Antiguo 15-may-2008, 13:08   #1
voyeuralicante
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: mar-2008
Mensajes: 6
Gracias 0 Veces en 0 Posts
Predeterminado Experiencias De Un Voyeur

Hola [email protected]:

Hace relativamente poco tiempo que "estoy con vosotros", pero me he enganchado bastante a todas vuestras experiencias. Así que creo que es justo que también yo os cuente las mías.

Como dice mi nick soy voyeur, pero no un voyeur cualquiera, sino que soy el mejor voyeur que alguien se puede encontrar, y los que me conocen podrán ratificar lo que digo.

En fin lo que os quería contar es una de las mejores experiencias que he tenido y que me vino de casualidad: Tengo una amiga que es muy bi (más tirando a hetero), muy golfa ella pero un poco desconfiada a la hora de hacer alguna cita a ciegas con alguien al que no conoce. Un día me llama y me cuenta que ha quedado con una pareja a través de una página de contactos, pero que quiere que yo le acompañe a conocer esa pareja, así si no le apeteciera seguir con ellos esa noche, yo sería la excusa perfecta para ellos. Lógicamente ella sabía que yo era voyeur, e incluso un poco sumiso.

La verdad es que sin saber como, o quizás sí, me encontré sentado en un sofá de la habitación de un hotel, mirando como se lo montaban entre los tres durante muchísimo tiempo. Ellas se comián, se mordían, se frotaban, él intentaba meter por aquí, por allí, pero eran ellas las que llevaban la voz cantante, con todo tipo de juguetes y con unos gritos de esos a los que todos nos gustaría escuchar.

Una vez que todos terminaron (ya os contaré detalles si veis que os puede interesar), se sentaron en la cama mirándome, mientras mi amiga me decía: "Supongo que ahora te la cascarás para nosotros, no?" Y dicho y hecho.

Ni que decir tiene que sigue siendo mi amiga, aunque ahora tenga poco tiempo libre, y que ahora tengo dos amigos más, muy especiales a los que les envío un fuerte abrazo, ya que se que entran por aquí a menudo y con los que he vuelto a tener alguna experiencia más profunda.

Besos a [email protected]
voyeuralicante is offline   Citar -
Antiguo 15-may-2008, 14:06   #2
l i b e r a l 3 0 v l c
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: abr-2005
Ubicación: mundo
Mensajes: 335
Gracias 2 Veces en 2 Posts
Predeterminado

pues claro que interesan detalles amigo.........

aunque creo que no se pueden dar nombres, da alguna pista del hotel del encuentro.

Yo soy paisano tuyo, de Valencia, pero por circustanscias del trabajo a veces me tengo que desplazar a Alicante o Murcia y hospedarme en hoteles.

Cuantas veces habre soñado yo con tener toda una juerga de esas en la habitacion de al lado y pegar el oido a la pared mientras me hago un pajote, o que las chicas de recepcion se animen algun dia.......

Sigue contando, al igual que si conoces algun sitio especial para ejercer de buen voyeur.
l i b e r a l 3 0 v l c is offline   Citar -
Antiguo 16-may-2008, 23:20   #3
voyeuralicante
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: mar-2008
Mensajes: 6
Gracias 0 Veces en 0 Posts
Predeterminado Algun Detalle

Buenoooooo, esto no parece muy animado, no? muchas visitas, pero pocos comentarios, bueno a ver si nos animamos,...

Voy a dar algun detalle a ver si encendemos esto un poco,

Como os decía mi amiga había quedado con una pareja en un hotel. No sabía como eran , tan solo que estarían en la cafetería de un hotel y que ella(la chica de la pareja) llevaría un vestido ligero; pero le puso una condición: QUE NO SE PUSIERA ROPA INTERIOR.

Cuando vino a recogerme en su coche, ya sabía que esa noche mi amiga iba a por todas. Llevaba un corpiño superajustado que apenas cubrían sus 120 y un pantalón blanco que le marcaba todo lo que tenía.

Al llegar al hotel, enseguida localizamos a su cita. Era una pareja joven, de unos 35 años, él con camisa y pantalón oscuros y ella con un vestido muy fino con mucho vuelo.

Nos sentamos en frente de ellos y se notó que entre ellas había química, enseguida empezaron con una conversación caliente cuyo final estaba claro: se querían comer allí mismo, aunque la chica parecía querer ir poco a poco.

Pero mi amiga iba más al grano, sabía que la quería esa misma noche, y en cuanto pudo le soltó: supongo que no llevas nada bajo,... ¿? Y de golpe la chica abrió sus piernas, se subió un poco la falda y nos enseñó un pedazo de coño que ya estaba listo para entrar en acción, sin un pelo de tonto, por supuesto.

Estuvimos observando ese coñete durante por lo menos 10 minutos mientras nos tomábamos un café. Os podeis imaginar lo flipado que estaba yo: un joven voyeur que tenía que buscarse la vida para conseguir ver algo, y allí estaba yo en aquella cafetería (por cierto llena de gente) viendo aquello, y más viendo la cara del chico que gozaba mostrando los encantos de su chica.

Os podeis imaginar lo que tardamos en irnos de esa cafetería, pero eso os lo contaré si os veo un poquito más animados.

Besos a [email protected]
voyeuralicante is offline   Citar -
Antiguo 17-may-2008, 00:41   #4
miron10
Mega Pajillero
 
Avatar de miron10
 
Fecha de Ingreso: jul-2005
Mensajes: 122
Gracias 25 Veces en 12 Posts
Predeterminado

por favor. TODOS LOS DETALLESpp
__________________


Si quieres visitar nuestro hilo con fotos de poesia pincha aquí.
www.pajilleros.com/showthread.php?t=12492
miron10 is offline   Citar -
Antiguo 17-may-2008, 12:40   #5
EduRam
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: may-2008
Mensajes: 64
Gracias 0 Veces en 0 Posts
Predeterminado Claro que me ha gustado

Por supuesto que me ha gustado tu relato y me ha puesto caliente. Yo hubiera hecho igual que tú, pajearme delante de tu amiga y su ligue.

Te voy a contar algo mío, porque tengo muchas historias. Soy cornudo sumiso desde hace muchos años. Como ejemplo te contaré una. Estuve con mi zorra en el Caribe hace dos años. Acordamos que se pusiera en top a tomar el sol en un sitio tranquilo de la playa. Yo me quedé observando desde lejos. Al rato se le acercaron dos mulatos vendiéndole cosas. Ella empezó a hablar con ellos y le insinuó algo a uno muy macizo que estaba muy bien (casi me gustaba a mí). Se quedó con el y le untó crema en las tetas y el culazo. Quedaron para la noche en un club. Fuimos y yo la a compañaba, pero el macizo se acercó y sela llevó a otro lugar separado unos metros. Luego estuvieronn bailando pegados, sob´ñandola y besándose. Los camareros sabían que yo era el marido y que me estaba corneando. Yo como si nada. la cosa fue a más y el moreno le metió mano por debajo de la falda. Se la llevó a un apartado y allí hizo que se la mamara. Yo de lejos miraba todo y con la mano por dentro del pantalón 8estaba preparado y no habís bolsillos) me eché dos pajas esa noche. los camareros me decían ¡toro! y me toreaban con un mantel rojo y se reían de mí. Todo eso me excitó un montón. la noche terminó con mi puta y el guapo en la habitación de nuestro hotel y yo me fui a dormir a la playa. Bueno, la historis es larga porque al día siguiente se la follaron el tío y otro amigo macizo en una cala solitaria y yo lo veía todo desde arriba. Soy supercornudo y estpy orgulloso de serlo. Además, no follo a mi zorra porque ella no me deja hacerle nada. es más, nunca me ha comido mi polla, pero sí la de sus amantes. Tengo muchos historias de cuernos y de voyeur para contar, porque me encanta ser voyeur a la vez que me cornean. Adiós, amigo.

Cita:
Empezado por voyeuralicante Ver Mensaje
Hola [email protected]:

Hace relativamente poco tiempo que "estoy con vosotros", pero me he enganchado Ni que decir tiene que sigue siendo mi amiga, aunque ahora tenga poco tiempo libre, y que ahora tengo dos amigos más, muy especiales a los que les envío un fuerte abrazo, ya que se que entran por aquí a menudo y con los que he vuelto a tener alguna experiencia más profunda.

Besos a [email protected]
EduRam is offline   Citar -
Visita nuestro sponsor
Antiguo 17-may-2008, 22:52   #6
incognitaxxx
Mega Pajillero
 
Avatar de incognitaxxx
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Ubicación: Rozando la felicidad ;)
Mensajes: 325
Gracias 0 Veces en 0 Posts
Predeterminado

Voyeur alicante... que excitante la situación... una pareja, una amiga, un hotel...sin ropita interior... [email protected] contentos... mmmm, quien lo pillara
incognitaxxx is offline   Citar -
Antiguo 20-abr-2017, 19:50   #7
UNO PARA MIRAR
Mega Pajillero
 
Avatar de UNO PARA MIRAR
 
Fecha de Ingreso: jun-2015
Mensajes: 159
Gracias 135 Veces en 60 Posts
Predeterminado El Dueño De Los Descuidos

He intentado buscar el tema más apropiado para mi relato, y como no quería abrir un nuevo hilo por no ser muy voluminoso, lo he adjuntado en este

Espero que os guste, es absolutamente real y está recién salido del horno, como quién dice

Ha pasado. Mejor dicho, ha vuelto a pasar. Y si eso ha sucedido es porque quién escribe, como su propio nombre indica, está para lo que está y rara vez se le escapa un detalle digno de ser resaltado…Y, una vez que estoy aquí, relatado

Me encanta mirar, soy un mirón empedernido, no sé si he nacido para follar, por más que me encante, pero eso depende de dos, en cambio mirar…Reconozco que he nacido para mirar, pues ando siempre buscando el fallo femenino, el descuido, la mayor de las veces lo hago con cautela, esperando sigiloso mi oportunidad, otras soy más descarado, porque se percibe que quién protagoniza el descuido igual no sufre y no le importa exhibir sus encantos, pero soy como un animal hambriento que en cuanto percibe una presa fácil de ser observada no le quita ojo de encima

Allá vamos

Vivo en un ciudad del sur que no tiene playa, y si recalco el hecho de no tener playa es porque sí tiene río, y gracias a su curso y condición de navegable se ha hecho un paseo bastante coqueto y de mucho tránsito, lo que se traduce en un flujo permanente de personas, bien de ciclistas, corredores o simples paseantes, que a ciertas horas permite que las zonas más verdes sean asaltadas por visitantes en busca de sol y tranquilidad…Y ahí aparezco yo.
Me desplazo muchísimo en bicicleta, es más, trabajo a turno partido y en esta época suelo hacer los cuatro desplazamientos con la propia bici. Alguna que otra vez, sobre todo cuando dispongo de más tiempo, alargo el camino con el fin de hacer algo más de ejercicio…Otras veces soy yo el que me busco el tener más tiempo para terminar rondando esta zona que os he comentado anteriormente porque, si bien no me coge camino del trabajo, podríamos decir que tampoco me desvía mucho. Pedaleo rápido con el fin de llegar a mi destino elegido, la zona, según la hora, suele estar más o menos concurrida, y la verdad es que cuando yo lo hago no es la mayor, pero bueno, siempre es bien recibido darse una pasada por allí en busca de regalito visual por alguna descuidada que no está en lo que tiene que estar

…Como hoy

Así que llego a la zona referida, que comprende de un pequeño parque lindante con la orilla del río. El ancho de este parque apenas rebasará la veintena de metros, y como tope lo frena un pequeño muro que se ve acompañado por unos escalones cada cierto tramo para poder acceder abajo. Una vez arriba nos encontramos un camino asfaltado para el paso caminante o tránsito de bicicletas que atraviesa el trayecto del parque, como a un par de metros empieza un pequeño montículo elevado y algo inclinado que favorece el poder tumbarse, y ya arriba del todo el acerado que se comprende alrededor de la carretera. Yo iba pedaleando por el camino asfaltado mirando si en el parque había algo reseñable para bajar, pero siendo mala hora (apenas las cuatro y media de la tarde) no era muy esperanzador, pero veo que a medio centenar de metros unas piernas desnudas arqueadas en la zona del montículo. Evidentemente, a esa distancia me arriesgaba que esas piernas pudieran no ser femeninas, pero mi instinto me dicta que para casos así mejor jugártela del todo. Aminoro la marcha, echo el pie abajo y me desplazo andando tirando de la bici. Según me acerco voy cerciorándome de que, efectivamente, esas piernas son de una chica, que no está sola, y que anda despreocupada con el móvil en las manos. Es la ocasión ideal, pues gracias a eso puedo mirar sin ser visto. Es una chica joven, apenas tendrá los 18 años, porta un short ajustado y quién está a su lado debe ser su hermano, bastante menor que ella por la apariencia…Lo que yo no esperaba es que a esa parejita los acompañaran sus padres, como un metro por debajo de ellos, que se refugiaban tras un imponente árbol. El tipo anda dormido, está inclinado con la cabeza en dirección hacia donde yo llego, apoyado sobre el pecho de su mujer, que, para sorpresa mía, anda en perpendicular a mi camino y con una sorprendente mini falda vaquera y las piernas ligeramente arqueadas. Ella está despierta, luce grandes gafas de sol que me hacen dudar de si poder mirar o no, pero la verdad es que cuando llegue a su paso será muy difícil que me pueda contener.

Faltan apenas unos metros, mi caminar es cada vez más pausado, necesito eternizar la situación para tardar al mayor tiempo posible, el árbol les concede una sombra gratificante, todos están en ajenos en los suyo y yo idealizo la situación…La señora gira la cabeza en dirección a los hijos, o sea, que pierde mi posición, decido que es mi momento, doy unas zancadas más rápidas y cuando estoy justo a su altura miro su coño, tapado únicamente por un tanguita que, si no era transparente, era color carne. Me pongo malo. Literalmente. El culo absorbe la poca tela que hay a esa altura. Me suben las pulsaciones, recibo una bocanada de calor imposible de asimilar, no es plan de pasar por allí y desaprovechar la ocasión de contemplar con más detalle semejante tesoro. Al cabo de una decena de metros, quizás fueran menos, busco un poco de sombra, me paro y apoyo la bicicleta, intento serenarme y buscar la manera de recrearme como esa situación se merece.

Reparo en la protagonista. Entre 45 y 50 años, resultona, muslos apretados y un pecho considerable. Daría más detalles pero entre lo que esconden sus gafas de sol y la postura, con la cabeza del marido a mitad de cuerpo, tampoco daba para más. Eso sí, será por la situación vivida o la postura que mantiene con una prenda que apenas le tapa nada, morbo desprendía a raudales.

Y si es por el aspecto, seguramente sean foráneos y estén pasando aquí unos días

Me fijo en el río, en los piragüistas que lo atraviesan de un lado a otro, en el frente, en el cielo, en los que pasan a mi alrededor…La verdad es que no sé dónde posar la vista, porque lo que realmente deseo es mirar a esta mujer de nuevo, pero pasan los minutos y no es fácil encontrar una excusa para ponerme de frente
Ella percibe mi presencia, y de mis miradas, por lo que decide sobreponer una pierna sobre otra, aunque desde mi posición apenas pueda ver más que el final de los muslos…En la zona donde me encuentro, el sol empieza a molestarme, por lo que creo haber encontrado la excusa perfecta para moverme. Hago ademán de desplazarme hacia mi derecha buscando de nuevo la sombra, pero para eso espero el momento adecuado. Apoyado sobre el muro me pongo de perfil a ella, temo la reacción del marido, en cualquier momento se despierta y rompe mis pretensiones, pero el tipo sigue en brazos de Morfeo. Estoy a un paso de dar el salto definitivo, sólo es cuestión de esperar el momento preciso.

Ahí reside la diferencia entre el éxito y el fracaso…Nunca desesperes
Suelto otra mirada, sigo jugando mis cartas. Ahora se escucha desde el móvil de la niña un estentóreo y molesto sonido, lo que hace que la madre reaccione, aflojando la posición de las piernas para medio incorporarse y advertir sobre lo imprudente de esa actitud.

Es mi señal

Giro rápidamente el manillar de la bicicleta, lo pongo en posición vertical y salgo raudo buscando la nueva sombra. Me quedan apenas un par de metros para alcanzar mi objetivo, y la presa de mis miradas sigue absorta con la hija. No dejo de mirar, es más, lo hago descarado, fijando la vista en su entrepierna. Se comprueba, finalmente, que se trata de un tanga color carne, aunque por encima se le adivina cierto vello púbico. Con el cuerpo girado se ve que la pequeña prenda anda un poco forzada, por lo que no tapa todo lo que debe, se le ha escapado el labio derecho…Creo que me va a dar algo, el corazón creo que asoma por la boca, escucho mis propios latidos como su fueran una manda de rinocerontes, se me queda la imagen congelada en la mente.

Una vez asentado en la nueva sombra, percibo ahora desde el lado contrario que la mujer ha retomado su posición anterior, sobre poniendo la pierna derecha sobre la izquierda, así que como ya percibo que mi hora de trabajo se acerca, mejor no hago más movimientos sospechosos y al cabo de un par de minutos inicio la marcha hacia el trabajo con un calentón de dos pares y fustigándome interiormente pensando en la diferencia del lugar donde me encontraba a donde me dirigía

Saludos

PD: La calentura de la tarde sólo podía mitigarla o haciéndome una buena paja (todo llegará) o compartirlo con vosotros…jeje

Última edición por UNO PARA MIRAR fecha: 20-abr-2017 a las 19:57.
UNO PARA MIRAR is offline   Citar -