Responder

Tus Relatos y experiencias - Vanessa. mi cuñada Herramientas
Antiguo 20-sep-2017, 17:54   #1
Juan321985
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 8
Gracias 92 Veces en 8 Posts
Predeterminado Vanessa. mi cuñada

Siempre he sentido una especial atracción por mi cuñada. No es que sea una mujer diez, ni mucho menos, pero sus rotundas formas me llamaron la atención desde que nos conocimos. Ella es mujer de mi cuñado, el hermano de mi mujer. Tenemos muy buena relación los cuatro, y solemos salir a tomar algo muchos fines de semana, e incluso algún viaje hemos hecho juntos. Además, vivimos en la misma casa, cada uno en un piso, por lo que tenemos contacto diario, sino es de una manera de otra. Se casaron hará unos 8 meses, y a mí, al menos, me daba la sensación de que la felicidad que llevaban ese día y traían de la luna de miel, se iba ausentando poco a poco en esa pareja. Al menos, me parecía a mí.

Vanessa tiene 29 años, medirá alrededor de 1,60 y por lo que alguna vez que le he escuchado ronda los 67-69 kilos. Muy bien repartidos, todo hay que decirlo. Tiene un pecho grande, pero no enorme, que no desentona nada con el resto de su cuerpo. De barriga es más bien delgada, y un poco ancha de caderas. Tiene dos muslos espectaculares, y un culo grande, pero al igual que el pecho, no parece excesivo en ese cuerpo. Cuando se pone un vaquero o pantalón apretado, da la sensación de que va a explotar en cualquier momento. No es muy arriesgada vistiendo, quiero decir que no se pone grandes escotes, ni transparencias, ni faldas que queden al límite. Aunque la mayoría de las veces, con cualquier cosa que se ponga, las curvas hacen por sí solas lo que ella parece que no quiere, llamar la atención. Sí es de tacones, que reafirman más esas piernas y ofrecen un bamboleo de sus formas casi mareante. Además, es de carácter inquieto y nervioso, por lo que cuando va a buen paso, el bamboleo se convierte en huracán.

Ésta historia comienza en Mayo de este mismo año. Nos encontrábamos las dos parejas sentadas en una terraza, celebrando el cumpleaños de los dos hermanos, que apenas varía unos días. Habíamos cenado muy bien, de la cerveza pasamos al tinto, y del tinto a una copa. Ya habíamos optado por dejar ese sitio para recogernos (al menos los padres, o sea, mi mujer y yo) y los dos hermanos, habían abandonado momentáneamente la mesa para ir a la barra a pagar. En ese momento, cometí una barbaridad, pensé en voz alta:

- Ahora lo que hace falta para rematar la noche es echar un buen polvo.

Tras decir la segunda “o” de polvo, fue cuando fui consciente de lo que había dicho. No sabía si disculparme o agachar la cabeza o simplemente llorar. Jamás, repito jamás, habíamos hablado intimidades con Vanessa o con mi cuñado. Ni ellos con nosotros por supuesto. Estaba a punto de justificarme con un “se me ha escapado” o “joder lo que hace la bebida” cuando Vanessa contestó.

- O al menos echarlo, que ni siquiera me acuerdo de la última vez que tu cuñado me tocó

Me quedé con la boca abierta mirándola fijamente. Ella, con la mirada perdida, me pareció en ese momento a la vez tan guapa y tan abandonada. Me fijé en sus tetas, que con el aumento de su respiración por la confesión hecha, aparecían más grandes y apetecibles que nunca. La erección lógicamente, me subió al instante. No sabía lo que decirle. Lo que había sido una metedura de pata, se había convertido en nuestro primer intercambio de confianza.

- Esto…Vanessa…yo…no quería decir…sino que…
- ¿Tan gorda me he puesto después de la boda? ¿Ya no le gusto?

Cierto es que había cogido unos kilos tras casarse…pero los mismos que había perdido para su gran día. Ahora estaba mucho más maciza que aquel día. Ella hablaba como si yo no estuviera. Su alma expulsaba ese monólogo en ese justo instante.

- Es verdad que estoy algo más dejada. Ando menos y como algo más, pero joder, yo no me veo tan mal. Ni soy una mujer diez ni una mujer cero.

No sé si porque me apetecía jugármela o porque tenía que consolarla le lancé.

- Vanessa hija, tus piernas y tus tetas resucitarían a cualquiera. Cualquier mortal mataría por follarte.
- Déjate de cuentos –pero ya se le escapó media sonrisa, algo había cambiado- no tienes porqué alegrarme el oído.
- No es nada forzado, anda que no te he desnudado veces con la mirada. Pocas pueden presumir de tus curvas, y tú que las tienes, no lo haces.

Y entonces soltó un comentario vital para el devenir de esta historia. Y lo hizo con las lágrimas a punto de brotar

- De lo único que puedo presumir es de una vida sexual nula. A los 29 años y recién casada. Ni tetas ni piernas, esta es la puta realidad. A veces creo que se me ha apagado el deseo.

Y, fruto ya no sólo de alcohol, sino más bien de la excitación, dije algo que me sorprendió hasta a mí

- Pues habrá que avivártelo de nuevo. Aquí tienes un candidato (mientras levantaba la copa de Gin Tonic)

Y por primera vez en esta historia, pude comprobar en sus ojos un atisbo de deseo hacia mí persona. Jamás hubiera dudado de la fidelidad tanto de mi pareja como de la de mis cuñados, pero a ambos, a Vanessa y a mí, se nos había encendido en aquel preciso momento algo mucho mayor, la necesidad del placer del sexo.

Justo entonces apareció mi mujer con su hermano, cortando de raíz nuestra ya acalorada conversación. Cuando llegaron a la mesa teníamos ambos una risa tonta, nerviosa, fruto de todo lo que nos habíamos confesado en un par de minutos, pues no creo que hubiese transcurrido más. Pero qué dos minutos.

- Mira que dos, ¿De qué os reís?
- De que nos hemos bebido vuestras copas en vuestra ausencia –corté rapído
- ¿Nos vamos? – Preguntó Vanessa, con un calor sofocante en la cara
- Vamos tesoro – Contestó su marido

Fuimos andando hacia casa. Hábilmente dejé que las mujeres fueran delante. Necesitaba comerme a la mujer a la que acababa de hacerle una proposición clara. Llevaba un pantalón azul marino muy ceñido. Mi mujer tenía mejor culo, sin duda, más estrechito y mucho más duro que lo que había podido ver de mi cuñada en la piscina, pero es que el culo de Vanessa, era grande, y tenía un movimiento casi hipnótico que es imposible no mirar. Te gusten o no ese tipo de mujeres, te las comes con la mirada. Así era Vanessa. Todo curvas y todo, de tamaño generoso. No excesivo, no le sobraba nada. Pero sí generoso.
Juan321985 is offline   Citar -
Los siguientes 20 Usuarios dan las gracias a Juan321985 por este Post:
Antiguo 20-sep-2017, 18:26   #2
lasso
Mega Pajillero
 
Avatar de lasso
 
Fecha de Ingreso: ene-2014
Mensajes: 220
Gracias 58 Veces en 43 Posts
Predeterminado

Sigue por favor, si puedes subir fotos mejor
lasso is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a lasso por este Post:
Antiguo 20-sep-2017, 18:50   #3
lbxo
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: nov-2007
Mensajes: 8
Gracias 4 Veces en 3 Posts
Predeterminado

No sé si será real o no, pero da igual. Promete mucho esta historia y tu cuñada más. Adelante
lbxo is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a lbxo por este Post:
Antiguo 20-sep-2017, 19:11   #4
Juan321985
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 8
Gracias 92 Veces en 8 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por lasso Ver Mensaje
Sigue por favor, si puedes subir fotos mejor
Gracias, pero no voy el primer día a contar todo lo que me está pasando, paciencia.

En cuanto a las fotos, mejor trabajar la imaginación, ¿no?
Juan321985 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a Juan321985 por este Post:
Antiguo 20-sep-2017, 19:11   #5
Juan321985
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 8
Gracias 92 Veces en 8 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por lbxo Ver Mensaje
No sé si será real o no, pero da igual. Promete mucho esta historia y tu cuñada más. Adelante
Gracias. Mi cuñada promete más que la historia. Eso lo puedo asegurar.
Juan321985 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Juan321985 por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 20-sep-2017, 19:11   #6
heywood
Mega Pajillero
 
Avatar de heywood
 
Fecha de Ingreso: dic-2006
Mensajes: 333
Gracias 107 Veces en 52 Posts
Predeterminado Promete

Me gusta, me identifico,... Me pone la mujer de mi cuñado, toda redondeces y con cara de desatendida ...
__________________
Dios Mío, Está lleno de estrellas !
heywood is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a heywood por este Post:
Antiguo 20-sep-2017, 22:14   #7
lasso
Mega Pajillero
 
Avatar de lasso
 
Fecha de Ingreso: ene-2014
Mensajes: 220
Gracias 58 Veces en 43 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Juan321985 Ver Mensaje
Gracias. Mi cuñada promete más que la historia. Eso lo puedo asegurar.
Jo sigue un poco más
lasso is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a lasso por este Post:
Antiguo 21-sep-2017, 00:43   #8
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 22.389
Gracias 15.802 Veces en 7.926 Posts
Predeterminado

Genial... Que interesante y que buena pinta tiene este relato, además de estar escrito de manera sencilla que hace amena la lectura... cl ap0000be erchugbeer chug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 21-sep-2017, 11:32   #9
revoltoso36
Pajillero
 
Avatar de revoltoso36
 
Fecha de Ingreso: feb-2009
Mensajes: 88
Gracias 72 Veces en 22 Posts
Predeterminado

Que me gustan las historias de cuñados. Por favor sigue y no pares
revoltoso36 is offline   Citar -
Antiguo 21-sep-2017, 11:35   #10
Sue-me
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: sep-2007
Mensajes: 387
Gracias 47 Veces en 27 Posts
Predeterminado

Pinta muy bien la cosa....
Sue-me is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Sue-me por este Post:
Antiguo 21-sep-2017, 17:26   #11
ENCOFRADOR
Ministro Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: ESPAÑA
Mensajes: 1.239
Gracias 563 Veces en 299 Posts
Predeterminado

Uyyyy esto se pone muy interesante
__________________
Pasate por mis relatos y deja tu oponion:

Morbo en Tenerife

Me puedes echar crema
ENCOFRADOR is offline   Citar -
Antiguo 21-sep-2017, 18:24   #12
Juan321985
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 8
Gracias 92 Veces en 8 Posts
Predeterminado

Llegamos a casa y como cada vez que salíamos, nos despedimos, no sin antes un servidor, echar una última ojeada a las opulentes curvas de mi cuñada, que grácilmente subían las escaleras. Yo iba con reales y claras intenciones hacia mi esposa, ya que el calentón XXL que traía no era cosa baladí.

Cuando me preparaba para asaltar las dulces formas de mi señora (dulces comparadas con las de mi cuñada), ésta me recordó que era viernes y que había que sacar la basura y en ese momento comprendí yo la diferencia entre la mujer y la amante.

Pero como la Diosa fortuna estaba de mi lado esa noche, justo cuando ponía la bolsa en la puerta, al girarme, me la encontré en el zaguán. Me fijé sin pudor en su entrepierna, que prácticamente estaba enterrada entre sus suculentos muslos. No tenía apenas escote, como dije antes, pero esa camiseta resaltaba su volumen pectoral. Literalmente es que no podía esconderse esas tetas. Venía a pedir perdón, no sé muy bien porque.

- Oye, Juan, lo que ha pasado, en fin, estamos algo bebidos y una dice cosas, y encima tu me has seguido la corriente, y he hablado algo más de la cuenta, y tú seguro que también…

Reconozco que estaba algo bebido y algo nervioso, pues a mí, que nunca fui ningún ligón, esa situación me imponía un poco. Pero por otra parte, jamás pensé que se me pudiera dar esa oportunidad, así que iba a jugarme las cartas que tenía hasta el final. Me acerqué a ella hasta casi ponerme a un palmo de su cara. Sentía su respiración jadeante. Estaba nerviosa pero un punto excitada, punto, que por supuesto, jugaba a mi favor.

- Mira Vanessa (y en ese momento, le agarré con fuerza el culo con una mano. Estaba algo más blando de lo que pensaba, pero sin duda, eso me atrajo más). Yo no sé si tú has dicho algo que no pensabas, pero yo te aseguro que no. Me pones mucho, y cuando digo mucho (subí la mano hasta tocarle las tetas…) es mucho. Me tienes a tu entera disposición cuando te apetezca, que espero que sea pronto, y si tu marida no te da caña, aquí me tienes a mí, para follarte hasta que reviente uno de los dos (y emitió un gemido, una pequeña dosis de placer que me hizo saber que iba por el buen camino). El lunes no estará tu cuñada como bien sabes. Te espero a lo largo del día en mi casa. No me falles (y acompañé esta última frase con un beso en la boca)

Mientras subía la escalera, observé de reojo como se había quedado quieta, helada, petrificada. Lo último que se esperaba en este segundo encuentro, era que mi reacción no sólo fuera la misma que en el bar, sino que aumenté un par de puntos mi apuesta, que ya se había convertido en definitiva. Quién me iba a decir a mí tres horas antes, que le iba a hacer una proposición sexual a la maciza de mi cuñada. Llegué a casa sudando, y al entrar en mi habitación encontré a mi mujer en lencería y tacones, la combinación perfecta. Echamos el polvo que deseaba antes de la conversación en la terraza. Arriba, no se oyó absolutamente nada.

Nos levantamos tarde al otro día (sábado), desayunamos en casa y mientras mi mujer fue a hacer unas compras, aproveché para whatsappear a Vanessa.

“Espero que mi cuñado te quitara el calentón. Ibas realmente espectacular, vaya lujo de acompañante de cama. Yo, por suerte, eché un polvo descomunal. En parte, gracias a ti”

Tardó en contestar, unas horas, pero no en leerlo. No sé si estaba su marido cerca, si había terminado esta historia o que simplemente, le dolía decirme lo que pasó.

“No. Nada de nada. Es para joderse o no?”
“El Lunes te espero. Te debo el polvo de anoche, era para ti. Al fin y al cabo, la que me la pusiste dura fuiste tu”

De nuevo unas horas sin contestar. Pero sabía que lo haría. No sabía hasta donde llegaría este juego, lo que estoy seguro que los dos queríamos jugar. Era ya domingo cuando recibí un nuevo whatsapp de ella.

“No se lo que haré Juan. Tu no me esperes por si acaso”
“Sabes que te voy a esperar, y sabes que vas a bajar. Necesito probar esas curvas”

No volvimos a hablar por whatsapp, pero sí nos cruzamos en el rellano. Noté que intentaba evitarme la mirada, pero cuando nos cruzábamos, notaba cierta curiosidad y deseo en sus ojos.
Juan321985 is offline   Citar -
Los siguientes 17 Usuarios dan las gracias a Juan321985 por este Post:
Antiguo 21-sep-2017, 18:37   #13
nauj solrac
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jul-2017
Mensajes: 58
Gracias 49 Veces en 34 Posts
Predeterminado



Madre mia enganchado a tu historia sigue por dios....

Gracias, interesentaisimo y morboso tu hilo!!!
nauj solrac is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a nauj solrac por este Post:
Antiguo 21-sep-2017, 18:37   #14
ENCOFRADOR
Ministro Pajillero
 
Fecha de Ingreso: oct-2007
Ubicación: ESPAÑA
Mensajes: 1.239
Gracias 563 Veces en 299 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Juan321985 Ver Mensaje
Llegamos a casa y como cada vez que salíamos, nos despedimos, no sin antes un servidor, echar una última ojeada a las opulentes curvas de mi cuñada, que grácilmente subían las escaleras. Yo iba con reales y claras intenciones hacia mi esposa, ya que el calentón XXL que traía no era cosa baladí.

Cuando me preparaba para asaltar las dulces formas de mi señora (dulces comparadas con las de mi cuñada), ésta me recordó que era viernes y que había que sacar la basura y en ese momento comprendí yo la diferencia entre la mujer y la amante.

Pero como la Diosa fortuna estaba de mi lado esa noche, justo cuando ponía la bolsa en la puerta, al girarme, me la encontré en el zaguán. Me fijé sin pudor en su entrepierna, que prácticamente estaba enterrada entre sus suculentos muslos. No tenía apenas escote, como dije antes, pero esa camiseta resaltaba su volumen pectoral. Literalmente es que no podía esconderse esas tetas. Venía a pedir perdón, no sé muy bien porque.

- Oye, Juan, lo que ha pasado, en fin, estamos algo bebidos y una dice cosas, y encima tu me has seguido la corriente, y he hablado algo más de la cuenta, y tú seguro que también…

Reconozco que estaba algo bebido y algo nervioso, pues a mí, que nunca fui ningún ligón, esa situación me imponía un poco. Pero por otra parte, jamás pensé que se me pudiera dar esa oportunidad, así que iba a jugarme las cartas que tenía hasta el final. Me acerqué a ella hasta casi ponerme a un palmo de su cara. Sentía su respiración jadeante. Estaba nerviosa pero un punto excitada, punto, que por supuesto, jugaba a mi favor.

- Mira Vanessa (y en ese momento, le agarré con fuerza el culo con una mano. Estaba algo más blando de lo que pensaba, pero sin duda, eso me atrajo más). Yo no sé si tú has dicho algo que no pensabas, pero yo te aseguro que no. Me pones mucho, y cuando digo mucho (subí la mano hasta tocarle las tetas…) es mucho. Me tienes a tu entera disposición cuando te apetezca, que espero que sea pronto, y si tu marida no te da caña, aquí me tienes a mí, para follarte hasta que reviente uno de los dos (y emitió un gemido, una pequeña dosis de placer que me hizo saber que iba por el buen camino). El lunes no estará tu cuñada como bien sabes. Te espero a lo largo del día en mi casa. No me falles (y acompañé esta última frase con un beso en la boca)

Mientras subía la escalera, observé de reojo como se había quedado quieta, helada, petrificada. Lo último que se esperaba en este segundo encuentro, era que mi reacción no sólo fuera la misma que en el bar, sino que aumenté un par de puntos mi apuesta, que ya se había convertido en definitiva. Quién me iba a decir a mí tres horas antes, que le iba a hacer una proposición sexual a la maciza de mi cuñada. Llegué a casa sudando, y al entrar en mi habitación encontré a mi mujer en lencería y tacones, la combinación perfecta. Echamos el polvo que deseaba antes de la conversación en la terraza. Arriba, no se oyó absolutamente nada.

Nos levantamos tarde al otro día (sábado), desayunamos en casa y mientras mi mujer fue a hacer unas compras, aproveché para whatsappear a Vanessa.

“Espero que mi cuñado te quitara el calentón. Ibas realmente espectacular, vaya lujo de acompañante de cama. Yo, por suerte, eché un polvo descomunal. En parte, gracias a ti”

Tardó en contestar, unas horas, pero no en leerlo. No sé si estaba su marido cerca, si había terminado esta historia o que simplemente, le dolía decirme lo que pasó.

“No. Nada de nada. Es para joderse o no?”
“El Lunes te espero. Te debo el polvo de anoche, era para ti. Al fin y al cabo, la que me la pusiste dura fuiste tu”

De nuevo unas horas sin contestar. Pero sabía que lo haría. No sabía hasta donde llegaría este juego, lo que estoy seguro que los dos queríamos jugar. Era ya domingo cuando recibí un nuevo whatsapp de ella.

“No se lo que haré Juan. Tu no me esperes por si acaso”
“Sabes que te voy a esperar, y sabes que vas a bajar. Necesito probar esas curvas”

No volvimos a hablar por whatsapp, pero sí nos cruzamos en el rellano. Noté que intentaba evitarme la mirada, pero cuando nos cruzábamos, notaba cierta curiosidad y deseo en sus ojos.

Una pena que algunos nos sepan valorar lo que tienen, y sobretodo tenerlo atendido adecuadamente
__________________
Pasate por mis relatos y deja tu oponion:

Morbo en Tenerife

Me puedes echar crema
ENCOFRADOR is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a ENCOFRADOR por este Post:
Antiguo 21-sep-2017, 23:24   #15
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 22.389
Gracias 15.802 Veces en 7.926 Posts
Predeterminado

Ufffffff....!!!! Que juego promete dar esta cuñadita...: cool::ro lleyes::ñ am:thumbsu pb eerchugbee rchugbeerc hug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 22-sep-2017, 00:29   #16
triana13
Ministro Pajillero
 
Avatar de triana13
 
Fecha de Ingreso: sep-2007
Ubicación: sevilla
Mensajes: 1.267
Gracias 145 Veces en 108 Posts
Predeterminado

esto promete, esperamos acontecimientos
triana13 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a triana13 por este Post:
Antiguo 22-sep-2017, 19:47   #17
Juan321985
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 8
Gracias 92 Veces en 8 Posts
Predeterminado

El Lunes llegó, y mi mujer, como cada lunes (es profesora) partió muy temprano hacia su destino hasta el viernes. Aproveché la mañana saliendo a hacer algo de deporte, pero pronto, estaba ya en casa, haciendo cuatro cosas, pero sobre todo, esperando la llegada de Vanessa.

Eran poco más de las doce cuando sonó el timbre de casa. Estaba muy nervioso aunque no debía aparentarlo. Si no exhibía seguridad, todo se iría al garete, y no estaba muy por la labor de que eso ocurriera, todo hay que decirlo.

Abrí la puerta y allí estaba Vanessa. Hacía calor, por lo que llevaba un pantalón muy corto que dejaba sus enormes muslos completamente al aire, y una camiseta de tirantas, que lo dejaba todo a la imaginación porque ni el más soñador podía imaginarse lo que había debajo. Sin apenas levantar la cabeza dijo:

- ¿Puedo pasar?
- Por supuesto, es como tu casa, siempre lo ha sido y hoy, más aún.

Se sentó en el sofá. No estaba tan arrebatadora como el otro día, pero la vista de sus piernas empezaron a entonarme. Tampoco me hacía falta mucho, la verdad. Seguí con la cortesía y le ofrecí algo de beber antes de sentarme. No quería nada. Apenas hablaba. Tenía que volver a echarle cara al asunto o se me arruinaría la historia antes siquiera de empezar.

- Voy a encender el aire acondicionado y a cerrar un poco la persiana de la habitación. Ahora vengo.

Me miró, sorprendida de mi atrevimiento. Me quité la ropa y me quedé en calzoncillos. No soy un chico musculoso, pero si es cierto que estoy bastante definido, pues llevo toda la vida haciendo deporte. También estoy depilado. Lo contrario a mi cuñado. Mucho pelo y barriga algo prominente. También esa diferencia tenía que jugarla.

Me la encontré en el pasillo, a punto de abrir la puerta para irse. Se quedó muy sorprendida al verme de esa guisa e hizo un gemido extraño como diciendo, ya no hay marcha atrás. Aún así, me dijo

- Lo siento Juan, esto es un error, soy tu cuñada y respeto mucho a tu mujer, y entiendo que tu a mi marido también. Es una historia muy caliente, pero no puede ser.

Me abalancé sobre ella, quedando a escasos centímetros. Y la atraje hacia mí agarrándola fuerte por el culo. Me reafirmo en lo que noté el viernes. Su culo no estaba nada duro, pero su tamaño bien valía pasarse horas masajeándolo.

- No Vanessa, no te vas a mover de aquí. Vamos a follar, porque yo quiero y porque a ti te hace falta. Aquí sobran los parentescos. Venimos a disfrutar y punto, Yo te deseo ¿y tu a mi?

Su silencio me hizo volver a contraatacar.

- Vamos a la habitación – Y la cogí de la mano para llevarla poco a poco donde estaba la cama

Una vez entramos a la habitación, la giré hábilmente para quedar justo detrás de ella. Puse mi polla tras su pantaloncito esperando que ésta despertara pronto y busqué sus tetas sobre el top. Su tacto me hizo saber pronto que no llevaba sujetador. Obviamente solo ese dato hizo que mi polla buscara una rápida salida del calzoncillo. Se me infló en décimas de segundo. Cogiéndola de las tetas la apreté más aún hacia mí.

- Joder Vanessa, llevo años queriendo probar tus tetas
- Si…jejeje (risa nerviosa)
- Estoy deseando comerme esos melones

Desde atrás le quité la camiseta y la tendí sobre la cama. Sus tetas, que al fin podía contemplar, bambolearon al son de su caída.

Permítanme que me detenga ahora en la descripción de los pechos de mi cuñada. Eran mucho más grandes de lo que me podía imaginar. Y más caídos, todo hay que decirlo también. Lógico con ese tonelaje. No sé donde se guardaba Vanessa esas pedazo de tetas que tenía, porque si aparentaban ser grandes, ahora no lo confirmaban, sino que superaban todas las expectativas. Sin embargo, tenía un pezón ridículo para el tamaño de pecho lo que las hacía súper llamativas. No podría calcular la talla, pero me imagino que se pasaban de 105. Blanditas, esponjosas, tacto muy suave, y debido a su caída y tamaño, para jugar con ellas hasta el fin de los días. Tendida en la cama, caían poderosamente hacia los lados, dando una imagen muy apetecible

- Dios mío, que dos tetas Vanessa. Joder, me voy a poner morado. Madre mía que melones (mientras empezaba a cogerlos, realmente no dando crédito de las dos tetas que acababa de descubrir). Vanessa, voy a disfrutar mucho de estas tetas. Me las voy a estar comiendo de día y de noche.

Vanessa no decía nada. Solo cerraba los ojos y se mordía el labio. Es más, creo que no volvió a abrir los ojos. Se limitó a disfrutar, intentando evadirse de la situación pero a la vez, intentando disfrutar cada segundo.

Yo vi que ya la tenía a mi merced, que ese polvo no se escapaba. Mi polla estaba ya goteando, pero no podía dejar de amasar esas tetas. Es que estaba incrédulo ante lo que tenía en mis manos. No podía aguantar más, tenía que meterla sin falta

- Vanessa, te voy a quitar el pantalón y te voy a meter toda mi polla cariño – A ella realmente le daba igual, pues ya digo que no abría los ojos.

Le bajé el pantalón y, vi unas bragas que me horrorizaron. Eran bragas de mujer de al menos 50 años y que no va ofreciendo absolutamente nada. Vaya manera tan bizarra de venir buscando polla que tenía mi cuñada. Me deshice de ellas lo más pronto que pude y me planté delante de su coño. Me bajé el calzoncillo mientras iba a la cómoda a por un condón. Hundí mis manos en sus muslos (que suaves y tiernos estaban) y abrí sus piernas para contemplar el coñito de mi cuñada. Tenía mucho vello y muy descuidado para mi gusto. Desde luego, se notaba que ni follaba ni estaba demasiado por la labor. Lo toqué un poco para ver si estaba húmedo (lo estaba, y bastante) y Vanessa tembló y se estremeció.

Me tendí sobre ella y se la hundí poco a poco mientras gemía. Era consciente de lo poquísimo que iba a durar, debido al morbo, y principalmente a las tetas y los muslos que tenía entre manos. Me parecía increíble notar en mi pecho esas dos bamboleantes tetas. Vanessa gemía, subiendo un tono mientras el polvo iba “in crescendo”. Viendo que tenía en mi mano su corrida, subí el ritmo poco a poco. Jamás olvidaré esa primera vez en la que vi a sus tetas moverse al ritmo de mis embestidas. Era un auténtico espectáculo. Dos tetas sin control llegando desde su ombligo hasta su cuello. No podía más, me iba, me corría. Y un par de segundos antes, Vanessa soltó un grito demencial. Un grito expulsando esa ansia de semanas sin correrse. El mismo que solté yo, o eso creo. Terminé de correrme mientras acariciaba su cuello y sus tetas, y salí de ella, tumbándome a su lado.

Entonces, se levantó súbitamente (como se movían sus carnes) y muy deprisa cogió su ropa y salió hacia el pasillo. Se escuchó cerrar la puerta, subir la escalera y abrir la suya. Yo me quedé un rato tendido, saboreando lo que acababa de ocurrirme. Pensé, joder, si que está buena. Me levanté, tiré el condón y fui a ducharme.
Juan321985 is offline   Citar -
Los siguientes 14 Usuarios dan las gracias a Juan321985 por este Post:
Antiguo 23-sep-2017, 02:00   #18
lokko007
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Mensajes: 155
Gracias 55 Veces en 48 Posts
Predeterminado

morboso relato y espero puedas seguir contando mas

saludos
lokko007 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a lokko007 por este Post:
Antiguo 23-sep-2017, 02:24   #19
Mersteler
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 6
Gracias 8 Veces en 5 Posts
Predeterminado

Vamos, vamos. Quiero saber más. ¿Cómo reaccionó ella la siguiente vez que se encontraron?
Mersteler is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Mersteler por este Post:
Antiguo 23-sep-2017, 02:58   #20
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 22.389
Gracias 15.802 Veces en 7.926 Posts
Predeterminado

Bien... bien... Pero has ido demasiado rápido en mi opinión; deberías haber estado más pausado pintando la escena y recreándote en los detalles... th umbsupbeer chugbeerch ug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.....


visita mi hilo: http://www.pajilleros.com/showthread...ferrerid205900
CHARON is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a CHARON por este Post:
Antiguo 23-sep-2017, 05:23   #21
Juan321985
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 8
Gracias 92 Veces en 8 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por CHARON Ver Mensaje
Bien... bien... Pero has ido demasiado rápido en mi opinión; deberías haber estado más pausado pintando la escena y recreándote en los detalles... th umbsupbeer chugbeerch ug
Es que no hubo mucho más. Fue un visto y no visto. Dure dos minutos, y ella tardó cinco segundos menos.
Juan321985 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Juan321985 por este Post:
Antiguo 23-sep-2017, 06:49   #22
OOAA
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de OOAA
 
Fecha de Ingreso: jun-2006
Ubicación: Barcelona
Mensajes: 865
Gracias 153 Veces en 139 Posts
Predeterminado

Espectacular relato!!!! Felicidades!!!

Habrá que ayudar a vestir y sentirse más sexy a la cuñada

...¿y llegaréis a dejar los condones de lado?

Esperaré ansioso próximas entregas
OOAA is offline   Citar -
Antiguo 23-sep-2017, 14:27   #23
AJAX
Dios Pajillero
 
Avatar de AJAX
 
Fecha de Ingreso: jul-2009
Ubicación: Al otro lado del mundo
Mensajes: 2.328
Gracias 1.040 Veces en 818 Posts
Predeterminado

Me gustaría tener una cuñada así. bana na00drool0 00
__________________
We are the champions.............
AJAX is offline   Citar -
Antiguo 24-sep-2017, 11:55   #24
Juan321985
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 8
Gracias 92 Veces en 8 Posts
Predeterminado

Me vestí y me serví una copa de tinto. A pesar de ser la primera vez que engañaba a mi mujer con otra, no me sentía para nada arrepentido. Es más, me hubiera apetecido mucho follármela ahora mismo. El sexo con ella siempre fue fantástico. Es una excelente feladora, y le encanta vestirse de “Actriz porno” para follar. También hemos tenido mucho sexo anal. Ya digo, una chica completísima en la cama. Pero lo de mi cuñada era distinto. No sólo era el morbo, es que era una delicia follarse aquel cuerpo voluptuoso. Me puse a pensar en lo vivido y en la cantidad de rincones y curvas de esa mujer que aún me quedaban por descubrir y volvió a entrarme un calentón bestial. Tuve que masturbarme para aliviarme. Quería hablar con ella. Me apetecía hablar con ella. Pero acababa de escuchar subir a su marido, y además, creo que aún era pronto. Esperaría unas horas más. Ella no trabajaba ahora mismo y yo esta semana lo hacía de noche por lo que tenía tiempo hasta las diez.

Más o menos a las cinco de la tarde subí al piso de mis cuñados a charlar un rato con Vanessa. Pensé que le vendría bien. Vestí cómodo, calzonas y camiseta y llamé al timbre. No tardó mucho en abrirme. Estaba muy guapa, con un mini vestido de andar por casa (sin sujetador, era fácil verlo) y con el pelo recién lavado. Olía además como los ángeles. Se quedó algo cortada, pero no tanto como cuando entró en mi casa.

- ¿Me invitas a café cuñada?
- Claro, pasa y te sientas mientras estoy en la cocina.

Estaba mucho más “abierta” sin duda. Por otra parte, normal. Se había quitado un enorme peso de encima. Dejé que se fuera a la cocina tranquila, no era plan de agobiarla ni de meterle mano otra vez. No era mi intención en este momento.

- Muchas gracias Vanessa por el café
- Dime, porque no creo que vengas sólo a tomar café. Sería la primera vez en un año.
- ¿Por qué te fuiste tan rápido? Podíamos haber hablado un ratito al menos
- No era el momento Juan. Tuve una crisis de arrepentimiento enorme. Lo necesitaba, es cierto, pero por otra parte me acordé de mi marido y…en fin, entiéndeme. Tuve que irme. ¿Acaso tú no tienes remordimientos?

Me parecía que estaba muy atractiva. No guapa, pero si atractiva y apetecible. El vestido dejaba gran parte de sus piernas a la vista. Sorbí el café, dejé unos segundos de pausa y contesté:

- En absoluto Vanessa. Ha sido un auténtico placer follarte. Eres un lujo para los sentidos y tenerte en mis manos ha sido de las mejores cosas que me han pasado en la vida – Se quedó bastante cortada. Ni mucho menos esperaba esa respuesta
- Pero…¿y tu mujer? ¿En ningún momento has pensado en ella?
- Pues claro que sí, y nada cambiará entre nosotros. Mis relaciones con ellas son estupendas. Nos encanta follar y experimentar, y así seguirá siendo.
- No lo entiendo, perdóname.
- No hay nada que perdonar, sencillamente os podría estar follando a las dos mientras viviera

Se lo mal que sonó eso. Y que me podría haber costado el divorcio y la pérdida de Vanessa. Pero inexplicablemente, ella no le dio importancia.

- Me jode que no pueda pensar así. ¿Por qué te parezco eso y a mi marido no?
- No me lo explico, sinceramente. Tener unas tetas así al lado (mientras descaradamente, las miraba) es para follar de día y de noche. No se Jose en que piensa.
- Aconséjame, por favor. Quiero recuperar a mi marido.

Me puse a su lado. Empecé a notar que su respiración se aceleraba. Me acerqué a su boca. No tenía intención de nada, pero quería ver su reacción.

- Tienes que insinuarte más, y arreglarte un poco más. Tienes que creerte sexy además de serlo, que lo eres. A lo mejor él piensa que no haces nada por vuestra relación. Y cuídate ese chochito cariño, que se nota demasiado que no te preocupas por él.

En ese momento se moría de vergüenza. Aprovechando que se quedó “fuera de juego” me acerqué más, y empecé a tocarle las piernas, metiendo la mano bajo el vestido, pero ni mucho menos queriendo tocarle el coñito. No era la ocasión. Dio un pequeño respingo. No se esperaba que volviera a la carga. Cómo se lo iba a esperar, si apenas había follado en los últimos meses…

- Mírame la polla Vanessa (sabía que la tenía ya a punto, y que se notaba bastante bajo las calzonas)

Hizo un pequeño gesto para mirarla, y cuando la vió, se sonrojó y apartó la vista rápidamente.

- ¿Has visto como me has puesto en segundos? Tienes que conseguir ese efecto en tu marido.
- Ummm…lo intentaré

Le cogí un poco las tetas por encima del vestido y le dí un pico en la boca. Se quedó a cuadros, se esperaba otro polvo, pero no iba a dárselo.

- Me marcho Vanessa, voy a hacerme una paja pensando en lo buenísima que estás. Hazte tu otra, o fóllate a tu marido cuando llegue.

Se quedó a cuadros. Me levanté, llevé la taza a la cocina y salí. Llegué a mi casa y me masturbé. Tardé un minuto en correrme.
Juan321985 is offline   Citar -
Los siguientes 18 Usuarios dan las gracias a Juan321985 por este Post:
Antiguo 26-sep-2017, 15:25   #25
OREUIQ
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: may-2011
Mensajes: 222
Gracias 32 Veces en 27 Posts
Predeterminado Impresionante

Impresionante historia , que guarrilla tu cuñada , al final le va a gustar que le des cañita , sigue con el relato y a ver si una fotito de tu cuñada anima más esto ... gracias
OREUIQ is online now   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a OREUIQ por este Post:

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas