Responder

Tus Relatos y experiencias - Las cenas de navidad han cambiado nuestra vida. Herramientas
Antiguo 10-ene-2018, 11:14   #1
Atheneo1972
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2017
Mensajes: 56
Gracias 331 Veces en 54 Posts
Predeterminado Las cenas de navidad han cambiado nuestra vida.

Algunos ya habréis leído en mis post en el hilo “Mi novia se va de cena de empresa” y para los que no os hago un resumen muy rápido:

(Este es mi primer post, a partir de aqui comienza mi historia...Pajilleros.com: Foro de sexo, videos, fotos y webcams porno - Ver Mensaje Individual - Mi novia se va de cena de empresa)

Hemos sido un matrimonio normal, con nuestras fantasías intimas solo compartidas por nosotros dos cuando hacíamos el amor. Siempre fue así hasta estas navidades pasadas.

Mi mujer Gema tuvo tres cenas de navidad, y terminó convirtiéndose en una mujer diferente, en cada una de ellas terminó siendo más y más puta, escogió la vía del sado, de dejarse dominar, realizo todo aquello con lo que fantaseábamos y termino haciendo un ganbang al mas puro estilo pornostar, dejándose ver por internet y grabar para que uno de sus nuevos amigos le editara un video casi de pornografía profesional.

Lo tuve que descubrir y solo en ese momento fue cuando me los confeso todo. Todas aquellas fantasías sexuales que habíamos tenido entre los dos, las había hecho realidad y las había disfrutado al máximo. Sin embargo seguía amándome y yo la sigo queriendo, aunque ahora tenía mis reservas.

Como consecuencia de todo aquello y para poder intentar continuar con el matrimonio, como ella me pidió, le exigí que se fuera de la ciudad donde vivimos y cambiara de teléfono y así lo hizo. Ahora ella está en una ciudad del sur de España y yo me he quedado trabajando donde vivimos.

Después de mucho hablar con ella, hemos decidido intentar continuar con nuestra vida de pareja, aunque con bastantes cambios sobre como éramos antes.

Para empezar como os he dicho, ella vive ahora en el sur, con su madre y yo bajo a verla todos los fines de semana y algún día que otro entre semana. Como alguno leísteis, le pedí ver el video y al hacerlo sentí una sensación de traición mezclado con rabia, sin embargo también sentí crecer mi polla bajo el pantalón. Recordé algún que otro relato que había leído en este foro… mentalmente me negaba a verme como un cornudo sumiso, pero no podía negarme que todo aquello que veía me ponía tremendamente burro.

A los pocos días después de trasladarse Gema con su madre, esta última no sabía nada de lo ocurrido, me llamo mi suegra. Al parecer mi mujer estaba encerrada en su habitación y no paraba de llorar, ese día en concreto decía que quería morirse. Tuve que pedir una dispensa en el trabajo y salir urgentemente para la casa de mi suegra, por delante 5 horas de viaje, 5 horas para pensar que decirle cuando la viera, 5 horas para tomar decisiones. La llame un par de veces por el manos libres mientras conducía, la primera me corto la llamada, la segunda contesto.


YO: Hola Gema

GEMA: Que tal Kike? (suena gangosa, como si estuviese resfriada, me imagino que será por la panza de llorar que se esta pegando)

YO: A ver Gema, me ha llamado tu madre y esta muy preocupada. Voy de camino para tu casa

GEMA: Que dices?. No por dios!!! Mi madre es muy exagerada

YO: Ya pero sabiendo todo lo ocurrido y el motivo de porque estas allí, me preocupa, no sé que piensas, ni en qué estado estas.

GEMA: Estoy bien, y deseo verte, pero… (un par de segundo de silencio)… se que todo lo que he hecho nos pasará factura el resto de nuestras vidas.

YO: Lo sé, es algo que me tengo que plantear y decidir.

GEMA: (Entre lágrimas) Mira Kike, mis penas son esas, te quiero mucho, se lo que hice y por eso sé que todo ello influirá mucho en tu decisión, pero no solo eso, si no que ya influye en tu vida, y es a la última persona a la que desearía hacerle daño, siempre fuiste el mejor marido que pude desear, nunca quise ni quiero perderte, pero lo entendería y eso hace que este muy triste. Te he pedido perdón mil veces y mil veces te diré lo siento. Si te perdiera y reconozco que debo de estar a punto de hacerlo, no tendría mas que asumirlo y entenderlo.

YO: Gema esa decisión es mía, y como te he dicho aún no he decidido nada. Tienes que darme tiempo para que me aclare, seguiré estando ahí mientras tomo esa decisión, pero hasta entonces necesito saber todo lo que te ocurre y descubrir que siento. Como por ejemplo porque hoy estas peor que estos días atrás. ¿Se ha puesto Yolanda en contacto contigo de nuevo? (Para los que no habéis leído mis post anteriores, Yolanda fue el detonante de que mi mujer se convirtiera en una verdadera guarra)

GEMA: No, pero si he recibido un correo electrónico de un conocido y me adjunta un video. Cuando lo he visto, me he querido morir pensando en ti… en nosotros.
YO: Un video.. de qué?, tus amigos no decían que no saldría ninguno a la luz????

GEMA: (Cada vez llora más fuerte y esta mas acongojada), No, no es de esos, es del rato que me conectaron a la webcam, es una captura del video que hice en público…, se me ve mucho…

YO: Gema mándame el video por whastapp, quiero verlo y saber de dónde viene, si hace falta me pondré en contacto con quien sea.

GEMA: No se… Kike, estas conduciendo, mejor te lo enseño cuando llegues. Me lo manda un directivo de la empresa en la que trabajaba.

YO: No, mándamelo para que lo vea, y que durante el tiempo que me queda para llegar, me pueda ir pensando las cosas.

GEMA: OK, pero ten cuidado, te espero en casa. Un beso.

YO: Luego nos vemos.

Pasaron unos minutos… sonó el tono de mensaje recibido…. Iba conduciendo, se me acelero el corazón y se me hincho la polla solo por eso… (joder!!!! Estaba tonto!!!!, que me estaba pasando??), pare en la siguiente estación de servicio, aproximadamente 5 minutos después de recibir el mensaje, con ansia descargue el video (2 minutos de video aproximandamente) y me dispuse a verlo. Ya antes de verlo tuve que acondicionar mi polla dentro del pantalón por que la postura que tenía me molestaba y…. comencé a verlo… ¡¡¡¡¡JOOOOODER!!!!!...

Allí estaba mi mujer… sentada en una silla en nuestro salón… abierta de piernas, con todo el puño de una mujer entrando y saliendo de su coño, con una polla en la boca que saboreaba como quien saborea un pirulí de semana santa, sorbía aquella polla con placer y suspiraba de gusto, se le veía perfectamente, se reconocía perfectamente que era ella. Pese a ser la captura de una pantalla completa de una página de cámaras amateur, se le reconocía por completo, se podían leer parte de los mensajes que los usuarios le enviaban y le decían. Se comportaba como una verdadera puta…. El chico que tenía a su derecha se dejaba hacer mientras le pellizcaba los pezones… por dios que pezones, jamás se los había visto así de hinchados, le sobresalían por encima de sus tetas, se notaba que realmente estaba muy excitada. Su cara lo decía todo, no se escondía, disfrutaba del momento y disfrutaba que la vieran…. La chica iba leyéndole los mensajes que le escribían a la vez que la masturbaba con su mano, la sacaba por completo y la volvía a introducir, jamás vi el coño de mi mujer tan abierto, tan dilatado y tan empapado. La mano brillaba y brillaba por los flujos de mi mujer que pedía más y más, la chica conforme leía los mensajes, iba relatando… “os gusta esta puta???, disfrutad cabrones… es una mujer casada, a la que su marido no sabe darle lo que necesita, y mirad como esta por eso, hecha una guarrita para vuestro disfrute. Venga pedid lo que queráis que haga que hoy cumplirá todos vuestros deseos”…. Mi mujer sacaba la polla de su boca y lograba decir “Pedirme lo que queráis hoy soy la puta más barata que vais a encontrar, lo que sea…. Lo que queráis estoy dispuesta a hacerlo”… Lo último que la chica lee es “mira guarra, uno me pide que le comas el culo a éste y otro que te meta el puño por el ojete” y… ahí termina el video…


Joder!!! Ahí!!! en ese momento??… joder quería más!!!!… quería seguir viéndolo!!!… tenía mi polla que no entraba dentro del pantalón… tuve que bajarme del coche y meterme en los baños de la estación de servicio, pedí las llaves a la chica de la gasolinera como un poseso… entre, cerré la puerta y de nuevo inicie el vídeo, la veía allí con ese coño lubricado, esa polla metida hasta los huevos en su boca… esos comentarios donde la trataban como a una puta cualquiera… no tarde en hacerme una de las mejores pajas de mi vida, me corrí como una bestia. Ver a mi mujer, mi dulce mujer, en esa situación me había puesto a mil. Hasta que terminé…. Cuando terminé, medio mundo se me vino encima, la mujer a la que quería estaba en manos de otros, otros tenían vídeos de ella y pensaba que en breve esos mismos vídeos estarían corriendo por la red o de móvil en móvil, y yo con la polla en la mano porque todo aquello me ponía… Me cago en todo!!!… no quiero ser un cornudo consentido más… y todo aquello veía que me acercaba a terminar siéndolo, me preguntaba como podía ser posible que me gustara ver a mi mujer follada por otros... Salí del baño y devolví las llaves… 2 horas más de viaje.. 2 horas más para seguir pensando….

Última edición por Atheneo1972 fecha: 10-ene-2018 a las 17:38.
Atheneo1972 is offline   Citar -
Los siguientes 16 Usuarios dan las gracias a Atheneo1972 por este Post:
Antiguo 10-ene-2018, 12:23   #2
vikvik44
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2010
Mensajes: 224
Gracias 62 Veces en 49 Posts
Predeterminado

Gracias Atheneo por continuar este extraordinario relato.
vikvik44 is offline   Citar -
Antiguo 10-ene-2018, 12:46   #3
lucerodelalba
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2011
Mensajes: 461
Gracias 61 Veces en 59 Posts
Predeterminado

te seguimos !!!
lucerodelalba is offline   Citar -
Antiguo 10-ene-2018, 12:56   #4
Sergyf6
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: oct-2017
Mensajes: 7
Gracias 7 Veces en 5 Posts
Predeterminado Gracias

Muchas gracias, aqui presente un seguidor fiel y deseando leer el siguiente.
Sergyf6 is offline   Citar -
Antiguo 10-ene-2018, 15:15   #5
Volter54
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 169
Gracias 174 Veces en 115 Posts
Predeterminado

Muy buen resumen!
El destino, ese inquietante verdugo que ejecuta las variables que surgen en la intimidad de una alcoba, como si de líneas de un programa se tratara…
Ha sido inflexible y versátil en una composición extrema donde el morbo y los prejuicios se debaten en una excitante controversia.
Un saludo
Volter54 is offline   Citar -
Visita nuestro sponsor
Antiguo 12-ene-2018, 11:46   #6
Atheneo1972
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2017
Mensajes: 56
Gracias 331 Veces en 54 Posts
Predeterminado El bar.

Serían las siete de la tarde cuando llegue a casa de mi suegra, me dio dos besos y me pregunto qué era lo que ocurría, que su hija estaba fatal, mi contestación fue cortante en ese aspecto… “Si alguien tiene que contarte algo es tu hija… ¿Esta en su habitación?”. Deje la maleta en la entrada y subí a su dormitorio… allí estaba, con unas mallas deportivas puesta, en solo un segundo nada más verla,… que culazo pensé… e incluso más que calmarla, me entraron ganas de follarla, aun así por el momento, el hecho de recordar todo lo que había hecho hacía que me diera algo de repugnancia, pero si lo pensaba más de dos segundos me ponía la polla dura como nunca.

Me acerque hasta ella, fue una sonrisa de oreja a oreja, quiso darme un beso en la boca, gire la cabeza y termino por darme uno en cada mejilla… su cara se tornó triste y la agacho…. Comenzamos a charlar.

YO: ¿Qué tal como te encuentras?

GEMA: Mal, no sé cómo afrontar todo esto, ni por donde va a terminar… ¿Quieres comer algo o tomarte un café?

YO: Me apetece un café, pero no aquí… deja que me dé una ducha y me cambie y salimos a tomar un café.

En lo que tarde en refrescar y cambiarme, ella apareció hecha un pincel, se había cambiado de ropa, peinado y pintado, resumiendo… estaba espectacular, tacones de aguja negro de charol, medias de tupido negro, falda hasta medio muslo de pliegues gris, y por encima un sobrio body negro . Solo verla así ya me hizo imaginarme aquellas tórridas escenas en los baños públicos de la discoteca, que me había contado. Aun así no quise hacerle ningún cumplido, oculte como pude lo que pensaba en ese momento, pero algo debió notar porque su mirada se fijo en mis ojos y con una pequeña mueca pareció preguntarme ¿Qué?, pero no deseaba contestarle.

Salimos de casa, al final por hora decidí que prefería una cerveza, fuimos dando un paseo hasta encontrar la zona de bares, y terminamos por entrar en uno de ellos. Ella se comportaba como si nada hubiese pasado, estaba contenta de tenerme allí… de tenerme cerca y para que mentir yo también. Nos sentamos en la barra, en un par de taburetes, pedimos un par de cañas y comenzamos a charlar de lo que realmente nos importaba, cuando llevábamos varias de ellas ya un poco más desinhibidos, llego la parte interesante de la charla.

YO: ¿Cómo te ves en un futuro?

GEMA: Me gustaría que fuese contigo, no quisiera que fuera de otra manera.

YO: Pero, sabes que después de lo ocurrido, aunque consiguiésemos olvidar todo lo ocurrido, ya nada será lo mismo….

GEMA: Lo sé y lo entiendo, sé que la parte de que me toca es la de callar y asumir mis culpas. Si continuamos entiendo que no tendré nada que decir, y reconozco que recuperar tu confianza pasa por claudicar con muchas cosas, pero si me das la oportunidad me gustaría que me dejaras intentarlo.

YO: Gema, no se…, a diferencia de como hiciste tú las cosas, yo quiero ser sincero contigo.

GEMA: A que te refieres?, te has liado con alguien estos días, lo podría entender, que como venganza lo hubieses hecho, pero no me gustaría..

YO: La interrumpí, para que no siguiera por ese camino. No Gema, no me he liado con nadie, déjame explicarme… Todo lo que ha ocurrido ha cambiado muchas cosas, entre ellas la manera en que te miro. Quiero decir… que el hecho de verte de esa manera, esos videos… me han hecho cambiar… No quiero que entiendas que quiero que vuelvas a repetir esas situaciones, pero si me he dado cuenta que me pone cachondo verte de esa guisa. Simplemente me da un morbazo tremente verte y que te vean así.

GEMA: Esto…. ¿Me lo dices en serio?, con lo que estoy y estamos pasando… solo se te ocurre decirme que te gusta que me vean?????

YO: Si, pero no lo sé Gema, es un mar de contradicciones, no me apetece tocarte, pero si me apetece verte. Por ejemplo… estoy sentado contigo aquí, te estoy mirando, esa falda se hace corta cuando cruzas las piernas, y realmente lo que apetece es que las abras, te sientes más sexy y dejes que te vean…

GEMA: No te entiendo Kike… estoy en casa de mi madre por lo ocurrido y porque así me lo has pedido, pero sobre todo por haberte sido infiel, sabes lo del video que he recibido esta tarde, del que aún no hemos hablado, y me dices que deseas que me exhiba delante del resto de gente que hay aquí???

YO: Te voy a hacer una pregunta, y con ella no quiero decir que deseo que ocurra.. ¿Volverías a repetir lo que hiciste con tus amigos?

GEMA: uffff!!! Kike, te voy a contestar solo por el hecho de que pienso que no puedo negarte nada en esta situación. No voy a negarte que me he masturbado pensando en ello, que todo aquello me pone tremendamente cachonda, pero no deseo que se repita, por lo menos de esa manera… es decir… quiero que me entiendas… -se toma par de segundos de silencio, para tomar un respiro y saber explicármelo- me gustó y me sigue gustando todo lo que experimente, pero eso no significa que vuelva a hacerlo, no deseo convertirme en la puta de nadie que no seas tú.

YO: Mira durante el viaje he venido pensando, creo que deberíamos de cambiar varias cosas en nuestra relación, si la queremos salvar. La primera, nuestra vida sexual…, supongo que después de lo que me acabas de decir no te sentará mal que yo te diga esto…

Me gusta exhibirte y verte como te miran, eso como mínimo, cuando te he visto follar o comerle el rabo a otro me ha puesto cachondo…, no sé si ha sido porque es un video o porque me gustaría verlo en realidad –Gema no salía de su asombro-, el caso es que como mínimo quisiera que conmigo te comportaras de forma similar…

GEMA: Me estas pidiendo que repita esas escenas contigo?? De verdad es eso lo que me dices y quieres??

YO: Tanto como eso… no lo se, pero si quiero iniciar ese cambio y ver donde nos puede llevar…

GEMA: No sé si será bueno para nosotros, pero si es lo que quieres y deseas… no puedo decirte que no, casi preferiría no tomar ese camino, pero a estas alturas se que no puedo decidir… Haremos lo que tú quieras.

Como podéis imaginar, a esta altura de la conversación, con unas pocas de cervezas encima… tenía la polla que asomaba por encima del cinturón…, así que me envalentoné…


YO: Puesto que aceptas… empecemos aquí y ahora…

GEMA: ¿Aquí y ahora?, ¿que quieres decir Kike?, por favor, no estoy de humor para esto, en este momento…

YO: No acabas de decirme que lo que yo quiera?, -En un tono más impositivo- si quieres que continuemos es lo que hay, y comenzamos aquí y ahora!!!, de manera que vete al cuarto de baño y te quitas el sujetador y el tanga, cuando regreses quiero que te sientes de espaldas a la barra, con las piernas mirando al pasillo y las mesas del restaurante… que de vez en cuando abras las piernas, sabes que solo se verán las medias (llevaba una de esas que van hasta la cadera), por eso quiero te las subas hasta que se te marque el coño. Cuando yo te indique harás como si se te callera la cerveza, la dejaras caer por tu pecho, sé que no habrá transparencias, pero que se te pegará y marcará exageradamente los pezones. Yo estaré sentado aquí, a tu lado mirándolo todo.

Sin decir nada, abrió sus piernas y giro la banqueta, quedo con una pierna más retrasada que otra, una apoyada en el suelo y la otra posada en el reposapiés de la banqueta, mostrando ya el final de sus muslos, (si no hubiese llevado las medias, lo hubiese enseñado el coño hasta el último detalle). En la mesa de enfrente un grupo de parejas… más de uno ya empezaba a prestarle atención a mi mujer. Dejo pasar unos segundos, se levantó y camino hacia los baños, y lo hizo como lo hacen las mujeres cuando desean ser miradas, movió su culo de lado a lado…., mire hacia la mesa y un par de ellos no dejaron de mirarla hasta que cerró la puerta del baño.

Pasado unos minutos, salía del baño, me quede mirándola, …. ¡Me quede alucinado!… Traía las bragas y el sujetador en las manos, no los escondía. Llego hasta mí, y me los entregó, me quede con cara de pregunta, no dejo que mediara palabra, “¿donde pensabas que iba a traerlo?, no llevo bolsillos y el bolso me lo deje aquí”, … Su cara estaba cambiada, hasta hacia unos instantes, poseía una cara que mostraba su pesar y pena, ahora había cambiado, era la misma cara de había visto en los videos, su nueva cara, su rostro, mostraba morbo y sensualidad, ya no se encontraba apesadumbrada…, mire un poco más abajo y allí estaban sus pezones, marcados, casi pidiendo salirse de la tela.

Se sentó en la banqueta tal y como le había indicado, abrió sus piernas, yo no alcanza a ver que estaría mostrando, la mire y tenía la mirada fija sobre uno de los chicos de la mesa de enfrente, estaba claro… el chico la había visto entregarme su ropa interior. Lo miraba fijamente, abría y cerraba sus piernas… de repente giro su cabeza, me miró -- ¿Esto es lo que quieres?-- Si, -- ¿Te pone cachondo ver a tu mujer asi?-- SI, ¿y a ti? – Me siento extraña, pero si, me gusta, empiezo a sentirme como una zorra, pero contigo al lado es raro. Volvió a girar la cabeza y prestarle atención nuevamente al chico, en ese momento ya eran un par de ellos los que no le quitaban ojo…

Imaginaros la postura… su falda a la altura de unos shorts, las piernas abiertas, sus pezones empezaban a estar hinchados, su boca semi-abierta, los labios, vueltos a pintar en el baño, rojo pasión…. Era todo morbo y sensualidad.

Le dije que era el momento, no se cortó, tenía su caña por la mitad, le pidió al camarero una nueva, la cogió, se giró nuevamente hacia la mesa… y comenzó a beberla… hizo como si se le escapara el vaso. Se le derramo toda la cerveza por encima, le baño el pecho, la falda y las piernas, puso cara de sorprendida, como si aquello hubiese sido por casualidad. Aproveche el momento para intentar secarla y manosearle las tetas, se giró hacia mí y en ese momento…, el sorprendido fui yo… la muy puta había descosido la parte central de las medias… ¡Su puta madre!!, llevaba un rato enseñándole todo el coño a los chicos de la mesa de enfrente y yo sin enterarme... Joder!!! que pedazo de guarra!!!.

GEMA: ¿¿Te gustado el espectáculo??

YO: Joder Gema, si, me ha puesto muy burro, pero…

GEMA: Pero que?? No era lo que querías, ver a tu mujercita convertida en una guarra, pues ya la tienes, y llegado este punto te digo que me cuesta aguantarme.

YO: Poniéndome serio e intentando ocultar mi excitación. Sí, es lo que quiero, pero quiero que te limites a lo que yo te pida, de esa manera sabré sujetarte, eso por un lado… y por otro harás exclusivamente lo que yo te diga, si no se cumple esa condición esto no va a ningún lado y mejor terminarlo aquí.

En ese momento gema se levantó, bajo su falda y volvió a sentarse como una señorita…

GEMA: Lo siento… lo he debido de entender mal. Es decir que lo que deseas es ser mi amo, que haga exclusivamente lo que tú me pidas y que no sobrepase tus deseos. ¿Acaso no te ha gustado lo que has visto?

YO: Sí que me ha gustado y me ha puesto burrísimo, pero no quiero que vayas por tu cuenta, quiero llevar el control de lo que ocurra. Si quieres recuperar mi confianza y hacer que me sienta seguro contigo, es como debe de ser.


GEMA: Vale perdona, me he puesto muy cachonda con todo esto. Hacer estas cosas delante tuya… es extraño, te puse los cuernos sin que lo supieras, pero ponértelos delante tuyos es muy diferente. Sabes que soy muy caliente y me cuesta mucho aguantar, vamos a casa, necesito que me folles!!.

YO: De momento no me vas a poner nada, solo quiero ver y sentir algo nuevo, exhibirte y como mucho verte tontear con alguien, de lo demás ya hablaremos conforme vayan pasando situaciones, pero lo dudo. Coge tus cosas que nos vamos, pero no ha follar, de momento no esperes recibir ningún polvo por mi parte, no quiero tocarte. Vamos a tomar alguna copa.


Esa última contestación debió de traerla de nuevo a su nueva situación, le cambio la cara, de nuevo triste, Que su marido, yo, le dijese que no quería tocarla, debió de dolerle, pero por el momento eso es lo que hay.


GEMA: ¿Una copa, un miércoles?


YO: Si, esto es la costa, aquí siempre hay algún sitio donde encontrar algo de ambiente…
Atheneo1972 is offline   Citar -
Los siguientes 20 Usuarios dan las gracias a Atheneo1972 por este Post:
Antiguo 12-ene-2018, 16:57   #7
colocon1971
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jul-2017
Mensajes: 17
Gracias 14 Veces en 11 Posts
Predeterminado

Tu hilo empieza GENIAL!!!
Pedazo de relato!!!
Ánimo y a seguir con ese nivelazo!!!
colocon1971 is offline   Citar -
Antiguo 12-ene-2018, 22:56   #8
Fokker
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Fokker
 
Fecha de Ingreso: mar-2017
Mensajes: 884
Gracias 1.164 Veces en 666 Posts
Predeterminado

¡Esto está de "Puta Madre" tío! cada vez me gusta más.
Fokker is offline   Citar -
Antiguo 17-ene-2018, 12:18   #9
Atheneo1972
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2017
Mensajes: 56
Gracias 331 Veces en 54 Posts
Predeterminado Continuació

Salimos del bar…,

Gema pregunto que donde quería ir a tomar la copa, respondí que a algún local que tuviera algo de ambiente, que me apetecía seguir jugando con ella. Me comentó que había uno, pero que había que ir en coche; decidí que un taxi era lo idóneo, ya que íbamos de copas sería mejor opción para la vuelta, por aquello de las copas.


Ella me volvió a insistir:
Kike, ¿¿porque no nos vamos a casa??, estoy muy caliente y tengo ganas de estar a solas contigo.
– Ya te he contestado que no vas a tocarme, de momento no, con el tiempo ya veremos… vamos a tomar esa copa.

Seguimos andando hasta una parada de taxis cercana unas calles más abajo. Era un lujo impagable verla, deje que me adelantara uno par de metros para poder mirarla, ella se dio cuenta de lo que estaba buscando y se dejó hacer. Con los andares se contoneaba, marcaba el paso clavando los tacones en el suelo haciéndolos sonar, sabía que eso siempre me daba mucho morbo. En un momento dado paro, se volvió hacia mi quitándose el abrigo, -Anda que se que te gusta verme así, disfruta de verme andar por la calle marcando tetas, sabiendo que no llevo el sujetador -,y valla si se le notaban, debía de ir supercaliente, sus pezones se marcaban una barbaridad, el body parecía rasgarse para poder dejar paso a sus tetas. Me miro y observó mi sonrisa, tardo poco en volver a decirme –¿No quieres tocarlas?, ya sabes de lo que soy capaz cuando estoy tan caliente como ahora, te dejo que hagas conmigo lo que quieras, ¿Entiendes?, lo que quieras, pero cálmame un poco porque voy muy mal-, sonriendo, volví a negarle con la cabeza, hizo un gesto de cabreo y se dio la vuelta para continuar andando por delante de mi.


Llegamos a la parada de taxi, no me esperó, se acerco rápidamente hasta la ventana del conductor. Era tarde y estaba dentro del vehículo. Tardo poco en agacharse y casi meter la cabeza por la ventana, -¿Esta libre?-, claro, contesto el taxista, me quede un poco rezagado para poder observar cómo se comportaba, y eso ella lo sabía. –Bueno pues entonces nos puedes acercar hasta ****-, donde tú me digas, te llevo. El chaval aún no se había percatado de mi presencia, era joven y me dio la sensación de que estaba bregado en el contacto con el turismo y la gente que va de fiesta. Sin llegar a tontear y utilizando su sonrisa más bélica, con algo de humor mi mujer contestó –Donde yo quiera, ¿a cualquier sitio?-, creo que fue el momento en el que el chaval pudo verme por el espejo retrovisor, pues le contesto –Claro señorita, ese es mi trabajo, llevarle donde usted me diga-, en ese momento ya hice para que se notara mi presencia, - Buenas noches- Comenté, el chico, -Buenas- me respondió, no me dio tiempo a más, de nuevo mi mujer entablo conversación con el, -Hace tiempo, que no salgo por aquí, que tal está *****, mi marido tiene ganas de pasárselo bien, y quiere un local que tenga bastante gente, creo que tiene ganas de jugar conmigo-, y sonrió. El chico le devolvió la sonrisa, le contestó que aquel local había decaído bastante, y le recomendó una zona llamada los Álamos, que allí encontraríamos más gente y algo más de ambiente, que era miércoles, pero siendo diciembre y época de navidades, casi seguro que encontraríamos lo que buscábamos. – De todas formas, si queréis me espero en la puerta, hasta que me indiquéis si os quedáis o preferís que os lleve a otro sitio - dijo el chaval, tras charlar un rato, me pareció simpático y bastante agradable, a estas alturas ya nos había dicho que se llamaba Miguel. Gema le contestó que le parecía bien, que cuando llegáramos esperara un momento.

Llegamos, nos bajamos del coche, Gema tardo poco en preguntarme - ¿Me dejas tu permiso para que juegue un poco con el?, me ha parecido guapo y simpático y sé que tienes ganas de que haga algo así delante de ti -, me quede mirándola y le dije que si, entramos al local, miramos el ambiente y nos pareció bien. Gema me aviso que salía a avisar a Miguel de que nos quedábamos, a lo que yo le conteste que si prefería que la esperara en la puerta o dentro. – Como tú quieras, no voy a hacer nada sin tu permiso, solo quiero jugar con él, no me parece mal que me veas, es más me da morbo, pero intenta que no se te vea mucho si no lo mismo se me corta-, asentí.

Gema salió, yo me quede en una esquina de la puerta, en una zona donde los fotos de la entrada estaban a contraluz y pasaba más desapercibido. Ella cruzó la calle y se acercó hasta la puerta del conductor, se agacho y de nuevo casi metió su cabeza por la ventanilla, estuvieron charlando como medio minuto, entonces ella se retiró de la puerta, él la abrió y descendió, comenzaron a charlar. Pasaron un par de minutos y la distancia inicial entre ambos se había reducido bastante, tenían sus caras bastante cercanas, se decían cosas al oído y charlaban, se reían a la par. Ella termino por apoyar el culo sobre la puerta del coche y el apoyo una a cada lado de ella, sobre el techo del coche. Pasaban cinco minutos y el chaval ya tenía su cintura pegada a la de mi mujer, y yo con la polla hecha un trinquete (Que desastre). De repente el bajo las manos y acaricio las caderas de mi mujer… ese fue el momento en que mi mujer puso fin… le apartó las manos y se separó del coche, hizo por apartarlo clavándole sus pechos sobre el de él. Entonces el saco un móvil de su bolsillo y apunto algo, se despidieron, mi mujer le dio un pequeño pico, que me dejo a cuadros, y cuando ella se volvió él le propino una pequeña palmada en el culo, cruzo la calle hacia mí pero mirando hacia atrás, no lograba ver su cara, pero algo debió de hacer o decir, porque el tardo poco en guiñarle el ojo.

Cuando llego hasta mi le pregunte, que había sido todo aquello, me dijo que pasáramos dentro y que pidiéramos una copa, antes de contármelo. Así hicimos. Ya con las copas en la mano y mi mujer sin dejar de insinuarse constantemente a todo al que se le acercaba, (portero, camarero, etc…) Empezó a contarme:

“Cuando me he acercado el coche le he dicho que nos quedábamos, que si le apetecía le invitábamos a una copa por lo agradable que había sido, me contesto que le encantaría poder hacerlo pero que aún le quedaban 2 horas de curro y que no podía ser. Le he dicho que porque no se bajaba del coche, que me costaba estar así agachada hablando con el, ha tardado poco en salir de el. Me preguntó que si íbamos a estar mucho tiempo, le respondí que no sabia, que dependía de lo que quisiese mi marido. Se quedó un poco extrañado, me pregunto que donde estaba y que si me estaba quedando con el. Le he contestado que esperándome, que quería probar cosas nuevas, él se ha sonreído, y me ha cortado la frase preguntándome si yo estaba de acuerdo con todo aquello. Solo he tenido que responderle que porque creía que era yo quien había salido a hablar con el, entonces ha sido cuando se me ha acercado y ha empezado decirme al oído que no le importaría participar de nuestros juegos, que se había fijado como tenía los pezones, me ha hecho una indicación para que le mirara el pantalón, lo hice y tenía un bulto de tamaño considerable, después de eso lo apoyo contra mi vientre, en ese momento le he comentado que no se pegara tanto, que no llevaba ropa interior xq me habías hecho quitármela. ¡¡¡Sinceramente Kike, si no llega a ser por ti, me lo follo en el taxi!!!. De hecho me lo ha propuesto, pero siendo mala, le he respondido que le quedaban dos horas de trabajo, jajaja, que nos llamara cuando terminara que quizás aún estuviésemos por ahí, antes de que me digas nada, no le he dado mi teléfono (“Suspire”), le he dado el tuyo, para que te llame a ti y tu decidas (Jodér). Después de eso, me he despedido de él y le he dado un pequeño pico, que seguro que lo has visto, xq ya me he dado cuenta de cómo llevas la polla, he creído que se lo merecía, lo que no me esperaba ha sido la palmada que me ha dado en el culo, me he vuelto y le he dicho mientras andaba que si nos veíamos otra vez, le dejaría repetirlo.

Mi mujer no dejaba de sorprenderme, se tomó su copa casi de un trago, sin pensarlo volvió ella sola a la barra, se apoyó sobre ella y dejando el culo en pompa, con la falda bastante levantada, pidió una segunda. De nuevo sonrisa y mini charlita, esta vez con una de las camareras. Le sirvió la copa se dijeron algo más y volvió hasta donde estaba. (A estas alturas tenía unas ganas locas de follarmela, pero pensaba que si lo hacía perdería la baza que tenía). Le comenté que la camarera pareció simpática, se rio y me dijo que si, que pero que solo era su trabajo. –¿Bailamos?-, prefiero que seas tu la que baile sola en la pista, le respondí, -kike no se donde quieres llegar, pero de seguir así me va a costar mucho sujetarme y no comportarme como una puta, por favor vente conmigo a bailar -, le respondí de nuevo –NO-, que todo aquello me estaba gustando y que ya sabía lo puta que podía llegar a ser. Eso último no le debió hacer mucha gracia, se dio la vuelta y se dirigió hacia una zona donde había gente bailando, no si antes decirme –tu sabrás, pero ya sabes de lo que soy capaz, la que tienes delante tiene el coño chorreando y si tu no sabes apagarlo otro vendrá a hacerlo-, sinceramente aquella respuesta no me gustó nada, parecía como si al final ella quisiera tomar las riendas, pero quise darle un voto de confianza y dejarla que por si misma recordara las nuevas normas de la pareja, si lo hacía sin mi permiso desaparecería de su vida.


Comenzó a bailar, lógicamente, no iba hacerlo de forma normal, no sé qué me esperaba, comenzó de forma sensual a mover sus caderas mientras con las manos rozaba todo su cuerpo. Tardo poco en llamar la atención de los presentes, una chica sola bailando… en breve tenía cuatro moscones alrededor, buscando conversación con ella, alguno la agarro de la cintura y comenzó a bailar algo mas cerca. Ella me busco con la mirada, para ver si ponía algún impedimento, cuando noto que no había ninguno, continuo con el baile, poco a poco los chicos se fueron acercando más y más, si iba dejando hacer. Simplemente era un baile, pero sabéis cuando a una chica la rozan sin llegar a meterle mano??, pues eso. Uno ya la tenia bailando cogida por las caderas con las piernas entrelazadas con el, cuando un segundo hizo lo mismo desde atrás. Mi mujer cerraba los ojos y abría la boca, como si se estuviese corriendo, realmente la escena sin llegar a ser sexual, era realmente erótica. De vez en cuando abría sus ojos y me miraba nuevamente como buscando aprobación para todo aquello, y la encontraba, la dejaba seguir, al fin y al cabo no dejaba de ser un baile, el chaval de atrás se apartó un poco y otro nuevo chico ocupo su lugar, sin embargo este fue más descarado, empezó bailar y a mover sus caderas como si se la estuviese follando, hasta que sus manos bajaron y empezaron a sobar el culo de mi mujer por encima de la falda. Fue casi instantáneo, Gema abrió los ojos como platos y me hizo un gesto, seguí con la cara impasible, dejándola sin respuesta, y Gema volvió a relajarse, continuó dejándose hacer. Cuando el chico que baila por delante, se percató de lo que hacía el de atrás, tardo poco en replicarlo. Allí estaba ella, bailando con dos tios, rodeada de otros dos que la vitoreaban, dejándose meter mano. Ambos chicos cada vez iban aumentando el toqueteo, como buscando cual era el límite, a mi mujer se le veía realmente excitada. El de atrás ya le tocaba bajo la falda ambos cachetes del culo (por suerte llevaba puesta las medias altas, aunque la rotura de ellas a la altura de su coño, me hacía dudar), el otro le pasaba las manos por los laterales de los pechos. En un momento dado el de delante quiso meterle la boca, pero mi mujer retiro la cara, lo miro y giño el ojo, con lo cual el chico no se incomodó nada, todo lo contrario, siguió a lo suyo. Se decían cosas, pero desde donde yo andaba no sabía que podría ser. Empecé a pensar que aquello podía írsele de las manos, ya había empezado a ser todo un espectáculo, había varias personas mirando, pero a Gema todo aquello parecía ponerle aún más caliente. El chico de atrás tardo poco en avanzar sus manos hacia el vientre de ella, y por encima de la falda empezar a frotar suavemente, note como mi mujer soltó un suspiro de gusto.


Estaba en esas, cuando no sabía si parar aquello o deleitarme con lo que estaba viendo, cuando me vibro el teléfono en el bolsillo. Lo cogí, era un número desconocido, me aparte un poco hasta un lugar donde hacia menos ruido. – DIGA – Hola, respondió una voz, soy miguel el taxista que os ha llevado hasta ****, - A SI DIME -, que he podido terminar algo antes, era para saber si aún sigue en pie lo de esa copa que me ofrecisteis, - SI, PERO ESPERA QUE BUSQUE A GEMA Y ELLA TE INDIQUE -, (En ese momento la veo llegar, con la cara desencajada),
- ¿QUE PASA, POR QUE TE HAS IDO?, te has enfadado? –
Levante mi mano y le enseñe el móvil, me hizo una mueca como preguntado quien era, - Tu amigo Miguel, le repondí –
- ¿Le digo que venga?, dile que si, ahora cuando cuelgues pondremos algunas normas, le respondí.

Gema asintió con la cabeza y comenzó a hablar por teléfono.


En ese momento recapacite un poco, pensé… y me hice la siguiente reflexión, esta mañana estaba llorando en su cama, y para ser el primer reencuentro después de su confesión vaya nochecita tórrida esta teniendo. CONTINUARA….
Atheneo1972 is offline   Citar -
Los siguientes 16 Usuarios dan las gracias a Atheneo1972 por este Post:
Antiguo 17-ene-2018, 16:24   #10
Volter54
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 169
Gracias 174 Veces en 115 Posts
Predeterminado

Parece que Gema se adapta bien a las nuevas circunstancias.
De hecho creo que eres tú el que tendrá que hacer un esfuerzo para alcanzar el ritmo apropiado a esas “nuevas” relaciones.
Que por cierto son, además de excitantes, bastante morbosas y atrevidas….
Disfruta de esta nueva faceta, sin pensar en el mañana. `Ya de perdio al rio`
Un saludo
Volter54 is offline   Citar -
Antiguo 18-ene-2018, 01:01   #11
diavolo_palma
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de diavolo_palma
 
Fecha de Ingreso: ago-2005
Ubicación: mallorca
Mensajes: 690
Gracias 6 Veces en 6 Posts
Predeterminado MMMmmmmm este

Este relato parece que va darnos tanto juego....como el que le dio su zorrita a Kike...
__________________
visitame
/chicos/86509-mallorca.html
diavolo_palma is offline   Citar -
Antiguo 19-ene-2018, 13:15   #12
Atheneo1972
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2017
Mensajes: 56
Gracias 331 Veces en 54 Posts
Predeterminado Continuación

… Gema, cogió el teléfono, hablo unos dos minutos con él, colgó y me dijo –Creo que me hace falta una copa, ¿me invitas?- y sonrió, -venga vamos a la barra y me cuentas-, le respondí.

Después de pedir un par de copas, nos fuimos hasta una esquina donde se podía charlar algo más tranquilos. - Haber… cuéntame, ¿en qué has quedado con éste?-, le pregunté.

– Nada… solo que viene a que le invitemos una copa y charlar un rato conmigo-

- ¿Contigo?-

- Bueno… con los dos, pero especialmente conmigo, me ha dicho que quiere conocerme algo más. Si te parece mal, nos tomamos una copa con él un nos vamos-

- No, no me parece mal, pero si quiero poner unos límites, no quiero que esto se nos vaya de las manos, y te noto bastante excitada.

- Ya has visto lo del baile con esos, creí que lo ibas a parar en algún momento y sin embargo me has dejado hacer sin llegar a ponerme límite alguno. Esos niñatos me han puesto cardiaca. ¿Sigues sin querer que nos vayamos a casa?, necesito que me folles o que me follen.

- No, nos quedamos, ¿te lo has pasado bien bailando?

- ¿y tú?

- Contesta, no estás en situación de jugar conmigo Gema

- SI, lo he disfrutado, estaba necesitada de que alguien me diera un poco de cariño, y con ellos he recibido caricias…

- Si tu a eso le llamas caricias…

- Bueno… si no te gustaba lo que veías ¿por que no lo has parado? Y si han sido caricias, en lugares de mi cuerpo que me gusta que me rocen, pero solo caricias ¿y sabes?. La pena es que cuando uno de ellos ha descubierto el roto de las medias, ha sido justo cuando tú has desaparecido, pensaba que te habías enfadado y los he dejado con un palmo de narices. Si no creo que me hubiese dejado hacer un dedo por el allí mismo. Por favor Kike, vámonos a casa, a la playa o donde sea, ya te lo he pedido varias veces. De verdad que no quiero meter la pata, quiero que lo nuestro funcione…

En ese momento busque aquel grupito de chavales con la mirada y allí andaban todos juntos, atentos a mi mujer por si volvía con ellos y en silencio pensé que debió de dejarlos tremendamente cachondos y continuamos hablando.

- Vale entendido, pero ya te he dicho que por el momento no nos vamos. Cuando venga el taxista...

- Miguel, se llama Miguel, me interrumpió.

- Vale, cuando venga Miguel, no quiero que ocurra nada, no me importa que charléis, si quieres bailar con él no me importa, pero no quiero que se repita ningún baile subido de tono y no te olvides de que estas conmigo.

- ¿Eso son los términos con los que quieres jugar?, son un un poco limitados ¿no crees?

- A ver Gema, me da la sensación de que este tío algo te gusta, lo del baile con los chavales ha sido un juego, pero temo que esta historia puede ser algo diferente, déjame que yo maneje esto como quiera.

- Esta bien, no prometo nada, pero intentare cumplir con tus límites. Sabes cómo estoy y lo que necesito el sexo y a estas alturas te estas negando a follarme.

- Ya te dije que de momento no vas a tener sexo, esa es mi condición principal para que ambos continuemos juntos.

- Vale… vale, entendido, te quiero y cumpliré.

Después de esto Gema, cambio el motivo de la conversación evitando hablar más sobre mis imposiciones. Pasaron unos quince minutos, Gema aprovecho para ir al baño, paso entre los tíos con los que estuvo bailando, de nuevo uno de ellos le dio un repaso al culo de mi mujer, pero esta vez se mostró más arisca con ellos. A la vuelta ya los evito, llego hasta la mesa y observé que había dados retoques, se había pintado en con rojo carmín los labios, rímel, y maquillaje, se había vuelto a peinar, en definitiva se había vuelto a recomponer y recompuesto de pintura y pelo, estaba como si acabase de salir de casa, realmente estaba espectacular. Pensé, Mucho debía de ponerle aquel tío.

- Quisiera volver a ponerme la ropa interior – me dice

- ¿Cómo?, ¿a qué viene eso?

- ¿No quieres que me comporte?, Lo he estado pensando en el baño, y creo que será bueno que vuelva a ponérmelos, creo que ayudará a mantener los límites.

Le di mi visto bueno y nuevamente fue hasta el baño, tardó poco en regresar, se le veía esplendida. Se situó de frente a la puerta de entrada, no dejaba de mirar hacia ella, de repente me dice –¡ahí esta!, voy a por el-, asentí con la cabeza. Dejo su copa sobre un poyete, y andando como quien va a conquistar a alguien se fue en su búsqueda.


Llego hasta él, se saludaron, dos besos, risas… Ella, lo tomo del brazo y lo llevo hasta la barra, pidieron un par de copas, ella hizo el intento de pagar, pero él se lo impidió. Allí continuaron charlando ambos durante unos diez minutos. ¡Joder!, y yo en una esquina aguantado mecha, viendo como charlaban animadamente y ni siquiera me habían ni mirado, pensé que debía de ser gilipoyas, estaba a punto de darle cierre a todo aquello, cuando mi mujer lo toma de la mano y ambos se acercan hasta donde estaba yo.

Miguel, fue cortes, me saludo me dio la mano y se disculpó por el rato que habían tardado en acercarse. Así comenzamos una conversación un tanto banal. Nos comentó que tenía 30 años, que el taxi era de su padre y que en algunos momentos le echaba alguna mano con él, sobre todo los fines de semana y por las noches, pero que realmente tenía su trabajo, era propietario de una agencia de viajes que le iba realmente muy bien. Hacía un año y medio que había la pareja que tenía lo había dejado, desde entonces vivía solo y no había vuelto a tener nada, salvo algún polvo esporádico. Gema, le pregunto por las situaciones extrañas que se le debían de dar en el taxi en el turno de noche. Tardo poco en contarnos las situaciones con las que se encontraba, sobre todo con las chicas extranjeras. – La costa da para mucho – nos dijo.

Me quede mirándolo, le hice una pequeña radiografía. Moreno, sobre 1,80 aproximadamente, bien vestido, se notaba que se cuidaba y debía de pasar sus ratitos de gimnasio, luego nos comentó que si, pero que además practicaba surf y deportes de nieve cuando podía. Eso unido al buen clima del sur le hacía lucir cierto moreno a finales de diciembre. Realmente conforme iba contándonos a mi mujer se le notaba que le iba gustando más.

Llegado el momento, las preguntas cambiaron de sentido. Nos preguntó por nosotros, evitamos comentar nada de lo sucedido en las cenas de navidad de mi mujer. Solo comentamos que por motivos particulares, ella se había venido a vivir al pueblo con su madre y yo seguía en la ciudad donde vivíamos a solas, hasta que lo solucionáramos, así como que yo había llegado hoy y permanecería allí, dos o tres días en función de mi trabajo. Comenzó a preguntarnos por detalles un poco más íntimos, como cuánto tiempo llevábamos juntos, que tal nos iba el matrimonio…etc. Hasta que en un momento dado me hizo una pregunta directa que me quede helado

- ¿Es verdad lo que ha contado tu mujer?-,

- No se a qué te refieres, respondí (había tantas cosas que le podía haber contado, que no sé a qué podía referirse) –

- Me ha dicho que estáis iniciando una nueva trayectoria en vuestra relación. La verdad, al principio he pensado que se estaba quedando conmigo, porque no entiendo cómo con el pedazo de mujer que tienes, te apetece jugar a compartirla –


Pensé, ¡joder!, tiene cojones encima soy yo el que queda como el culo

- No se trata de eso, me da morbo pensarlo, pero creo que no llegaría a hacerlo nunca. (mentí, porque no quería que pensase que tenía la batalla ganada antes de comenzar), supongo que mi mujer ha podido exagerar un poco. Anda algo contenta.

- ¡OYE!, grito mi mujer, que yo llevo un rato diciéndote que nos vayamos a casa, a ver si ahora voy a ser yo - y comenzó a reír.

- No llego a entenderlo, pero no tengo porque. Venga vamos a rellenar las copas, dijo Miguel, agarrando a mi mujer por la cintura.

Fuimos de nuevo hasta la barra, pidió tres copas y tres chupitos de tequila, cuando pusieron los hizo un brindis, -¡Por diciembre!, por haberme elegido como taxista esta noche-, risas. Volvió a pedir otros tres chupitos más. –¡Venga, por enero!, para que sigamos viéndonos-, de nuevo risas. Con la tontería a mi mujer le chorreo el tequila por la comisura de los labios y Miguel tardo poco en limpiárselo pasando sus dedos cerca de ellos. Ella me miro, se le veía achispada y exultante, tanto agasajo la debía de estar poniendo a mil. – Gracias- contesto Gema

- ¿Os apetece Bailar? pregunto Miguel.

- SI, tanta charla me tiene aburrida, vamos..

- Id vosotros, dije yo. No se me da bien, prefiero quedarme en la barra.

- Te importa, me pregunta Gema

- No, ya sabes los límites.

- Si no te preocupes.

Y tomando mi mujer de la mano a Miguel se fueron a bailar. Sonaba música salsera (No se si bachata, merengue o lo que fuera, de esa música no entiendo), pero al parecer nuestro amigo sí que sabía, la tomo por la cintura, la pego a él y comenzaron a bailar. Supongo que los que habéis visto alguno bailar salsa, ya sabéis como es. Sonaron varias canciones más, todas de salsa, y la verdad por lo que puede ver, salvo algún momento en que Miguel paso alguna mano por el culo de mi mujer, (mas por el baile que a conciencia) se comportó y fui bastante correcto. Terminaron de bailar, yo seguía en la barra, vinieron hasta mí.

- Tu mujer baila estupendamente, lástima que esté casada, soltó Miguel solo llegar.


- Bueno, tampoco tanto, me he dejado llevar, por ti, me lo he pasado fantástico, pero que calor tengo, me sobra todo. – Se notaba que Gema estaba acalorada, tenía las mejillas sonrojadas, y la boca medio abierta, como tomando aire. – Anda pídenos algo y de paso otros tres chupitos –



Me di la vuelta, busque a la camarera, y le pedí tres nuevas copas junto con los tres chupitos. En un momento dado, la camarera me entablo conversación.

- Veo que conocéis a Miguel

- SI – dije un poco extrañado

- Es buen tío, a los chupitos os invito yo. ¿No sois de aquí verdad?

- Si, bueno ella es de aquí, yo de ****, que está aquí al lado.

- Tu amiga es guapísima, Miguel esta de triunfo esta noche, es de su tipo.

- Si, bueno…. es una amistad, ella es mi mujer no una amiga.

- Ostia tío perdona, por la noche que lleva pensé… que solo erais amigos… discúlpame. Si queréis algo más me avisas. Las copas corren de mi cuenta, por el patón que he metido. (y se fue a atender a otros clientes)



Me di la vuelta, pensando en lo que acababa de ocurrir, la pequeña conversación me había puesto la poya tiesa, repartí los chupitos y de nuevo Miguel:

- ¡Por marzo!, con la primavera espero que sigáis aquí, por lo menos tu Gema. –Necesito fumar un cigarro, ¿fumáis?- pregunto Miguel
- No, respondimos

- Bueno, si no os importa, me salgo con la copa a la terraza a fumar.

En ese momento mi mujer se acercó hasta mi oído, y me pregunto de que había hablado con la camarera, si había estado tonteando con ella, le respondí que no, que solamente habíamos cruzado tres frases tontas.

- No me ha hecho gracia, el juego es conmigo, no con ninguna más

- Te digo que no ha sido nada

- ¿Sabes? Me salgo a fumar con el, me apetece.

- ¿Tu a fumar?

- Si, no tiene peligro, ni está fuera de los límites ¿verdad?, además me he mosqueado un poquito con lo de la camarera. Por cierto Miguel gasta un tamaño enorme, durante el baile ha, me la ha puesto entre las piernas, he notado que estaba empalmado. Me lo estás haciendo pasar muy mal. Pero tranquilo


Se dio la vuelta y se marchó, saliendo hacia la terraza. Yo me cambié de sitio, para poder verles. Sin que ocurriera nada del otro mundo, tuve que acondicionarme la poya dentro del pantalón, solo jugando con la imaginación estaba caliente perdido.

Los vi, estaban sentados los dos juntos, charlando, mi mujer le quito el cigarro de la boca y comenzó a darle caladas, cuando terminó se lo devolvió a él. Miré el reloj, con la tontería eran las 4:30 de la mañana. Tenía ganas de mear fui al baño, entre cerré la puerta y comencé a mear, inmediatamente recordé lo que mi mujer había hecho días atrás en otros baños, me entraron ganas de follarmela, pero no quería hacerlo, era su castigo y de rebote el mío, me la imaginaba follando con Miguel, comiéndole el rabo y termine haciéndome un pajote como pocas para relajarme, si no mi plan no llegaría a buen fin.

Salí del baño y volví a buscarlos, no estaban, mire hacia la zona de baile y tampoco los encontré, me di una vuelta por el local y nada. Comencé a preocuparme, la desconfianza en mi mujer me corto el rollo del tirón, pensé que no había podido aguantarse y estaba follando por algún lado con él, ¡joder ya estaba otra vez con las angustias!.

Salí a la terraza, la recorrí, pero nada. Me quede parado mirando al mar y al fin… los encontré. Estaban sentados en unas hamacas cercanas de la playa. (No lo comenté antes, el local está al borde de un paseo marítimo por delante y la parte de atrás da directo a la playa). Ambos andaban sentado en la misma hamaca, ella apoyada sobre el hombre de él y mientras él la rodeaba con el brazo. Me acerque hasta ellos.

- ¿Que haceis aquí?

- Gema, se ha sentido mal, se ha mareado, hemos entrado a buscarte, pero no te hemos encontrado, así que nos hemos venido aquí, menos follón y más aire fresco. Me respondió Miguel

- Kike, estoy mareada, Miguel ha cuidado de mí… ha sido muy bueno…- Se le notaba que el alcohol había hecho estragos. Se encontraba sentada con el peso totalmente encima de Miguel, la pintura de los labios ya casi no existía, quedaban restos corridos sueltos, sentada como había caído, con la falda casi a la altura de su coño, las piernas semi-abiertas y la chaqueta de Miguel por encima.

- Creo que ya ha llegado el momento de regresar a casa, dije.

- Eso he querido toda la noche, y que me follaras, …. toda la noche negándomelo, ¿Te lo puedes creer Miguel?, ¡con la mujer que tiene y el cabrón no me folla!, ¡me calienta pero no me folla!.

- Como sé que no tenéis coche, si queréis os acerco, comento Miguel

- No hace falta no te preocupes, ya nos apañamos

- Ni de coña, tal y como está tu mujer mejor os acerco, que no me cuesta nada.

- Vale, te lo agradezco, venga anda Gema vamos.

- Si, nos vamos en su coche, que nos lleve, pero yo me siento delante con él.

- Si, vale Gema, venga levanta anda.

Entre los dos pudimos levantarla y la llevamos casi a rastras hasta el coche, un BMW deportivo de dos puertas y desde luego muy bajo. Durante el camino pude ver que Miguel mostraba signos de carmín en su cuello, me imagine que mi mujer debió de darle algún beso, pero no quise hacer ninguna pregunta, pensé que sería mejor preguntar por la mañana.

Me dijo, entra tu primero, y ya me encargo yo de sujetarla y sentarla delante. Cuando Miguel fue a abrocharle el cinturón de seguridad, tuvo que meter todo su cuerpo por encima de ella, su poya casi a la altura de la cabeza de mi mujer, momento en que Gema aprovecho para tocarle el culo y decirle lo duro que lo que tenía –Si no fuera porque mi marido que me ha dado una segunda oportunidad…-, él se dio una carcajada. Miguel, salió, cerró la puerta y ella tardo poco en apoyar la cabeza sobre el cristal, estaba muerta, se quedó dormida…

Durante el camino, Miguel me comentó que mi mujer estaba muy buena, -deberías tener cuidado con ella- comento. Había intentado ser correcto con ella, pero que le había costado bastante,

- Habla con ella mañana y que te cuente, si ha de ocurrir algo prefiero que lo sepas, me pareces buen tío y no quiero que malos royos contigo-

- ¿Porque me dices eso, ha pasado algo que tengas que contarme?

- Nada especial, pero tu habla con ella mañana. Por cierto si queréis mañana os invito a comer, conozco un sitio genial donde hacen una paella de escándalo.

- Vale, tienes mi teléfono, llámame y concretamos, porque tal y como va esta… quizás ni para comer estemos disponibles.

- Ok. Si no lo dejamos para el siguiente o para cenar. Por cierto me ha dado su teléfono, ¿te importa que os llame indistintamente?

- No tranquilo, (conteste extrañado, ¡le había dado el teléfono nuevo!), llama al que prefieras, te lo agradezco.

Así llegamos hasta casa, para sacarla del coche, tuvo que cogerla de culo, me pregunto si necesitaba ayuda para meterla en la cama, por un momento casi le dije que si… pero al final lo deje pasar. Al devolverme a mi mujer, estaba totalmente lacia. Me despedí de él, de nuevo le agradecí su ayuda y subí lo que quedaba de mi mujer a la habitación. Cuando la desnude para ponerle un pijama, descubrí que tenía mojado totalmente el coño, las bragas empapadas, tanto que la humedad llegaba hasta las medias, y sorpresa… su sujetador no estaba. ¡Coño si se lo había vuelto a poner… ¿Dónde coño estaba el sujetador?
Atheneo1972 is offline   Citar -
Los siguientes 11 Usuarios dan las gracias a Atheneo1972 por este Post:
Antiguo 19-ene-2018, 14:56   #13
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 25.160
Gracias 21.527 Veces en 10.047 Posts
Predeterminado

Estaís en un juego peligroso espero que lo controléis bien y no se os escape de las manos...thum bsupbeerch ug be erchug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.

http://www.pajilleros.com/relatos-ex...o-destino.html
CHARON is online now   Citar -
Antiguo 14-feb-2018, 22:59   #14
expectante
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: nov-2007
Mensajes: 3
Gracias 2 Veces en 1 Post
Predeterminado

Disculparme pero¿este hilo está cerrado?no veo ningún comentario y me sorprende.
Muchas gracias.
expectante is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a expectante por este Post:
Antiguo 15-feb-2018, 11:38   #15
AJAX
Dios Pajillero
 
Avatar de AJAX
 
Fecha de Ingreso: jul-2009
Ubicación: Al otro lado del mundo
Mensajes: 2.690
Gracias 1.417 Veces en 1.084 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por expectante Ver Mensaje
Disculparme pero¿este hilo está cerrado?no veo ningún comentario y me sorprende.
Muchas gracias.
El hilo abierto si que está, pero quizás habria que darle un empujoncillo.
__________________
We are the champions.............
AJAX is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a AJAX por este Post:
Antiguo 17-feb-2018, 13:14   #16
txor
Mega Pajillero
 
Avatar de txor
 
Fecha de Ingreso: nov-2007
Ubicación: Invernalia
Mensajes: 104
Gracias 11 Veces en 10 Posts
Predeterminado

Buff, muy duro lo que has contado, espero que podáis reconducirlo y que no se vuelva a ir de madre todo.

Mucha suerte
txor is offline   Citar -
Antiguo 22-feb-2018, 17:49   #17
Roberneoluna
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: oct-2017
Mensajes: 2
Gracias 0 Veces en 0 Posts
Predeterminado

Que morboso todo .... Haber como sigue la historia
Roberneoluna is offline   Citar -
Antiguo 23-feb-2018, 01:37   #18
DeepBlue Sea
Mega Pajillero
 
Avatar de DeepBlue Sea
 
Fecha de Ingreso: mar-2010
Mensajes: 414
Gracias 14 Veces en 12 Posts
Predeterminado

Yo espero que siga pronto.
DeepBlue Sea is offline   Citar -
Antiguo 24-feb-2018, 19:24   #19
expectante
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: nov-2007
Mensajes: 3
Gracias 2 Veces en 1 Post
Predeterminado Otro bluf!

Creo que podemos ir olvidándonos de este hilo.
Es uno más que "desaparece"...qué pena!
expectante is offline   Citar -
Antiguo 02-abr-2018, 18:50   #20
Atheneo1972
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2017
Mensajes: 56
Gracias 331 Veces en 54 Posts
Predeterminado El viaje y la comida - Las cenas de navidad han cambiando mi vida

Desperté, Gema dormía a mi lado, decidí bajar a tomarme un café que me despejara un poco. No había nadie en casa, solo nosotros, la madre de Gema, debía haber salido.

Me preparé un café y me puse a pensar en Gema y como debía de ir comportándome con ella, al fin y al cabo en algún momento tendríamos que volver a follar y si no lo hacia ella terminaría haciéndolo por su cuenta.

Estaba en mis pensamientos, cuando escuche unos pasos llegar… era Gema que bajaba las escaleras, vestida con unas simples braguitas y una pequeña camiseta deportiva de tirantes.


- Buenos días Kike, ¿Qué haces aquí?, me preguntó

- Hola, Me apetecía un café y …. bueno.

- Me preparas uno, por favor, me vendría bien para despejarme, aunque bien podrías haberme llevado el desayuno a la cama, hubieras tenido premio. Y puso una sonrisa picarona.

- No empieces Gema, que es muy temprano anda.

- Jodér Kike!!, anoche lo pasé muy mal y pese a que se me fueron las manos, conseguí controlarme o más bien lo consiguieron, no lo tengo muy claro.

- ¿Cómo? Pregunté con la cara medio desencajada.

- Kike, por dios, necesito follar y estoy que no me aguanto, y cuanto más tiempo pasa, peor me pongo, por que me van apeteciendo otras cosas.

- ¿Qué me estas contando Gema?, ¿Aun no tienes claro lo que hemos hablado de como deben de ser las cosas entre nosotros?

- Que si, Kike que si… pero me cueste mucho aguantar y anoche casi no lo logre. Te pedí mil veces que nos viniéramos a casa y preferiste aguantar hasta las tantas y al final ni así.

- ¿Tienes algo que contarme sobre lo sucedido anoche?, pregunte intrigado, nervioso y con la poya comenzando a palpitarme. Tanto que para que no se me notara, debí de darle la espalda.

- ¿Te acuerdas cuando salimos a fumar?, iba muy ciega ya, Miguel me tenía agarrada por la cintura y no pude resistir besarle el cuello, él se dejó hacer y quise buscarle la boca, pero me pidió buscarte, para continuar con nuestra noche, quizás en ese momento tuve un poco de lucidez y me di cuenta que era buena ida.

- Bueno, no me hace gracia, pero no fue tan grave, se podía intuir que algo así podía pasar, incluso llegué a imaginarte en esa situación, respondí, mientras mi poya ya andaba dura como una piedra y reclamaba atención.

- Espera Kike, tengo alguna cosa más que contarte, después de buscarte, que aún no se donde te metiste, porque visitamos toda la discoteca, me sentía supermareada por un lado y calentísima por otro. Le pedí a Miguel que me sacara fuera para que me diera el aire, y así lo hizo, me llevo hasta la terraza, pero la música estaba a toda castaña y me apetecía algo menos de ruido, así que nos acercamos hasta unas hamacas de playa cercanas. Allí no pude resistirme y me tire a su boca… esta vez sí se dejó, aunque antes me recordó que estaba casada, pero que ese problema era mío y tuyo, comenzamos a besarnos, tenía unas ganas locas de ver aquella polla que había estado rozándose con mi culo mientras bailamos y empecé a rozar aquel pedazo de bulto con mis dedos. Miguel no pudo resistirse y comenzó a sobarme los pechos. Me tenía caliente y al punto, introdujo sus manos debajo de mi camisa y comenzó a tocarme los pezones, no pude aguantarlo, me levante la camisa y allí mismo me quite el sujetador, que por cierto creo que se quedó allí. Me beso y mordió los pezones…, que gusto Kike, lo necesitaba. Busque los botones de su pantalón, frotaba con ganas su polla y deseaba comérsela, pero justo en ese momento… escuchamos tus pasos y nos recompusimos. Tienes que solucionar esto, porque si no por mucho que quiera evitarlo volveré a perder la cabeza, te lo cuento porque creo que es justo que lo sepas, aunque esta mañana no me sienta orgullosa de ello.


Estaba flipando, no hacia ni 48 horas de nuestra conversación y mi mujer ya andaba zorreando otra vez. Me volví hacia ella para hacerle ver lo indignado que estaba con todo aquello, pero lo que sucedió a continuación hizo que cambiaran las tornas. Cuando me gire, Gema pudo observar como mi poya no dejaba de crecer y de palpitar, como pedía salir del pijama.


- ¡¡¡Te ha puesto caliente lo que te he contado cabrón!!!

- ¿No, no es eso?, es que…..

- Como que no, ¿tu te has visto? tienes la poya totalmente tiesa solo de imaginar lo que te acabo de contar. Yo venga intentar aguantar mis ganas, y con un cargo de conciencia que ni te imaginas y al final te gusta verme con otro.

- Que no Gema, que no…. Quise explicarme, pero no podía si sabía.

- No me mientas Kike, tu poya dice lo contrario, te ha gustado imaginarme. No pensaba que pudiera gustarte esto, que al final te guste ver a tu mujer convertida en una putilla y liándose con otro que no eres tu.

- Gema… por favor no se trata de eso, es solo morbo.
Pero mi mano instintivamente comenzó a rozarse con mi poya y aquello fue como miel para abejas. Mi mujer se agacho, se puso de cuclillas, bajo mi pantalón y salto como un resorte que fue a parar a la boca de ella. Comenzó a chupármela, yo me deje hacer, después de todo lo deseaba. Chupaba mi poya como quien no tiene un mañana, se la introducía en la boca hasta la base, aunque aquello le diera arcadas, ella continuaba una y otra vez más. Yo imaginaba aquellas tórridas escenas que había visto, y peor me ponía, sabia que aquello no iba a durar mucho, porque iba a ser imposible. Metió una de sus manos dentro de sus braguitas y comenzó a masturbase furiosamente. Aquello y sentir su lengua sobre mis huevos fue el fin…. Me corrí sobre su cara, y mas caliente se puso ella.

- ¿No imaginaba que el tema de ser un cornudo te gustara?, no se cortó un pelo al decírmelo.

Me quede callado sin saber que decir, porque además no era el momento.
Ella continuó frotándose hasta que se corrió.

Una vez que terminamos, volvió a retomar una conversación que yo no quería mantener.

- ¿Sabes que tengo un mensaje de Miguel diciendo que viene a recogernos a las dos para invitarnos a comer?

- ¿Cómo que tienes un mensaje?

- Le diste permiso y cuando me he levantado ya tenia el mensaje en móvil ¿Algún problema?

- No Gema, pero despacio ¿Vale?, no deseo verte follando con nadie por ahora.

- Tu sabrás, pero ya sabes como estoy y lo que necesito. ¡Arréglalo!

- No se si es buena idea esto de la comida o seguir manteniendo contacto con el. Dije yo, confundido entre el morbo, la fantasía y las ganas de verla junto a él.

- Mira si quieres comemos con él, por cumplir y después ponemos alguna excusa para volvernos a casa.

No lo tengo claro en modo alguno. Aquello se me iba de las manos y lo sabía.



Parecía que nos hubiese escuchado. Sono mi móvil, era el. Le dije a Gema que lo cogiera, pero se negó diciendo que lo que fuera, fuera decisión mía, que ella nada quería tener que ver con aquello. Encima la hija de puta me dejaba a mí el marrón.

Descolgué… “¿Qué tal Kike?, ¿Cómo os habéis levantado?, ¿Le mandé un mensaje a Gema y no me ha contestado aún?”

Joder me estaba ametrallando a preguntas y no daba abasto en ese momento.
No se Miguel, lo mismo no es buena ida. Respondí.

“Déjate de tonterías anda”, que solo os voy a invitar a comer, además ya he llamado para reservar mesa para los tres, a las dos paso a recogeros, tenéis un par de horas para estar listos y no me des excusa alguna que no cuela.”

Miguel, en serio, no lo veo… (pero no me dejo seguir, parecía que hoy todo el mundo cortaba mis frases).
Kike, tío, tranquilo, os va a gustar, el sitio es genial y el día que ha amanecido acompaña un monton. Lo vais a disfrutar mucho.
Vale Miguel, esta bien, aceptamos tu invitación. (miré a mi mujer y mantenía una gran sonrisa sobre la boca), a las dos nos vemos, y colgué.

Mi mujer solo dejo de sonreír para decirme “Gracias”, me apetece mucho que comamos con él, pero quería ver que querías tú, te prometo que no pasará nada que tu no quieras… aunque me apetece mucho volver a ponerte los cuernos y volvió a reír a la vez que mi cara debió de ser un poema, porque tardo poco en rectificar. No te lo tomes a mal era solo una broma, te quiero mucho y odiaría hacerte daño.

Bueno, anda, vamos a ducharnos y prepararnos, le dije.

- ¿Entonces hoy tampoco vas follarme?, después de que te he dicho que quiero que lo hagas ya de una vez, que estoy que goteo hasta el suelo.

- No, Gema no, hoy tampoco y no harás nada que yo no quiera, ¿vale?

- Vale, vale Kike, como tu quieras, pero te advierto que esto no es buena ida, me voy a la ducha.

Nos subimos los dos a la habitación para prepáranos…. Mientras Gema, andaba en la ducha, una nueva llamada hizo sonar mi teléfono. Era mi jefe, me explico que había un problema gordo en la empresa y que necesitaba a todo el personal en la oficina, le explique, que había llegado la noche anterior y que aun estaba cansado del viaje y no tenia ganas de conducir, además de que a mi mujer no le iba a hacer gracia. Me respondió que lo sabía, que ya tenía en el correo electrónico un mensaje con el billete de AVE, para las tres de la tarde y evitar que tuviera que conducir, pero lo justo para que sobre las ocho de la tarde estuviera de nuevo en la oficina.
¡¡Joder, Pablo, no me puedes hacer esto, no te basta con el resto de personal, porque falte yo tampoco creo que se vaya a hundir la empresa!!. De nada valió, simplemente me dijo a las ocho te quiero en la oficina y colgó el teléfono.

Menudo marrón a ver como se lo explicaba a Gema.

Salió del baño totalmente desnuda, os aseguro que esta muy buena, y no es porque sea mi mujer, simplemente porque lo está, aun a veces me pregunto como puede sea tan espectacular y este conmigo.

Le explique lo de la llamada y se le cambio la cara, casi comenzó a discutir conmigo a cuenta de ello, que si me tenían explotado, que si no podían pasar sin mí, que era un momento delicado y la dejaba sola, y al final…. Que para colmo habríamos de suspender lo de la comida. Aquello era frustrante. Al final se calló, se dio la vuelta, se tumbo en la y tomo su teléfono. Intente explicarle, pero ni contestaba, se había cabreado bastante. Solo me respondió para decirme que le iba a mandar un mensaje a Miguel para explicarle lo sucedido y que no iba a poder ser.

No sé cómo, ni porque, se me ocurrió decirle que fuera ella, que ya estaba la mesa reservada.
Giro su cabeza y con cara de extrañeza, me dijo

- ¿sabes lo que me estas diciendo?,

- Que no esté yo no significa que las cosas sean diferentes ¿verdad?

- Claro, ¿pero confías lo suficiente en mí?

- Quiero hacerlo, pero de todas maneras quiero que me vayas llamando o escribiendo cada poco tiempo para saber de ti, y a ser posible que me mandes fotos de vez en cuando.

- OK, sin problema, te lo agradezco, te agradezco de corazón que me des esta oportunidad.

- Bueno Gema bajo a imprimir el billete en el ordenador del salón me ducho y preparo las cosas para el viaje, que maldita sea la gracia que me hace. Y se echó a reír, dándome un beso en la mejilla.

Estuve un buen rato, intentando imprimir el correo electrónico, la impresora de mi suegra es de estas antiguas y esta hecha un cristo. Cuando por fin lo logré, me subí de nuevo a la habitación, y mi sorpresa fue mayúscula, mi mujer ya había elegido prendas. (Recordáis aquel anuncio de “Busco a Yack”, pues el mismo conjunto con una tía 3.0 actualizada a 2018), Estaba tremenda. Un conjunto de pantalón y cazadora de cuero negros totalmente ceñidos y unos taconazos negros de infarto, pelo suelto…. Una verdadera diosa que iba a levantar la poya de todo el que la mirara. Quedaban 45 minutos para las dos y mi mujer estaba lista.

Cuando se dio cuenta de mi presencia, ¿te parece mal la ropa que he elegido para ir?, aun no lo tengo muy decidido, pero estaba pensando que esta sería una buena opción, si prefieres que me ponga otra cosa, solo dimelo.

No sabia que contestarle, estaba tremendamente guapa y sexy, pero quien iba la disfrutar de aquella vista iba a ser otro. Al final terminé por decirle que se pusiera lo que ella quisiera y con lo que se sintiera cómoda y guapa.

Entonces esto me parece bien, contestó, me voy al otro baño a pintarme y así te dejo ducharte en paz. Por cierto ya le he escrito a Miguel explicándole lo sucedido y que no puedes venir, me ha contestado que es una lástima y que ya que viene a por mi te acerca a la estación del tren.

Joder, 30 minutos en el salón y todo son sorpresas, pensé.

Gema salió de la habitación y pude mirarle el culo, solo se me ocurrió que, si se le caían las llaves y las recogía, aquel pantalón estallaba, totalmente ceñido, marcando su prominente culo y a la vez separando ambos cachetes de éste para marcar perfectamente todo el contorno. Me pregunte que llevaría debajo para que no se le marcase nada. Pero preferí no preguntarlo para no hacerla sentir incomoda.

Me di una ducha rápida, preparé un pequeño bolso de viaje y ya eran las dos, pero no había vuelto a ver a Gema en todo ese rato.

Escuché un coche pitar y una voz decirme, “Kike ya esta Miguel aquí”, vale cariño, ya bajo, dame un minuto, ve saliendo tú, respondí.

Tome mis cosas y baje, “me cague en todos mis santos cojones”, cuando llegue ambos estaban charlando, me quede mirando la escena, él la sostenía de la mano mientras la hacia girarse sobre si misma para poder recrearse en ella. Y riendo, con los labios tremendamente sensuales, en un rojo carmín de infierno, sus pestañas, sus ojos su pelo ondulado y suelto, todo ella pedía un macho que se la follara, cuando termino de girar quedo frente a el y éste bajo sutilmente la cabeza y llevo las manos hasta la cremallera de la cazadora, la tomo y la bajo casi hasta la mitad de sus pechos, diciéndole “así mejor”, ella rio y le dijo “venga Miguel anda se bueno”.

Hice un poco de ruido para indicar que me acercaba y Miguel me vio, se acercó a saludarme y no se corto a la hora de saludarme. “Anda que tú también tienes puntería y mala suerte, menuda hembra me va a acompañar y tú de viaje, al final voy a tenerte que agradecértelo y todo, la pena es que sea una mujer casada y rió”.

- Venga tío no te pases anda, que me parece que lo mismo estas tomando demasiada confianza, no te olvides de que es mi mujer, le dije mostrando un rostro serio.

- “Vale, vale, tranquilo, solo era una broma, venga anda sube que te llevo, ¿te sientas detrás como anoche verdad?”

Coche de dos puertas, mi mujer me dejo entrar y luego se sentó. Él le pregunto a Gema si era necesario volver a ponerle el cinturón o si ella sabia hacerlo, le respondió que como el quisiera, y tardo poco en reaccionar. Se acercó por la puerta agacho su cabeza, casi la metió en las tetas de mi mujer, su mano tiro del cinturón hasta llevarlo a la cadera de ella, donde dejo caerla antes de enchufarle el cinturón, a la salida le miro los ojos y se retiró pasando extremadamente su boca cerca de ella.

Durante el trayecto no paro de decirle lo guapa y sexy que iba, diría que yo no existía en ese coche para él. Cada vez que depositaba la mano en la palanca de cambio, hacia por rozar la pierna de mi mujer, ella no hacía por retirarla, pero tampoco iba dándole cuerda.

Al fin llegamos a la puerta de la estación, nos bajamos los tres, cuando lo hizo mi mujer, la primera en descender, ambos nos quedamos mirando como ese culo salía del coche, y ambos suspiramos, cada uno por sus motivos. Me despedí de ella, le di un beso y le toque el culo, como buscando grabar su recuerdo en mis manos, se acercó a mi oído y me dijo “voy caliente como una perra, y te digo que es mucho, si quieres le digo que me lleve a casa y evitamos el día de hoy, creo que sería lo mejor”.

Le respondí, “NO”, tienes ganas de ir, ve, quieres que confié en ti, demuéstrame que eres capaz de conseguir que lo haga. Ve disfruta del día y me vas contando.

- Como quieras, respondió y volvió a sonreír, tu veras a que quieres jugar.

Me acerque a despedirme de el y darle las gracias por acercarme hasta la estación (encima de cornudo apaleado),

- Gracias Miguel, por lo acercarme y lo de la comida con Gema, cuídamela, es una tía que necesita mucha atención.

- “no te preocupes por eso, te aseguro que estará genial y te la cuidare como si fuese mi novia”.

- No hace falta tanto, solo que me la cuides bien.

Me di la vuelta y me dispuse a tomar el tren, gire la cabeza en un último instante y vi como ambos se montaban en el coche, el de nuevo volvía a ponerle el cinturón a Gema, y pensé… será puta, quiere que confíe en ella y ni siquiera me ha acompañado hasta la puerta del tren. Me senté en mi plaza, una pregunta me corroía

- Gema, oye, una pregunta, ¿qué ropa interior te has puesto debajo?

- Nada, no llevo nada. Como me iba a poner algo. Creí que te habías dado cuenta, con lo que llevo puesto imposible ponerme algo. Se marcaria.

- Pero sujetador si llevas ¿no?

- No, te he dicho que nada, ni arriba ni abajo, solo la cazadora y el pantalón.

Casi me bajo del tren y me voy a buscarla, respiré y pensé… Va a ser un viaje largo y unos días eternos.
Atheneo1972 is offline   Citar -
Los siguientes 6 Usuarios dan las gracias a Atheneo1972 por este Post:
Antiguo 02-abr-2018, 20:16   #21
alexxtau
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: jun-2014
Mensajes: 11
Gracias 35 Veces en 6 Posts
Predeterminado

Que buena noticia que sigas con el relato, es muy morboso.
alexxtau is offline   Citar -
Antiguo 02-abr-2018, 20:31   #22
CHARON
Moderador sección Relatos
 
Avatar de CHARON
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: EN UN PENTAGRAMA
Mensajes: 25.160
Gracias 21.527 Veces en 10.047 Posts
Predeterminado

Genial que sigas con el relato... be erchug
__________________
LA MUSICA ES LA FORMA DE LAS FORMAS.

http://www.pajilleros.com/relatos-ex...o-destino.html
CHARON is online now   Citar -
Antiguo 03-abr-2018, 18:15   #23
Atheneo1972
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: nov-2017
Mensajes: 56
Gracias 331 Veces en 54 Posts
Predeterminado Comida

… el tren inicio la marcha, mis manos se pusieron temblorosas y el corazón me latía como si se quisiera salir de mi pecho y mi poya como si todo aquello no fuera con ello, tenía vida propia e iba a su bola. ¿Que había hecho?, Gema no inspiraba la más mínima confianza aún. No dejaba de pensar que pedirle que me lo demostrara en aquella situación fue un error, que aquello no podía acabar bien de ninguna de las maneras, las señales que Gema enviaba y lo que me había dicho en la despedida solo tenían una dirección, lo sabía y la había puesto a los pies de los caballos.


Intente calmarme, respiré hondo y apoye mi cabeza contra el cristal de la ventana, aun sabiendo que nada de aquello me iba a calmar. Estuve tentado de volver a mandarle un nuevo mensaje, pero había pasado poco tiempo y tampoco quería parecer desesperado, ansioso, nervioso y controlador, y al fin todo aquello también generaba un fuerte morbo en mí al imaginármela con Miguel. No podía describir situación alguna, simplemente el hecho de que mi mujer estuviera a solas con otro tío ya era suficiente. De nuevo mil preguntas en mi cabeza y de nuevo la tentación de escribirle, esta vez no pude resistirme.


YO: ¿Qué tal vas Gema?

… Pasaron unos minutos…. Eternos… confirmación de entrega y lectura del WhatsApp, pero sin respuesta. Ufff!!!,

… Diez minutos después…

GEMA: Llegando al restaurante, esto está bastante apartado, hemos cogido una carretera comarcal camino de un pantano. ¿Qué tal vas tú?

YO: Mal, bastante nervioso, no debí de haberte dejado a solas con Miguel. ¿Se está comportando?

GEMA: Bueno… en principio nada fuera de tono, lo que has visto en el coche antes de dejarte, intenta buscar alguna excusa para rozarse conmigo y no para de mirarme y decirme cosillas.

YO: Si te pido que le dijeras que se dé la vuelta y te lleve a casa, ¿te importaría?

GEMA: Hombre Kike, a estas alturas, me parece mal pero si es lo que quieres.

YO: no lo sé, no estoy seguro pero casi lo preferiría.

GEMA: Quiero que sepas que te quiero mucho. No seas tonto anda. Relájate y disfruta del viaje te iré contando poco a poco y te enviaré alguna que otra foto.

YO: Ok. Pero casi preferiría lo contrario.

GEMA: Dime una cosa, aparte de tus nervios, ¿Estas cachondo?

YO: Si, aunque no lo entiendo. Es algo totalmente contradictorio.

GEMA: Bueno, entonces confía en mí y disfruta. Creo que ambos podemos disfrutar de esta situación sin que ocurra nada más de lo que deseemos.

YO: Ok. Ten cuidado y verme informando.

GEMA: Sin problema. Me pregunta si estoy hablando contigo.

YO: ¿Y?

GEMA: Ya le he dicho que sí. Dice que te diga que ha sido una pena que no te hayas podido quedar pero que es una alegría que yo si pueda ir con él.

YO: Si, una suerte para él y una tortura para mí.

GEMA: Venga no seas tonto, es cierto que estoy caliente como pocas veces, pero antes de hacer cualquier cosa te preguntaría a ti para que me des tu permiso.

YO: ¿Qué dices Gema? ¿Acaso te planteas hacer algo?

GEMA: No, no… pero, en fin confía en mí. Hemos llegado, te dejo que nos bajamos del coche. Un beso.

En ningún momento la conversación hizo el efecto que hubiese deseado. Aun me generó más nervios y más miedos. Me plantee dejar que pasara al menos media hora hasta el próximo mensaje, eran las tres y media de la tarde y me quedaban algo mas de tres horas de viaje. Solo podía pensar “¡Que viaje más largo!”.

Decidí acercarme al vagón cafetería, con la intención de tomar un café o mejor una tila.
Llegué hasta la barra, me atendió una guapa chica con su uniforme inmaculado,

- ¿Qué le pongo?, me preguntó.

- No sé... un café o una tila.

- Se encuentra bien, ¿Mareado por el tren? - Necesite unos segundos, para contestar-

- NO, no, cuestiones de trabajo.

- Cualquiera diría que tiene que ser algo serio, tiene mala cara.

- Si bueno, no dejo de darle vueltas a un asunto.

- Me deja que le ponga algo que permita que se relaje.

- Si claro, lo necesito, y no hace falta que me trates de usted

- Gracias, me llamo Sonia, bueno ya lo habrás visto en mi chapita. Te pongo un cafelito estilo carajillo que yo me hago cuando estoy mal, veras que bien te sienta. ¿ Quieres comer algo?

- Kike, le dije para contestar a continuación su pregunta, no solo eso. Te lo agradezco.

Llego otro cliente y corto lo poco que llevaba de conversación para atenderlo. Me puso el café y pasaron varios clientes más. Decidí sentarme en una mesa y le di el primer trago. Joder!! Aquello podía tumbar un elefante. Me volví de nuevo absorto en mis pensamientos, cuando de repente.


- ¿Qué tal el café, hará efecto?

- Sonreí - Si, supongo que un ratito, porque vaya tela, esto levanta a un muerto.

- Jajaja, tiene su puntito, pero de verdad que termina relajando.

- Bueno, si quieres algo más estoy en la barra, que nos prohíben estar de cháchara con los clientes fuera de la barra.
Se marcho hacia la barra y aproveche, para echarle un ojo, además de agradable, era una chica bastante guapa y lo que el uniforme permitía ver parecía tener un cuerpo bien contorneado. Sin mucho de todo, pero con de todo.
Me quede pensativo en si acércame a la barra y de paso a ver si así lograba despistar aquel martilleo constante que era pensar en mi mujer y su amigo. Deje pasar unos minutillos, mire hacia la barra y coincidió con que ella también estaba mirando hacia mi mesa, cruzamos las miradas y me sonrió. Decidí que era el momento de acercarme.


- ¿Cómo van esos nervios, va haciendo efecto el cafecillo? – me pregunto cuando llegue hasta su lado -

- Si, algo mejor voy, anda porque no me pones otro más

- ¿Quieres otro? A ver si al final te vas a pasar de frenada y terminas mas relajado de la cuenta. Jajaja – respondió-


De manera tonta comenzamos una conversación que debió de durar alrededor una hora y algo, donde mas que contar mis cosas, fue ella la que me fue contando las suyas, hasta que al final, recuperé las ganas de preguntarle a mi mujer como llevaba la tarde. Me despedí de ella poniendo una excusa tonta. Pero antes de irme me dijo que era su ultimo trayecto del día y que se quedaba en la ciudad de destino del tren, varios días, por si quería que tomásemos alguna cosa juntos. No se porque le respondí que sí y terminamos intercambiándonos los teléfonos. Volví hasta mi asiento y volví a tomar el teléfono entre mis manos para escribir, eran casi las seis y ya tocaba preguntar.

YO: Hola amor, - escribí, intentando encontrar una frase acertada –

YO: ¿Aun comiendo?


De nuevo el doble check de recibo y lectura, pero pasó más de media hora antes de que recibiera contestación.

GEMA: No, ya terminamos hace un ratito, terminamos y Miguel me ha traído hasta **** (un pueblo de la sierra cercano a la ciudad) dando un paseo por carretera, para tomar algo aquí y enseñármelo y de paso arreglar algún asunto que tiene aquí.

YO: No me has mandado ninguna foto de la comida.

GEMA: Si las tengo, pensaba mandártelas en un ratito.

YO: ¿Y la comida?

GEMA: Bien, cuando llegamos teníamos mesa reservada para tres, y Miguel la cambio por otra para los dos, en un rincón algo más reservado. La paella buenísima.

YO: ¿Mas intimo?, ¿tienes algo que contarme?

GEMA: No, tranquilo, solo me ha puesto la mano en la cintura y alguna que otra vez en el muslo, pero no ha pasado de ahí. Aunque me esta costando mantenerlo a raya. Eso si la cremallera de la cazadora no deja de decirme que me la baje algo más.

YO: Mira si se está propasando coge un taxi y arreglado.

GEMA: No, tranquilo creo que lo se llevar, aunque me tiene fatal., jajajaja. Entre eso y el vino…

YO: ¿bebiste mucho?

GEMA: Entre los dos un par de botellas de vino y luego un par de chupitos de licores.

YO: ¿Y dónde está ahora?

GEMA: Aquí a mi lado, en el mirador del pueblo sentados y leyendo los mensajes que me escribes conmigo.

YO: ¿Cómo?, que dices Gema, como haces eso.

GEMA: Tranquilo no te preocupes. Durante la comida con el vino se me fue soltando la lengua y le conté un poco por encima lo ocurrido entre nosotros. Sin muchos detalles.

YO: ¿Que le has contado qué? ¿Y que tiene que ver eso para que le dejes leer los mensajes que te escribe tu marido?

GEMA: Vale, vale, ya le he dicho que deje de mirar. De lo otro, solo que tuve un desliz y que me estas dando una segunda oportunidad porque me quieres mucho. Bueno te dejo, te mando fotos. Un beso.

YO: Gema, ¿cómo que me dejas?, habla conmigo algo más

GEMA: Luego hablamos otro ratito, porfa, déjame disfrutar del sitio.

YO: Ok. Pero mándame las fotos. Un beso

GEMA: besazo. Te quiero.


Pasaron un par de minutos y comenzaron a entrar las fotos. Varias, a la entrada del restaurante un selfi, otra que alguien les hizo con la mano de el a la cintura de ella. Estaba tremenda mi mujer, la ropa que llevaba era una segunda piel, marcaba todo lo que se podía marcar y el canalillo de sus tetas se veía bien apretado y mas de lo que yo hubiese deseado. Esa cremallera había vuelto a bajar. Siguieron entrando fotos, varias durante la comida ambos juntos, varios selfis y otras que debió de tirar el camarero, el siempre con su mano sobre ella, de una manera u otra siempre terminaba con su mano depositada en ella. Luego otra con un cocinero, supongo que amigo de Miguel, ella en el centro y uno a cada lado agarrándola de la cintura. Pero en definitiva nada raro.


A final llegue una ultima precedida con una frase. Espero que no te moleste esta última, pero hace bastante calor, pero estoy casi segura que esta te pondrá la poya bien tiesa.

Y tuvo razón, mi poya salto como un resorte que pierde el tornillo de contención, era un selfi hecho por él, a quien se le veía en primer plano, ella se hallaba sentada, junto a una mesa con un copazo sobre ella. La cremallera de la cazadora estaba bajada hasta los límites que podía soportar sin que ambos pechos se le salieran. Era mas bien la apertura de un vestido de estos que llevan el escote abierto hasta casi el ombligo. Joder que barbaridad, como podía estar así delante de él. De repente un nuevo mensaje….


GEMA: ¿Enfadado? ¿Te ha gustado?

YO: Me ha gustado, pero me parece que te has pasado al hacerlo delante de él.

GEMA: Ya sabes que me he vuelto algo exhibicionista. Déjame que juegue con él y lo caliente.

YO: No me parece bien, fijo que tienes el coño echando agua, y encima quieres jugar esto, no vas a saber auto-limitarte

GEMA: Me pregunta que si te importa si me hace alguna foto con su teléfono, que las que haga te las mandará también.

YO: No, no me importa (ni me pensé esa respuesta, pensando en el resto), pero hazme caso, déjate de juegos.

GEMA: Venga no seas así, sabes que necesito un poco de esto y me tienes muy olvidada. Solo es morbo para ambos.

YO: Haz lo que te de la gana, al fin y al cabo, es lo que vas a hacer.

GEMA: Gracias, sabía que serias comprensible.

YO: Ya.

GEMA: Le digo que me haga una y que te la mande para que te sigas el viaje con tu pollita contenta.

No quise ni contestar.

Al momento otro… sonó de nuevo. Otra foto. De píe posando junto a una moto, una Harley, era catwoman en versión porno.

Piernas abiertas, marcando todo lo que se puede marcar, cazadora abierta hasta el tope bajo de la cremallera dejando casi ver sus pezones, (casi, pero no se les veían). La diferencia es que la el mensaje era desde el teléfono de Miguel. Y venía acompañado de una frase.

“Tío si fuera mi mujer, no la hubiese dejado nunca venirse con un tío como yo.”

Me apoye sobre el cristal de la venta y decidí pasar el resto de lo que quedaba de viaje aguantando como podía.

Os dejo un enlace a una foto, no es mi mujer, pero el corte es parecido, y mas o menos así iba vestida.
https://i.pinimg.com/564x/0d/08/05/0...83b9411251.jpg
Atheneo1972 is offline   Citar -
Los siguientes 6 Usuarios dan las gracias a Atheneo1972 por este Post:
Antiguo 03-abr-2018, 20:56   #24
juan1111
Ultra Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: jul-2017
Mensajes: 719
Gracias 1.063 Veces en 590 Posts
Predeterminado

Sarna con gusto.......
juan1111 is offline   Citar -
Antiguo 03-abr-2018, 22:07   #25
Volter54
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: sep-2017
Mensajes: 169
Gracias 174 Veces en 115 Posts
Predeterminado

Confia en mi dice la jodía , jejeje qué graciosa...
Volter54 is offline   Citar -