Responder

Tus Relatos y experiencias - Antes de ser tu Natalia (-precuela-) Herramientas
Antiguo 17-dic-2017, 11:48   #26
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por lokko007 Ver Mensaje
pfff que morbosas estas primas y no se me habia pasado por ni la cabeza que podrian hacerse toqueteos

me encanto estas 2 partes aunque la ultima algo corta y nos dejas con las ganas de saber de que va esa charla entre alberto y sus amigos

saludos y espero que no demore mucho las siguientes partes
Gracias, siempre hay sucesos inesperados. Aunque tampoco es que los toqueteos sean demasiado exagerados, más bien jugueteos inocentes, pero exictantes... jejeje

La siguiente parte no creo que tarde mucho. A principios de semana supondo: Martes o así...

Encantado, se agradecen comentarios como el tuyo para descubrir que tal va gustando esta precuela.

__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html
cornidox30 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 19-dic-2017, 05:37   #27
Danielito23
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2017
Mensajes: 45
Gracias 37 Veces en 34 Posts
Predeterminado No se si me recordas

Hable contigo en la otra pagina y luego por privado, no se si me recordad. Sino no importa, esta muy bueno tbn esta parte de esta saga de mi natalia y espero que no tenga los baches en tiempo como en el relato original.
Como te comente en las anteriores ocasiones, la verdad q me enganche mucho con el relato y no pude con la ansiedad y lo termine de leer por acá ya q en la otra pagina tiene una continuidad lenta o casi nula y por aquí ya estaba toda publicada. As q ya vez ya soy uno de tus lectores desesperados por nuevas aventuras.
Danielito de argentina.
Pd. Muy bueno el escritor de esta parte del relato, mis felicitaciones a el.
Pd . te voy a comentar en el otro hilo algunas cosavque están pasando en la historia con el protagonista (humillaciones grandes)
Danielito23 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Danielito23 por este Post:
Antiguo 19-dic-2017, 08:34   #28
lok1
Mega Pajillero
 
Avatar de lok1
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Mensajes: 153
Gracias 75 Veces en 41 Posts
Predeterminado

Quería agradecer todos los comentarios

Respecto a la acción que comentáis, esta precuela se intenta centrar más en entender un poco los orígenes de Natalia y sobretodo su relación con Erika. Ahora vendrá algún capítulo más animado que espero no os decepcione, pero básicamente lo importante es sentar una base firme para entender un poco mejor el relato principal que es el auténtico protagonista.



Cita:
Empezado por Danielito23 Ver Mensaje
Hable contigo en la otra pagina y luego por privado, no se si me recordad. Sino no importa, esta muy bueno tbn esta parte de esta saga de mi natalia y espero que no tenga los baches en tiempo como en el relato original.
Como te comente en las anteriores ocasiones, la verdad q me enganche mucho con el relato y no pude con la ansiedad y lo termine de leer por acá ya q en la otra pagina tiene una continuidad lenta o casi nula y por aquí ya estaba toda publicada. As q ya vez ya soy uno de tus lectores desesperados por nuevas aventuras.
Danielito de argentina.
Pd. Muy bueno el escritor de esta parte del relato, mis felicitaciones a el.
Pd . te voy a comentar en el otro hilo algunas cosavque están pasando en la historia con el protagonista (humillaciones grandes)
Me alegro de que te guste!
Está siendo un ejercicio complejo el escribir una historia basándome en los personajes que otra persona ha creado, pero a la vez es tremendamente divertido.



Saludos!!!
__________________
Si te apetece leer un relato escrito por mi..
/relatos-experiencias/46605-escapada-montana.html
lok1 is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a lok1 por este Post:
Antiguo 19-dic-2017, 19:15   #29
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Danielito23 Ver Mensaje
Hable contigo en la otra pagina y luego por privado, no se si me recordad. Sino no importa, esta muy bueno tbn esta parte de esta saga de mi natalia y espero que no tenga los baches en tiempo como en el relato original.
Como te comente en las anteriores ocasiones, la verdad q me enganche mucho con el relato y no pude con la ansiedad y lo termine de leer por acá ya q en la otra pagina tiene una continuidad lenta o casi nula y por aquí ya estaba toda publicada. As q ya vez ya soy uno de tus lectores desesperados por nuevas aventuras.
Danielito de argentina.
Pd. Muy bueno el escritor de esta parte del relato, mis felicitaciones a el.
Pd . te voy a comentar en el otro hilo algunas cosavque están pasando en la historia con el protagonista (humillaciones grandes)
Bueno, ahora sí, estamos con esta precuela. Mi relato principal ya comenté que lo tengo un poco parado pero preparando las continuaciones. En la otra página, la verdad, que no me fue una buena experiencia, además, como bien dices, no tiene mucho sentido ir subiéndolo allí, cuando aquí está todo "completo", y al final vi, que casi todos lo que aun no lo conocíais, venias aquí a leerlo. Decidí abandonar y dejar de subirlo allí.

Y, bueno, encantado siempre de leer tus comentarios sobre la historia, sea en este hilo o en el otro.

Saludos.
__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html
cornidox30 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 19-dic-2017, 19:52   #30
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Predeterminado

(C) lok1 & cornidox30

Viene del capítulo anterior:

─Shht, no hagas ruido... ¡que viene alguien, y te van a ver el culo!, jajaja ─dijo Erika mientras se agazapaba para que no la viesen a ella.

Cuando se acercaron más los que se aproximaban, pudimos ver que eran nuestros amigos; entre ellos estaba Alberto, venían riendo y haciendo bromas. Fruto del cambio de luz, ellos no nos veían a nosotras y aprovechamos para espiarles un poco. Si nos encontraban, siempre podríamos decir que estábamos meando y eran unos guarros por venir justo a nuestro lado.

Escuché la conversación que tenían....


6

─¡Bua, tío!, menuda borrachera llevo, ya no me aguantaba más jajaja ─comentó uno de ellos mientras se desabrochaba el pantalón.

─Yo no me aguanto tampoco, pero por otras cosas ─dijo otro mientras se cogía el paquete de forma muy obscena.

─¿Qué dices? ¿Te pone verme la polla mientras meo? ─contestó Alberto, riendo en voz alta y con la polla fuera del pantalón.

─¡¡No hijoputa!! Me ponen las dos primas, ¿no habéis visto cómo vienen? Pffff me tienen la polla como un litro de vino, jajajaja.

─Bueno... vienen como siempre. ¡Están las dos que se parten de buenas!, siempre van provocando a todo el mundo... Pero aquí el único capullo que ha probado a las dos es el listo de Alberto

Al decir esto uno de ellos, rieron todos... menos Alberto:

─¡Eh, tíos, no os paséis...!, que son dos tías de puta madre. A vosotros, lo que os jode, es que ellas ni os miran, pero es normal, ¡¡no les llegáis ni a la suela de los zapatos, paletos!! ─replicó Alberto, y algo se removió dentro de mí al escucharle.

Je je je je... A la suela de los zapatos no lo sé, pero a mí,¡¡ me encantaría llegarles a la garganta con esta!! ─añadió uno de ellos, sujetando su polla casi dura con una mano.

Bua, pues yo pondría mi polla entre las tetas de Natalia y me quedaría a vivir allí. En serio Alberto, ¡¡nos tienes que decir cómo son esas dos maravillas de la naturaleza!!, ¡¡eso sin ropa tiene que ser un espectáculo!! Pfff mira... ¡cómo se me pone solo de imaginármelas! ─Y les enseñó a los demás su polla bien dura.

─¡¡¡Las tiene como tu puta madre, payaso!!!, jajaja... Ya os he dicho mil veces que no os pienso contar nada de ellas. Si tantas ganas de vérselas tienes, ¿por qué no le pides que te las enseñe?, a ver que te dice.... ¡so tonto! ─replicó Alberto con un tono de semi enfado, que no me esperaba en él─. Ah claro, ¡ya sé!: ¡¡porque eres un paleto y no estás a la altura de ellas!! Jajajajaja ─al decir esto, terminó de desmontarme del todo: siempre había visto a Alberto como el típico chulito y pensaba que aprovecharía cualquier situación que se le presentase para vacilar de sus conquistas; me estaba desmoronando los esquemas que tenía sobre él. Y lo que era peor, la situación, incluso me estaba encendiendo y calentando todavía más. Oír a aquellos chicos hablar de mí de aquel modo, no me era del todo agradable, pero descubrir a Alberto defenderme de esa manera, me excitó un poco.

Él estaba siendo sincero: no sabía que le estábamos escuchando, y me encatanba oirle defenderme de ese modo. Y por otro lado, tenía un catálogo de pollas a pocos metros de mí; estaba de cuclillas semi desnuda y con mi mano todavía comprobando mi humedad. Casi sin darme cuenta, empecé a mover los dedos, mientras Erika me miraba con cara de complicidad, y de vez en cuando, echaba un vistazo también a las pollas de nuestros amigos.

─¡Oye, no te pases, me has hecho daño!, jajajajajajajaja ─replicó ahora el que había dicho eso de mis tetas, y al que Alberto le había comentado en broma eso sobre su madre─, ¡que cabrón eres Alberto! Pero me las pienso seguir imaginando a las dos en todas mis pajas: el culazo de una y las tetazas de la otra... Y así, ¡así me quiero correr! ─según dijo esto, empezó a menear su polla haciéndose una paja rápida, como recreando que nosotras estuviésemos bajo él─, ¡¡con una a cuatro patas y la otra de rodillas esperando mi leche!! ─Al escuchar eso, reaccioné instintivamente metiendo dos dedos dentro de mi ardiente coño. La verdad, que aquellos comentarios eran un poco cerdos y maleducados, pero me pusieron un tanto cachonda. Miré a Erika, con una cara de “no puedo más”, y ella se levantó la falda, metió también los dedos en su coño, y me enseñó lo mojados que los tenía.

La escena, aunque un poco rara y obscena, no podía ser más morbosa: teníamos un montón de pollas a pocos metros de nosotras; estábamos medio desnudas, y un poco borrachas y bastante cachondas. Encima, los otros chicos también se comenzaron a unir a la fiesta: no paraban de seguir soltando burradas sobre nosotras y a jugar con sus pollas, que poco a poco se iban poniendo todas bien duras...

─¡Cómo me pone Natalia, la melones! ─decía otro de ellos─. Puff, el otro día, en la piscina, yo no podía salir del agua para que no me pillasen el empalme que tenía: ¡¡no veas las tetazas de Natalia, con esos pezones marcándose a lo bestia!! ¡¡¡Son una pasada, tío!!! ¡¡Y la otra guarra... la Erika.... en tanga en la piscina!! ¡¡Va pidiendo guerra, si es que... no la hay más guarra en el pueblo, dios....!!, ¡te lo digo yo! ─mientras decía esto, se meneaba la polla.

─Ya te digo, ¡¡yo se la metería en ese culazo y no se la sacaba hasta que le saliera la leche por los ojos!!, jajajaja. ¡¡Mira cómo me la ponen!! ─añadió otro, sujetándose la polla con fuerza, haciendo que sus venas se marcasen mucho.

─Tíos, ¿os acordáis cuando alguien pillaba una porno? ─intervino otro ─: podríamos repetirlo un día de estos... así, todos juntos. Nos ponemos una, así de tetonas, y nos pajeamos pensando que nos follamos a Natalia, la melones.... que hace mucho que no lo hacemos ─propuso éste, pajeándose lentamente.

─¡¡Estáis fatal!! Jajajaja. Ya está bien no, que os estáis pasando ya un montón. No os digo nada porque sé que vais medio pedo ─intervino Alberto cortándoles─. ¡¡Venga... guardaros esas pollas, que si nos ve alguien... nos van a tomar por maricones!! ─añadió él al terminar de mear, mientras se la guardaba dentro del pantalón.

─¡¡Dios... Alberto, eres un corta rollos!! ¡Claro... como tú llevas amargado todo el verano por su culpa…! Por cierto, aun no nos has contado que te has pasado ni por qué Natalia ni te habla: seguro que cuando te la follaste, se lo hiciste tan mal que no ha querido saber nada más de ti jajajaja Igual tendremos que probar nosotros a ver si así la dejamos a gusto... jajajaja ─Su risa se clavó en mis oídos, estaba ya a punto de levantarme para insultarle, ¡POR CERDO Y POR SUBNORMAL!

─¡¡TÚ, eres subnormal o qué te pasa, tío!!… ─no me hizo falta, Alberto le insultó por mí─, no me habla, porque soy gilipollas y porque es demasiada tía para mí. ¡Ella vale mucho más que todos nosotros!, que mira cómo estáis hablando de ella. Se merece estar con alguien que sepa tratarla, que tenga mundo y que no haga gilipolleces como nosotros. ¡No os estáis viendo ahora... parece que no habéis visto ni estado con una mujer en vuestra puñetera vida! ¿Así pensáis que alguna os hará caso alguna vez...? Al menos, una como Natalia, no creo... ¡en la vida! Jajajaja... ¡¡Pringaos!! Venga, guardaros eso y vamos a por un puto cubata.

─¡Joder Alberto, eres lo puto peor!... Esa Natalia es solo un chocho más, ¡no te ralles tío! Seguro que esta noche cae alguna y te alegra esa cara mustia que traes... jejeje...

─La cara mustia te la voy a poner yo a ti, ¡¡a hostias!!, como sigas diciendo gilipolleces... ¡¡Natalia es la mejor tía que he conocido en mi puta vida!!, no es ningún chocho más, y no voy a estar con nadie esta noche, porque no tengo ganas. ¡Venga va!, ¡¡vamos!!

Diciendo esto se alejaron de nosotras en dirección a la fiesta. Me quedé perpleja... mi prima me miraba con ternura: sabía perfectamente lo que estaba pasando por mi mente; estaba completamente descolocada, había visto una faceta de Alberto que no conocía. Si me lo hubiesen jurado, jamás creí que me defendería de ese modo, más bien pensaría que sería él el que más fanfarronease de haber estado conmigo.

─Nati, sé lo que estás pensando y no quiero que volvamos a estar mal... Pero creo que tenéis que hablar. Le has escuchado: Alberto está muy pillado de ti, y aunque metiera, perdón, metiéramos la pata, ya has visto lo que te pone… ─Su mirada era sincera, se incorporó y se acercó a mí para darme un abrazo, que yo correspondí de forma sincera.

En ese momento, Erika me dio una palmada en el culo. Con la emoción del momento, el cúmulo de sentimientos, y por qué no, la borrachera, me había olvidado de que seguía desnuda de cintura para abajo. Así que, reí, me subí el tanga y los pantalones, y nos dirigimos hacia la fiesta otra vez.

Fuimos directas a la barra a tomarnos un chupito que terminase de entonarnos. Mientras lo pedíamos, noté cómo alguien tocaba mi hombro. Al girarme, vi que era Alberto. No venía con la sonrisa de chulo que solía tener, tampoco venía a vacilarme como solía hacer: me miró a los ojos y me dijo:

─Nati, perdona… ¡me equivoqué…!, soy subnormal y quiero que sepas que… ─En ese mismo instante, dejó de hablar, porque mi boca se lo impedía: le besé con pasión, mientras con mis brazos me aferraba a su cuello. Sentía su olor, su cuerpo musculoso, su respiración entrecortada… ¡¡Cómo le echaba de menos!! Él, apenas me devolvió el beso, no movió las manos, estaba como paralizado y sin saber de qué forma reaccionar...

─Pero.. Pero.. ─comenzó a balbucear cuando nuestros labios se separaron un instante.

─¡¡Calla Alberto, ya hemos perdido demasiado tiempo con esta historia!! Piensa cómo si hubieses dicho las palabras mágicas y ahora todo esté bien de nuevo. ¿Recuperamos el tiempo perdido? ─le pregunté con la mirada más lasciva que supe poner.

Él no dijo nada, solamente me besó y me abrazó con deseo y pasión. Encajábamos a la perfección: nuestras lenguas se entrelazaban y nuestras manos comenzaron a recorrer nuestros cuerpos. Me aferré a su duro bulto. ¡Ay!, ¡¡cómo lo echaba de menos!! Y él comenzó a amasar también el mío.

En ese arrebato de pasión que estábamos teniendo, de pronto, escuchamos un “ejem, ejem”: era Erika, nos habíamos olvidado de ella... bueno, de ella y de todo el mundo.

─¡¡Tortolitos!!, si vais a seguir aquí así, avisadme, y cobro entrada... ¡¡porque no veas que espectáculo estáis dando!!, jajajaja. Además, cortaros un poco coño, ¡¡que una no es de piedra y me estáis dando mucha envidia!! ─al decir esto, se le escapó la risa, y una mirada cómplice apareció entre nosotras.

-Sí, tienes razón prima, creo que ya está bien de música por hoy, ¡vamos Alberto! ─Le cogí de la mano y nos fuimos de allí para buscar algún sitio más privado.

Nos paramos en todos los rincones oscuros que vimos para liarnos; cada esquina era una nueva oportunidad para meternos mano. En una de esas, su mano se dirigió a mis pechos, cuando se encontró con ellos, se apretó muy fuerte contra mí, y sentí cómo algo crecía mucho dentro de su ajustado pantalón. Me emocioné al notarlo y lancé mis manos para sentirla bien: la empecé a manosear por encima del pantalón, pero con todo lo que llevaba encima eso no era suficiente, necesitaba mucho más...

─Alberto, ¡vamos a tu casa, por favor...! Necesito… te necesito ─le dije mientras apretaba con fuerza su polla con mi mano.

─Y yo a ti Nati, ¡¡no sabes cuanto te he echado de menos!! ─al decir esto, cogió mis tetas con fuerza por encima de la camiseta, y las dos se me salieron de golpe del sujetador, que era demasiado pequeño para tanta acción. Alberto se dio cuenta y sonrió:

─Uy, ¡parece que alguien quiere saludarme!, ¿qué tal bonitas?, ¿me echabais de menos? ─dijo Alberto apretándolas y acercándose a ellas, como si les hablase. Me provocó una carcajada:

─Alberto, tío, jejejeje, ¡¡estás fatal!! Jajajaja, por lo que veo, aquí también hay alguien que se alegra de verme a mí ─contesté manoseando su durísima polla a través del pantalón.

Cuando estábamos en esas, vimos a nuestros amigos acercarse; llevaban a Erika entre varios, por lo visto, no se había separado de la barra del bar desde que nos habíamos ido y llevaba un pedo importante.

─Hombre, ¡¡que alegría veros, tortolitos!! ¡No veas cómo va tu prima…! ─dijo uno de nuestros amigos con sorna, mirándonos. No pude olvidar como aquel tío hacia un rato hablaba de mí de forma obscena. Pero aquel no era momento para recriminárselo, y más, viendo cómo iba Erika...

─¡¡Madre mía prima!!, ¡cómo te has puesto! ─le dije. Aunque no me extrañaba, casi siempre se pasaba y tenía malas borracheras; el alcohol le hacía siempre un efecto muy de golpe.

─Éstos... ¡son unos exagerados!! ¡¡Voy estrupeeendamente!! ─Y al decir esto, se desequilibró y casi se cae al suelo.

─Sí, sí, ¡vas de puta madre! Por eso nos has estado un rato enseñando el culo a todos, jajajaja ─contestó otro descojonado de la risa, y de forma un poco faltona. Estuve a punto de llamarle la atención pero me contuve.

─¡¡Es porque hoy he salido muy fresquita!! No fue mi culpa... ha sido idea de mi primita... Jijiji ─Y nada más, decir eso, se levantó la falda enseñándonos a todos el coño.

─¡¡Erika!! ¡¿Pero qué haces?! ¡¡¡Tápate!!! ─exclamé de golpe, lanzándome a sujetarle la falda que se levantaba; todos aquellos chicos que estaban tras de ella, aprovecharon para mirarle de forma obscena y viciosa el culo. Alguno, incluso vi que estuvo tentado de meterle mano, pero se cortó al ver la mirada desafiante de Alberto.

─Bueno, nosotros, nos vamos a la discoteca, que Erika tiene ganas de marcha ─dijo el que la llevaba sujeta, mientras ahora sí, aprovechaba para sobarle las tetas por encima de la ropa.

─Oye, ¡¡no te pases, hostia!! ¿No ves que va ciega? ¡Anda deja, que la llevamos nosotros a casa! ─dijo Alberto, pasando el brazo de mi prima por su hombro.

─¡¡Eh!!, ¿pero vosotros no venís? ¡¡Va a haber un fiestón!!

─¡No!, nosotros nos vamos a casa a llevar a mi prima y a dormir, que estamos cansados ─contesté yo mirando a Alberto con picardía. La verdad, que aquello me chafaba un poco los planes, preferiría irme sola con Alberto a su casa, pero no podía dejar a mi prima sola con aquellos chicos, de esa forma babosa y sobona que tenían. Seguro iban a intentar aprovecharse de ella. Y lo que sería peor: Erika, por su estado, les dejaría...

─Sí, ya.... cansados, se os veía muy cansados… jajajajajaja ─Al decir esto, se alejaron en dirección a la discoteca del pueblo.

Erika intentó recomponerse, y se empeñó en que ella iba bien: que podía caminar sola... Así que, la fuimos acompañando cogidos de la mano y atentos a ella, porque iba dando traspiés a cada poco


(C) lok1 & cornidox30
__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html

Última edición por cornidox30 fecha: 20-dic-2017 a las 11:14.
cornidox30 is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a cornidox30 por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 19-dic-2017, 19:52   #31
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Post

(C) lok1 & cornidox30

7



Al cabo de bastante rato, llegamos a casa, y le pedí a Alberto que me ayudase a subir las escaleras: me daba miedo que se pudiera caer y yo tampoco estaba muy católica como para sujetarla. Él aceptó, y volvió a pasarle el brazo por su hombro para sujetarla. Ellos subieron delante y yo detrás, intentando no hacer mucho ruido para no despertar a nadie. Pero al poco de entrar, ya nos pudimos dar cuenta de que la casa estaba vacía; seguramente los tíos estaban en las fiestas todavía. Eso nos permitía algo más de tranquilidad para hacernos cargo de Erika y que no la pillasen así de borracha.

Llegamos arriba, a la habitación, y Alberto dejó a mi prima sobre su cama. En ese momento, como si tuviera un resorte en su espalda, mi prima rebotó en la cama y dijo:

Buuuu ¡¡Necesito ir al baño!! ─Y se fue corriendo en esa dirección. Yo me fui detrás para ayudarla a vomitar.

Entré en el baño detrás de ella, le sujeté el pelo y soltó hasta la primera papilla... Después de un rato, pareció que ya no le quedaba nada dentro, y me dijo que ya se encontraba mejor:

Uf, Nati, no sé que me ha pasado...

─Pues que te has bebido hasta el agua de fregar jajajaja ─le dije.

─Jo, me sabe fatal, ¡te he cortado todo el rollo con Alberto!

─¡¡Hostia, Alberto!! ¡¡Pobrecito!! Se habrá ido todo rallado ─repliqué al momento, creyendo que se habría ido al instante, por miedo a que mis tíos le sorprendiesen allí, a esas horas dentro de casa y con Erika en aquel estado.

─Yo voy a darme una ducha que lo necesito ─añadió Erika, mientras comenzaba a liberarse del vestido que llevaba.

─Vale, te espero en la cama. ─Y le di un beso en la frente mientras ella se quitaba el vestido.

Abrió el grifo de la ducha y se metió dentro. Mientras, intenté colocar un poco el desastre que habíamos provocado en el baño. Al cabo de un rato, ya lo tenía todo recogido, y me asomé a la cortina de ducha para decirle a mi prima que ya estaba todo en orden. Pero la vi sentada en el suelo, con el chorro apuntando a su entrepierna; con los ojos cerrados y los pezones duros como piedras...

La estuve mirando unos segundos: ¡¡cómo estaba disfrutando, la muy cabrona!!, ¡y a mí me había jodido el polvo con Alberto! Así, que decidí tomarme una dulce venganza: abrí el grifo del lavabo, y unos segundos después, oí a mi prima gritar al ya sentir el agua que salía congelada.

─¡Ay, perdona Erika, estaba terminando de recoger! Jijijiji ─le dije tapándome la boca para ahogar mis risas.

─¡Dios....!, ¡¡pues me has congelado hasta… el alma!! ─exclamó quejándose─, Jajaja ¡¡qué cabrona eres!!, me has cortado… Bueno va, que me enjuago y salgo.

─¡Vale, gorrina!, te espero en el cuarto.

Me dirigí a la habitación, quitándome la camiseta, que la tenía un poco manchada por culpa de Erika. Cuando entré en el cuarto, descubrí por sorpresa a Alberto, allí sentado, e instintivamente me tapé los pechos con la camiseta que llevaba en las manos.

─Pe.. Pe.. Pero Alberto... ¿qué haces aquí? ¡Pensaba que te habrías ido! ─le dije sorprendida. La verdad, que no me podía creer que se atreviese a seguir allí: mis tíos podrían llegar en cualquier momento. Aunque también podrían volver bastante más tarde. Aun quedaba mucha verbena cuando nos fuimos.

CONTINUARÁ......

(C) lok1 & cornidox30
__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html

Última edición por cornidox30 fecha: 20-dic-2017 a las 00:41.
cornidox30 is offline   Citar -
Los siguientes 6 Usuarios dan las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 21-dic-2017, 15:41   #32
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Predeterminado

Bueno, viendo la poca respuesta de los últimos capitulos no sé que tal estará gustando esta precuela. Pero bueno, mañana supongo subiré el trozo de desenlace de esta parte.

Saludos.
__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html
cornidox30 is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 21-dic-2017, 16:05   #33
Cazzo071204
Pajillero Novato
 
Avatar de Cazzo071204
 
Fecha de Ingreso: ago-2017
Mensajes: 24
Gracias 32 Veces en 18 Posts
Predeterminado

Tío está muy bueno tu relato interesante como el otro !!! Espero que el otro tambien lo acabes que es una pasada !! Saludos
Cazzo071204 is online now   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a Cazzo071204 por este Post:
Antiguo 21-dic-2017, 23:33   #34
lokko007
Mega Pajillero
 
Avatar de lokko007
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Mensajes: 265
Gracias 146 Veces en 117 Posts
Predeterminado

nos dejas con ganas de mas y esperando la continuacion de que es lo que se viene

no pude responder antes pues llegue tarde a casa y me quede dormido anoche

saludos
lokko007 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a lokko007 por este Post:
Antiguo 22-dic-2017, 11:00   #35
ferred7
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: feb-2010
Mensajes: 10
Gracias 9 Veces en 7 Posts
Predeterminado

Que buen relato!

Que bien explicado y morboso

y que ganas de seguir leyendo!!!
ferred7 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a ferred7 por este Post:
Antiguo 22-dic-2017, 16:19   #36
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Predeterminado

(C) lok1 & cornidox30

(Viene del capítulo anterior:

─¡Vale, gorrina!, te espero en el cuarto.

Me dirigí a la habitación, quitándome la camiseta, que la tenía un poco manchada por culpa de Erika. Cuando entré en el cuarto, descubrí por sorpresa a Alberto, allí sentado, e instintivamente me tapé los pechos con esa misma prenda que llevaba en las manos.

─Pe.. Pe.. Pero Alberto... ¿qué haces aquí? ¡Pensaba que te habrías ido! ─le dije. La verdad, que no me podía creer que se atreviese a seguir allí: mis tíos podrían llegar en cualquier momento. Aunque también podrían volver bastante más tarde. Aun quedaba mucha verbena cuando nos fuimos.)


6 (II)


─¡¿Cómo iba a irme?! No tenía nada mejor que hacer que estar contigo. ¿Tu prima está mejor?

─¡Que tonto eres! ─le dije sonriendo─. Sí, está ya casi como siempre... jajaja. ¡Ya la conoces!

─Por cierto, ese sujetador que llevas no lo conocía ─comentó, poniéndome una cara de salido que hizo que recuperase toda mi calentura al momento.

─¿Cuál?: ¿éste...? ─dije de forma pícara, retirando la prenda que ocultaban mis pechos, que ahora se asomaban por encima de ese ridículo sujetador, incluidos los pezones.

─¡¡Madre mía Natalia, pero si no te caben!! ¡¡Menudas pedazo de tetas tienes!! ─Y se lanzó a tocármelas con una mano y lamerlas con pasión, chupándolas de forma ansiosa; parecía un lobo hambriento.

Puf, Alberto, ¡¡ menuda lengua tienes, estoy ardiendo!! Uuummm.

─¿Sí? ¡¡Pues mira cómo estoy yo!! ─Al decir esto, apretó su entrepierna contra mi cuerpo, y noté perfectamente su paquete duro como una piedra.

─Alberto, ¡¡quítate el pantalón, ya!! ─le ordené, de una forma irreconocible para mí.

─Pero... ¿y tu prima...? ─comentó, mirándome de forma lasciva y luego hacía la puerta por si aparecía Erika a sorprendernos...

─¿Ahora te preocupas por eso...?, ¿después de lo que me hicísteis del otro día?

─Ya bueno... per... perdona ─añadió Alberto, como temeroso de que yo pudiese cortar aquello en cualquier momento.

─¡Vamos, coño...!, ¡¡¡sácate esa pollaza que tienes!!! ¡¡Qué más te da mi prima... estará durmiendo la borrachera!! ─dije de un modo autoritario que hasta a mí misma me sorprendía. Pero estaba tan cachonda, que en aquel momento todo me daba igual: solo quería disfrutar de la polla de Alberto. Supuse que Erika estaría escuchándonos y tocándose en el baño, pero me daba igual... mejor, ¡hoy iba a ser yo la que disfrutase, y ella se quedase son las ganas!

Alberto obedeció sin rechistar... Se desabrochó rápidamente el pantalón, y al instante, pude ver su rabo asomando por encima de los calzoncillos; sonreí, pensando que la tela de sus calzoncillos tampoco a él le abarcaba para tapar todo lo que tenía que guardar, pero era por motivos diferentes.

Me lancé como loca a chupar su polla con pasión. Sin ningún preámbulo, me la metí en la boca todo lo dentro que pude sin ahogarme, y respiré hondo; esta vez, sólo olía a él, a sexo y a sudor, no había restos de otras mujeres: sólo su particular aroma que tanto me gustaba y en aquel instante me tenía embriagada de lujuria.

Alberto no dejaba de amasar mis tetas y pellizcar mis pezones, mientras, a toda velocidad, yo metía y sacaba su polla de mi boca. Después de unos instantes, me levanté, desabroché el botón de mi pantalón, pero antes de que consiguiera siquiera bajármelo un centímetro, Alberto me dio la vuelta, al instante, pegó mi culo a su cintura, y pude notar su dura polla entre mis nalgas. Con una mano, continuaba amasando mis tetas, y con la otra empezó a bajarme lentamente el pantalón y luego el tanga, que a esas alturas era ya completamente transparente de lo mojada que estaba. De una patada, me deshice de él en cuando me llegó a los tobillos.

Alberto no dejaba de besar mi cuello y lamer el lóbulo de mi oreja, mientras con una mano jugaba con mis duros pezones, haciendo círculos en ellos y pellizcándolos dulcemente, casi a cada roce lujurioso de su polla con mi culo. Con la mano que tenía libre, la fue acomodando entre mis piernas, y se pegó más a mí. Pude sentir cómo separaba con ella los labios de mi sexo, hasta que, finalmente, asomó por delante para llegar a frotar mi excitado clítoris. Yo, con mis manos hacia atrás, me aferraba a sus duras nalgas, para así apretarlo contra mí todo lo que mi fuerza me permitía.

─¡Uf, Nati! Me tienes a cien, ¡¡no sabes cuanto te echaba de menos!! ─me susurró al oído, lamiéndomelo de forma obscena, mientras su rabo se frotaba cada vez con más fuerza entre mis piernas.

─Y yo a ti Alberto, ¡ves como estoy de mojada!, ¡¡me estás volviendo loca, necesito sentirte ya dentro!!!

En ese momento, me sentía entregada a él; notaba cómo había empapado ya por completo su polla con mis fluidos; yo, tenía los pezones más sensibles que nunca, y cada caricia que me dedicaba, me producía un sin fin de sensaciones a cual más placentera, que recorrían todo mi cuerpo. Él lo sabía... ya me conocía muy bien; sabía lo que significaban mis suspiros, mis gemidos, y hasta mis movimientos más minúsculos... Así que, empezó a tomar el control y hacer que yo me volviera loca. Los movimientos de su cadera hacían que su polla se frotase con extremada fuerza contra mi clítoris; su mano jugaba con maestría con mis pezones; sentía que en breves instantes iba a correrme; llevaba demasiado acumulado de tantos días de frustración, pero de imperturbables ganas de él.

Entonces, en ese instante, se separó de mí, me dio la vuelta y me besó tierna y apasionadamente; sus manos ahora cogieron mis nalgas con fuerza, apretándome fuerte contra él, y podía sentir su polla entre nuestros cuerpos, rozando mi coño y llegándome al vientre. Bajé al segundo una mano para acomodarla entre mis piernas: la quería dentro; pero en ese momento él separó mis dos nalgas con fuerza; eso yo sabía bien que sólo lo hacía cuando estaba muy cachondo.

Ya sin más tiempo que perder, tomé la iniciativa, y de un salto me subí sobre su cintura; le rodee con mis piernas, dejando mis nalgas con toda la separación posible y con un hábil movimiento de mis caderas conseguí llegar a colocar su duro miembro en la entrada de mi ardiente sexo. Alberto solo tuvo que hacer pequeño movimiento para que su polla comenzase a abrirse paso por mis entrañas: mi humedad hizo el resto.

En un instante, había entrado toda hasta el final y mi cuerpo descansaba apoyado en el suyo. Nos deleitamos unos instantes, sin movernos; en esa posición estaba completamente empalada por su miembro, lo podía sentir bien duro y palpitante dentro de mí y... ¡¡¡COMO LO ECHABA DE MENOS!!! Empecé a jugar con los músculos de mi coño apretando su polla; sabía que eso le volvería loco y conseguí en pocos instantes mi objetivo: empezó a moverse. En esa postura, la penetración la sentía tan profunda, que cada mínimo movimiento arrancaba casi un gruñido de mi garganta. ¡¡Aaaahhhh Aaagggahhhh ummmm!! Literalmente, ¡me estaba matando de placer!

Lo malo de esa postura, es que no podría durar mucho, pero en ese momento estaba empezando a sudar; todos sus músculos marcados, su polla clavada en mi interior... pero, justo cuando empezaba a avistar en el horizonte un seguro orgasmo, me llevó hasta la cama, sacó su polla de mi coño, y parecía que me quería dejar allí tumbada, sola, mientras yo le rogaba:

─¡¡No, no!! Alberto, tío, ¡¡no pares ahora, por favor!! ─Abrí mis piernas casi del todo, espatarrándome sobre la cama, mientras le enseñaba y sobaba mi coño totalmente empapado, hinchado y listo para él.

─Tranquila, Natalia... ¡te voy a hacer disfrutar mucho más! ─exclamó, situándose frente a mí en la cama, y amasando mis tetas de una forma descomunal; sentía sus dedos casi clavarse en mis pechos─, no eres la única que ha aprendido cosas en este tiempo sin vernos.

Entonces empezó a recorrer mi cuerpo con su lengua....

─¡¡¡Ahhhh.... joodeerrr, aaahhggg aaahhhh!!! ─dí un grito de placer al sentir la humedad de su lengua recorrer todo mi cuerpo empezando entre mis muslos. Era casi imposible que Erika no nos escuchase, tenía que estar en el baño loca de la envidia, pero me daba igual... ¡quería que se muriese de la rabia de oírme gozar de esta manera! Esta noche iba a descubrir lo que yo era capaz de disfrutar con aquel chico. ¡Esa noche era mío!

Al llegar a mi pechos, Alberto, se entretuvo un rato entre ellos: lamía mis pezones, que estaban completamente duros, se los metía en la boca y los succionaba; hacía que me retorciera de placer. Continuó bajando, y se entretuvo bastante en el viaje de su lengua hacia mi chocho: lamiendo mis costillas; jugando con su lengua en mi ombligo y acercándose lentamente, a mi hoy perfectamente depilado pubis. En ese momento, se separó, me miro a los ojos, y me dijo:

─Nati, dios.... ¡¡tienes el coño más bonito que he visto en mi vida!!, ¡ni te imaginas las ganas que tengo de devorarlo!

─Pues eres muy tonto si no lo haces, ¡¡es todo tuyo!! ─le dije sin poder parar de sonreír y pasando mi mano sobre él, ofreciéndoselo. Lo deseaba con todas mis ansias: deseaba que esa boca y esa lengua se metiesen hasta lo más hondo de mí; deseaba con locura apretar fuerte su cabeza contra mi chorreante chocho.

Al escucharme decir esto, decidido, comenzó a recorrerlo con la punta de la lengua; primero, se entretuvo un instante en mis ingles: notaba su respiración caliente sobre mi sexo. Con eso, estaba haciendo que lo desease más todavía, me estaba matando del gusto, notaba como todo mi cuerpo temblaba. Entonces, justo cuando le iba a decir que lo hiciera ya de una vez, que me iba a matar del ansia, lo hizo: apoyó toda su lengua en mi culo y muy despacio, fue recorriendo todo mi sexo, lamiendo y apretando mis labios. Centímetro a centímetro, siguió avanzando, sin detenerse, introduciendo todo lo que podía su lengua dentro de mí; hasta que llegó a mi clítoris... allí, la posó sobre él, y con la punta, empezó a jugar....; notaba que estaba muy duro, abultado, a su máximo esplendor; con su traviesa lengua me estaba haciendo diabluras; me retorcía de placer. Con mis manos, yo me estrujaba las tetas, pellizcandome con fuerza los pezones: casi me hacía daño a mi misma; estaba por completo fuera de mí. Con una excitación como creía que nunca había sentido hasta ese instante.

De pronto, una oleada de placer aun más empezó a crecer dentro de mí; sentía que iba a ser un orgasmo descomunal, y Alberto, entonces, hizo algo que lo catapultó todo: metió dos dedos dentro de mí, llegando yo creo que a localizar a la primera mi punto G. Mientras me seguía lamiendo el clítoris, lo empezó a estimular como si a mi orgasmo le dijera “ven” con sus dedos.

No me resistí, simplemente me dejé ir, y pasó...

─¡¡¡¡Aaaahhhhh, dioossss, que delicía... aahhhh aahhgggaaaa dios, que me mataaaaaas, aaahhhhhhhh!!!

Dicho esto, me quedé casi muda solo gimiendo como una loca, suspirando hacia dentro; sintiendo algo que hasta ese día nunca había sentido con nadie: fue como una descarga de electricidad que nacía en la base de mi espalda y recorría toda mi columna vertebral, haciendo que arquease toda mi espalda, y mi coño se pegase aun más a su cara. Él succionaba mi clítoris y movía con fuerza sus dedos dentro de mí. Entonces empecé a sentir algo muy diferente: como unas ganas locas de mear me invadieron, pero era incapaz de contenerlo, no quería parar; así, que me volví a dejar llevar y ocurrió: de dentro de mí comenzó a fluir un líquido, en principio me asusté, porque creía que de veras me estaba meando, pero me di cuenta de que era algo diferente, y el placer que me hacía sentir era indescriptible: estaba empezando a convulsionar.

¡¡¡¡Aaaaahhhh...aaaahhgaaaaagggg, aaaaahhhhhhh!!!!

Solo podía gemir, y agarrarme con fuerza a las sábanas de mi cama; encadené varios orgasmos consecutivos; sentía, que si Alberto no paraba, incluso me podía llegar a desmallar. Entonces, aminoró un poco el ritmo, pero no sacó los dedos de mi interior; los movía despacio, coqueteando con nuevos orgasmos; sentía que con cada flexión de sus dedos podía provocarme otro y otro orgasmo sin parar... No lograba entender aquello, ¿dónde coño este tío había aprendido a hacer eso? Una extraña sensación incluso de celos me invadió en ese instante: ¿con cuantas chicas habría estado?, ¿a cuantas les habría hecho eso... o yo era especial como él les decía sus amigos en la fiesta? Dejé de hacerme preguntas, y decidí disfrutar. ¡Aquella noche era sólo para eso!

(C) lok1 & cornidox30
__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html
cornidox30 is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 22-dic-2017, 16:19   #37
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Post

(C) lok1 & cornidox30

Cuando conseguí calmarme un poco e intentar recuperar el control de mi misma, me incorporé y la vi: ¡¡¡JODER... allí estaba ella, como no!!! En la puerta, de pie, nos miraba Erika; había dejado caer la toalla al suelo, estaba desnuda. Con una mano, se tapaba la boca intentando no hacer ruido, pero movía la otra frenéticamente entre sus piernas. En ese instante, nuestras miradas se cruzaron.

Ella, al ver mis ojos, se asustó: pensaba seguro que me iba a enfadar. Y, la verdad, que seguro que eso es lo que hubiera hecho en cualquier otra ocasión, pero esa noche no, esa noche estaba siendo diferente y me encontraba de otra forma. Con aquellos tremendos orgasmos que me había provocado Alberto, estaba disfrutando demasiado, y nada me iba a cortar el momento. Dejé caer la cabeza otra vez, y levanté un poco mis caderas para que mi prima tuviera una buena vista de mi coño. ¡Quería que viese lo bien que me lo hacía Alberto...!, ¡que viese lo que me estaba haciendo disfrutar! ¡Aquella noche había decidido ser tan golfa o más que ella!

Alberto, que no se había enterado de nada, entendió esto como una invitación mía que volviese a lamer de nuevo mi culo. Gustoso y sin dudarlo un instante, se lanzó a por él: jugaba con su lengua y conseguía meter la punta un poco dentro de mí. Nunca nadie me había comido el ojete de esa manera, y era un sensación rara, pero me encantaba. Sin esperarlo, esto hizo que mi deseo creciera aun más, necesitaba sentirlo dentro otra vez.

Mientras tanto, mi prima, fiel a su forma de ser, fue cogiendo confianza; entró del todo en el cuarto, y me miró como pidiendo mi permiso para unirse a la fiesta... Yo, la verdad, dudé por unos instantes... Pero, no podría explicar bien el porqué, si por la excitación del momento o si por otro motivo, pero acepté: le hice un gesto de aprobación con la mirada y Erika, con total tranquilidad, cerró la puerta con cuidado. Fue caminando hasta la cama de al lado ─la suya─, donde se abrió bien de piernas y empezó a meterse varios dedos en un rápido mete saca, observándonos.

Alberto, en ese momento se dio cuenta de que no estábamos solos, miró a mi prima, me miró luego a mí, y al ver y notar que yo no oponía ninguna resistencia ni apuro, siguió con lo que estaba haciendo; eso sí, de vez en cuando, le veía pegar alguna mirada hacia mi prima.

En esa misma postura, volvió a atender mi clítoris, y rápidamente metió un dedo otra vez en mi coño, que, a estas alturas, entraba ya sin ningún esfuerzo. A continuación, decidido, metió otro en mi apretado culito. Nunca nadie había estado ahí antes: solamente yo, alguna vez, y sólo cuando estaba muy caliente y había probado con curiosidad morbosa que se sentiría si te la metían por ahí.

Al sentir la punta del su dedo dentro, lejos de resistirme, le dejé hacer, aunque no era la sensación que más me gustase, debería reconocer que la experiencia era placentera. Mientras con su lengua jugaba en mi clítoris, con un dedo me estimulaba el punto G, y con otro hacía travesuras en mi ano. Como era de esperar, no tardé mucho en tener otro orgasmo. Esta vez, no fue tan espectacular como lo anterior, no salió ningún líquido de mí, más allá del habitual, pero me hizo gemir de nuevo en voz muy alta....:

¡¡¡¡Aaaaahhhh...aaaahhhhhh, aaaaahhhhhhh!!!!

Mientras me recuperaba de este segundo orgasmo de la noche, presté atención a Erika: tenía la cara desencajada de placer; se metía tres dedos furiosamente dentro de su coño, y se amasaba las tetas con lujuria; parecía que el orgasmo se le estaba resistiendo.

En ese momento, supe perfectamente que les había perdonado del todo por la faena del otro día; lo supe, porque no sentí ninguna alegría por verla no alcanzarlo, al contrario: la quería ver disfrutar como yo. Así que, un poco fuera de mí, y sorprendiéndome incluso a mi misma, se me ocurrió dar un paso: le di un morreo a Alberto, acercándome a su oído, y mientras con mi mano acariciaba su durísima polla, le susurré

─Parece que Erika necesita ayuda, ¿por qué no le echas una mano? ─Y le di un obsceno lametón en su oreja.

─Pe.. Pero… Nati, ¿estás segura? ─vi en los ojos de él ese miedo como si aquello pudiese ser una trampa o una prueba mía─. Yo sólo quiero estar contigo ─me dijo con tono de voz preocupado. Sinceramente, parecía dudar qué hacer, o si aquella propuesta mía era sincera.

─Ya lo sé, y yo sólo contigo... ¿pero qué es la amistad?, ¿compartir, no...? jijiji... ¡¡Pues venga, ve a por ella, y hazla disfrutar tanto como me has hecho disfrutar a mí!!

Mi prima paró de golpe cuando vio que Alberto se dirigía sin dudarlo hacia ella y dijo:

─¡¡Eh, eh!!, ¿qué haces?, ¡que yo estoy aquí de mirona sólo! ─Erika apartó un poco a Alberto con su mano, pero en una reacción como la de él: sólo por miedo a descubrir qué en verdad sentía yo. Tampoco se creía que de veras yo estaba dispuesta a eso.

Alberto, otra vez, me pidió permiso con la mirada y yo asentí. Sin mediar palabra, se recostó sobre ella, agarró uno de sus pequeños pechos y empezó a jugar con ellos; rápidamente, introdujo dos sus dedos dentro de su coño. Erika, aun incrédula, me miró asustada; yo le devolví la mirada con una sonrisa y le dije:

─¡Disfruta, anda...!, que eso va bien para la borrachera, jajaja ─Ella cerró los ojos, se recostó, y se dejó hacer.

Erika, estaba tumbada, con las piernas colgando en el borde de la cama, y Alberto de rodillas entre ellas, dándole todo el placer del que era capaz. Utilizó la misma técnica que conmigo, le lamía el clítoris con ansiedad, mientras le metía dos dedos en el coño y otro en el culo. Por un instante, vi como el culo de mi prima se dilataba y Alberto llegaba casi a meterle la punta de otro dedo. ¡A esta cabrona seguro que ya le han follado bien el culo!, pensé en ese instante.

Erika comenzaba a convulsionar. La escena me estaba poniendo a mil, y decidí tomar otra iniciativa, haciendo algo, que si hace unas horas me lo hubiesen dicho, le hubiese contestado “ni de coña”, pero ahora, lo hice: me acerqué a ellos, me tumbé en el suelo, entre las piernas de Alberto, y comencé a pajearlo mientras lamía sus pelotas que colgaban sobre mi cara. A Alberto pareció gustarle, porque empezó a suspirar sin dejar de lamer el coño de mi prima. En ese momento, sentí algo gotear sobre mi cara, pensé que Alberto se había corrido y pensé en llevármelo a la boca, cuando lo hice, me di cuenta de que ese líquido no era semen, era mucho más liviano y a penas tenía sabor. Entonces fui consciente de que era Erika, se había corrido como yo unos instantes antes salpicando la cara de Alberto y llegando unas gotas a la mía. En otro momento, seguro me hubiese dado asco, pero esa noche no, estaba fuera de mí; esa noche estaba sintiendo que me gustaba el sexo tanto como a mi prima, o más incluso, ¡que coño! Menudo experto estaba hecho Alberto, tenía que agradecérselo.

Me incorporé, cogí su polla, que en ese instante no podía estar más dura, y como si fuese un consolador, empecé a manejarla: la acerqué al chorreante coño de mi prima y la moví sobre toda su superficie. Los dos se dejaban hacer, yo tenía el mando, y esa noche estaba disfrutando de esa posición de poder.

Después de jugar un rato por fuera, la conduje a la entrada del coño de Erika. Me situé tras Alberto, la posición era cómica, aunque él era más alto que yo, al colocarme de ese modo, parecía como si yo estuviera a punto de follarme a mi prima; empujé con mi cadera la de Alberto y poco a poco él fue introduciendo su polla, penetrando lentamente a mi prima, mientras yo aun la sujetaba con mi mano sosteniendo su base.

Poco a poco fue entrando toda, hasta que mi mano entró casi en contacto con la humedad de Erika. Aunque no llegué a tocarlo, por la calor y humedad que desprendía, noté su coño chorreante, abierto por la polla de Alberto, y eso me puso a mil. No me lo esperaba, y fue una de las sensaciones más excitantes que había sentido en mi vida. Lo disfruté unos instantes, y comencé a hacer movimientos de mis caderas forzando que Alberto imitase mis movimientos; sentía como su polla salía chorreando del interior de Erika y volvía a entrar luego con suavidad. Ella solo podía gemir y resoplar, y Alberto se dejaba hacer, como buen amante y follador experimentado que era.

Después de un rato haciendo esto, sentí una envidia horrible; así que, le pedí a Alberto que me follase. Me puse a cuatro patas sobre mi cama, separé las nalgas con mis manos y arqueé mi espalda todo lo que pude para que Alberto no encontrase ningún impedimento al volver a penetrarme. Esta postura solía gustar especialmente a mis otros ligues, porque hacía que mis tetas se vieran aún más grandes al colgar, y ellas siempre recibían muchas atenciones, cosa que a mi me encanta. Gozaba ver como me estrujaban las tetas mientras me penetraban como locos en esas postura.

Apenas pasó un segundo, hasta que le sentí detrás de mí. Albeto escupió sobre mi ardiente coño, y esa la sensación me hizo sentir muy guarra, pero me encantó. En aquel momento, sentirme así, me volvió loco. Por un instante, me acordé de las guarradas que de mí decían en la fiesta, los amigos de Alberto, mientras meaban, y me excitó recordarlas. ¡En ese momento me volvía loca eso, sentirme una zorra... la putita de Alberto! Sabía que quizás a la mañana, libre de todo el alcohol consumido esa noche, me arrepentiría un poco, pero en ese momento, me gustaba sentirme un poco guarra, y que Alberto hiciese conmigo casi lo que desease; era suya.

Entonces se recostó sobre mí hasta lograr alcanzar mis tetas, mientras su polla entraba en mi interior y parecía que no tuviera final; en aquel momento la sentí inmensa, dura, gorda, enorme... hasta que sentí sus pelotas rebotar contra mi sensible clítoris. ¡Me volvió loca!

Comenzó con un suave mete saca, que pronto aceleró, porque la lubricación de mi coño era tal, que su polla resbalaba dentro de mí, como el cuchillo afilado que entra en la mantequilla. Sentir ese pollón entrando y saliendo, me aceleraba la respiración; mi corazón estaba disparado, fruto de la excitación, y el placer que sentía era indescriptible, me sentía llena... llena del todo... No podía parar de gemir:

─¡¡¡Dios, Alberto, me matas....!!! ¡¡¡AAAAHHHHH AHHHHHH.... AAAHHH NO PARES... AAAAHHHHHH!!!!

─¡Eso prima, así...! ¡¡Ya sabía yo que eras también una buena golfa!!! ─exclamó Erika, acercándose a Alberto para hablarle al oído─: ¡¡Vamos, dale duro...!!, ¡¡pero de esto ni una palabra a los cerdos de tus colegas, eh!! ─escuché a mi prima decirle a él.

Escuché como Alberto le respondía: “No os preocupéis... esto se queda en esta habitación... ¡¡lo juro!!”. Yo no respondí nada, absorta por el placer que Alberto me estaba propiciando, hasta que sentí una mano golpearme con fuerza el trasero. Por el tacto de la mano, descubrí que no había sido Alberto, fue Erika. “¡¡Qué haces prima...!!”, me salió como un grito lastimero. Aquello se estaba yendo de madre.

Entonces, sin girar mi cabeza, sintiendo aun las embestidas de Alberto, sentí que Erika se movía; se ubicó entre mis piernas, casi igual que había hecho yo un rato antes. Pero ella, dio un paso más allá: comenzó a lamer la polla de Alberto cada vez que salía de mí; chupando sus pelotas. Me estaba volviendo loca de placer, la polla me mataba, pero la sensación de tener tan cerca a Erika me mataba de morbo. Y entonces Alberto, loco ya de excitación, dio un paso más, y se colocó un dedo en la entrada de mi ojete, sentí como se adentraba en mi ano.

─¿Nunca te han follado el culo prima?, siempre debe haber una primera vez... ─escuché a Erika preguntarme.

Fue demasiado, exploté en otro orgasmo, que me hizo convulsionar.

─¡¡¡¡Aaaaahhhh...aaaahhhhhh, aaaaahhhhhhh aaaahhhhhh!!!!

Yo no paraba de gemir y de moverme, y Alberto seguía con ese mete saca que parecía no terminarse nunca, y yo no quería que esa sensación de infinito placer terminase jamás. Entonces, noté como Erika sacaba la polla de Alberto de mi coño, a lo que yo respondí con un quejido lastimero:

─¡¡¡¡Aaaaahhhh!!! ¿Qué pasa...? Sigue, que me estaba corriendo, ¿por qué te paras?, aaaahhh...

─¡¡Vamos, Alberto...!!, ¡¡fóllale el culo a mi prima, que lo está deseando!!! ─escuché decir a mi prima, con una voz de zorra enorme.

Yo, ni por asomo estaba preparada para eso, nunca nadie antes había estado allí, y, a decir verdad, no sé si por la excitación o por la sorpresa de escuchar a Erika decir eso de forma tan lasciva y desinhibida, estuve a punto de permitirle penetrarme el culo. Pero un atisbo de lucidez en mí me hizo pedirle a Alberto que por favor no lo hiciese:

─Alberto, cariño, ¡eso no!... ¡¡Por favor, no lo hagas!!, ibas muy bien así... ¡¡sigue que me corro!!

Él me hizo caso, y volvió a penetrarme de forma salvaje el coño, cogiéndome con las dos manos de mis caderas, y golpeando sin parar con su pelvis contra mis glúteos. Podía escuchar perfectamente el rebotar de su cuerpo contra mi culo. ¡¡¡Zaassss!!! ¡¡¡Zassss!!! Esta vez sí, sentí las fuertes manos de Alberto golpear contra mi trasero. Luego, sentí como sus dedos se clavaban en mis nalgas... Yo no podía aguantar más: el orgasmo estaba al caer.

─¡¡¡Aaaaahhhh...aaaahhhhhh!!! ¡¡¡¡ME CORROOOO, JOEERR, ME CORROOOO, DIIOSSS, QUÉ GUSTOOO.... AAAAAHHHHH AAAAAHHHHH!!!!─Un tremendo orgasmo volvió a removerme las entrañas. Me tiré sobre la cama y pegué mi cabeza al colchón, quedando también mis tetas casi aprisionadas contra él. En ese momento, mi culo se arqueó más, dejando a Alberto una posición aún mejor para penetrarme más fuerte. Podía sentir las embestidas de Alberto destrozándome el coño. ¡Jamás nadie me había follado de esa manera!

Me dio un placer salvaje; tanto, que conseguí enlazar el final de ese orgasmo con otro nuevo de mucha mayor magnitud. Sentía como mi coño chorreaba literalmente...

─¡¡Joder, prima!!, vaya follada te está metiendo éste, ¿eh?... ¡¡Menuda envidia me estás dando!! Y eso que decías que no querías salir hoy a la fiesta... jejejeje... ─Erika se había sentado de nuevo al borde de la cama. Giré mi cabeza y la vi: se tocaba el coño, mientras ahora sólo observaba cómo Alberto tras de mí, me envestía.

Perdí la noción del tiempo, fue el orgasmo más largo que había tenido en mi vida y me empezaba a recuperar. Le pedí a Alberto que sacase su polla de dentro de mí, y mi prima se lanzó a lamerla. Fue una situación extraña; en otra ocasión, me hubiera dado mucho coraje o incluso asco, contemplar eso, pero ese día estaba fuera de mí; ¡esa noche, parecía valer todo!

Entonces ahora, fue el turno de Erika; además, yo intuía que Alberto no podría ya tardar demasiado en eyacular: tenía las pelotas rojas y muy hinchadas, pero aun así, se estaba portando como un campeón. ¡Nunca había estado con ningún chico con tanto aguante! Con cualquier otro de los que habría estado, ya se habrían corrido hace rato; mismamente, con uno de los primeros que estuve, una vez, se corrió nada más que me puse sobre él, casi al instante de penetrarme, sólo con que le colocase las tetas sobre su boca. Pero este era distinto, ¡era una autentica fiera follando!

Alberto, se tumbó agotado sobre la cama, pero su polla aun estaba dura por completo, parecía el mástil de un barco: durísima, hinchada, con las venas muy marcadas. Erika me miró y yo asentí con la cabeza; entendí claro lo que se proponía; nos acercamos a él, y cogiendo yo su polla por su base, empezamos a hacerle seguro la mamada de su vida: mientras una lamía sus pelotas, la otra recorría todo el tronco; otras veces, con nuestras bocas recorríamos toda la verga a la vez. Entonces, nuestros labios casi se tocaban como si nos fuésemos a besar. Por momentos, creí que Erika, en su enorme excitación, se lanzaría a besarme. La verdad, que si lo hacía, no sabía cómo iba a reaccionar...

Pero, entonces, ocurrió lo que ya claramente era inevitable: Alberto nos avisó de que no podía más y que se iba a correr. Un instante después, su polla empezó a lanzar chorros de esperma caliente, yo me quedé un poco quieta, mirando...

OOHHHH, JODER.... ME COOO... ME CORROOO.... OOOHHHH, ME CORROOOOO.... OOHHHHH... OOHHHHH

Sentí como parte del semen de Alberto corría por el tronco de su polla y algunas gotas llegaban a mi mano. Entonces Erika se me adelantó, se metió todo aquel capullo en la boca, y comenzó a tragarse todo el semen que aun salía del rabo de Alberto. Yo, al verla hacer eso, no quería quedarme a parte; entonces, le di un golpecito en el hombro a mi prima y le dije:

─¡Eh, que yo también quiero...!, además esto es mío. ─Entonces mi prima sacó esa polla de su boca y la dirigió hacía la mía. La sensación del semen caliente, mezclado con las babas de Erika y el sabor de nuestros fluidos, casi consigue que me vuelva a correr.

Cuando Alberto terminó de correrse se quedó tumbado en la cama, recuperando la respiración. Nosotras seguíamos muy calientes, sobre todo Erika, y me dijo:

─Nati, yo necesito otra ducha, ¿me acompañas? ─Cogiendo una de mis manos, me intentaba llevar con ella dirección al baño.

─Sí ─respondí sin pensar. Tenía casi seguro que al amanecer me arrepentiría de todo esto, pero en ese instante, sólo quería que esa noche de vicio y perversión no acabase nunca. Estaba, incluso decidida a darme una ducha con mi prima y Alberto. Incluso, a volver a chupársela o a follar, sintiendo el agua caer sobre nuestros cuerpos.

─Vale, te espero allí, ¡por favor no tardes!, jijiji. ─respondió ella alegre, y se alejó moviendo mucho su culo, en dirección al baño.

Me quedé recostada en la cama con Alberto, meditando unos instantes en lo que iba a pasar; iba a dar un paso que no tendría vuelta atrás, pero no me importaba, deseaba mucho hacerlo. Así que, le di un pico a Alberto antes de salir hacia el baño. El sonrió y dijo:

─¿Puedo mirar? Tú estas más buena y tienes mejores tetas, pero me encanta el culazo de tu prima también. ¡Ya os prometí, que esto de aquí no sale!, ¡¡lo juro!! ─comentó Alberto, mientras me miraba y yo le daba vueltas a su polla ahora ya un poco morcillona. Me encantaba su tacto: tan gorda, tan venosa, pero tan suave a la vez, aun húmeda por la reciente corrida.

Entonces, ocurrió algo que nadie, absortos por el momento de lujuria, habíamos sopesado aún, pero estaba claro que tendría que ocurrir de un momento a otro: escuchamos la puerta de la calle, el sonido de unas llaves campanear, y el de unos pasos que entraban en casa; eran mis tíos, habían vuelto ya de la fiesta.

A la carrera, empezamos a vestirnos, y en los pocos instantes que tardaron mis tíos en subir la escalera, abrimos la ventana para intentar disimular el olor a sexo que lo llenaba todo.

Cuando por fin abrieron la puerta de la habitación, seguro pensando que estábamos allí Erika y yo solas, nos encontraron a Alberto y a mí medio vestidos: estaba claro que algo había pasado, pero por lo menos, no nos pillaron en pelotas.

Mi tía empezó a echarnos la charla, sobre el respeto y demás. En ese momento, salió Erika del baño y se unió a mi tía en la pequeña bronca; hizo un comentario para salvar su culo, pero que me perjudicaba a mí:

─¡Joder, Nati!, que en esa habitación duermo yo también, ¡¡respeta un poco!! ─e intentó pedirme perdón con la mirada.

Entendí en parre por qué lo había hecho: su relación con mis tíos era muy mala, y de esta forma, se apuntaba un tanto. Pero en ese momento, me dio mucha rabia, porque se hizo la inocente y echo más leña al fuego, respaldando a mi tía hizo que despidiera a Alberto rápidamente y me soltase una charla que duró mucho rato. Yo, por no quedar las dos como un poco de degeneradas ante mi tía, aguanté la bronca pensando que era mejor que se creyese que aquello había sido un simple rollete mio con Alberto, a que descubriese lo que en realidad había ocurrido allí aquella noche.

¡¡Siempre me pasaba igual con Erika!!


CONTINUARÁ....

(C) lok1 & cornidox30
__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html

Última edición por cornidox30 fecha: 22-dic-2017 a las 20:51.
cornidox30 is offline   Citar -
Los siguientes 7 Usuarios dan las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 24-dic-2017, 09:52   #38
robidevil
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: feb-2015
Mensajes: 159
Gracias 190 Veces en 82 Posts
Predeterminado

Muy bueno corni como disfruto la nati despues de su primera buena follada jejej
__________________
quien quiera seguir mis relatos este es mi hilo http://www.pajilleros.com/relatos-ex...lada-jefe.html
robidevil is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a robidevil por este Post:
Antiguo 24-dic-2017, 14:57   #39
patasuelta
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2008
Mensajes: 48
Gracias 16 Veces en 12 Posts
Predeterminado esta Nati no es natalia

Me ha sorprendido mucho, ha sido de verdad impactante
patasuelta is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a patasuelta por este Post:
Antiguo 24-dic-2017, 15:20   #40
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Predeterminado

Es normal que impacte un poco. No es la forma de actuar que sabemos de Natalia, al menos no ante su novio Luis.

Pero claro, hay que tener en cuenta que esto sucede en otra época, más libre... dejándose llevar por la picardía de su prima. En los capítulos que quedan se verá una parte más "reconocible" de la Natalia actual. Y cosas que se notará que enlazan y concuerdan con partes del relato principal vividas con su novio (Luis) y Erika.

Esta precuela era principalmente para eso: para descubrir una parte de ella que ahora reprime y oculta un poco. Pero que poco a poco va saliendo a la luz con Riqui y Víctor.

Saludos a todos y FELIZ NAVIDAD.
__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html
cornidox30 is offline   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 24-dic-2017, 20:40   #41
lokko007
Mega Pajillero
 
Avatar de lokko007
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Mensajes: 265
Gracias 146 Veces en 117 Posts
Predeterminado

por poco mas y me da infarto jajaja

si que la natalia de antes era tremenda y podria decirse que no llego a tener limites en el morbo y llego a extremos con alberto, pero supongo que debio de pasar algo para que cambie su modo de ser y sea un poco mas tranquila, pero hasta que eso pase en esta precuela pues pienso que se vienen aun situaciones mucho mas candentes y por supuesto la comida de colita por parte de alberto

esperando la proxima y pues como veo creo que ya seria despues de navidad

felices fiestas a todos y arriba el morbo por natalia
lokko007 is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a lokko007 por este Post:
Antiguo 25-dic-2017, 01:01   #42
jjgtbenave
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jun-2010
Mensajes: 183
Gracias 73 Veces en 63 Posts
Predeterminado

Joder, que maravillas las zorrerías de Natalia antes de conocer a David. Cada relato es mejor que el anterior. Tengo ganas de saber como continúa esta historia. Feliz navidad a todos los pajis!
jjgtbenave is online now   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a jjgtbenave por este Post:
Antiguo 27-dic-2017, 04:05   #43
Danielito23
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2017
Mensajes: 45
Gracias 37 Veces en 34 Posts
Predeterminado Excelente

Continua siendo muy bueno el relato, me encanta como emputecen a natlia.
Espero la continuación, es un bálsamo para esperar el relato principal.
Gracias por tanto y perdón por tan poco de nuestra parte.
Si no nos comunicamos antes que tengan un gran principio de año.
Un saludo muy cordial
Danielito de argentina
Danielito23 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a Danielito23 por este Post:
Antiguo 27-dic-2017, 09:11   #44
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por lokko007 Ver Mensaje
por poco mas y me da infarto jajaja

si que la natalia de antes era tremenda y podria decirse que no llego a tener limites en el morbo y llego a extremos con alberto, pero supongo que debio de pasar algo para que cambie su modo de ser y sea un poco mas tranquila, pero hasta que eso pase en esta precuela pues pienso que se vienen aun situaciones mucho mas candentes y por supuesto la comida de colita por parte de alberto

esperando la proxima y pues como veo creo que ya seria despues de navidad

felices fiestas a todos y arriba el morbo por natalia
Sí, en próximas partes se verá un poco esa manera más "tranquila" de Natalia. Supongo que sí, que la próxima parte será dentro de unos días. Espero que antes de final de año.
__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html
cornidox30 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 27-dic-2017, 09:12   #45
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por jjgtbenave Ver Mensaje
Joder, que maravillas las zorrerías de Natalia antes de conocer a David. Cada relato es mejor que el anterior. Tengo ganas de saber como continúa esta historia. Feliz navidad a todos los pajis!
Gracias, supongo que a Luis te refieres, no a David (a éste también lo conoció, pero sólo le enseñó las tetas jejejeje) Espero que te siga gustando la historia como siempre. Saludos compañero
__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html

Última edición por cornidox30 fecha: 27-dic-2017 a las 09:23.
cornidox30 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 27-dic-2017, 09:18   #46
cornidox30
Mega Pajillero
 
Avatar de cornidox30
 
Fecha de Ingreso: oct-2015
Mensajes: 471
Gracias 1.601 Veces en 330 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Danielito23 Ver Mensaje
Continua siendo muy bueno el relato, me encanta como emputecen a natlia.
Espero la continuación, es un bálsamo para esperar el relato principal.
Gracias por tanto y perdón por tan poco de nuestra parte.
Si no nos comunicamos antes que tengan un gran principio de año.
Un saludo muy cordial
Danielito de argentina
Gracias por tus felicitaciones. La verdad, que como dices, se agradecen los aportes de vuestra parte hacia los relatos. Es lo que de veras muchas a veces anima a seguir. El relato principal, como dije ya alguna vez más, tardará un poco. Antes de terminarlo y subirlo aquí estoy preparando un pequeño proyecto para toda la historia.

Saludos y buen principio de año también si no volvemos a contactar.
__________________
Sigue mi relato en el hilo: Mi Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...tos-chica.html
Y también su precuela, aquí: Antes de ser tu Natalia
http://www.pajilleros.com/relatos-ex...-precuela.html
cornidox30 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a cornidox30 por este Post:
Antiguo 27-dic-2017, 13:04   #47
lokko007
Mega Pajillero
 
Avatar de lokko007
 
Fecha de Ingreso: abr-2017
Mensajes: 265
Gracias 146 Veces en 117 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por cornidox30 Ver Mensaje
Sí, en próximas partes se verá un poco esa manera más "tranquila" de Natalia. Supongo que sí, que la próxima parte será dentro de unos días. Espero que antes de final de año.
bueno pues no se yo creo que aun se vienen algunas partes de morbo ya que recien es el comienzo y segun recuerdo en tus relatos anteriores de natalia pues se comenta que llevo una vida muy loca de joven en el tiempo que paso con la prima y que si no me falla la memoria pues era bien zorrona por asi decirlo y que se follaba a todo lo que se le cruzaba por el camino

ya veremos como manejas entonces los tiempos del relato y sabemos que seran de calidad como siempre y por supuesto con la gran idea y ayuda de lok1

antes de despedirme espero que hayas pasado felices fiestas junto con la familia y que este nuevo año que se viene sea mucho mejor que el anterior

saludos
lokko007 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a lokko007 por este Post:
Antiguo 27-dic-2017, 13:36   #48
jjgtbenave
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jun-2010
Mensajes: 183
Gracias 73 Veces en 63 Posts
Predeterminado

A mí me está encantando está precuela precisamente por la acción que tiene encima, por los mitos que venían antes de ser Natalia la novia de Luis, a la que deseamos ver emputecida por Víctor, Riki y todos los morbosos que se aparezcan en nuestro camino. Por eso me gusta ver lo zorrita que era antes y como le ha empujado su prima Erika, que es bastante cabrona, la verdad.
jjgtbenave is online now   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a jjgtbenave por este Post:
Antiguo 28-dic-2017, 11:54   #49
lok1
Mega Pajillero
 
Avatar de lok1
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Mensajes: 153
Gracias 75 Veces en 41 Posts
Predeterminado

La verdad es que leer vuestros comentarios es lo que realmente da ganas de seguir escribiendo.

Todo el mérito lo tiene Cornidox30 porque es el creador de la historia, yo solo he aportado alguna idea, pero es porque la historia da mucho juego jejeje.

Me alegro de que esta precuela esté gustando y os esté ayudando a entender un poco el pasado de Natalia porque ese es el objetivo.
En mi caso el morbo y demás se lo dejo a Cornidox30 en la historia principal que es el artista, he dado alguna pincelada, pero lo bueno está en la historia de Luis y Natalia.
He querido centrarme en eso que pasa por la cabeza de Natalia, que es lo que siempre me ha traído loco en el relato principal, e intentar transmitirlo de la mejor forma posible.

Un abrazo y felices fiestas a todos!!
__________________
Si te apetece leer un relato escrito por mi..
http://www.pajilleros.com/showthread.php?t=46605
lok1 is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a lok1 por este Post:
Antiguo 28-dic-2017, 11:58   #50
joven85
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: feb-2006
Mensajes: 275
Gracias 85 Veces en 71 Posts
Predeterminado Felicidades

Chavales, vosotros soys mejor que papa noel.

Me encanta el relato. No perdais fuerza si escribimos poco.
Lo he dicho muchas veces! A menudo no dejamos comentarios porque tenemos las manos ocupadas en la polla.

A seguir pajeandonos con este magnifico relato, que con la mano dentro del pantalon se nota menos el frio.
joven85 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a joven85 por este Post:

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas