Antiguo 28-sep-2017, 20:33   #1
ignus1011
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 3
Gracias 30 Veces en 3 Posts
Predeterminado Mi suegro follador

Hola a [email protected] Os traigo una historia de esas que cuando te la cuentan te quedas a cuadros y cuando la vives no terminas de creértela. Tenía que contarla, asi que, bueno os dejo el tochazo.
Resulta que un día se presenta mi suegro en casa con unas maletas en la mano. Yo tengo 25 años y vivo con mi novia en un chalet de su propiedad. Asi que, sin darme muchas explicaciones, me pidió si se podía quedar unos días con nosotros, ya que había "discutido con la mujer".
Esa noche mi novia me contó, y con él ya durmiendo en la casa, que el tío tenía un problema con las mujeres y que no es la primera vez que lo pillaban con otra. Para que os hagáis una idea, la familia de mi novia es digamos "acomodada" por no decir, "pija", y ciertos comportamientos se ven desde un punto de vista "diferente" (parece que cuando hay dinero de por medio, se acaba perdonando todo...).
Pues bueno, pasaron unos días y ya me estaba acostumbrado a su presencia... Un día, sin embargo, me quedé solo y me subí al cuarto de arriba para ver algo porno, cuando de repente oí el coche de mi suegro entrando por el chalet. Mi novia había cambiado los planes a última hora así que el muy listo creía que no estábamos. Me asomé por la ventana con curiosidad, pero sin esperar, ni de coña, lo que iba a ver. En un momento, se para el coche y se baja una jovencita por un lado y por el otro sale mi suegro con la polla fuera sujetándose los pantalones.
-¡Ostia!
Dejé de mirar por un momento sobresaltado y pensé en esconderme para no cortarles el rrollo, pero al rato el morbo me pudo más al comprobar que no entraban en la casa. Miré otra vez por una abertura en la cortina y me encontré con la tía arrodillada en el cesped con las tetas fuera y chupando rabo como si le fuera la vida en ello.
-¡Que grande la tienes!
-¿Tenias ganas de comermela cariño?
-Si!
Se escuchaba todo. Prácticamente estaban debajo de mi ventana. La escena era me resulto de lo más morbosa por la diferencia de edad y de tamaño. Mi suegro, un tio bastante grande y panzón. Y ella, canija y chica como un mosquito. Pero lo mas heavy era el arma que calzaba, una polla mas propia de un negro de película porno. Para cuando la tía se cansó de chuparsela yo ya estaba todo empalmado ante semejante espectáculo.
La chica se levantó y mi suegro la puso sobre el coche aún teniendo al lado las tumbonas de la piscina. Parecía que tenía prisa o que no aguantaba más. Se quitaron toda la ropa y le vi el coño a la chica todo lleno de pelo. Se puso a cuatro patas y casi le ordenó que se la metiera. La chica gritó y no paró de gritar llena de polla y mi suegro berreaba como un animal en celo.
-Jooodeer!
La chica anunció su corrida en nada, no llevaban ni 20 segundos! Mi suegro seguía dándole entre gemidos y le arrancó otro "me corro!!", a lo que se movió sacandose la polla de dentro. Se dió la vuelta y se abrazaron besándose con pasión. Una vez mas me sorprendí con el pedazo de instrumento que calzaba el suegro, y lo cachonda y entregada que estaba la chica. Mi suegro la cogió en brazos como el que levanta una pluma y la penetró alli mismo, de pié.
No pude soportarlo más y comenzé a pelarmela como un mono. Que me perdonara mi novia pero no podía con la excitación que me estaba produciendo aquello.
Sus tetas votaban y mi suegro la subia y bajaba a placer, sin ninguna dificultad. Ella seguía chillando hasta que se corrió otra vez.
-ME corro otra vez, me voyyy!!
Y esta vez la tía se corrío temblando del placer poniendo a mi suegro perdido de cintura para abajo. Aún le chorreaba el coño mas dilatado y lleno de polla que hasta costaba creer que eso le había entrado.
-Y ahora me la vas a comer cariño- dijo poniendola otra vez en el cesped- me voy a correr!
La chica se arrodilló otra vez sólo para que mi suegro explotara a un lado, regando el césped a lefazos. Entonces yo tambien me corrí como un cerdo sobre la cortina y me aparté de la ventana. Me temblaban la piernas y cuando oí que entraban en la casa me entró el pánico.

####
Entraron al salón y parecieron relajarse. Al rato su conversación subió de tono otra vez y yo podía oirlo todo desde las alturas...
"Déjame que te coma el coño"
"No puedo más, otro día"
Me puse muy nervioso temiendo que me descubrieran, asi que pensé que al menos tenía que limpiar la cortina. Sali de la habitación sigiloso y me metí en el cuarto de baño. Mientras abajo seguían con lo suyo...
"Por favor, tengo unas ganas tremendas, me estoy poniendo cachondo otra vez"
"Esta bien" -le dijo escuhando como se morreaban - ¡comemelo!"
"Espera que subo a por una toalla, que no manchemos el sillon"
Me quedé congelado y no supe que hacer mientras oí como subia las escaleras. Así que cuando vio la luz del baño y abrió se llevo el susto de su vida.
-Coño!!
-Hola - dije tímidamente
-Que susto Juan!
La chica lo escuchó todo y pareció abrir la puerta de la casa. Mi suegro salio detrás intentando taparse la polla, el culo y lo que pudiera, como si eso importara algo...
Cuando volvió, ya venía vestido de la calle y ambos sabíamos que teníamos que hablar.
-Perdona Juan, creí que no había nadie
-No hombre! No me tiene que pedir, perdón, si esta es su casa!
-Bueno...Oye...y te puedo preguntar... ¿Has visto todo?
Su mirada era de detective pero no hacía falta serlo para darse cuenta de que sí. Le confesé colorado como un tomate que hasta me había hecho una paja, pero que por favor, que no se lo dijera a su hija. El tipo sonrió a carcajadas como si hubiera encontrado un compañero de aventuras...
-Las cosas de hombres se quedan entre hombres!
A partir de ese día mi suegro empezó a cantar como un canario, me convertí en su confesor, su cura particular y es que, según él, un hombre con esa polla no podía estar atado a un solo coño y que había que hacer el mundo gozara de él. El tio se deshinibió casi totalmente y yo no podía creerme a que nivel de "confianza" habíamos llegado a tener. Empezó a hacerme preguntas que, simplemente, no me encontraba cómodo de contestar. Que si follaba con su hija que el no oia nada, que si la había engañado alguna vez... Hasta que un día, al saber que íbamos a quedarnos solos, me dijo.
-Mañana podría venirme con un amiga, ¿te gustaría mirar otra vez?
No supe que contestar y ante el silencio vio que no me desagradaba la idea. Me comentó que si quería que podría grabarlo para luego verla juntos y pajearnos, a lo que me negué, sin saber bien si la segunda propuesta era mutuamente o cada uno con la suya. Dijo que ese día que vendría otra de sus amantes y me quedé sorprendido del éxito que tenía.
"Las tías cuando le das un buen rabo se vuelven locas, ya tengas 18 que 60".
Me sentí un poco "ninguneado" pero tampoco iba a decirle que su hija no tenía queja con lo mio aunque fuera del montón. Llegó el día pactadoy yo estaba cachondo como un auntentico salido. Mi novia se había negado a follar de día y con su padre en la casa asi que yo estaba que me subía por las paredes. Marchó con sus amigas y yo me mentalicé en que solo era como ver un video porno, pero en directo, lo que aliviaba mi conciencia.
Mi suegro polludo llegó otra vez en el coche, me daba mas morbo verle el rabo otra vez de lo que quería admitir. Ojala yo tuviera eso, aunque fuera por ver la diferencia. Esta vez la tía no era tan joven, de unos 40. Bajaron del coche y yo ya estaba apostado en la ventana. Era verano y mi suegro había preparado las tumbonas para "disfrutar del sol".
Esta vez la tia no había venido chupándosela en el coche. Sin muchos preámbulos comenzaron a besarse y se desnudaron despacio. La mujer tenía unas tetas impresionantes, que casí se le salen disparadas al quitarse el sujetador. Mi suegro se puso a su espalda y la magreaba a placer mientras le taladraba el culo con el paquetazo. En un momento se bajó los calzoncillos y su rabo poderoso se le asomó a la tia por debajo de la raja del coño. La estatura si era un problema esta vez como para follársela en brazos. Se dieron el lote un rato más. Mi suegro le acariciaba el coño con un dedo entre su raja mientras le comia el cuello y sobaba las tetas. La tía parecía ponerse mas cachonda por momentos. Menudo profesional!
Se separaron el uno del otro y se quitaron lo poco que les quedaba de ropa. A mi ya me estaba a punto de estallar la polla mientras me acariciba el pantalón. Mi suegro le hizo una indicación y se tumbo boca abajo en la tumbona. A la tia le rebosaban las tetas po todos lados y su culo se veía la mar de apetecible. Mi tio agitó su rabo con la mano, y esta vez, se puso un condón. Se puso en cima sin abrilar de patas y, mirandome descaradamente, me saludó y se dispuso a follarsela.
-Te gusta que te la meta?-
-Oh sí, métemela, folláme toda entera-
No había probado nunca esa postura. Su polla se abría paso sin dificultad alguna, abriendose paso sin encontrar resistencia. La tía emitió un gemido y levantó la cabeza con los ojos cerrados. Pese a la barriga de mi suego, se veía perfectamente como le entraba y salía su gran mienbro viril. Aumentó el ritmo y la tía empezó a gritar cada vez más y más y comprobé que se estaba corriendo una vez detrás de otra.
-Oh sí, que polvazo Dios! Follame! aAH!
Mi suegro parecía esta vez mas desfogado y apenas decía nada. Era como si estuviera concentrado en darme un buen espectáculo. En un momento dado, cuando vio que la tía habia tenido bastante. Se la sacó diciendo. Vamos para adentro.
Me sorpendió el cambio de rumbo y por otro lado me jodio bastante, estaba a punto de correrme! Entonces al entrar dijo.
-Juan baja!
No me lo podía creer, me quedé frio y casi se me baja la polla del susto. empezó a llamarme y me dijo que su amiga lo sabía y que me iba a hacer una buena mamada.
-Venga, solo te la va a chupar, no pasa nada. Bueno si quieres estamos aquí.
No supe que hacer, estaba cachondísimo y la tia empezó a gemir al ser de nuevo penetrada. Si no bajaba no iban a esperarme. Era insoportable, no podía aguantar y bajé con los huevos cargadísimos de excitación. La tía me vio aparecer desnudo con la polla tiesa y puso cara lujuriosa
-Ven aqui guapo.
Mi suegro la habia puesto a cuatro patas sobre el sillon y se la estaba metiendo a placer. Al acercame me enbriagó el olor a sexo y le acerqué mi polla a su boca.
-¿Te gusta nuero ver como me la follo?
-¡Me encanta!- Dije mientras notaba como la tía me daba con la lengua en el frenillo y me estiraba el pellejo.
¡Que gozada viendo como mi suegro le daba de lo lindo por detras, el choque de su cuerpo varonil contra su culo. Me asomé por el lado y vi esas grandes tetas balancearse voluntuosas al ritmo de la follada. LA tía empezó a correrse y la pago con mi polla. Se la sacó y grito cogiendo oxigeno, me corro!!!!
Fui entonces yo mismo el que me pajeaba cuando mi suegro se sacó la polla y el condón a toda prisa y gritó de placer. !AHHHH, me corrooooooo!!! Su pollon era tan largo que casi me salpicó a mi de leche tambien. Así que yo tambien me corrí manchando esta vez el sillón.

####
Ya con los huevos descargados, se me vino a la cabeza mi novia. Les pedí que se vistieran mientras trataba de limpiar el sillón, pero aún así, mientras se iban a vestirse no pude evitar excitarme de nuevo viendo esos cuerpos desnudos. ¡Menuda experiencia alucinante! Aún seguía cascándomela cuando mi novia entró por la puerta de la casa.
-Gordí, ¿duermes?
Me hize el sueco y traté de dormir. Estaba tan a vergonzado que no quería que me viera la cara. A la mañana siguiente me despertó cachonda perdida. Era domingo, y mi suegro, como buen follador, se habría ido a confesar sus pecados a alguna de sus amantes.
A mi novia le encantaba correrse en mi boca o al menos eso es lo que soltaba a menudo en plena faena. Ella era mayor que yo, ni delgada ni gordita, mas bien normal, con cara de mujer madura y bastante follable la verdad. Su práctica favorita era, primero, sentarse en mi cara y dejar que le recorriera la raja respacio con la lengua mientras le sobaba las tetas. Una vez que no aguantaba más, se daba la vuelta y se deleitaba con mi polla, masturbándome o chupándomela en un 69. No es que tuviera algo tan digno de admirar como mi suegro, pero ella se volvía loca igualmente y tardaba muy poco en correrse ante lo que veía o comía.
Esa mañana no quería mucho contacto visual así que le comí el coño de forma tradicional. Puse una toalla debajo y estuve media hora dandole placer tambien con los dedos. Me encantaba ver cuanto estaba cachonda ya de primeras, sin prelimirares y verle el coño abierto, empapado y transpirando un olor a hembra caliente fenomenal. Ese día se corrió poniendo todo perdido, a veces le pasaba, otras no. Misterios de la naturaleza. No sé si es que se meaba del gusto, pero bueno, la verdad es que cuando le pasaba me da un morbo tremendo.
Cuando llegó mi turno se sorpendió de mi reticencia asi que, para no levantar sospechas tuve que hacer el papel. Mi novia tenía la habilidad de ver si me he había pajeado antes. Cuando me corría miraba el condón y si solo tenía 3 gotas soltaba algún comentario. A ella no le importa que viera porno pero tampoco le hacía mucha gracia que estuviera desfogado cuando ella estaba cachonda.
LLeno de remordimiento, me tiré todo el día esquivo y pensativo. Como no quería correr el riesgo de mandarlo todo a la mierda, en lugar de confesar, se me ocurrió sacarle el tema de los tíos bien armados. Pensé que si yo había disfrutado, ella tambien tendría derecho a echar una canita al aire y eso me quitaría un peso de encima.
Así que sutilmente saqué la conversación para despues preguntarle abiertamente si le daba curiosidad probar uno de esos rabos de película porno... Su reacción fué entre decir "¿pero que dices?", y un nervioso "Tu tranquilo, si yo no tengo queja de tí". La verdad es que dejó bastante intrigado...
Y hablando de rabos gordos... Mi suegro apareció por la noche cansado de follar y nos saludó, no esperó mucho para contarme sus hazañas en plena cocina aún con la hija casi al lado...Las cosas se complicaron un poco tras aquel "trio". El tío se volvió incluso más salido hasta el punto el punto de insinuarseme directamente.
-Sé que te da morbo verme la polla, ¿no te gustaría que nos hicieramos una paja?
Sin complejos ni atajos. Me abordaba por los pasillos o entraba a mi cuarto y me soltaba cosas así. Que le había gustado verme la polla y que teníamos que repetir el trío o nosotros arreglar el asunto solos. Yo no podía negar la evidencia, me daba morbo mi suegro y su pollón. Y no sabía en que órden. Empecé a ver en él cosas de mi novia, cosas que me gustaban, a fin de cuentas se parecían, era su padre. La idea de otro trio me ponía super cachondo pero eso de la paja "entre nosotros" tambien era muy tentandora. Si era bisexual, lo estaba descubriendo no con mucha alegría. ¡Menuda situación! Tuve que negarme en redondo, así que intenté hacerme el duro y pasar del tema todo lo que pudiera.
Pasaron los días y mi suegro anunció que había hecho las paces con mi suegra y que se marcharía al día siguiente...Mi novia se fué a comer con su madre esa misma tarde para sacarle información y yo, ni corto ni perezoso me fuí a la habitación de mi suegro y lo encontré chateando en el ordenador.
-¿Que pasa? ¿ligando por el chat?
Noté su sopresa de verme "invadir" su intimidad, pero enseguida sonrió y me dijo "¡Pasa!" Despues de aburrirme con sus batallitas y sus técnicas de ligoteo por internet le pregunté que si no veía porno y me respondió que si ponía una porno se le iba poner el rabo tieso y que yo tendría que hacerle algo para bajarle la calentura...
-LA verdad es que quiero verte la polla otra vez - le dije muy sonrojado.
-Tranquilo que me la vas a ver...
Entonces, se metió la mano en los calzoncillos y se la sacó. Estaba flácida pero aún así ya era enorme. Suspiré y le dije que como podía tener eso tan grande y vió el deseo en mis ojos.
-¿Te gusta mi polla, eh? Tu podrías enseñarme algo.
Me bajé los pantalones y mi polla estaba ya dura como un resorte. Mi suegro alargó la mano me la cogió a distancia. Era la primera vez que unas manos tan grandes me la cogían y me sentí tímido, pero muy cachondo la vez. Su polla empezó a coger vigor y entonces se levantó e intentó besarme. Opuse algo de resistencia por que no me lo esperaba pero me dijo. "Venga quiero darte un morreo". Su polla descanso sobre mi barriga y extasiado di mi parobación y me metió la lengua hasta la campanilla. La temperatura subía y empezamos a sudar, hacía calor, asi que propuso darnos una ducha juntos o meternos en la piscina. Yo me negué en un princpio por que mi novia podria volver, pero me dijo que su mujer le había dicho que volverían de noche. Bajamos las escaleras quitándonos la poca ropa que nos quedaba y mientras bajaba le vi el culo y sentí ganas de penetrarlo, algo que no me había pasado antes.
Ese hombre corpulento y dotado como si fuera la mismisima virilidad en persona estaba todo apetecible. Natural, sin esteroides ni gimnasios, ni sesiones de depilación. Con su barriga y su pelo varonil canoso y esa polla enorme, descapullada y dura como el hierro. Aquella era una visión increible.
-Bueno, entonces ¿te gustan los tíos o solo yo? -me dijo excitado al llegar a nuestro destino.
Casi me reí pero no decia ninguna mentira. Me acerqué comenzé a jugetear con mi polla en la sulla. Era increible la diferencia y me dí el gusto de restregar mi glande contra el suyo...
-Joder nuero, cascamela ya.
Se la cogí, me puse a un lado y con la boca comencé a lamerle el pezón mientras se la cascaba. ¡Menudo pollón entre mis manos! Mi suegro empezó a sobarme el culo con las suyas hasta que llegó a mis huevos. Yo aceleré el ritmo de lo cachondo que me estaba poniendo y de repente me dijo que parara.
-No me quiero correr tan pronto, joder como me has puesto...
Me dijo de meternos en la piscina y que me sentara en la escalerilla, pero le dije que así no le veía la polla, asi me que sentó en la tumbona diciendo.
-Pues cometela toda entera
Sin dudarlo me acerqué extasiado y empece a larmerle su polla primero por el capullo que olía deliciosamente a macho. Me embriagó como la primera vez que me comi un coño y solo pensé en hacerle la mejor mamada de su vida. Empecé a mover la mano y chupar al mismo tiempo de la forma que sabía que le iba a gustar y el se estaba volviendo loco.
-Joder que bien la chupas! Para que me voy a correr!
Se incorporó como poseido y sentándome en la tumbona metio mi polla en su boca.
-Uf suegro, que bueno estas!
Estaba en el paraiso, menuda sensacion!
-¿Me la quieres meter? Dijo mi polla en su boca. Estaba disfrutando de lo lindo
Volví al mundo real pensando que no teníamos vaselina y le dije hacer un 69. Juntamos las tumbonas y en un instante nuestras pollas estaban a buen resguardo entre nuestras bocas . Ahora comprendí el placer que sentía mi novia chupando una polla mientras tambien le dan placer a ella. La tenía tan grande que en poco rato se me estaba cansando la boca, en me la saque y continué cascandosela con la mano, y el pedía que cada vez lo hiciera mas rápido.
-Sigue sigue! Sigue!
No aguanté más y le dije que me iba a correr.
-¡Correte en mi boca!
Asi que me corrí como se vacían las aguas de un río salvaje montaña abajo. Su boca no dejaba de succionar a medida que iba expulsando leche. Mi ojos se cerraron, mi mano se movió frenetica y tras sus gritos sentí como me salpicaba su corrida en mi cara... Caliente y de olor a macho irresistible.
-Increible! -dijimos limpiándonos y con caras sonrientes.
Ambos sabíamos que un día ibamos a volver a repetir, pero eso lo dejo para otra ocasión. Hasta la vista.

Última edición por ignus1011 fecha: 29-sep-2017 a las 11:06.
ignus1011 is offline   Citar -
Los siguientes 14 Usuarios dan las gracias a ignus1011 por este Post:
Antiguo 29-sep-2017, 00:37   #2
BiDex
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Mensajes: 84
Gracias 29 Veces en 24 Posts
Predeterminado

Tremendo relato!!he tenido que cascarmela pero bien. Me encantaría que contaras más encuentros
BiDex is online now   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a BiDex por este Post:
Antiguo 05-oct-2017, 04:04   #3
luikinpark
Pajillero Novato
 
Avatar de luikinpark
 
Fecha de Ingreso: feb-2007
Mensajes: 10
Gracias 20 Veces en 7 Posts
Predeterminado

Gran relato!

Esperamos la continuación de tus historias 😁
luikinpark is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a luikinpark por este Post:
Antiguo 08-oct-2017, 11:33   #4
ignus1011
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 3
Gracias 30 Veces en 3 Posts
Predeterminado

###
Después de vestirnos mi suegro dejó bien claro cual iba a ser el plan... Estaríamos en contacto por móvil, y, a la menor oportunidad, volveríamos a repetir. Esa misma noche mi novia volvió con la madre y cenamos todos juntos en la casa. Mi cara era todo un poema, sin embargo él parecía de lo mas natural. Hubo hasta un brindis por la reconciliación, beso incluido... Imaginaos la situación...
Pasaron unas horas y se fueron, asi que nos fuimos a la cama... Supuse que mi novia quería celebrar nuestra intimidad, pero en lugar de eso...
-¿Qué te pasa? -me dijo con la tetas al aire...
-Es que me la he cascado antes...
-¿Antes cuándo?
Me sentía mal, tenía que decírselo, ser lo más "suave" posible, ¿pero cómo?
- Estuve viendo una porno -dije sin mucho valor...
-Pues ahora, no hay excusas... Ya sabes lo que toca.
Se bajó las bragas y después de la sesión de comida de coño habitual, me dijo de bajar a la piscina. A ella le gustaba hacerlo allí, sobre todo correrse sin control. Se sentaba en el borde, se abría de patas y a golpe de lengua su coño se transformaba en una fuente.
A veces chillaba tanto que, aunque era imposible que nadie nos viera por la situación del chalet, temía que nos oyeran desde la carretera. Se metió en el agua y dándome la espalda me invitó a que la penetrara por detrás. Se agarró a la escalerilla y mientras yo empecé a bombear me imaginé a mi suegro con ese trasero de macho apetecible y follable...
-Ahora estoy otra vez super controlado nuero - me dijo por el móvil días mas tarde.
-Soy yerno.
-No, eres mi nuera complaciente. La chupas mejor que cualquier tía que me halla tirado.
Estuvo días así hasta que le pedí que parase. Nos iban a pillar, no hacía mas que mandarme fotos de su pollón y guarradas de todo tipo. Yo quería repetir como cuando pierdes la virginidad y estas deseando de hacerlo otra vez, pero el insistía en metérmela a lo que me negaba
-Con eso que tienes me destrozas, no me pone nada la idea.
-No me digas eso, ¡que estoy deseando!
Hasta el punto que, sin una pronta oportunidad a la vista, el tío tiró de tarjeta de crédito invitándonos a pasar un fin de semana en la playa. Yo sabía bien lo que significaba esa "escapada", así que, por si acaso, fuí preparado. Llegamos al hotel y mientras deshacía la maleta, le enseñé a mi novia el "lubricante" que venía con la caja de preservativos... Obviamente lo había comprado por separado...
Sin mucha sorpresa, mi suegro propuso probar todos la piscina del hotel y nos metimos en los vestuarios. No había cabinas para cambiarse, asi que, no me sorpendió su reacción. Empezó a sonreir maliciosamente y mirarme con deseo mientras se desnudaba. Se quedó en calzoncillos, y con orgullo, se los bajó para alegrarme la vista.
Como no estábamos solos, tuve que disimular, pero me estaba poniendo muy cachondo. Me quedé en pelotas yo también y antes de que pudiera ponerme el bañador, me dijo. -Espera vamos a ducharnos antes ¿no?
-Hijo de... -pensé
Le seguí la corriente y nos metimos en la sala de las duchas. Había varios tipos desnudos, pero comprobé, como otras veces, que no me llamaban nada la atención. Aquel tío me había embrujado de alguna manera... Como las duchas también era compartidas y abiertas, se puso a mi lado, y empezó a enjabonarse la polla y el pecho peludo... Dandose la vuelta despacio para que admirara bien el culo y su espalda fornida...Se estaba exhibiendo ante mí sin ninguna piedad y me estaba poniendo bruto sin remedio.
-Voy al servicio. -dije suspirado con la polla casi a punto de taladrar algo.
Me metí en uno de los retretes, cerré la puerta y me quedé alli esperando que se me bajara la calentura, a esto que oí como se marchaba la gente y alguien abría la puerta del baño.
-¡Que haces! -Grité en silencio viendo a mi suegro desnudo.
-Tranquilo, nadie me ha visto.
-¡Nos están esperando!
-¡Ven aquí!
Y entonces me metió la lengua en la boca y me cogio la polla con la mano. No pude resistirme a disfrutar, le acaricié su mienbro y los huevos, pero unos segundos mas tarde, lo dejé con la polla tiesa allí sólo.
-¡Nos van a pillar, yo me voy!
Pasé todo el día cachondísimo sin poder de dejar de mirarle el paquetón. El tío se había llevado un bañador que no dejaba nada a la imaginación, hasta mi novia le regañó, como diciendo "Córtate un poco con ese pollón!". En un momento dado, las mujeres se fueron a tapear al bar y quedamos solos de nuevo.
- Me ha dicho mi mujer que se van.
-¿A dónde?
-Al centro a ver ropa. Esta tarde te vienes a mi habitación.
Muy nervioso, pero a la vez, muy cachondo. Despedí a mi novia y me ví con el bote de lubricante en la mano. No tuve que andar mucho para encontrar su habitación y llamar a la puerta. Él me recibió con el mismo bañador y muy alegre de ver que venía preparado. Me preguntó sonriente que qué hacía con tanta ropa y empezó a meterme mano diciendo que seguro que estaba deseando chuparle la polla después de todo el día mirándole el paquete.
Quedé desnudo y me cogió la polla, besandome con ganas al mismo tiempo. Parecíamos dos amantes apasionados, como si hubiera algo más que una atracción morbosa entre ambos. Se puso durísimo y su paquetazo no paraba restregarse contra mi, una aleta de tiburón enorme y potente.
-Me vas a dejar que te folle ¿no?
-... - suspiré -Échate en la cama.
Se tumbó boca arriba liberándose del bañador y toda su potencia masculina al apuntó a los cielos. Era increible lo que me hacía sentir esa visión. Menuda polla. Aparte de larga, era gorda, sobre todo en la parte del glande. Como un seta caliente deliciosa que pedía a gritos ser comida y manoseada.
-Díos que polla tienes... -Le dije poniendome de rodillas a su lado.
Con una mano empecé a meneársela y con la otra le acariciba su pecho. El llevó su mano a mi culo y empezó a hurgar con el dedo hasta que llegó al sitio acariciando superficialmente. Me gustó bastante la sensación y dejé de acariciarle los pezones con la mano para cascármela.
-Te gusto ¿eh?
-ahhh - dije disfrutando y meneándole el rabo a placer -sigue, sigue. Eres increible.
Quiso apretar el dedo y metérmelo, pero le dije que parara.
-Échame lubricante y te lo meto.
-No, tranquilo, disfruta.
Me agaché y me metí su capullo en la boca, mientras ahora el me masturbaba como el que ordeña un rabo... En un momento dado hizo el amago de levantarse, cachondísimo perdido y con cara de querer correse dentro de mí y dijo que me pusiera a cuatro patas.
-Déjame que te la meta, no aguanto.
-No, no. -negué- echate y te la sigo chupando.
-¿Me quieres follar tu a mi?-
-Ponte ahí.
Me levanté y fuí a ponerme un condón, pero me dijo que a pelo, que quería sentirlo todo. Le pregunté si se le habían metido alguna vez y me dijo que no. Extasiado viendo a aquel hombre como le colgaba el rabo a cuatro patas, y ante el morbo tremendo de ser yo quien domaría a aquella masa potente y masculina. Cogí el bote de lubricante y me embarduné todo entero.
-AH -grito mientras empezé a penetrarle despacito. -joder
Le saqué la puntita y me heché más lubricante. Le dí con un poco con el dedo en la entrada y al segundo intento, fué entrando poco a poco mientras él se retorcía, más de molestias que de placer.
-Joder nuero que polla.
-¿Te duele?
-No, no, ¡sigue!
Me quedé un rato dentro, tenía la polla a presión y empecé a acariciarle su culo de macho alfa. Me encantaba su olor y amasar su culo en mis manos. Muy despacio reculé hacía atras y volví a abrile un mundo nuevo para él, en el que ya no era el macho follador activo que impresionaba a todas con su polla.
-¿Que? ¿Sientes mi polla en tu culo?
-Ahhh!! joder nuero...
Me sentí orgulloso, como si mi polla fuera un arma de destrucción masiva y de placer a la vez... Tenía que ir con cuidado. En poco segundos, su mezcla de dolor y placer empezó a decantarse más por lo segundo.
-Ostia ahora si, que gustazo...
-¿Te gusta que te folle? -dije hipnotizado ante sus gemidos de macho
-AAAHH, AHHH, AAHHH...
Comenzó a alabar mi polla y que no parara. Así que seguí penetrándole y agarrándole el culo como si no hubiera un mañana. Llegué a un punto en que ya no existía la delicadeza y el estaba disfrutando como una perra en celo.
-Ah, pero que gusto! Fólllame nuero. Que bien!
Noté que empezó a temblar mientras chillaba como un oso, aceleré el ritmo y chilló que se iba. No aguanté mucho más y entonces le llené el culo de leche en un orgasmo bestial. Reculé y ví de aquella cosa tremenda aún le goteaba semen y que había puesto perdida toda la cama. ¡Se había corrido!
-Joder -le dije sorprendido- si te has corrido y todo.
-UF, Nuero como me has dejado el culo, ¡me ha encantado!
Nos despedimos la mar de contentos y por precaución, dejamos algo para otro día. Me fuí a mi habitación y estuve tentado a cascármela, pero mi novia llegaría con ganas de guerra y no era cuestión... La guerra sería en otro sentido.
####
Apareció con bolsas llenas de la compra y se dió una ducha... Yo estaba viendo la televisión cuando salió desnuda. Tenía más ganas de marcha así que ya me estaba haciendo ilusiones de que me la chupara allí mismo tumbado cuando me dijo...
-Podíamos probar con el lubricante.
-¿El qué? -dije aterrado acordándome que me había dejado el bote en la otra habitación.
-Yo te la casco con el gel y tú me metes el dedo.
Se puso a buscarlo y mi cara lo decía todo. Estaba acojonado. Cuando vió que no lo encontraba, empezó a preguntarme cada vez mas mosqueado viendo mi estupor... Entonces le dije...
-Ven, sientate aquí.
ME llevé las manos a la cara y suspiré..- "Como te digo esto...". Por un momento ella se olió algo, pero miraba con mas incredulidad que enfado.
-¿Qué has hecho con el bote?
-Está en la habitación de tu padres.
-¿Y qué hace allí?
Se puso de pie ante mi silencio avergonzado y me pidió explicaciones cada vez mas nerviosa. Yo quería que me tragara la tierra y callé, pero finalmente me salieron las palabras.
-Lo siento, he descubierto que soy bisexual y tu padre también.
-¿Pero que me estas diciendo?! ¿que te has acostado con mi padre?
Entonces me echó de la habitación a voces... Aún me resonaban sus palabras y el gran shock que le había causado mientras miraba el horizonte... Me había sentado en la playa después de caminar sin rumbo y ví como anochecía. Me quedé allí pensando en lo que me esperaba ahora y de lo mucho que la había cagado. ¿Es que no tenía suficiente con ella que fuí a buscarme lo mas rebuscado y morboso?
Ya era muy tarde, tardísimo cuando me hice a la idea de que iba a dormir en la calle. Entonces oí como alguien se me acercaba. Era ella, me dijo que volviera a la habitación, que me había estado buscando y que ya hablaríamos... Apenas si dormi algó cuando me venció el sueño y le dije que no había querído hacerle daño y que me perdonara. Me desperté a las pocas horas y hablamos en un tenso desayuno. Más bien, me hizo preguntas directas y le expliqué lo que ya sabéis. Cuando mencioné a su padre puso cara como si le hubiera hechado unos bichos encima y me hizo con un gesto que no quería más detalles.
-Mi padre no tiene bastante con mi madre y sus amantes. Ahora va y se folla a mi novio ¡!¡!
-... -No contesté...todo ruborizado y me hubiera reído si no hubiera ido conmigo la cosa.
-Por que... te folló él, ¿no? Mira,... no lo quiero saber...
Me sorprendí de hasta que punto parecía que se estaba suavizando la cosa, y casi aluciné cuando ella parecía que se estaba esforzarndo por perdonarme... Depues de todo el día fría y algo esquiva me dijo...
-Te perdono por que ha sido con un tío, por que te quiero, pero me molesta muchísimo que no me lo hubieras contado antes... Te he tenido que pillar, y con mi padre ya hablaré, que no tiene vergüenza.
También ató cabos y me sacó el tema de los rabos gordos que yo mismo le insinué. Dijo que ahora ella se buscaría un tío con un buen pollazo y que seguro que me iba a gustar mirar como se la follaban. Me callé sin ningún derecho a opinar y simplemente me limité a decir.
-Vale.
Al día siguiente me encontré con ella todos juntos en la playa, disfrutando del sol. Mi suegros no se habían enterado de nada y él trató de volver a repetir la jugada del día anterior, pero a esto que mi novia nos interrumpió diciendo...
-Me han dicho que hay una playa nudista a pocos kílometros. Recoge que nos vamos.
Mi novia estaba desatada, no tenía mucho que decir cuando llegamos al lugar... Bajamos del coche y nos quedamos en pelotas. Caminamos por la playa y llegamos a un sitio apartado, con poca gente pero si muchos tíos paseando.
En un momento, se detuvo donde había mas tránsito y se abrió de patas al mundo sobre la toalla. Exhibiendo su coño a todo el que quisiera mirar.
-Vamos a ver si pescamos una buena polla -dijo poniendose las gafas de sol.
Me pregunté si actuaba por morbo real o solo era por venganza. Pero así se tiró un buen rato, mirando el género, hasta vió un un tío solitario y se levantó...
-Perdone ¿tiene fuego?
Estúpida pregunta...El tío, fibroso, desnudo y bien armado, se quedó clavado en el sitio mirándole mas bien el coño que tratando de entender. Era extranjero. Le respondío en algo que yo capté como alemán,y entonces ella le hizo un gesto de invitación para que se tumbase con nosotros.
El hombre me miró y me vio cavizbajo y sumiso, así que no hicieron falta palabras. Se sentó con nosotros y mi novia le pasó un bote de crema sin mediar un traductor. El tío se embadurnó las manos y mi novia le ofrecio sus encantos bien puesta de espaldas, con su culo deseando de que se lo cogieran. Las manos del tio la acariciaban ya sin ningún pudor y yo miraba para todos lados ruborizado esperando que no llamáramos mucho la atención.
Mientras el la recorría de arriba a abajo, deleitándose con cada centímetro. La espalda, el culo... El tío dijo algo que interpreté como "que buena estas" y le miré la polla y la tenía morcilloncísima. Se sentó sobre su culo y se le quedó descansando en su espalda. Mi novia exageró sus gemidos de placer al verse rozada por su polla y se incorporó en un instante, mirándole de arriba abajo con deseo. Esta vez cogió ella el bote y el tío se tumbó disimulando su pollazo ya durísimo sobre la arena y fue mi novia la que empezó a deleitarse con sus músculos.
-¿que tal? -me preguntó cachonda perdida- me lo voy a follar lo sabes ¿no?
-.... Disfruta.
Mi novia miró desesperada a su alrededor y cuando vió que había poca gente y lejos, se levantaron y se fueron al agua. El tío estaba burrísimo y mi novia tenía el coño ya abierto y chorreando. Me quedé a cuadros y le pedí por favor que lo hicieran con un condón. Pero ella se hizo la sorda.
Los ví meterse en el agua y mi novia lo abrazó. Follaron como animales acuáticos no se cuantos minutos. Cuando salieron del agua mi novia se acercó sola y me preguntó...
-¿Te la has cascado?
-No, ¿Tú lo has pasado bien?
-¿Qué pasa? ¿no te ha gustado verme follar con otro?
-Bueno...
¿Que iba a decirle?
###
Se abrío un abismo entre los dos, o mas bien, ya no había ningún secreto. Pasaron los días y nuestra relación no sabía si estaba ya basada en la confianza o la desconfianza mutua. Ella aseguró que follaría con quien quisiera pero que yo no me liaría más con su padre. Que, si acaso, traeríamos un tío a la casa que nos gustara a ambos y que haríamos un trío.
El problema es que a mi solo me gustaba él, o eso creía. Pero ella dijo que ahora probaría cosas nuevas. Que le iba a encantar tener dos rabos dentro y cosas similares. Mientras tanto mi suegro, que seguía mandándome fotos y planes, no se había enterado de nada. Hasta que un día lo cazó a solas en mi casa y lo puso contra las cuerdas de la vergüenza que le hizo pasar. Le advirtió seriamente que si volvíamos a las andadas se lo contaría a la madre. ¡Una locura!
Una noche la ví ponerse toda sexy y me dijo que ibamos a tener visita. Que había conocido a un tío en el trabajo que le gustaba y que ya sabía lo que tocaba. Miré la foto y ví a otro chulito de playa con aires de sanson... Así que le dije que lo pasara bien, que yo me iría al cine, pero que por favor, usara condón.
Y estando allí solo, mirándo las películas, pero con la cabeza en otro lado. Abrí el whatsup...
-Suegro estoy en la puerta del cine, ¿quieres venirte?
-No puedo, estoy muy controlado.
-Dile a mi suegra que te he llamado y luego le enseñas una foto del cine y la entrada. No sospechará.
Como estaba deseando verme, lo convencí. Vino y nos metimos en la peli menos popular que se nos ocurrió. Comenzó la función y habían dos parejas mas en la sala. Así que, pasando de la pantalla, nos pusimos a acariciarnos la polla sobre el pantalón
-Bésame. -dijo con un susurro.
Nos comimos la boca algo nerviosos y cuando no pudo más, se la sacó y me puse a cascársela. Pero, era tal el olor a polla que desprendía aquella torre de carne que supe que nos iban a pillar.
-Aquí no podemos. Guardatela.
-No, sigue.
-huele demasiado.
-Pues vámonos por ahí con el coche...
Nos salimos de la sala y fuimos al parking. Dijo de ir a un lugar apartado que conocía, pero mientras conducía ambos sabíamos que no podíamos esperar. Se la saqué y su pollón casi topaba con el volante.
-Chúpamela nuero. Oh siii que ganas tenía de verte..
Llegamos de milagro al sitio mientras no podía parar de chupársela. Estaba oscuro y apenas se veía nada. Nos quitamos la ropa como unas perras en celo, y empezamos a cascarnolas y comernos la boca. Pero en poco tiempo nos sentimos incómodos y dijo.
-Vamos, fuera
Me puse de rodillas y se la comí hasta que se corrío en mi boca. Era tal la pasión que se sentía que me lo tragué todo. No es que supiera bien pero me gustaba tanto que ya no podía despreciar nada de él.
-Chúpamela tu ahora
-Espera.
Abrio la puerta del copitolo y salio con un bote de lubricante y me dijo que me pusiera a cuatro patas sobre el asiento de atrás. Le dije que no y me dijo que confiará en él.
-tranquilo no te la voy a meter.
Hize lo que me dijo y en un momento noté como me cogía la polla y me la llenaba de aceite. Me embadurno el culo dándome un masaje y me empezó a ordeñar. Me estaba encantando, hasta que, con uno de sus grandes dedos empezó a acariciarme y meterme el dedo despacito.
-Ah -grité - que gusto.
Noté cierto rechazo cuando me hundió el dedo entero, pero en segundos solo noté más placer. Me estuvo dando tal gusto por los dos lados que en un instante era yo el que suplicaba que me la metiera. No podía más.
-Hazme tuyo con ese pollón suegro... Métemela.
Me dí la vuelta y se la mamé otro rato para levantársela. No té como mi culo pedía guerra, como si estuviera chorreando y me liberé completamente.
-Eres increíble. Te quiero. ¿me vas a follar?
Al oir esto se volvió loco, me levantó y me puso sobre el coche.
-Cariño vas a disfrutar,...
Entonces noté su glande en la entrada, dispuesto a todo. Empujo despacio y me abrió el culo de manera increible, y solo era la punta. Chillé pero aún pedía mas.
-Sigue despacio! Ah que polla!
No sé ni como pero me estaba entrando y me sentí totalmente invadido y suyo, poseido y lleno de polla. Me dolía tanto como me gustaba. Entonces él, en lugar de taladrarme en un mete saca me abrazó con sus manos. Me cogío la polla y su otra mano me cogío los pezones. Note su barríga y me sentí completamente parte de él. Abandonándome al placer.
Me la cascó desde atrás con su polla dentro dando simples meneos hasta que ya solo sentía placer. Le pedí que disfrutara y que se corriera dentro. Entonces volvió a hecharse a tras y comenzó a follarme con delicadeza
-Oh cariño córrete en mi culo AHH!
-Me voy a correr si!
Aceleró y entonces noté otra sensación extraña pero muy placentera, me estaba chorreando la polla de semen, me estaba corriendo como el que abre un grifo...
-Ah, me he corrido que gusto!
-Me corro yo tambien nuero, ahh!!
Entonces noté como si me hicieran una transfusion hombria en mi culo. Me lo llenó de leche con su barra de carne caliente y me sentí totalmente extasiado y completo. Apenas si podía moverme cuando me la sacó. Jadeaba y solo quería sentarme, con algo de dolor.
-¿Me has dicho que me quieres? No te vayas a enamorar ¿eh?
-Tranquilo precioso. Solo espero poder seguir viendote. Con eso me conformo.
Llegué a casa sudoroso y oí como mi novia estaba follando con el otro en el piso de arriba. Me metí en la ducha y luego me relajé en la bañera. Cuando salí mi novia y su amante ya había acabado y se metió a ducharse también...
-¿Ya se ha ido?
-Si
-¿Lo has pasado bien?
No contestó. Al día siguiente dijo que se sentía mal y entonces yo le solté que por mi que no fuera, que yo había quedado con su padre la noche anterior... Discutimos bastante y en unas horas, me encontré en la estación de autocar con mis maletas. Volví a mi ciudad, a casa de mis padres, ya que no podía pagarme un alquiler. Me encontré con la realidad de que lo había perdido todo, la novia, el trabajo y a mi suegro por la distancia. Y ya sabe, que uno solo aprecia lo que tiene cuando lo pierde. Un mes después, sonó el teléfono con mi novia al otro lado llorando... Me sorprendió de que no fuera mi suegro, que llamaba de vez en cuando para lamentarse. Fué el primer paso de lo que acabó siendo una reconciliación y una pareja abierta y comprensiva con las fantasías del otro... Y así, un día mi novia probó lo que era estar con dos tíos, la doble penetración, y yo me sentía feliz de estar de vez en cuando con mi suegro follador... Quizás lo cuente otro día. Hasta la vista y felices pajas. FIN
ignus1011 is offline   Citar -
Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a ignus1011 por este Post:
Antiguo 17-oct-2017, 01:58   #5
hplar
Pajillero Novato
 
Avatar de hplar
 
Fecha de Ingreso: ago-2017
Ubicación: Murcia (de paso por trabajo)
Mensajes: 14
Gracias 50 Veces en 12 Posts
Predeterminado

Pedazo de pajas que han caído con tus historias tío!! Muchas gracias!
hplar is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a hplar por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 17-oct-2017, 08:52   #6
Kikould
Pajillero
 
Avatar de Kikould
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Mensajes: 69
Gracias 149 Veces en 39 Posts
Predeterminado Hola

Nos tienes en vilo, sigue. Muy buena historia
__________________
Disfrutar de la vida como si fuera vuestro último día.
Kikould is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Kikould por este Post:
Antiguo 22-oct-2017, 01:08   #7
ignus1011
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 3
Gracias 30 Veces en 3 Posts
Predeterminado

Y tras la reconciliación... Llegó la libertad. Algo os conté... Pasaron unas semanas de "fidelidad" en las cuales mi suegro no pudo darse una escapada... Aunque hablábamos por el móvil era evidente que no podíamos vernos aunque quisiéramos.
-Vamos a tener que aficionarlos a la pesca, el tenis o algo. -me escribía.
Mi novia por su parte hacía la vista gorda, pretendiendo no saber ni tampoco meterse, aunque lo que sí empezó fué a dar rienda suelta a sus fantasías... La primera que me comentó no era la que esperaba. De hecho, fué muy fácil de cumplir. Quería que me corriera dentro de su coño. La mayoría de las veces que nos acostábamos, hacíamos la marcha atrás y otras usábamos condón, pero nunca me había corrido dentro. Así que lo planeamos como mucho morbo, como si fuera un ritual novedoso... Ella se compró unas pastillas y yo estuve 5 días de abstinencia... Cuando llegó el día elegido yo estaba cargadísimo de amor y ella dispuesta a todo.
Me bajó los pantalones como una loca y cuando encontró lo que buscaba me la meneó con ganas, aunque yo estaba tan sensible y chorreando de preseminal que le aparté la mano con delicadeza.
-Tranqui o me corro fuera.
La desnudé dejando sus tetas al aire y le ataqué sus pedozes pero ella dijo "déjalo si ya estoy cachonda" y me llevo hacia al sillón como si fuera un semental. Se tiró encima abierta de patas desesperada y se puso un cojín debajo del culo ordenándome que le llenara el coño de leche.
Asi que se la metí con mucho gusto y en segundos borbotones y chorreones de leche salieron de mi polla a discreción .
-Aaaah! aaaaaaaAAh!, aaaaaaaaaaHHHHhhhhhhh, -gemía disparando interminables lefazos dentro de su coño.
Me repuse con un vigor increíble diciendo "no te has corrido" y comencé a comerle el coño a discreción, empapando mi propios dedos en aquella caverna llena hasta rebosar. Ella me cogío de la cabeza y así estuvo hasta que sus paredes se contrayeron, gritando a los cuatro vientos lo bien que se lo comía...
-Me voy! Me voy!!... AHHHHHHHH!!!
Le vino otro de esos squirts espectaculares y puso el sillón perdido. Miré el campo de batalla como si hubiera llovido y se me puso la polla otra vez dura como el acero. La volví a penetrar arrancándole un par de orgasmos hasta que volví a llenarle el coño de semen hasta rebosar...

Una vez se abrió la veda, no paramos de disfrutar con esa práctica todos los días, a lo que, con nuestra renovada confianza, ella añadió toda clase de expresiones lujuriosas sobre mi bisexualidad.
-¿Te gustan las pollas grandes eh? -espetaba en plena faena. -¿Te gusta que te follen?
Yo le seguía la corriente, pero fuera de la cama, no me sentía cómodo hablando del tema... Razones no me faltaban. Pero ella, no se rindió, e insistió hasta que en una de tantas conversaciones, me hizo ver que lo que a mi me gustaba eran los tíos maduros. Propuso de hacer un trío, pero como acabábamos de reconciliarnos, yo prefería disfrutar con ella un tiempo y dejar que las aguas se calmaran...

###

Pasaron los días y llegaron las Navidades... Recibimos una llamada de mi suegro diciendo que había organizado una cena familiar en su chalet, y que vendrían casi todos los parientes. Por un momento pensé que esa novedad se debía a mi, pero luego no quise pecar de presuntuoso... Mi novia me dijo que tuviera cuidado con su padre "por si acaso"... ya sabéis. Sin embargo él no iba a desaprovechar la ocasión. Nos recibió en la puerta de la casa muy perfumado y elegante, y en cuando tuvo la oportunidad me dijo al oído...
-Qué guapo vas.
-Tu también...
Por momentos parecía que había vuelto a la adolescencia... Estaba muy contento de volver a verle. Nos sentamos junto al resto en una mesa enorme y él no dudó ponerse a mi lado. Sentí su mano acariciándome la pierna por debajo de la mesa y supe que era el momento de huir. Me fuí al servicio y al volver me lo encontré al anfitrión en el pasillo cortándome el paso.
-¿Qué te pasa nuero?
Le miré con cara de cordero y vió la respuesta en mi cara.
-Ay, ay, ay...-dijo dándome una cachetada en el culo- Esta noche nos vamos a dar un homenaje tu yo.
Acabada la cena, la fiesta se trasladó a otra parte del chalet donde había preparado una especie de discoteca... Todo el mundo se puso a bailar o beber, incluida mi novia. Se tomó dos copas y cuando estaba ya contenta me gritó al oido que estaba cachondísima y que me portara bien, que la tenía que follar en su cama de soltera esa noche. Bailamos y al cabo de un rato me senté en una silla apartada a descansar. Dí unos sorbos a mi copa y en ese instante vi a mi suegro venir hacia mi como un león aprovechando su oportunidad...
-Ven, ayúdame. Vamos a por hielo.
Me sonó a todo menos a eso, pero lo seguí mareado, acalorado y con mucha curiosidad... Me condujo por detrás de la casa a un garaje donde guardaba el coche y toda clase de cosas y entonces cerró la puerta tras de mí.
-¿Y bien?
Estábamos solos, frente a frente, alejados del ruido y las luces. Hacía frío y me volvió un poco el sentido común
-Puede venir alguien -dije volviendome hacia los frigoríficos- anda, coge el hielo.
-Aquí estamos encerrados. Anda... Si estás deseando...
Me trajo para sí y me plantó un beso... Me sentía agradecido de ese momento y empezamos morrearnos con lengua lentamente. Volvimos a separarnos entre suspiros y comenzé a notar su polla dándome en el traje ya preparada para lo que sea. Quise parar en ese momento, pero me di cuenta que no había elección. Se nos quitó todo el frío de la noche y empecé a acariciarle su gran bulto sobre el pantalón mientras que él ya me estaba sobando el culo por dentro. Sin mediar palabra me apartó un poco y se llevó las manos a la cremallera en un difícil intento de sacarse la polla. Se liberó de la presión de la ropa y sus atributos asomaron poderosos a mi vista, huevos incluidos. Volví a embriagarme con su olor a rabo mezclado con líquido seminal, asi que le estiré el pellejo hasta abajo y él gimió como un macho deseando ser complacido.
-Ahh que gustoo.. -dijo bajándome los pantalones de un tirón - Que fiesta mas buena.
Nuestras pollas se encontraron entre sí y cada uno masturbaba al otro con ganas... Volví en un momento del trance pensando en los invitados y quise terminar pronto. Me agaché y me metí su polla en la boca mientras me la meneaba de rodillas en el suelo. Entre la bebida y el calentón, es difícil describir como me sentía allí de rodillas saboreando y chupando otra vez aquel falo increíble...
-¡Me corro ya! ! -dije totalmente extasiado del placer cogiendo aire. -AHH! AHHH
Me vacié con ganas pero él no parecía tener prisa. Pensé que era la bebida y me levanté con la boca cansada y dilatada diciéndole que se apoyara en la pared. Obedeció y le abrí la camisa y me fuí directo a chuparle los pezones. Mientras tanto comencé a abrirle el botón del pantalón y se lo bajé todo para que estuviera mas cómodo. Lo cojí de los huevos y se los manoseé un rato para luego volver a empuñar su lanza en un movimiento de arriba a abajo. Ese macho peludo descamisado y ebrio de placer no paraba de berrear... Lo que hubiera dado por una cama en ese momento...
-Si si siii... ahhh cascámela más rápido!!
Le besé en el cuello y noté como le temblaban las piernas, asi que me aparté para ver como se corría como un toro poniendo el suelo todo perdido de leche.... Incluida mi mano. Me la limpié a lenguetazos y acto seguido lo besé de nuevo muy contento... Fué otro encuentro inolvidable, en una noche especial... Aún le miraba con cariño mientras se arreglaba el traje y abría los frigoríficos del hielo...
-Gracias por esta noche.
-A ti siempre -dijo algo mosca - ¿No estarás muy enpichado de mi, no?
-... No respondí
-Feliz Navidad guapo, anda y dame un beso.
Descargado y satisfecho, cada uno volvimos a nuestro redil. Aunque una hora más tarde, estaba borracho y otra vez cachondo. Sobre las 4 se apagó la música y mi novia y yo nos fuimos "a dormir". Muchas parejas también se acomodaron por toda la casa y, por los ruidos que se oian, casi todos se pusieron a follar sin pudor allá por donde estuvieran. Mi novia recibió lo que quería y aún más de lo habitual ya que me costó muchísimo correrme. Caí rendido en su cama de juventud y me quedé durmiendo, pensando en si mi suegro follaría esa noche con su mujer como los otros, o él solo hacía eso siempre fuera de casa.

####
Al día siguiente, ya en casa de mi novia, tuve que confesar ante sus preguntas que había hecho "algo" en la fiesta. Así que aprovechó la oportunidad para preguntar por mi bisexualidad otra vez. "No te cierres. Cuéntame". Me preguntó si me gustaban los tíos maduros por alguna razón en particular y le dije que no me había pasado nunca. No me atrevía a decirle que sentía algo más que morbo... Ella quería cumplir su fantasía del trío, así que, comenzamos a salir por discotecas y pubs "de caza" para ver "el género" y ver si me gustaba alguien...
-¿Te gusta ese?-me decía ¿Y aquel?
A lo que yo respondía "No" con bastante facilidad. Mi novia no podía ocultar su deseo por tíos de gimnasio pero admitió que, si el amante escogido tenía un buen rabo, podríamos hacerlo con uno más de mi gusto.
Así que, con las ideas mas claras, nos pusimos a buscar por internet. Decidimos, por precaución, no traer a nadie a la casa hasta conocerlo bien, pero la mayoría solo quería algo rápido, sin tiempo para quedar para charlar y menos que lo vieran en público. Seguimos buscando hasta que conocimos a un hombre viudo, sobre los 50 por el chat. Miré la foto que nos mandó y me gustó bastante lo que ví. Por la pantalla parecía amable y educado. Y en persona, nos dío una impresión aún mejor...
Era guapo y normal, ni deportista ni muy sedentario. Tenía un aura de persona noble y unos ojos bondadosos. Nos explicó que estaba dispuesto a probar cosas nuevas, siempre que nosotros quisiéramos... Estábamos sentados en una cafetería y cuando nos dimos cuenta, los empleados ya estaban cerrando de lo mucho que charlamos...

-Bueno, en lugar de ir a otro lado, podemos ir a nuestra casa a tomar algo -dijo mi novia decidida-. ¿Qué te parece?

Nos metió a los dos en el bolsillo y asentí, mientras que él nos miró sorprendido como si le hubiéramos dado un premio. Insistí en ir los tres en nuestro coche y antes de subirme le dije a mi novia que se montara con él atrás para que no se sintiera desplazado. Ella ya lo había visto desnudo, y no disimuló su ganas de ir curioseando...
-Nos has caido muy bien -e dijo sentada junto a él- Relájate, ¿estás nervioso?

El hombre negó suspirándo mientras mi novia empezó a meterle mano en el pantalón, el pecho, el paquete... Un kilómetro más adelante, el hombre estaba ya muy excitado y mi novia le hizo un piropo sobre el bultazo que tenía entre las piernas. El hombre, expulsó aire para equilibrar su temperatura y me pidió permiso para besarla y tocarla.
-Claro -dije con la polla durísima.

Se metieron mano a discreción y se comieron la boca. Los oía gemir y cuando nos apartamos un poco de la ciudad, se enrrollaron sin temor a que los vieran. Cuando llegamos al chalet ví como el tío ya tenía la polla fuera, y vaya polla...

-No nos ha mentido, mira la polla que tiene -dijo mi novia
-Uf
El tio se bajó intentando vestirse un poco. Se montó la tienda de campaña brutal con los calzoncillos y vio como me acercaba a él...
-Lo que va a disfrutar mi novia! -dije tocándole el paquetón - madre mía.
-Y tu también si quieres.

Entonces me tocó mi erección con los ojos brillantes y expresion ardiente pero algo tímida... Nos dijo que esperaba que lo pasáramos bien todos y abrimos la puerta de la casa...
Mi novia se sentó en el sillón grande mientras se quedaba en ropa interior. Me dijo que pusiera la calefacción, y sirviendo una copa, nuestro invitado también se quedó en calzoncillos. En un instante ellos se pusieron más cerca y yo vi el momento para ir a por unos preservativos. Al regresar, me encontré a mi novia sobre él, besándolo y rozándole bien con su coño en el paquetón de nuestro invitado.
-¿Todo bien? -suspiró como un toro bravo deseando meterle mano a mi novia...
-Sin problema!
Me liberé de los calzoncillos que me aprisonaban la polla y él le quitó el sujetador a mi novia; quedando sus tetas a merced de su boca y sus manos...
-Eres preciosa. UF.
El nos había contado que llevaba mucho sin follar, y la verdad, es que se notaba... Sin mucha dilación me puse al lado de ellos de rodillas y el tío se giró para verme... En instante su mano siguió a sus ojos. Me la empezó a menear sin mucha destreza pero no me importó en absoluto. En medio del magreo ví como mi novia no aguantaba más y se levantó banjándole los calzoncillos de un tirón a nuestro invitado. Su polla saltó como un resorte y yo brinqué como un león sobre los preservativos que estaba en la mesa...
-Ponle el condón con la boca -ordenó mi novia excitada - Vaya polla que tienes.
Agradecí la vía libre y se la chupé en un instante mientras abría el envoltorio. El gimió y me comí todo su preseminal. Miré a mi novia que estaba disfrutando de lo lindo con esa visión frotándose el coño sin contemplaciones por debajo de las bragas. Seguí dándole a la lengua a aquella polla necesitada dejándosela bien preparado para ella... En un instante noté como me apartaba rápidamente subiéndose encima de él como cachondísima perdida.
En micro segundos el hombre apuntó su polla a la entrada del coño de mi novia y esta bajó el culo hasta que se ensartó de un golpe chillando los dos de placer. Yo me levanté eufórico en busca de lubricante pero escuché como no me iba a dar tiempo... El hombre comenzó a gritar sin parar mientras mi novia le votaba encima de unos huevazos grandísimos a juego con su pollón.
-Ahhhh! no te corras todavía -gritó mi novia parando un poco.
Se dió la vuelta levantándose y me besó, ordenando que le frotara el coño. Nos deleitamos con la visión de nuestro invitado y, en pocos segundos mi novia lo volvió a montar, esta vez viendo como engullía su polla de frente a horcajadas.
-Ahhhh no aguanto! -Chillo el hombre deseando que lo montara con ganas- me voy a correr!
-Pues correte! Sigue cariño!
Aceleré mi mano y tras votar unas cuantas veces, los dos explotaron con mi novia poniendo todo perdido chorreando como una fuente. Se quedaron enganchados tratando de respirar, mientras yo estaba pelándomela ya a saco y apunto de estallar... Pasaron unos segundos de deleite con esos cuerpos desnudos cuando me corrí sin control encima de ella que todavía tenía la polla del él dentro...
-UF! Que placerazo -dijo mi novia mordiendose el labio y restregandose mi semen por su cuerpo. - Descansad un poco que esto no ha acabado.

####
Puse la televisión y más bebida. Mi novia trajo unas toallas, se limpió y las puso sobre el sillón. En cuestión de minutos todos estábamos cachondos otra vez. Él subía y bajaba el pellejo de su gran polla mirándonos como con admiración hasta que mi novia se acercó a él preguntándole si quería comerle el coño... La puso abierta de patas en el sillón y se arrodilló en el suelo con un cojín en las rodillas. Se quedó en pompa y aproveché para masajearle el culo pidiendo aprobación...
-Si, sí -dijo volviendo a sumergirse en el coño de mi novia
Me escupí en el dedo y le acaricié su agujero, comprobando hasta donde le gustaría llegar. Ví como se le ponía dura la polla tras sus huevazos colganderos y lo masturbé a placer sabiendo por experiencia que aquella era una práctica irresistible. La sinfonía del placer siguió tocando un rato, con sus gemidos llenando caldeando aún mas el ambiente...
Mi polla cobró vida de nuevo y quise penetrarle, pero la prudencia me hizo levantarme a por el bote de lubricante. Me embadurné el dedo y su culo se estremeció dilatándose y apretándomelo con fuerza al metérselo. Se lo dejé dentro escuchando como pedía más, mientras mi novia espetó presa del placer.
-Métesela, ¿tú quiers?
Asintió y mi novia le apartó su cabeza y se tumbó en horizontal sobre el sillón... Él se subió poniéndose a cuatro patas, preparado para lo que viniera, y se pegó a su coño otra vez como una lapa... Me puse un condón y entonces mi novia vió extasiada como empecé a penetrarle... Empezó a decir guarradas diciendo si me gustaba follarme a aquel tío maduro y caliente.
Él recibió mi polla con incomodidad, lo estaba desvirgando y gimió con fuerza. Tuve que controlarme o me lo iba a cargar de lo excitado que estaba. Le penetré lentamente, haciendo otra pausa para poner mas lubricante... Sus gritos quedaban ahogados en el coño de mi novia, pero esta finalmente esta se corrió otra vez y el hombre pudo coger algo de aire diciendo...
-Ostia, despacitoo...
-¿Te gusta? -le dije masajeandole el culo.
-Siiii... Aaaaahhh! con cuidado, que gusto!
Mi novia pasó a la acción y comenzó a ordeñarlo. Al recibir por los dos lados otra vez, se volvió loco y se lo pasó en grande, ayudando el mismo a la penetración. Yo estaba ya rebotando en su culo con ganas, hasta que él tío anunció que se corría con un monólogo sobre lo buenos que estábamos y la buena polla que tenía dentro. Pidió un respiro y cayó rendido al sillón sacándose mi polla de dentro. Entonces ordené a mi novia que ocupara su lugar. Me quité el condón y con ella a cuatro patas me corrí en su coño dejándola con más ganas de polla. Nuestro invitado pidió ir al servicio y volvió andando a tientas, algo dolorido pero muy contento.
Mi novia estaba a punto de caramelo, pero con dos machos en plena recuperación, tuvo que limitarse a esperar. En un intento por animarnos nos regaló un buen espectáculo de exhibicionismo, paseando a nuestro lado, besándonos, invitándonos a cogerle el coño y las tetas... Su juego surtió efecto y cuando estuvimos otras vez tiesos, ordenó que nos fuéramos arriba a la cama. Por fin iba a cumplir su fantasía...
La teoría resultó siendo más fácil que la práctica. El hombre se tumbó sobre la cama y ella se montó encima previa colocación del condón. Yo observaba la escena muy caliente y me llené la polla con lubricante mientras ellos se lo pasaban en grande. Me acerqué por detrás sin saber como abordar bien la situación y ellos pararon hasta que enfilé con mas o menos habilidad la entrada del culo de mi novia. Ella había reservado ese agujero para una ocasión especial, así que no sabía que esperar...
Se la fuí metiendo mientras que nuestro invitado aguardaba con algo de impaciencia. Pidió a mi novia que se moviera o se le bajaría la erección, a lo que mi novia contestó con un torpe intento de votar... Una vez le entró mi polla hasta el fondo, chilló, pero pidió mas, extasiada ya con dos rabos dentro, aunque no sabía por donde quería que le dieran más rápido.
Tras unos momentos muy calientes pero algo caóticos, conseguimos coger el ritmo y mi novía se corrió toda entera en segundos... Aun así siguió pidiendo más polla, hasta que yo no pude soportarlo y le dejé el culo caliente lleno de semen. Me eché a un lado y ella cabalgó a nuestro pollón invitado como una loca hasta que que no pudieron más.
-Vaya polla!!... No aguanto más joder. AHH!H!!!
-Ahhhhh Ahhhh AHHHHHH
Y entre berridos, el hombre se corrió en el coño de mi novia, quedando los dos muertos de agotamiento... Se unieron a mi en la cama y tardamos tiempo en poder articular palabra... Nos levantamos como zombis, y el hombre pidió educamente una ducha mientras nos piropeaba diciendo maravillas del encuentro...
-¿Tu quieres mas? -me dijo mi novia mientras el se duchaba.
-No, otro día.
Sin embargo, los dos nos metimos como unos voyeur, para mirarle el pollón mientras se duchaba. El nos recibió encantado y se duchó para nuestro deleite, posando algo tímido pero decidido. Al terminar se enfundó en una toalla y se nos acercó para besarnos a ambos. Fué maravilloso. Aún no me lo creía cuando lo llevé a donde había dejado su coche. Nos despedimos y quedamos en que lo llamaríamos otra vez,... por su puesto. Sin embargo mi suegro, cuando se lo conté, se puso algo celoso. Quizás lo cuente, aunque, creo que ya no hay mucho novedoso que os pueda contar. Espero que hayáis disfrutado con mi historia y os deseo unas felices pajas. Hasta la vista!
ignus1011 is offline   Citar -
Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a ignus1011 por este Post:
Antiguo 25-oct-2017, 02:12   #8
deValencia90
Pajillero
 
Avatar de deValencia90
 
Fecha de Ingreso: ago-2013
Ubicación: Valencia
Mensajes: 35
Gracias 64 Veces en 21 Posts
Predeterminado morbazo!

Han caído varias pajas leyendo tu hilo! enhorabuena crack
__________________
I wanna do bad things with you..

http://www.pajilleros.com/6115274-post2321.html
deValencia90 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a deValencia90 por este Post:
Antiguo 26-oct-2017, 08:49   #9
Kikould
Pajillero
 
Avatar de Kikould
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Mensajes: 69
Gracias 149 Veces en 39 Posts
Predeterminado Hola

Muy buena historia, sigue así. Al final tu suegro se folla su hija.
__________________
Disfrutar de la vida como si fuera vuestro último día.
Kikould is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Kikould por este Post: