Responder

Tus Relatos y experiencias - El fracasado Herramientas
Antiguo 17-sep-2017, 10:01   #26
Hot_velvet
Ultra Mega Dios Pajillero
 
Avatar de Hot_velvet
 
Fecha de Ingreso: mar-2006
Mensajes: 22.166
Gracias 9.116 Veces en 5.733 Posts
Predeterminado

Un relato muy bien escrito y lo que es mejor, con reflexiones y situaciones con las cuales alguns nos sentimos cómplices.

Esperamos ansiosos la continuación.
__________________
Un lugar único, donde prima el buen gusto. (Pincha aquí)
Hot_velvet is offline   Citar -
Antiguo 18-sep-2017, 13:38   #27
Rivaldo10
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 13
Gracias 83 Veces en 8 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Hot_velvet Ver Mensaje
Un relato muy bien escrito y lo que es mejor, con reflexiones y situaciones con las cuales alguns nos sentimos cómplices.

Esperamos ansiosos la continuación.
Muchas gracias. Por cierto, vaya hilo de fotos...

Cita:
Empezado por andalus Ver Mensaje
Me sumo a los elogios de los pajis por tu historia que nos haces vivir en primera persona y digo esto porque en parte me he visto reflejado en una situación similar ya hace unos años y con mi ex-mujer. Por suerte y en mi caso, cambio rotundamente mi situación y sin entrar en detalles, esperare a que continúes con tu relato.

Felicitarte y pasas a mi top 10 de pajis con economista, conidox30, ,.... .

Estaremos atentos a la continuación ....
Muchas gracias. Me interesa mucho esa situación que comentas. ¿ Terminó arrelglándose/ rompiéndose definitivamente por el sexo? No se si mi historia es parecida pero sí se que es un sufrimiento que se lleva en silencio, por lo menos yo.

Cita:
Empezado por osefe1 Ver Mensaje
Eso de queda-bien de libro me suena. Debe ser un virus y con el tiempo se hace uno autoinmune.
Sigue, me esta encantando.
Pues sí, por suerte vamos progresando.

Cita:
Empezado por juan1111 Ver Mensaje
Excelente Rivaldo.
¡Gracias!

Cita:
Empezado por llara Ver Mensaje
Muy bueno, me ha hecho gracia lo de la “paja deluxe”, tengo que preguntarle a Luis como se las hace cuando estamos separados Sigue en ese plan, me has enganchado a tu relato.

Bueno, no creas que las pajas deluxe son algo tan sumamente raro

Seguramente Luis tenga otro ritual, cada uno tenemos nuestras cosas, ya sabes.
Rivaldo10 is offline   Citar -
Antiguo 21-sep-2017, 06:30   #28
Rivaldo10
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 13
Gracias 83 Veces en 8 Posts
Predeterminado 3-El amanecer

Como ya sabréis los que habéis seguido este relato, hace diez años tenía treinta y a esa edad trabajaba con mi suegro, un empresario de la construcción con bastante poder, un tipo regio que a parte de ser un hijo de puta era por desgracia el padre de mi mujer. En la oficina todos, incluido yo, le tenían mucho respeto, y el hecho de ser su yerno no me eximía de alguna que otra bronca pública. Bronca que, por cierto, conllevaba las risotadas y miradas de buena parte de la oficina. Por supuesto tampoco tenía un despacho propio ni gozaba de ningún tipo de favor, sin embargo muy de vez en cuando me llamaba a su despacho para hablar sobre el cumpleaños de su hija o cualquier cosa de esas. Si le aconsejaba algún regalo compraba otra cosa, si le aconsejaba algo sencillo era capaz de regalarle un coche…y así hasta el infinito. Al final aprendí a que me resultara indiferente, por mucho que aquel trabajo me costara la felicidad propia.

En esa oficina trabajaban cerca de cuarenta personas, era raro que entrara alguien nuevo por lo que yo, con mi treintena, era el niño de la oficina. Trabajaba más que nadie, aguantaba más que nadie y nunca fui más que el “yerno del jefe”. Lo notaba en cara poro de mi piel, en cada mirada, en cada palabra.

Hacía cosa de un mes que se había incorporado una becaria, una chica que tendría unos ventipocos años, pequeñita y muy morena. No parecía de aquí, quizás brasileña o cubana. No lo sabía porque no había cruzado ni una palabra con ella y tampoco la había escuchado hablar. Ese día me la crucé cuatro o cinco veces por la oficina, las cuatro o cinco veces estaba llorando en un periodo de ocho horas.

Es importante decir que en la oficina la mayoría de la gente rondaba los cincuenta años, tenían su camaradería, sus cosas, pero no eran lo más hospitalario del mundo. No porque fueran imbéciles ni porque fueran malas personas, simplemente era su manera de ser, gente que se preocupa de sus asuntos, por decirlo de algún modo.

La chica llamaba la atención, atraía miradas de vez en cuando, tenía un buen culo y un tipazo. Tras verla llorar durante todo el día me decidí a interesarme por ella, me veía incapaz de hacer como que no sucedía nada. Aprovechando que muchos salían a fumar (no era mi caso, nunca lo hacía salvo en el piso de la Barceloneta) me acerqué.

- Disculpa ¿estás bien? – pregunté escuetamente.

- Sí, sí, lo siento – dijo forzando una sonrisa y secándose las lágrimas. Lo dijo preocupada, como si temiese que la fuese a reñir o algo por el estilo. Debía de saber que su jefe era mi suegro, aunque quizás no tenía los poderes que ella imaginaba.

Le dije que no se preocupara, que todos teníamos malos días “ Si no mírame a mí”, podría haberle dicho. Tenía la impresión de que aquella conversación no nos iba a llevar a ninguna parte…y también creía que el resto de elementos de aquella oficina no iban a hacer demasiado para que mejorase el tema.

- Te invito a unas cervezas ¿te vienes?

Ni yo me creía lo que acababa de decir, no porque tuviese intención oscura alguna con aquella chica, sino porque no suelo ser tan lanzado en general para nada en la vida. Evidentemente dijo sí, pues en el fondo seguía creyendo que yo era algo así como un superior suyo y su cortesía era importante por esto y aquello. Era consciente de aquello, aunque esperaba simplemente poder animarla un poco.

Al salir fuimos a un bar a poco más de cinco minutos de la oficina, la temperatura era buena así que pedimos un par de cañas bien frías en la terraza. Al principio estuvo muy tímida, pensándose muy bien sus palabras y sin mirarme a los ojos, su ansiedad era bien patente pero sus lágrimas seguían corriendo por su cara de forma abundante. Llegué a pensar que aquella conversación no llegaría a ningún sitio, la verdad.

- Te invito a un chupito – propuse.

No me gusta beber, no lo hacía tampoco cuando era más joven y salía de fiesta, pero pensé que era algo bueno para que a Cindy se le pasase un poco el berrinche y se soltara un poco más.

Tras el chupito y un par de cerverzas la muchacha se soltó…y de qué manera. Pasó del llanto a la carcajada en apenas tres cuartos de hora. Me contó que en realidad era domincana pero vivía desde hace dos años en Holanda. Como allí no era feliz decidió trasladarse a España, donde su familia pensó que todo sería más parecido a su país. Una vez aquí consiguió una beca de estudios para Márketing y acabó haciendo prácticas en la oficina. Me contó también que en realidad estaba sola en Barcelona porque su familia estaba en Torrejón de Ardoz y no conocía a nadie aquí, donde echaba mucho de menos a su novio, con el que llevaba saliendo unos meses.

- Y tú qué ¡ cuéntame algo de ti! – me pidió alegremente.

Cindy iba borracha, era evidente. Por mi parte reconozco que iba algo contento pero seguía manteniéndome bastante serio. Le conté todo, que estaba casado, que tenía una hija….y sobre todo me aseguré de que si volvía a tener algún bajón podía comentarlo conmigo sin ningún problema, dejando entrever que no tenía nada que ver con que fuese el “yerno de”.

Pasada una hora aproximadamente, me di cuenta que Cindy iba bastante mal. Como también iba bebido y además solía coger el metro para volver le propuse irnos a casa ( ella a la suya, yo a la mía, aclaro).

- No, yo voy contigo – decía entre risas.

La situación se estaba descontrolando, así que viendo el ambiente de jolgorio le propuse acompañarla al metro, donde cada uno cogería su línea y santas pascuas. Seguramente le iba a costar mirarme al día siguiente, si es que recordaba algo, aunque he de admitir que yo también estaba disfrutando bastante de la situación. Entre tanto aprovechaba para mirar su escote, que dejaba entrever unos pechos muy voluptuosos, como dos bombas a punto de estallar. Creo que por un momento se dio cuenta, aunque lejos de darme una reprimenda se las puso más visibles.

Sentía una mezcla entre atracción y pena, porque en realidad ahí si me sentí un poco desgraciado, pues aunque no iba a hacer nada con aquella preciosidad, sí era verdad que estaba filtreando con ella a mi manera. En el metro, mientras esperaba su vagón, Cindy se durmió. Intenté despertarla y tras cuatro o cinco sacudidas finalmente lo conseguí, aunque sus palabras no eran inteligibles, que diríamos.
Mierda. ¿ Y ahora qué? Lo que me faltaba, iba a llegar todavía más tarde a casa, apestando a alcohol y a perfume de mujer. De repente tomé una decisión, algo de lo que poco tiempo después me iba a arrepentir: llevarla al piso de la Barceloneta.

Mientras caminábamos Cindy iba recuperando mínimamente la compostura, aunque tenía que ser ayudada por mí. Cuando subíamos al piso Cindy intentaba meterme mano al paquete hablando sobre “nosequé” cosa que me iba a hacer, antes de cerrar con un “papito”. La erección en mi pantalón empezó a ser imposible de disimular, aunque yo le apartaba la mano cada dos por tres de forma cortés, sin decir ni una palabra y procurando que aquello no se fuera de madre.

Llegamos y la tumbé en la cama, no sin antes esquivar sus intenciones de echarse encima de mí.

- ¿No te apetece pasarlo bien papito? – me decía socarronamente.

Yo me desembarazaba de ella como podía, aunque era complicado, me cogía de la corbata, del paquete...Mi idea era ducharme y salir de allí con otro olor, sin embargo si me quedaba la cosa podía complicarse. Cindy estaba completamente desnuda, tumbada en la cama al tiempo que se agarraba sus dos tetazas con las manos para acto seguido pasar a hacerse un dedo. Todo mirándome a los ojos, invitándome a unirme a la fiesta. Desnuda era todavía más explosiva, sus pechos en efecto eran todo lo que prometían encerrados en su escote, su sonrisa de niña se había transformado en sonrisa de zorra.

No había calibrado bien las consecuencias de invitar a aquella belleza, desde luego. Tenía mis recelos a invitar a alguien aquel piso, especialmente de la oficina, aunque no se en qué maldito momento me pareció conveniente que Cindy descansase allí.

- Venga, nos vemos mañana, supongo que sabrás llegar – dije mientras me me apartaba de ella y le dejaba puesto el despertador para la mañana siguiente.
Acto seguido me giré y me dispuse a huir tan rápido como fuese posible. Sin embargo aún me quedaba una sorpresa más por tener, una desgracia más.

- ¿ Y esto qué es? – dijo Cindy entre risas.

Mierda. Cindy tenía en la mano la vagina en lata. Como el único que tenía las llaves de ese piso era yo ni siquiera me había molestado en esconder nada.

- ¡ Eres un pajero ¡ ¡ JAJAJAJA! – escuchaba reír a mis espaldas.

Me quedé dudando entre quitárselo o simplemente irme, pero el daño ya estaba hecho así que simplemente me fui. Lo último que escuché fue:

- ¡Eres un puto pajero, no tienes cojones ni para follarme,maricón! ¡JAJAJAJAJ!

Cerré la puerta y salí de allí como alma que lleva el diablo, deseando llegar a casa y olvidarme de todo lo que había sucedido aquella tarde-noche.
Rivaldo10 is offline   Citar -
Los siguientes 16 Usuarios dan las gracias a Rivaldo10 por este Post:
Antiguo 21-sep-2017, 13:29   #29
UNO PARA MIRAR
Mega Pajillero
 
Avatar de UNO PARA MIRAR
 
Fecha de Ingreso: jun-2015
Mensajes: 161
Gracias 137 Veces en 62 Posts
Predeterminado

Sin (al menos hasta ahora) encontrar escenas de sexo bruto ni pretender aspiraciones grandilocuentes, interesantísima historia la expuesta por el compañero Rivaldo10, es curioso como un simple detalle, como es la cortesía mostrada ante una desconocida la verla llorando, desencadene, estoy seguro de ello, primero en una tortura con la compañera dominicana (sangre latina, figura exhuberante, arrumacos varios...), como luego eso se pueda trasladar a una cada vez más atenta a ciertos movimientos como es Carol

Andaba el foro ávido de aire fresco, y tengo la impresión de que este relato puede ser uno de los importantes a tener en cuenta

Saludos Rivaldo10, seguiremos pendientes de los derroteros, aquí tienes un fiel seguidor...
UNO PARA MIRAR is offline   Citar -
Antiguo 21-sep-2017, 13:40   #30
OOAA
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de OOAA
 
Fecha de Ingreso: jun-2006
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 865
Gracias 153 Veces en 139 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Rivaldo10 Ver Mensaje
Suele pasar...Por cierto, que foto de perfil más interesante!

Gracias !


OOAA is offline   Citar -
Visita nuestro sponsor
Antiguo 21-sep-2017, 13:43   #31
OOAA
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de OOAA
 
Fecha de Ingreso: jun-2006
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 865
Gracias 153 Veces en 139 Posts
Predeterminado

Pobre...., responde a la amabilidad con "Puto Pajero", que dicho con sensualidad y sonrisa cómplice, sería hasta morboso y excitante, pero me da que no es el caso...

Genial relato!!!! Continúa cuando puedas

OOAA is offline   Citar -
Antiguo 21-sep-2017, 15:07   #32
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 22.397
Gracias 15.814 Veces en 7.932 Posts
Predeterminado

Interesante, ya estoy enganchado... thum bsupbeerch ug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is online now   Citar -
Antiguo 04-oct-2017, 00:01   #33
Rivaldo10
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 13
Gracias 83 Veces en 8 Posts
Predeterminado 4- La autoestima

Esa noche no pude apenas dormir, la cabeza me daba vueltas, sentía tanta vergüenza y tanto desamparo que no sabía qué hacer ni como reaccionar. Cuando llegué a casa mi mujer me miró extraño, como si mirase a otra persona. Se acercó, me dio un beso, sus ojos conectaron con los míos, como interrogantes, pensativos.

No dijo nada.

- Voy a ducharme, que estoy empapado – dije bajando la cabeza.

Ella no respondió pero tampoco me reprendió. Por la noche me cogía la mano en la cama, casi como adivinando la mierda que tenía encima. A las 5 de la mañana la zozobra y el malestar era tal que me tuve que levantar a vomitar, el único acto que pareció aliviarme algo. Intenté pensar fríamente y llegué a varias conclusiones:

+ Cindy también debía de sufrir algo de vergüenza, la había visto en pelotas, masturbándose, pidiéndome polla…y a la mañana siguiente seguramente se arrepentiría.

+ No se si tenía costumbre de ser fiel, pero tenía novio y yo fácilmente podía desmantelar su figura de chica tímida.

+ Yo era el yerno del jefe, que no me servía para una mierda, pero al fin y al cabo ¿ella qué sabía? No creo que se atreviese a llevar a cabo una “guerra” contra mí pero si fuera el caso no tenía más que perder que ella.

Me sentía muy humillado, seguramente a la mañana siguiente Cindy vería de nuevo la vagina en lata y muy cerca el lubricante. ¿Pensaría en hacer alguna foto? ¿ podía enterarse alguien de todo esto?

Siempre he sido alguien bastante liberal en ese aspecto, nunca me ha importado lo que hace éste o aquel en su alcoba, eso es cosa de su intimidad. Si a alguien le gusta cascársela con una fregona (por poner un caso), quién soy yo para decirle que no lo haga. A parte era un juguete bastante vendido, o eso creo, no era algo tan raro al fin y al cabo. ¿ A caso ella no tendría en su casa algún vibrador? Seguro que sí.

Llegué entre nervios a la oficina pero Cindy no se dejaba ver por ninguna parte. ¿ Se habría quedado dormida? Creía haber puesto el despertador a una hora suficientemente prudente para que pudiese llegar a tiempo al trabajo. ¿Tendría vergüenza y por eso no se atrevería a venir? ¿fingiría alguna enfermedad?

A la media hora apareció con una cara de muerta que daba miedo, con maquillaje y rímel del día anterior, con un pelo ligeramente deshecho y exactamente el mismo vestido negro que ayer. Por suerte ese día el jefe no había llegado todavía así que su retraso quedaría en nada. Las miradas entre los compañeros eran evidentes. “ Vaya fiesta se pegó la niña esta noche”, “tiene cara de haber pegado un buen polvo”.
Tragué saliba. Pasó por delante de mí para dirigirse a su sitio pero no nos miramos ni mostramos signo alguno de conocernos siquiera. Por un momento sentí alivio: “bien”. Durante ese día todo fluyó con normalidad, como era habitual. Yo con mis cosas, ella con las suyas. El día siguiente, lo mismo.

El nerviosismo fue desapareciendo a lo largo de la semana, lo que dejó paso a una sensación extraña, a algo que no recordaba vivir desde hace mucho tiempo. ¿ Se llamaba excitación quizás? Empecé a recrearme en los detalles de aquella tarde-noche, a analizar cada palabra, cada situación, a rememorar como se movían sus pechos tumbada en aquella cama, en el olor a sexo que desprendía por cada poro de su piel. La palabra “papito” resonaba en mi cabeza como un susurro del cielo y el pensar que había podido follarme sin piedad a aquel bombón de chocolate y había dicho “no” me hacía sentir poderoso. ¿ Deseaba follármela? ¿ lo hubiera hecho de saber a ciencia cierta que nadie nunca se iba a enterar? Es difícil responder a preguntas que nunca te has hecho y para la que no tienes una respuesta concreta.
¿ A caso había algo de malo en desear un cuerpo casi perfecto? Al fin y al cabo mi comportamiento había sido casi intachable.


La parte de la humillación seguía ahí, no podía desaparecer. Sabía que para Cindy seguiría siendo un pajero para el resto de su vida y eso no es que me gustase, pero lo toleraba siempre y cuando no pasase de ahí, siempre y cuando ella se lo quedara para sí misma.

Sentía la tentación de volver al piso de la Barceloneta para comprobar que todo estuviese correcto y para disfrutar de mi “paja deluxe” mientras recordaba los últimos acontecimientos, sin embargo no era el momento para ir llegando tarde a casa y aumentar aún más mis remordimientos. ¿Se imaginaba Carol algo? No lo sé, era una chica muy inteligente, prefería siempre tender puentes para que yo acabase contándole todo antes que sacar los dientes. De todas formas, pensé de nuevo, no había hecho nada malo con esa chica, me la hubiese podido follar fácilmente y había dicho no. ¿Cuál era mi pecado? ¿hacere pajas en un piso de mi propiedad? Tampoco era para tanto.

La semana transcurrió con normalidad, Cindy y yo nos ignorábamos, como si aquella noche no hubiese existido. Mientras tanto la nebulosa de esa noche seguía presente en mi memoria, como durante la semana mi mujer andaba agobiada con la nena y yo no tenía tiempo para nada no pude saciar mi excitación.

Volví al piso de la Barceloneta una semana después, mis ánimos estaban ya más tranquilos y mi curiosidad por lo que iba a encontrarme descendió con el paso de los días, hasta el punto de no esperar nada. Me equivoqué.

Cuando entré noté un olor extraño para aquel lugar, una fragancia femenina que embriagaba todo y hacía de la estancia un lugar más apetecible. Como el piso era pequeño y apenas estaba amueblado no tuve que indagar mucho para encontrar una cama deshecha y mis juguetes puestos encima del único mueble como tal que había en la habitación: el lubricante, el huevo masturbador y la vagina en lata.
Todo puesto con la intención de que lo viese y supiese que ella lo había descubierto todo. Al acercarme vi que el espejo de tamaño medio que decoraba mínimamente el humilde salón-dormitorio estaba manchado de carmín, unos labios de color rojo intenso perfectamente visibles que me hicieron recordar por un instante el cuerpo desnudo de Cindy, esos pechos jóvenes e impolutos, y esa frescura al moverse mientras se masturbaba. Mi polla parecía a punto de estallar y sin embargo por mi cabeza estaba preocupada, me sentía nervioso y excitado al mismo tiempo, una sensación que nunca jamás había experimentado hasta que Cindy se cruzó en mi camino.

Casi imperceptible encima de la cama había una nota, un trozo de papel sacado de alguna revista o de algún folleto de propaganda. Me acerqué para ver de que se trataba y en el se podía leer una sola palabra, escrita en perfectas letras mayúsculas:

“ PAJERO”


Debo reconocer que me sentía muy humillado pero a partir de ese instante también enfadado, no entendía el por qué cebarse con la situación cuando al fin y al cabo había cuidado de Cindy, me había preocupado de ella y había sido honesto, me la hubiese podido follar borracha y tanto ella como yo seríamos unos infieles a día de hoy. Pensé que al día siguiente se había arrepentido de su actitud y que por eso me ignoraba, que sentía tanta vergüenza como yo.

¿ Qué debía hacer ahora? ¿Hablar con ella? ¿ Amenazarla de algún modo? No, de hecho nada de eso se me daba bien, no era alguien que desprendiese poder, no era alguien con una labia deslumbrante ni era alguien que supiese infundir respeto a los demás. En lugar de eso, fingí que no había pasado nada, algo de lo que me arrepentiría poco después.

En casa las cosas andaban mal, jodidamente mal. Mi sentimiento de enfado/culpa o llamáoslo como queráis no me dejaba ser yo mismo. Por otra parte tenía la sensación de estar acumulando leche para mil años, leche que no se frenaba por un polvo rápido con mi mujer, a la que le dolían las tetas de dar de mamar a la pequeña y estaba fatigada de tanto cuidado. Nunca se lo reproché, quizás debería haberlo hecho o simplemente hablarlo, pero todo eso que ahora me parece tan obvio en aquella época era ciencia ficción.

Pasaron días, la actitud de Cindy era la misma que antes, sin variaciones. Esa misma semana teníamos la cena de la empresa y sólo deseaba que siguiese así después de eso. Ya había visto como le afectaba el alcohol y me daba miedo lo que pudiese salir por esa boca. Ahora pienso que esos miedos en realidad eran infundados, en este momento ni siquiera temblaría porque una niña descubriera ¿qué? ¿qué me masturbaba? Cómo todos.
Rivaldo10 is offline   Citar -
Los siguientes 12 Usuarios dan las gracias a Rivaldo10 por este Post:
Antiguo 04-oct-2017, 00:44   #34
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 22.397
Gracias 15.814 Veces en 7.932 Posts
Predeterminado

Cada vez me gusta más tu relato... tu p2
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is online now   Citar -
Antiguo 04-oct-2017, 07:50   #35
andalus
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2009
Mensajes: 165
Gracias 267 Veces en 93 Posts
Predeterminado

Excelente prologo de lo que puede venir. Genialidad y buen gusto en como trata las situaciones. Esta historia engancha.

andalus is offline   Citar -
Antiguo 04-oct-2017, 09:32   #36
juan1111
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jul-2017
Mensajes: 362
Gracias 574 Veces en 309 Posts
Predeterminado

Da gusto leer una historia REAL,con personajes reales....
Miserias y pequeños triunfos que nos suceden dia a dia.
Gracias.
juan1111 is online now   Citar -
Antiguo 04-oct-2017, 09:43   #37
Tibasho
Ministro Pajillero
 
Avatar de Tibasho
 
Fecha de Ingreso: abr-2005
Ubicación: Zaragoza
Mensajes: 1.753
Gracias 191 Veces en 174 Posts
Predeterminado

Me está encantando la verdad

Espero poder leer más!
__________________
¿Quieres jugar?
Tibasho is offline   Citar -
Antiguo 04-oct-2017, 16:45   #38
OREUIQ
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: may-2011
Mensajes: 222
Gracias 32 Veces en 27 Posts
Predeterminado Buen relato

Muy buen relato , además de morboso es intrigante. Gracias amigo, esperamos que sigas con tu relato.
OREUIQ is offline   Citar -
Antiguo 04-oct-2017, 20:42   #39
economista
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2011
Mensajes: 224
Gracias 2.893 Veces en 173 Posts
Predeterminado

Me está gustando muchísimo el relato. Fresco, divertido, original y morboso.
Enhorabuena por este hilo q promete mucho.👍👍👍
economista is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a economista por este Post:
Antiguo 04-oct-2017, 23:52   #40
KANTER
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jul-2017
Ubicación: BILBA0
Mensajes: 4
Gracias 2 Veces en 1 Post
Predeterminado

Fantástico relato, fresco, fácil de leer y muy empático.
Felicidades al autor y esperando ansioso a que nos embriague y nos seduzca con el siguiente capítulo.
KANTER is offline   Citar -
Antiguo 07-oct-2017, 12:55   #41
Rivaldo10
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 13
Gracias 83 Veces en 8 Posts
Predeterminado 5- La cena de empresa (I)

La cena de empresa era una soberana mierda, como casi todo en la empresa de mi suegro. Menús baratos, una sala cutre y mucho cuarentón y cincuentón al que le perdían las formas cuando bebía un par de chupitos. Ése año también iba por el mismo camino.

Como casi siempre, me senté al lado de Jaime. Para que os hagáis una idea, Jaime es el típico cuñao que cree que lo sabe todo, un tipo de estos que no se calla ni debajo del agua, generoso en algunos aspectos pero tremendamente pesado en otros. Por el contrario, es el tradicional cuarentón que trae locas a muchas mujeres: es alto, muy grandote de cuerpo y de estos a los que a pesar de su edad no pierde ni un pelo sino que lo gana en canas. Jaime es el empleado favorito de mi suegro, el tipo al que le confía las “cosas gordas”, es un tipo de éxito en su trabajo y parece que también en su vida personal, pues siempre anda alardeando de coches, viajes y mujeres. Para más inri, es un amigo de la familia de mis suegros, pues sus padres son muy amigos, así que Carol y él se conocen desde bien pequeños.

Este año todo iba como de costumbre, el alcohol estaba empezando a hacer estragos, las conversaciones iban subiendo de tono en la mesa:

- Anda Isma, que tu mujer tampoco está nada mal – decía Jaime mientras me guiñaba un ojo.

- No, si yo no me quejo – respondía riendo falsamente y a la vez un poco sorprendido, pues no acababa de coger del todo esa confianza a Jaime que él si parecía tener como para hablarme así de mi mujer,

- Éste lo que tiene que estar es agobiao con la niña y la mujer, que es primeriza y lo tendrá a dos velas.

Mi cara tuvo que ser un poema porque todo el mundo se echó a reír, incluso mi suegro, que andaba revoloteando por ahí. Es curioso ver como el alcohol cambia a las personas, como aquel que ves incapaz de reírse por algo así de pronto se convierte en el alma de la fiesta, con quien no te paras nunca a hacerte un café se convierte en tu mayor confidente por unas horas y el típico bocachancla de la oficina es un amigo más.

- Como está la chamaquita ésta eh….- dijo Jaime de pronto mientras me tocaba el hombro.

- …pues…sí…- atiné a responder. Cindy acababa de pasar por nuestra mesa directa a la barra para pedir una copa. Estaba que se rompía, con un vestido blanco muy ajustado que resaltaba su esbelta figura y unos tacones de aguja que le conferían un aspecto de puta elegante, justo ése aspecto que a todos nos vuelve locos.

Cuando la conversación pasó de largo por mi persona me decidí a ir yo también a la barra, víctima de esa inconsciencia que sólo te dan un par de copas. Estaba sola, sentada en un banco esperando a que el camarero le trajese su cocktail, lo que aproveché para ponerme al lado suyo con la excusa de pedir también una copa.

- Oye, lo de la otra noche…creo que deberíamos olvi…

- ¿ Olvidarlo? – me respondió al mismo tiempo que se giraba sutilmente hacia mí – Creo que no hay nada que olvidar – dijo mientras se le escapaba una sonrisa burlona.

El sentimiento de humillación volvió a mí por unos segundos pero tampoco quería precipitarme y reaccionar de una manera de la que me pudiese arrepentir.

- Bueno, en fin, lamento que vieras ciertas cosas que…- dije con una media sonrisa, queriendo quitarle importancia al asunto.

- Ya, no te hacía de esos – dijo cortante.

- ¿ De esos? – pregunté extrañado con una mueca socarrona.

- Sí, ya sabes…un “pajero” – respondió con cierto aire despectivo.

Otra vez humillación. A la niña parecía estar subiéndole el alcohol a un ritmo más rápido que el mío, por lo que mis temores a que se desatase alguna desgracia estaban volviendo a mí.

- Bueno, supongo que todos en nuestra vida satisfacemos nuestras necesidades de la manera que…en fin…mi esposa…no sé, no tengo por qué contarte esto.
- ¿ Has venido tú a hablar conmigo, no? – preguntó cortante.

- Sí, el caso es que…

La conversación acabó ahí porque empezó a sonar la música, las luces quedaron medio apagadas y Jaime me agarraba por un hombro. Totalmente ebrio le pedía al camarero de malas formas un gin tonic mientras yo estaba consternado con la frialdad con la que Cindy me había respondido, como si ella fuese la que realmente llevase las riendas de la situación, como si realmente estuviese enfadada, dolida…o no se como expresarlo. La noté peligrosa, por decirlo de algún modo. Repito que esos temores en aquella época pueden resultar infantiles visto desde mi óptica ahora mismo, pues no tendría ningún problema en admitir delante de quien fuese que sí, que me hacía y me hago pajas, como el 100 por 100 de los hombres del mundo que pueden. ¿ Estaba haciendo un drama de algo muy pequeño? Seguramente sí.

Me alejé de la barra y la fiesta continuó, un par de gin tonics más y mi habla empezaba a resentirse. Fue entonces cuando decidí salir a tomar el aire, pues notaba que estaba formándose un huracán en mi cabeza, mitad a causa del encuentro con Cindy y mitad a causa del alcohol. Ya fuera, mientras me dedicaba a mirar el móvil y contestar a algunos mensajes, Jaime se acercó dándome una palmada en el hombro.

- ¿ Cómo estamos Isma? – preguntó al tiempo que se encendía un cigarro y me ofrecía otro, algo que decliné.

- Pues ya ves, aquí tomando el aire, creo que he bebido demasiado – dije sincero.

- Tonterías, estos días están para eso hombre – dijo en un tono festivo.

- Ya, tienes razón.

- Venga, que ya he visto como charlabas con el bombón de chocolate….- dijo entre risas y en un tono muy elevado. Acto seguido me giré para comprobar que nadie nos observaba.

- Sí, esto…estaba pidiendo un gin tonic en la barra – contesté sin darle demasiada importancia.
- Venga, conmigo puedes ser sincero, no te cortes hombre. ¡Está como un tren!

¿ A qué se refería con lo de “conmigo puedes ser sincero”? Seguramente nada, no tenía por qué saber nada, sin embargo su frase me hizo dar un respingo, pues Jaime siempre tuvo más relación con mi mujer que conmigo, nunca fuimos amigos como tal.

- Serías gilipollas si no la miraras ¿te crees que yo tampoco la cogería y la empotraría hasta que me dijera basta? – exclamó alzando cada vez más el tono de voz.

- Sí, está muy buena, la verdad – dije intentando responder lo correcto para ese momento.

- ¿ Está muy buena? Venga, que seguro que un poco dura te la ha puesto, no me seas marica ¡ja-ja-ja!

- Claro, esto…es innegable que está como un queso – dije riendo yo también.

- Además, conforme está tu mujer, con una niña pequeña y todo estarás hasta los huevos. No me mires así, hombre, que se de lo que hablo. Tienes que estar desesperado, se te presenta un bombón así y ¿qué haces? ¿cierras los ojos? Claro que no, la miras y ¡ qué coño! ¡ No te la follas porque no te dejan! ¡ Ja-ja-ja! -

Me giré de nuevo y ahí estaba ella, contoneándose ante todos, que la miraban comiéndosela con los ojos. Nadie disimulaba ya, nadie estaba en condiciones de hacerlo. Hasta ese momento me había parecido que en la oficina la ignoraban, que nadie reparaba en ella…y sin embargo en la cena era la estrella. Todos pagarían por follársela, a todos les hubiera gustado estar en mi lugar y habrían pagado por ello.

La situación estaba poniéndose fea, ver a Cindy merodeando en esa conversación me resultaba incómodo, así que decidí volver a entrar. Había algo maligno en esa chica, algo que no me dejaba tranquilo. Parecía muy dulce y muy callada a primera vista, pero luego tenía una mirada de zorra que me perturbaba, esa mirada de hija de puta que en condiciones normales mataría por follarme y que estaba condicionándome la vida.

Volví a sentarme en la mesa para descansar un poco y charlar con otros compañeros, aunque a decir verdad ninguno estaba en condiciones de charlar de nada.

Pasados diez o quince minutos la puerta de la sala se abrió de nuevo y me quedé de piedra. Cindy y Jaime entraron juntos, agarrados del brazo, como si fuesen amigos de toda la vida. Reían a carcajadas ambos, él le decía alguna cosa al oído y ella reía cada vez más. Pasaron por delante de la mesa y mientras lo hacían me pareció que ella me decicaba una mirada de soslayo. ¿ Pero qué coño…?
Jaime y Cindy se sentaron en la barra para beber juntos. Jaime le pasaba la mano por la espalda y bajaba peligrosamente hacia su culo. ¿ Se la estaba ligando? Eso quería, sin duda. ¿ Era capaz de intentar llevarse al catre a una joven de veintipocos delante de su jefe que para más inri era compañera de trabajo? Sí, en esas ocasiones todo es posible.

Debo reconocer que sentí una punzada en el estómago, no se si llamarlo celos o simplemente falta de orgullo. Mi interior era un velatorio. Pasada una media hora decidí que ya había tenido bastante y con la excusa de que mi mujer estaba cuidando a la nena me despedí de todo el mundo, excepto de Jaime y Cindy, pues me resultaba un poco violento. No quería ver más, así que me fui a casa. En lo que duró el trayecto no pude quitarme la imagen de los dos agarrados del brazo, esa expresión de ambos que denota atracción, esas miradas que sin lugar a dudas dan a entender que esa noche Cindy sí tendría la polla de Jaime dentro de su coño.

¿ Cómo sería Cindy follando? Pues una fiera, no me cabía la menor duda. Había visto lo que provocaba el alcohol en ella y Jaime iba a tener un polvo de los que no se olvidan. Esa zorra le chuparía el rabo hasta dejarlo seco. ¿ Y luego? Luego se la metería salvajemente mientras ella gritaba “más, más”.

¿ Por qué no podía evitar sentirme un gilipollas? ¿ me estaba arrepintiendo a caso de no habérmela follado?
Rivaldo10 is offline   Citar -
Los siguientes 10 Usuarios dan las gracias a Rivaldo10 por este Post:
Antiguo 07-oct-2017, 13:36   #42
AJAX
Dios Pajillero
 
Avatar de AJAX
 
Fecha de Ingreso: jul-2009
Ubicación: Al otro lado del mundo
Mensajes: 2.328
Gracias 1.040 Veces en 818 Posts
Predeterminado

Muy buen relato; a ver como transcurre porque me parece que el Jaime ese va de listillo.
__________________
We are the champions.............
AJAX is offline   Citar -
Antiguo 07-oct-2017, 17:29   #43
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 22.397
Gracias 15.814 Veces en 7.932 Posts
Predeterminado

Sigue... sigue... cl ap0000 be erchug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is online now   Citar -
Antiguo 07-oct-2017, 20:23   #44
llara
Dios Pajillero
 
Avatar de llara
 
Fecha de Ingreso: sep-2014
Mensajes: 2.834
Gracias 4.110 Veces en 1.841 Posts
Predeterminado

¡Tira p'alante!, de momento vas bien.

__________________
La felicidad es amor, no otra cosa. El que sabe amar es feliz.

El mejor día de mi vida. http://www.pajilleros.com/relatos-ex...xualmente.html
llara is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a llara por este Post:
Antiguo 24-oct-2017, 13:18   #45
AJAX
Dios Pajillero
 
Avatar de AJAX
 
Fecha de Ingreso: jul-2009
Ubicación: Al otro lado del mundo
Mensajes: 2.328
Gracias 1.040 Veces en 818 Posts
Predeterminado

Nos tienes abandonados. No nos puedes dejar así.
__________________
We are the champions.............
AJAX is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a AJAX por este Post:
Antiguo 26-oct-2017, 21:28   #46
andalus
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2009
Mensajes: 165
Gracias 267 Veces en 93 Posts
Predeterminado

Sus razones tendrá.

Escribir un relato conlleva dedicación personal y sacrificio, no solo del tiempo necesario, sino también de dejar de lado los temas personas que tenemos a nuestro alrededor. Ser pacientes.

un saludo
andalus is offline   Citar -

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas