Responder

Tus Relatos y experiencias - Aventurillas de un veinteañero (realidad/ficción) Herramientas
Antiguo 13-nov-2017, 17:39   #1
1a9a8r8on
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: nov-2017
Mensajes: 2
Gracias 3 Veces en 2 Posts
Predeterminado Aventurillas de un veinteañero (realidad/ficción)

(Sara 1/3)

Muy buenas a todos y a todas. La verdad es que llevo bastante tiempo leyendo relatos en esta página y me he animado a contaros mis historias. Lo haré mezclando realidad con ficción. Cosas que me han pasado en mi vida real y como me gustaría que hubiesen sido de verdad. Me gusta bastante escribir y tengo muchas historias por contar, así que espero que os guste y comentéis.

Lo primero decir que me llamo Aaron y tengo 30 años. Soy un chico bastante tímido y no suelo salir mucho. Físicamente soy bastante normal. Moreno, ojos marrones, pelo corto. Hago deporte aunque no estoy musculado, como he dicho estoy normal. Mi mejor punto es mi culo, o al menos eso me dicen las mujeres. Soy bastante inseguro y tengo un poco de complejo con el tamaño de mi pene, unos 13-14 cm en erección. Debido a estos miedos quizá me haya perdido grandes cosas. Pero vamos al grano.

Mi primera historia se remonta a mi último año de instituto. Con 18 años, apenas era un pajillero inexperto que no pasaba de masturbarse en casa viendo porno. Por esa época éramos más inocentes que ahora, al menos yo. Todo empezó con la típica excursión a la nieve que organizaba cada año el instituto. Yo iba todos los años y ese que era el último no pensaba perdérmelo. La verdad es que de la excursión no se puede destacar nada, la vuelta en el bus fue el primer paso. Y aquí entra Sara.

Sara era una de las chicas más populares del instituto. Todos conocíamos su fama, (se liaba con muchos) o al menos eso decían. Ya que en esas épocas se dicen muchas cosas. Yo jamás había hablado con ella, ya que era de un bachillerato diferente al mío. Era una chica perfecta, parecía una modelo. A sus 18 años, estaba muy desarrollada. Tenía unas tetas perfectas de una talla 95 (que más tarde comprobaría) y un culo en su sitio. Como he dicho un auténtico pivón.

Para mi suerte, en el viaje de vuelta en el bus, el asiento de mi lado estaba vacío hasta que llegó ella y se sentó. Vaya suerte pensé. Al final, no sé cómo, empezamos a hablar y acabamos dándonos los números de teléfono. Me hizo más ilusión esto que el día en la nieve. Veía mi primera oportunidad cerca y encima con Sara.

Tras varios sms (en esa época era lo que había) y varias charlas por el mítico Messenger (que tantas pajas nos ha dado y dios tenga en su gloria), Sara me propuso quedar para ir al cine. Sin dudarlo acepté sin saber que esa decisión me llevaría a un mundo nuevo.

Espero que os haya gustado la primera parte. No tardaré mucho en poner lo que pasó en el cine. Comentad lo que queráis.

Última edición por 1a9a8r8on fecha: 13-nov-2017 a las 17:47.
1a9a8r8on is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a 1a9a8r8on por este Post: