que me comiera los huevos, y de nuevo lo hizo, pajeándome al mismo tiempo.

Así estuvimos un buen rato, hasta que le pedí que se fuera girando sin dejar de comérmela, hasta que tuve su coño encima de boca, o, lo que es lo mismo, hasta que formamos un morboso 69.

Ahí tenía yo su coño peludo de nuevo a mi disposición, pero no quise limitarme a ello, así que mientras mi tía seguía dando buena cuenta de mi polla, yo comencé a jugar con mi lengua en su coño, pero pasándola de vez en cuando, cada vez con más frecuencia, a su culo. Tras un par de sobresaltos por su parte, cuando finalmente empecé a hacerle un buen beso negro unido con mis dedos jugando en su coño, los gemidos de Luisa empezaron a asomar bajo sus mamadas, así que eso me invitó a hundir más mi lengua en su culo y a que dos de mis dedos se perdieran en su coño, lo que hizo que su mamada fuera más intensa hasta que llegó el momento de que se corrió mientras me la comía, empapándome la boca con su flujo.

Como la noche y el día siguiente fueron largos, dejo el relato aquí para continuar a la menor brevedad posible.

Saludos y buena tarde.
juanluismorales is offline   Citar -
Los siguientes 23 Usuarios dan las gracias a juanluismorales por este Post:
Antiguo 07-ago-2017, 21:24   #35
kingbanana
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jul-2016
Mensajes: 99
Gracias 19 Veces en 18 Posts
Predeterminado

excelente relato, no hay cosa que me excite mas que una madura tal y como describes a tu tia
kingbanana is offline   Citar -
Antiguo 08-ago-2017, 07:32   #36
Kikould
Pajillero
 
Avatar de Kikould
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Mensajes: 60
Gracias 129 Veces en 32 Posts
Predeterminado Hola

Muy bueno,una situación que a todos nos ha pasado por la cabeza alguna vez con alguna de nuestras tías.
Kikould is offline   Citar -
Antiguo 08-ago-2017, 10:25   #37
Xouba
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2008
Mensajes: 120
Gracias 31 Veces en 15 Posts
Predeterminado Intenta continuar

Muchos no escribimos por pereza. Pero te agradezco que lo continúes y perdona por no hacer comentarios de forma habitual.
Xouba is offline   Citar -
Antiguo 12-ago-2017, 04:38   #38
noisex
Pajillero
 
Avatar de noisex
 
Fecha de Ingreso: mar-2010
Ubicación: mordor
Mensajes: 35
Gracias 0 Veces en 0 Posts
Predeterminado

Esperando con ganas el siguiente capitulo.
noisex is offline   Citar -
Antiguo 23-ago-2017, 22:34   #39
Juan59x
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: feb-2014
Ubicación: coslada
Mensajes: 31
Gracias 9 Veces en 8 Posts
Predeterminado

Juan Luis no te hagas el remolón y escribe el siguiente capítulo, lo estamos esperando
Juan59x is offline   Citar -
Antiguo 26-ago-2017, 17:13   #40
cosetes
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: abr-2015
Mensajes: 12
Gracias 2 Veces en 2 Posts
Predeterminado

Venga, seguimos esperando tu relato, gracias anticipadas.
cosetes is offline   Citar -
Antiguo 03-sep-2017, 21:48   #41
Tioron
Moderador
 
Avatar de Tioron
 
Fecha de Ingreso: feb-2008
Mensajes: 10.814
Gracias 4.914 Veces en 3.002 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por juanluismorales Ver Mensaje
Buenas tardes.
dejo el relato aquí para continuar a la menor brevedad posible.

Espero que no te hayas ido de vacaciones....

me gusta tu relato,

que lo sepas....
__________________
vente a bailar.....



La botella siempre medio llena..... por supuesto..........


Sencillamente, por aquí ando.
Tioron is offline   Citar -
Antiguo 06-sep-2017, 17:03   #42
juanluismorales
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jul-2017
Mensajes: 13
Gracias 160 Veces en 12 Posts
Predeterminado Tía de 57 años y sobrino de 36 años... 7a parte.

Buenas tardes.
Lamento la demora en la continuación del relato de los 10 días de morbo y vicio junto a Luisa, mi tía de 57 años. Problemas de salud familiar me han impedido disponer del tiempo suficiente para seguir rememorando lo acontecido pocos meses atrás.

Afortunadamente, los problemas han remitido, y es mi deseo terminar de contaros (aunque aún queda bastante por relatar) todo lo sucedido a la mayor brevedad posible.

Si recordáis, dejé mi relato al comienzo de la primera de las noches que pasé junto a Luisa. Os conté que, aprovechando el viaje de su marido (mi tío) con mis padres a Galicia, fui hasta su casa con el deseo de, cuanto menos, hacerle saber de una vez por todas cuántas ganas tenía de follármela. Conseguido esto, os conté que conseguí follármela en el sofá de su salón, corriéndome en su boca; que decidimos que aprovecharíamos esos 10 días al máximo; que me quedaría a dormir con ella tantos días como fueran posibles; y que estaríamos siempre desnudos en casa.
Terminé contándoos que, después de cenar, fuimos a la cama, donde, tras un estupendo 69, hice que mi tía se corriera en mi boca.

Continúo el relato en este mismo momento.

Tras su corrida en mi boca, la noche fue larga (os recuerdo que era Lunes por la noche, y que mi tía trabajaba Lunes, Miércoles y Viernes, con lo que al día siguiente, Martes, libraba) y morbosa. Esa no fue la primera vez que se corrió durante la velada, pues la monté sin descanso durante varias horas, haciéndola berrear de tal manera que muchas veces tenía que taparle la boca con morreos para no armar un escándalo.

Entre todos los recuerdos viciosos de esa noche, no puedo dejar de recordar el momento en el que mi tía, cansada, me pidió que me corriera, que quería mi leche como broche de oro para esa noche. Le dije que se relajara y que se tumbara boca arriba en la cama, a lo ancho, y dejando caer la cabeza en el borde.
Me bajé de la cama, me puse de pie al lado de su cabeza y, pidiéndole que abriera la boca (a lo que ella respondió de inmediato), comencé a follársela, primero despacio y después con energía, atragantándola en ocasiones y haciendo que se le llenase la cara de su propia saliva, la que rezumaba de mi polla babeante.
Mientras le follaba la boca, jugaba con sus tetazas y sus pezones, y le dije que se masturbara hasta que nos corriéramos los dos.
Así lo hizo, y cuando mi tía, con la boca llena, me avisó de su corrida, yo aceleré más el ritmo y en uno de mis envites derramé mi leche en su garganta, dejando que las últimas gotas le pintaran la cara y haciendo que me limpiara la polla hasta dejarla reluciente.

Después de eso, nos tumbamos los dos de manera cómoda, nos fundimos en un beso morboso con sabor a mi lefada, y sin decir mucho más (los dos nos dimos las gracias mutuamente por lo que estaba pasando), nos quedamos dormidos.

El Martes (2º de nuestros 10 días juntos) amanecí cansado pero ya encendido. Eran las 10 de la mañana, y mi tía dormía (a veces, incluso, roncaba) plácidamente a mi lado, de espaldas. Me dediqué a contemplar su espalda y su culazo, y solo imaginarme follándolo me puso más caliente aún. Hubiera sido fácil despertarla y follármela, pero no lo hice así. Teníamos todo el día por delante, así que decidí dejarla descansar hasta que despertara.
Me levanté, fui al baño, y después a la cocina a prepararme un café. Cuando volví a la cama con la bebida, Luisa empezó a despertarse, me miró con ojos brillantes y, dándome los buenos días, estiró los brazos invitándome a fundirme con ella en un beso prolongado, tras el cual me confesó que, a pesar de las agujetas que tenía, había dormido mejor que en los últimos años.

Mientras hablábamos, mezclábamos las palabras con besos y caricias, pues mi tía no tardó en coger mi endurecida polla y masturbarme, y yo no tardé en buscar su coño con mis dedos, encontrándolo empapado.

Con una mirada lujuriosa, Luisa me dijo que tenía hambre, y cuando me quise dar cuenta, se había deslizado hasta mi polla, haciéndola desaparecer en su boca. Estaba desatada, tanto que tuve que controlarla , primero para dirigir su mamada (mejor que la del día anterior, pero manifiestamente mejorable aún) y segundo para que no me hiciera correr tan pronto, pero me dijo que precisamente quería eso, así que la dejé hacer hasta que, justo antes de correrme, cogí la taza de café de la mesilla, y cuando comencé a descargar en su boca, le dije que se retirase un poco y dejé caer parte de mi leche en el café. MI tía me miró sorprendida, y más aún cuando le dije que lo probara. Ella me contestó que debía ser algo asqueroso, y yo le respondí que no debía serlo más que lo que ya había tragado.

Le di un sorbo al café, para incitarla, y, dándole la taza, se lo llevó a la boca, primero precavidamente y luego hasta el final, tras lo cual nos volvimos a fundir en un beso, y decidimos levantarnos para darnos una ducha y desayunar.

Mi tía dijo que antes iba a orinar, y yo la seguí, pues le dije que me daba mucho morbo poder verla meando. Ella, que ya se estaba acostumbrando a no sorprenderse, se rió mientras decía que lo mío era demasiado, y yo le respondí que ni se imaginaba lo morboso que yo era y que ya veríamos cómo iba a estar ella dentro de una semana.

Ya en el baño, Luisa se sentó en el aseo, y le pedí que se apoyara en el respaldo, y comenzó a mear. Me encantaba ver ese chorro saliendo de su peludo coño, tanto que ya estaba muy duro, lo que sorprendió a mi tía, pero más aún cuando le dije que no se limpiara y que se levantara. Así lo hizo, entonces me senté yo en la taza y puse su coño a la altura de mi boca. Lo olí, y ese olor a sexo y orina hizo que sacara la lengua, lamiendo las gotitas de orina que habían quedado en los pelos de su coño primero y comiéndole el empapado coño después, hasta que ella, entre gritos, se corrió en mi boca.

Tras esto, pasamos los dos a la ducha, donde, después de un morboso enjabonado y de comernos enteros, puse a mi tía con las manos apoyadas en la pared y, desde atrás, me la follé, agarrando sus caderas haciendo que sintiera mi polla hasta dentro, algo que hizo que se corriera en pocos minutos.

Salimos de la ducha, desayunamos, y como ella tenía tareas que hacer y yo también debía pasar por mi casa, decidimos separarnos esa mañana y encontrarnos a media tarde, para que mi tía tuviera tiempo a echarse una siesta. Le dije que cuando se despertase me avisara, y me marché.
Entre todas las cosas que hice durante esas horas, una de ellas fue acercarme al centro de la capital para comprar, en una tienda erótica, un gel/aceite de masaje y unas bolas chinas... Se me había ocurrido algo, y las bolas eran el elemento principal de ello.

A las 18.34 recibí un WhatsApp de Luisa anunciándome que acababa de despertarse. Así pues, duchado de nuevo, cambiado de ropa, y con las bolas chinas (y el gel) guardadas, regresé a Parla, para pasar otra noche deliciosa (aunque más corta, pues mi tía trabajaba al día siguiente por la mañana, y debía levantarse a las 7).

Alrededor de las 19.15 llegué a su casa. Me abrió la puerta con la misma bata que llevaba el día anterior, y tras el pertinente morreo, le dije que no se olvidara de que debía andar desnuda en casa, incluso estando sola, y dicho esto la desnudé sin miramientos, yo también me desvestí y, cogiéndole de los hombros, le dije:

- A mamar, zorrita.

Ella me miró sorprendida pero lujuriosa, y enseguida se puso de rodillas y comenzó a mamar, de manera sorprendentemente deliciosa, así que en lugar de follarle la boca, decidí dejarla hacer hasta que le pedí (casi ordené, estaba comenzando a emerger mi vena dominante) que se levantase, sentándonos en el sofá e intercambiando sensaciones (o, mejor dicho, escuchando las suyas, que eran muchas y muy buenas, muy prometedoras) y contándonos lo que habíamos hecho en esas horas separados.

Poco a poco, nos pusimos "manos a la obra", lo que nos llevó a disfrutar de una buena follada en ese sofá de tan buenos y cercanos recuerdos.

Tras ello, me dispuse a hacerle la cena (se lo había prometido), y, tras la misma, casi enseguida me la llevé a la cama, pues estaba deseando algo...

Le pedí que se tumbara boca abajo en la cama, relajada, y con las piernas abiertas. La visión de ese cuerpo desnudo con ese culazo y ese coño peludo asomando era maravillosa, pero ya tendría tiempo de follarla, ese era el momento de darle uso al gel de masaje.

Lo cogí del pantalón y se lo extendí por todo el cuerpo. Luisa preguntó si iba a darle un masaje, y, al decirle que sí, le encantó, porque jamás le habían dado uno, era su primera vez también en este aspecto (se lo comenté y ambos nos reímos).
Poco a poco, empecé a masajear su cuello, nuca (aprovechando también para susurrarle lo mucho que me ponía y para morderle las orejas, que le encendía mucho), hombros...
Bajé por su espalda, caderas... Todo ello pausadamente, y preguntándole de vez en cuando si iba bien, a lo que ella respondía entre gemidos de placer y relax. Entonces llegué a su culo. Lo masajeé sensualmente, primero una nalga y luego la otra, pero aprovechando para rozarle el coño de vez en cuando, lo que hacía que ella se excitara más, algo que también sucedió cuando le masajeé el interior de los muslos al tiempo que le daba besos en las nalgas.

Notaba su excitación, y la mía era máxima, pero quería seguir jugando, con lo que con el masaje bajé por sus muslos, piernas, hasta sus pies, y de ahí comencé a subir de nuevo, pero esta vez para quedarme entre sus piernas. Cuando llegué de nuevo a su culo, le abrí un poco más las piernas y hundí mi cabeza entre ellas.
Mi tía dio un respingo cuando, con mi lengua, empecé a subir y bajar desde la parte de su coño que era accesible hasta el agujero de su culo, donde empecé a detenerme más tiempo, hasta que definitivamente comencé a hacerle un beso negro en toda regla, el cual dio paso al juego de uno de mis dedos en su culo.
Aplicándome gel en el dedo, empecé a follarle el culo con él, despacio, muy despacio.
Le pregunté si le dolía y mi tía me dijo que solo le molestaba un poco, pero que no dejara de hacerlo. Al escuchar esto, tomé el frasco de gel, que también era lubricante, lubriqué debidamente su culo, llegando, poco a poco, a penetrárselo con dos dedos. Cuando notaba que sus gemidos eran de molestia, me detenía y movía los dedos despacio; pero, poco a poco, gracias al lubricante y a que con mi otra mano comencé a masturbarla, jugando sobre todo con su clítoris, sus gemidos dejaron de ser de molestia para ser de placer.

Aumenté la intensidad tanto de la masturbación como de la follada de su culo con mis dedos, y esto hizo que mi tía empezara a berrear como tanto me ponía.

Ese fue el momento, para, incorporándome y lubricando mi polla, acercarla a la entrada de su culo. Le pedí a mi tía que siguiera masturbándose ella, y entonces, poco a poco, muy despacio, empecé a entrar en ese culo tan estrecho y caliente. Luisa, entre gritos y sin dejar de masturbarse, me decía que le gustaba mucho pero que fuera poco a poco. Y poco a poco me fui moviendo dentro de su culo, haciendo que, cada vez más y sin prisas, mi polla se fuera perdiendo dentro, hasta que, en un momento dado, mis huevos golpearon la entrada de su culo, señal de que mi polla estaba completamente dentro de ella, algo de lo que mi tía también me avisó gritando a los cuatro vientos que se sentía traspasada. De hecho, solo acertaba a decir:

- Joder, cabrón, esto es increíble, me estás partiendo en dos. Sigue follándome!

Así lo hice. Puse su culo totalmente en pompa y, mientras le daba azotes, sacaba mi polla hasta el final y volvía a hundirla en su culo, cada vez un poco más deprisa, con mi tía agarrada a la almohada (había dejado de masturbarse), gritando como una loca, lo que me invitó a transformar la follada en embestida, follándola muy duro al tiempo que ella estallaba en otra corrida.
Yo, que ya estaba al máximo, le dije que le iba a llenar su culo de zorra con mi leche, a lo que ella solo pudo responder que se moría de ganas. Así, con unas embestidas más, me corrí en su culo, llenándolo de mi leche, gritando los dos de placer, jadeantes.

Así nos quedamos, sin decir nada, durante unos minutos, mientras mi polla iba saliendo de su culo. Al hacerlo, de él salían los restos de mi leche, los cuales lamí y, tumbados y abrazados ya los dos, compartí con ella, que me comía a besos dándome las gracias una y mil veces por todo lo que le estaba haciendo sentir.

De manera natural, caímos rendidos, no sin antes poner el despertador a las 7 de la mañana, hora en que mi tía debía levantarse para ir a trabajar (le dije que la llevaría yo en el coche, para que estuviera más tranquila).

Lo que pasó al día siguiente, y dado que este ha sido un largo relato, lo contaré, si os parece bien, a la mayor brevedad posible.
juanluismorales is offline   Citar -
Los siguientes 10 Usuarios dan las gracias a juanluismorales por este Post:
Antiguo 06-sep-2017, 17:49   #43
TALONDELPIEAQUILES
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2010
Mensajes: 141
Gracias 74 Veces en 39 Posts
Predeterminado

como veo que tu tia es entrada en carnes seria interesante unas fotos aunque no sean de ella para darme una idea aunque ya me la doy
se parece alguna de estas?
a cual de ella se aproxima?
TALONDELPIEAQUILES is offline   Citar -
Antiguo 08-sep-2017, 22:31   #44
maturfan
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ago-2015
Mensajes: 15
Gracias 4 Veces en 4 Posts
Predeterminado

Gracias por continuar por el relato. Es muy bueno.
maturfan is offline   Citar -
Antiguo 09-sep-2017, 09:23   #45
piku22
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 20
Gracias 1 Vez en 1 Post
Predeterminado

Acabo de descubrir tu relato, me lo he leído del tirón, es de los que engancha porque ves como la historia va evolucionando, acabas de ganar un lector
piku22 is offline   Citar -
Antiguo 10-sep-2017, 20:06   #46
juanluismorales
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jul-2017
Mensajes: 13
Gracias 160 Veces en 12 Posts
Predeterminado Tía de 57 años y sobrino de 36 años... 8a parte.

Buenas noches.

Dejé mi relato en el final de la noche del segundo de los 10 días que pasé junto a mi tía Luisa, de 57 años, el pasado mes de Julio.

Si recordáis, esa fue la noche en la que, después de un largo y sensual masaje, le desvirgué el culo a mi tía, corriéndome dentro de él.

Después de eso, como al día siguiente, miércoles, mi tía madrugaba para ir a trabajar, caímos pronto en brazos de Morfeo.

El despertador sonó a las 7 de la mañana. Aunque mi tía no entraba a trabajar hasta las 9, aunque era verano, y aunque yo la llevaría en coche desde Parla hasta Arturo Soria (donde reside la familia para la que mi tía trabaja), esto es, aunque no tardaríamos mucho más de media hora en llegar, decidimos levantarnos a la misma hora en la que lo hacía mi tía cuando iba en transporte público, para así tener tiempo a un tranquilo despertar, hablar de lo ocurrido la noche anterior (mi tía me dijo que le escocía un poco el culo pero que había disfrutado muchísimo), comernos a besos y preparar tranquilamente el desayuno mientras ella se duchaba.

Cuando Luisa salió de la ducha, le dije que antes de vestirse, se tumbara en la cama boca arriba, que tenía una sorpresa para ella. Ella se sonrió, preguntándome mientras se tumbaba en qué diablura estaría pensando. Yo no dije nada, solo esperé a que se tumbara del todo y le pedí que cerrara los ojos, momento en el cual yo aproveché para coger, del bolsillo de mi pantalón, las bolas chinas que había comprado el día anterior.

Con ellas en la mano, me tumbé en la cama y comencé a hacerle una comida de coño a mi tía, la cual no tardó mucho en empezar a gritar de placer, momento que aproveché para introducir una de las bolas, previamente lubricada, en su coño. Ella abrió los ojos y me preguntó qué estaba haciendo, y yo le dije que se relajase, que lo único que iba a hacer era sentir más placer, y diciendo esto le di una buena lamida a su clítoris hasta que, casi a punto de correrse, le metí la segunda de las bolas en el coño, lo que la llevó al orgasmo casi de inmediato.

Cuando Luisa se recuperó, y con el placer que ya le estaban dando las bolas, le conté lo que eran. Ella solo había oído hablar de ellas para la pérdida de orina, pero no para lo que acababa de hacer. Me preguntó qué hacía ahora, y yo le dije que esa mañana las iba a llevar puestas hasta que nos viéramos de nuevo, y que no se privara de correrse tantas veces como pudiera.

Mi tía me dijo que estaba como una cabra, y que no sabía si se acostumbraría a ellas, pero en cuanto se levantó para ponerse las bragas, las bolas hicieron su efecto y tuvo que sentarse en la cama porque se le doblaban las piernas del placer. Y me dijo:

- Este va a ser un día muy largo.
- Y muy placentero, añadí yo.

Nos vestimos, y a las 8.15 salimos de su casa. Durante el camino, le fui metiendo mano, básicamente acariciándole el coño por encima del pantalón, lo que, unido a la acción de las bolas, hizo que se corriera como una loca mientras me masturbaba (yo me había sacado la polla mientras conducía).

Llegamos a las 8.50 a Arturo Soria. Aparqué tres manzanas antes de la casa donde iba mi tía, para así darle un buen morreo y decirle que disfrutara y que, si podía, me fuera contando vía WhatsApp lo que iba sucediéndole. Ella se bajó, y yo me marché a casa, quedando en ir a recogerla cuando saliera de trabajar.

A lo largo de la mañana, Luisa me envió 3 WhatsApp, muy similares, en los que me decía que las bolas la estaban volviendo loca, que se había corrido una vez mientras limpiaba la cocina y que una de las veces que había ido a orinar no había podido resistirse y se había masturbado.

Yo estaba encantado con esta situación, y ya solo podía pensar en lo que podría hacer con ella el tiempo que nos restaba de estar solos.

Lo que pasó cuando fui a recogerla os lo contaré lo más pronto posible.

Como tengo alguna foto de Luisa, con gusto os las iré adjuntando . Espero estas dos primeras os gusten.

Un saludo.
juanluismorales is offline   Citar -
Los siguientes 9 Usuarios dan las gracias a juanluismorales por este Post:
Antiguo 12-sep-2017, 15:43   #47
maturfan
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ago-2015
Mensajes: 15
Gracias 4 Veces en 4 Posts
Predeterminado

Gracias por las fotos... estoy impaciente de la siguiente entrega.
maturfan is offline   Citar -
Antiguo 12-sep-2017, 17:55   #48
masajista07
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ene-2017
Mensajes: 13
Gracias 16 Veces en 7 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por juanluismorales Ver Mensaje
Buenas noches.

Dejé mi relato en el final de la noche del segundo de los 10 días que pasé junto a mi tía Luisa, de 57 años, el pasado mes de Julio.

Si recordáis, esa fue la noche en la que, después de un largo y sensual masaje, le desvirgué el culo a mi tía, corriéndome dentro de él.

Después de eso, como al día siguiente, miércoles, mi tía madrugaba para ir a trabajar, caímos pronto en brazos de Morfeo.

El despertador sonó a las 7 de la mañana. Aunque mi tía no entraba a trabajar hasta las 9, aunque era verano, y aunque yo la llevaría en coche desde Parla hasta Arturo Soria (donde reside la familia para la que mi tía trabaja), esto es, aunque no tardaríamos mucho más de media hora en llegar, decidimos levantarnos a la misma hora en la que lo hacía mi tía cuando iba en transporte público, para así tener tiempo a un tranquilo despertar, hablar de lo ocurrido la noche anterior (mi tía me dijo que le escocía un poco el culo pero que había disfrutado muchísimo), comernos a besos y preparar tranquilamente el desayuno mientras ella se duchaba.

Cuando Luisa salió de la ducha, le dije que antes de vestirse, se tumbara en la cama boca arriba, que tenía una sorpresa para ella. Ella se sonrió, preguntándome mientras se tumbaba en qué diablura estaría pensando. Yo no dije nada, solo esperé a que se tumbara del todo y le pedí que cerrara los ojos, momento en el cual yo aproveché para coger, del bolsillo de mi pantalón, las bolas chinas que había comprado el día anterior.

Con ellas en la mano, me tumbé en la cama y comencé a hacerle una comida de coño a mi tía, la cual no tardó mucho en empezar a gritar de placer, momento que aproveché para introducir una de las bolas, previamente lubricada, en su coño. Ella abrió los ojos y me preguntó qué estaba haciendo, y yo le dije que se relajase, que lo único que iba a hacer era sentir más placer, y diciendo esto le di una buena lamida a su clítoris hasta que, casi a punto de correrse, le metí la segunda de las bolas en el coño, lo que la llevó al orgasmo casi de inmediato.

Cuando Luisa se recuperó, y con el placer que ya le estaban dando las bolas, le conté lo que eran. Ella solo había oído hablar de ellas para la pérdida de orina, pero no para lo que acababa de hacer. Me preguntó qué hacía ahora, y yo le dije que esa mañana las iba a llevar puestas hasta que nos viéramos de nuevo, y que no se privara de correrse tantas veces como pudiera.

Mi tía me dijo que estaba como una cabra, y que no sabía si se acostumbraría a ellas, pero en cuanto se levantó para ponerse las bragas, las bolas hicieron su efecto y tuvo que sentarse en la cama porque se le doblaban las piernas del placer. Y me dijo:

- Este va a ser un día muy largo.
- Y muy placentero, añadí yo.

Nos vestimos, y a las 8.15 salimos de su casa. Durante el camino, le fui metiendo mano, básicamente acariciándole el coño por encima del pantalón, lo que, unido a la acción de las bolas, hizo que se corriera como una loca mientras me masturbaba (yo me había sacado la polla mientras conducía).

Llegamos a las 8.50 a Arturo Soria. Aparqué tres manzanas antes de la casa donde iba mi tía, para así darle un buen morreo y decirle que disfrutara y que, si podía, me fuera contando vía WhatsApp lo que iba sucediéndole. Ella se bajó, y yo me marché a casa, quedando en ir a recogerla cuando saliera de trabajar.

A lo largo de la mañana, Luisa me envió 3 WhatsApp, muy similares, en los que me decía que las bolas la estaban volviendo loca, que se había corrido una vez mientras limpiaba la cocina y que una de las veces que había ido a orinar no había podido resistirse y se había masturbado.

Yo estaba encantado con esta situación, y ya solo podía pensar en lo que podría hacer con ella el tiempo que nos restaba de estar solos.

Lo que pasó cuando fui a recogerla os lo contaré lo más pronto posible.

Como tengo alguna foto de Luisa, con gusto os las iré adjuntando . Espero estas dos primeras os gusten.

Un saludo.
tremenda rajita que se gasta tu tía, ya me estoy imaginando sus tetazas.
para cuando el proximo?
masajista07 is offline   Citar -
Antiguo 13-sep-2017, 16:52   #49
alarfich
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2011
Mensajes: 32
Gracias 4 Veces en 4 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por juanluismorales Ver Mensaje
Como tengo alguna foto de Luisa, con gusto os las iré adjuntando . Espero estas dos primeras os gusten.

Un saludo.
Excelente relato. Que suerte tienes, tu tia esta cañon!!!

Esperando el sgte relato y más fotos
alarfich is offline   Citar -
Antiguo 13-sep-2017, 19:01   #50
manubrapi
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de manubrapi
 
Fecha de Ingreso: nov-2007
Ubicación: Valencia
Mensajes: 749
Gracias 96 Veces en 69 Posts
Predeterminado Gran descubrimiento

Esta muy bien, lo he leido todo de un tiron y me he tenido que hacer una paja de lo caliente que me ha puesto tu tia.
manubrapi is offline   Citar -

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas