Responder

Tus Relatos y experiencias - Mi mujer, la morbosa Herramientas
Antiguo 01-feb-2017, 17:54   #101
leche fresca
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de leche fresca
 
Fecha de Ingreso: jul-2005
Mensajes: 863
Gracias 274 Veces en 128 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por TALONDELPIEAQUILES Ver Mensaje
muy buen relato, me escita imaginarme a tu señora con su cuerpazo follando como una loca,soy un obsexo de las bbw y como otros an dicho le falta alguna foto del cuerpo generoso de tu señora esclava y puta.
ademas el lenguaje fuerte me encanta y es perfefecto .
por supuesto a caido una paja
seguir asi
Gracias.
Llegué a pensar que las mujeres así, realmente no interesan a nadie...
__________________
Ella: sumisa y cornuda
Él: su amo
Fantasia: trios, intercambios, etc...
Nuestras experiencias: /relatos-experiencias/86656-mujer-morbosa-post4848342.html
leche fresca is offline   Citar -
Antiguo 01-feb-2017, 22:33   #102
Hank2000
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: abr-2008
Mensajes: 54
Gracias 6 Veces en 5 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por leche fresca Ver Mensaje
Continuamos.
Espero que os guste, ya que no veo ninguna contestación y no se si os parece interesante.
Espero que lo sea...

Cuando llegué, lo que ví me puso de nuevo a mil. Mi mujer seguía atada, pero ahora tenía un cojín en sus riñones, levantando así todo su coño y dejándolo gusto a la altura para los manejos de Luis, quien le tenia metido el especulo vaginal que le compré para nuestro aniversario. Vi el bol de los hielos vacíos y entendí que se los había metido con el coño abierto al máximo. Además, todos sus pechos estaban sellados por una buena capa de cera ya solida.

- Mira zorrita, al final el maricón de tu marido se ha decidido a subir. ¿quieres ver como hay que tratar a una puta como Inés?

- Claro, para eso hemos venido. Es toda tuya cabrón. Fóllala como no la han follado nunca.Yo os miro desde aquí.

Me volví a sentar en silloncito, pero esta vez desnudo, para poder tocarme a gusto y sin prisas.

Luis le quitó el antifaz y me miró,

- Bueno cornudo, ya es hora de meter otra polla en ese coñito, ¿no te parece?.

Inés y yo nos miramos. Su cara era de una autentica puta deseando polla. Sin nada más que decir, fui a nuestra cajita y saqué un condón, lo abrí y se lo dí.

- Toma. Fóllatela y parte en dos a esta puta.

Cuando se lo puso no le llegaba hasta la base, tan larga era. Se situó entre las piernas de mi mujer y al notar esta su glande entre los labios vaginales le pidió cuidado, que estaba muy cerrado. La dijo que no se preocupase y a mí me invito a verlo cerca, así que me senté en la cama, al otro lado de la pierna de Inés y Luis comenzó introducir su falo en ese coño que sólo yo había perforado los últimos doce años. Inés tenía abierta las piernas de par en par, y yo las cogí y las sujeté así, abiertas, para que Luis solo tuviese que ir metiéndola. El fue entrando poco a poco entre gemidos de placer de mi mujer.

- ¿Te gusta putita?, la pregunté

- Sí mi amo cornudo. Mira como me llena mi nuevo amo. Oooooooohhhh.

- ¿Y a ti te gusta el coño de tu nueva putita?, le dije a Luis.

- Claro que sí, cabrón.

Veo como la polla de Luis entra por su coño lentamente hasta que desaparece entera y su tripa y sus huevos chocan con la vulva de mi mujer. Como de caliente debe estar la perra para que le entre esa barra entera. Un bramido de ella certifica que esta nueva polla la llena entera y así me lo hace saber Luis cuando me comenta como nota el final de la vagina en su polla. Poco a poco la empezó a sacar y volvía a meterla; ya la estaba empezando a follar en condiciones. Solté las piernas de Inés y cogí la cámara para recoger la follada al detalle. Así estuvieron un rato y pude disfrutar de las caras de deseo y de gratitud que Inés me dedicaba mientras la follaba Luis. Este me pidió que la desatara, por lo que ahora Inés tenía libertad de movimientos; se abrazó a Luis le comenzó a comer la boca, entre peticiones de que le diera más fuerte. Después de un rato se salió de mi mujer y la puso sobre la cama a cuatro patas, quedando frente mi, que estaba sentado en el sofá; de un solo golpe se la metió en el coño por detrás. Tenía su cara cerca de la mía agradeciendo lo bien que lo estaba pasando y gritando lo puta que era. Luis aceleró el ritmo entre los gritos de Inés. De repente la sacó, la giró en la cama quitándose el condón y echándole toda la corrida en su cara. La muy puta abrió su boca había más quedarse frente al pollón de Luis, cayéndole dentro varios lefazos.

No había visto tanto semen en mi vida; menuda lefada le soltó Luis a mi mujer. Casi todo dentro de la boca, la verdad, pero por el pelo y los carrillos también había alguna lefada. Con aun algo de leche en la punta se la acercó a la boca de mi mujer y esta sacó la lengua para limpiárselo y acto seguido metérsela y dejarla bien limpia de semen. Luis fue recogiendo con sus dedos los demás goterones de semen y dándoselos a comer; ella lo tragaba gustosa, mirándole a los ojos y con una mueca de sonrisa y satisfacción a la vez.

- ¿Te ha gustado ver como hay que follarse a una puta así, cornudo?

- Mucho. Además, a ella no le gusta tragarse el mío.

- Pues mira como se relame con la leche de un buen macho.

- Es que sabe bastante mejor que la tuya cariño- me contestó

- No me importa. Hemos venido a eso, que hagas cosas que no haces nunca y a que las disfrutes.

- Pues entonces vamos por el buen camino. Creo que lo pasaré muy bien- sentenció ella, y volvió a meterse la polla de Luis en la boca, que ya se estaba quedando fláccida y tras dos mete-sacas la sacó y le dio un beso en la punta.

Continuará...
Qué morbo. Casi me da un infarto.
Hank2000 is offline   Citar -
Antiguo 02-feb-2017, 11:57   #103
leche fresca
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de leche fresca
 
Fecha de Ingreso: jul-2005
Mensajes: 863
Gracias 274 Veces en 128 Posts
Predeterminado Un pasito mas...

Continuamos...

- Pues entonces vamos por el buen camino. Creo que lo pasaré muy bien- sentenció ella, y volvió a meterse la polla de Luis en la boca, que ya se estaba quedando fláccida y tras dos mete-sacas la sacó y le dio un beso en la punta.

Luis nos invitó a tomar algo, así que bajamos a la cocina los tres desnudos; ella iba con el torso lleno de cera, el coño bien mojado y la correa puesta sujeta por nuestro anfitrión. Con todo ese ajetreo ya era de noche. Luis dijo que era mi turno, que le gustaría vernos. Sin decir nada cogí la correa y salimos al jardín. La dije que me la chupara, como la puta que es. Puso reticencias, como siempre, y me dijo que hoy era la puta de Luis, así que le pregunté si podía usar a su puta, a lo que aceptó señalándome una tumbona y diciéndole a Inés que se portar bien con su cornudito.

Me senté en la tumbona del jardín, iluminado sólo por la luna. Ella se arrodilló delante de mí y engulló de golpe mi polla para hacerme la mejor mamada que me había hecho nunca. Luis entró y volvió con la fusta, se puso detrás de Inés y comenzó a darle fuerte en su culo. Alguno se oía rebotar entre las paredes de los chalets; llegué a pensar que alguien pudiese asomarse y mirar, pero lejos de asustarme me dio más morbo. Inés, sin sacarse mi polla de boca se colocaba para entregar su culo abierto a la fusta de Luis, quien la daba si miramientos, acercándose a su vulva a juzgar por las reacciones de Inés, entre placer y dolor. Cuando pegó justo en su coño, Inés no pudo gritar con mi polla dentro, pero cerró instintivamente su boca, dientes incluidos, sobre mi polla, lo cual me pilló por sorpresa y un ligero dolor por el mordisco. Ella me miró con una mezcla de perdón y deseo, a la que le respondía con otra mirada de que no pasaba nada. Cerró sus ojos y siguió jugando con mi polla en su boca; seguro que si no me hubiera corrido antes, en ese momento le lleno la boca. Luis siguió con esa sesión de fusta un rato y luego para darle con la fusts en su tetas enceradas, que empezaron a perder algo de ese envoltorio. Así fue poniéndose cada vez más cerca de mí, de tal manera que Inés lo vio y le echó la mano a su polla para masturbarla e ir poniéndola dura.

- Joder que morbosos sois cabrones- dijo Luis.

- Ya te lo dije.

Inés se puso más cómoda volviendo a ponerse de rodillas y yo me levanté; así pudo alternar en su boca mi polla y la de Luis, la cual iba creciendo a ojos vista. Levantá la mirada y pude ver en algunas ventanas de enfrente movimiento en las cortinas ¿teníamos espectadores? Qué morbo me dio...

Llegó un momento en el que Luis se separó de nosotros camino de la casa. Supuse que iría a por algún juguete.

¿qué tal lo estas pasando cari?, le pregunté a Inés

Muy bien, no pensaba que fuese tan agradable todo, la verdad- me contestó ella sacandose la polla de la boca y pasando a masturbarme con las manos y sus tetas.

¿Estarías dispuesta a hacer realidad más fantaías mias?- me miró con cara pícara

¿A cual te refieres?

A follarte con la leche de otro dentro

Dejó la masturbación y me miró entre asustada, excitada e ilusionada.

¿Estás seguro?

Sí. Por eso lo organicé este finde. Has terminado la regla hace dos días, no puedes quedarte embarazada y él está limpio, me enseñó unos analisis, como te comenté.

Algo me iba a responder, pero no dijo nada. ...

¿Continuará?
Espero que os guste.
__________________
Ella: sumisa y cornuda
Él: su amo
Fantasia: trios, intercambios, etc...
Nuestras experiencias: http://www.pajilleros.com/showthread.php?p=4848342
leche fresca is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a leche fresca por este Post:
Antiguo 14-mar-2017, 13:15   #104
masteralb
Mega Pajillero
 
Avatar de masteralb
 
Fecha de Ingreso: feb-2017
Ubicación: Murcia
Mensajes: 205
Gracias 96 Veces en 76 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por leche fresca Ver Mensaje
Espero que os siga gustando, porque tampoco vemos muchas respuestas....
pues si me ha gustado...me espero a ver como termina...
masteralb is offline   Citar -
Antiguo 16-jun-2017, 11:59   #105
leche fresca
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de leche fresca
 
Fecha de Ingreso: jul-2005
Mensajes: 863
Gracias 274 Veces en 128 Posts
Predeterminado Continuemos....

Buenas.
No veo muchas reacciones a nuestro relato, pero después del tiemp que lleva escribirlo, creo que es justo publicarlo. Se que tenemos nuestro público, así que va por ellos esta parte....

[...] Algo me iba a responder, pero no dijo nada. Su mirada se perdía por detrás de mi hombro. Inmediatamente apareció Luis a mi derecha con un preservativo en su mano empezando a colocarse en su polla.

- ¿Tienes ganas de su coño otra vez??, le pregunté

- Sí. Quiero metérsela por detrás mientras te la chupa y que notes como se la metes en la garganta con mis embestidas.

No sé que pasó, pero Inés y yo nos miramos de golpe, con cara de deseo y nos entendimos a la primera, sin que ella tuviese que hablar.

- Vale Luis, follatela, pero quítate eso- le dije

- ¿Qué dices? ¿estás loco?. Me miró sorprendido y yo solo le sonreí - ¿Estás seguro? ¿Quieres que me la folle a pelo?

- Sí. Hoy es de esos días que no está fertil y nos fiamos de ti, si tu te fias de nosotros.

- Claro que me fio de vosotros, tu ya conoces como estoy yo, limpio.- Miró a Inés, quien seguía jugando con mi polla sin hablar, solo mirándole con cara de golfa.- Entonces, ¿puedo llenarla por donde quiera?

- Claro que sí, por donde quieras. Puedes llenarla el coño de tu semen si quieres.

Inés estaba con los ojos cerrados chupándomela como si no hubiera estado presente en esa charla pero al oír eso los habría de golpe y me sonrió. Luis fue detrás de ella, la agarró la cintura y sin necesidad de usar las manos, se la metió de golpe por el coño. El grito de Inés debió oírse en Madrid.

- JOOODEEEERRRR. CABRÓN. Que grande la tienes... y que caliente.

- Y qué mojado tienes el coño, puta. Ya tenías ganas de una buena polla.

Ella asintió con unos intensos gemidos. -Sí Amo. Menuda diferencia a sentirla ahora sin condón, no como antes.

- ¿Te gusta entonces la polla del cabrón que te he buscado, zorra?, la pregunté

- Claro que sí cornudito. -me contestó. Dirigiéndose a Luis le dijo: Fóllame cabrón, dame fuerte. Que gusto me da tu polla. Que bien me llena el coño, mejor que la de mi marido. Quiero sentirte bien dentro y notar tu leche calentita, joder.

Por poco no me corrí solo de oír eso. Luis la premió el comentario bombeándola con su polla bien fuerte, por lo que se oía el golpeteo de su vientre y sus huevos contra la vulva de Inés. Sin que nadie la dijera nada no tardó en meterse mi polla en la boca. Simplemente cerró la boca y ella se movía por las embestidas de Luis; dentro fuera, dentro fuera...Por primera vez sentía las embestidas que le metía otro tío a mi mujer ya que cuando Luis la introducía totalmente en su vagina notaba como yo llegaba al fondo de su garganta.

Estuvimos así un rato, hasta que vimos que nos ibamos a correr en nuestra putita y Luis tuvo otra idea.

- ¿Qué os parece si subimos a la habitación y nos ponemos más cómodos ahora que hay más confianza? Además, tenemos que quitarle toda la cera a este puta.

Nos pareció bien y así podríamos alargar las corridas; cuando nos desacoplamos y fuimos a la casa me pareció volver a ver movimiento de cortinas en alguna ventana.

Arriba en la habitación, Luis tomó la iniciativa. La puso el antifaz y luego cogió una cuerda y le ató las muñecas a Inés de tal manera que pasó la cuerda por encima de la puerta de la habitación, quedando con sus brazos hacia arriba. Luego, con el látigo de cuero comenzó a azotar sus tetas y su barriga para que se cayese toda la cera, que ya había comenzado a resquebrajarse. Cuando terminó de quitar toda la cera, y con sus tetas y barriga bien rojas, la puso en la cama a cuatro patas y con la fusta la dio buen fuerte hasta dejarle el culo rojo rojo. Después pasó la cuerda a los hierros del cabecero y la situó en los pies de la cama, a cuatro patas, mostrándonos todo culo y coño bien abiertos.

- Ahora zorra, -comentó Luis- vamos a ver lo puta que eres. ¿prefieres la polla del cornudo de tu marido o mi polla?

Fue sólo un microsegundo, pero pareció un mundo. Pensé qué respondería ella, que diría que yo soy especial y demás, pero es que sin tiempo a que él terminara la pregunta, Inés ya había contestado y me dejó boquiabierto y megaexcitado.

- ¡¡La tuya cabrón, me gusta mucho más la tuya.!!

Luis me miró con cara de satisfacción, dejando caer un mudo "te lo advertí".

-Así me gusta putita –le dijó Luis a Inés y luego me miró señalando el silloncito que anteriormente había llevado a la habitación yo mismo- Bueno cornudito, coge sitio y no pierdas detalle de como me follo a tu mujer, a tu esposa.

Luis cogió sitio agarrando las caderas de mi mujer ya acercándola a su polla mientras yo, antes de llegar al sillón, puse la cámara a grabar y él paseaba su miembro por entre los labios del coño que hasta hace unas horas era sólo mío. Una vez me hube sentado, él dirigió la punta de su polla al coño de Inés, encajándola lo justo para soltarse de manos y con estas agarrarse a la cadera y metérsela poco a poco hasta el fondo, entera. Desde mi posición veía perfectamente como esa barra de carne perforaba los labios vaginales de mi esposa y como esta gemía con estos movimientos. La polla de Luis, cada vez que salía, relucía con los fluidos que recogía del coño de mi putita. Yo procuraba tocarme lo justo para que no me pasara la de antes. La verdad es que la excitación de ver eso antes con el preservativo puesto a ahora que lo hacían a pelo era mucho mayor. Mi mujer se lo gritaba a Luis mientras le pedía más fuerza, más embestidas; varias veces le pedía que le destrozara el coño. Así estuvieron unos minutos. Luego Luis la hizo, aun de rodillas, subirse hasta el cabecero y agarrarse a él. Cuando él, también de rodillas, se puso detrás de ella, levantó la pierna que quedaba a mi lado para que pudiera ver por ahí como la penetraba. Esa nueva postura le encantó a Inés, que estuvo también recibiendo de esta manera unos cuantos minutos a la polla de Luis. Llegó un momento que este le quitó el antifaz y ella enseguida me miró, con cara de perra, de lujuria, como se ve en muchos videos porno, y me puso a mil. Moviendo sólo los labios me dijo "gracias", y volvió a centrarse en la follada. Después de un rato, Luis salió de mi mujer y me dijo que si estaba dispuesto a entregarle no solo a mi puta, si no también a mi mujer. No le entendía bien. Inés estaba tumbada boca abajo descansando un poco de la follada mientras hablaba Luis conmigo, ajena a esta conversación.

- ¿No lo entiendes cornudito?

- Pues no Luis, ya te estas follando a mi mujer.

- Sí, pero como una puta. ¿A que lo que más os gusta y os llena es veros a los ojos mientras follais y os correis? ¿a que es muuy "intimo" para vosotros?

- La verdad que sí.

- Eso es lo que quiero que me des de tu mujer. La voy a follar a lo misionero y me voy a correr en su coño mirándola a los ojos, para que luego la metas tu con mi leche dentro, ¿ok?

Joder. Me moría por follarla con la leche de otro dentro, pero visto así...

Continuará.....
__________________
Ella: sumisa y cornuda
Él: su amo
Fantasia: trios, intercambios, etc...
Nuestras experiencias: http://www.pajilleros.com/showthread.php?p=4848342
leche fresca is offline   Citar -
Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a leche fresca por este Post:
Visita nuestro sponsor
Antiguo 18-jun-2017, 07:55   #106
caminemos
Pajillero
 
Avatar de caminemos
 
Fecha de Ingreso: jun-2015
Ubicación: país vasco
Mensajes: 37
Gracias 17 Veces en 17 Posts
Predeterminado Mi esposa

No he podido dejar de leer tus relatos , ayer los lei todos en una sesión continua de morbo y excitación. Despertando hoy , emocionado de soñar que mi esposa y yo ocupabamos vuestro lugar. Agradecerte que continues relatando vuestras experencias.
caminemos is offline   Citar -
Antiguo 22-jun-2017, 19:18   #107
testosterona
Mega Pajillero
 
Fecha de Ingreso: dic-2010
Ubicación: andalucia
Mensajes: 374
Gracias 265 Veces en 148 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por leche fresca Ver Mensaje
Buenas.
No veo muchas reacciones a nuestro relato, pero después del tiemp que lleva escribirlo, creo que es justo publicarlo. Se que tenemos nuestro público, así que va por ellos esta parte....

[...] Algo me iba a responder, pero no dijo nada. Su mirada se perdía por detrás de mi hombro. Inmediatamente apareció Luis a mi derecha con un preservativo en su mano empezando a colocarse en su polla.

- ¿Tienes ganas de su coño otra vez??, le pregunté

- Sí. Quiero metérsela por detrás mientras te la chupa y que notes como se la metes en la garganta con mis embestidas.

No sé que pasó, pero Inés y yo nos miramos de golpe, con cara de deseo y nos entendimos a la primera, sin que ella tuviese que hablar.

- Vale Luis, follatela, pero quítate eso- le dije

- ¿Qué dices? ¿estás loco?. Me miró sorprendido y yo solo le sonreí - ¿Estás seguro? ¿Quieres que me la folle a pelo?

- Sí. Hoy es de esos días que no está fertil y nos fiamos de ti, si tu te fias de nosotros.

- Claro que me fio de vosotros, tu ya conoces como estoy yo, limpio.- Miró a Inés, quien seguía jugando con mi polla sin hablar, solo mirándole con cara de golfa.- Entonces, ¿puedo llenarla por donde quiera?

- Claro que sí, por donde quieras. Puedes llenarla el coño de tu semen si quieres.

Inés estaba con los ojos cerrados chupándomela como si no hubiera estado presente en esa charla pero al oír eso los habría de golpe y me sonrió. Luis fue detrás de ella, la agarró la cintura y sin necesidad de usar las manos, se la metió de golpe por el coño. El grito de Inés debió oírse en Madrid.

- JOOODEEEERRRR. CABRÓN. Que grande la tienes... y que caliente.

- Y qué mojado tienes el coño, puta. Ya tenías ganas de una buena polla.

Ella asintió con unos intensos gemidos. -Sí Amo. Menuda diferencia a sentirla ahora sin condón, no como antes.

- ¿Te gusta entonces la polla del cabrón que te he buscado, zorra?, la pregunté

- Claro que sí cornudito. -me contestó. Dirigiéndose a Luis le dijo: Fóllame cabrón, dame fuerte. Que gusto me da tu polla. Que bien me llena el coño, mejor que la de mi marido. Quiero sentirte bien dentro y notar tu leche calentita, joder.

Por poco no me corrí solo de oír eso. Luis la premió el comentario bombeándola con su polla bien fuerte, por lo que se oía el golpeteo de su vientre y sus huevos contra la vulva de Inés. Sin que nadie la dijera nada no tardó en meterse mi polla en la boca. Simplemente cerró la boca y ella se movía por las embestidas de Luis; dentro fuera, dentro fuera...Por primera vez sentía las embestidas que le metía otro tío a mi mujer ya que cuando Luis la introducía totalmente en su vagina notaba como yo llegaba al fondo de su garganta.

Estuvimos así un rato, hasta que vimos que nos ibamos a correr en nuestra putita y Luis tuvo otra idea.

- ¿Qué os parece si subimos a la habitación y nos ponemos más cómodos ahora que hay más confianza? Además, tenemos que quitarle toda la cera a este puta.

Nos pareció bien y así podríamos alargar las corridas; cuando nos desacoplamos y fuimos a la casa me pareció volver a ver movimiento de cortinas en alguna ventana.

Arriba en la habitación, Luis tomó la iniciativa. La puso el antifaz y luego cogió una cuerda y le ató las muñecas a Inés de tal manera que pasó la cuerda por encima de la puerta de la habitación, quedando con sus brazos hacia arriba. Luego, con el látigo de cuero comenzó a azotar sus tetas y su barriga para que se cayese toda la cera, que ya había comenzado a resquebrajarse. Cuando terminó de quitar toda la cera, y con sus tetas y barriga bien rojas, la puso en la cama a cuatro patas y con la fusta la dio buen fuerte hasta dejarle el culo rojo rojo. Después pasó la cuerda a los hierros del cabecero y la situó en los pies de la cama, a cuatro patas, mostrándonos todo culo y coño bien abiertos.

- Ahora zorra, -comentó Luis- vamos a ver lo puta que eres. ¿prefieres la polla del cornudo de tu marido o mi polla?

Fue sólo un microsegundo, pero pareció un mundo. Pensé qué respondería ella, que diría que yo soy especial y demás, pero es que sin tiempo a que él terminara la pregunta, Inés ya había contestado y me dejó boquiabierto y megaexcitado.

- ¡¡La tuya cabrón, me gusta mucho más la tuya.!!

Luis me miró con cara de satisfacción, dejando caer un mudo "te lo advertí".

-Así me gusta putita –le dijó Luis a Inés y luego me miró señalando el silloncito que anteriormente había llevado a la habitación yo mismo- Bueno cornudito, coge sitio y no pierdas detalle de como me follo a tu mujer, a tu esposa.

Luis cogió sitio agarrando las caderas de mi mujer ya acercándola a su polla mientras yo, antes de llegar al sillón, puse la cámara a grabar y él paseaba su miembro por entre los labios del coño que hasta hace unas horas era sólo mío. Una vez me hube sentado, él dirigió la punta de su polla al coño de Inés, encajándola lo justo para soltarse de manos y con estas agarrarse a la cadera y metérsela poco a poco hasta el fondo, entera. Desde mi posición veía perfectamente como esa barra de carne perforaba los labios vaginales de mi esposa y como esta gemía con estos movimientos. La polla de Luis, cada vez que salía, relucía con los fluidos que recogía del coño de mi putita. Yo procuraba tocarme lo justo para que no me pasara la de antes. La verdad es que la excitación de ver eso antes con el preservativo puesto a ahora que lo hacían a pelo era mucho mayor. Mi mujer se lo gritaba a Luis mientras le pedía más fuerza, más embestidas; varias veces le pedía que le destrozara el coño. Así estuvieron unos minutos. Luego Luis la hizo, aun de rodillas, subirse hasta el cabecero y agarrarse a él. Cuando él, también de rodillas, se puso detrás de ella, levantó la pierna que quedaba a mi lado para que pudiera ver por ahí como la penetraba. Esa nueva postura le encantó a Inés, que estuvo también recibiendo de esta manera unos cuantos minutos a la polla de Luis. Llegó un momento que este le quitó el antifaz y ella enseguida me miró, con cara de perra, de lujuria, como se ve en muchos videos porno, y me puso a mil. Moviendo sólo los labios me dijo "gracias", y volvió a centrarse en la follada. Después de un rato, Luis salió de mi mujer y me dijo que si estaba dispuesto a entregarle no solo a mi puta, si no también a mi mujer. No le entendía bien. Inés estaba tumbada boca abajo descansando un poco de la follada mientras hablaba Luis conmigo, ajena a esta conversación.

- ¿No lo entiendes cornudito?

- Pues no Luis, ya te estas follando a mi mujer.

- Sí, pero como una puta. ¿A que lo que más os gusta y os llena es veros a los ojos mientras follais y os correis? ¿a que es muuy "intimo" para vosotros?

- La verdad que sí.

- Eso es lo que quiero que me des de tu mujer. La voy a follar a lo misionero y me voy a correr en su coño mirándola a los ojos, para que luego la metas tu con mi leche dentro, ¿ok?

Joder. Me moría por follarla con la leche de otro dentro, pero visto así...

Continuará.....
el sistema no me permite hoy darte las gracias por eso lo hago desde aqui
testosterona is offline   Citar -
Antiguo 23-jun-2017, 11:12   #108
leche fresca
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de leche fresca
 
Fecha de Ingreso: jul-2005
Mensajes: 863
Gracias 274 Veces en 128 Posts
Predeterminado seguimos

[...] Joder. Me moría por follarla con la leche de otro dentro, pero visto así... Eso sí que era entregar a mi mujer a otro. Me puse cardíaco perdido, y le dije que sí.

Se dirigió a la cama y le dio la vuelta a Inés. Volvió a poner un almohadón sobre sus riñones para que la penetración fuese lo más profunda posible. Ella le abrió las piernas mostrando todo su coño dispuesto para el y no tardó en notar de nuevo ese pollón en su coño. Luis saltaba literalmente sobre ella follándola como un loco. El sonido de la cama mientras follaban encima atronaba en toda la casa, mezclado con los gemidos de Inés y de Luis, hasta que llegó el momento de que este último se corriese. Lo noté porque vi como cambiaba el ritmo, has ta ese momento vigoroso, a algo más pausado y profundo, lo que permitía un mayor contacto entre sus dos cuerpos, hasta que gracias a Inés supe que por primera vez, otro hombre que no era yo llenaba ese coño de semen (sus novios antes que yo siempre usaron condón).

¡Joder, qué corrida cabrón!- le decía mientras le miraba a los ojos- Dámela toda, toda para mi Amo.- confirmó mientras con sus piernas abrazaba el cuerpo de Luis y lo llevaba hacia ella- ¡Que caliente, Dios! Que rica, si si.

Él daba pequeños empujones lentos, profundos, para meter bien su semen en el cuerpo de mi mujer, al fondo, hasta que dejó de moverse así y ella abrió sus piernas liberándole. Ya estaba hecho: mi mujer tenía dentro de ella semen de otro tio. Luis sin bajarse de la cama acercó su polla ya bastante más fláccida a la boca. No hizo falta que nadie dijera nada, ella la agarró y la limpio con la lengua y la boca. Cuando terminó, Inés se quedó quieta con las manos sujetas al cabecero, mirando al techo, completamente ofrecida y regada por dentro, con el coño abierto sobre el almohadón. Luis se bajó hacia mi.

- Ala cornudito, ahí la tienes bien inseminada. Métesela a ver si te gusta.

Continuará.....
__________________
Ella: sumisa y cornuda
Él: su amo
Fantasia: trios, intercambios, etc...
Nuestras experiencias: http://www.pajilleros.com/showthread.php?p=4848342
leche fresca is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a leche fresca por este Post:
Antiguo 14-jul-2017, 15:40   #109
leche fresca
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de leche fresca
 
Fecha de Ingreso: jul-2005
Mensajes: 863
Gracias 274 Veces en 128 Posts
Predeterminado Follandola con el semen de otro...

Seguimos....
- Ala cornudito, ahí la tienes bien inseminada. Métesela a ver si te gusta.

Él se sentó en el sillón. Entré en la cama por los pies, hacia sus piernas abiertas. Ella me miró y movió sus piernas invitándome a entrar en ella. Su coño, depiladito, estaba rojo, los labios bien abiertos y la vagina también abierta; la había dejado bien dilatada Luis. Algún manchón brillante daba idea de lo que había pasado antes, pero por la posición elevado de la vulva toda la leche seguía dentro. No hablaba nadie, pero la tensión y el morbo se podía palpar en el ambiente. Tenía la polla bien dura y la dirigí al coño que acababa de mancillarme como esposo pero que me había coronado como cornudo consentidor. La metí poco a poco si ningún obstáculo. La muy puta tenía el coño muy dilatado, casi no notaba las paredes vaginales, pero lo notaba más caliente y húmedo que otras veces, hasta que al llegar al final, noté como el capullo entraba en contacto con algo viscoso, muy espeso, y caliente: era el semen de Luis en el final del coño de mi mujer. Que sensación de cornudo, de humillación pero también de placer, de ver en ella una cara de placer, satisfacción, como nunca, y como ella miraba también a su amante en ese momento. Sólo con las miradas todos supimos donde había llegado mi polla y qué estaba tocando. Comencé a follarla despacio, para coger ritmo y aguantar más, pero gracias al lubricante natural que Luis depositó en esa vagina, era más fácil aguantar. El ruido de tanta humedad empezó a sonar por toda la habitación. Cada vez que la embestía notaba como la leche se movía por el coño y se deslizaba alrededor de mi polla y comenzaba a escaparse por el coño. Salí de mi mujer enseguida y le dije a Luis que trajera papel o algo que íbamos a pringar la cama. Me dijo que no me preocupara, que no le daban asco las manchas de sexo, pero que si luego las queríamos cambiar había sábanas de sobra, que lo importante era disfrutar. Volví a metérsela y a follarla. Nos miramos ella y yo, una mirada intensa. Por un momento nos olvidamos de Luis y nos encerramos en nuestro mundo. Allí estaba ella, atada a la cama por otro hombre, pero entregada a mí, con el semen de ese hombre dentro pero que yo estaba sacando de su vagina. Al final era mía, siempre sería mía, lo otro era un juego, un divertimento y una inyección de autoestima. Ella comenzó a gemir con mi follada, no tanto como con la Luis, pero emocionalmente era más intensa; yo aceleré, quería juntar mi leche con la de su amante y no dejaba de salir de su coño con mis embestidas. No tardé en correrme y en sumar mi leche a la de Luis dentro del coño de mi esposa mientras ella me abrazaba y luchaba por meterse lo más dentro posible mi polla. Fue una de mis mejores corridas. Quedamos ella y yo fundidos en un abrazo, lo cual respetó Luis y no dijo nada allí sentado. Fueron unos segundos en los cuales nadie dijo nada, pero todo estaba dicho.

Joder que polvazo, le dije a Inés.

Sí, me ha encantado, pero quiero más.

Ella aún no se había corrido....


Contianuará....
__________________
Ella: sumisa y cornuda
Él: su amo
Fantasia: trios, intercambios, etc...
Nuestras experiencias: http://www.pajilleros.com/showthread.php?p=4848342
leche fresca is offline   Citar -
Los siguientes 3 Usuarios dan las gracias a leche fresca por este Post:
Antiguo 03-sep-2017, 11:24   #110
Pere L L
Dios Pajillero
 
Avatar de Pere L L
 
Fecha de Ingreso: ene-2008
Ubicación: Costa
Mensajes: 2.043
Gracias 527 Veces en 486 Posts
Predeterminado

Cita:
Empezado por leche fresca Ver Mensaje
Buenos días.
Se que he tenido un poco abandonado el hilo, pero bueno, espero que ahora lo podamos actualizar más, si es que también nos sentimos correspondidos (ya sabemos que admiradores no le faltan).
Como ya sabéis, mi mujer y yo tenemos bien marcados los roles de Amo y Sumisa y nos gustan probar cosas nuevas, aunque para nuestra fantasía (hacer algún trío, intercambio o gang bang) mi mujer aún tiene vergüenza, principalmente por si físico. Lo que hago es intentar hacerla sentir bien guarra, que necesite más y más sexo, más y más follar.
Para esto me he ido haciendo cada vez con una mayor cantidad de juguetes, argollas, correas, etc, para emputecerla y cada vez la hago cosas más humillantes y dolorosas, como por ejemplo encerarle los pezones y su sexo. Pero el motivo de recuperar este hilo no es ese, aunque si queréis os lo podría contar.
El recuperar el hilo y morbosear con vosotros es compartir los pasitos que voy dando y que van descubriendo lo puta que es mi mujer. No se porque me da que este puede ser el año de verla bien follada.
El sábado pasado, una vez se durmió el peque, pusimos un canal de estos XXX que hay en la tele por cable, pero la verdad que la película era un poco latosa; un tío y una tía nada más que follando, mete y saca, en una cama. Pero de repente comenzó una escena lésbica y mi putita comenzó a mojarse y abrir más sus piernas como respuesta a mis caricias sobre sus muslos y monte de venus, hasta que pasé a acariciar su coño y poner un dedo sobre su clítoris. Un gemido, un echar la cabeza hacia atrás acompañándolo mientras cerraba los ojos me confirmó que estaba caliente.
En ese momento pasé a aderezar todo con azotes sobre su vulva y sus pezones; ese dolor la va calentando más si cabe cuando nada más recibirlos mis dedos la masturban un poco. En ese momento ya la tengo bien entregada. La mandé quitarse el camisón (en casa nunca lleva ropa interior) mientras iba a por la caja de juegos. Cuando volví estaba echada sobre el sofá, abierta de piernas y esperando a su amo.
Lo primero que hice fue ponerla el antifaz negro para que desde ese momento sólo sintiera. Cogí el látigo de cintas de cuero y se lo pasé suavemente por todo el cuerpo y fui soltando latigazos por los pechos y monte de venus, cada vez más fuertes, hasta que la puse a cuatro patas y la di con el látigo, la mano y la correa hasta dejarla el culo bien rojo. Un poco de masturbación en su coño y empezó a chorrear por el coño; si en ese momento no paro se hubiese corrido, pero tenía ganas de más.
Saque el consolador con forma de polla que tanto la gusta y se lo metí en el coño, al máximo de vibración; se derretía. Y pensé en probar otra cosita en la que poco a poco vamos trabajando más. Cogí un plug anal con vibración que le compré para dilatarla el culo antes de metérsela yo (la tengo bastante gruesa); es de los que tiene bultos (este tiene tres), en forma de pirámide, cada uno más gordo hasta la base.
Esta vez, en lugar de usar crema, fui más directo. Puse la punta del plug en su ano y lentamente empuje. Ella reaccionó diciéndome que qué hacía. Relájate puta, la contesté. Para ayudar un poco, escupí en su ano y despacio introduje el primer bulto del plug sin ninguna oposición. Sus gemidos reafirmaron que le gustaba. Manteniendo el anal en su sitio, la follaba con el consolador, dentro a fuera, dentro a fuera.
- ¿Te gusta putón?
- Sí amo, fóllame así, por favor.
Pasado un rato no muy largo y varios azotes más, volví a escupirle en el ano y metí el otro bulto, de un tamaño bastante mayor.
Lo bueno de mi putita es que si no la masturbas el clítoris no se corre, por lo que puedes jugar con ella el rato que quieras, y de eso me estaba aprovechando. En ese momento era tal la presión del plug y el consolador que los dos quedaban dentro de ella, vibrando, provocándole unos gemidos que nunca la había. Estaba más cachonda que nunca y decidí dar otro paso más.
Cogí otro consolador que le compré un poco más fino que el otro, sin vibración, pero con una anilla para fijar al pene y los testículos y poder hacer una doble penetración . Pero esta vez no lo usaría para eso.
Me recosté a su lado (os recuerdo, ella a 4 patas, con los ojos vendados) mientras la metía y sacaba los dos que tenía en ese momento llenándola el culo y el coño.
- Como te gusta que te llene bien, zorra
- Mucho Amo
Su cara me ponía a mil, ver su boca entreabierta, soltando gemidos sin parar... ¿Sería posible..?
Y entonces cogí ese otro consolador y lo acerqué a su cara (ella no veía nada), cerca de su boca. La punta poco a poco la puse en su labio, ya apoyaba ¿Qué diría ella? Nunca había llegado jugar con un consolador en su boca y no se atreve a hacer realidad nuestras fantasías (que ya os comentaba) de tríos y demás.
Ella sólo respiró hondo y abrió la boca más ¿sería posible que mi zorrita me estaba pidiendo polla en su boca? Era el todo o nada. Empuje más el dildo en su boca y ella cerró los labios sobre él; gracias a eso su grito de placer quedó ahogado.
- Hoy estás llena en todos tu agujeros, zorra, y te gusta
- Siiiii amo, fóllame fóllame
- No puta, te están follando, yo estoy fuera mirando.
En ese momento tuvo tal placer mi putita que si la hubiese estado tocando el coño se habría corrido, pero no. Es el momento de máximo placer que alcanza sin ser un orgasmo.
La piqué diciéndola que me gustaría verla así con tíos de verdad, pero no me respondía. Sólo gemía y disfrutaba. Le coloqué el dildo de la boca apoyado en el respaldo del sofá sobre el que estaba a cuatro patas y lo sujetó con sus dos manos comenzando a chuparlo como si le fuera la vida en ello.
En ese momento le quité el antifaz para ver su cara. Su mirada era de deseo y de lujuria; sacaba la lengua y la paseaba por él mirándome a los ojos.
- Dime como te gusta esto, que soy un cornudo.
Lo primero lo dijo, lo segundo no.
- Un amo nunca es cornudo, me dijo.
Yo ya no podía más.
Me levanté, le saqué el consolador de su coño y entré por ahí. Estábamos tan cachondos que no nos costó mucho terminar, pero mientras la daba bien fuerte y la azotaba ella nunca paró de chupar la otra "polla" y le llené su coño imaginando lo que sería aquello.
Después de corrernos estábamos muertos. Recogí todo y ella ya se había dormido.
Desde el sábado no hemos hablado del tema, pero ¿Cómo lo veis?
¿Creéis que está abierta a hacerlo? ¿Qué los pasaría bien?

Espero que os haya gustado.
Estupendo relato !!
__________________
dura
Pere L L is offline   Citar -
Antiguo 25-sep-2017, 15:39   #111
leche fresca
Ultra Mega Pajillero
 
Avatar de leche fresca
 
Fecha de Ingreso: jul-2005
Mensajes: 863
Gracias 274 Veces en 128 Posts
Predeterminado Seguimos donde estabamos...

...
Ella aún no se había corrido, pero es que ambos sabíamos que con su corrida todo podría acabar, ya que no es multiorgásmica y le cuesta recuperar, pero puede estar horas follando; le pone más eso que el orgasmo. Me gustaba verla así, cachonda y queriendo follar más.

De acuerdo cari, pero casi que nos dejas descansar un poco, ¿no?- la dije mirando también a Luis, para que viera que seguía en el juego.

Ok. Voy a limpiar un poco los bajos y vemos.

La solté las muñecas de la cama e Inés se fue al servicio y Luis me invitó a tomar algo. Era increíble la confianza que habíamos cogido ya que en ningún momento nos planteamos el vestirnos con algo. Allí estaba yo, en la cocina de aquel chico, bueno, de la casa de sus padres, desnudo junto al tío que se había follado a mi mujer delante de mi agradeciéndome que le hubiese dejado hacerlo y pasándome una cerveza.

Menuda puta tienes Angel, ha merecido la pena la espera. Qué manera de follar. ¿Ya estás más tranquilo?

La verdad que sí. Menudo subidón. Ha sido la os....

¿Te la imaginabas así?

La verdad que no, ha sido mucho mejor.

No me refiero a la situación, sino a tu mujer.

Aaaaa. La verdad que no, pero me encanta que sea así de guarra.

A mi me ha encantado llenarla el coño de lefa, ¿de verdad no te importa?

No. Ya te dije que lo había preparado así, para estar más a gusto. La que no sabía nada era ella, pero ya ves como le ha gustado.

Sois muy morbosos. Lo vais a pasar genial.

Eso espero. Pero ahora ya ves que quiere más guerra aún.

En esto apareció también desnuda en la cocina Inés.

Vaya, no estareis hablando de mi.

Si putita- le contestó Luis- Aquí estamos comentando lo guarra que eres y lo que le gusta a tu marido verte follar.

Pues se va a hartar, porque quiero sentirla más veces dentro de mí- dijo ella acercándose a Luis y agarrándole la polla mientras me miraba a los ojos.

Reímos los tres. Viendo la hora que era, casi las nueve de la noche, nos dimos cuenta que ya llevábamos más de dos horas por la casa y que nos estaba entrando hambre. Luis dijo de pedir unas pizzas y llamó a un establecimiento de las que reparten a domicilio.

Cuando nos acabamos las cervezas decidimos empezar a jugar nuevamente.

Continuará...
__________________
Ella: sumisa y cornuda
Él: su amo
Fantasia: trios, intercambios, etc...
Nuestras experiencias: http://www.pajilleros.com/showthread.php?p=4848342
leche fresca is offline   Citar -
El siguiente Usuario da las gracias a leche fresca por este Post:
Antiguo 09-oct-2017, 07:49   #112
Drako1945
Pajillero
 
Fecha de Ingreso: ene-2016
Mensajes: 81
Gracias 68 Veces en 23 Posts
Predeterminado

Muy buenos los relatos!!.
Drako1945 is offline   Citar -

Responder

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias


Herramientas