Responder

Tus Relatos y experiencias - Ver a amigas / conocidas desnudas Herramientas
Antiguo 16-oct-2017, 21:31   #601
luis5acont
Moderador
 
Avatar de luis5acont
 
Fecha de Ingreso: may-2013
Mensajes: 7.981
Gracias 13.577 Veces en 5.794 Posts
Predeterminado

Cita:
Cita:
Empezado por Jacobo19 Ver Mensaje
Pues puede ser, hemos quedado para vernos otro día
Pues si te vuelve a llevar a comprar braguitas o sujetadores es que esta tratando de decirte algo
luis5acont is online now   Citar -
Antiguo 20-oct-2017, 19:57   #602
Amatum
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Amatum
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: TOLEDO/MADRID
Mensajes: 871
Gracias 313 Veces en 250 Posts
Predeterminado Y una cuñada que tal?

Bueno, creo que es una de las fantasías mas recurrentes.
Ver desnuda a la cuñada (mas joven) que esta como un quesito.
Pues nada, es algo que he conseguido varias veces, como sabéis soy masajista, y claro..... que si me duele la espalda, que si me duele el cuello, etc.

Bonita sensación, tener a una niña que supera por poco la mayoria de edad, dulce y preciosa, ahi desnuda... tapandose solo su precioso y depilado xoxito con una toalla.

Sus pechos desafiantes a la gravedad.....

Ufffff....... morbo morbo morbo y calentamiento global.....
__________________
La Sensualidad, el Morbo y el Erotismo, no están reñidos con la educación y el respeto.
Amatum is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a Amatum por este Post:
Antiguo 20-oct-2017, 19:59   #603
Amatum
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de Amatum
 
Fecha de Ingreso: may-2012
Ubicación: TOLEDO/MADRID
Mensajes: 871
Gracias 313 Veces en 250 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Jacobo19 Ver Mensaje
Esta tarde he estado de compras en un C.C con una amiga y después de muchas tiendas y bastante aburrimiento por mi parte, llego lo bueno, cuando entramos en una tienda de ropa interior, ella pidió un monton de sujetadores para probar y se metió en un probador, pues bien no sé si adrede o no, no cerró bien la cortina del probador y le pude ver las tetas mientras se probaba los sujetadores , y yo mientras notando una tremenda erección en mis calzoncillos.
Eso me ha ocurrido a mi con una cuñada..... me hinché a ver tetas.... se estaba probando sujetadores jjjjj y el panoli del marido que no se si no se enteraba o lo disfrutaba.
__________________
La Sensualidad, el Morbo y el Erotismo, no están reñidos con la educación y el respeto.
Amatum is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a Amatum por este Post:
Antiguo 26-oct-2017, 03:55   #604
gus3800
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ago-2017
Mensajes: 24
Gracias 35 Veces en 15 Posts
Predeterminado

Les cuento cómo espié a una amiga que me tenía a full. No me daba calce ya que tenìa novio y ya sabemos que eso dispara el morbo en algunos como yo (o ustedes). Yo, estaba recaliente en forma constante con ella, pero no pasaba nada.
En un viaje profesional que hicimos juntos, nos tocó parar en el mismo hostel, misma habitación, de esas con varias camas. Todo contacto sexual era imposible asì que... "mirar y pajear" como dicen los niños. Me harté de verle los pies, ya que soy adicto a ellos y hasta con disimulo se los fotografié, eran bonitos pero yo quería verla toda en cueros.
Así que la idea de verla desnuda me picó.
Un día se me ocurrió espiarla cuando se duchaba, cosa no muy difícil pues los baños son mixtos y dan directo a la habitación. Colé una mirada al baño y me di cuenta que no se podía atisbar nada, era estrecho y muy húmedo, sólo se sentía el ruido del agua. Ella salió ya vestida pero incómoda porque en ese baño se mojaba siempre la ropa.
Entonces hice una de campeonato la noche siguiente.
Dado que no quedaba nadie ya , le dije que se quedara en la habitación tranquila y se bañara cómodamente, que yo iba al lobby a ver internet y tendría toda la habitación para ella, luego debía pasarme a buscar.
La idea era que se vistiera en la habitación y no en las duchas.
Para espiarla, tomé el móvil y lo dejé oculto con ropa, con la lente descubierta. Ella trancó la puerta con mi caballo de Troya dentro.
Con el corazón en la boca esperé abajo la hora entera que le llevó bañarse, secarse y vestirse hasta que bajó a buscarme, con una excusa cualquiera subí y recuperé el móvil de entre la ropa.
Lo que vi superó mis expectativas.
Antes de bajar ya había visto el video y me había "acogotado el ganso" con esa película. Gran calentura.
No solo alcancé a verla como dio la trajo al mundo, sino que pude ver cómo se masturbaba o al menos eso me pareció, mientras hablaba con el novio, se vestía, se colocaba el sujetador, la bombacha y las medias. Una hora deliciosa.
Despejé varias dudas sobre su cuerpo:

1- Tenia pezones casi negros, a pesar de ser rubia,
2- El coño depilado y de piel algo oscura
3- Se tocaba mucho, constantemente, aunque no pude ver si era una paja real femenina o se estaba pasando alguna crema.
4. La "raya" del trasero -algo caìdo- era corta pero agradable de ver.
5- Usaba una tanga muy delgada.

Creo que nunca pude espiar con tanta fortuna y el resultado fue MUCHO mas allá de ver alguna formas por una cerradura, más adivinadas que reales.
Por desgracia perdí mi móvil un año después y ya no pude recuperar esa joya del séptimo arte. El vídeo tuvo su beneficio, porque me deje de obsesionar con esa chica, mediante mil pajas sistemáticamente ejecutadas- Luego se me pasó y ella dejó de ser una novedad, eso ocurre.
Buscare fotos de otras presas de mis cacerías, para compartirlas.

Última edición por gus3800 fecha: 26-oct-2017 a las 04:10.
gus3800 is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a gus3800 por este Post:
Antiguo 26-oct-2017, 13:40   #605
paketillo
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2007
Ubicación: Valencia
Mensajes: 259
Gracias 354 Veces en 153 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por Amatum Ver Mensaje
Bueno, creo que es una de las fantasías mas recurrentes.
Ver desnuda a la cuñada (mas joven) que esta como un quesito.
Pues nada, es algo que he conseguido varias veces, como sabéis soy masajista, y claro..... que si me duele la espalda, que si me duele el cuello, etc.

Bonita sensación, tener a una niña que supera por poco la mayoria de edad, dulce y preciosa, ahi desnuda... tapandose solo su precioso y depilado xoxito con una toalla.

Sus pechos desafiantes a la gravedad.....

Ufffff....... morbo morbo morbo y calentamiento global.....
Me muero de envidia!!!
paketillo is offline   Citar -
Visita nuestro sponsor
Antiguo 29-ene-2018, 09:24   #606
tza00
Ultra Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: feb-2010
Mensajes: 790
Gracias 881 Veces en 193 Posts
Predeterminado

q suerte ver amigas desnudas.........
tza00 is offline   Citar -
Antiguo 30-ene-2018, 08:16   #607
jovenjv36
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: mar-2009
Mensajes: 89
Gracias 34 Veces en 20 Posts
Predeterminado

A mi me paso que después de muchos años volví a ver a un conocida chica de mi pubertad, en aquellos años era salvaje mente sexi y provocativa o por lo menos a mi me parecía.

Morena, delgada, media melena rizado, ojos azules, poco pecho, casi plana......pero algo de especial que no sabes porque, pero te llama la atención.

Hace unos meses la vi en el barrio, ha venido a vivir a la zona y la vi casada y con dos hijos.......lo que me llamo la atención es que el día era caluroso e iba en camisa y sin sujetador.

Sus pechos no han cambiado pese a tener dos hijos, sigue siendo plana pero si sus pezones estaban tiesos y erectos, queriendo salir de la camisa.

Me puse a mil.
jovenjv36 is offline   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a jovenjv36 por este Post:
Antiguo 04-abr-2018, 23:55   #608
luis5acont
Moderador
 
Avatar de luis5acont
 
Fecha de Ingreso: may-2013
Mensajes: 7.981
Gracias 13.577 Veces en 5.794 Posts
Predeterminado Chelo

Bueno, esta es una historia de hace mucho tiempo.

Si ver a una chica (o que te vean a ti) en una situación comprometida siempre es morboso, cuando se trata de una conocida el nivel alcanza cotas muy altas…jejejeee.

En este caso se trataba de una amiga de mi prima. Teníamos 18 años apenas cumplidos, y ellas salían de vez en cuando con mi pandilla. Coincidíamos en gustos musicales y ambientes nocturnos, así que aunque ellas formaban un dúo y siempre iban juntas y solas, de vez en cuando, coincidíamos en locales de marcha y se pegaban a mi grupo.

La chica era bastante maja y empatizaba pronto con cualquiera. Muy guapita de cara y con unos ojos muy bonitos. Como mi prima, le iba lo “siniestro”, al estilo “parálisis permanente” y los inicios de Alaska y pegamoides, así que casi siempre iban de negro (ropa oscura y con transparencias en ocasiones) y a veces de cuero (pantalones ajustados y minifaldas muy “mini”).

La muchacha, solo tenía un problema, y es que a veces, se ponía un poco “bipolar”. Yo creía que le pasaba porque en alguna ocasión se “metía” algo raro, un tripi, lsd o algo así. Mi prima siempre defendió que no, que ella era así y que lo que pasaba es que a veces, la bebida le sentaba muy mal. Yo creo que decía la verdad, la chica tenía un ramalazo bipolar que a veces se manifestaba de improviso, generalmente por el consumo de alcohol o cuando se encontraba en una situación mental propicia.

Cuando esto pasaba, lo mismo le arreaba un bofetón a un tío por cogerla de la cintura bailando o mirarla “raro”, que se iba con el primero que le hiciera caso, a meterse mano al aparcamiento. Algunos de mis colegas y yo mismo, estábamos al loro en aquellas ocasiones en que se “aceleraba”, a ver por donde salía…si tocaba sexo o bronca. Pero ahí estaba mi prima en esas situaciones para defender a su amiga de moscones. Nos paraba los pies pronto y quitaba enseguida a su compi de en medio.

Una ocasión muy sonada, en que la cosa se le fue de las manos, fue una noche en una fiesta que hicimos en el local de un amigo. Ese día se puso bastante eufórica. Estaba un poco depre y de repente, el alcohol, la música y la compañía de un chaval de la pandilla al que nunca había hecho caso, la hicieron venirse de golpe arriba. Los vimos muy acaramelados bailando juntos y lego a ella sentada sobre sus rodillas mientras rozaban sus caras. Mi prima se acercó a ver qué pasaba y se la llevó al baño. Ella decía que el chaval era estupendo y que la entendía “perfectamente”, que habían establecido de golpe una conexión muy bonita…en fin, que aunque mi prima no le quitaba ojo conociéndola, en un momento dado, los dos desaparecieron sin más.

Nos pasamos una hora buscándolos por todos lados y nada. Mi prima se dio por vencida y yo la acompañé a su casa. Al día siguiente, en uno de sus típicos arrebatos, ella la llamo atacada, contándole que se habían ido a un parque cercano y esta vez había ido hasta el final. Nada de magreos ni de pajas, habían follado entre los árboles, sobre el césped. Que ella estaba “muy encendida” y que se comieron a besos. Cuando él empezó a meterle mano, ella se subió encima y la cosa se les fue de las manos. Además, para más inri, entre el ciego que llevaban y la euforia, no les importó estar sin condones. Ella ni siquiera le pidió que se corriera fuera. Se lo follo con tanto ímpetu, él tumbado y ella cabalgándolo, que para cuando quiso darse cuenta ya se había ido dentro.

Al despertar, como le solía pasar, se puso neurótica y a darle al coco. Que si era un conocido, que si se lo iba a contar a toda la pandilla (ahí no le faltaba razón), que si se iba a quedar embarazada, que si sus padres la echaban de casa…en fin. Lo que tenía que haber quedado como una anécdota y a pasar página (el tema no tuvo más consecuencias), le costó un par de meses de depresión y mal humor. Lo gracioso es que el chaval no entendía nada de nada. Todo ilusionado, nos contó al día siguiente el rollito que habían tenido. Esa misma tarde la llamó para quedar de nuevo y para salir juntos. La había acompañado a su casa la madrugada anterior y se habían despedido con un beso en la boca. Cuando la telefoneó todo ilusionado, pensando que ya había ligado, se llevó el rapapolvo del siglo. Se quedó planchado.
En fin, vamos a lo que vamos.

Fue una noche de sábado, coincidimos como era habitual en la zona de macha. Sobre la una de la madrugada, decidimos un par de colegas y yo, irnos a un pub de barrio que conocíamos. Fuera de la zona de ambiente, era de los que no cerraban hasta el amanecer. Allí casi todos éramos habituales y el dueño solo dejaba entrar a gente conocida partir de esa hora. Buena música, siempre improvisaba algo de tapeo o de comida para aguantar el tirón y ambiente muy de andar por casa. Mi prima y su amiga decidieron venirse, ya habían estado antes y les gustaba el plan. Estaban muy eufóricas porque mis tíos pasaban unos días en la costa y mi prima estaba sola en casa. Su amiga se quedaba a dormir con ella, así que ese día, no tenían hora de llegada ni nadie las esperaba.

Bueno, lo cierto es que ya habíamos pasado de las cervezas a los cubatas, y cuando ya estábamos a punto de irnos, el dueño del bar improvisó una de sus famosas sangrías a petición popular. De vez en cuando, hacia una y nos invitaba a los clientes a un par de vasos. Ahí fue el descojone definitivo, porque la sangría es de lo peor que puedes tomar si va bien cargada. Muy dulzona y fresca entra del tirón, pero cuando empezó a hacer efecto el coctel de licores que iban mezclados con el vino y la casera, a todos nos dio un pelotazo. Llovía sobre mojado con lo que llevábamos ya bebido.

Nuestra amiga, comenzó a acusarlo, y no paraba de reír, ni de mezclarse con la gente, bailando y repartiendo abrazos. Con buen criterio, mi prima decidió que tocaba retirada antes de que se liara más, o que nos llegara un coma etílico. Me pidió que las acompañara. No había pelas para un taxi y dudaba que pudiera cargar sola con su compi. Además, ésta había prodigado sus encantos con varios chavales del bar, que insistían en llevarlas a casa. Ella temía que las siguieran o se pusieran demasiado pesados.

Tardamos casi una hora en llegar a su casa. A nuestra amiga, le dio el bajón por el camino, como a nosotros dos. El cansancio y el alcohol se dejaron sentir una vez pasado el efecto eufórico. Las risas y las voces que iba dando, se cambiaron en fatiga, ganas de vomitar y mareo. En varias ocasiones nos hizo parar para echar la pota, sin conseguirlo. Ya llegando a casa, la llevábamos entre los dos y nos dijo que parasemos que tenía que mear.

Supongo que aquí pensáis que es donde viene la parte interesante…bueno casi. Quiero contaros la historia bien, así que solo un par de renglones más de paciencia, y creo que el resultado os va a gustar seguro…jajajaaa…
luis5acont is online now   Citar -
Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a luis5acont por este Post:
Antiguo 05-abr-2018, 22:17   #609
luis5acont
Moderador
 
Avatar de luis5acont
 
Fecha de Ingreso: may-2013
Mensajes: 7.981
Gracias 13.577 Veces en 5.794 Posts
Predeterminado Chelo II

Se metieron entre dos coches, mientras yo vigilaba. No pude ver nada pero las oía discutir.

Tía, mea ya de una vez que no puedo sostenerte.

Quiero pero no me viene…

Venga, que no vamos a llegar nunca.

Espera un poco, ya…

Joder que me estas poniendo perdida…

Sujétame que me mareo…


Bueno, así más o menos, iba la cosa cuando finalmente llegamos.

¿Subo o puedes sola con ella?

Sube por favor.

Para acompañarlas había ido en dirección contraria a casa. Ahora me esperaba una buena caminata a mí también, así que mi prima, que estaba en todo, me ofreció quedarme a dormir.

Luego llamas a casa...
me dijo. Además, me viene bien que te quedes, vamos a ver qué noche me da ésta…

Bien, lo que quedaba de noche dio para dos imágenes que aún recuerdo y son el motivo de contar esta experiencia.

Echamos a la amiga en la cama de matrimonio de mis tíos. Mi prima ya veía que tenía que dormir con ella y era la única habitación con cama doble. No se estaba quieta. Todo le daba vueltas. Movía las piernas y se giraba intentando encontrar alguna postura donde el mareo fuera menos. En un momento, la minifalda comenzó a replegarse hacia la cintura, sobre sus muslos, dejándome ver unas braguitas color burdeos.

Cuando mi prima empezó a quitarle la ropa, me salí fuera, sin necesidad que me dijera nada, pero me quede en el pasillo a la espera de ver si necesitaba algo, o donde me acomodaba yo para pasar la noche.

Luis, ven un momento….

Entré y vi que la amiga estaba en bragas y camiseta. Trataba de taparla con una sábana, pero ella no se dejaba.

Bueno mira, pues te quedas así, que con Luis hay confianza y ya me tienes harta. Que te vea todo lo que te tenga que ver…

Voy por un pijama y unas toallas para poner, ésta seguro que me pone la cama perdida.


Yo me quede a solas con ella, que a esas alturas, ya no sabía o no le importaba si yo estaba allí o no. Había flexionado las piernas y podía ver sin ningún problema el bulto de su coñito, marcado perfectamente por unas braguitas coloradas, súper finas, que se adaptaban perfectamente a cada arruga o pliegue de su sexo, porque además estaban totalmente chorreando. Al pararse entre los coches, o había meado sin llegar a bajárselas, o se lo había vuelto a hacer por el camino. No es que estuvieran húmedas ni salpicadas, estaban completamente mojadas. El olor a pipi, además, dejaba poco lugar a dudas.

Como podéis imaginaros, ver así a Chelo, la amiga de mi prima, hizo que se me pasara de golpe buena parte de la borrachera que llevaba. Pude recrearme y lo hice, fijándome en esas bragas que llamaban tanto la atención, tanto por su color como por lo que marcaban y transparentaban. Me parecía increíble que fueran tan finas, si hubiesen sido blancas, casi seria como si no las llevase puestas. Al estar mojadas se pegaban de tal manera, que podía ver como se movían los pliegues de su coño, y se marcaban totalmente sus labios vaginales.

La otra sorpresa, fue observar, que prácticamente tenía el sexo depilado, o eso me pareció a mí. En aquella época no era habitual todavía. La moda de la depilación total llegaría más adelante. Ningún pelillo sobresalía entre las braguitas, y eso que eran tan ajustadas que apenas dejaban margen fuera de su coñito. Tampoco se marcaba nada por debajo, aunque podía ser que estuviesen también tan mojados que no se apreciara.

En cualquier caso, más adelante le saque el tema a mi prima y ella me confirmó que Chelo se lo solía depilar del todo cuando se hacían la cera. Lo más atrevido entonces era hacerse lo que luego se llamaría un brasileño, dejando una raspita de pelo. Pero lo normal era solo depilarse lo que sobresalía del bikini.
Yo seguía absorto mirándola sin poder apartar la vista de su chochito, cuando le vino una pequeña arcada y cerró las piernas girándose de lado.

Ahora me ofrecía la vista de su culito, enmarcado por las bragas color bermellón.

No es que su culo fuera de los que más llamaran la atención, era más bien cuadrado y no demasiado respingón (el de mi prima era mucho más bonito y llamativo), pero en aquella postura y con uno de los cachetes de la braga metidos por la raja, a mí se me subió la sangre a las sienes.

En ese momento entro mi prima con un par de toallas grandes de baño y un pijama colgado del brazo.

Jope cómo está esta, anda ayúdame a poner las toallas.


Extendimos las dos toallas a modo de sábana. Chelo se dejaba mover. La hicimos girarse para colocarla encima y volvió adoptar la posición fetal, dándonos el trasero. Mi prima se fijó en la mancha que se extendía hasta la misma raja del culo.

Tía te voy a poner el pijama, estás chorreando.

Yo sabía lo que venía ahora. Le iba a quitar las bragas, la secaría con la toalla pasándosela entre los muslos y le pondría el pantalón de pijama. Me quedé un momento absorto imaginando la escena. Cuando me di cuenta, mi prima me estaba echando una mirada entre divertida y recriminadora.

Anda tira, me dijo. Qué ya has visto bastante....

Así que a pesar de la papa que tenía encima cuando llegue al cuarto de mi prima y me metí en la cama, cayó una paja de campeonato.

Continuara...

Pongo una foto lo mas aproximada posible a la imagen que realmente se me ofrecio....
luis5acont is online now   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a luis5acont por este Post:
Antiguo 07-abr-2018, 22:27   #610
luis5acont
Moderador
 
Avatar de luis5acont
 
Fecha de Ingreso: may-2013
Mensajes: 7.981
Gracias 13.577 Veces en 5.794 Posts
Predeterminado Chelo III

Cuando me desperté era casi mediodía. Oí ruido en la cocina y pegué un brinco de la cama. No me había acordado de llamar a casa. Mi prima estaba haciéndose un café. Me dijo: no te preocupes que ya he llamado yo.

¿Qué tal la noche?

Pues nada, una hora dando vueltas hasta que la llevé al baño y pudo echar la pota. Desde entonces hasta ahora ¿Desayunas algo?

Sí, pero voy primero al servicio.

Pues anda, a ver si tú eres capaz de levantarla.

Agradecido por la oportunidad que me daba mi prima, asome con cuidado la cabeza por la puerta de la habitación, sin saber cómo me la iba a encontrar. La llame una primera vez bajito, pero no me contestó.

Cumplido el trámite me colé hasta el fondo. Estaba tirada boca abajo en la cama. Se ve que se le había secado la garganta, porque emitía pequeños ronquidos y de vez en cuando, se le aceleraba un poco la respiración. Tenía el pantalón de pijama puesto, con las perneras remangadas casi hasta las rodillas, testigo de la lucha nocturna consigo misma. Mi prima había subido la persiana a ver si la despertaba, así que había suficiente luz. Chelo se había tapado la cabeza con la almohada.

Yo ya sabía que no había debajo del pijama nada, que estaba sin bragas. Lo que pasa es que este era lo suficientemente opaco para no dejar transparentar nada. Lo bueno es que hacía calor y se había quitado la parte de arriba. Todo me pareció muy excitante, no tanto por la imagen, que no tenía mucho de glamour, sino por la situación.

A mí, Chelo me agradaba, aunque no tenía un tipazo. Era muy guapa para mí gusto, con unos ojos preciosos, y la cara de melancolía que siempre tenía, la hacía más atractiva aún para mí. Era un poco ancha de caderas pero no tenía formas muy redondas ni exuberantes, sino más bien rectas. Sus pechos tampoco destacaban por su tamaño. A pesar de todo, para mí, sí que su cuerpo guardaba una extraña armonía y sobre todo me excitaba por ser quién era y por lo que sabía de ella. Por ser la mejor amiga de mi prima y por haber compartido tantos ratos juntos. Eso le daba un plus de morbo a una chica que en otra situación, no me hubiera fijado demasiado en ella.

Le toque un hombro y la moví un poco mientras la llamaba. Ella se negaba a abrir los ojos.

Estoy fatal…

Venga levántate y te echas algo al estómago ya verás cómo se te va a pasar.

Nooo… yo solo quiero dormir.


Ella sabía perfectamente que hablaba conmigo, pero yo creo que no era muy consciente de su situación semidesnuda. Giró y se recostó de lado dejándome ver sus tetas a placer.

Resultaron no ser tan pequeñas como yo pensaba y en forma de pera. Puntiagudas, cómo las negritas que había visto en documentales. La verdad es que no me las imaginaba así. Los pezones, muy rosaditos, en contrate con el resto del pecho muy blanco, eran gruesos y le cubrían prácticamente toda la punta del pecho.

Yo estaba como hipnotizado. Solo cuando se giró al otro lado y se abrazó a la almohada, salí de la habitación. Me fui de allí una hora después y ella aún seguía dormida.

Continuara...

Ahora par que se parecen a las de Chelo....
luis5acont is online now   Citar -
Los siguientes 5 Usuarios dan las gracias a luis5acont por este Post:
Antiguo 08-abr-2018, 21:16   #611
moreniko88
Mega Pajillero
 
Avatar de moreniko88
 
Fecha de Ingreso: ago-2010
Ubicación: madrid
Mensajes: 102
Gracias 114 Veces en 19 Posts
Predeterminado

A mi me pasó un caso realmente morboso...Era un viernes y subimos a cenar a casa de mis suegros,pues bien en esos días vino una prima de mi chica a pasar unos días donde mis suegros ya que mi chica tiene más hermanas...
Pues decir que su prima 18 años siempre me ha vuelto loco,es GUAPISIMA!!!!
Al grano,bajé a comprar el pan y a la que subí fui al baño a mear,el baño tiene el pestillo roto,con lo que yo sin saberlo abrí y !SORPRESAAAA!!! estaba la prima de mi chica meando!!!!que grito pegó,pero eso sí la vi toda su rajita,completamente rasurada color rosita,madre mía según entré a mear después que paja cayó.....
moreniko88 is offline   Citar -
Antiguo 09-abr-2018, 22:11   #612
luis5acont
Moderador
 
Avatar de luis5acont
 
Fecha de Ingreso: may-2013
Mensajes: 7.981
Gracias 13.577 Veces en 5.794 Posts
Predeterminado Chelo IV

Bueno, el epilogo de esto, es que no fue la última vez que vi a Chelo en una situación erótica. A partir de ese día, lo cierto es que ella pareció tener más familiaridad. No sé exactamente que clic se activó en su forma de relacionarse conmigo, pero entré en su círculo de confianza. No al nivel de mi prima, lógicamente, pero si más que cualquier otro chico de su entorno. Las dos siguientes escenas que me regaló más adelante, antes de que nos distanciáramos, fueron un topless en una playa fluvial a la que fuimos los tres a bañarnos, y un paseíto en bragas por su piso.

El primero, fue al inicio de un verano, en una excursión a la montaña a un arroyo que conocíamos bien. Íbamos con otra pareja y nos paramos en una zona donde el torrente formaba pozas aptas para el baño, algunas de ellas rodeadas de piedras y arenal donde se podía tomar el sol cómodamente. Comimos y la otra pareja decidió continuar hasta arriba del todo, a una pequeña cascada donde empezaba el arroyo. Era una hora más andando y como ya conocíamos el sitio, nosotros tres decidimos quedarnos a tomar el sol y descansar.

En un momento, desaparecieron las camisetas y los pantalones cortos y aparecieron los biquinis. La primera tanda de miradas me la pusieron fácil. Se pusieron boca abajo y mi prima se relió la tela del biquini, para dejar la mayor parte de sus nalgas al aire, con objeto que le quedaran las menores marcas posibles. Como si llevara un tanga de los actuales. Chelo la imitó casi al instante, y allí estaba yo, imaginándome barbaridades mientras escudado tras unos cristales ahumados, no perdía detalle.

Pasado un rato, mi prima se volvió, y dándose crema por delante, se bajó el sostén hasta casi los pezones. Solo estos quedaban ocultos, el resto de las tetas, se mostraban casi al completo. Pero la sorpresa vino con nuestra amiga, de nuevo. Chelo se quitó completamente la parte de arriba y pidió que le pasáramos la crema.

Mi prima hizo ademan de lanzársela, pero yo le dije que no, no se fuera a estampar el bote contra las rocas y se rompiera. Se lo alargue a ella, que me lo agradeció con una sonrisa. Luego, volviendo a lo suyo, como si yo no estuviera, se aplicó a darse crema en las tetas. Me sorprendió, que en vez de tratar de extenderla sin más, ella se aplicó un masaje en sus “peras”, apretando desde la parte más gruesa hacia la punta de los pezones, como si se estuviese ordeñando. Era muy cuidadosa con su piel, eso ya lo había observado yo antes, y se ve que quería que la crema penetrara bien, para evitar lunares o manchas en una parte tan delicada (y llamativa) de su cuerpo. A pesar del calor, el agua no estaba para bañarse aun. Demasiado fría, pero yo tuve que meterme hasta que rozó mis huevos, por el calentón que había pillado. Seguía mirándola disimuladamente, pero sus tetas quietas y hacia los lados mientras estaba boca arriba, ya no me llamaban tanto la atención. Es que no podía quitarme de la mente la imagen de ella esparciendo la leche solar y masajeándose hasta la punta de los pezones.

La segunda ocasión llego un mes después.

Se estaban arreglando en casa de Chelo para ir a un concierto con mi pandilla y yo había quedado en recogerlas. Estaban solas cuando llegué. Ella salió del cuarto de baño donde se estaba maquillando, y me saludó sin darle ninguna importancia a ir medio en pelotas (sujetador y bragas). Yo siempre me daba un beso con mi prima, y desde hacía un tiempo (otra prueba de que me había admitido en su círculo íntimo), ella también se sumó a ese ritual. Así que estaba yo de pie en el salón, hablando con mi prima que ya estaba maquillada y vestida, y se oyó a Chelo salir del aseo. Yo pensaba que enfilaría directamente a su habitación, pero no. Se vino hacia mí y me saludó sin más, con un beso en la mejilla.

Esta vez estaba más vestida, que en las otras ocasiones anteriores, pero la carga de morbo era si cabe superior. Las bragas se adaptaban perfectamente a su coñito, pero eran más bien escasas, remarcando su monte de venus más que ocultándolo. Llevaba un sostén de copa, que ocultaba sus tetas, pero que las elevaba y las hacia moverse al caminar de forma voluptuosa. Al darse la vuelta, segunda sorpresa. Eran de caladitos y una tela semitransparente solo en el culo. Oscura pero tan fina que dejaba ver los cachetes y la raja de su culo dividiéndolos. Fue hipnótico verla irse sin girar la cabeza ni una sola vez.

Mi prima no hizo ningún comentario en ese momento, pero parecía divertida porque seguro que me cambió la cara.

Hasta entonces, mis amigos pensaban que había alguna intención oculta de llamar mi atención, yo mismo lo hice, pero resultó ser que no, simplemente me había admitido en el reducido círculo de gente de su confianza, y no veía mayor problema en mostrarse así. Me lo confirmo mi prima, a la que sondee sobre la posibilidad de que quizá yo le gustara a Chelo. En ese momento ella no había detectado en su amiga más interés hacia mí, que el considerarme al igual que a ella, uno de sus íntimos. La primera vez que la vi medio en pelota la noche aquella, me toleró más que otra cosa (ya era mucho para ella), porque la estaba tratando de ayudar y yo le inspiraba confianza a mi prima, y por tanto Chelo también me le daba.

La segunda vez en el topless, ya me consideraba alguien ante quien podía tomarse ciertas libertades y familiaridades. Lo cierto en que en el episodio del arroyo, no mostro en ningún momento signos de querer llamar mi atención. Ningún coqueteo, ninguna mirada a ver si yo la observaba, ninguna postura explicita para llamar mi atención…

Pero aquí se me saltaron un poco las alarmas. ¿A que venía salir así del cuarto baño y venir a darme un beso? ¿Por qué no se vistió antes? ¿Y esa forma de andar hacia su cuarto? Esta vez sí noté un cierto afán de exhibirse ante mí.

Pudiera ser que simplemente se sintiera sexy y guapa así, con esa lencería, y quería que un chico la admirara. Sentirse deseada, ya que posiblemente ese día nadie iba a poder verla tan erótica una vez se vistiera. Quizás fuese una broma o una picardía para quedarse conmigo o ver como reaccionaba. O quizás, era una señal de que yo le gustaba…

El caso es que esa noche no hubo nada distinto en su forma de tratarme o relacionarse conmigo. Yo me estaba empezando a rayar, así que a la menor oportunidad, asalté a mi prima. Ella por fuerza tenía que saber algo.
Ella me confirmó que desde hacia un tiempo, Chelo mostraba cierto interés. Siendo como era, eso no significaba necesariamente nada, pero creía que tenía posibilidades si me lo curraba, era una chica complicada y yo era el tío que más cerca había estado nunca de comprenderla. Pero para eso tenía que ir en serio con ella, me advirtió mi prima, cosa que ya me generaba alguna duda. No acababa de verme con Chelo en una relación para toda la vida. Finalmente me eché novia y las dudas se despejaron definitivamente.

Bueno, os pongo dos imágenes que reflejan bastante fielmente lo que mis ojos vieron. No son de Chelo claro, son bajadas de internet, pero lo más parecidas que he podido encontrar.

Un saludo.
luis5acont is online now   Citar -
Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a luis5acont por este Post:

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas